Translate

31 de mayo de 2019

Temporada de Cine #45 (Mayo)

¡Hola! Un temporada de cine con poco brillo 🌊. 

MAYO
2019


Sin nota




País: Gran Bretaña 
Año: 2019

Es el año 2000 y Joan Stanley (Judi Dench) disfruta de su retiro en un barrio residencial durante el cambio de milenio. Su apacible vida se ve súbitamente trastornada cuando es arrestada por el MI5, el Servicio de Inteligencia británico, acusada de proporcionar información a la Rusia comunista, y por ser la espía más longeva del KGB en territorio británico. 

Pasamos a 1938, cuando Joan (Sophie Cookson) es una estudiante de física en Cambridge que se enamora de Leo Galich (Tom Hughes), un joven comunista que intenta cambiar su visión del mundo. Ambos mantienen un apasionado romance marcado por las despedidas, igual que la amistad de Joan con la prima de Leo. Leo consigue que tras licenciarse y a pesar de sus peleas con la justicia, sea contratada en un laboratorio secreto nuclear durante la Segunda Guerra Mundial para intentar convencerla de que le facilite los planes de la bomba nuclear. Joan se niega, más al enamorarse también del científico que ordena su trabajo, un hombre casado, pero al final Joan llega a la conclusión de que el mundo está al borde de una destrucción garantizada si no pone ella el equilibrio en la guerra fría.

 

Película inspirada en la vida de la espía Melita Norwood, que dirige Trevor Nunn y cuenta con guión de Linday Shapero. 

Esta película la vimos mi madre y yo en el cine pero no fué precisamente la película, la historia o el personaje que pensábamos que íbamos a encontrar. 



En realidad dudo mucho que esta sea la verdadera vida de Melita, ¿cómo va a ser la espía más importante de la historia una mujer que sólo una vez hizo un trabajo de espionaje? Por ahí leí que la historia se inspira en ella, básicamente Joan es una chica normal y corriente sin ganas de destacar, precavida y un tanto moldeable, es insípida a decir verdad. 



Lo que me gustó de la película fué el romance lleno de altibajos con Leo, y el actor que le interpreta, que yo no le conocía pero que me enamoró con este personaje canalla, sexy, seductor, amé sus escenas😍😍😍. 



Creo que el director no debería haberlo sacado de pantalla para plantar a un tío soso como el científico y crear un triángulo amoroso sin ningún sentido. No me gustan los triángulos pero éste en particular no me gustó nada, y ya si sumamos todo el rollo raro de la prima de Leo, es que no entiendo nada, pero nada. 


3/10


País: Reino Unido
Año: 2019

Thomas (Peter Mullan), James (Gerard Butler) y Donald (Connor Swindells) son tres fareros que llegan al remoto faro de las islas Flannan. Thomas ha perdido a su esposa debido a una enfermedad, James está felizmente casado, y Donald es solo un joven deseoso de emprender la vida. Guiado por los mayores, Donald trata de sentirse en paz en un lugar tan aislado y remoto como la isla, donde la rutina es la compañera del día a día. Cuando se encuentran con un hombre caído acompañado de un botín sus compañeros deciden que sea él quien aviste si está vivo, y ese será precisamente el principio de la tragedia que vendrá. 

Thriller psicológico de misterio que dirige Kristoffer Nyholm y cuyo guión corre a cargo de Celyn Jones y el debutante Joe Bone. Protagonizan la película Gerard Butler, Peter Mullan (Mowgli: La leyenda de la selva) Connor Swindells (Sex Education) y Ólafur Darri Ólafsson (Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald).



Esta película también la vimos en el cine simplemente para pasar el rato, y como es obvio éste no es nuestro género. No quiero desanimaros y que no la veáis, es una buena película que nos mantuvo intrigadas, sobre todo porque maneja la mente de los protagonistas hasta llevarlos a la locura. Creo que como thriller psicológico cumple perfectamente pero claro, es una historia agobiante que no vería dos veces, menos con ese final tan trágico, donde sólo uno vive, pero no diré quien por mantener el misterio.

Gerard Butler es un actor que me encanta y también me gustó mucho el debut de Connor Swindells. Creo que todos los actores se manejan perfectamente dentro de la historia, sorprendiendo por los giros en su pensamiento y actuación. En realidad lo que la película destaca es el instinto de supervivencia. No sé que más decir sin empezar a desvelar misterios.

