Translate

11 de noviembre de 2014

Profe sensual y Bijin Dorobou de Ryu Yuuhi.

 

El sábado vi en la librería Profe sensual y no me resistí a comprarlo. Esa portada me enamoró *flechazo*. Esa noche no quise leerle porque ya tenía otra lectura por terminar pero hoy por fin le leí y fue una decepción absoluta.

Me desagradó muchísimo este manga. No imaginaba que pudiera sentirme tan mal leyéndolo pero así ha sido. He odiado esta lectura. No me ha gustado nada este tomo. Y sin duda, ya se me quitan todas las ganas de repetir con esta mangaka.

Tampoco es como si hubiera tenido muchísimas expectativas puestas sobre este manga, pero sí que esperaba que me gustara. Y con esa portada creía que me iba a enamorar. Y no ha sido así. Todo lo contrario. No recomiendo este manga, no si alguien busca bonitas historias de amor y personajes adorables.


Son tres las historias que componen este tomo, la más importante es Chica pura y casta y trata sobre una maldición, un prostituto, y una cría de dieciséis años que debe perder ya la virginidad para que pueda bajarle la regla *salvo que elije muy mal al encapricharse del prostituto, ya que es el único hombre que podría quitarle la vida al meterle el pene*. Vale, ¿no os suena todo demasiado absurdo? Yo no me he creído ni una sola palabra de este relato. Me ha parecido muy tonto. No tengo nada en contra de darle un toque de fantasía a las historias pero creo que esta se pasaba. He aborrecido mucho este relato, ha sido el que menos me ha gustado, y se ve que para la mangaka era su favorito porque tenía el doble de páginas que los otros dos relatos.


 
Si me hubieran avisado de antemano que Georgie, el protagonista, era un prostituto, no habría leído su historia. Ya se sabe, por todo eso de que tiene que acostarse con sus clientas. Y lo que sí que no he entendido es que Georgie meta de criada en su casa a Tsubomi, la adolescente maldita, a cambio de acostarse con ella en el futuro y magrearla en cada ocasión que pueda. Tampoco entiendo como ella acepta semejante trato. Otra cosa es la diferencia de edad, ella es solo una cría de 16 años y siento que él se aprovecha de Tsubomi. Y ella se conforma con poco, simplemente con que la toque un poquito de vez en cuando, pues a aguantarse. ¿Qué más da que tu "amor" de placer a otras? Solo son servicios ¿no? Y todo el asunto de la maldición, eso sí que es absurdo, el colmo. ¿Qué clase de maldición es esa? ¿Y no se suponía que a la sexta generación - como es Tsubomi - no le afectaba? ¿Y la forma en que vencen a la maldición? ¿Doscientos años y se podía haber finiquitado la maldición con un poquito de psicología y falso afecto? Nah, increíble, e infumable. Finales Disney a relatos chungos.
 
El gigoló/prostituto/escort, no me ha gustado. No es solo por su profesión, sino porque creo que, siendo un adulto, no debería jugar con una niña. Y también porque es él quien le chupa a ella las tetas en el primer encuentro y luego la culpa a Tsubomi y la obliga a ser su criada por no sé qué de una deuda. ¿Quién te obligó a abalanzarte sobre ella, cerdo? ¡Tú! Me parece asqueroso que se le eche a ella la culpa, por mucho que fuera ella quien le pidiera que le quitara gratis la virginidad.

Otra cosa absurda. Habiendo tantos chicos con las hormonas revolucionadas, ¿por qué tiene que ser un prostituto quien le quite la virginidad? ¿Y cómo se le ocurre que este no le iba a cobrar ni un duro? Con lo fácil que habría sido encontrar a alguien de su clase para esa tarea. Y mira, se habría ahorrado mucho drama y mas tonterías.
 
¿Otra cosa que me ha molestado? Esa obsesión con que con 16 años ya se es muy vieja para ser virgen y que sin sexo una no está realizada. Venga ya, como mujer tendrás que respetarte a ti misma y no forzarte a algo por quedar bien con los demás o en este caso por romper la maldición más absurda del mundo. También se plantea que si una mujer es estéril, da igual lo mucho que te ame tu novio, más pronto que tarde te abandonará porque tú eres defectuosa. ¿QUE COÑO ES ESO? Ahí SÍ me he cabreado. Muchas mujeres sufren de este problema y me parece horrible que en este manga se sugiera tal cosa. Si alguien te quiere, permanecerá a tu lado. Y no eres menos mujer por no poder tener hijos. Eso es una tragedia pero no un defecto.

