Translate

25 de abril de 2018

La herida (etnia Xhosu)


País: República de Sudáfrica
Año: 2017
Documental - Película

La herida, mitad documental, mitad película, nos muestra las tradiciones de la etnia Xhosu de la República de Sudáfrica a través de la vida de Xolani (Nakhane Touré), un obrero solitario que cada año participa como tutor en un rito iniciático -conocido como ukwaluka– para jóvenes que están a punto de dar el paso hacia la vida adulta. Siguiendo las pautas de esta tradición ancestral, los iniciados son circuncidados y pasan unos días en una cabaña situada en un campamento alejado del pueblo antes de afrontar la reincorporación a la vida cotidiana como adultos.

Xolani deberá instruir a Kwanda (Niza Jay), un chico de familia acomodada de Johannesburgo, que parece no encajar en las tradiciones defendidas por los más veteranos del clan. El joven descubrirá el secreto mejor guardado de Xolani, que está enamorado en secreto de otro de los tutores, Vija (Bongile Mantsai), quien lleva una doble vida casado con una mujer, circunstancia que no tiene intención de cambiar. Este descubrimiento traerá graves consecuencias para los tres protagonistas.


(Maravillosa sinopsis de El príncipe de Salina)

Sin nota

A raíz de esta película me he dado cuenta de que si que estrenan algunas películas #LGBT en España, solo que no se proyectan en todas las salas y no se les da publicidad alguna. Por un lado quiero decir que adoro darme cuenta de que mi país acoge estas historias con alma que se merecen la visibilidad. Por otro lado quiero quejarme porque es una injusticia que no se las publicite como se merecen. Me quedé totalmente asombrada al ver que La herida se estrenó en nuestro país en diciembre. ¿Por que la televisión o mínimo el cine no se hizo eco de ello? Ojalá no fuera por la sutil censura que todavía rodea al cine #LGBT.


Creo que todo el mundo debería ver esta película. A nadie le prometo que se vaya a convertir en una de sus películas favoritas porque no es una de las mías, pero creo que es una película necesaria, sobre una cultura tan diferente a la nuestra que nos va a parecer impensable todo lo que sucede dentro de ella, pero tristemente es una realidad.

Creo que es importante aprender sobre otras culturas y otras mentalidades, ponerse en la piel de personas con patrones mentales tan diferentes a los nuestros que parece casi inconcebible que existan. Tanto impactó La herida que incluso la propia República de Sudáfrica quiso silenciar su voz, pero los numerosos premios internacionales que se llevó consiguieron cambiar eso.



En La herida se abre la puerta a la etnia Xhosu gracias al co-guionista de esta película-documental, él formó parte de los Xhosu. La historia narrativa de La herida, el romance, y sus personajes, es parte de la ficción, lo que la convierte en una película. Pero la mentalidad que refleja es la de la tribu, y los chicos que están en pantalla haciendo el rito iniciático para convertirse en hombres realmente están haciendo el rito, no estamos ante una simulación en este aspecto, es real. Creo que tiene mucho valor como director y guionistas llevaron a la pantalla este documental-película. También debo decir que nunca había visto uno que aunara estos dos conceptos. Si queréis saber más os comparto abajo la entrevista que se le realizó al director aquí (me enamoró).

Es una historia muy dura de ver, os juro que yo me sentí indignada, asustada, y enfadada con ella. Es tan grande la injusticia que se vive en pantalla que es imposible que te deje indiferente, a mí y a cualquiera. Con La herida yo no podía controlar mis emociones, oscilaban dentro de mí deseando estallar, realmente quería poder hacerles ver que están equivocados sobre un montón de cosas. La herida no hace juicios de valor, no elige por nosotros que es lo que está bien y lo que está mal, no nos señala con el dedo “esto es terrible o esto no lo es”, solo nos muestra con absoluta honestidad dos realidades encontradas: la de la etnia Xhosu y la del rebelde de Johannesburgo (que se aleja de un pensamiento clásico y homófobo).


Claramente yo pienso como el rebelde, aunque me parecía una locura exponerlo de ese modo estando rodeado de tantas personas con una mentalidad tan peligrosa. No solo nos dejan conocer de un modo respetuoso todo lo que forma parte del rito, sino que nos explican qué es un hombre para ellos. Su modo de pensar no solo está anclado al pasado sino que trae consecuencias terribles. El peso aplastante de lo que solo puede ser un hombre es racista, homófobo, y asfixiante.

Debo decir que la historia me pareció lenta pero creo que fue tan interesante y llegado cierto momento… tan intensa… que lo olvidé. Quedé atrapada por la historia. La seguí hasta el final porque sentía que no podía irme antes de sentir lo que se nos estaba revelando con tanto dolor. Creo que fueron muy valientes tanto al mostrarnos algo tan íntimo y vulnerable como el rito como ese choque de mentalidad, esos patrones mentales que a mí me parecían, repito, de otro mundo, imposibles de existir.

El hilo central de la historia gira entorno a Xolani, Vija, y Kwanda, los tres maravillosamente interpretados por sus actores. Si no les he nombrado hasta ahora fue porque los protagonistas no son tanto ellos sino toda la etnia Xhosu. Pero quiero hablar un poquito de ellos, y de las emociones que me suscitaron.


