Translate

7 de enero de 2015

NO ~ RESEÑA DE PRINCESA | SUBLIME TENTACIÓN | PERFECTAMENTE IMPERFECTA |

LAS TRES PRIMERAS NO ~ RESEÑAS DEL AÑO:


PRINCESA (MOTEROS, #1) DE PATRICIA SUTHERLAND:

Princesa fue publicado hace ya mucho. Todavía recuerdo que nada mas publicarse lo pedí en la biblioteca pero nunca lo trajeron. Ahora he probado tantos años después con este libro y no me ha gustado nada, pero nada de nada. Me he visto inmensamente decepcionada.
 
 
Este libro se ha ido a la carpeta de abandonados con el 32% leido. Un tercio de Princesa. Y el otro día me dije 'no puedo más, esto no me gusta' y lo dejé.

Me da rabia haber empezado el año abandonando un libro, y más de una escritora argentina asentada en España. Pero cuando un libro no gusta, forzarte a leerlo solo es peor.

Mis razones para abandonar este libro son sencillas pero muy reales. Para empezar, no me gusta como escribe Patricia Sutherland. No logra emocionarme, engancharme, motivarme a leer. No me gusta como escribe. Leerla era como encontrarme con un gran vacío, no me transmitía nada. Y era aburrido forzarme a pasar las páginas.

¿Otra razón? La trama en si. La sinopsis era apetecible pero la trama en si, cuando te embarcas en este libro, no tiene nada de lo que debería tener una historia de amor. No puedo hablar de la parte del libro que no he leído, pero sí de lo que he leído, y en ese tercio, este libro no tiene nada de una historia de amor. No hay romance alguno entre sus páginas, solo un cerdo diciendo tonterias y acosando en cierto modo a una chica. Tess no soporta a Dakota, le parece el chico más tonto del planeta y no le suscita el menor interés, y está hasta las narices de este niñato que incluso al otro lado del charco la llama para ser grosero o decirle gilipolleces. Y Dakota no recordaba a Tess, así que eso de 'él la ha amado desde niño' es mentira, y solo pasan un cuarto de libro siendo vecinos, y en ese porcentaje, los encuentros entre Tess y Dakota eran cortos, bruscos, y feos, ella no le soportaba, y él solo tenía pensamientos vulgares hacia ella. Dakota no para de repetir que le encantaría montárselo con la madurita, darle un buen meneo, sobarla, ese tipo de cosas, es grosero hasta decir basta, y es un niñato vulgar, además de un cerdo. La hermana de Tess está loca por este cerdo y mira que no lo entiendo, y ahi tenemos otra relación de acoso, Abby es un incordio para Dakota y se pasa tres pueblos persiguiéndole, no se como no pilla todas las directas que Dakota le lanza. Asi que, aqui tenemos a un cerdo que persigue a la hermana rigida mientras la pequeña le acosa a él. No era interesante leer nada de lo que sucedía en este libro, además, no había profundidad en nada, las emociones resultaban frías, sin vida. No podía creerme el libro y se me hacía aburrido. Y esos personajes no me gustaban nada.

Él es un cerdo, como ya he dicho, vulgar, grosero, cavernícola. Se cree que seducir a una mujer es 1) decirle que es una pija que habla super raro 2) molestarla siempre que está leyendo 3) eructar para ella 4) actuar como un cretino con la hermana de su ligue eleguido 5) llamarla al trabajo, decirle tonterias 6) enseñarle la espalda tatuada para despertar su lujuria 7) ser un malhablado 8) creerse el rey de la selva 9) ofrecerse a darle un meneo a una nena. ¿Qué mas puedo decir de Dakota? Trabaja como portero de una discoteca (para sus padres es un trabajo poco digno, cosa que no comparto) y hace chapuzas con motos, les falta siempre al respeto a sus padres, no para de beber hasta acabar como una cuba, se pelea continuamente y afirma que no le gustan las tias faciles y luego se lo monta con tías que no conoce en el baño del trabajo. Oh, y se regodea oliéndose a si mismo y pensando 'ohhh, huelo como un cerdo'. No sé como a alguien en su sano juicio le pueda gustar Dakota.

Tess es la tia mas sosa, fria, y desprovista de emoción del mundo. Nunca se emociona, entusiasma o conmueve, e incluso cuando lo hace, no se le nota. Es pragmática, aburrida, y recta como un palo.

Abby es la hermana pequeña de Tess. Es una acosadora en toda regla, pero también caprichosa, entusiasma y con mil pajaros en la cabeza. Siempre se está dando de cabezazos con Dakota y le tiene en un gran pedestal, cosa que es una pena porque Abby no es una cerda como Dakota y debería poder ver al 'chico de sus sueños' sin esas gafitas rosas de niña tonta.

