Translate

15 de noviembre de 2018

Recuerda aquella vez - Adam Silvera

¡Hola! Hoy os vengo a hablar del libro debut del tan querido escritor Adam Silvera. Querido por otros pues por mí no. 

Título: More happy than not (2015)


Sello: Puck (Ediciones Urano), 2017
Traductor: Antonio Padilla Esteban
Páginas: 352
Género: Drama, depresión, LGBT

La sociedad está escandalizada porque la empresa Leteo, quien se encarga de borrar recuerdos y de construir una nueva arquitectura mental, está revelando que no todo es tan bonito para sus pacientes, quienes pueden perder sus propias identidades a la vez que su memoria. Ellos se encargan de corregir la memoria de personas con trastornos mentales, depresiones u orientaciones sexuales LGTB. 



Bronx, Nueva York, barrio marginal. Aaron es un chiquillo de 16 años que está intentando ganarle la partida a la pena. Él está dispuesto a luchar por la felicidad y aunque no comprende del todo como pudo pensar en suicidarse, ahora quiere remediarlo. Su madre y su hermano están pendientes de él porque temen que Aaron pueda volver a intentarlo, por eso están tan agradecidos con Genevieve, la novia de Aaron. 

El padre de Aaron se suicidó por una razón que le ocultan a Aaron, igual que él sin saberlo, desconoce parte de la historia de su propia vida. Un día jugando al Cazador con su agresiva pandilla, Aaron conoce a Thomas, un chico de color café con quien conecta de un modo especial, al punto que lo que siente por Gev acaba por revelarse como algo pequeño en comparación al amor no correspondido que siente por Thomas. A veces la felicidad no es para todos, y con Aaron este es el principio de un triste destino. 


🍋/🍋🍋🍋🍋🍋


Adam Silvera debutó en el mundo literario con Recuerda aquella vez en 2015. Él es uno de los grandes amigos de mi querida Becky Albertalli y lea donde lea, siempre ponen a Adam Silvera por las nubes. Os cuento que mis expectativas con él eran enormes, porque todo el mundo le quiere y porque yo creía que Adam nos haría ver el mundo de un modo hermoso. No es que quiera juzgar su sexualidad, pero siendo el homosexual yo esperaba que él retratara un mundo de felicidad y normalidad pues ser gay no es caminar directo al sufrimiento. Que se siga enviando ese mensaje me pone sumamente triste. Creo que ya está bien de que los romances entre heterosexuales sean un cuento de hadas y los romances entre los homosexuales o bisexuales sean una jodida tortura. ¡Ya está bien!

Personalmente, a mi me afectó muchísimo este libro, me dejó el corazón hecho pedacitos. Era tan destructivo, tan desolador, tan triste. No había ni un minuto de felicidad. Y menos mal para mi pobre corazón que podía contarles a Vero y a Deborah TODO lo que pasaba dentro del libro (muchas veces con citas literarias incluidas) porque me ayudaban a no romperme infinitamente. 



Libros como Recuerda aquella vez solo me hacen sentir pérdida y hundida. Y no quiero ni imaginar lo que pueda sentir con este libro alguien que se pueda sentir identificado con él, no creo que alguien quiera sentirse representado con él. No hablo de que no existan personas homofóbas, o lugares terribles donde por serlo casi maten a esa persona (como le pasa a Aaron) pero ¿ese final realmente era necesario? Al final, solo Aaron es castigado donde más duele, en la pérdida de su propia identidad. ¿Y si un niñito lee este libro y teme vivir exactamente la misma mierda que vive Aaron? De verdad, ya está bien de que se transmita tanto dolor, tanto infierno. 

Vero resumió este libro con una sola palabra, yo no quiero usarla porque realmente sentí un montón de dolor con él y odio tener que arrepentirme de haber leído un libro. No me arrepiento, pero solo me hizo infeliz. Lloré bastante con Recuerda aquella vez, y empaticé con Aaron (cosa que le resultó imposible a Vero) pues viví su historia con él, a este niño le sentí como parte de mí, y fue desolador ser una espectadora de como él perdía toda oportunidad de ser feliz 😢. 

Incluso después de terminar este libro, yo no sabía como debía sentirme, o como debía juzgar esta historia. ¿Debía juzgarla? ¿Debía compadecerme? ¿Debía enviar a todos los Aaron del mundo amor y el consejo de no repetir sus pasos? 