Xolani me gustaba tanto. Creo que Xolani tiene muchas cosas buenas dentro pero se odia a sí mismo muchísimo, o jamás habría tomado esa decisión final. Su personaje es en general un hombre dulce y blando (blando en comparación con lo brutales que son los otros), alguien a quien yo sentía con una gran sensibilidad. Me dejó horrorizada con el modo en que aplastó todo: la libertad (de vida y de pensamiento), el amor, su autoestima, su amor propio, la esperanza, el cambio. Precisamente como él es un personaje tan bueno nunca imaginarías su decisión.



Xolani lleva toda su vida enamorado de Vija, desde niño, y es por eso que siempre aplasta su dignidad y su amor propio y vuelve al campamento para ser un tutor, porque así, una vez al año puede ver a su amor y puede sentirse en sus brazos. Vija no sé si quiere a Xolani, trata tan mal a Xolani que realmente lo dudo (mi rebelde se daba cuenta pero Xolani no abría los ojos 😢). Le humilla en una escena en la que deja claro que él DOMINA públicamente sobre Xolani, domina su dignidad, sus patrones mentales, del mismo modo terrible que esa cultura ahoga todo lo bueno (no me refiero al ritual sino al espejo único y terrible que deben ser de como sólo puede ser un hombre).


Vija le domina en todos los sentidos y por eso el sexo entre ambos es completamente animal: Vija no da placer a Xolani sino que ignora por completo sus besos y sus genitales. Es como la primera escena, en la que Vija le tumba de espaldas y le mete el pene en el culo sin ninguna preparación, y posiciona el brazo de tal modo que cada vez que sale y entra de su cuerpo prácticamente le está ahogando. Vija domina y humilla de muchos modos a Xolani como digo. Y Vija es un hijo de puta, que disfruta del dolor ajeno, de provocar pavor, es el típico maltratador y realmente me da asco. No le soporté nunca y me dolía mucho que Xolani se hiciera el ciego y se negara a ver cuán cruel y con cuanto poco respeto y amor le trataba Vija, cuán imposible sería que le tocara con un poco cariño.


Es una relación abusiva realmente, y solo hay una escena bonita -en la que se conquistan en el agua- (y media de otra anterior que acaba en pelea) entre ellos. SPOILER ¿dicha escena merece el precio de matar a un inocente? FIN SPOILER


Kwanda es puro contraste comparado a ellos dos. Él no soporta estar allí, no quiere formar parte del ritual, no comparte su mentalidad. Él vive con orgullo quién y cómo es. Él no esconde ni se avergüenza de su homosexualidad.


Tampoco le avergüenza sentirse atraído por Xolani, y por supuesto él es un “rebelde” que se salta hasta donde puede las reglas del ritual, y eso incluye llevarle la contraria a Xolani delante de todos, y hablarle como un igual cuando ese círculo a un tutor solo se le puede tratar muy reverentemente.


Kwanda es nuestro punto de unión, al que podemos entender. Cuando él le decía a Xolani todo lo que le decía yo sabía que él tenía razón y que se preocupaba de verdad (de corazón) por su tutor: por su libertad y su autoestima, por lo que merece, por lo que debe ser una relación sana. Pero Kwanda es ingenuo y arrogante, su chulería y su rebeldía muchas veces rozaban lo peligroso dentro de ese campamento. Quise a mi rebelde, y no quería ese final para él 💔.

El final de La herida me dejó impactada, abrumada, desgarrada, con tanta intensidad emocional dentro del pecho que no sabía cómo mantenerme indiferente. No podía no sentir el dolor de todo lo vivido, de lo perdido. Jamás esperé un final como ese, mínimo no de la mano que trajo ese desenlace. Realmente quise llorar porque durante la historia se me había roto el corazón muchas veces pero nunca tanto como en ese final.

Mi rebelde en el agua "curándose"

↘ Quiero nombrar una cosa, todo el asunto de la circuncisión, el método usado, tan peligroso, me daba pavor. Muchos jóvenes mueren a causa de esta práctica, y se sigue practicando ASÍ porque en su mentalidad solo a través del dolor se convertirán en HOMBRES.


Elenco:

Izquierda: Bongile Mantsai (Vija), John Trengove (director sudafricano), Nakhane Touré (Xolani), Niza Jay (rebelde Kwanda)

Todos me parecieron soberbiamente intensos, naturales, e impactantes, lo que es más sorprendente porque todos eran noveles dentro de la actuación. Un aplauso a todos por dejar su impactante huella, por ser tan delicados y tan brutales al mismo tiempo.

La herida sangrará en todos los niveles gracias a la soberbia interpretación de todos, incluido el debut del director, se ha estrenado por todo lo alto causando impacto emocional.

Mayu.

🚥 Curiosidades:

Entrevista al director, John Trengove (en español) La amé 😍


Precioso video del cantante Nakhane Touré (Xolani), quien antes de La herida nunca había actuado pero que canta de un modo que se te mete en el alma 💓

💓  💓

23 de abril de 2018

Inmersión 🐬

¡Hola! Hoy toca película favorita en el blog. La vi hace una semana y ya quiero volver a verla de lo mucho que la echo de menos 😋.




País: Estados Unidos en co-producción con España
Año: 2018
Adaptación de la novela de J.M. Ledgard, y guión de Erin Dignam para la película 😍.

Danny es una científica, o más en concreto, una bióloga-matemática especializada en las profundidades abisales de los océanos. Danny sueña con bajar a sus profundidades para poder demostrar que en el fondo del mar, más allá de donde casi nadie se atreve a ir (en submarino), está el origen de la vida.

