Translate

29 de marzo de 2020

Temporada de Cine #58


🗨 6/10

1º Spiderman con Tony Stark
MI TOM HOLLAND 💛
País: Estados Unidos 
Año: 2017
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.


Todos en Estados Unidos conocen y adoran a los Vengadores, no es un secreto que existen y que salvan al mundo. Por eso Peter Parker (Tom Holland) también quiere ser como ellos, quiere que la gente mire a Spiderman y sepan que debajo de sus mallas apretadas se esconde un guapo y rubio adolescente, no quiere que nunca más nadie se burle de él por no ser el chico guay del instituto, o que todos se decepcionen con él por tener su propia vida y no ser la marioneta de la chica que le gusta, Liz (Laura Harrier), o de cualquier otra persona, porque parecen creer que si eres un adolescente y no haces lo que todos hacen ya no eres genial. 

Peter vive con su joven tía May (Marisa Tomei), todos los días cuenta las horas para que den las 14:45 y poder ponerse su traje de Spiderman y buscar líos, salvar a la ciudad de aquellos que quieren molestar a los vecinos. Peter está recibiendo la tutoría de Tony Stark (Robert Downey Jr.) y de su mano derecha, que es quien habitualmente recibe todas sus llamadas de teléfono, Peter está impaciente por ser reconocido por quién es, pues siente que sino es Spiderman, como Peter no es nadie. Pero a su lado tendrá a su mejor amigo, Ned (Jacob Batalon) para no hacerle sentir solo. 

Cuando por accidente, Peter se interpone en el camino de El buitre (Michael Keaton) y sus hombres, su vida estará en peligro, pero a él no le importará porque es un superhéroe, lo último que conoce es la palabra miedo. Luchará con todas sus fuerzas contra este villano que no tiene límites e intentará contar con la ayuda de Iron Man y Capitán America sin demasiado éxito.   

Jon Watts dirige al más joven Spiderman de la historia, el personaje sólo tiene 15 años (madurez le sobra en lo que importa), y Tom Holland tenía 19 años en esta primera entrega. En 2019 se estrenó la segunda entrega. 



Realmente, mi única y gran debilidad en superhéroes, mi único amor que se enraíza a mi niñez, que se mantiene con fuerza en mi adolescencia es Spiderman. Amo las tres películas de Spiderman de Tobey Maguire, pero por las que siento aún más locura son por las de Andrew Garfield, se nota que Emma y él eran amor de verdad 💛, incluso los villanos, los secundarios, diálogos, todo de aquellas cinco películas me encantaba. Pero sé que ese amor se alimenta de mi niñez, de mis recuerdos de mi hermano viendo los Spiderman de dibujos, mi vida está unida a esos recuerdos mitigados por el tiempo de ese niño que era como un dios,  que ahora enfrenta una auténtica guerra biológica, que entonces miraba a un chico que se convirtió en alguien especial, y recuerdo a esta niña mirarle con adoración, esa misma niña que hoy siente el miedo y el amor en su piel sólo deseando que ese héroe de verdad esté sano y salvo, la realidad nos recuerda que los héroes de verdad los tenemos al lado.



Otra vez volví a Spiderman, para mí es 2020 gracias a que Amazon Prime Video lo subió a su plataforma, aunque para muchos fuera en su estreno en 2017. Seguro que muchos sabéis que nuevas aventuras le deparan a este chico de 15 para mí, de 17 para vosotros. Admito que no sabía que esperar, no quería encontrarme con una aventura donde estuvieran todos los personajes de Marvel que es lo que últimamente hacen (mis padres fueron a ver esas películas, yo no 😂), sólo estaba Tony Stark aunque puestos a elegir habría preferido a Thor, porque de todos modos Tony Stark tampoco estaba dispuesto a ser el padre que Peter necesitaba, el amigo héroe que Peter reclamaba. 




En cuanto vi a Peter Parker (siempre he amado como suena ese nombre+apellido) interpretado por Tom Holland, mi amado héroe de Lo imposible, me enamoré. Sabía que iba a pasar porque ya iba enamorada de él pero me volví a enamorar, que es todo lo que importa. Y también que tiene 19 años cuando rodó la película y no 15 (aunque casi los aparente). Peter Parker tiene esas características esenciales de héroe y ser humano que siempre, siempre, siempre me hacen enamorarme de él, si me cruzara con él en la vida real me enamoraría tanto de Peter como de Spiderman, no sería tan tonta para sólo enamorarme de Spiderman. Peter es un amor, tan serio y responsable, pero también con esa dosis tontorrona de adorable humor, con esa ternura sólo encontrada en Tom Holland, su Peter es el más divertido de todos, y también es el Peter Parker más rebelde y travieso. 



