Translate

3 de junio de 2014

Deseo (Ángeles Caídos, #2) de J.R. Ward.


¡Hola a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis? ¿Cómo os va todo? ¿Cómo están siendo vuestras lecturas? ¿Habéis visitado ya la Feria del Libro de Madrid?

Yo el sábado tuve la oportunidad de pasear por El Retiro con mis padres, y pude ver a unos cuantos escritores desde lejos. Empezando con Alfredo Gómez Cerda, autor que me gustaba mucho en la adolescencia, y continuando con Neil Gaiman, Aileen Diolch, Ben Brooks, Blue Jeans, Teresa Cameselle e Isabel Keats. Como digo, no hablé con ninguno, pero me lo pasé genial viéndoles con sus fans, y ojeando cada caseta. La Feria del Libro es uno de mis momentos preferidos del año, ¿cómo no serlo con lo mucho que amo los libros? Ojala algún día vengan esas escritoras extranjeras a las que estoy esperando. Sherrilyn Kenyon, Susan Elizabeth Phillips, Shannon McKenna, Linda Francis Lee, Renee Bernard, Julia Quinn, Jacquie D'Alessandro, Jade Lee, Sabrina Jeffries, entre otras, os espero, os esperaré por siempre. *___________*.

¿Os habéis enterado? El viernes habrá presentación de Noelia Amarillo y Maya Banks en la casa del libro. Yo espero impaciente ese momento. No he leído a Maya Banks, pero si he leído a Noelia Amarillo, y la he conocido en persona, y os puedo jurar, que Noelia es una de las personas más bellas de este mundo *__________*.

 
Y ahora sí, después de divagar un poquito, quiero hablaros de la última novela que he leído.

DESEO (ÁNGELES CAÍDOS, #2) DE J.R. WARD:

 



Hace poquísimo releí Codicia con el único fin de poder comprender mejor Deseo. Quería volver a reencontrarme con Vin, Marie y Jim, y ¿sabéis qué? Fue decepcionante. La primera vez que leí Codicia salí encantada, y esta segunda vez, salí desencantada. Pero aún así, como es una novela con algunos puntos buenos, y te deja con una intriga enorme sobre Jim y su futuro como ángel caído, estaba deseando empezar Deseo. Y hace una semanita por fin lo vi disponible en la biblioteca, y me llevé conmigo esta segunda entrega, y ya está leído.

Deseo me ha decepcionado muchísimo, ha sido una novela que no esperaba. Os soy muy sincera, no sabía ni que pensar de esta novela, no sabía si debía tener altas expectativas sobre ella, si debía depositar mi fe en J.R. Ward, si debía creer que esta segunda entrega sería mejor que la primera. Y lo que os puedo confirmar es que "Deseo" no me ha gustado demasiado, es más, hace dos días que terminé esta novela, y todavía no sabía ni como hilar mis palabras. ¿Qué decir? ¿Por dónde empezar? ¿Traeros esta reseña o guardármela solo para mí? Y de repente, unas palabras mágicas de mi querida Inés... y ahora sí que sí os traigo esta reseña.


Lo primero que quiero contaros es que, quizás si no hubiera leído la otra saga de Ward, La hermandad de la daga negra, quizás entonces esta serie tuviera más puntos, y quizás si no hubiera leído la saga de arcángeles de Nalini Singh, Ward me habría sorprendido y me habría gustado más. Pero en el fondo, de momento, con estas dos novelas, no creo que Ward haya creado en sus Ángeles caídos una saga original, irrepetible, única, merecidísima de ser leída. Sé que solo he leído los dos primeros libros de esta saga, pero por el momento, no he visto nada especial en ella, solo lágrimas, crueldad, violencia, muertes, y un toque paranormal, pero no he visto esa saga peculiar y maravillosa que yo creía que sería Ángeles Caídos. De momento, Ward no me ha sorprendido, para nada. Y, ¿habéis leído La hermandad? No será la mejor saga del mundo, pero es una saga muy buena, y recomendadísima, y tiene ese toque original, romántico, oscuro y chispeante que la hace digna de ser leída, digna de repetir con ella, y de perderse entre sus páginas, y de descubrir aquello que pueda hacerla especial, entre otras cosas, esos protagonistas. Pues con Ángeles Caídos, Ward todavía no ha creado nada especial, nada que me haga querer avanzar con esta saga, salvo un hombre increíble: Jim Heron. Solo por este roto ángel caído seguiré esta serie, y solo por él quiero leer YA la tercera entrega, porque temo que Ward sigue jugando con el corazón del dulce Jim, y quisiera reconfortarle ante sus pérdidas, y sus batallas. Y también, porque una parte de mi no pierde la esperanza, ¿será la tercera entrega cuando Ward se decida a crear un mundo de ángeles y demonios original y único? ¿Será entonces cuando Ward se deje de distraernos con casos policiacos, y nos abra las puertas de esta saga supuestamente paranormal? ¿Será entonces cuando Jim Heron cobre la fuerza de un ángel caído? ¿Será entonces cuando Ward cree un romance digno de ser leído?