 

País: España
Año: 2017

Un eclipse de Luna parece haberse apoderado de la ciudad, da la impresión de que su extraño influjo está afectando a nuestros protagonistas. Son un grupo de amigos que se reúne para cenar. Alfonso (Eduard Fernández) y Eva (Belén Rueda) son los anfitriones de la velada, discuten alterados porque sus amigos están a punto de llegar y la cena no está preparada todavía. Los invitados son dos parejas más con sus típicas desavenencias y un amigo soltero que jura que su novia está enferma y por eso no ha podido acudir. 

De pronto, surge la idea. ¿Qué pasaría si dejaran sus teléfonos móviles encima de la mesa, al alcance de todos? Llamadas, mensajes, chats, notificaciones de redes sociales, su vida entera compartida al instante sin tapujos. ¿Un juego inocente o una propuesta peligrosa? ¿Podrá soportar el grupo semejante grado de sinceridad, aunque sólo sea por una noche?

Álex de la Iglesia dirige este 'remake' de la exitosa comedia italiana Perfetti sconosciuti, con un reparto que está compuesto por Belén Rueda, Eduard Fernández, Pepón Nieto, Ernesto Alterio, Juana Acosta, Eduardo Noriega, Dafne Fernández y Beatriz Olivares.  



La vi en el bus de Benidorm-Madrid. Al final gracias a Alsa (la compañía de autobuses) he visto varias películas 😆. Esta película me intrigaba porque le han dado mucho bombo pero la verdad es que no ha sido para tanto, bueno en realidad es solo para pasar el rato y no tiene ni pizca de comedia. Es una película dramática, llena de diálogos y de personajes que no engañan al lector pues no esconden sus defectos o su peor cara, pero si que son hipócritas entre ellos. 



Yo esperaba unos secretos más sorprendentes o únicos, pero se pueden resumir en infidelidades y engaños, pura hipocresía. También hay un poquito de LGBT, y cuando le tocó actuar su parte al personaje de Ernesto Alterio por intercambiar su móvil con otro personaje fué lo mejor de la película pero no se podía esperar menos de un actor como él. Al principio me gustaba la pareja de Dafne y Noruega pero pronto me decepcionaron porque el personaje de Noruega es un cabron. 



No quiero decir más porque la clave son los secretos y la tensión entre los personajes, que se conocen de toda la vida pero no ha bastado para conocerse de verdad. 




País: Estados Unidos
Año: 1999

Jonathan (Kevin Isola) tiene 24 años, vive con su hermana -quien le ha criado tras la muerte de los padres de ambos- mayor casada, y desea vivir un gran amor y decide pedírselo a Santa Claus, en quien cree debido a un recuerdo de infancia de sus padres. Jonathan trabaja en un videoclub de temática LGBT, donde todos son homosexuales. Es así como él conoce a Toby (David Burtka), de quien se enamorará a primera vista y a quién intentará conquistar sin importar el novio de éste, Keith (Stephen Mailer), quien también se enamorará de Jonathan. Tendrá 24 días para descubrirlo. Dirige Kieran Turner.




Aquí tenemos otra película de la década de los 90 con final feliz, pero para mi mala suerte, es un triángulo. Que si, que el triángulo engancha porque Jonathan parece muy manso y al final se lleva a los dos chicos a su cama 😂 pero no es un peliculón y no destaca por nada en sí salvo ese sentimiento de nostalgia y pérdida de ese chico que se vió obligado a crecer sin sus padres.  Jonathan es un loquillo que va a por lo que le da la gana 😂. 



Es una comedia de risas y disparates, de emociones burbujeantes que sorprenden a sus personajes llevándoles a enamorarse de quien no lo habían planeado. A mi Toby me dio mucha risa, que si, que le llaman tonto por no ser tan agudo como el resto, pero a mi me parecía encantador y aniñado. Keith es todo lo opuesto, pero resulta tierno una vez que lo conoces.




País: Estados Unidos
Año: 2010

Blaine (Nicholas Downs) es un joven gay veinteañero que trabaja como escritor en un pequeño periódico. Blaine tiene graves problemas de autoestima pues los chicos le tratan como si fuera poco atractivo, a lo que no ayuda vivir con un gogo playboy, Cameron (Adam Huss). Por Internet, y sin darse cuenta de que Cameron ha iniciado sesión en su ordenador Blaine responde un mensaje de un chico con quien inicia un romance via teléfono, pero cuando deciden quedar Blaine se da cuenta de que Xander (David Loren) creyó todo el tiempo que él era Cameron. Lo que empezó como un cuento de hadas desatará todos los complejos de Blaine al ver como Xander tontea a saco con Cameron. Dirige J.C. Calciano.



