Translate

18 de marzo de 2014

La joya de medianoche (mayonaka no jewel) de Miyabi Asami.

¡Buenas tardes a todos queridísimos lectores! ¿Qué tal estáis?
Yo echándoos de menos y con muchas ganas de escribir. Cosa curiosa porque últimamente no me apetecía hilar palabras y he leído mucho manga ♥♥. Pero ahora si os traigo tres reseñas en una :).
AUTORA: MIYABI ASAMI.

 
 
Me encanta esta mangaka, adoro su frescura, su sensualidad, su desparpajo, su positividad, ese buen rollo que se desprende de sus páginas, su calidez y su comicidad, por no hablar de esos protagonistas tan encantadores y esas ilustraciones que siempre me dejan con una sonrisa tonta de lo bonitas y sexys que son :). Miyabi Asami me gusta mucho. Es genial :).
Y es más, uno de los primeros mangas que reseñé fue un pequeño relato suyo que es todo sensualidad y frescura. Y no es la única obra que he leído de Miyabi, he leído otras y por una razón o por otra, a todas las recuerdo con cariño y hay cierta obra que es bastante especial para mí, mi favorita de Miyabi.
Pues bien, hacia un tiempo que no leía nada nuevo de Miyabi Asami y me apetecía muchísimo reencontrarme con ella y catar otra de sus refrescantes obras. Este tomo único está compuesto por una historia de dos capítulos y uno extra de La joya de medianoche, y dos relatos independientes, uno Kiss yori yasashi mistery y el otro Kuchizuke Wa Amai Bara no Kizuato.
 

Para empezar, deciros que con las tres obras que se incluyen en este tomo me he sentido decepcionada. Me esperaba mucho y en ninguna de estas obras me he encontrado con la Miyabi que conozco. Y ha sido una gran decepción. Esperaba mucho de las tres obras y ninguna ha brillado como debería. No han sido ni encantadoras ni refrescantes.
Miyabi tiene una gran facilidad para hacerme reír, para mantenerme pegada a sus páginas con una enorme sonrisa en los labios, para llenarme de ternura el corazón, para hacerme creer que todo es posible, por muy disparatado que pudiera ser, los sueños son y han que creer en ellos para que se materialicen. Miyabi crea historias muy bonitas.
Pero en este tomo, en ninguna de las tres historias, ha creado algo especial, una historia de amor sensual, encantadora, un ambiente refrescante, una alegría luminosa que se escape de sus páginas, y unos protagonistas que sean un amor. No. Y que decepción mas grande. En serio. Esperaba disfrutar mucho de las tres obras y no han sido como las esperaba. Os cuento un poco más detalladamente.
1. La joya de medianoche (Mayonaka no jewel):
 


Este relato está protagonizado por un ladrón de joyas y eterno mujeriego, Kaitou, y una jovencísima heredera, toda virginal, Ruri. Mas opuestos no pueden ser los protagonistas ¿verdad? Pues no hacen una bonita pareja, es más, ni siquiera hacen una pareja. Bueno, el protagonista se aprovecha de la protagonista, que todavía es una cría, para acostarse con ella, y robarle las joyas. Pero de ahí al amor y al compromiso hay un gran paso ¿verdad? Y el corazón del protagonista masculino no se puede robar porque ¿sabemos siquiera si tiene? No me ha gustado Kaitou. ¿Sinceramente? Es un idiota. Lo único que es más grande que su ambición es su ego. Y por eso no se siente contento si no se lleva un premio cada vez que le roba una joya a una mujer, también tiene que acostarse con ella. ¿En serio? ¿Se puede ser tan capullo? ¿Y que lógica hay en que las mujeres se peleen por acostarse con él justo después de que las haya robado las joyas?
 

