Translate

4 de abril de 2013

Prisionero del deseo de Delilah Devlin.


DELILAH DEVLIN

PRISIONERO DEL DESEO DE DELILAH DEVLIN.


TÍTULO: Prisionero del deseo.

AUTORA: Delilah Devlin.
TITULO ORIGINAL: Prisoner of desire.


Prisionero del deseo, nº 1, de la serie Deseo, de Delilah Devlin.


© 2001, Deloris Lynders.


Resumen:


El capitán Adamarik Zingh y su tripulación pirata han capturado muchos barcos, han obtenidos sus cargamentos, dado placer a muchas mujeres, todo enfrente de las mismas narices de las autoridades de Dominio. Pero la piratería es un negocio solitario y Adamarik y sus hombres han hecho un pacto para echar raíces, gobernándose sin la interferencia de Dominio, y crear sus familias sobre un planeta deshabitado en el borde de una galaxia conocida. Ahora sólo necesitan lo más importante... las mujeres.


Evena McClure es la Capitana de una nave que lleva a bordo a casi 400 prisioneras femeninas a una cárcel de Dominio. Cuando los piratas alcanzan su nave, Evena se resiste, su deber es el de proteger a las mujeres. Cuando el capitán pirata ofrece la libertad a sólo cien prisioneras, Evena y las demás mujeres hacen un trato para liberar a más de sus hermanas. Los piratas y los prisioneros tienen sólo una semana para seducirse unos a otros.


PROTAGONISTAS: Adamarik (Adam) Zingh & Evena McClure.


SECUNDARIOS: Darak. Mary. Calandra. Ivan. Candor. Aurelia. Celestine. El Alcalde. Otras presas. Otros piratas galácticos.



Mi Opinión:


¡Hola a todos, queridos lectores! ¿Qué tal estáis?


Yo os traigo hoy la crítica de Prisionero del deseo, el primer libro de la serie Deseo, de Delilah Devlin.



Prisionero del deseo es el primer libro que leo de Delilah Devlin, y la experiencia, aunque no me ha encandilado como me esperaba, al menos si me ha gustado.


Prisionero del deseo no es la novela que yo me esperaba, hay cierto detalle de la novela y de la relación de los personajes que yo no comparto (la poligamia), pero aún así, creo que esta es una buena novela, porque en ella se respira libertad, se respira muchísimo respeto. Y se esconden también, muchísimas risas.



Así que sí, Prisionero del deseo es una novela en la que se respira libertad. Es una novela cargada de buenas vibraciones, de un aire tan alegre, que resulta encantador. Es una novela ligera, fresca, amena, original, incluso refrescante. Es una novela, que aunque en contenido, pudiera sonar tópica, realmente no lo es, porque tiene una forma de contar las cosas que es especial, sugerente, y muy gratificante.


Prisionero del deseo es una novela alegre, positiva, divertida. Es una novela en la que se esconden muchas risas, mucha pasión, mucha amistad, además de mucho sexo, y una pizquita de amor y acción, y todo ello, envuelto en un enorme halo paranormal, de galaxias lejanas.


Prisionero del deseo no esconde una increíble historia de amor, pero si esconde el principio de una historia de amor.



Prisionero del deseo es una novela llena de respeto, de autenticidad, de lucha, de libertad. Es una novela en la que el amor, la vida, los amigos, la familia, los sueños, son lo más importante, el dinero, la venganza, o el poder, son cosas vanas, que no merecen ni siquiera un mísero pensamiento.


Prisionero del deseo es una novela que nos anima a dejar de juzgar tan duramente a los demás, es una novela que nos incita a conocer a las personas, a entenderlas, a respetar quiénes son, y con qué sueñan.


Prisionero del deseo es una novela que nos muestra que vivir amargados, apenados, o dolidos, solamente nos perjudica a nosotros mismos, por ello, es una novela que nos incita a vivir en paz con nosotros mismos, a rodearnos de todas las personas que nos quieren, a amar, a luchar por lo que queremos, y especialmente, a ser positivos, y buscar la alegría allá por donde vayamos.



Prisionero del deseo es una novela romántica, pero no es una novela romántica convencional. En ella encontraréis un poquito de ese BDSM que tanto llama la atención ahora, pero llevado con muchísima naturalidad, y también... una intensa vida sexual en la que tres o más a veces no son multitud…



Prisionero del deseo es una novela que se divide en dos partes súper diferenciadas.



