Translate

27 de abril de 2015

Sensei kitte yo / Tokyo kareshi / Tsukushite agemasu / Senpai to kanojo / Creo en el amor


 


5/10

Ya tenía ganas de volver a leer una historia de amor entre profesor y alumna y esta me ha gustado porque no tiene drama y si un toque de comedia y dulzura. No me ha enamorado este pequeño tomo, quizás porque la historia es muy corta y no se me ha metido en la piel pero es bonita y recomiendo este manga.

Deberían hacerse más historias parecidas a esta y no me refiero a la temática, sino a la esencia de Sensei. Ha sido una lectura entretenida, divertida, y la verdad es que me he sorprendido leyéndolo. Y en ningún momento sentí que quisiera estar leyendo otra cosa. Este viaje fue lindo. Me gustó conocer a ese sensei tan maravilloso y a esa alumna que todo el mundo tacha de aburrida. Personalmente, agradezco encontrar personajes como estos. Reales, normales, y que despiertan ternura. Fue bonito conocerlos y su historia de amor es realmente pura e inocente.
 


Incluso ellos mismos se sorprendieron. Los propios personajes no se esperaban enamorarse mutuamente. Esta alumna nunca se había planteado enamorarse de su sensei pero verle fuera del aula fue toda una sorpresa. Y lo mismo para el sensei, que por mucho que trataba de mantener las distancias, no podía alzar muros en su corazón contra su alumna especial. Todo fue tremendamente tierno, en serio. Y divertido.

Agradecí el toque de humor que esta mangaka supo darle a esta historia. Su frescura a la hora de tratar este tema. Y me sorprendió la profunda inocencia de su historia. Me gustó ver un amor donde el sexo no juega un papel, pureza, como digo. Y la diferencia de edad entre los protagonistas era la mínima para poder ser profesor/alumna, cosa que agradezco pues odio las diferencias grandes de edades. Y me gustó que ambos protagonistas fueran serios, y tan adorables. ¡Mi escena favorita fue cuando sensei tocó para ella, regalándole una parte perdida del festival.

Me encantaría tener más de la historia de estos dos, porque esta mangaka nos regala un vistazo al día de la graduación, pero entre el momento 'presente' y el de la fiesta transcurren dos años. Exijo saber más de la historia de dos personajes lindos.
 


Seguramente en el futuro vuelva a releer este tomo porque me pareció muy mono.

Respecto al relato de regalo, pues me sorprendió que no se volcara en el romance pero agradecí escuchar una historia diferente. Fantasmas buenos. Un abuelo que quiere hacer un hermoso regalo a su nieta. Fue curioso sin duda este relato y ese final fue muy ¿sorprendente?


Las ilustraciones, bonitas, si. Quiero leer mas de esta mangaka.




Después de leer la dulce historia del sensei y su alumna, tenía ganas de probar con otro manga de Nao Makita y este me pareció perfecto.
 
 
 
5'6/10 -> Historia principal, Tokyo Kareshi.

Me ha gustado bastante esta historia y no le doy más estrellitas porque ¡no hubo mariposas! No me enamoró. Pero sí que me gustó esta dulce y pequeña historia, muy al estilo del otro manga que leí de esta autora. En cierto modo, creo que me gustaría que la autora añadiera un toque un poquito picante a sus historias, pero claro, luego lo pienso y digo 'Es que sus protagonistas son todavía niñas de 15/16 años'. Es normal que no hubiera connotaciones sexuales.

También me habría gustado que hubiera eliminado algunos clichés de este tomo, como eso de que los chicos siempre tengan club de fans (aun si son chicos corrientes) y que siempre haya venenosas que malmeten y demás. Ese toque de drama extra sobraba en la historia, igual que el imbécil de Yuu, que solo quería separar a Reiji de Mugiko por su orgullo rechazado. Me habría gustado que esta historia, además, fuera algo más que el típico shojo.

Por lo demás, esta es una historia muy bonita y me ha hecho suspirar. Es que es una historia, dulce, muy tierna y con encanto. Tiene ese toque nostálgico de la niñez, cierto polvo de hadas, y mucha ilusión. En serio, esta historia es muy linda. A mí me ha hecho sonreír como una boba algunas de las escenas entre Reiji y Mugiko. Los dos son tan amorosos juntos
.