Todos los Peter Parker quieren ser mayores demasiado pronto, quieren ser verdaderos héroes, creen estar preparados para la vida antes de que esta se les haya presentado ante ellos, pero este Peter realmente lo siente como algo más fuerte que los anteriores, quizás porque vive en la era de vive deprisa y si mueres ya lo pensarás después. Peter quiere crecer y no se para a pensar en todo lo que está sacrificando por el camino, por un lado necesita ser necesario por el mundo, necesita que le quieran por ser Spiderman, necesita escapar de ese instituto donde se burlan de él, donde simplemente siente que no es nadie.



Necesita que todos sepan que él es alguien y que se reúne con los héroes, que él es uno de ellos, es uno necesidad de validación brutal, necesita que los demás piensen "Peter vale nuestro amor", a su manera está intentando construir su autoestima y amor propio del modo más loco que podría, pero también tiene ese don que le separa de los demás, no es un adolescente tontorrón, sabe que puede salvar vidas, no quiere que nadie sufra el destino de sus padres o de su tío, quiere que muchas personas sean felices, simplemente el desea entregarle felicidad al mundo y que esa felicidad llene su corazón también, vamos, que es un amor y punto, es imposible no querer a este dulce e incomprendido Peter.



Me encantaron los guiños que la película tiene a las anteriores películas de Spiderman, como si este Spiderman existiera en los mismos universos que los anteriores, si eso pasara sería tan divertido verlos juntos... una de las cosas más divertidas es cuando Peter descubre que su traje creado por Tony Stark tiene una guía femenina, Karen, y ambos se convierten en aliados, habría sido genial que Karen hubiera podido existir de verdad, y no fuera sólo la chica del traje, a veces parecía la mejor amiga de Peter porque le contaba sus pensamientos y veía todas las tonterías que Peter hacía y le aceptaba tal y como era 😂😂.





El poco romance de la película no me gustó nada, no entiendo porqué a Peter le gusta Liz, la chica que gusta a todos, incluso Liz sabe que Peter está enamorado de ella pero a ella parece que él le importa lo mismo que una goma de borrar. Menos mal que nunca llegó a nada con la chica que le gustaba, Liz, porque para mí, esa chica nunca se mereció a mi querido Peter, ella nunca se esforzó por acercarse a él, por comprenderle, sólo le puso en peligro. Liz es el cliché de chica popular y egoísta que incluso cuando sabe que su padre es un asesino sigue tratando mal a Peter Parker, y poco la afectó que casi murió y si no fuera por Spiderman no habría sobrevivido, ni un gracias para él tampoco. 



EL BESO ELIMINADO CON LIZ

En cambio, yo creo que Michelle, interpretada por Zendaya, en un look y un personaje muy desapercibido, estaba un poquito enamorada de Peter porque parecía que le acosaba (eso tampoco es lo mejor) pero para Peter, Michelle era como la chica invisible.




Algo que para mi juega en contra de esta película es su exagerada duración, a las dos horas ya estaba cansada de la película, me sobran muchos minutos de película, o mejor dicho, me sobran todas y cada una de las escenas dedicadas a El buitre. Creo que si tenían que elegir algún villano podrían haber buscado alguno con un poquito más de razones para hacer lo que hacía, en Spiderman nos tenían acostumbrados a que los villanos siempre tenían razones importantes, de peso, para convertirse en malos, incluso más que eso, eran personajes con una personalidad increíble que incluso siendo malos era interesante conocerlos, sumaban y no restaban, pero es que este buitre es un pesado y es malo porque sí. Si el guión está escrito con inteligencia, ¿por qué ahí no? De verdad, que dedicarle una hora entera como mínimo a este tío es desperdiciar el tiempo.... 