James Moore es un espía que debe fingir ser un experto ingeniero hidráulico para poder localizar a los yihadistas de Somalia. Antes de embarcarse en esa difícil misión, James decide pasar unos días en Francia, y allí coincide con Danny, quien también disfruta allí de unos días de descanso.

La película transcurre entre el presente y el pasado con la diferencia de un mes. En el pasado James y Danny viven un apasionado romance que en el presente les servirá para vencer cualquier obstáculo, los dos serán el sol que llene de esperanza al otro.


10/10


Esta reseña no es fácil para mí, siento que me van a faltar un millón de palabras para expresar mi amor por ella. Pero lo voy a intentar porque esta es una joya preciosa que se merece que todos vayáis al cine a verla con el corazón de lo más incondicional y sensible.



Inmersión es una película preciosa que yo estaba deseando ver desde el momento en que estrenaron el trailer. Me quedé muy enamorada con ese trailer y por eso contaba los días para que la estrenaran, y el viernes de la semana anterior allá que fui con mis padres, incluso cené en el cine, así que fue un plan perfecto 🤗.


Inmersión se ha convertido en una de mis películas favoritas, tanto que nada más salir del cine deseaba escribir sobre ella pero estaba demasiado ocupada fangirleando sobre la película con mis padres. Fue una experiencia inolvidable y a los tres nos gustó. Esta película conquistó todas las profundidades de mi alma y ya estoy deseando comprarla en DVD o volver al cine a contemplarla porque os prometo que otra vez voy a quedar completamente enamorada.



Es difícil explicaros cómo viví yo esta película pero imaginadme feliz, enamorada, suspirando a cada instante, viviéndolo todo con la mayor intensidad del mundo, el corazón golpeándome en el pecho. Fascinada por cada secuencia y cada segundo de esta historia 🎶.


Dstoy deseando comprar su libro (¿lo han publicado en español?), y volver a mirar un millón de veces los preciosos ojos de James porque estoy enamorada de él y no le puedo (ni quiero) sacar de mi corazón.


Normalmente yo nunca veo trailers de películas porque son puro spoiler pero con esta película no lo sentí así porque fue empezarla y olvidarlo todo. Simplemente me sumergí dentro de esta película y la viví intensamente, como si James y Danny me estuvieran contando la historia personalmente. Realmente me sentí abrazada por ellos, por su lucha y por su profundo amor. Esta es la película que yo necesitaba. De corazón, me llegó al alma y se quedó anclada en mí.


Cuando terminé de verla me pregunté que de donde había nacido una historia tan poética, tan profunda, tan intensa, pero mientras la veía y vivía solo podía enamorarme y enamorarme y sentir como el corazón se me hacía un nudo en el pecho. Hacía mucho que una historia de amor y una historia de vida como esta no me mantenía al borde del asiento y aplaudiendo de puro sentimiento. Sentía un millón de cosas, pero todas, fueran tristes o bonitas me hacían sentir completa, como conectada desde el alma a las profundidades de Inmersión.


Siempre la voy a sentir en mi corazón porque se ha ganado un hueco especial que es solo suyo. No se como explicarlo pero es que esta película me envolvió, se enraizó en mi por muy tonto que os pueda sonar. Me conmovió, significó todo para mí, y creamos un vínculo.



No lloré con Inmersión pero ahora sin ella si siento ganas de llorar, porque suspiro de añoranza de lo mucho que necesito que James y Danny iluminen mis mañanas. Necesito más de ellos, más de su ternura y de su amor eterno, más de todo eso que les hace especiales.


Es una película sosegada en cierto modo pero que en ningún momento sentí lenta, era el ritmo perfecto para bailar en sus brazos, así lo sentí. Esta historia está tan llena de luz que me siento afortunada de haberla visto, me siento tan querida por haberla querido tanto 🎶. Inmersión es pura poesía y delicadeza, nos cuenta de un modo tan humano e intenso la historia de James y Danny que es como estar contemplando la más agridulce, bella historia de amor. Incluso cuando me sentía triste, ellos me iluminaban con toda su alma y yo sentía algo cálido en mi corazón. Mi felicidad burbujeaba dentro de esta película, de estos mares y de estos soles, de la oscuridad y la esperanza y las tierras salvajes.


Inmersión es única y conmovedora, y seguro que amparada por la oscuridad del cine yo tenía la más grande y triste de las sonrisas. Realmente quería alcanzarles mis manos y que no me abandonaran nunca, yo quiero un montón a Danny y James.



Nunca había visto una película con una trama como esta y enfocada de este modo tan dulce, profundo (¡sumergido!), respetuoso, y poético, porque dentro de Inmersión no se juzga a nadie.

Particularmente yo no soy fan de los temas que trata pero dentro de la película creo que esa combinación estuvo hilada de un modo que funcionó como la seda y que a mi me embelesó. Me llevó a sentirme fascinada por la profunda psicología de la película, por las cosas que dejaba sobrevolar, por todo lo que nos estaba entregando, para que, sin hacer juicios de valor, reflexionáramos.




El trabajo de Danny me pareció apasionante, yo también quise cerrar los ojos mientras ella le explicaba con una magia insólita a James las cinco capas del océano. James no habla como tal de su profesión puesto que es un secreto pero si que habla con absoluta pasión de la necesidad de hacer algo que contribuya a las personas. De modos muy distintos ambos buscan el bien del ser humano y el bien de la madre tierra, y aunque tienen miedo, creen completamente en sus ideales, incluso si pueden suponer un sacrificio, yo los sentí como "héroes" pero no héroes ciegos o vanidosos sino héroes de enorme corazón, son solo humanos con sus ideales y creencias que tratan de entender en el caso de James a aquellos que le tienen en cautiverio.

