Translate

3 de noviembre de 2013

Mi última cita a ciegas de Susan Hatler.


¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis, queridos lectores?
¿Qué estáis leyendo, algo capaz de hacer suspirar a vuestros corazones?

Yo acabo de leerme un pequeño relato que no llega a superar las 40 páginas y que, aunque ha sido más tierno, bonito y ameno de lo que esperaba, tampoco ha sido una joya llena de chispa, con ese toque especial capaz de enamorarme. Una pena, la verdad. ¿Queréis saber de qué relato os hablo?
Mi última cita a ciegas de Susan Hatler, tercer libro (relato en realidad) de la serie Mejor una Cita que Nunca.

 
Mi última cita a ciegas es un relato que llevaba unos días esperando en mi estantería, sin decidirme a leerlo. No estaba segura de lo que iba a encontrar en él, y eso me hacía dudar. Esta noche me apetecía leer algo corto, ligero, sencillo y ameno, y bueno, me dije ¿por qué no? Y aunque no me habría perdido nada grandioso si no le hubiera dado una oportunidad, si puedo decir que he pasado un rato entretenido, de lo más dulce, e incluso ligeramente divertido, leyendo este pequeño romance llamado Mi última cita a ciegas.

Mi última cita a ciegas es un curioso relato, que esconde entre sus páginas una historia bonita, sencilla, amena, realista, con un toque divertido, humorístico, y también con una esencia muy tierna, muy fresca. No se puede decir que Mi última cita a ciegas sea el relato más innovador del mundo, pues nos cuenta una historia sencilla, cercana, con la que es fácil empatizar, protagonizada por dos personas muy normales, pero en el fondo, creo que ahí está su encanto. Que es como la vida, real. Con un toque dulce, conmovedor. Y además, me ha gustado la ironía y la bella esperanza de sus páginas.

Los protagonistas de Mi última cita a ciegas son Noah y Rachel. Ambos trabajan juntos en una empresa de software, ella como administrativa y él como gerente. Hace dos meses que se conocen. Hace dos meses que coquetean, que bromean el uno con el otro. Hace dos meses que nació una chispa especial entre ellos.

Rachel está completamente enamorada de Noah, pero su fe en los hombres es nula. Demasiadas decepciones, demasiados sapos a sus espaldas. Rachel suspira por Noah. Sueña con él. Se imagina toda una vida con él. Pero no se atreve a dar el paso. A pedirle al menos una cita. Y de repente, llega San Valentín, y parece que el destino, empujado por su amiga Ellen, le da una oportunidad.

Noah está enamorado de Rachel, y aunque lleva mucho tiempo coqueteando con ella, no sabe si Rachel está interesada en él. Por eso decide arriesgarlo todo, y lanzarse a la aventura. ¿Y si ella también le ama?

Ambos protagonistas me han caído muy bien, y además, hacen una linda pareja. Los dos son personas extrovertidas, sencillas, cálidas, divertidas. Personas muy normales, pero que por eso mismo, caen bien. Noah es encantador, romántico, divertido, cariñoso, divertido, optimista. Rachel es leal, bondadosa, con un toque muy tierno, y soñador, y a la vez, muy irónica.

Su pequeña historia de amor me ha gustado, me ha parecido de lo más tierna, pero me ha sabido a poco. Quiero decir que, sí, es bonita, dulce, divertida, pero apenas si llegamos a profundizar en su relación, la autora no les ha concedido nada más que 40 páginas a Rachel y Noah y eso se nota. Habría sido genial que a estos protagonistas les hubiera concedido más páginas. Quizás así su historia de amor podría haber tenido un toque especial.

Respecto al sexo, pues no lo hay, pero sí que hay un primer beso, un beso muy tierno, que a ambos protagonistas hace estremecer.

Respecto a los personajes secundarios, tenemos a Henry y a Ellen. Bueno, Henry no aparece, así que en realidad no sé si cuenta, pero sí que se habla de él, pues es el devoto marido de Ellen. Ellen es la mejor amiga de Rachel, y ahora que ella está felizmente casada también desea lo mismo para su amiga y compañera. Ellen es una joven alegre, persuasiva, con un gran corazón. También hacen su aparición, aunque pequeña, dos preciosos perros que son los leales compañeros de Noah y Rachel.

Respecto a las letras de Susan Hatler, pues sus amenas, sencillitas, ágiles. Se leen en un suspiro, tienen algo dulce, y a la vez irónicamente divertido.

Un beso enorme. ¡Os quiero!

Mire - Mayu.

Aquí os dejo el listado que componen la serie Mejor una cita que nunca:
Amor a primera cita (Ellen y Henry).
Verdad o cita (Gina y Chris).
Mi última cita a ciegas (Noah y Rachel).
Save the date (Kristen y Ethan).
Las reglas para citas (Melanie y Matt).
- Una cita inesperada (Holly y Dave).

1 comentario:

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D