País: Tailandia 
Año: 2016


Nack (Wachirawit Ruangwiwattiene 17 años, una madre fanática de la religión, es extremadamente pobre y sólo dedica su tiempo libre a estudiar, tiene dudas sobre su sexualidad que un día se resuelven cuando ve a dos chicos teniendo sexo oral en los vestuarios de la piscina del instituto. Petch (Thanwa Heffels) es un chico sexy y picante, con ganas de tener sexo con Nack. Un día, Petch le ofrece a Nack enseñarle a nadar, ambos saben que la invitación es más que eso pero cuando Nack se entera de que tiene novia no consiente tener sexo con él. A consecuencia de esto, por celos, otro gay de su clase se dedica a hacerle bullying y alguien lo para... 

Un día Nack pierde su móvil y cuando lo encuentra un chico de su clase (que no le dice quien es por vergüenza) le ha pagado Internet para poder hablar con él, ambos comienzan a mensajearse y un día el chico muestra celos sobre que Petch le enseñara a nadar y no él, entonces deciden encontrarse, es Toy (Natchakal Reungrong), uno de los populares y se convierte en el amor de su vida, tanto que se siente mutuo. 




Sweet boy rompió mi dulce corazón, después de esperar por tanto tiempo por ella. La esperé por tanto tiempo, la busqué con tanto cariño, agradezco que alguien al fin la subtitulara y nos acercara a un idioma como el tailandés, no quiero desanimar a nadie si quiere verla, por momentos es preciosa, no es una historia pervertida como puede parecer por esa portada tan sexy o por ese secreto que espía Nack.



Hay historias que necesitan tiempo, que requieren paciencia, que piden que caminemos con ellas, que nos tienden la mano y con corazón temblando de miedo, nos ofrecen su historia, porque Nack, que no estaba preparado para lo que iba a vivir, nos cuenta sin taparnos los ojos la historia de cómo descubrió quién era, que quería, quienes le querían, quienes no le querían, es la historia de cómo sus ojos se llenaron de lágrimas, y su sangre se vertió sobre la arena, pero es la suya. También es esperanza, porque Nack no murió ante su corazón roto, no murió ante el bullying, es abrazo porque tuvo quién le dijo que sintiera orgullo de su propia identidad, orgullo de estar de pie, es amor porque nadie puede negar que amó y que le amaron con dulzura incluso si el amor huyó. Todos los inviernos traen una primavera, y en la suya floreció algo bello que ni los miedos de otros podrán congelar. 



Es un retrato de una adolescencia dolorosa contada con el equilibrio entre la crudeza y la delicadeza, creo que hay un antes y un después en esta película. La primera media hora es triste, dramática, es un agujero de pesar y desolación, es Nack enfrentándose en silencio a ese bullying que no viene de chicos antigays, viene de otro chico gay, es Nack escondiéndose en sus miedos, en su represión, en su cobardía, de quién es, de defenderse. Lo vemos en cómo Nack no cuenta a sus amigos lo que está atravesando, en cómo se esconde tras sus ropas, tras sus gafas, él intenta vivir escondido y cuanto más se esconde más rabia siente contra él su acosador. 



El cambio de Nack es paulatino, no cambia por la llegada de Toy a su vida, como ocurriría en otra película romántica. Nack comienza a ver el mundo con otros ojos, esos ojos provocan que crea en si mismo aunque siga sin defenderse del acoso. La confianza provoca que Petch quiera acostarse con él, pero Nack es un romántico, por eso cuando Toy llega a su vida, y su amistad se convierte en algo vital sus sonrisas se convierten en un enamoramiento que le hacen sentir que puede volar. Se enamora locamente pero sin pronunciar las palabras "te quiero", pero eso no les impide tontear a todas horas. Su historia de amor tiene más química y tensión sexual, más ternura que muchas historias de amor chica-chico. 



Toy es el chico que se sienta en la última fila, que rescata perros, que le regala a Nack colgantes de plata porque adora hacerle feliz, Toy quiere ser el único que enseñe a nadar a Nack, tontea en las duchas con él, ¿para qué existe el espacio si pueden estar tan cerca que casi podrían besarse? Pero no se besan. 



Tumbados en la piscina le encanta que Nack le seque con la toalla porque todo lo que signifique que Nack le toque le hace feliz, que otro chico se acerca a Nack, ahí está él para llevarse a Nack a montar en todas las atracciones... si Nack necesita ternura él es el chico más dulce y tierno del mundo, sólo quiero estar siempre con él, ama pasar tiempo con él hasta el punto de autoinvitarse a dormir en calzoncillos en su cama y sugerir que pueden dormir abrazos 💛💛. 





