Translate

26 de enero de 2013

Rosa negra de Nora Roberts.









NORA ROBERTS

ROSA NEGRA DE NORA ROBERTS.


TÍTULO: Rosa negra.

AUTORA: Nora Roberts. ^^
TITULO ORIGINAL: Black rose.



Editorial: Plaza Janés.
ISBN: 978 - 84 – 01 – 38238 - 3.



© 2005, Nora Roberts.
© 2007, Random House Mondadori, S.A.
© Berta Monturiol, por la traducción.



Rosa negra, nº 2 de la trilogía El Jardín, de Nora Roberts.






Nora Roberts ha sido calificada como una artista de la palabra.


ARGUMENTO:



Rica, independiente y con hijos ya mayores, Rosalind ha renunciado a sus 47 años a volver a amar. Su vivero de flores y la gran amistad que tiene con Stella y Hayley son ahora su vida. Pero cuando un fantasma que habita su casa la lleva a pedir ayuda a un reputado genealogista (Mitch), Rosalind se enfrenta a un futuro inesperado. A medida que pasan los días, la atracción entre ambos irá en aumento...



PROTAGONISTAS: Rosalind Harper & Mitch Carnegie.



SECUNDARIOS:



1892: Amelia Ellen Conner. Reginald Harper.



2004-2005: Amelia (fantasma). Stella. Will y Jolene (padres de Stella). Gavin y Luke (hijos de Stella). Logan (prometido de Stella). Hayley. Lily Rose Star (hija de Hayley). Harper (hijo mayor de Roz). David (mejor amigo de Harper). Austin (hijo mediano de Roz). Mason (hijo menor de Roz). Josh (hijo de Mitch). Parker (perro de Gavin y Luke). Cissy (conocida de Roz). Jane (prima política de Roz). Rissi (tía desagradable de Roz) Mandy, Jan, Quill, Shelby (personas de Memphis). Bryce (ex – marido de Roz). Trabajadores del vivero. Clientes del vivero. Otros.




Mi Opinión:



¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?



Yo os traigo hoy la crítica de la relectura de Rosa negra, el segundo libro de la serie El Jardín, de Nora Roberts.





Rosa negra es una novela que leí hace muchos años. De ella, no tenía casi recuerdos, solo que no me había gustado demasiado. Para mí, esta era y sigue siendo una de las peores novelas de Nora Roberts.



Ahora que la he releído, puedo reafirmar que Rosa negra no es una novela que me guste demasiado, igual que Dalia azul.




Rosa negra es una novela que, potencialmente, está bien, pero que, a la hora de la verdad, no es tan buena como podría ser.



Entre otras cosas, porque ha sido escrita de una forma tan ardua, tan técnica, tan elegante, tan sutil, que resulta pesada.



Otro de sus fallos es que se centra demasiado en el misterio de Amelia. Páginas y páginas giran en torno al misterio de la novia Harper, y muchas de ellas, sobran. Especialmente, porque Nora no quiere dar casi datos de Amelia, y por eso mismo, muchos párrafos resultan repetitivos, porque hay momentos en que cuenta lo mismo una y otra vez.



Otro de sus fallos quizás ha sido eliminar esa base familiar que tanto aligeraba, y endulzaba Dalia azul. Esa base familiar era el aspecto que salvaba a Dalia azul, y que en Rosa negra, esa base familiar casi hubiera desaparecido, se me ha hecho triste.



Esos personajes secundarios merecían más protagonismo. Esta novela, merecía más compañía, y menos soledad.



Por otro lado, tenemos la historia de amor, que sí, que está bien, pero que resulta tan suave, tan plana, tan poco sentida. Que sí, que las palabras son bonitas, pero que no transmiten ese gran amor. La historia de amor casi no tiene protagonismo, y en los momentos en que sí la tiene… no hay grandes escenas, no hay mágicos momentos.



Otro punto negativo, son las escenas sexuales entre Roz y Mitch, que resultan ser… demasiado sutiles para ser apasionadas, intensas, o incluso románticas.





Uno de los puntos buenos de Rosa negra, es que, aunque se centra bastante en el trabajo de Roz, no es tan enrevesada como era en Dalia azul para explicarnos las cosas.



Otro es que, en general, aunque no del todo, la novela es menos técnica, menos enrevesada narrativamente hablando que Dalia azul, pero igualmente, hay momentos en que Nora Roberts se pierde en explicaciones demasiado largas, repetitivas, o demasiado técnicas.



Por otro lado, esos secundarios, aunque con menos protagonismos, siguen conservando esa esencia maravillosa, y ellos endulzan, enriquecen esta novela.



Otro punto bueno son los protagonistas, Mitch y Roz, que son grandes personas.



Otro punto bueno… es que tras esta novela, viene Lirio rojo, la novela de Harper y Hayley.





