Translate

2 de abril de 2013

Historia guarra de fantasmas (3) de Mayu Shinjo.

 







MAYU SHINJO.

HISTORIA GUARRA DE FANTASMAS, TOMO 03.


TITULO: Historia guarra de fantasmas.

AUTORA: Mayu Shinjo.
TITULO ORIGINAL: Ayakashi koi emaki.


TEMÁTICA: Fantasía - Romance.


Tomo nº 3.


EDITORIAL: Ivrea.


Serie Abierta en Japón.


© 2008, Mayu Shinjo.
© 2012, Editorial Ivrea, S. L.
© 2012, traducción: Marcelo Vicente.


ISBN TOMO 3: 978 - 84 – 15513 – 07 – 0.


PROTAGONISTAS: Miiko Tsubaki & Kagura Inma.


SECUNDARIOS: Padres de Miiko. Compañero/as de clase de Miiko. Sho (sacerdote). Discípulos de Sho. Miyuki (sexy y melancólico demonio de las nieves). Pequeños demonios. Otros.


Mi opinión:


¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?


Yo hoy os traigo la crítica de Historia guarra de fantasmas tomo 3, de Mayu Shinjo.



Desde que me leí el tomo dos de Historia guarra de fantasmas estaba deseando poder leerme el tomo tres. Ahora que por fin lo he hecho, tengo que admitir, que el tomo me ha decepcionado, me ha hecho sentir mucho dolor, mucha tristeza. Este tomo tres no ha colmado mis expectativas, no ha sido para nada como yo me lo esperaba.


Pues bien, el principio del tomo tres si que ha sido como yo me lo esperaba: me he encontrado con muchas risas, mucha ternura, mucha frescura, mucho deseo, mucho amor. Durante esas páginas he reído, he sonreído, he sentido ternura, y como no, me he sentido deleitada, enamorada de lo que estaba leyendo, de ese romance tan especial, y especialmente, de un protagonista masculino más que increíble.



Después Mayu, para mi gusto, se ha equivocado. Tras este maravilloso principio, Mayu ha roto la magia de lo que estaba contado, ha roto ese amor tan especial. Mayu ha hecho que Miiko se enfrentara a sus ideales, y a su amor, y el resultado no me ha gustado nada.


Durante el resto del tomo, Miiko se ha dedicado a romperle el corazón, y a romperse a si misma el corazón. El resto del tomo ha sido absolutamente desgarrador, me ha hecho sentir destrozada, me ha dolido muchísimo ver como Miiko renunciaba al amor por un falso ideal, por creer que demonios y sacerdotisas no deberían estar juntos, no deberían poder amarse.


Eso me ha parecido horrible, esos prejuicios son devastadores, especialmente porque Miiko no es cualquier sacerdotisa, y sobre todo, porque Kagura no es cualquier demonio.


Kagura es un hombre con un ki demoníaco, como diría él, pero por dentro es todo pureza, inocencia, sensualidad, erotismo, lealtad, fidelidad, y mucho, mucho amor. Kagura tiene un corazón enorme, es un luchador, es una persona buena, generosa, que siempre se esfuerza por ser mejor, más digno, más honrado. Kagura es un amor, es alguien increíble, a mi me tiene perdidamente enamorada. Y en este tomo, Miiko se comporta muy mal con él, le hace mucho daño, y aún así, Kagura no deja de luchar ni un solo instante por ella. Lo reitero, Kagura es increíble. Y encima, ama con toda su alma a Miiko.


Miiko me ha hecho sentirme profundamente enfadada con ella, pero también muy triste, pues separarse de Kagura no es algo que la haga especialmente feliz, ella también sufre mucho al no estar con él, al pensar que ha renunciado a ese amor tan maravilloso, y es en la soledad, cuando realmente se da cuenta de lo valioso que es el amor, el amor que ambos se tienen, y también, de que por estar con él, no está yendo contra sus ideales, sino todo lo contrario. Está haciendo lo correcto. Pero Miiko no aprende. Durante este tomo renuncia dos veces a su relación con Kagura, y las dos veces, se hace muchísimo daño a si misma, y a Kagura, por supuesto.


Al final del tomo, Miiko parece que aprende la lección, es más, le pide perdón a Kagura, y le dice que le quiere, pero yo necesito más de ella, a mi no me vale con un perdón y un te quiero. Yo necesito que ella ahora luche por merecerse a Kagura. Y también necesito que sea autentica, que se deje de miedos, barreras, renuncias, y demás, y sea ella misma: alegre, divertida, tierna, romántica, soñadora, excéntrica, e inocente.


Yo esperaba de este tomo una gran evolución como pareja entre Miiko y Kagura, y en cambio, me he encontrado con un tomo lleno de dolor, decisiones desacertadas, tristeza, y melancolía. Me he encontrado un tomo mucho más que agridulce, bello y lleno de ternura y de buenas vibraciones en un primer momento, y después, doloroso, desgarrador, e injusto.