Dentro de Inmersión se habla de ciencia, religión, terrorismo, paz, cambio climático, oscuridad, pero también de esperanza, amor, generosidad, valentía, luz, vida. Y todo se trata de un modo honesto pero sensible, de ese modo en el que se cierran cicatrices. Creo que exploramos con Inmersión y con todos sus variados personajes todas estas capas, y de un modo poético. Sin olvidar la psicología y esa fuerza que nos mantiene vivos y que para unos es Dios, o Alá y para otros es el amor más puro. Y que conste que no es una película moralista o que escoja caminos por el espectador, es simplemente la vida, la tierra más salvaje, en su fealdad, y en su belleza.


Es verdad que dentro de la historia hay más personajes que James y Danny puesto que solo viven la mitad de la película juntos pero para mí no brillaron como ellos pues Danny y James son los narradores de esta historia de todos (incluso de mi como espectadora), y realmente yo amaba sentir que ellos eran el centro de todo. Estamos ante una inmersión, en un viaje caída abajo, hacia lo más profundo de la tierra, y del centro del alma, directamente camino a la esencia de todo: al corazón (el suyo, el de la tierra, el del océano, el nuestro, y el espiritual).

Obviamente el resto de personajes son vitales dentro de la historia y me provocaban desde horror hasta ternura dependiendo de la vivencia en particular (no puedo decir más sin hacer spoiler). Quedé impactada por ellos, sin poder controlar mis emociones.



Danny es bella, no hay más que verla para comprender que estamos ante un personaje especial lleno de pequeños detalles. Una científica apasionada de su trabajo pero también con un corazón joven y esperanzado. Danny es la clase de chica que comprendo bien que sostuviera a raya los miedos, la desesperanza y la “locura” del posterior secuestro de James a manos de los yihadistas.


Danny es adorable, con su preciosa mente de científica, con su amor por la capa del océano que aún rodeada de oscuridad es origen de vida. Me quedaba enganchada cada vez que la oía hablar de ello, porque es parte de su ser. Danny es luz, tan natural, tan pícara, tan sencilla al mismo tiempo, y es como el mar. Realmente la siento como alguien especial, una criatura entregada y bondadosa, una mujer fuerte pero bañada en dulzura. Una chica valiente que sabe calar a los demás y no duda en arriesgarse.



Danny sería una hermana para mí sin dudarlo, la quiero un montón. Realmente me hacía feliz verla con la nariz enterrada en un libro, sumergiéndose en el agua fría, y pensando en James cuando ya no estaba físicamente a su lado. Añorándole como loca.



James es mi favorito, no puedo mentir. Esos ojos, esa sonrisa, esos sueños, su voz, esas manos, su corazón, me persiguen y me hacen añorarle muchísimo. Yo quiero abrazarle por siempre porque sé que siempre lo voy a sentir como mío. Mi James, mi principito, mi incansable luchador. James es… todo lo que no esperaba que fuera un espía. Como espía es muy bueno pero es humano y él batalla contra la tortura psicológica y el miedo, no negaré que me rompía el alma verle en tales circunstancias pero es que en sus recuerdos con Danny él es tan feliz, la ama tantísimo.


Como digo, James es un hombre dulce, romántico, de una ternura estremecedora, es protector, cálido, inesperado, serio y divertido al mismo tiempo. No tiene ni un gramo de chulería y yo me pregunto si él no se ha dado cuenta de lo bello que es con ese cuerpazo sexy, esa sonrisa que despierta cosquillas, y esos ojos que embrujan. Él no lo sabe tampoco pero su corazón es lo más bello de él, y yo vivo enamorada de él. De lo dulcísimo que es, de lo mucho que ama escuchar a Danny, de cómo crea el vínculo con ella, de lo valiente que es para todo (incluso cuando en el secuestro se da cuenta de que podría morir en cualquier momento y su único deseo es estar con Danny y olvidar que el mundo existe). Me atrapa por completo lo dulce que es, de verdad, su naturalidad, todo. Es uno de los mejores personajes que he conocido y también tiene mucho que ver la evolución del personaje, como queda desnudo ante el espectador: vulnerable totalmente.



Amo a James, ha calado hondo en mí y porque Danny es perfecta para él, pero… una parte de mí quiere a James para mí. Le quiero con toda mi alma y mi locura. Le adoro. Fangirleo con él. Y no puedo negar que quería gritar de pura emoción al ver lo adorable que es, porque mi rasgo favorito de él es cuánto ama a Danny y cómo la lleva en su mente, sosteniendo su corazón aterrado de miedo y oscuridad.



Con ambos vivimos un viaje abrumador, totalmente abrumador. Son una de mis parejas favoritas, obviamente, les quiero con locura. No concibo al uno sin la otra (y viceversa). Están destinados, siento que son almas gemelas y que se reencontraran y yo amaría contemplarlo, pero sé que ambos, arduamente, van directos a los brazos del otro, porque incluso separándoles miles de kilómetros y los secretos de James, yo siento que ellos han estado juntos esos 31 días. No hay ninguna distancia que pueda ser lejana para estos dos corazones.



