Translate

22 de marzo de 2015

Reseñando Secret y Heaven's postman ♥


SECRET / A SECRET THAT CANNOT BE TOLD (PELICULA TAIWANESA, 2007):




7/10


 Secret cayó en mis manos y yo me enamoré.  ¿Sabéis que es la magia? La magia es esta película. De verdad, Secret se ha llevado una parte de mi corazón. No diré que es la mejor película del mundo porque no lo es, pero es tan bonita que me dejó con el corazón temblando . Me quedé alucinada al ver esta película.

No podía creerme que esta película me hubiera hecho sentir tanto, ¡que me hubiera gustado tanto! Es pura magia. Un canto al amor. Un canto a la magia. Un cuento de hadas. ¡Que película mas bonita! En serio, ¡debéis verla! No os arrepentiréis. Es bonita con ganas, y no solo por su historia de amor, esta película es hermosa por todo, el amor, la música, las interpretaciones, las sorpresas, todo. Yo no esperaba lo que iba a encontrarme en esta película. Me sorprendió muchísimo la trama, el misterio, ese secreto, y lo bien hilado que estaba todo. Me sorprendió todo el tema de la música, la enorme importancia que tenía en esta película, lo bien que habían cuidado ese aspecto, las maravillas que escondían esta película, esas interpretaciones de piano magistrales. Me sorprendió la historia de amor, la ternura que desprendía, como surgió el amor, como logró enamorarme, me sorprendió la enorme química que había entre los protagonistas y me sorprendieron los protagonistas en sí .



¿Os cuento un poquito de que va Secret? Jay es el chico nuevo de una prestigiosa escuela de música. Se ha mudado con su padre por cuestiones de trabajo y ya en su primer día, Jay se pierde por la escuela y da con una misteriosa chica. Su nombre es Xiao y de sus dedos sale una melodía que le deja intrigado.

Xiao es diferente a las chicas que forman parte de la escuela, su alegría, su dulzura, su frescura, son inolvidables. Jay es un chico sorprendente, no es un guaperas, pero si es un genio del piano y más que eso, es protector, y leal. Ambos se ven sorprendidos, cuando están juntos hay magia. 

A mí me encantó conocer a estos dos protagonistas. No puedo decir que esté locamente enamorada de ellos. No me enamoré perdidamente de ellos aunque sí de la historia que comparten. Ellos individualmente me gustan pero no me vuelven loca. Pero como digo, me encantó conocerles, descubrir quién era Jay y quien era Xiao.

Debo admitir que tengo preferencia por ella. Xiao tiene algo especial, algo que me parecía tan hermoso. Ella de alguna forma si me dejó huella. Me resultó imposible no quererla. No podía comprender como nadie, salvo Jay, veía lo maravillosa que era Xiao. Y lloro por ello, porque si alguien se merece ser amada esa es Xiao. Amé su corazón. La adoré. Me encantaría ser su amiga. Le tomé muchísimo cariño. Esta chica es un amor. A mí me conmovió muchísimo su historia.


¡La química entre Xiao y Jay! Todas sus escenas juntos me dejaron loca, no podía evitar enamorarme al ver a esta parejita, al verlos juntos. Eran hermosos juntos. Mucho . Bonitos con ganas. Desprendían química. Juntos viven algo especial, algo irrepetible, inolvidable, ingobernable, algo que supera las barreras del espacio y el tiempo, y si veis la película podréis entenderme. Amé esta historia de amor y por ello, de alguna forma, amé a Xiao y Jay. Fue hermoso verlos conocerse, enamorarse, perderse el uno al otro para volver a encontrarse, fue hermoso vivir su historia, la magia ancestral de un amor lleno de música. 


Esa música fue una oda a mis sentidos. Sin ella esta película no sería la misma, habría perdido parte de su esencia, parte de lo que la hace grande. Esa música es impresionante. Xiao y Jay son impresionantes vistos desde ese punto de vista. Ver como compartían aquello que llenaba sus almas, aquello que los hacía sentir vivos, me hizo amar aun más la vida, me hizo querer soñar aun mas. 