La historia se centra en Mugiko, una niña que se muda del Japón rural a la capital para empezar el bachillerato y ya de paso, busca reencontrarse con su amigo de adolescencia, Yuu. ¿Pero qué ocurre? Que Yuu se ha convertido en un cabrón. No hay otra palabra para definir a ese sapo baboso. Y ahí entra en escena Reiji, que tras la crueldad verbal de Yuu, aparece con toda su dulzura para socorrer a Mugiko y ayudarla a adaptarse a la ciudad. Y de un momento a otro, y con baches y algún que otro malentendido de por medio, Reiji y Mugiko se enamoran.

Reiji y Mugiko hacen una pareja adorable. Son tan achuchables ambos. ¡Y tan corrientes! Mugiko es una chica de pueblo, totalmente, y se nota en todo lo que hace, dice, piensa. Se palpa en su inocencia y en su desconocimiento. En su transparencia. Mugiko es una dulzura de niña, llena de alegría, buenas intenciones, ilusión, dulzura, bondad. ¡Esta niña nunca se desanima! Y todo eso es lo que hace que Reiji se enamore de ella. Y Mugiko, a pesar de su ¿fragilidad? Sabe defenderse sola y bien que se lo demostró a Yuu (lo que me reí cuando le pegó al imbécil de Yuu en sus partes nobles). Esta niña no necesita un héroe.

Reiji es un amor, he quedado encandilada por él. Es guapo, está bueno, y eso le ha hecho, popular, pero no es como otros chicos populares, él es dulce, amable, tímido, e inexperto en cuestiones de sexo y amor. Además, es un chico amable, bueno, sin chulería ni arrogancia alguna y sabe como amar a una chica. ¡Normal que Mugiko se enamorara de él! Algo que me gustó mucho de Reiji, es que trata con mucho mimo y ternura a Mugiko, y si tiene que hacer cosas un poco infantiles (como columpiarse con ella en el parque XD) para que ella sonríe y se olvide de estar triste, ¡Reiji lo hace! Además, es consciente de que su novia es todavía una niña y está dispuesto a esperarla. Con solo estar con ella, con la primera chica de la que se ha enamorado, con su adorable Mugiko, Reiji ya es feliz.
 
 
Ambos forman una pareja absolutamente amorosa y me encantó verlos juntos. Son tan lindos, lindos, lindos.

Las ilustraciones, son muy lindas. Me gusta Nao, me gusta como ilustra, y me gusta la historia principal. Repetiré con Nao Makita, quiero leer más de esta mangaka.

 
1/10 -> Relato independiente.



De regalo hay un relato sobre una chica pobre y un chico rico. Una chica pobre de mal genio y puños de piedra. Y un chico rico que acostumbrado a las chicas de ciudad, queda fascinado por la fuerza de esta chica. No me gustó nada esta historia. Me resultó muy frustrante y exasperante y la verdad es que, acabé llena de tensión y con una sensación aplastante. No hubo nada oscuro en esta historia, no me refiero a eso, es solo que fue tan enervante esta historia y su protagonista femenina. Fue un poco incordio esta historia y no brilla nada en comparación con la historia principal. Me enervó esta historia. Más que de amor parecía una de esas historias en las que el chico recibe mil bofetones hasta que al final, en la última página, la chica decide dignarse a hablar o mirar al chico. Esa protagonista logró cabrearme. Una cosa es que esta niña pobre tema por su abuelita y quiera trabajar para cuidarla pero otra es ir por la vida prejuzgando a todo el mundo y tratando a todos como si fueran enemigos. ¿Qué le había hecho ese chico para que fuera tan odiosa con él, tan gilipollas? ¿Es porque es un niño rico? Y una vez que el niño rico renuncia temporalmente al dinero, aún así, esta chica no está contenta. Idiotas como ella no me gustan. Y me da mucha pena los chicos que se enamoran de ellas. ¡La que le ha caído encima al niño rico!