Cada una de sus citas improvisadas me enamoró, y no importaba si solo estaban cenando o si estaban paseando por aquel paisaje tan bello de Francia, todo era especial porque eran ellos quienes lo estaban viviendo y me lo estaban regalando, compartiendo su secreto. Me apasionaron sus conversaciones, todas me dejaron pendiente de cada una de sus palabras porque eran verdaderas, significativas, íntimas, emocionales. E incluso el lenguaje no verbal era soberbio, se decían tanto sin palabras.



No puedo elegir un momento de ellos como mi favorito porque todos los amé, ya fuera conversando, discutiendo sobre sus miedos o sobre la necesidad de estar implicados, abrazándose dulcemente, jugando en el agua, o mirándose con los ojos llenos de estrellas. Todos despertaron a mi fangirl. Los amo a ellos y amo su relación: son el infinito y el amor más dulce del mundo, y son eternos.


Además, ellos son naturales, tienen esa química abrumadora, ese juego que va de una mano a la otra, ese coqueteo tan intenso, y creo que pocas veces vi una relación como la suya, tan llena de detalles íntimos, de una dulzura especial, de gestos que dicen tanto, como cuando ella le acaricia los pies mientras conversan mirándose. Están hechos el uno para el otro. ¡Les amo!



No puedo no nombrar las escenas más intimas, una de ellas en la que charlan desnudos con ella encima de él, acariciandose el rostro de un modo que es puro descubrimiento y puro amor, o esa otra en la que hacen el amor por primera vez, que es como ninguna otra escena de sexo que haya visto nunca, tan especial, tan solo suya, original, y de una ternura absoluta, recorriéndose a besos con el calor de la chimenea, besándose profundamente, tocándose como si estuvieran conectados por algo más que piel con piel. Son momentos trascendentales y los tengo grabados.



Entremedias, cuando ambos se enfrentan a lo más duro de la vida (y de sus decisiones), cuando no se tienen físicamente, seguí sintiendo su conexión: Su amor, estando lejos, solo crecía y crecía porque era refugio y esperanza. Ser testigo de ello realmente me arrancó cada reserva de mi corazón. No puedo poneros en palabras como fueron dichas escenas porque son para vivirlas y sentirlas, por lo triste que fue pero también por el enorme amor que representan, por cómo ellos se salvaron mutuamente, se consolaron en la aventura o en el infierno, se abrazaron en secreto y suplicaron por un día más juntos. Si el amor puede vencerlo todo, el de ellos lo hizo. Les dio el sostén que necesitaban, y Danny era feliz aunque necesitara de James, de todo él y la matara su silencio, pero James vive un infierno y solo su amor por ella le mantiene vivo: psicológicamente estable.



Cada plegaria de él es una carta de amor que él “recita” para ella. Me derritió por completo como ella era la luz de él, como cada aliento, y cada gramo de cordura, eran por ella y para ella. La ama con devoción, con locura, y reitero, yo me derretía por miles de pensamientos que él tenía sobre ella. James y Danny son amor incondicional, creciendo ante todos los obstáculos y rescatando la luz de esa oscuridad que les engulle.


El final es abierto, pura poesía, de la inmersión a la ascensión. Sé que los pesimistas no tienen fe pero ellos no mueren (que era mi mayor miedo durante la película) y como dice James él va a encontrarla. Su corazón nunca la abandonó así que lo siguiente serán sus brazos encontrándola (y lo mismo para ella). Danny y mi James van a estar siempre juntos.


Elenco


Alicia Vikander


Me encanta esta actriz. Me gusta mucho que le encante cambiar de registro. Este es el segundo papel en el que me ha enamorado absolutamente. Creo que ha sido tan natural que ha abrazado a Danny como si fuera parte de ella.


James McAvoy


Después de Expiación (y de eso hace muchos años) este ha sido mi reencuentro con él y no podría haber sido más maravilloso. He quedado infinitamente enamorada de él, es uno de mis personajes favoritos de lejos. Me ha embrujado por completo James McAvoy, admito que yo también le haría el amor y besaría su sonrisa hasta el infinito. James dice que él se parece mucho a su personaje, con lo que me voy corriendo a él 😍.


Química


Que bellos son, me derrito al mirarlos 😆. Vuelvo a repetir que la química entre ambos ha sido abrumadora. Los dos era como si llevaran toda la vida amándose. Me han asombrado y me han maravillado. No hay otro modo de describirlos: juntos son la esencia del amor y la sensualidad. Les vería para siempre juntos y siempre sería feliz.


Espero que os haya encantado, he disfrutado de escribir esta reseña pero ha sido muy difícil y siento que me he dejado demasiadas cosas. Sé que podría haber hablado más de otros aspectos más crueles pero me siento incapaz de ponerme a juzgar. Os hará reflexionar, sin duda.


NECESITO ENCONTRAR EL LIBRO DE ESTA PELÍCULA. SERÍA UN GRAN REGALO PARA HOY QUE ES EL DÍA DEL LIBRO 😉.


Mayu.

21 de abril de 2018

Temporada de Cine #23 (Abril)

¡Otro temporada de Cine por aquí! Me encanta esta sección.


⬇ 6/10




País: Estados Unidos
Año: 2016

Dean y Alex no se han visto desde hace quince años. Ambos se conocieron la noche de la graduación universitaria de Alex y pasaron un apasionado verano juntos, hasta que Alex desapareció.



Quince años después, con una vida completamente diferente y absolutamente no como la creía en la veintena, Dean recibe un correo de Alex. Los dos necesitan volver a verse y por eso deciden pasar un fin de semana en la casa de verano de Dean.