Por suerte, el final de este tomo ha sido hermoso, divertido, lleno de la esencia que impregnaba los dos primeros tomos. Ese final, aunque me ha sabido a poco, me ha dejado con muchas ganas de más. Por otro lado, debo decir que es un final que promete mucho, es un final feliz, tal y como se merecía mi querido Kagura, y es un final que nos tienta con un cuarto tomo que promete ser romántico, divertido, erótico, y lleno de sorpresas increíbles y entrañables. *Cruzo los dedos*.


Eso sí, debo decir una cosa: Kagura me ha enamorado aún más si cabe en este tomo. Estoy loca por él. Me encanta, me conmueve. Kagura es un amor, es una delicia verle, contemplarle, amarle. Cada beso suyo, cada caricia, cada mirada, todo de él me conmueve enormemente. Kagura me encanta, es un príncipe con un gran corazón, con una sensualidad demoledora, y con una magia que me sorprende, y me reconforta. Le adoro. Es tan absolutamente protector, tan generoso, tan romántico, tan luchador, tan vital, tan sensual, tan tierno, tan entrañable, tan especial… Kagura es más que increíble. Kagura es puro amor, y yo estoy muy enamorada de él.


*Le amo*



Respecto a Miiko, creo que es una protagonista que puede dar mucho de si, en los dos tomos anteriores nos ha demostrado que es una gran persona, y aunque en este tomo se ha equivocado muchísimo, al final ha sabido reconsiderar sus elecciones, y bueno, que espero que nos demuestre mucho de si misma. Que nos entregue lo mejor que hay en ella.



Respecto a los personajes secundarios:


* En este tercer tomo, vuelven a aparecer los padres de Miiko:


Ambos me han encantado, pero eso sí, el padre de Miiko nos muestra mucho más de si mismo que su madre.


Los padres de Miiko hacen una pareja increíble, y sus personalidades se complementan muy bien.


La madre de Miiko es más responsable, más seria, pero también tiene un punto de chica soñadora, de romántica empedernida.


El padre de Miiko es divertido, protector, orgulloso, es un hombre entrañable.


Ambos son dos personajes que nos dan grandes momentos de risas, de ternura.



* En este tomo tres conocemos a dos nuevos personajes:


- Soh:


Es el antiguo discípulo del padre de Miiko. Durante muchos años vivió en el templo, y soñó con aspirar a casarse con Miiko, por dos razones, la primera, porque dos sacerdotes juntos serían más fuertes, y la segunda, porque se sentía atraído por ella.


Ahora, Soh se ha convertido en un gran sacerdote, - aunque todavía se esfuerza por ser tan bueno como su antiguo maestro -, y ha vuelto para reclamar en matrimonio la mano de Miiko.


Soh me ha caído bien, pero no me gusta especialmente. Lo veo demasiado ambicioso, demasiado obsesionado con ser el mejor. En el fondo es una gran persona, y tiene buenas razones para luchar contra los demonios, pero a veces me gustaría que mostrara más su lado vulnerable, su corazón, y no tanto su fría lógica.



- Miyuki:


Es un seductor y melancólico demonio de las nieves. Miyuki vive en las montañas, donde todo su mundo es de color blanco. Miyuki vive solo, y todo lo que toca se convierte en hielo, o en nieve. Su vida siempre ha sido solitaria, vacía. Miyuki se siente desgarrado por el dolor, por la soledad. Miyuki ama las flores, los colores intensos, la calidez de los humanos, y siente envidia por ese mundo que se le ha negado. Miyuki desea amar, y ser amado. Miyuki desea un mundo donde su don no sea una desgracia.


Miyuki es un joven muy especial, con un ki de demonio, si, pero con un corazón de ángel. Miyuki me encanta. Me ha conmovido muchísimo. Ha provocado en mí una enorme ternura, y me ha dejado con ganas de abrazarle, de consolarle, de calmar su dolor.


Eso sí, la desaparición de dicho ser me ha dejado desconcertada, y preocupada… ¿Se ha marchado de nuevo a su propio mundo nevado, o a donde ha ido?



Respecto a Mayu, creo que podría habernos entregado mucho más, más dulzura, más alegría, más amor, más buenas vibraciones, más esperanza, más coraje… Pero aún así, tengo que admitir que al menos, al principio y al final si que ha logrado encandilarme, robarme sonrisas, y miradas de alegría.


El extra de este tomo, ese pequeño diario de Kagura me ha encantado, y esa triple versión de Kagura, la del joven sexy endemoniado, la del niño tierno y soñador, y la del joven sin ki lleno de pureza, me ha encandilado. Adoro a Kagura en todas sus formas.


Eso sí, a destacar de Mayu… Sus dibujos, sus preciosos, y hechizantes dibujos. Sobre todo, los dibujos de los chicos, que son sublimes, insuperables. Especialmente Kagura, que cada vez que lo veo, se me enciende el corazón. *o*. Sexy, guapo, celestial. Puro pecado. ;). Siempre me deja con ganas de devorarle, de perderme en sus brazos, me enamora. ;).



¡Un beso enorme a todos! ¡Os quiero!


Mire – Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D