Sweet boy no es un cliché, no es la historia de siempre, precisamente por la química de sus personajes, de Toy y Nack, por cómo ellos proyectan, viven y sienten su historia, por como todos los amigos de Nack aceptan la amistad romántica de ambos chicos sin presiones ni preguntas. 

HASTA AQUÍ ME ENCANTA LA PELÍCULA.

SPOILER

El final es donde viene que me rompan el corazón, la madre de Nack es una fanática religiosa terrible, para ella es mejor que su hijo esté muerto si es gay, de ahí que Nack siempre viviera reprimiéndose. Pero lo más terrible no es toda la mierda que esa madre le lanza a ese niño frágil, sus acusaciones y sus sentencias, es que, antes de que esa señora llame a Toy para hacer preguntas, el propio Toy se asegura de negar todos los sentimientos que se han ido amontonando entre ellos, todo ese amor mutuo sin nombre con un "no entiendo porqué me echas de menos". Vale, eso no es grave. Lo grave es la escena en la escuela, cuando Toy acepta el beso en la mejilla del acosador de Nack y ante la acusación de Nack responde beligerante, empujando a Nack al suelo, exclamando que si le quiere no se acerque a él, y volviendo a romper la relación por teléfono otra vez, ante lo que Nack, intentó suicidarse, pero como digo, sus amigos estuvieron ahí para parar su sangre, para detener su muerte, para abrazarle, para validar su identidad sexual y personal, para decirle "te queremos seas quien seas, vive". 

FIN SPOILER

🗨 5/10

País: Francia 
Año: 2016
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.


Fatah (Fatsah Bouyahmed) es un humilde campesino argelino que vive orgulloso de su vaca Jacqueline a la que no para de mimar y consentir. Aunque quiere a su mujer y a su hija como a nadie, solo se siente comprendido de verdad por su vaca. Por eso, soporta con cariño las burlas de los vecinos. Un día recibe una invitación para participar en la Feria de Agricultura de París, ¡el sueño de su vida! Todos sus vecinos aportarán dinero para que Fatah pueda realizar el viaje en barco hasta Marsella, pero a partir de allí tendrá que viajar a pie con su amada vaca Jacqueline, donde comenzará la aventura porque Fatah con su cariño y humanidad traerá calor a muchas personas, especialmente al empobrecido aristócrata Philippe (Lambert Wilson), y se convertirá en el orgullo de su pueblo.

Mohamed Hamidi escribe y dirige esta road movie.




La Vaca es una película francesa que apunté hace unos meses, su título y su portada me llamaron la atención, así que cuando la semana pasada mis padres quisieron verla le dimos al Play, ya os dije que Amazon está enamorado de las películas francesas, y esta es quizás una de las más tiernas y divertidas que tiene en su plataforma. Es una historia encantadora, que merece que miréis más allá de vuestros prejuicios y la miréis, sé que cuando miráis su portada véis a un argelino, a un francés, y a una vaca y os preguntáis ¿qué tienen en común? ¡Demasiado! Amor, soledad, problemas, ganas de vivir, cicatrices, resilencia. La palabra en común entre esos seres humanos es resilencia, y entre Jacqueline y ellos también, porque no se trata de cuestionarnos que nos hace iguales o diferentes sino de vivirnos unos a otros, compartir la felicidad y la tristeza. Es una historia muy bonita, que te toca con su sencillez, su ternura, sus risas, con el viaje de ese hombre que no conoce la palabra "rendirse". 




Cuando Fatah se marcha de su Argelia natal para vivir la única aventura de su vida con su maravillosa vaca Jacqueline no sabe que va a cambiar la vida de algunas personas pero si sabe que va a intentar disfrutar de la vida y de su propio viaje. Es su filosofía de vida, simplemente tiene esa fuerza mental, y esa humildad para resistir al camino, para caminar a pie kilómetros de meta, para meterse en otras vidas y salir favorecido de ellas, porque Fatah sabe que cuando conoces a alguien debes sumar en esa vida, así se hacen las cosas en su pequeño pueblo, donde todos son diferentes y bromistas pero se ayudan o sino él no podría haber cumplido su pequeño gran sueño de estar en la feria de agricultura de París con Jacqueline, él, que jamás salió de su pequeño pueblo de Argelia, demostrando que si deseas algo puedes cumplirlo con humildad. Amé como Fatah trata a Jacqueline, como adora tanto a aquella vaca, Fatah no comprende un mundo en el que podrías hacer daño a persona o animal.