La trama me resultaba insípida, sin nada sustancial. No le veía el no se que a Princesa. Y no comprendo cómo tantas personas pueden cantar maravillas sobre Princesa. Tenía grandes expectativas sobre este libro pero he sido demasiado soporífero, e incluso malo si lo consideramos una historia de amor. ¿Amor? ¿Dónde? Este libro es lo contrario al amor. Ni Tess tiene ganas de enamorarse ni Dakota es material de hombre que enamora. Pero es que ni Dakota busca nada mas de la vida que follar maduritas ni Tess le inspira nada más que un orgullo herido y una picazón en el pene. Él es un cerdo y no tiene nada que aportarle a Tess, y Tess está hecha de cartón, solo en su mundo bostoniano podría pintar algo.

No, Princesa no ha sido absolutamente nada de mi gusto. Y Patricia Sutherland escribiendo no me gusta, me resulta fría, insípida, y no me deja con ganas ni de seguir con este libro (ni de coña) ni de probar con otro.


SUBLIME TENTACIÓN (BARRYMORE, #2) DE DANA JORDAN (ANA R. VIVO):

No había leído nunca a Dana Jordan, y tampoco la había leído con su nombre real, Ana R. Vivo. Y el otro día tuve la oportunidad de empezar a leer este libro suyo, y tras un par de capis quise seguir leyendo lo que ya era una novedad teniendo en cuenta mi racha literaria, así que seguí con el libro, y debo decir que me equivoqué. Dana Jordan no es para mí.
 
 
¿Sabéis? Dana Jordan no escribe mal, pero es que no logra engacharme, ni gustarme, ni hacerme sentir. Es como si hubiera un muro enorme entre sus letras y yo. He leído el 26/28% y he tenido que dejarlo. No estaba disfrutando de verdad de su lectura. Todo se me hacía muy lento, no conectaba con este libro de suspense con algún toque muy muy lejano de romance. Debía tirar de mi para seguir leyendo.

Os preguntaréis porqué no me rendí en los primeros dos capítulos, ¿no? Porque Dana había logrado sorprenderme, eso debo decirlo. Pero después tiré de mí y no fue correcto. Es mejor hacer algo cuando se pone el corazón en ello, pues para leer es un requisito indispensable. Y mi mente y mi corazón estaban a un millón de Km de Alexander y Serena.

Se nota que Dana lleva unos cuantos años escribiendo, no es una novata, pero su estilo me resulta aburrido en el fondo. No puedo sostener más esta lectura, ¡no cuando los protagonistas acaban de darse su primer beso y a mi no me han temblado ni las pestañas!

La trama es totalmente de suspense, y no es que eso sea algo malo, pero hay veces que el suspense no logra intrigarme lo suficiente y aquí me ha pasado eso. Obviamente, me decepcionó ver que en este 28% (vuelvo a aclarar que no puedo hablar de lo que no he leído) el romance no existiera. Alexander y Serena ya se han conocido, han interactuado, pero no ha surgido la chispa entre ellos. Vale, algo se dice de que Serena se siente atraida por este mujeriego, y que Alexander quiere verla sonreir, y en ese momento beso pues ha habido una clara intención sexual. Pero no me ha sonado natural. No siento ni veo química entre Serena y Alexander, y no hay ningún sentimiento entre los dos, ningún interés emocional por parte de ninguno de los dos.

Los personajes...

Alexander me cayó bien al principio, cuando llega al prostíbulo de su cliente y se siente fuera de lugar y avergonzado porque todas las chicas se lo quieran comer. Después conoció a la prota y me sorprendió su toque seductor de aquel primer encuentro. Luego descubrí que pocos minutos después había pasado la noche en la cama de otra y que al despedirse de esa chica se había cruzado con una corista nueva con la que había quedado para follar. Odio a este prototipo de hombre por lo general, y desde entonces, Alexander se me atravesó. Fue como 'espera, quizás Alexander solo sea todo fachada, el hombre seductor que sabe como llevarse a la cama a una chica, pero que no es exactamente sincero'. No me da buenas vibraciones y aunque no es un mal tipo, NO ME GUSTA Alexander.

Serena me cae bien, pero no me gusta realmente. No la adoro. Creo que es una mujer fuerte y muy vulnerable y se merece ser respetada profesionalmente, entendida y amada por su padre, y valorada por un tipo que se la merezca. No siento que Alexander sea ese tipo. Serena puede parecer hermética, la chica dura que nunca se ablanda pero en el fondo (obviando que es una luchadora) es muy frágil y solo está jugando con las cartas que le han tocado, tratando de hacer bien su trabajo y de descubrir cómo no herir a su padre con cierta verdad/traición escandalosa.