Como mujer, odio que en el entretenimiento LGBT, como ha pasado en la vida real, se use de pantalla a las mujeres. Me hace sentir insultada que la visión actual que se dé de algunos chicos gays es la de que todavía necesitan usarnos para no admitir su sexualidad. En este caso, Aaron no tiene ninguna moral con su novia Gev, pero Gev... esa chica está loca, y comete violación: Vero me hizo darme cuenta de ello. El libro tiene un giro brutal que me dejó con la boca abierta pues Adam Silvera había jugado muy bien sus cartas. 

SPOILER Aaron no recuerda que en realidad ya le han intentado borrar su homosexualidad, y su novia se aprovecha de que él no recuerda quien es para obligarle a acostarse con ella porque sabe que el Aaron con conciencia de ser gay nunca habría podido dar el paso de acostarse con ella. Aaron no recuerda cuál es su identidad sexual ni todos los pequeños momentos de su vida que han marcado quien es él, se le ha robado no solo la identidad sexual sino también su identidad como persona y Gev ha participado de ello. Cuando este Aaron sin memoria se acuesta con Gev lo hace por la presión de los que le rodean, por esa puta sociedad del Bronx que preferirá matar antes de permitir un gay vivo (aunque él haya olvidado esto, cosa que se encargarán pronto en recordarle provocándole la muerte definitiva de su memoria). Aaron sin ser consciente de su homosexualidad siente que se obliga a hacerlo, lo que constituye una doble violación. FIN SPOILER. 

EL MENSAJE DEL LIBRO ES QUE POR MUCHO QUE INTENTEN CAMBIAR LA SEXUALIDAD DE UNA PERSONA, INCLUSO BORRANDO SUS RECUERDOS, NO PODRÁN. EL OTRO MENSAJE ES QUE AARON APRENDE QUE SU SEXUALIDAD NO ES EL PROBLEMA: EL ERROR NO ES ÉL, ES LA HOMOFOBIA, LOS CRÍMENES DE VIOLENCIA Y LA MENTE ENFERMA DE LOS DEMÁS. 



Aaron me hizo quererle, odiarle y volver a quererle. Es un niño precioso y que se merece todo lo mejor del mundo, pero no es precisamente el niño más ético. Al principio es como ver a un niño al que le faltan piezas de un puzzle y es tan sencillo percibir la bondad de su corazón, después navegamos por los recuerdos sepultados de la memoria de Aaron y es difícil porque la mezcla es amor & rechazo, él es egoísta y miedoso. Pero comprendo sus actuaciones poco éticas con un padre abusivo y unos "amigos" que más de lo mismo. También es como un camino al infierno de la manita de Aaron pues ha vivido demasiado rechazo y demasiado odio hacia su propio ser. Me ha roto el corazón su dolor y su tristeza, esos miedos que le comen, y toda la toxicidad que ha vivido, y como no, el rechazo hacia su propio ser, o como intenta llenar con sexo algo que solo podría llenarse con amor 😭. 

 

Dos son los chicos que dan vueltas en el corazón de Aaron, uno es Collin, y es un absoluto cerdo que solo me hace sentir puto asco, no solo no tiene moral sino que nunca se arrepiente de sus actos. Es el primer amor de Aaron y odio que Aaron cometiera tantos errores con él (y que los repitiera) pues estos errores le hacen sentir sucio. Que Collin sea el único chico con el que Aaron se haya acostado es tan triste, jamás va a saber lo que es que una persona ame su cuerpo. 



El otro chico es Thomas, y con él existe una amistad muy ambigua que a Aaron solo le sume en un infierno de amor no correspondido 😢. Thomas es un chico muy cariñoso, amante de los diarios, que sabe como traer el universo a un tejado para Aaron. Es un chico obsesionado con decir que no es GAY, que incluso duda por Aaron de su sexualidad pero nunca le da una oportunidad 😖. 



Antes de iniciar esta novela yo creía que Aaron viviría una preciosa historia de amor con Thomas. ¿Sabéis lo doloroso que es mantener la esperanza hasta la última página del libro? Aaron y yo manteniamos la esperanza de que su rara amistad pudiera convertirse en amor 😭😭. Cuando Aaron se confesó a Thomas la amistad de ambos se rompió, lo que lo hizo aún más triste. Me apena tanto que Aaron le quiera tanto cuando en realidad Thomas no hace (o Adam Silvera no supo transmitirlo) tanto por él 😢. Eso sí, me conmovió mucho cuando Thomas le suplica a Aaron que nunca se suicide y que por favor recuerde siempre que le quiere (al punto de que lloré 😢). 