 

Para Fatah conocer a Phillippe es un regalo, y no le importa que sea tan diferente, le da igual que no sea árabe ni musulmán como él, no necesita las similitudes, Phillippe descubre lo mismo en este hombre sin un euro en el bolsillo como él, tan diferente en raza, sangre y cultura, tan diferente en vivencias, simplemente sus raíces son opuestas, pero la amistad que nace entre los dos les hace más fuertes, les ayuda a superar todo. A Phillippe le ayuda a encarar de otro modo su depresión, le ayuda a sentirse orgulloso de quién es, le ayuda a sentir que él mismo importa por quién es, y ese efecto dominó ocurre en todo aquel que pasa por la vida de este humilde argelino. Incluso en Argelia la vida será un pequeño revuelo y Fatah aprenderá a querer de un modo diferente y especial a su esposa, gracias a Phillippe y ese "me siento aquí a escribir estas palabras que crucen un océano...".     

País: Gran Bretaña 
Año: 2012
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.


El joven y entusiasta médico Mortimer Granville (Hugh Dancy) se despide del hospital londinense en el que trabaja tras continuar insistiendo en la nueva hipótesis conocida como 'teoría de los gérmenes' al ver que no le hacen ni caso. Poco después, encuentra trabajo junto al distinguido especialista en 'medicina feminina', el doctor Robert Dalrymple (Jonathan Pryce). El veterano doctor ha detectado una alarmante enfermedad denominada "histeria femenina" que afecta a las mujeres de Londres y tiene como síntomas insomnio, irritabilidad, pérdida del apetito, espasmos musculares y retención de líquidos. Para tratar esta dolencia, el doctor Dalrymple aplica el masaje vaginal a sus clientas de dinero. 

Cuando contrata a Mortimer y ve el éxito que tiene el joven dando placer femenino, decide convertirle en su socio, y también, como le ha gustado la pequeña de sus hijas, Emily (Felicity Jones) completamente sumisa, casarle con ella en el futuro. El único problema es que esa técnica acaba provocando cada vez más problemas musculares en las manos de Mortimer, además de ciertas disputas con la mayor de las hijas del doctor, Charlotte (Maggie Gyllenhaal), que se acaban convirtiendo en apasionantes lecciones de pensamiento feminista y esas chispas de tensión sexual bajo la piel. Robert vive con su mejor amigo, el adinerado Edmund St. John-Smythe (Rupert Everett), un entusiasta de la electricidad que le ayudará a inventar el famoso vibrador.


Esta película la apunté hace unos meses en mi lista de seguimiento para verla con mis padres en Amazon al quedarme asombrada con la sinopsis (que se enfocaba en la creación del vibrador, pero la película no se enfoca en eso). Lo verdaderamente asombroso, lease horroroso es la enfermedad "histeria" con la que se diagnosticaba a las mujeres, y todo por ignorancia, machismo, y esa cultura en la que la mujer no tenía derecho al placer sexual. Aunque me asombró que el doctor Dalrymple usara la masturbación (masaje vaginal) para aliviar a sus pacientes femeninas y hacerse rico, simplemente no me esperaba que con la mentalidad de esa época las mujeres pudientes dejaran que un médico les diera placer, es contradictorio, ¿no?




Esperaba que fuera una película increíblemente maravillosa, por eso de estar basada en hechos reales pero en realidad es increíblemente ligera, divertida, entretenida, para ser de época se pasa volando, la recomiendo a todo el mundo, te hace olvidar el presente y cabrearte con el pasado a la vez que te diviertes. Conoces a personajes realmente especiales desde el humor y el entretenimiento, no pretende hacer crítica social, simplemente sátira, pelea a su modo y entretiene y reivindica. Yo esperaba un enfoque más peleón y no una historia tan ligera, aunque da sus oportunos tirones de orejas y tiene su ligero toque de orejas, deja claro las absurdeces de la época, tiene su lado feminista pero no es la voz feminista de la época al ser narrada por un hombre y los hombres de esa época nunca lo fueron. 

TE RÍES, TE ENTRETIENE, TE EDUCA, TE ENSEÑA SOBRE EL PASADO, TE ENFADA LAS COSAS QUE PASABAN, APLAUDES CON PERSONAJES COMO CHARLOTTE...  