Por el momento, no os voy a decir que no leáis Deseo, porque seguro que a muchas personas les gusta, y tiene ciertas cosas buenas, pero yo debo admitir que en el fondo, solo sigo dándole oportunidades a esta saga por Jim, y porque es una obra de Ward, y porque igual que una vez me enamoró con Amante oscuro, y Amante desatado, podría dignarse a hacerlo con esta saga. No desespero, aunque tampoco espero la tercera entrega con altas expectativas, porque de momento llevo ya dos novelas leídas que sé que no volveré a leer, dos novelas dolorosas, y densas, que se me han hecho cuesta arriba, y con las que me ha costado muchísimo conectar. Dos novelas donde la decepción me ha sobrevenido, dos novelas donde el mundo de Ward, de esos ángeles caídos, y esa zorra asquerosa, violadora, y manipuladora llamada Devina, alias demonio, todavía no ha terminado de despegar. Y cotilleando reseñas de las siguientes entregas, la serie no parece mejorar.

"Deseo" se me ha hecho densísima, desde el primer instante. Fue empezarla y sentir que me aburría su forma de contar las cosas, aunque los acontecimientos tampoco ayudaban demasiado. Nada llamaba demasiado mi atención en "Deseo". Y si he conseguido terminar de leerla ha sido por pura cabezonería. Iba rápido leyendo esta novela, y no porque me estuviera enamorando, sino porque en el fondo, me aburría y me parecía increíblemente densa, y superficial, y demasiado poco romántica, y cruel, y oscura, y necesitaba leerla rápido y devolver el libro a la biblioteca. Esta segunda novela se me ha atravesado, sin duda. Tenía expectativas sobre ella, solo esperaba que fuera mejor que Codicia, y no, creo que no ha sido mejor, en cierto modo, podría ponerse al mismo nivel, salvo que en esta segunda novela me he sentido más decepcionada, porque yo esperaba que Ward nos contara muchas cosas que no nos ha contado, porque yo esperaba encontrar ciertas escenas, momentos, que no se han vivido aquí, y también, lo admito, porque yo esperaba encontrar a un Jim fuerte, más ángel que nunca, más irrompible, y sí, yo esperaba que en esta novela Devina se llevara una buena bofetada.

¿Y qué ha pasado? Que al final Devina ha ganado. Ha destruido el corazón de Jim, le ha reducido a ser un ángel roto y desvalido, con las alas desgarradas, y el corazón partido, roto en mil pedazos. Pero no solo ha roto a Jim, también ha ganado esa alma que estaba en juego. Y creo que es jodidamente injusto, no solo porque he odiado a Ward por lo que le hace a Jim, sino también porque la alma que eligió Devina para esta segunda batalla era tan impura que no tenía redención. Además, que habría sido jodidamente injusto que una persona como Matthias se hubiera dedicado a destruir vidas, a reírse de las tragedias de los demás, a acabar con la bondad, la felicidad, y el bien, y ahora, en cinco segundo, un último aliento, sin ni un solo acto bueno, se pudiera ganar el cielo. Me jode que esa alma a salvar haya sido la de Matthias, y que todo el tiempo hayamos creído que era la de Isaac, y me jode que Jim haya perdido mucho más que una batalla.