El final es lo más cruel que he leído en mucho tiempo. En realidad cuanto más avanza la novela, más cruel es. Pero ese final es tan jodido que de verdad siento que al único que se castiga es a Aaron. 

SPOILER ¿Como puede Adam Silvera castigar a Aaron con amnesia anterógrada? Su memoria del presente dura unos minutos, jamás tendrá un futuro, jamás podrá olvidar todo lo que ha sufrido, jamás podrá amar a otra persona que no sea Thomas, jamás podrá ser abrazado por alguien, jamás podrá saber quien es más allá de su cruel pasado y crecer. FIN SPOILER 

 
 

La pluma de Adam Silvera no me gustó, nunca le encontré nada bonito, aunque me hiciera sentir 💔 todo el dolor del mundo y la ternura por Aaron. No creo que sea un contador de historias con una pluma preciosa, en realidad todo lo contrario. 

El único libro de Adam que sigo queriendo leer es el que ha escrito con Becky porque sus otros libros parecen tan cortavenas (y uso con cuidado esta palabra pues Aaron intentó quitarse así la vida antes de que le conociéramos) como este.  



Debo añadir que durante el libro, se destaca muchísimo el amor de Aaron por el arte, por los comics, por la creación literaria, por libros que incluso comparte con Collin, y una saga nombrada bajo un nombre inventado... es Harry Potter. O al menos yo adiviné que se referían a ella. Thomas también siente amor por las palabras. 

Podría comentar muchísimas cosas más de este libro pero si queréis las descubrís por vosotros mismos. 

Mayu.

11 de noviembre de 2018

Quiero volver a caminar hacia ti: Rumanía

¡Hola! Hoy voy a compartir algo que es muy privado y sobre lo que nunca me paré escribir antes. Pienso que este puede ser mi regalo a todas las personas que hicieron especial mi viaje por unas tierras tan bellas de las que estaré siempre enamorada: Rumanía, hablo de ti 😏. 



Este verano nos tocó pasarlo en Madrid, ni siquiera de niña había pasado eso. Sé que hay quien acostumbra a no moverse de su rincón pero a mí desde pequeña me enseñaron que viajar es vida, ya sea a la playa o a algún lugar que cambie un poquito tu mentalidad sobre la vida. Eso pasó cuando viajamos a Grecia hace 3 años, país del que sigo añorándolo todo, todavía mis pensamientos viajan hacia Alexandro, aquel ángel a quien yo podría haber amado si él me hubiera amado, siempre será el mejor chico del mundo aún así 😍. Ya sabéis que después viajé a Noruega y fue genial, la locura llegó meses después cuando descubrí por Internet a Tarjei & Henrik 😍 (este video lo vi de nuevo volando entre las nubes de vuelta a Madrid). 


Pues Rumanía no estaba planeado, jamás pensé que sería un país que visitaría, tonta de mí, pues conocer el país te rompe los putos prejuicios y ahora fangirleo al pensar en los hermosos romani como Mihai 😍 y en la belleza exótica de sus tierras, en la calidez de sus gentes, en como allí me sentía más preciosa que aquí.


El 6 de octubre salió nuestro vuelo, precisamente en el cumpleaños de mi primo Alejandro. Quizás eso nos dió suerte pues volar nos asusta pero el propósito era genial. Aproveché para escribir mi primera reseña mientras volaba porque no quiero que mis miedos enormes me hagan pequeñita. Y lo que sentí cuando el taxi nos llevaba de madrugada por Bucarest fue un enorme "bienvenida, Mayu". Si hubierais estado ahí podríais haber visto nuestras caras de enamoradas. 


Pero es que todo el país nos enamoró y no queríamos ponerle fin al viaje. ¿Sabéis lo que más destacaban las personas del tour de mi? Lo risueña y feliz que yo era, y creo que eso es porque Rumanía sacó lo mejor de mí, me hizo sentir que el mundo tenía cosas por entregarme. Gracias Rumania y sus gentes, gracias por compartirme tu historia y dejarme caminar por tus tierras. Nunca olvidaremos este precioso viaje y la sensación es de un amor tan especial que nos hace querer volver, tanto a mis padres como a mí. Eso también tuvo mucho que ver con lo mucho que nos cuidaban en los excelentes hoteles, sus trabajadores, y como no, con nuestro guía turístico y nuestro chofer que fueron magnífico😍. 

