Translate

30 de agosto de 2014

Licencia para citas (#6) de Susan Hatler

Licencia para Citas (6# Mejor una cita que nunca) de Susan Hatler:




Tenía muchas ganas de volver a leer a Susan Hatler. Me encantó la novela de Chris y Gina, "Verdad o reto", y aprovechando que Amazon regalaba "Licencia para citas", a por él que fui. Licencia para citas es el sexto libro de esta serie. Supongo que si leyera la serie en su orden correcto me emocionaría al leer sobre los personajes secundarios, porque cada pequeño detalle sería como reencontrarme con ellos. Aun así, es una de esas series que se pueden leer de forma independiente. Y eso he hecho.


Ya he leído Licencia para citas, la novela que cuenta la pequeña y bonita historia de amor de Paul y Kaitlin. Y me ha gustado, obvio. Sabía que me gustaría.

No la he leído buscando una historia de amor épica. Sabía que no la encontraría. Pero en estos momentos solo me apetecía reír. Después de todo, un poquito de felicidad no está nada mal, ¿verdad? Aunque debo admitir, que no he reído tanto como esperaban. Me han faltado muchas cosas como para poder considerar la historia de Paul y Kaitlin especial.

He reído durante esta lectura, es cierto, me ha gustado esta novela, sobre todo, he apreciado su buen rollo, su frescura y su toque de comedia romántica. Me ha gustado descubrir a Paul y Kaitlin, y como no, me ha gustado su historia de amor. Pero también he salido  decepcionada. Esperaba más de Licencia para citas, lo admito. La historia de amor de Chris y Gina fue muy bonita y me chiflaron ellos, y esta novela no ha estado a la altura, y los protagonistas igual. Chris y Gina dejaron el listón alto.


Esperaba más de esta historia de amor y de sus dos protagonistas. Tenía expectativas un poquito más altas sobre esta novela y no se han cumplido. Creo que es una perfecta lectura veraniega, divertida, predecible, romántica, sencilla, bonita. Con una pareja con química. Pero podría ser una historia mucho más... más todo.

Para empezar, se me ha hecho corta esta historia. Creo que Paul y Kaitlin pedían a gritos más páginas. Me habría gustado poder ver más de los dos. Solo tenemos la primera semana de sus vidas que comparten juntos, y me he quedado con ganas de acompañarlos más tiempo. De conocerlos más. De que hubiera una grandiosa declaración de amor entre ellos. De más escenas y más momentos. Más Paul y Kaitlin.

Pero también hay un aspecto muy positivo. La historia de amor de ambos es bonita, como no. Paul y Kaitlin son una pareja llena de química. La atracción entre los dos es palpable y la conexión también. Me ha gustado mucho la pareja que hacen. Son una monada juntos. Tan dulces, cómodos y naturales. Son tal para cual. Se entienden mucho, se atraen de una forma dulce y sensual, y comparten muchos momentos. Lo mejor de su historia de amor es que, a la vez que se enamoran, se van haciendo amigos. Y esa amistad, está cargada de una sensualidad muy natural, pero también de una gran ternura. Los dos comparten risas, y hablan, pero hablan de verdad, sin defensas. Son dos personas que se atraen, que se miran, que se escuchan de verdad. Que se paran a conocerse el uno al otro. Y que de vez en cuando, se toman de la mano, se besan, y se dejan llevar por esos toques naturales, pequeñas caricias sutiles.

No hay sexo, cosa que ya sabía de Susan Hatler, es una autora que no escribe escenas de sexo, y bueno, por una vez se agradece. Como sus novelas son cortas, introducir sexo en sus historias de amor, solo precipitaría las cosas, así que agradezco que Susan no tire por lo fácil y por lo típico. 


Paul y Kaitlin me han caído muy bien. Son dos buenos protagonistas, aunque he echado en falta leer el punto de vista de Paul.

Me ha gustado conocer a Kaitlin y Paul, aunque no me he enamorado de ninguno de los dos. Pero me han caído bien, he reído de risa y ternura con ellos, y aunque predecible, su historia ha sido muy natural.

Paul es un chico... misterioso, que tiene un secreto, pero no un secreto oscuro de esos que tanto se llevan últimamente. No, el secreto de Paul se va intuyendo más y más por todas las pistas que deja caer Susan y no es una cosa grave ni nada. Solo me gustaría saber por qué Paul lo llevaba como un secreto...




Paul es un chico divertido, espontáneo, atento, cariñoso. Su dulzura y su sinceridad, y esos ojos azules suyos enamoran a Kaitlin. Y Kaitlin es una pelirroja bonita, práctica, amigable, natural. Kaitlin cautiva a Paul con esos tirabuzones suyos y con esa dulzura y esa emotividad que esconde y refleja en cada suspiro. Los dos son una monada y juntos hacen un pack bonito y natural.



Me ha gustado la historia personal de Paul, esas cosas que le definen y que no duda en contarle a Kaitlin. Y lo mismo con Kaitlin. Me ha gustado lo que escondía esta chica, y la química que compartía con Paul. Sus escenas juntos estaban llenas de simpatía. Quisiera más de ambos, como personajes y como pareja, porque acabar con un "te amo" tras una semana de conocerse me pareció precipitado, pero bueno, es lo que hay. Su historia juntos no es imperfecta, pero no está completa. Paul y Kaitlin podrían haber compartido más y habernos enseñado más de su historia juntos, de su vida. 

No puedo decir que todas las escenas de esta novela me hayan parecido imprescindibles, y eso va por los chicos con los que Kaitlin pierde el tiempo teniendo citas cuando solo quiere estar con su Paul. Esas citas falsas no significaban nada, y las primeras eran incluso cómicas, pero llegó un punto en que yo solo tenía ganas de que Kaitlin ganara la apuesta a sus amigas y se dejara de tonterías, y pudiera dedicarse a remodelar su casa con su chico, Paul. Las escenas con Paul, no las cambiaría, esas no son prescindibles, obvio.


Los personajes secundarios, todos ellos amigos de Kaitlin, o chicos para citas falsas con Kaitlin, pues han estado bien (aunque Brian era idiota). Pero ninguno me ha despertado una gran curiosidad. Ellen, Kristen, y Ginger, son simpáticas y muy entrometidas. Supongo que las tres tienen historias sencillitas y divertidas, pero no tengo prisa por descubrirlas, no siento esas ganas locas de saber cómo fueron o cómo van a ser sus historias de amor.


Susan Hatler me ha divertido con sus letras. Me encanta la espontaneidad de sus letras y la sencillez de sus historias de amor, ese toque de comedia y frescura. En eso no me quejo mucho, aunque esta vez, no haya logrado que me enamore.

Licencia para citas ha sido una lectura fresquita pero imperfecta y he echado en falta esas mariposas y ese flechazo. He echado en falta a Gina y Chris. En comparación con la de ellos, esta es una historia un poco sosa y predecible. 


La traducción no es perfecta, tiene fallos un poco tontos. No me he quedado sin entender nada pero, se podría cuidar más la traducción.


¡Besos!
Mire – Mayu.


1 comentario:

  1. Gracias for reading. Try Amor a Primera Cita for FREE right now: http://www.amazon.es/dp/B00APYXOFY

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D