* En la primera mitad de la novela, conocemos bastante ese nuevo mundo futurista y galáctico creado por Delilah Devlin. Sabemos cómo vive ahora el ser humano, cuáles son sus ideales, las galaxias donde existe la vida, y también por supuesto, nos embarcamos en algunas de esas naves que viajan por el espacio, en concreto en la nave de la Capitana McClure, que solo permanece quieta, suspendida sobre el espacio, y en la nave del Capitán Zingh, que viaja rumbo a Arturia.



También en esta primera mitad de la novela, el sexo, es el principal protagonista. Después de hechas las presentaciones, los personajes, principales y secundarios, se dedican a explorarse mutuamente…


Los secundarios son plenamente polígamos, y disfrutan de la libertad del momento, del placer de tantos cuerpos, personas y almas, dispuestas a dejarse amar, y mucho más…



Y los protagonistas, en esta primera mitad de la novela… No se llevan demasiado bien, pero existe una potente atracción sexual entre ellos, ante la que no se pueden resistir.


Esos primeros días, su relación es algo puramente sexual. Son dos personas, que no se caen bien, pero que se necesitan desesperadamente. La atracción sexual que comparten es salvaje, indómita, y contra todo pronóstico, intensamente liberadora. Son dos personas compartiendo sus sexos, follándose mutuamente, ahogándose en el placer que le prodiga el otro.


Muy, muy al fondo, se intuye que entre ambos podría haber algo más.



En esta parte del relato, ambos se llevan al límite mutuamente, tratando de picarse, y de ver hasta donde es capaz el otro de llegar. En una de las ocasiones, ese juego les lleva a compartirse mutuamente, a incluir a una tercera en sus juegos, Calandra. La bisexualidad de Calandra y de Evena es un aliciente para Adam.


Ese juego sucede dentro del respeto, la libertad, y el deseo, de tres personas que se gustan, que disfrutan acariciándose, besándose, y follándose. Es más, a Adam, por supuesto, le gustan ambas jóvenes (aunque por Evena siente algo mucho más potente), y ambas jóvenes se gustan mucho entre si, es más, hay una potentísima atracción sexual entre ellas.



* La segunda mitad de la novela es la parte que más me ha gustado. Entonces el sexo queda relegado a un segundo plano, y el lado emocional se convierte en el auténtico protagonista. Conocemos bastante de los protagonistas, quiénes son, porqué están donde están, que esperan ahora de la vida. Sus sueños, sus ideales, sus sentimientos, sus recuerdos. Pequeñas cosas que hacen que les tomemos cariño. Y que al menos hacen que les conozcamos un poquito.


En esta segunda mitad, el amor comienza a surgir entre ellos. Apenas si vislumbramos el principio de su relación, pero si que vemos el cariño, el deseo, los mimos que se prodigan, las risas, y la complicidad, que comparten, y esos pequeños momentos nos hacen descubrir sus deseos más profundos.


Ambos comienzan a estar profundamente ilusionados, quieren casarse, tener hijos, compartir un hogar, y piratear por ahí.


Y sí, llegan a decirse que se aman. Y es cierto, comienzan a amarse, aunque por supuesto, en Prisionero del deseo, solo vemos el principio de esa historia de amor que comparten, y que promete ser mucho más grande.



Algo que me ha gustado mucho, es que, llegado a este punto, ambos son muy felices juntos, comparten muchas cosas, se respetan mutuamente, sienten algo muy fuerte por el otro, sexual y emocionalmente, y además, han compartido recuerdos, sueños, objetivos comunes, y también, han sentado las bases de su relación, hablando de lo que esperan del otro. Y sí, han comenzado a amarse.


Evena y Adam resulta ser una parejita un poquito liberal (aunque no tanto como las personas que les rodean), pero… eso no me parece mal. Porque cada uno es libre de hacer con su vida lo que quiera, de entender el amor a su manera, así que… ¿por qué deberíamos juzgar a los demás?



Pues bien, os presentaré a los protagonistas:


- Evena:


Es una joven alta, delgada, curvilínea, de pelo castaño rojizo, ojos verdes, expresión dura, y rostro bonito.


Evena tiene veinticinco años, es una experta en ciencia y economía, y desde hace cinco años, vive en una nave prisión exclusivamente para mujeres, situada en medio de la galaxia Dominio. Evena fue condenada por culpa de un novio estafador que la inculpó a ella de todo lo que había cometido él.


Desde entonces, Eva ha vivido con un intenso rencor en su corazón, y con las defensas bien altas. Evena se niega a volver a amar de nuevo, a volver a sentirse defraudada por nadie, y por eso mismo, sexualmente, permanece en abstinencia.