No pretendo mostraros cada rincón que he visto pero no puedo dejaros sin la experiencia de vivir a través de mis ojos un país que es tan bello y tan desconocido. Nosotros no sabíamos que llegaríamos y nos encontraríamos con algo tan conectado con la madre tierra, un rincón de la tierra donde se puede respirar y caminar mientras cada mirada te abruma de lo intenso que es todo. El arte persigue el país porque cada rincón es de cuento de hadas. ¿Y que decir de sus chicos? Me hizo querer que todos se enamoraran de mí de lo bellos que eran 😍. El tour en autobús de mas de 1800 kilómetros nos hizo atravesar el país y yo no cerré nunca los ojos, todo quería traermelo conmigo en la memoria igual que me lo iba a traer en mi corazón 💓.


Me asombró conocer la historia de este país, su dictadura, lo que marcó sus décadas de desesperanza. El país esta renaciendo y eso se siente hasta los huesos al recorrerlo y conversar en inglés con sus gentes o en español con Adrián (guía turístico) y Claudio (conductor). 


Adrián nos habló de tantos temas que era apasionante: educación, sanidad, colectivo LGBT, matrimonio, funerales, educación sexual, adopción, prostitución, política, música tradicional y música actual, ect. Yo incluso le pregunté por Alec Secăreanu quien es mi amado actor de God's own country. Me encantó saber que es un actor querido aunque no viva en el país. 


Aunque no lo repita en mi crónica doy por hecho que sabéis que todos los rincones los recorrimos acompañados de Adrián Goran, el magnífico guía turístico que pasaba todas sus horas enseñándonos su país, ¿verdad? 

BUCAREST



De Bucarest lo que más me sorprendió fue su arquitectura, el contraste entre los edificios metálicos y aquellos otros que son como viajar a un sueño. Amé encontrar 17 parques dentro de una misma ciudad, y suspiro enamorada con solo recordar el casco antiguo, que es tan bonito que me siento triste por no poder tomar un autobús y caminar por allí ahora mismo. El primer día el destino nos llevó allí y el último también, y eso me hizo ser consciente de que quiero volver, lo necesito de verdad pues hay tanto que no pude conocer de la capital. 




En el hotel, al llegar de madrugada la primera noche, conocí al botones, él es Mihai, y esto es algo íntimo para compartir pero ya que no pude decírselo a él, lo digo aquí, sentí con unos minutos a su lado que me enamoraba de él, y que yo habría sido tan feliz teniéndolo a él en mi vida. Mihai sabía un poquito de español, me hablaba con amabilidad y me sonreía de un modo especial, y cuando me pidió mi maleta yo le di mi mano, y digo literalmente. Que soñadora e infantil es Mayu, ¿verdad? Pero no puedo expresarlo, fue estrechar su mano, mirarle a la cara y a los ojos, y sentir que le quería y que podría quererle de verdad. Vero lo llamaría una fantasía pero yo soñé con verle el último día y me entristeció que eso no pasó. ¿Recordáis mi amor por Even e Isak? No sabéis cuanto envidio a quien ha nacido para ser tan amado. Ay, joder, flechazos de Mayu: 2, flechazos de ellos con Mayu: quizás 0, quizás desconocido. Y sobre el hotel, es el mejor en el que he estado nunca pues sus vistas eran una maravilla en mi balcón de la planta 15, incluso conversé con una trabajadora en inglés sobre mis días de viaje, y sus desayunos (y las vistas) eran OMG, se me derrite el paladar de solo pensarlo. 


Nos enamoró el paseo de las casas de ricos, el arco de la plaza, el edificio de bellas artes 😍😍😍, el restaurante que parecía una catedral donde comimos, el centro comercial tan atípico, las calles concurridas, la ciudad llena de vida, todo 😍. 

Necesito más de Bucuresti 😍.

SIBIU



Sibiu es una ciudad universitaria, también con un casco antiguo precioso, tiene un aire señorial que no se lo quita nadie. Era un gusto pasear por ella en sus contrastes, primero de noche, iluminada mientras la luna se alzaba en lo alto, después de día, con sus puestos abiertos. 