 
 

5/10

La historia principal no está mal, aunque me sorprendió encontrar tantos clichés en este shojo de mi querida Rei Toma. Creo que ella puede hacerlo mucho mejor, crear historias menos típicas (o si son típicas que no lo parezcan), más sensuales pero también más románticas. Vamos, que creo que con este shojo simplemente nos dio algo entretenido pero no una maravilla.

Salí un poco decepcionada después de leer Tsukishite. Esperaba algo increíble y no lo encontré. Tampoco digo que sea una mala hist
5/10

La historia principal no está mal, aunque me sorprendió encontrar tantos clichés en este shojo de mi querida Rei Toma. Creo que ella puede hacerlo mucho mejor, crear historias menos típicas (o si son típicas que no lo parezcan), más sensuales pero también más románticas. Vamos, que creo que con este shojo simplemente nos dio algo entretenido pero no una maravilla.

Salí un poco decepcionada después de leer Tsukishite. Esperaba algo increíble y no lo encontré. Tampoco digo que sea una mala historia porque al menos me entretuvo, me divirtió, me regaló una historia peculiar y ¿qué queréis que os diga? Me encanta leer a esta mangaka, tengo debilidad por ella desde que me enamoró con ese príncipe despertado por el beso de una guerrera XD. Yo sé que esta autora puede crear historias con más intensidad emocional, con más romance, y con un protagonista con mejor actitud.
 
 

 
La historia en si me gustó, no fue lo que buscaba, pero me gustó. Es entretenida, se deja leer, y algunas cosas sorprenden y otras no (algunas tramas ya las han usado muchas autoras y es repetitivo). Cosas que me sorprendieron, la dulzura de Yuzuko, la sensualidad de Itsuki, la química entre esta chica bobalicona (y lo digo con cariño) y este chico con problemas de chulería. El maid sama mixto, donde trabajaban chicas y chicos. Me sorprendió el amigo de Itsuki porque resultó no ser tan amigo de él (y tenía un aire dulce y sensual y era un pillo). Y la pareja en sí, pues no estaba mal, eran bonitos juntos. Tramas como estas hay millones, pero Toma Rei siempre se las arregla para aportar y frescura y para regalar una historia que resulta imposible dejar hasta haber llegado a la última página.

La historia de amor entre Itsuki y Yuzuko me desconcertó a veces, y también me pareció precipitada. Creo que este aspecto debería haberlo trabajado más la mangaka. Pero bueno, química había, y los dos, cuando se hacían carantoñas eran una monada. La verdad es que no sentí mucho por los protagonistas, digo, me cayeron bien, ella era una dulzura, y él estaba más guapo calladito, pero no me chiflaron.
 

La segunda historia, en cambio, me gustó mucho más (le daría mucha más nota que a la historia principal, 6'5/10).
 
 

 
  Fue más cortita pero la entendí mejor, conecté mucho más con la historia de Yukino y Natsuno. Esta pareja me pareció adorable y me chifló lo que Rei nos contó de ellos. ¡Eran tan adorables juntos! Y también eran adorables como personajes individuales.  Natsuno es mi tipo de chico, divertido, simpático, alegre, ¡y sensible! Y Yukino es el tipo de chica con el que puedo sentirme identificada, su timidez la impide relacionarse, pero es un amor de chica. Y su historia, pues es cortita pero fue bonita y me dejó pidiendo mucho más. Lo que falló de esta historia fue el final, que Rei Toma se apresuró muchísimo y la terminó antes de tiempo. Por lo demás, leed esta historia cortita. Sentiréis chispas.

Las ilustraciones de esta mangaka, bonitas y sensuales. Llenas de frescura. Tiene arte. Por supuesto, seguiré leyendo más de mi pequeña Rei Toma.
 

La tercera historia NO me gustó nada, le doy un 0/10. Me pareció retorcida, oscura, horrible. No me gustó nada la trama ni los protagonistas. Esos amores donde ambos necesitan sentir al otro encerrado no van conmigo. Me espantó esta historia y en verdad que hubo muchos momentos en que no podía entender al protagonista masculino, y la chica tenía muy mala actitud pero al verlo todo desde su perspectiva se veía menos retorcida que él, ese chico demostró ser todo un manipulador.