Tsubomi no es la peor protagonista del mundo pero debería buscarse una personalidad.  Como pareja, Georgie y ella tampoco me han gustado, hacen una pareja horrible y es todo muy feo entre los dos. No me ha gustado nada su historia.

Luego, las otras dos historias más cortas, pues tenemos:

Chica encadenada: trata sobre una adolescente a punto de cumplir los 18 que está cansada de vivir en una jaula de oro. Convive con un padre adoptivo con el que fantasea *cosa que la hace sentir culpable porque es católica y va a un colegio de monjas*, y se siente realmente molesta con él pues Reiji siempre farda de chica ante ella.

 
Al final del todo, Reiji le echa la culpa a Hina de acostarse con tantas mujeres *algo tenía él que hacer para olvidarla*, e Hina se siente halagada por tal "cumplido". Odio a los hombres que no se responsabilizan de sus acciones. Además, este tío es súper frío y la escena de sexo de ambos parece más una violación que otra cosa *horrible, horrible, horrible*.
 
Este otro relato tampoco me ha gustado nada. Todo el asunto de un padre adoptivo y su hija se enamoran me da repelús, y si a eso le añadimos dramas varios, personajes insípidos, malos e intragables, pues ya tenemos la ecuación perfecta para que no me guste.
 


El tercer relato es Profe sensual. Sí, ese que da nombre y pone portada al tomo. Es el único un poquito salvable del tomo. Pero todo queda tan en el aire, tan superficial, que en el fondo, tampoco merece la pena.


El personaje del profesor, Toma, no está desarrollado, es plano, y nunca se cuenta nada de él. Tampoco es que Toma sea desagradable pero no me ha dicho nada. Y Miwa tampoco tiene personalidad. Ella está mejor perfilada. La pobre se ahoga por culpa de la presión que le impone su madre, sus exigencias, es solo una cría pero ya se le exige que mantenga a la familia. Y el profe, que le quitó la virginidad tres años antes, ahora al volver a verla, quiere ser su novio y ayudarla a entrar a la universidad. El planteamiento, la base de este relato, no es mala, pero es esa forma tan pobre de desarrollarlo todo lo que lo vuelve insípido, vacio, olvidable en unos días. Los personajes no sufren evolución alguna y ni hablar de darle un tinte emocional a lo que hay entre los dos. Cero amor.



¿Alguien se cree que en estos tres relatos hemos visto a alguien enamorarse? Pues yo no.


Bijin Dorobou fue lo primero que leí de Ryuu Yuuhi, y me gustó. Con los años, le he releído algunas veces. Es corto y entretenido. Hoy ha sido el último día que lo he releído. Y bueno, hasta aquí. Sé que no le dedicaré más lecturas.
 


La protagonista es Mizuki, una chica simplona y superficial de dieciséis años.
Está obsesionada con tener novio y cuando por fin consigue al ideal, uno guapo y popular, ella siente que debe trabajar para estar a su altura, debe ser físicamente perfecta.
Mizuki se quiere muy, muy poco cuando considera que solo un chico estaría con ella si está buena. Pero su perfeccionamiento tiene un fallo. Cuando te quedas desnuda, no te puedes esconder con maquillaje, así se lo hace saber Odagiri, el heredero de la empresa en la que trabaja su padre.
Odagiri no duda en jugar sucio si hace falta para que un rubiales popular no se lleve a su imperfecta chica. Se va a vivir con ella y la seduce luciendo su pecho desnudo ante ella y devorando sus pechos.
Satoru es el novio florero, guapo, paciente, hasta que pasa un mes y ya quiere consumar la relación.
 
 

Satoru no me dice nada, es el típico personaje de relleno que la autora mete para darle un poquito de drama y vidilla al relato pero sin conseguirlo. Mizuki no me ha gustado, es una niña tonta, sin personalidad. Solo quiere ser popular, y ser vista por los demás como alguien bonita cuando a su propio juicio ella es desastrosa. ¿De qué sirve que los demás te vean hermosa si tú no lo ves? Sobre Odagiri... pues en cuanto él la mira ella se siente turbada, y ya si la toca, pierde la cabeza, el placer la obnubila. ¿Eso quiere decir que da igual quien la toque, ella pierde la cabeza? Vuelvo a lo de antes, poca personalidad la suya. Eso sin tener en cuenta que tiene novio, y no se siente mal por intimar con Odagiri y bla bla bla. Odagiri es el que mejor me ha caído de los tres, dice cosas bonitas sobre la chica que le gusta y valora más el corazón de su amada que su exterior. Hacia el final.... dice una tontería muy grande, pero bueno, comparado con Mizuki, le da mil vueltas a la niña tonta.
Me parece un relato tonto. Y ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D