Esa portada es tan romántica, es un spoiler del final, pues incluye triángulo entre ambas hermanas y el doctor Mortimer que se mueve entre lo que le dicta su cabeza y lo que le dicta su corazón, su sensatez y su sexualidad. 


Mortimer aspira a casarse con la otra hermana, a mi eso me decepcionó pero es que Charlotte era todo impetú y pasión pero obviamente iba a acabar locamente enamorado de Charlotte y pasando más tiempo con ella que con la chiquilla, es divertido ver como el chico que quiso ignorar su rebeldía de nacimiento al final también se casa con una rebelde feminista incorregible.



A Maggie Gyllenhaal no la conocía pero es el mejor personaje de la película con mucha diferencia, se merecía tener un mayor protagonismo con todo lo que hace por las mujeres, por si misma y por las que vendrán, su Charlotte es una mujer adelantada a su tiempo y parte de mi cree que es demasiado para el tonto de Mortimer que va tres pasos por detrás de ella. Me pregunto que la dio a ella tanta fuerza para rebelarse en una sociedad y una época en la que ninguna mujer sentía el derecho ni el orgullo de hacerlo, Charlotte no veía diferencias entre ella y las otras mujeres, sabía lo que quería y estaba dispuesto a dar hasta su más preciado recuerdo por la salvación de las mujeres, por los derechos. CREO QUE LA PELÍCULA DEBERÍA HABERSE ENFOCADO EN ELLA.


A Hugh Dancy hacía mucho que no le veía, aquí su caballero no es tan encantador como siempre, pero es que su trabajo me dejó demasiado en sexo con tanto masaje vaginal... no estaba preparada para ver que este hombre se dejaba manos y brazos en esa tarea, dejando de lado su vocación de salvar vidas, incluso cuando Charlotte se lo suplicaba, él tenía demasiado miedo a perder su puesto de trabajo pero cuando Charlotte peligra realmente no puede quedar impasible, tiene que demostrar que es una persona de verdad y admitir ante todos ya no si es médico sino que Charlotte es la persona más lista del mundo y la seguirá al fin del mundo. 



Como siempre, Felicity Jones sabe meterse en cualquier papel, esta vez le tocó hacer de la hija pequeña, la inocente ovejita, la chica sumisa que hace lo que el padre quiere, que cree que estudiando el cráneo de las personas adivinará las personas de estas, por suerte al final de la película querrá encontrar su propio camino, me pregunto si lo encontró. 


🗨 3/10

Reminders




País: Tailandia 

Año: 2019



Noh (Captain Chonlathorn) es un rubio guapísimo que toca la guitarra y que intenta creer con todas sus fuerzas en su novio Phun (White Nawat), pero no entiende porqué él es siempre su última prioridad, en cambio su novio no se entera de la distancia emocional entre ambos. 


Two (Phiravich Attachitsataporn, Mean) está enamorado de Wish (Rathavit Kijworaluk, Plan), quien tontea con el doctor del hospital (Itthipat Thanit, God). Aún así, Two no se rinde y perseguirá a Wish hasta que quiera ser su novio, pero Wish le hará sufrir por no aceptar sus propios sentimientos. 


Pin (Tanapon Sukhumpantanasan, Perth) y Son (Suppapong Udomkaewkanjana, Saint) son novios y no lo esconden ante nadie, están completamente enamorados y quieren estar siempre juntos. Un día casi atropellan a Noh y Phun, Son aprovecha para pedirle ayuda a Noh con un regalo para Pin y Pin al ver que su novio queda con el rubio sospechará si ya no le gusta tanto. 

Quizás hayáis oído decir que "Reminders" es una serie, yo también lo creía hasta que terminé sus tres capítulos gracias a que el Studio Wabi Sabi la publica gratis como todas sus series, la duración de los capítulos son 40+40+15. ¿A que eso es lo que dura una película? Y por esa razón está en un Temporada de Cine. 


Ya sabéis que en este blog todo el contenido LGBT es bienvenido. Mis conocimientos son sobre cine occidental y webtoon, probablemente al revés de muchas seguidoras del contenido LGBT pero tengo un montón de producciones orientales LGBT apuntadas. Precisamente como Reminders era algo cortito que no tenía relación con otras series pero me permitía conocer a actores realmente populares del BL en Tailandia me animé a conocer Reminders. Ya había visto un sabroso vídeo de Perth y Saint, porque todo lo que hacen esos dos chicos me parece maravilloso, y en esta película admito que también pero creo que los desaprovecharon... 