Rosa negra es una novela que habla de jardinería, de cultivar nuestro propio jardín, pero también de cultivar nuestra personalidad, y de cultivar nuestra propia vida. Rosa negra es una novela que habla de apreciar el cariño, el amor, el respeto, y el apoyo constante de nuestros seres más queridos. También de luchar, de recomponerse, de mostrarnos fuertes, de no dejarnos romper. También de pasar de las habladurías, de no dar importancia a lo que las digan de nosotros. También de encontrar nuestro camino, de descubrir quiénes somos, quién queremos ser. También de amar, de no perder jamás el regalo del amor, de valorar siempre la vida, los sueños, la esperanza.



Pero también es una novela de mucha fortaleza, de máscaras que nos permiten sobrevivir, de un fuego que late en el corazón, y que nos permite superarlo todo. Rosa negra es una novela que habla muchísimo de las raíces del pasado, de saber cual ha sido nuestra historia, quienes nos han precedido, y valorar, si es posible, ese legado. Rosa negra es una novela que valora enormemente a hombres y mujeres, y la unidad tan grande, que ambos, unidos, pueden formar, pero también, de la valía individual de cada uno. Rosa negra es una novela que nos anima a ser independientes, pero también ha dejarnos consolar por los demás. Rosa negra es una novela que habla de amores, de desamores, de tragedias personales, de relaciones entre madres-padres e hijos-hijas. Rosa negra es una novela que resalta las virtudes de los niños, la maravillosa alegría de vivir rodeado de estos pequeños. Rosa negra es una novela que ama fervientemente la naturaleza, las flores, las plantas, las raíces, la tierra, pues todas estas cosas, son como pequeñas metáforas de la vida.



Rosa negra es una novela muy misteriosa, intrigante, con una pizca de deseo, amor, familia, amistad, muchos sueños, fortaleza, independencia, unas cuantas risas, algunas lágrimas, y algún momento fantasmales de lo más espeluznante.





Rosa negra es una novela protagonizada por Rosalind Harper, Roz, y co – protagonizada por Mitchell Carnegie, Mitch.



- Roz:



Rosalind es una atractiva mujer de 47 años. Es alta, esbelta, tiene el pelo negro corto, y los ojos color miel.



Es una mujer muy bella y elegante, que siempre se esfuerza por cuidarse, por mejorar su imagen, pero que tampoco está obsesionada con su propia belleza.



Rosalind es la dueña de los grandes viveros Harper, llamados El Jardín.



Roz levantó su negocio de la nada, cuando su marido John murió, y la dejó viuda, con tres hijos, a edad muy temprana.



Rosalind tiene tres hijos de su amado John: Harper, Austin y Mason. Son sus tres soles. Les quiere muchísimo, pero al que más unida está es a Harper. Austin y Mason viven demasiado lejos, y apenas si los ve en todo el año, eso es difícil para Roz, que siempre les echa demasiado de menos.



Sentimentalmente hablando, Roz tuvo un segundo matrimonio, pero este solo duró un año. El cretino con el que se casó por segunda vez se llamaba Bryce, y en Rosa negra vuelve a la vida de Roz, para tocarle las narices, básicamente. Emocionalmente, ya no puede hacerla daño, pero si que trata de humillarla, de destrozar su negocio, su reputación, y demás.


Rosalind está preparada para la llegada de un nuevo amor, Mitch será un regalo para ella. Un regalo que al principio se toma con muchísima cautela, pero al que después, se entrega con los ojos abiertos.



Rosalind es una mujer muy fuerte, con una piel muy dura, es una rosa negra. Roz es una mujer indestructible. Es humana, por supuesto, pero su fortaleza, su vitalidad, su carácter, es demasiado fuerte, como para que nada pueda hacerla sentir derrotada.



Roz es una mujer muy independiente, muy fuerte, muy segura de si misma, muy bondadosa, pero también con muchísimo carácter. Roz es un poco gruñona, incluso cortante, pero hay momentos en los que no duda en mostrarse dulce, maternal, cariñosa. Rosalind es una mujer muy reservada, casi hermética. Le cuesta muchísimo confiar en los demás, entregarse a si misma, darlo todo.



Roz es una mujer a la que le encanta trabajar, las flores, las plantas, los jardines, su vivero, son una parte importantísima de su vida. Es una adicta a su trabajo, al enriquecedor y maravilloso sentimiento que le aporta estar tan involucrado en su hobby favorito. No es una dueña demasiado típica, pues a Roz le encanta la parte física de su trabajo, involucrarse con sus clientes, crear jardines, mancharse las manos de tierra, tratar las plantas. Roz es realmente apasionada en ese aspecto.



- Mitchell:



Mitch es un atractivo hombre de 48 años. Es alto, delgado, tiene el cabello castaño y largo (por pura dejadez), y los ojos verde botella.



Mitch es un reputado genealogista, que trabaja escribiendo biografías de diversas personas. Durante mucho tiempo fue profesor en la universidad, pero hace tiempo, que ese trabajo dejó de llenar su vida. En cambio, enfrascarse en la vida de los antepasados de las personas, le conmueve y le atrapa.