Me compré un cuaderno hecho en madera y visité una librería donde me fotografié con Simon y con Gideon y Gwen 😍 en letras rumanas. Las pastelerías olian tan bien, los chicos me miraban quizás porque iba en pantalones cortos o quizás porque me sentía feliz contemplando ese rincón. 

SIGHISOARA 


La Ciudadela, el pueblo de montaña donde nació Vlad Tepes, hijo de un caballero de la orden del dragón. Ya sabéis que Rumanía es el país donde nació la leyenda del conde Dracula. 

La Ciudadela es tan hermosa que pronunciar su nombre es regalaros parte de su encanto de hadas. Mi madre también siente fascinación por la ciudadela. Fue maravilloso caminar rodeadas de bosque hasta llegar a la entrada de Sighisoara y al cruzar su arco descubrir que ciudad con tanto hechizo nos daba la bienvenida. 




Todas las casas de colores nos dejaron maravillosamente abrumadas, las calles empedradas, el paseo cubierto hasta la montaña donde no subí, los niños haciendo gimnasia a las 9 de la mañana con el frío de la mañana (que niños más felices 😍), los muñecos de la torre del reloj saliendo para marcar el tiempo, la calle con las vistas más bonitas. 


El hotel fue también uno de los mejores, amé el menú con pasta y berenjena, y el desayuno con cruasanes hechos a mano (eran idénticos a los que hago yo😍), y los chicos de la recepción, y lo que reímos esa noche acompañados de la maravillosa Cristina y los ingleses al lado cantando 🤣. Los chicos de la recepción eran tan bonitos 😏.


La subida a la ciudadela bajo el sol de la mañana, con esa visita a la torre del reloj fue como entrar en un cuento de hadas, sentía tan cerca a Pinochio. La torre del reloj tiene unas vistas que son otro mundo de hadas, y amé cada tablita que contaba a cuantos kilómetros estábamos de otras ciudades del mundo. Yo me llevé conmigo un reloj collar que siempre marcará la hora de Rumanía. 

CAMINO Y OTROS LUGARES



Después el autobús siguió su camino y nos llevó a dar un paseo por un hotel dedicado a Drácula en lo alto de la montaña en Piatra Fantanele. 



Después atravesamos rincones que  me enamoraron: Dealu Floreni y Dorna Candrenilor con su río hermoso y su vegetación, Pojorata con su Iglesia, Campulung Moldovenecs con esas cúpulas, los bosques que le siguieron, Voronet con sus monasterios ortodoxos con sus pinturas donde Cristina y yo le entregamos un deseo a una monja de mi edad que se sintió feliz por esos momentos de comunicación. 




Allí me compré un peluche de un lobo porque ¿que mejor rincón para llevarse uno que los Cárpatos, los bosques que son el pulmón de Europa y donde viven lobos y osos? Allí conocí algo precioso de nuestro chofer, Claudio, y me hice una foto con él. El camino repito, era abrumadoramente bello y realmente quería pisar esos pastos.


A la noche Piatra Neamt nos recibió con su hermosa plaza, su preciosa biblioteca, desde el hotel donde me dieron dos habitaciones para mí sola podía ver el teleférico. Con papá y mamá visitamos H&M y nos llevamos un jersey, un gorro con un pompon (y yo medias) para el frio. 

DESFILADERO DEL RÍO BICAZ Y LAGO ROJO


Y llegamos a uno de mis rincones favoritos de toda Rumanía. Todo el viaje ya me llevaba enamorada pero mi enamoramiento, por decirlo de algún modo, renació aquí otra vez. 




El desfiladero y el lago son una creación del universo que me dejó sin palabras, creo que mis padres se enamoraron tanto como yo, y nuestra felicidad era abismal. 




Son rincones que me hicieron sentir conectada con la madre tierra. 

BRASOV



Ay, Brasov es una de nuestras favoritas sin dudarlo. Es preciosa arquitectónicamente, sus chicos son bellos bellos, las ancianas de los puestos exploran el español, la plaza del casco antiguo es una belleza tranquila de noche que huele a palomitas, tomamos el trenecito turístico 😍, y me compré en romani el libro de mi héroe literario Isaiah en "Crash into you" de Katie McGarry por capricho. 


Brasov es la ciudad más tranquila de Rumanía pero también la más bohemia 😍. Es un lugar muy hermoso, y nuestro Hotel (donde yo tenía una suite maravillosa donde me quedaría a vivir 🤣) tenía unas vistas impresionantes en la azotea. 

