Translate

3 de julio de 2014

Fuego rojo (1#) de Aileen Diolch. [Merche Diolch]


¡Buenas tardes a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis?
Yo os traigo hoy la reseña del último libro que he leído.

FUEGO ROJO (#1) DE AILEEN DIOLCH:


 
Lo primero que necesitáis saber de Fuego rojo es quien se esconde tras el pseudónimo de Aileen Diolch. Pinchando en este enlace podréis ver su entrevista. Lo segundo es que Aileen Diolch es el pseudónimo de Merche Diolch, o como le gusta a ella decir, su gemela.

Fuego rojo salió a la venta en Mayo, y ¿Por qué no? se puso a la venta en Febrero. En mi caso, he elegido leer Fuego rojo antes de ¿Por qué no? porque Fuego rojo fue escrito antes de ¿Por qué no?
 


Merche Diolch es una mujer increíble, a mi me inspira mucha ternura. Ante todo, decir que la quiero mucho .

En la Feria del Libro, pude compartir unas horas con Merche y me firmó mi ejemplar de Fuego Rojo. Y ahora, para terminar el mes de junio, Fuego rojo fue mi lectura elegida

 
Fuego rojo me ha gustado, no ha sido una lectura perfecta, pero si ha sido una buena lectura, aunque un poco decepcionante. Aún así, es una lectura perfecta para un verano fresquito, y ha sido muy fácil verme inmersa entre las páginas de esta novela. Fuego rojo no me ha enamorado, pero sí que me parece una buena novela, y ha sido bonito saborear las letras y las emociones de Aileen Diolch. Tenía muchas ganas de adentrarme en su mundo literario y por fin lo he hecho.


A mí me ha gustado lo que me he encontrado entre las páginas de Fuego rojo aunque esperaba mucho más, y tengo ganas de leer ¿Por qué no? y conocer a Em y Saúl, y por supuesto, quiero seguir conociendo mas de este mundo de ficción y realidad de la señorita Aileen Diolch. Quiero acompañarla en este viaje literario y ver cómo va creciendo.




Fuego rojo es un buen comienzo para Aileen Diolch. No es la mejor historia de amor, ni la más bonita o perfecta, al menos no para mi, aunque ya sabéis, para gustos los colores, pero sí creo que es un buen libro, una historia de amor de lo más sencillita que merece la pena conocer, y es mucho más que eso, es una historia de crecimiento y superación, de amistad y buen rollo, y de traiciones y pérdidas, de perderse y volver a encontrarse a uno mismo. Una obra divertida, intensa, y familiar, muy acogedora, y que más de una vez, os dejara sorprendidos, y riendo. Es una obra muy natural, muy creíble, y repleta de una energía exquisita, de un buen rollo cargado de positividad, mucho sol dentro de estas páginas, de este interesante y misterioso Fuego Rojo.

Aileen Diolch, con su toque peculiar, desdibuja muy bien el tiempo, y nos adentra con absoluta naturalidad, en la vida de Álex y León. Además, tras la lectura de Calle Dublín, estaba yo un poco triste, y Fuego rojo me ha robado más de una sonrisa y me ha hecho olvidarme de todo. Ha sido una lectura bonita, y que me ha hecho suspirar. Al final, entre todo el vértigo de esta obra, mi propio Fuego rojo se llevó un fuerte abrazo. Tengo que admitir que le he cogido cariño a esta primera obra que he leído de Aileen Diolch.




Fuego rojo es una buena novela, ligera y entretenida, pero sobre todo, con una trama coherente y de peso. La trama en si me ha sorprendido, había mucho por descubrir sobre ciertos misterios, y Aileen Diolch no se ha dejado ni un cabo suelto. Además, ha dosificado toda la información, ha ido dando pequeñas pistas, y al final, nada se ha quedado sin respuestas. El book-trailer dibuja bien esta novela, aunque quizás yo debería aclarar que la primera mitad de la novela es muy familiar, y en la segunda mitad es donde ya todo el peso se lo lleva la acción. Fuego rojo es una novela contemporánea pero con sus pequeños toques de misterio y adrenalina.


Algo que me ha parecido muy, muy curioso, es que a Álex le pasó una cosa muy parecida que a la Joss de Calle Dublín, pero hasta ahí llega el parecido. Bueno, y quizás en que ambas protagonistas son muy duras, están rotas por dentro, no han cerrado todas sus heridas, y no están dispuestas a darle una oportunidad al amor. ¿Lo malo? Que al contrario que me ha pasado con Joss, no he llegado a conectar con Álex, a quererla.



Si, Álex me cae bien pero no ha sido un personaje increíble para mí. Si que he sentido pena por ella, y me ha caído bien, porque es luchadora, y muy buena persona, pero también me ha parecido muy borde, muy arisca, y a veces era exasperante. También me ha hecho sentir tristeza porque Álex guarda una pena muy honda, y es triste ver lo perdida que esta. Tiene 27 años pero desde que perdió a sus padres hace 11 años no ha vuelto a ser ella misma. Y ahora que León vuelve a su vida, parece la oportunidad perfecta para que Álex crea en sí misma y viva y sienta todas esas cosas que antes se había negado.




León es un protagonista masculino tímido, lo que resulta sorprendente dada su profesión, y su edad, y su aspecto físico. Pero este hombre, frente a Álex, es todo vulnerabilidad. León me ha caído bien pero tampoco he llegado a conectar con él. Lo he visto un poco desdibujado, me han faltado ver muchas cosas de él.