El final. ¡Madre mía! Lo que lloré con el final de esta película. Secret logró ponerme el corazón en un puño. Me erizó la piel con ese clímax final. Qué gran forma de hilar una historia y de darle un punto y final. 


No me olvido de que hay otros personajes que tienen su relevancia en la historia, como son el padre de Jay, maestro de música, y una compañera de Jay. La compañera de Jay es una pesada y es una tonta que no me gustó. Y el padre de Jay resultó ser clave en esta historia, sobre todo cuando la película entra en su recta final, aporta luz sobre ciertas sombras, sobre ese mágico secreto... y como hombre es un amor, un encanto, adoré su alegria y el gran cariño que sentia por su hijo. 


Respecto a los actores que interpretan a Jay y a Xiao, Jay Chou y Kwai Lun Mei me gustaron, aunque no me volvieron loca, no forman parte de mis actores favoritos. Claro que me gustaría ver algo más de ellos y sería bonito que volvieran a trabajar juntos. Pero no puedo decir que me fascinaran. Me gustaron en sus personajes, en sus interpretaciones musicales me dejaron alucinada, les tomé mucho cariño, pero no me impactaron. Ella me gustó más que él como actor, la vi más emotiva. Él en cambio, donde brilla mas es en su don con el piano, como actor no le veo muy allá. él mismo dirigió esta película y escribió el guión.

EL CARTERO DEL CIELO / HEAVEN'S POSTMAN (PELICULA COREANA, 2009):


8/10

¡No sabéis cuanto me gustó esta película, cuanto la disfruté, cuanto la amé! Me encantó. Bueno, mejor dicho, la primera vez que la vi, por los nervios, me gustó mucho, pero fue después, viéndola una segunda vez (más bien, contemplando mis momentos favoritos) cuando me enamoré. Según pasaban los días más pensaba yo en esta película. En vez de enamorarme mientras la veía, me enamoré después de verla. ¿Nunca os ha pasado eso? Supongo que es como decir 'me di cuenta de cuánto la amaba tras haberla perdido' salvo que yo no había perdido nada. Había ganado una historia preciosa. Algo más que una historia de amor. Una historia emotiva sobre la perdida, sobre el duelo, sobre ese profundo amor que jamás desaparece, incluso cuando la persona amada ya no está en esta tierra. A todos nos asusta perder a aquellos que mas amamos, que se vayan a un lugar donde no podamos abrazarlos y en esta película podemos encontrar consuelo a ese dolor, a esa perdida, el amor por ellos que jamás nos abandona, porque mientras los pensamos, mientras los recordamos, aquellos que perdimos, aun están vivos, vivos dentro de nosotros. Sé que duele pero también es un hermoso consuelo y eso es exactamente para mi esta película. Mucho más que una bonita, tierna y emotiva historia de amor. Es un canto sagrado de amor. Un canto a un amor que nunca nos abandonará, porque aquellos que amamos, vivirán por siempre en nuestra piel. Eso hizo esa película por mí. Esta preciosidad emotiva .

El cartero del cielo es una película muy sencilla. Seguro que algunos quedaron decepcionados por ello, porque no es deslumbrante o lo más hermoso sobre esta tierra pero a mí su sencillez se me ha metido en el corazón. Incluso en su simpleza, supo entregarme mucho y me enamoró.




Adoré a los protagonistas. Conecté totalmente con ellos. Reí, lloré, amé con ellos. Y los amé a ellos. Me gustaron mucho. Ambos tuvieron algo especial para mí. Y su historia de amor fue hermosa. Sencillísima, como ya he dicho, pero llena de ternura, emotiva, bonita. Además, sentía mariposas cada vez que veía a Jae Joon y Hanna juntos. Les tomé muchísimo cariño, ¡me gustaron tanto! Los dos rozaron mi piel . Disfruté mucho viéndoles enamorarse, y viéndoles jugárselo todo por devolverles la esperanza a esas personas cuyos corazones estaban rotos por haber perdido a alguien especial y quizás inolvidable. Hanna y Jae Joon reciben las cartas que van dirigidas al cielo, ellos deben hacer llegar el mensaje entre vivos y muertos, pero más que eso, son los receptores de miles de cartas que saben a perdida, a amor, a algo eterno e irrompible, a esperanza, porque, ¿y si existiera el cielo, no necesitamos, no *rezamos* todos porque siempre haya una nueva oportunidad de ver a nuestros seres queridos y perdidos?