No puedo seguir más con Sublime tentación. Me falta lo más importante para seguir con este libro: disfrutar de él. Cosa que en ningún momento ha sucedido.

Aquí va mi segundo abandono de este 2015.


PERFECTAMENTE IMPERFECTA DE MELANIE ALEXANDER:

Este ha sido mi tercer libro abandonado de lo poquito que llevamos de 2015.

Tenía ganas de leer una novela de Melanie Alexander, porque últimamente a través de las redes sociales no paraban de hablar de ella, y más desde que se sumó a esa nueva plataforma de escritores. Pero mi experiencia con este libro suyo no ha sido tal y como me lo esperaba. Debo admitir que Melanie me ha decepcionado.
 
 
Creía que en Perfectamente imperfecta encontraría una novela más bonita y novedosa, más especial, pero mi problema con este libro en el fondo, ha sido la pluma de su escritora. Seré clara: No me gusta como escribe Melanie Alexander, su pluma me resulta aburrida, soporífera, lenta, exasperante. Me leí parte de su libro pero costándome muchísimo.

La historia y el mensaje me resultaba interesante pero la pluma de la escritora no me gusta, y eso acabó con mi paciencia. Llegó un punto en que no podía seguir leyendo. Se me cerraban los ojos y todo. Su pluma no va conmigo. Admito que en algún momento casi me hizo llorar porque la historia de Lorraine, la forma en que se ve a si misma, fue muy dura, pero no logré empatizar tanto como debería. Y en ningún momento llegué a disfrutar de la historia que Melanie me estaba contando y tampoco de cómo me la estaba contando.

Estoy de acuerdo con Melanie Alexander en que no se es más bella por estar sumamente delgada, que la tv y el mundo de la moda, el cine, etc, nos vende un tipo de mujer que hoy en día es la única bella, pero no es lo acertado, no cuando la belleza tiene un lugar más importante en la vida que estar sana. Los trastornos alimentarios son peligrosos, porque trastornan la mente y hacen olvidar quién es uno y cómo salir de ahí, y volver a estar bien y ser feliz. En el caso de Lorraine, un millón de factores, incluido ella misma, la habían llevado a sufrir trastornos alimentarios desde la adolescencia. Esta protagonista es de esas que te encojen el corazón porque pasa por momentos de mucho desequilibrio, de perderse a si misma, de odiarse, de no valorarse, de conformarse con chicos que son unos cretinos. Creo que solo una persona en su vida ha tratado a Lorraine tal y como se merece, Maggie.

Maggie es la mejor amiga de Lorraine, y he llegado a admirarla de verdad. Maggie es mucho más que una amiga, que una hermana del alma, de Lorraine. Maggie ha sido su cordura, su ángel, en todos los momentos de su vida. Maggie está hecha de puro acero, y es una amiga que todas quisiéramos tener en nuestras vidas.

También está Zack, el chico con el que Lorraine se reencuentra, su primer amor, un chico fue un estúpido con ella en su adolescencia, pero que después lo compensa siendo amable y bueno con esta chica a la que quiere recuperar. La verdad es que Zack no me dijo gran cosa, y nunca se contaba el porqué rompieron, tratando de alargar el misterio, y yo lo vi venir desde la primera vez que él narró y que nombró a la tal Saray.

No considero a Perfectamente imperfecta una novela romántica, no al uso, por un lado porque entre un tercio y la mitad del libro Lorraine pierde mucho tiempo con un novio que es un cretino y que solo le aporta angustia y drama, y porque lo que más prima en este libro es Lorraine y su enfermedad, Lorraine y su lucha contra el mundo, Lorraine y sus alas rotas, Lorraine y el comienzo de su nueva vida a raíz de volver con Zack, quedarse embarazada, comprender que ha llegado al límite de su enfermedad (o se cura o la mata), y Maggie y sus eternos cuidados.

No está mal la historia ¿verdad? Aunque tampoco es para tirar cohetes. Pero la cuestión principal es que no logro disfrutar del libro, esa pluma me entorpece cualquier intento de emocionarme con Perfectamente imperfecta.

Libro abandonado.


Mire - Mayu.

1 comentario:

  1. Qué suerte tienes, yo soy incapaz de dejar un libro a medias, por eso si tengo la más mínima duda de que no es para mí nunca lo empiezo.
    De moteros no he leído ninguno, pero no me llama esa temática, me puedo imaginar el tipo de protagonistas y, no.
    Lástima, con Dana, a mí me gusta mucho, Me quedo con Niebla en el pasado, por ser el primero y el que más me sorprendió, de esta saga, quizás el primero me gustó más, pero a mí si me gusta como escribe y esa tensión en los protagonistas jajaj
    El tercero ni lo cato jajaja

    Un besote

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D