Ahora mismo, trabaja para Rosalind, en busca de Amelia, el fantasma de la mansión Harper. Y esa relación con Rosalind, desde el primer momento, es mucho más que una relación cordial, es un amor repleto de la plenitud de una vida, y del gratificante regalo de saber lo que es el amor y de valorarlo en su justa medida.



Mitch está divorciado desde hace 14 años, tiene un hijo, Josh, de 20 años, y su relación con su ex mujer, Sara, y la pareja de esta, Mike, es cordial.



Mitch es alcohólico. Empezó a beber cuando era un adolescente inmaduro, y posteriormente, su abuso del alcohol fue aumentando y aumentando. Mitch recuerda pocos momentos de su vida en los que estuviera sobrio. El alcohol le hizo perder a Sara, le hizo perder a Josh, y también, le hizo perderse a si mismo.


Ahora, Mitch lleva catorce años sobrio, catorce años gratificantes años, llenos de penas, y alegrías, llenos de, vida. Se ha convertido en un buen padre para Josh, el mejor, se ha convertido en una excelente persona, en un hombre sumamente entregado a su trabajo, feliz con su vida, y también, en un hombre, que sabe como cuidar, querer, y amar a una mujer. Mitch es el hombre perfecto para Roz, pues la entiende a la perfección, sabe darle justo lo que ella necesita, sabe cuando apartarse y cuando acercarse de ella.



Mitch es un hombre desordenado, caótico, pero también es una persona valiente, tenaz, luchadora. Es un hombre paciente, sincero, amable. Es un hombre con muchísima madurez, mucha alegría, y un emprendedor incansable. Mitch es un hombre preparado para volver a amar, y por eso, cuando se descubre enamorándose de Rosalind Harper, no duda en entregarse a ese amor, en luchar por ella, en ser lo que ella necesita.





Respecto a los personajes secundarios:



- Stella y Logan: En Rosa negra nos reencontramos con ambos, pero ya como pareja. Stella y Logan están apunto de casarse, se quieren muchísimo, se compenetran, y junto a Gavin y Luke, los hijos de Stella, forman una gran familia feliz.



- Hayley: En Rosa negra nos reencontramos con Hayley, mi personaje favorito de la trilogía del Jardín. Hayley es un personaje que ha perdido un gran protagonismo, apenas si aparece en Rosa negra, pero eso sí, cuando aparece, brilla con luz propia. Hayley sigue siendo tan dulce, tierna, alegre, y vital, tan adorable como siempre. Y su pequeña Lily, verla dar sus primeros pasos es realmente emocionante. Algo precioso .



- Harper: En Rosa negra nos reencontramos con Harper. Vemos su lado más responsable, tierno, dulce, protector. Descubrimos más de la relación tan bonita que existe entre Rosalind y Harper, y también esos pequeños detalles que los hacen chocar.



Respecto al amor… Harper mira a Hayley, pero nunca da un paso para acercarse a ella, ni siquiera son amigos. Eso sí, con la pequeña Lily es otra cosa. Cada vez que ve a Lily, Harper se derrite por la pequeña, y la coge en brazos, o incluso logra que esta de sus primeros pasos al ofrecerle una dulce flor ;).



- Austin y Mason: En Rosa negra conoceremos a los dos hijos restantes de Rosalind. Austin y Mason son dos chicos muy guapos, muy divertidos, muy extrovertidos. Son dos chicos realmente atractivos. Ambos me han encantado, y me habría gustado mucho que hubieran aparecido mucho más. Es una pena que solo aparezcan una vez en toda la novela.



- Josh: En Rosa negra conoceremos al hijo de Mitch. Josh es jugador de baloncesto, está apunto de mudarse a Boston, y está muy unido a su padre, al que ve todas las semanas. Josh es un joven extrovertido, encantador, espontáneo, responsable, sincero, un encanto.



- David: En Rosa negra nos reencontramos con David, el joven mayordomo de la mansión Harper, y el mejor amigo de Harper. David es un joven encantador, con el que da gusto hablar, y al que es increíble ver hablando con las chicas, o jugando con los niños. Es un chico genial .




Respecto a Nora Roberts, es una escritora a la que le tengo mucho cariño, que normalmente me gusta mucho, pero que con esta trilogía no me atrae nada. Algunas de sus novelas son increíbles, y por eso siempre me da tanta pena cuando una de sus novelas no me llega al corazón.





Pues bien, tengo ganas de leer Lirio rojo, la novela en la que por fin, ¡por fin!, vemos juntos, ya no solo como conocidos, sino como amigos primero, y después como novios, a Hayley y Harper. Esta última novela es la mejor de la trilogía, aunque tampoco fue lo que yo me esperaba. Pero bueno, tengo ganas de darle otra oportunidad. Ya veremos que tal.





¡Un beso enorme a todos!




Mire – Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D