SINAIA 



Sinaia también nos pareció uno de los rincones más fascinantes de Rumanía, todo bosques impresionantes que en el otoño se tiñe de múltiples colores y que en el invierno es una de las mejores estaciones, la Nochevieja allí es una de las más caras de Europa (nuestro guía, Adrián Goran es profesor de esquí si alguien quiere aprender y aprovechar para visitar los castillos). 




Primero visitamos el Castillo de Bran, que es precioso y está situado de modo que lo ves desde lo alto en todos los ángulos. Para entrar a él hay un pequeño paseo que es precioso, y una vez en el castillo es como visitar a Drácula: un lugar estrecho, de piedra, con sus rincones y muebles todos propios de Halloween, no por nada es la casa del Conde 🧛‍♂️. Me encantó el patio, y la habitación con el traje de novia entre otros. 




Aquí compramos cositas y os voy a mostrar el ajedrez de piedra del conde Dracula (las figuras tienen forma de dragón pues pertenecía a la orden del dragón) que le regalé a mi hermano por su cumpleaños (fue en junio pero esta vez la espera le trajo el mejor regalo 😂) y que en el autobús iba hasta con el cinturón de seguridad puesto 😂. 



Mi madre y yo casi nos perdemos entre las tiendas de las callecitas 🤣. 




La guinda del pastel como diría Adrián Goran fue visitar el castillo de Peles, que fue el primer castillo de Europa en tener electricidad y calefacción. Antes de llegar a él, le rodean bosques y casas de una arquitectura preciosa. El castillo por fuera es el castillo más bonito que he visto nunca, lo quiero entero para mí 😍. 



Por dentro solo nos mostraron una planta (tiene un montón de habitaciones 😍) pero es un lugar majestuoso, justo como imaginarias el hogar de un príncipe 😍. 


 


Amé las historias de sus habitantes, su biblioteca, los cuadros, todo. Debéis vivirlo por vosotros mismos 😍. 


BUCAREST

El final del viaje fue la vuelta a Bucarest (Bucuresti). Cenamos en un lugar precioso donde nos mostraron el baile folclórico del país 😍. 



Después paseamos por las calles y mis padres y yo recorrimos las fuentes iluminadas con Mario, Eva, María Rosa. Precisamente era el 12 de Octubre y en un edificio enorme pusieron la bandera española felicitándonos, y nosotros lo vimos, fue tan bonita esa casualidad. Bucuresti enamora de día y de noche.



Mi felicidad era enorme por la luz de esa ciudad, por haber visto a sus jóvenes mientras paseabamos (son tan silenciosos mientras nosotros somos puro ruido por la calle), por haber compartido la noche con personas que me hacían feliz y por tener el amor de mis padres. 



Las ciudades con magia se lo transmiten a sus visitantes.


Mario, nuestro amigo mexicano conoció a Patrito, una alicantina y ambos se pusieron a cantarse el uno al otro en plena calle, ¡cuanto arte!


Decir adiós

El día 13 mis padres y yo paseamos cerca del hotel, sin querer decir adiós no solo a una ciudad maravillosa sino también a un país que nos ha mostrado su alma 😝, gracias por tanto. Claudio, para ti y tu niño envío mi cariño, también para Adrián 😘. Y a Mihai, el chico más bonito de Rumania 😘.


El vuelo de vuelta también fue muy bueno, incluso nos dieron de comer, los rumanos son excelentes pilotos. Y mirad mi destino, vine por 4h sentada al lado de otro hermoso chico romani que era una belleza 😏. 



RECORDAROS QUE DEBÉIS VER A ALEC EN GOD'S OWN COUNTRY 😍

🧜‍♀️🧜‍♂️ Tuvimos muchos compañeros agradables de viaje, con quienes allí hablamos mucho: los recordaremos a todos con el mismo cariño con el que nos despedimos. Un puñado de ellos ahora forman parte de nuestras vidas, nuestros favoritos: Cristina (una mujer con un corazón que merece mucho) y Mario (un hombre con una belleza interior preciosa)

Os muestro algunas cositas que traje de allí 😎



PARA TENER UN VIAJE TAN FASCINANTE COMO EL NUESTRO PONEROS EN CONTACTO CON ADRIÁN GORAN (enlace Facebook).

¿Os ha gustado esta entrada tan diferente? Espero que hayáis disfrutado de los videos y fotos que he seleccionado entre los que hice 😍.

Mayu