Evena es bisexual, pero jamás ha aceptado esa doble inclinación sexual de sí misma. Hasta que la llegada de un rudo y barbudo pirata la incita a jugar, a romper todos sus esquemas, a entregarse al deseo, a ser libre en sus brazos…



Evena es una joven inteligente, simpática, razonable, astuta, feroz, que se envuelve bajo un potente aire de severidad y de dureza (que si tiene), y que esconde una arista frágil de su corazón.



- Adam:


Es un hombre alto, musculoso, de pelo oscuro y largo, ojos oscuros, rostro suave, y barba descuidada.


Adam es un hombre que lleva muchísimos años dedicándose a la piratería galáctica. Es un aventurero, adora invadir naves, robar tesoros, y conquistar mujeres.


Sus hombres son su familia, y ahora, todos ellos, están deseosos de crear una nueva colonia. Para ello, necesitan esposas, mujeres que les ayuden en el cultivo de los alimentos, en el cuidado de las casas, y con las que, además de tener hijos, puedan tener sexo a todas horas.


En la nave prisión hay 400 mujeres, así que, tendrán muchas para escoger (ellos son cien).



Adam, se empeña en cortejar a la Capitana de la prisión, la dura y salvaje Evena, que poco a poco, además de ser un jugoso caramelito que despierta su deseo cada diez minutos, también se convierte en su compañera ideal, la mujer que ama, y la pirata de sus sueños…



Adam es un hombre extrovertido, cordial, dominante, respetuoso, abierto, y aunque a veces pierde los modales y es bastante gruñón, también puede ser suave, y complaciente.



Respecto a los personajes secundarios, para mí, destacan, de más a menos:


- Mary:


Mary es la mejor amiga de Evena, además de su fiel compañera.


Mary es fuerte, es una luchadora, es una joven bisexual, de piel de ébano, mirada risueña, y encanto extrovertido. Es una joven simpática, liberal, a la que le encanta jugar.


Durante cinco años, Mary ha estado coladita por Evena, pero Evena jamás la ha correspondido. Ahora que la verdad ha salido a la luz, que los secretos han explotado, Mary se siente un poquito dolida con Evena, pues le habría encantado que Evena la hubiera elegido a ella y no a Calandra. Pero como son amigas, Mary se lo perdona rápidamente.


Además, ahora que ha llegado a su vida ese revoltoso pirata llamado Darak, está muy emocionada…



- Darak:


Darak es el mejor amigo de Adam. Llevan muchos años juntos, son inseparables, y sienten pasión por las mismas cosas. Vino, comida, mujeres, oro, pirateo. Orgías. Y aventuras. Muchas aventuras.


Darak es un joven polígamo, que ha sido elegido por Mary para que sea su esposo.


Darak está encantado con Mary. Esta tigresa cumple todos sus requisitos. Es fuerte, divertida, y lo más importante, despierta una intensa lujuria en él. ¡Y además, está dispuesta a compartirle!



- Calandra:


Calandra es una de las internas y guardianas de la nave prisión.


Calandra es una joven muy luchadora, con una gran fuerza de voluntad, y mucha fiereza, pero también esconde a una joven muy juguetona, muy simpática, muy cariñosa, y muy polígama.


A Calandra le encantan los hombres, y las mujeres, y disfruta infinitamente acostándose con ambos.



Calandra es la protagonista de Esclava del deseo, la segunda novela de la serie Deseo, y su co – protagonista será Drago, un polémico comerciante de esclavos, al que aún no conocemos.


La novela promete, así que, yo tengo ganas de leerla.



Respecto a Delilah Devlin, me encanta como escribe esta mujer. Su forma de contar las cosas es sensual, refrescante, amena, brillantemente divertida.

Sus letras tienen algo delicioso, algunas de sus citas son verdaderamente bonitas. Por no hablar de algunos de sus diálogos, que son tremendamente cómicos.

Sus letras, son amenas, sencillas, divertidas, y están cargadas de positividad.

Delilah Devlin es una escritora con mucha imaginación, capaz de crear mundos de lo más curiosos, y también, de perfilar muy bien sus personajes, principales y secundarios incluidos, y todo ello, envuelto en un indescriptible halo de cariño.

Sus letras saben a libertad, a chispas de deseo, a autenticidad, y también a una dulzura revestida de encanto, risas, y amor que nos deja ver en pequeñas, pero auténticas pinceladas.


¡Un beso enorme a todos! ¡Gracias por leerme siempre!


Mire – Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D