Ward juega con el lector todo el tiempo, haciéndonos dudar entre Isaac y Matthias, ¿cuál sería la alma a salvar? Teniendo en cuenta que desconocemos las reglas de este juego entre ángeles y demonios, lo más lógico habría sido pensar que era a Isaac a quien Jim tenía que salvar, y no, en el último momento, se descubre que era a Matthias a quien había que hacerle volver de los infiernos, ¿pero merece salvación alguien que solo cree en destruir a los demás, alguien que se regocija en el dolor ajeno? En el fondo me alegro de que Matthias no encontrara el cielo que no se merecía, pero me da rabia que Ward nos haya querido vender una idea que no era, porque todo el tiempo está tratando de que Matthias, entre acto malo y malo, nos de pena. Y no, no me da ninguna pena Matthias. Solamente me duele que Jim haya sacrificado tanto por tratar de salvar a alguien que no se lo merecía.


Ward ha ido a lo fácil con esta novela, nos ha dado un caso de suspense aderezado con ciertos toques de sexo, amor, muerte, incertidumbre, traición, crueldad, y dos gramos de fantasía. ¿Por qué Ward no se deja de tanto suspense policiaco y nos descubre este mundo de ángeles o demonios? ¿O será que en el fondo, ni ella misma tiene tan claro como es este nuevo mundo donde solo ella conoce las reglas?

En la primera entrega se nos daban algunos toques paranormales, y nos desvelaban ciertas verdades, nos introducían en este nuevo y peculiar mundo, pero es que en esta segunda entrega prácticamente no nos ha contado nada nuevo. Para la infelicidad de Jim hemos visto el rincón del infierno donde Devina encierra las almas, donde tortura a todas las personas, ángeles y humanos, incluidos. Pero no hemos visto nada más. Y tampoco me creo que Devina sea la única demonio del mundo. ¿Y los ángeles? Colin y Nigel han aparecido, pero solo en un par de escenas y no daban información alguna, y Colin tiene un pase, pero Nigel no me ha caído bien, y Bertie y Byron solo aparecían tomando el té. Y sobre las reglas de la batalla que lidera Jim no se ha dicho nada de nada. Jim sigue sin saber nada del mundo que le rodea, nadie se digna a contarle nada, así que es difícil moverse en ese nuevo mundo. Yo he echado en falta que esta guerra fuera más justa. Si, sé que ninguna guerra es justa pero creo que Devina, el demonio, tiene toda la información, mientras que Jim, no deja de estar desinformado y desvalido, y sí, sé que a partir de ahora, Jim va a vengarse de Devina, pero eso no supondrá a la larga ninguna victoria. Solo le romperá aún más el corazón a este ángel. Y Eddie y Adrián, no cuentan con más información ya, solo son dos ángeles que tratan de guardarle las espaldas a Jim, pero sin conseguirlo demasiado. Los dos han sufrido también numerosas torturas por parte de Devina, y joder, yo creo que ya es hora de que estos tres ángeles se alcen más fuertes que nunca, y le devuelvan cada golpe.


 
Lo que le ocurre a Jim en esta novela me ha dolido demasiado, es más, aún sigo triste por ello. Después de leer lo que Devina le hace, como le viola, le maltrata, como abusa de él, se me rompió el corazón, y no pude evitar llorar, y mucho por este dulce ángel. Es más, ahora mismo, al pensarlo, también se me llenan los ojos de lágrimas. Joder WARD, ¿por qué eres tan cruel? Devina abusa de Jim en Deseo, y lo rompe el alma, le destroza el corazón, le deja heridas, cicatrices emocionales, que yo sé que le costará muchísimo cerrar, reparar. El golpe final fue mostrarle a Sissy, la joven muerta que Jim habría querido salvar en la primera entrega. Ese encuentro entre la Sissy fantasmal y Jim de verdad que me rompió el corazón, lloré mucho al leerlo, y también me sentí inmensamente conmovida, porque entre Sissy y Jim se respira algo especial. El dolor, la pena, la tragedia les une, los dos saben lo que es ser roto por otra persona, los dos saben lo que es perderse a uno mismo, lo que es buscar el corazón y encontrarlo roto, tirado en el suelo, pero también... hay algo romántico, auténtico, misterioso, una conexión especial entre los dos, como si sus almas se buscaran, pero... ¿será posible entre los dos? ¿Un ángel y un fantasma? ¿Una niña arrancada de la vida a una edad tan temprana y un hombre destinado a sacrificarse siempre para salvar a los demás? Si quiero seguir leyendo esta saga es para poder ver si puedo concebir esperanza, si puedo creer en un mañana entre Jim y Sissy. Pero lo que sí que tengo claro es que a ambos les va a tocar sufrir, y mucho. Los dos han sido torturados por Devina, y por culpa de la conexión que hay entre los dos, Devina va a lograr torturarlos aún más.