Álex y León son unos buenos protagonistas, me caen bien, y ha sido fácil sentirlos reales, pero no he llegado a amarlos ni a conectar con ellos.


 
La historia de amor es bonita, y al final me ha hecho llorar. Y ha sido una historia natural y divertida. Pero no ha sido tan hermosa como yo la esperaba. Creo que a esta pareja les han faltado muchas páginas. Hay demasiadas cosas que no se nos cuentan de Álex y León, y su historia de amor se me ha quedado pequeña. Es sencillita, bonita, ligeramente emotiva, llena de fuego. Pero podría haber sido mucho más.
 
Álex y León se conocieron hace ocho años. Solo hay dos escenas que nos retraten el pasado de ambos, como comenzó su historia de amor, y como terminó. Yo me he quedado con muchas pero muchas ganas de ver más del pasado de ambos, de saber cómo fue su historia de amor, que sentían cuando estaban juntos, que fue lo que prendió la chispa, y que se contaron el uno al otro.

También me habría gustado saber más sobre lo que ocurrió cuando ambos estaban separados, han sido ocho años, la vida ha pasado para los dos, y me habría gustado ver más de ese lapsus de tiempo. Sobre todo porque según vamos descubriendo, para León y para Álex, esos ocho años han sido muy duros.
 
 


El reencuentro entre León y Álex.... bueno, yo no entiendo el por qué de ese prologo, creo que no va mucho con la historia. Del resto de escenas entre León y Álex, todas me han gustado, las escenas más sencillas, las más tiernas, las más emotivas, y las más emotivas. Pero... ¿qué puedo decir? Quiero más escenas de ambos. Más conversaciones. Más descubrimientos. Me apetece mucho ver como Álex y León construyen algo muy especial entre los dos.
 



Aileen Diolch, quiero más de Fuego rojo y de León y Álex. Y eso lo digo como algo positivo. Son de esa clase de personajes que resultan reales, y que transmiten mucho buen rollo y una gran energía y que caen bien, aunque no hayan calado profundamente en mi, ni me hayan enamorado. Pero sobre todo, quiero más de esta pareja porque creo que los dos se lo merecen. Se merecen una historia de amor de las grandes, en las que el lector sea el cómplice de algo muy bonito y especial.

 
 
¿Y qué os puedo contar de los personajes secundarios? Creo que todos ellos son esenciales para esta novela, y tienen su peso en la historia. Los hay que sorprenden, los hay que son malos, y los hay que son buenos. Entre todos ellos, yo me quedo con tres: Susi, Bea, y Mario.

Susi y Bea son las mejores amigas de Álex.

Susi es una chica gordita, pero muy lista. Ahora mismo acaba de entrar a trabajar en una escuela de danza, y se siente acomplejada por las mujeres que la rodean. Susi me ha gustado mucho. Es una joven dulce, cariñosa, leal, y muy sensible. Es mi favorita de esta novela, y ha sido una pena no poder saber más de ella. Ojala Aileen decida darle a Susi su propia novela.

Bea tiene una cafetería-pastelería, un sitio muy especial. Su trabajo es su pasión, y siente una fuerte animadversión por Mario, el hermano de Álex, pero aquí en secreto, yo creo que Bea está loquita por Mario. Bea es una amiga muy leal y una persona muy borde y afilada. No termina de caerme bien, lo admito. Pero admitir que con Álex se porta muy bien.

Mario es el hermano de Álex. Tiene una revista que ha sacado adelante con mucho trabajo, y adora a su hermana pequeña, pero en muchos momentos, Álex y él han estado muy distanciados y han vivido sus vidas de formas muy opuestas. Al perder a sus padres, Álex se perdió en un frenesí de drogas, sexo, y chicos, y Mario se volcó por completo en su trabajo como fotógrafo y después, como creador de la revista Espejismos.

La relación entre estos dos hermanos, todavía está ahí, al borde de algo decisivo. Creo que durante ocho años los dos han estado tan lejos y ahora se merecen poder volver a construir eso que casi perdieron. Quiero que estos dos hermanos tengan lo que se merecen, una unión más profunda, y un dialogo más abierto.


Mario me ha caído bien, pero esta siempre obnubilado.
Este personaje pide su propia historia, y mas después de todo lo que ha vivido en Fuego rojo. Pero Bea no me convence como su heroína.


No ha habido ningún personaje que me volviera loca de amor, pero bueno, ¿qué le voy a hacer?


Respecto a las letras de Aileen Diolch, creo que todavía tienen que pulirse, volverse más hermosas, madurar se podría decir, ser más inolvidables, pero me han gustado, y transmiten mucho, que es también importante. Ha sido un divertido paseo entre sus letras y las calles de Madrid.


 
Aileen da sus primeros pasos en Fuego rojo, y espero que esta sea una novela con mucho éxito, y solo una más de todas las que vendrán.


Como pega respecto a la escritura de Fuego rojo, el abuso de puntos suspensivos, no me ha gustado que hubiera tantos, y que estos cortaran muchos de los diálogos, dejándolos incompletos. Y alguna que otra palabra que se repetía de forma muy seguida. Y ese "Ajá" tan usado, que al final logró exasperarme. Todo lo demás fue bueno, frases coherentes, bien hiladas, sin faltas de ortografía, incluso con palabras muy cultas. Lo digo porque ya que aclaro lo malo, pues también digo lo bueno. Es una obra de calidad, y Aileen Diolch se merece mucho éxito, y grandes aplausos, porque ella es la prueba de que los sueños si se pueden hacer realidad, con mucho trabajo, y buen corazón.


¡Un abrazo a todos!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D