La primera película de este Temporada de Cine es una película que me gustó 👏y a la que me encantaría que le dierais una oportunidad.


Debo decir que amo la portada de esta película, es una de las escenas de Lazy eye y es preciosa. 


Debo decir que obviamente yo esperaba un final muy dulce y romántico y no lo tuvo. Es Otro Final Abierto Más y aunque su historia sabe a despedida yo querría que Dean y Alex estuvieran juntos, realmente sentí amor entre ellos.


Es una buena película con unos personajes a los que les tomé cariño. Creo que es una película de la que se puede aprender porque tiene muchas reflexiones, pequeños detalles, grandes diálogos, y sobre todo, nos lleva por un camino de madurez, realización, y de nuevos aprendizajes, y eso no lo ofrecen muchas películas.


Yo pensaba que la película no podría sorprenderme y la verdad es que no hubo muchas escenas que yo hubiera podido imaginar, hubo un secreto que nunca imaginé. Eso solo la volvió más intensa, y con un toque “trascendental” pues la vida de Dean y Alex acaba de tomar un cambio, sin ellos planearlo (o mínimo Dean no).


Lazy eye no es un cuento de hadas, es una historia realista y muy natural sobre dos personas que se quisieron, que se “perdieron", y esa pérdida del otro les hizo dar un giro a sus vidas, y ahora ya no son las personas que esperaban ser quince años atrás. ¿Pero quién es como planeaba? Así que ellos nos hablan de sentirse (o no) realizado personal y laboralmente, de dejar de soñar o de volver a intentarlo, de los vínculos emocionales y de la comunicación (la falta de ella y lo necesaria que es), de cómo intentamos ser fuerte a costa de resguardar nuestro corazón, y por supuesto, de cómo las personas a las que hemos amado afectan a nuestras vidas y nuestro modo de pensar y sentir.



Alex se supone que vive feliz con su vida, ha renunciado a Wall Street y está deseando encontrar ese rumbo en su vida que le haga sentir realizado. Y precisamente su momento más amado lo recuerda con Dean, por eso le busca y quiere darse una nueva oportunidad. Me encanta Alex porque tiene las ideas claras, es un pícaro, y un seductor de un modo tímido, realmente sabe escuchar y ha aprendido a hablar de lo importante. El porqué abandonó a Dean en el pasado me pareció una puñalada pero creo que él es el único capaz de dar alas a lo que Dean necesite de corazón.



Dean tiene aparentemente una vida plena en todos los sentidos, pero en realidad, por mucho que ha seguido todos los pasos para tener una vida feliz, el huracán Alex desequilibra todo eso, o mejor dicho, solo saca a la luz al Dean escondido tras los miedos del Dean adulto. Yo espero que Dean vuelva a su yo artista, también que no tenga más miedo, porque realmente es un personaje dulce, emotivo, sentimental, incondicional.



Esta pareja me gustó mucho. Durante la película realmente les conocemos de verdad porque ellos hablan muchísimo, como digo es una película de diálogos y es genial eso. Los dos se comunican más en este fin de semana de lo que lo hicieron en el verano de su juventud. Y también mucho más de lo que lo hacen otras parejas. 



Me pareció precioso que ahora aprovecharan el tiempo perdido para confesárselo todo (lo que no quiere decir que se casen al final de la película ni mucho menos), para no dejarse nada sin decir, por mucho que pueda herir o que pueda hacer ver lo vulnerables que son. Ambos intérpretes tuvieron una química especial y eso me encantó.



Realmente yo deseo que ellos dos se den más que unos días de su vida, porque se nota que aún se aman, aman el recuerdo que tenían del otro, pero también sienten algo especial por las personas que son ahora. Dean no le elige esta vez pero espero que Alex lo intente porque Dean merece mucho amor y Dean se ha pasado esos quince años llorando por él, con lo que este capítulo en sus vidas puede ser un modo de cierre o un nuevo comienzo.




La escena en la que hacen el amor es íntima y preciosa, al igual que los puros besos que se dan durante este reencuentro. Adoro los momentos en el agua y como Alex promete comprarle un parche a Dean para su ojo mientras se abrazan en el agua.


Durante la película se nos regalan algunos flashbacks (3) de cómo se conocieron, con los mismos actores. Y debo decir que para mí eso no coló. Habría preferido a una versión joven de verdad. Lo positivo como ya dije, es que Lucas Near-Verbrugghe (Dean) y Aaron Costa Ganis (Alex) tienen química.


⬇️ 4/10




País: Estados Unidos
Año: 2015


Jess es una joven que tras haber crecido en orfanatos se dedica a emborrachar a chicos y estafarlos. La noche que intenta eso mismo con Nick, un veterano estafador, es pillada absolutamente, y Jess, imprevisiblemente, le pide que la acoja dentro de su empresa y se lo enseñe todo sobre los robos/estafas. Mientras tanto ambos se enamoran y viven su historia con ilusión, pero ¿tendrán futuro?


Esta película la quería ver porque los protagonistas son Will Smith y Margot Robbie, y yo los adoro a ambos, considero que Margot está creciendo de un modo hermoso como actriz, y que Will es especial desde siempre. Aproveché que en mi app Amazon estaba disponible y la vimos doblada, yo acurrucada en el hombro de mi madre.

La película me gustó y no me gustó. Es difícil explicarlo, pero es que mi atención iba y venía, iba y venía. Tenía escenas que atrapaban mi atención pero después volvía a aburrirme. Yo creo que es una película desequilibrada, porque tiene momentos que son un subidón de sorpresa/emoción y luego otros que son tediosos y no aportan nada. El final es de subidón total.