Sissy es una joven dulce, inocente, cándida, una de esas personas que son bondadosas, tiernas y muy suaves. Era una joven que tenía mil primaveras por delante, y por culpa de Devina, se encuentra encerrada en el infierno. Me duele mucho por esta pequeña duendecilla.
 
 
Jim y Sissy hacen una pareja tan bonita, mucho más bonita que Vin y Marie y que Isaac y Grier, pero a la vez tan desgarradora. Cuando Jim abandona el infierno, le entrega a Sissy una esperanza, pero Devina sabe de la debilidad del uno por el otro, y fijo que Ward siendo como es, usa eso en contra de estas dos dulces almas. Y ya solo por eso quiero volver a llorar. Pensar en todo lo que han sufrido ambos me rompe el corazón, y no quiero que se les rompa aún más lo poco de corazón que les quede. WARD puede ser tan cruel, tan odiosa, tan mala con sus propios personajes. Esta mujer no tiene piedad. Y me temo que aunque haya una esperanza para Sissy y Jim, de momento les espera un camino de devastación y tortura, de batallas perdidas, y de corazones rotos.


Devina es uno de los personajes más odiosos que Ward ha creado, y lo odio enormemente. Y espero que al final sea ella la que acabe rota. Porque toda su maldad y toda su fealdad se merecen un buen castigo. Y espero que WARD no venga después con que Jim debe lograr que Devina se redima para ganar la guerra entre el bien y el mal porque sino... ¡no habrá podido ser más retorcida! ¿Sabéis? Parece que Ward quiere que sintamos pena hacia Devina, mostrándonos su retorcida personalidad, sus visitas a la psicóloga, y su repentino y nacido de ninguna parte, amor por Jim. Yo no me creo nada que salga de Devina, es mala y punto, para el mal no hay redención. En el fondo creo que Devina es el personaje favorito de Ward, y por eso quiere que el lector la vea como el demonio retorcido que es, pero como personaje favorito suyo, es como si también deseara que nos compadeciéramos de ella. Y eso no va a pasar. Y digo desde ya que no quiero ningún retorcido triángulo entre Jim, Sissy y ella, porque eso sería infumable. Y si a Jim, entre abuso y abuso por parte de Devina, le da por darse un gran golpe en la cabeza y delirar sobre Devina, solo espero que Sissy esté ahí para darle una buena bofetada que le despierte. Porque ya conocemos a Jim, de bueno a veces es tonto, y ¿no estaría la batalla ganada si Devina logra hacerle creer sus mentiras? Así que, por favor, pido cordura y sabiduría para Jim, mucho amor para Sissy, y un buen escarmiento para Devina, sin chorradas de redención, por qué NO.

 
La relación entre Isaac y Grier no ha terminado de convencerme. No ha sido lo bastante romántica, ni lo bastante intensa, ni lo bastante bonita. No ha sido especial, y punto. Tampoco esperaba una preciosísima historia de amor, pero sí que esperaba al menos una historia de amor cuidada y bonita, basada en algo más que la adrenalina del peligro y el sexo caliente. Y digo "sexo caliente" porque así es como Ward trata de vendérnoslo, aunque yo tampoco he terminado de ver bien esas escenas entre Isaac y Grier. Era todo demasiado raro, había demasiada tensión en el ambiente, demasiada desconfianza, y muy poca comunicación, y tantas trabas y tantos prejuicios... y era como si Ward, cuando tenía que hacer hablar a sus personajes, les pusiera a practicar sexo, era todo como muy brusco, por no hablar de que la primera vez entre Grier e Isaac llegó demasiado rápido y no fue lo suficientemente especial, y terminó con Isaac llorando y con Grier convirtiéndose en un tempano de hielo que no sabía lidiar con las emociones de un hombre. Esta historia de amor se me ha quedado pequeña, demasiado floja. Esperaba más porque sin ninguna duda, creo que Isaac se merecía mucho mas de Grier, y se merecía una historia de amor bonita, y se merecía que Grier le amara lo suficiente como para que fuera su heroína. Pero no ha sido así, Isaac no recibe de Grier lo que se merece, solo lo fácil.