Por no hablar de que no he visto por donde sostener esta pequeña obra, no solo no hay ninguna historia de amor (pues únicamente Ruri se enamora), y no sabemos realmente nada de los protagonistas, de sus pasados, de quienes son, del porque de sus acciones, de sus valores, no sé, ese tipo de cosas que te hacen sentir que de verdad conoces a alguien. Sino que tampoco hay mucha lógica en lo que Miyabi nos está contando en La joya de medianoche. ¿Cómo puede el protagonista volar? ¿Cómo puede lograr robar siempre cuanto quiere por mas seguridad que haya? ¿Para qué roba esas joyas? Y un largo etc. Y con la protagonista, Ruri, pasa lo mismo, solo sabemos que es muy joven, que no tiene experiencia ni en el amor ni en el sexo, y por eso, cuando conoce al ladrón, le idealiza y se siente cegada por él. Ella me ha caído bien pero es una niña tonta. Y no tiene ningún poder de decisión u orgullo. Ella "ama" a su príncipe ladronzuelo y lo único que quiere es casarse con él y tenerlo en exclusiva para ella sola, que eso de compartirlo con otras mujeres es algo que no le gusta pero que lo perdona.
Con Mayonaka no jewel/La joya de medianoche creía que me iba a echar unas risas y que iba a encariñarme con Ruri y Kaitou pero nada de eso.
2. Kiss yori yasashi mistery

 


Este pequeño relato está protagonizado por Manabe y Chiatsu. Y no me ha gustado. Es demasiado triste. Según vas pasando las paginas la tristeza se va haciendo más honda y este relato es una tragedia que han de resolver los protagonistas, tal y como si fueran detectives. Con este relato la alegría está descartada y me parece completamente normal pero este tipo de relatos no me gustan. El misterio envuelve este pequeño relato y la oscuridad se va acrecentando según te vas acercando al final de este pequeño manga.
 
En él, además de un trágico misterio por resolver también se irá gestando la historia de amor de dos compañeros de clase unidos por la pérdida y la tristeza. La historia de amor es triste y está envuelta en unas circunstancias dolorosas, y bueno, no es lo más importante de Kiss yori yasashi mistery.
 
 
Los protagonistas son simpáticos y hacen una linda parejita, aunque no es hasta casi la última pagina que ambos inician algo.
3. Kuchizuke Wa Amai Bara no Kizuato
 


Este relato es el más bonito pero también me ha decepcionado. ¿El protagonista deja que le paguen en especie o no? ¿Por qué todas las chicas a las que tatúa no han de ser vírgenes? ¿A él que le importa eso?
A primera vista, Kuchizuke Wa Amai Bara no Kizuato es una monosidad pero le han faltado muchas cosas para ser una obra preciosa, hay demasiadas preguntas sin respecto, como por ejemplo, si alguno de los dos protagonistas están enamorados o si para uno es real y para el otro no es más que una fantasía. Kuchizuke Wa Amai Bara no Kizuato está protagonizado por un guapísimo y muy sexy tatuador con unos cuantos añitos años ya (Rei) y una jovencísima chica (Mi), inocente y con un corazón dulce. Ambos se enamoran, aunque a mí su historia de amor me ha fallado bastante. ¿De verdad es amor o según pase el tiempo, se convertirá en un error, en una idealización que parecía mucho más de lo que sería normalmente? En este caso, Rei y Mi me han caído muy bien, y hacen una pareja preciosa, pero ¿amor? Demasiados pasos deberían dar para que me creyera algo así. Este tercero relato es el mejor de este tomo, al menos la atracción entre ambos si está fundamentada y suena completamente real.
 


 
En conclusión, este es un relato bastante mono y desenfadado pero incompleto. Rei es muy sexy y hace unos tatuajes preciosos y Mi es una joven muy entusiasta. ¿Atracción? SI. ¿Amor? No lo sé. Me han faltado muchos momentos entre la parejita y conocer muchísimas cosas de ambos. Una pena que no haya sido tan bueno como lo esperaba. Eso sí, me encantan las ilustraciones de Miyabi.
 
Respecto a las ilustraciones de Miyabi Asami, me gustan, eso no ha cambiado. Sus ilustraciones siguen siendo bonitas, únicas, con el sello propio Miyabi Asami, y como siempre son muy refrescantes y tienen algo exótico, ¿los tatuajes? ¿el sexy pero borde tatuador?
 
Y se me olvidaba contároslo, La joya de medianoche tiene continuación.
 

 
¡Un beso!
Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D