Hanna y Jae Joon son un amor. Me encantaron. Hanna me chifló desde el principio, con sus ropas hippies, su lengua cortante, su corazón dulce, su emotividad. Hanna es bonita, luchadora y emotiva. Hanna es adorable, punto. Y me encantó. Es de esa clase de personas a las que te gustaría tener al lado. Es un amor, lo dicho. Y Jae Joon me robó un montón de suspiros. Admito que Kim Jae Joong, el actor que le interpreta, me volvió loca, arrasó conmigo, ¡que no daría yo por poder besarle! Quitando eso a un lado (si, si, es guapísimo y mis hormonas se vuelven loca con él), su personaje me encandiló. Tenía el toque justo de reserva, de misterio, y el toque perfecto de ternura. Me sorprendió su dulzura, su cariño, su protección, me sorprendió que un chico tan guapo no fuera el típico chulo arrogante, me sorprendió con ese corazón tan hermoso. Le amé.




Y juntos son geniales, ¡hacen una pareja muy bonita! No tuvieron muchos momentos para ellos solos, momentos, digámoslo así, dedicados al amor, pero hubo algunos que me erizaron, con toda la sencillez del mundo lograron erizar mi piel. Atesoro ese gran beso entre ellos, esos abrazos, esas miradas, esas palabras cruzadas. Los atesoro a ambos y atesoro su dulce historia de amor y atesoro que hubiera un final feliz. A veces el destino si es hermoso .

¡Madre mía, es que hacían una pareja muy bonita! Había química entre ambos, eso no lo puedo negar. La hubo desde que se cruzaron sus miradas en las montañas, junto a ese buzón rojo. Y esa química solo fue a mas y mas. Además, muchas veces se miraban a los ojos, se acercaban tanto al otro, que sus bocas quedaban a solo un suspiro. Se notaba que se morían por besarse. La atracción estaba ahí, ineludible. Pero lo más importante no era eso, ¡era lo que sentían el uno por el otro! ¿Él es un ángel, ella ve fantasmas, esto es un juego? Cosa del destino. Su amor era cosa del destino. Cada momento que compartían solo evidenciaba aun mas ese hecho. Como, mutuamente, ambos se curaron las heridas. Porque ella había llegado a esas montañas muy herida y él había estado por tanto tiempo perdido... Ay, ¡cuánto me gustaron estas dos! Su amor no será lo más grande de este mundo pero lo amé. Ojala a vosotros os pase lo mismo que a mí. Los cuentos pequeños también pueden estremecer nuestro corazón. Hanna y Jae Joon se llevaron el mío. He visto como diez veces el final de esta película y siempre suspiro, emocionada por esa dulzura. ¡Encantada!


Respecto a los actores, hay química entre ambos, se miran de una forma especial. Quiero seguir viendo mas de ambos. Los dos me gustaron mucho. Para Kim Jae Joong *cantante con una voz preciosa*, este fue su primer trabajo, y aunque no fue embrujador, lo hizo muy bien, lo bastante bien como para enamorarme. Y ella, Han Hyo Joo, me encantó, es muy buena actuando (además de ser preciosa, por más que en esta película su aspecto fuera siempre casual y descuidado), logró hacerme llorar, tiene algo que conmueve mucho. Y los dos juntos molan un montón. Espero que en el futuro vuelvan a reunirse. Tengo fe. Ahora Kim Jae Joong estará dos años fuera del mundo del espectáculo (le toca hacer el servicio militar), pero tengo la esperanza de que a su vuelta a alguien se le ocurra reunir a estos dos . Soñar es gratis.

¿Queréis saber algo más? Esta película es la adaptación de un libro. Desde ya digo que quiero leerlo. ¿Alguien se encarga de publicarlo en español? Eso, ¡y la película también! Ya es hora de que el espectáculo coreano (y japonés eh) se haga un hueco en España. Sí, sí, eso he dicho.

¡Un beso!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D