Isaac me ha gustado, me ha parecido un amor este chico, escondido tras un aire duro y afilado. No digo que Isaac sea un angelito, porque no lo es. Ha hecho cosas feas, y muy duras, cosas difíciles de perdonar, cosas con las que sería difícil vivir. Pero Isaac no es malo, y no se merece ser juzgado así por Grier, no se merece ese ultimátum, ese "si quieres estar conmigo, entrega tu vida por mí, limpia tu conciencia si quieres que esté contigo". Grier es demasiado pretenciosa, demasiado hipócrita, lo que perdona en su padre no lo perdona en Isaac.

Grier no me ha gustado, al final me ha resultado un tanto insoportable. No es una heroína, no lucha nunca por Isaac. Tampoco luchó por su hermano Danny. Como su padre, Grier ha vivido desentendiéndose de las personas, jamás estuvo ahí para su madre, para su hermano. Jamás estuvo ahí para amar a nadie. Y cuando le toca hacerse preguntas, romperse y volver a construirse a sí misma, cuando le toca salvar a alguien llamado Isaac, cuando le toca creer y ser una heroína, huye y se enfada con el mundo, y los desprecia a todos por no ser tan perfectos como ella. Grier es una jodida pretenciosa, egoísta e idiota. Jamás supo demostrarle amor a su hermano Danny, y ahora que puede no repetir sus errores, se lanza al vacío por Isaac, y hace que éste confíe en ella, y cuando parece que va a protegerlo del mundo, o a luchar a su lado, se larga de allí.
 
 
Isaac fue muy bueno con Grier, y no se mereció como ella le trató a la larga. Fue como si este chico solo le sirviera para la cama, fuera de ella Isaac no estaba lo suficientemente limpio. E incluso cuando Isaac solo trata de salvarla, de entregarse a sí mismo para protegerla, solo recibe insultos y desprecios por parte de Grier, y cuando le abre su corazón y la dice que la quiere, Grier solo le responde con un "Eso es mentira". Grier es MUY injusta con Isaac.

El final, esa última escena entre Isaac y Grier donde vemos que su final feliz, solo va a ser un gran comienzo, es bonita, pero no compensa la falta de profundidad de este romance, la ausencia de química, de intimidad, de confianza, entre sus protagonistas. Y aunque solo sea un pequeño detalle, Grier nunca le pide perdón a Isaac por haber dudado de él. Pero Isaac la quiere tanto que la perdona con un "te quiero" de su chica.

También quiero destacar que Isaac no se acuesta con nadie más que con Grier en esta novela, es más, nuestro joven protagonista, hace un año que no se acuesta con nadie. Eso es algo rarísimo en un personaje masculino de WARD, y la verdad es que le agradezco que Isaac sea diferente y que no se conforme con sexo, sexo y sexo, sino que busque algo más, un corazón al que amar.

 
Respecto a Eddie y Adrián, ambos son unos ángeles muy particulares, y comparten algo más que su amistad, comparten sexo y chicas. No es que sea una novedad en WARD que haya personajes promiscuos en sus novelas. A Eddie en particular no le pega nada acostarse con chicas que no conoce. A Adrián en cambio le va como anillo al dedo. Pero en el fondo, estos dos ángeles, sorprenden, y no son exactamente lo que parecen. Los dos tienen el corazón roto, el alma moribunda, y tratando de recomponerse a sí mismos con sexo, como si la fría unión entre dos personas sin sentimiento alguno, pudiera curar lo que se ha roto en ellos, como si al ser tres pudiera ser más fácil fingir que todo va bien. Pero eso es el sexo para este par, algo que debería recomponerlos. Eddie se mueve cómodamente en ello, y quizás le ayude a olvidar, pero a Ad no le ocurre igual, las heridas son ya demasiado grandes. Y de ahí la empatía entre Adrián y Jim, los dos han sido destrozados por la misma persona, y los dos se sienten hundidos, vulnerables y rotos, y los dos necesitan la venganza para distraerse del daño que se les ha hecho, y los dos desean el bien por encima de todo, incluso de sí mismos, de ahí la gran empatía entre ambos y esa unión que poco a poco se está forjando entre los dos, aunque haya aspectos de Ad que solo estén reservados para Eddie.


Deseo no ha sido absolutamente lo que esperaba, y me ha decepcionado enormemente, y solamente tres personajes hacen que esta novela no se lleve un enorme suspenso: JIM, ISAAC, y SISSY.


¿Las continuaciones que nos esperan?

3. Envy


¡Un beso a todos lectores míos!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D