Pero bueno, Focus no pertenece a un género que me guste, si no fuera por estos dos actores yo no la habría visto, porque realmente acción y apuestas no son un tema que me interese.

Si os encantan las películas de este género os animo a verla, porque no me parece mala, solo que no es maravillosa o mínimo a mi no me enseñó nada ni me calaron hondo sus personajes.



Jess me gustó porque es una chica alocada pero tierna. Yo no comprendo su obsesión por los robos, queda muy lejos de mi entendimiento pero en ella vemos un cambio. Una misma chica con dos caras, que en su pasado es dulce y adorable (lo que choca con que le encante estafar), y en su futuro sigue siendo dulce pero también es manipuladora. Lo que sí entiendo es que ella necesita sentirse querida y es justo que Nicky pague un poco por haberla hecho daño.




Nicky no me gustó, y es la primera vez que eso me pasa con un personaje de Will Smith. Su interpretación me pareció fría y sin sentimientos, y no lo entiendo porque normalmente Will es muy sentido. Nicky es un imbécil que nunca deja que nadie le cale hondo en el corazón, solo vive para el trabajo, y poco más. Es un engreído, al punto de que se cree que a todas las mujeres se las puede seducir con el mismo patrón.




La relación entre ambos era lo que me mantenía entretenida, además de algunas escenas de estafas, pero no es un romance ideal. Al principio son adorables, del tipo estamos enamorados pero luego él la deja sin razón y yo no entendí eso. Nunca justifica porqué la abandona y aunque me encantan los reencuentros me molestó ese juego de gatita y ratón. Aún así me puse feliz de que estuvieran juntos 😊.




Poco más que decir, no me entusiasmó pero estuvo bien para pasar el rato y ver algo diferente.




País: Estados Unidos
Año: 2000


Henry vive en Nueva York como un artista, pero ha pasado veinte años suspirando por el mismo hombre, Dean. Cuando Henry recibe una llamada de Grace sale corriendo hacia su pueblo natal en Montana: Big Eden porque su abuelo está enfermo y Henry quiere cuidarle todo lo que pueda. Allí todo el mundo le recibe con los brazos, la viuda Thayer enseguida intenta buscarle una novia o un novio, Grace le ofrece un trabajo en la escuela, los hijos de Dean le adoran, Dean está divorciado y no duda en darle una oportunidad a su complicado amor con Henry, y por último, Pike, un nativo indio con síntomas de autismo (a mis ojos) cocina en secreto para Henry y se enamora de él cerrando el triángulo amoroso.


En verano mi amiga Brandee me recomendó esta película y aunque he tardado mucho en hacerlo, por fin la vi. Pero debo decir que la historia no ha sido para nada como la esperaba. Realmente me ha decepcionado, esperaba algo precioso y romántico de ella y no siento que me lo haya entregado.



No es una mala película, pero sus dos horas me parecieron demasiadas, sobre todo cuando no pasa nada excesivamente interesante dentro de la historia.


Es una película dulce y familiar, sobre apreciar las raíces y los vínculos emocionales, sobre un lugar donde cualquier sexualidad es normal, natural, incluso celebrada. La gente dice que este clima de amor y aceptación que respira el pueblo de Big Eden es una utopía, una fantasía, pero a mi me gustaría pensar que existe más de un lugar como este, porque ser homosexual no es sinónimo de ser rechazado por todo el mundo. Y después de todo, estas personas habían visto crecer a los tres hombres de la película y les quieren, y yo creo que el amor tiene mucho de incondicional.





Lo interesante de la película es ese pueblo y sus habitantes, el como todos ellos deciden implicarse con Henry y le ayudan a construir un hogar en el que pueda seguir creciendo a la vez que se siente querido y protegido, sin necesidad de huir nunca más. Lloré con la escena del gif con el abuelo, fue preciosa:





Los personajes protagonistas, si hablamos de Dean, Henry, o Pike, no me han parecido gran cosa, lo mismo sus intérpretes. Ellos me han dejado bastante fría. 

Henry, el artista es un hombre inseguro incapaz de luchar por nada. 



Dean es bastante mono y muy seguro de sí mismo. 

Pike es el mejor de los tres, tan dulce que me daba penita.


 


El triángulo amoroso no me gustó nada, aunque tampoco es algo muy novedoso pues no me gustan en general, y aquí menos porque la película se enfoca tanto en el soso romance entre Dean y Henry que lo de Pike es un amor no correspondido muy cantoso, y claro, no me creo que Pike acabe con Henry, lo siento como el segundo plato porque Henry tiró la toalla con Dean, que en el fondo se estaba esforzando mucho para aceptar su sexualidad.



Realmente no hay escenas románticas como tal dentro de la película, pero mínimo entre Dean y Henry si hay escenas. Con Dean me pareció estúpido romper porque Dean mismo decía que quería estar más cerca de él, entonces ¿cómo se queja de que el otro no le quiere? 



Entre Pike y Henry hay muy pocas escenas (y no románticas) y ya porque ellos no hablan durante la película, van por separado. El único momento de afinidad es cuando Pike le cuenta la leyenda de los niños del cielo formando las estrellas. 


⬇️ 1/10




País: Estados Unidos
Año: 2017


2002. Sacramento.


Lady Bird es una adolescente desagradecida y maleducada que odia a su madre y que se dedica a hacerse la rebelde. Para no ir a un colegio católico se tira de un coche en marcha pero solo se rompe el brazo así que debe ir. 