Nunca me han gustado las películas que tratan sobre problemas de pareja, así que esto es un problema mío. Con esto no soy objetiva, no puedo saber si otros lo disfrutarán o no, no puedo decir que la historia sea tonta, siento que se basa en la realidad de muchas parejas que atraviesan problemas, malentendidos, celos, falta de comunicación, falta de tiempo para verse, que no se priorizan entre ellos. Simplemente la historia nos muestra que el amor no es siempre de color de rosa, no es siempre bonito y dulce, no es entregado o afectuoso, existen muchas cosas que mantienen ocupadas a las personas, que rompen parejas. Ninguna de las tres parejas rompen definitivamente pero atraviesan crisis que son rupturas en si mismas, esas temáticas no me gustan nada. 



Son y Pin son los que en principio parecían protagonistas, haciendo crecer mis expectativas de verles mucho en pantalla, creí que desarrollarían mucho a esta pareja, pero realmente solo tienen las escenas del primer capítulo, el resto de sus escenas son individuales, y los reúnen para el final. 


 

Me quedé un tanto atónita porque ellos ya son pareja y nunca nos cuentan cuando y donde se conocieron, no les llegamos a conocer demasiado, simplemente les queremos porque son sexys, carismáticos, son Perth y Saint y tienen algo especial cada vez que interpretan, porque son Pin y Son, dos chicos de universidad que quieren creer el uno en el otro con todas sus fuerzas pero que temen ser abandonados. 



A veces me encantaría que nos contaran el secreto para que pudiéramos construir una autoestima fuerte, resiliente, confiada, para que no hubiera tormenta que la moviera y eso se aplica a Son y Pin, me dolía el corazón por ellos, porque yo podía sentir que ellos realmente se querían, se necesitaban, sólo que todavía les queda mucho por aprender del amor, por suerte no se equivocan lo suficiente como para que no lo vayan a aprender juntos. 



Son un poco tontos porque donde se equivocan es en tener miedo y en no confiar en si mismos, si ellos querían sorprender al otro, querían regalarle el mundo entero, querían construir una fortaleza y la libertad, solo espero que el nuevo camino lleno de besos y abrazos les traiga más felicidad ahora que las dudas se han disipado. Ojalá hubieran podido tener más momentos de felicidad, más tiempo en pantalla juntos, mínimo, tanto talento y poder lucirse poco juntitos es pecado. 


Los protagonistas para mala suerte son la pareja más insufrible y estúpida del mundo. Con Two y Wish en realidad miento, no son pareja. 


Pero tienen los mismos problemas que si los fueran, creo que si ya antes de ser algo más se comportan así están asentando unas bases terriblemente malas para su relación. Admito que no soy objetiva con ellos, sus personajes me parecieron insufribles, con Wish negando completamente ser homosexual y con Two tirando su amor propio por los suelos. 



No creo que ser el esclavo de nadie sea una cosa buena, siempre de rodillas para el otro, siempre suplicando que le insulte, que le maltrate, ¿a Two no le enseñaron a quererse? La negación de la homosexualidad la hemos visto más veces pero esta negación no tiene que incluir dañar a la persona que en el fondo quieres, por eso y más, yo les odiaba completamente y no quería ver ni una sola de sus escenas. Si alguien no se cansó de ellos hicieron un spin-off de estos personajes.


No me digáis que el rubio no es guapísimo

Noh y Phun también son pareja, son como la pareja asentada, la que tiene claro que ni un huracán podrá moverlos porque han creado fuertes bases, pero todo es una ilusión, como les pasa a las otras parejas. 
Con Reminders pasa eso, que repite en las tres parejas el mismo problema y usa a los 6 para crear los malentendidos entonces acabas queriendo tirar de los putos pelos al guionista. 




Volviendo a Phun y Noh, Phun está siempre en la puta luna, sin enterarse de que en su propio noviazgo hay grandes problemas, en cambio Noh me encantó, es tan sexy ese rubio, tiene mucho carisma, pero ambos pecan de no tener puta idea de comunicarse. 

Aún así me encantaba verlos juntos y me quedé con ganas de ver sus besos y su pasión, que fueran más protagonistas y no TwoWish. Sé que son los precursores del BL en Tailandia pero odio que en las series y en la vida real involucren chicas. 




Mayu.