Translate

28 de julio de 2018

1• La locura de Lord Ian Mackenzie - Jennifer Ashley


Saga: MacKenzies & MacBrides
Publicados en español: 6 (Editorial Phoebe).
Publicados en inglés: 9.  
Género: Romance histórico victoriano, suspense, familia.

1881. Lord Ian sufre del Síndrome de Asperger en una época en la que todo el mundo confunde su enfermedad con locura. La sociedad le trata como el loco Ian, e incluso sus hermanos, a pesar de quererle mucho, creen que tiene un poco de locura. La  verdad es que Lord Ian ha estado muchos años encerrado en psiquiátrico porque su padre le encerró allí para que no contara la verdad sobre la muerte de su madre. Gracias a su hermano mayor (el duque), él lleva siete años en la calle, y ambos frecuentan las mismas compañías femeninas de pago.

Cuando una prostituta es asesinada, el caso se relaciona con otro asesinato anterior, y como el inspector le tiene manía a la familia MacKenzie cree que Ian es el culpable mientras que Ian cree que ha sido su hermano Hart el duque. Ian decide poner kilómetros de por medio, animado por la perspectiva de conquistar a la primera dama que le ha mirado con ojos encantadores.

Beth es una joven que se crió en el peor barrio de Londres, se casó, enviudó, consiguió un trabajo, y ahora es la heredera de la fortuna de su señora tras la muerte de la anciana. Después de que Ian le cuente sobre las amantes de su nuevo prometido, Beth decide emprender un viaje a París y empaparse de la cultura de la ciudad. En la ópera Beth compartió un apasionado beso con Ian pero rechazó casarse con él y cuando se da cuenta de que Ian ha viajado hasta París para cortejarla se siente aún más encandilada por él.

🗼/🗼🗼🗼🗼🗼

Desde 2013 yo quería leer a Jennifer Ashley porque solo había leído buenísimas reseñas de sus novelas de época. A mi me gusta mucho el romance victoriano y Jennifer Ashley fue una de las últimas apuestas extranjeras de publicación en este país de romance histórico, con lo que aprovecho para pedir que se vuelva a publicar más del género.

Debo decir que yo echaba muchísimo de menos leer este género pero con esta escritora no he tenido mucha suerte. Os adelanto que ya he leído los tres primeros libros de la saga gracias a ese pack digital pero Jennifer Ashley no me ha convencido.

Sé que este es precisamente el libro más valorado y querido de la saga, incluso de la autora diría, pues Ian ha robado muchos corazones durante años. Yo esperaba que también me robara el mío pero eso no pasó en ningún momento. Este primer libro no me ha gustado nada, no he encontrado nada interesante dentro de él y si lo terminé fue porque soy cabezota y no quería rendirme.


No os digo que no conozcáis a Lord Ian porque el 99% suspira con él, pero de verdad que a mi su historia me ha dejado indiferente. No es un libro del que haya podido disfrutar y no es solo por Ian, es que nadie me gustaba, Beth tampoco. Y como novela creo que es más de corte erótico que de corte romántico.

Yo no pude creerme el millón de cosas que ocurrían en este libro, que eran todas muy escandalosas, pero que para mí no sonaban creíbles. Yo sentí que este libro y las cosas que sucedían dentro de él no tenían credibilidad. Por supuesto que pasaban estas cosas que Jennifer Ashley narra, como que chicos homosexuales eran confundidos con enfermos mentales y encerrados en psiquiátricos, o que niños presenciaban asesinatos o las prostitutas sufrían un destino fatal, pero dentro de la historia todo sonaba a un invento puro para conseguir que el lector llore.

Yo no pude disfrutar de esta novela, ni de su romance, su erotismo, su thriller, su dramatismo absoluto. Este libro no estaba escrito para mí. Y sus personajes tampoco. Yo intenté que este libro me gustara pero fue imposible. Soy incapaz de ver que le ven otras personas a Ian o a esta novela para sumarlas entre sus favoritas.


No dudo que Ian es un personaje complejo y que es toda una apuesta que Jennifer Ashley se atreviera a crear a Ian con todo su espectro autista. Creo que es la primera vez que veo retratado el síndrome Asperger en una novela de corte victoriano. Aún así, no fui capaz de empatizar con Ian, con el hombre, puesto que Ian no es solo una compleja enfermedad mental. Me alegra un montón que Beth le comprenda totalmente pero a mí Ian no me gustó.

Sin entrar a valorar los rasgos de su síndrome, debo decir que a mi me cansaba muchísimo ver como sólo podía pensar en pasar el rato en la cama con Beth. Es más, esa es su razón para casarse con ella. Ian cree que no es capaz de amar, aunque eso no le ha impedido ser cuidado y cuidar a sus hermanos mayores. Él es una buena persona que a veces cree que el mal vive en él. En eso se equivoca por completo pero no creo que su obsesión con acostarse con Beth cada veinte minutos sea amor. Ian es un personaje que a mi me dejó completamente fría. Me molestaba que fuera tan calentorro, y como era muy plano en sus emociones pues me gustó aún menos.


Beth tampoco me gustó. Es la típica protagonista que nunca ha roto un plato, que parece que pueda escribir un libro sobre como ser la esposa considerada y perfecta. Es una mujer fuerte pero con una mente a la antigua, cuya aspiración es cuidar de su hombre y tener muchos hijos con él. Ella se enamora de Ian, que es precisamente quien le enseña a ser apasionada en la cama, pues aunque es viuda ella no podía saber nada de los placeres del sexo. Es como una versión virginal de una viuda, cosa que no entiendo, y que solo hace ver a Ian como un machista de la época pues le encanta ser el único que le haya procurado un orgasmo.


Ambos como pareja creo que son un desperdicio. Nunca conversan, cosa que yo no entiendo, pero es que a veces Beth habla e Ian se queda en blanco mirando su belleza o cualquier tontería de esas por lo que al final ambos se comunican en la cama y se ahorran los diálogos. Yo no considero que ellos se amen aunque lo juren, ¿como puede surgir el amor si solo piensan en tener sexo con el otro las 24 horas y los 365 días del año? Otra manía de la autora es que la pareja no puede ser un poco independiente y deben estar pegados todo el día. No me gustaron nada.


De la parte de suspense prefiero no hablar por si leéis la novela, pero me sorprendió cuanta alusión hizo la autora a las parejas homosexuales.

La pluma de Jennifer Ashley es explícita sexualmente, con ese toque de romance de cuentos de hadas. Pero no hubo ninguna cita literaria que me llamara la atención.

Mayu.

2 comentarios:

  1. Hola!! Yo la verdad es que no conocía estos libros ya que yo no soy muy fan de las novelas históricas (aunque sean románticas) la verdad es que es un género que no suelo leer y tampoco leo mucho de novela romántica así que este libro creo que no es para mí. Además la historia en sí no me llama mucho aunque lo que me ha sorprendido para bien es que el protagonista tuviera síndrome de asperger ya que no conocía ninguna novela en la que apareciese algún personaje que tuviera este síndrome. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mayu!!
    Este lo tengo pendiente y siempre veía por ahí que hablaban maravillas de él. Ahora no tengo tantas ganas, pero ya veremos cuando le llegue su momento.

    ResponderEliminar