Senpai to kanojo de Nanba Atsuko
RESEÑA DE LA BILOGÍA COMPLETA:

 
Que cosas tiene la vida ¿verdad?


Hace muchos años me crucé con Sprout, una serie de esta misma autora (y que tiene un dorama japonés, que no he visto), pero solo pude leer un capítulo, y hace unos meses descubrí su dorama y empecé a verlo, hasta que me crucé con "EL PROTAGONISTA TIENE NOVIA". Quedé desalentada y decidí no ver ni el dorama ni leer Sprout.
 
4/10

Pues bien, Senpai to kanojo llegó a mi vida por sorpresa y con esta historia si decidí quedarme porque, aunque el tema a tratar resultó ser muy doloroso, aquí nadie estaba comprometido con nadie y solo eran dos tomos. Y me gustó bastante Senpai to kanojo. No puedo decir que me enamorara, no, pero si me gustó. Me hizo quedarme pegada a sus páginas, y todo porque no podía abandonar esta historia, no podía dejar sola a Rika. Mi querida Rika, que es la niña más adorable del universo Nanba Atsuko. En serio, ¿cómo ha hecho para crear una protagonista tan absolutamente adorable? ¡Exijo live action de este manga! Y quiero más de mi pequeña Rika.

De verdad, Rika es de esas protagonistas que te hacen querer seguirlas al fin del mundo, si pudiera, la sacaba del papel. Es adorable y me encantó. Lloré mucho por Rika, se me rompió el corazón por ella. Saboreé todos sus sentimientos y le tomé un cariño enorme. Es una niña que está empezando a convertirse en mujer y en ese proceso, en ese camino, conoce a un senpai (Mino) del que se enamora y por el que lo pasa mal. El senpai está enamorado de otra chica, Aoi, pero esa chica tampoco lo quiere a él.
 

 
Así que, Mino y Rika se hacen muy amigos debido a esto, a que los dos saben lo que es querer a alguien sin ser correspondido. Pero fue duro y desalentador seguir la historia de Mino, Rika, Aoi y los otros. Porque en verdad no hay futuro para Mino y Rika (a pesar de ese happy end en el que me resulta imposible creer), no lo hay porque mientras él siempre ama a Aoi, Rika siempre ama a Mino. 'El chico que quiero quiere a otra, la chica que quiero quiere a otro, y la chica que me quiere... vamos, no puedo quererla'. Así se podría resumir perfectamente esta historia. Pero ¿sabéis qué? Merece la pena leerla, y merece la pena saborear este amor que duele y que no es correspondido pero que si es amor y que si es real y que si es la vida.

¿Cuántas veces nos habremos enamorado sin esperanza alguna de ser correspondidos? ¿Y eso hace que nuestro amor no valga o no tenga sentido? ¿Es que solo se debe amar si se puede obtener una recompensa? Creo que Senpai to kanojo es un manga de esos absolutamente necesarios, que cuentan verdades como puños, que nos llevan a un momento de la vida duro y nostálgico, triste, pero donde solo queda un mensaje: amar siempre es un consuelo. Mientras amemos nada nunca estará perdido.

Yo os recomiendo totalmente esta historia, pero tened claro que no os vais a encontrar con el típico shojo, sino más bien al contrario.

Los personajes, como he dicho, Rika es achuchable. Es un amor de niña. Dulce, atenta, luchadora, leal. Es que es para abrazarla y no parar. No sabéis que corazón más dulce y hermoso tiene esta niña. Y encima, es de esas personas que saben cómo amar correctamente, que nunca harían nada sucio para quedarse con alguien. Rika no es tramposa ni maliciosa, es noble y pura. Y quizás por eso causa en Mino ese gran sentimiento de cariño hacia ella. Mino no es el típico personaje masculino que vemos en los shojos, no es ni el típico chico malo ni el típico odioso que no quieres ver ni en pintura. Mino es un chico normal y corriente, que se ajusta completamente a su edad, y que vive tal y como espera de los demás, es desinteresado, noble, protector, es ¡un buen chico! Y resulta imposible que no guste. A mí me gustó que fuera tan corriente y que sin llegar a ser perfecto o a ser de estos chicos que te enamoran, era de esos a los que puedes respetar y admirar, porque tiene corazón y trata bien a las personas, no necesita ir por ahí como un chulo y un arrogante.