Las primeras semanas o mejor dicho todas se dedica a no hacer nada salvo darse aires de grandeza y mentir. Lo único que parece honesto es su mala relación con su familia porque ella es hiriente.




Su primera amiga es Julie, una chica a la que en realidad tiene envidia. Ambas prueban con el teatro pero Lady Bird necesita ser el centro de atención. Al poco empieza a salir con Danny, un chico que esconde un secreto, pero Lady Bird no se da cuenta porque está en su nube de “salgo con un chico católico que heredará la casa de mis sueños y podré salir del lado equivocado de las vías”.


Tenía ganas de ver esta película, quizás por eso me he llevado una decepción tan terrible con ella. Desde los primeros minutos sentía que esta película no me iba a gustar, pero quería seguir intentándolo, y realmente puedo decir que Lady Bird es una mala película. Menos mal que la vi doblada, porque ya fue todo un esfuerzo no abandonar la película de lo mucho que me aburría. Todo el tiempo miraba el reloj para saber cuánto quedaba de patética historia.




La crítica está dividida con esta película, he leído opiniones que dicen que es maravillosa y otros piensan como yo, que es un tostón y no vale la pena. Realmente no vale la pena, cada minuto es un minuto desperdiciado, tanto por la historia como por los personajes, y no hablemos de las malas actuaciones. Y debo decir que no sé qué se fumaron para darle un premio a Mejor musical, ¡solo hay un poco de canto, y es fuera de contexto, para imitar la típica obra de teatro de colegio americano!


La película es mala. Yo he quedado asombrada por cuanto. Es una decepción que solo se va agrandando minuto a minuto. Realmente me sorprende su éxito para lo poco que pasa, y lo que si pasa lo hace fatal. La película es muy pretenciosa y arrogante, quiere ser poética y en realidad no es más que una propaganda de la Iglesia y de las estúpidas adolescentes que hacen estúpidas cosas. Una de sus constantes es la mentira y la hipocresía, con esa necesidad absurda que tienen todos de fingir lo que no son, y de odiar lo que se les ha dado.




Lady bird quiere tocar muchos temas, como la religión, la homosexualidad, el alineamiento de las personas, la locura de la adolescencia, la mala educación de los padres, las drogas, la idea de la pureza y la virginidad, la depresión, el terrorismo, etc. Es como un cóctel de muchas cosas, pero a cada una (salvo a la iglesia) se les dedican unos minutillos de nada, con lo que no pintan nada y están fatal llevados. Es como meter en una batidora todas las ideas del mundo y ver que sale de todo ese lío: pues algo malo sin duda para Lady Bird.



La protagonista, Christine, o lady Bird (necesita ser alguien desligada de las raíces de pobre de sus padres), es inaguantable. Admito que la interpretación de Saoirse Ronan no me ha gustado nada, ha sido terrible, pero es que su papel se las trae. Su personaje es una loca, y odio usar esa palabra, pero es que hace cosas que no son de persona sana, empezando por tirarse del coche en marcha por tener una rabieta de cría, y continuando con sus aires de pretensión o con los comentarios tan asquerosos que hace. Lady Bird es egoísta, envidiosa, hipócrita, mentirosa, usa a los demás a su conveniencia y cuando ya no le valen los tira a la basura como hizo por ejemplo con Julie, y no aprecia ni siquiera un poco a su familia: nunca ve lo mucho que se esfuerzan por ella, y ella solo les lanza mierda.




Dentro de la historia Lady Bird tiene dos “romances”, sosos y variopintos, eso si, el club de los opuestos pues ambos chicos no pegan ni con cola con ella (y están muy desaprovechados por culpa de la guionista/directora).




El primero es Danny, un niño dulce y bueno, con ropa pija comprada por mamá (o su abuela), el típico que no ha roto un plato (me gustó la dulce interpretación de Lucas Hedges).





Con él vive el típico romance de hadas en el que incluso encuentran una estrella mutua. Los dos eran monos, lo admito, como cuando bailan juntos, pero cuando Danny dijo “no te toco las tetas porque te respeto” ya adiviné su secreto. 


Me pareció fatal que le hicieran quedar mal al chico porque fue como “mira, todos los gays usan de tapadera a las chicas” y eso no es verdad, menos en 2002.




El segundo es Kyle, tiene un grupo de música, y odia la tecnología y formar parte de cualquier cosa que alimente el sistema y al gobierno (tiene miedo de que le pongan un chip en el cerebro), y por eso fuma hierba. Es un personaje muy raro, no sé de dónde lo sacó la autora, no sé qué pensar del famoso Timothée Chalamet.


La relación de ambos pues es aún más rara, con esas conversaciones en las que ella finge pensar como él (ella es así con todo aquel que le parece “cool”). 




La escena en la que se acuestan es patética, encima él tarda como tres segundos en correrse. Y ella se queda con las ganas pero le da las gracias por “haberse desflorado juntos, haberse regalado la flor” (cito textualmente) a lo que él chico le quita la ilusión de un plumazo. Él lo define como “no te preocupes, tendrás sexo sin sentido con muchas personas”. Y ella solo quiere "otro virgen" por lo que rompe la "relación". 






Es una película vacía en todos los sentidos. Quiere ser tan arrogante, soberbia, y blablabla, que se queda en fría y desastrosa, un fracaso.

Mayu.