Este no es el típico shojo, aunque si tenga un final de esos increíblemente típicos *es el único aspecto de esta bilogía que cojea*. El final no me dejó nada claro, vamos, que no sabía yo si Mino y Rika acababan juntos o no, pero luego, según una viñeta de la autora, decía que si. Así que... bueno, hubo un final feliz para Rika. Aunque como digo, yo no me creo ese final. No dudo de que Mino sabe que Rika se merecería todo su amor, pero saber algo no lo convierte en realidad. Y no se puede forzar a un corazón ni a querer a alguien ni a dejar de quererlo.

Las ilustraciones de Nanba, son muy bonitas e intimas, igual que la historia de este doloroso amor no correspondido. Tiene un toque a la hora de dibujar que logra conmoverme mucho.

Esta historia de verdad me dejó huella. Después no podía quitarme la sensación de tristeza. En dos tomos, no se vivieron tantas cosas pero en cuestión de emociones, eso fue otra cosa completamente diferente. Si queréis leer algo emocional, por muy duro que sea, esta es vuestra historia. Y acabo de enterarme, de que se hizo una película basada en esta obra.
 
-                        -
Aya Oda es una de mis mangakas favoritas, siempre, siempre debo leerla. Lo colecciono todo de ella y por eso estoy tan contenta con la Editorial Ivrea, porque siempre publica sus historias. Aya Oda es una gran mangaka, de las mejores que hay, y todas sus obras tienen algo especial.
 
 
 

5'6/10


Vale, voy con la reseña de Datte ai, o lo que es lo mismo, Creo en el amor (relato incluido en el primer tomo de Love music), incluso con un relato, Aya Oda ha conseguido encandilarme.
No puedo decir que sea tan hermoso ni tan perfecto como otros de sus relatos o de sus series largas, pero sí que es una historia típica en Aya y lo he pasado genial leyéndola. Me ha vuelto a provocar mariposas, me ha hecho sonreír un montón, y me ha enternecido. No os niego que esta historia es muy sencillita y que si buscáis profundidad, Datte ai puede sonar superficial porque en tan escaso número de páginas, todo va un poco apresurado. Pero yo he disfrutado de esta historia, he atesorado a sus protagonistas, y me ha gustado conocer su pequeña y bonita historia.

Me encanta que aunque esta sea una historia corta y sencilla tiene el toque fundamental de Aya Oda, su frescura, su ternura, su seriedad, su humor desternillante, sus protagonistas encantadores. En serio, es imposible no tomarle cariño a esta historia por más sencillita que sea. Y qué bueno, yo creo que todas las historias de Aya Oda están vivas. Así que, espero que Yui y Kaneshiro sean muy felices.


La historia de Yui y Kaneshiro tiene un toque de seriedad mezclada con comedia que me ha encantado. Es una historia peculiar. Creo que más que por sus palabras o los diálogos entre los protagonistas, esta historia es importante por los pequeños gestos. Por ejemplo, Kaneshiro es uno de esos chicos orgullosos a los que les cuesta expresar sus sentimientos o afirmar que creen en el amor. Pero si no amara a Yui, ¿de verdad la habría invitado a vivir con él y actuaría como un esposo? Es divertido ver a un chico como el director fingir que el amor no es algo en lo que crea y luego ver como se desvive por su empleada Yui. Y Yui, se podría decir que olvida con mucha facilidad a su ex novio (era un cabrón, así que, que le d**), pero es que con Kaneshiro, Yui hace muy bien en enamorarse. Y ¿qué queréis que os diga? Me ha gustado Yui, es transparente y adorable. Y su historia, puede que no tenga nada que la haga destacar pero es linda y se lee sola. Entretiene, divierte y tiene ese toque encantador de Aya Oda.

Como siempre, preciosas ilustraciones las de mi querida Aya Oda. Me encanta como siempre se esfuerza en crear algo hermoso y real. Chicas y chicos lindos, paisajes que se salen del papel. No sé, admiro a Aya Oda. Y quiero seguir con ella toda mi vida.
 
Mire - Mayu.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D