Ay, me habría encantado que esta película hubiera continuado tan romántica como empezó porque David Loren y Nicholas Downs tienen una gran química y son guapísimos, sobre todo juntos. Pido una nueva película para ellos dos, tienen algo 😆. Como siempre, me joden los triángulos amorosos y esto acaba completamente en eso. No, los triángulos no son lo mío aunque la película es dulce y divertida. 




Creo que será la delicia de quien encuentra divertido ver a tres personajes metiéndose en un lío, sobre todo porque tiene un final feliz entre los lindos protagonistas. Pero me sacaba de mis casillas el salseo que Xander intentaba tener con Cameron creyendo que era Blaine. 



 

País: Estados Unidos - Gran Bretaña
Año: 2019

Martha (Diane Keaton) vive en una residencia de ancianos y, animada por su compañera Sheryl (Jacki Weaver), decide montar un equipo de animadoras con sus compañeras. Lo que comienza como un hobbie acaba convirtiéndose en algo más serio cuando deciden presentarse a una competición. Para ello, contratan a una joven cheerleader (Alisha Boe) que se encargará de entrenarlas. Juntas demostrarán que nunca es tarde para darlo todo.

Comedia dirigida por la documentalista Zara Hayes (Dian Fossey: Secrets in the Mist) que protagonizan Diane Keaton, Jacki Weaver, Alisha Boe (Por trece razones), Phyllis Somerville, Bruce McGill y Pam Grier.



En realidad esta película la he visto en junio pero he decidido compartirla aquí porque encaja mejor con este temporada de cine donde lo que más abundan son las películas con esta baja nota, deseo ver historias más importantes la próxima vez, pero no con ello quiero decir que no veáis esta película, quizás os gusta porque habla de que nunca es tarde para cumplir los sueños o para intentar vivir bajo tus deseos y defendiendo tu dignidad y valor. 

Es una historia para pasar el rato, básicamente, con unos personajes diversos pero tanto como aplaudo su diversidad y sus esfuerzos no conozco a estas mujeres porque realmente es una historia ligera y cliché, que no profundiza en nada, así que aunque puede parecer emotiva en realidad no tiene ese punto. 

0/10


País: Estados Unidos
Año: 2019

Gloria (Julianne Moore) es una divorciada que tiene un aburrido trabajo de oficina, una relación casi inexistente con sus dos hijos adultos, y una gran soledad que la acompaña, que trata de llenar con el baile.  Su inestable felicidad cambia el día que conoce a Arnold (John Turturro). Comienza así un nuevo e inesperado romance plagado de emociones y complicaciones, entre la esperanza y la desesperación. 

Dirige el chileno Sebastián Lelio (Disobedience, Una mujer fantástica), y que es una nueva adaptación del propio filme de Lelio Gloria (2013). Sebastián Lelio también firma el guión del filme junto a Alice Johnson Boher. 




Esta película la vimos mamá y yo en el cine y fué tan absolutamente decepcionante, sosa, aburrida, que si hubiera sido una peli de la televisión la habríamos apagado. Cuando leí quien era el director me sentí decepcionada porque el año pasado creó una protagonista transexual y este año romance lésbico y claro, me da miedo que sean tan malas como esta, que tiene un cartel precioso pero que luego es la deprimente vida de una señora cualquiera con una vida anodina que se enamora de un tío casado que da asco, porque de verdad que da asco su comportamiento y personalidad, en realidad el de ambos. 



Tanto el como ella tienen unos comportamientos de niñatos de 12 años, sobre todo él y son totalmente deprimentes, nada que ver con la premisa vibrante que prometen. 



País: Estados Unidos _ España
Año: 2002

Paul es un adolescente que desea triunfar en el mundo del piano clásico. Su ídolo es el genio Richard Kennington, quien triunfó de niño debido a su talento pero pagando el precio de acostarse desde niño con su manager, un señor con influencias. Cuando Richard se encapricha del jovencito Paul en el concierto y en Barcelona, parece que la historia casi se repetirá, pero en realidad solo será el principio de la decadencia de Paul, para preocupación de su madre Pamela.


Esta película tenía muchísimas ganas de verla porque sabéis que me encanta el cine LGBT, pero fué decepcionante en todos los sentidos, sobre todo porque es un puto drama lacrimógeno escrito con muy mala leche, donde los viejos se lían con críos y el arte queda en un lugar decadente por el tema de los mecenas. De preciosa historia de amor nada, porque después de obsesionarse el uno con el otro se dan a la decadencia con señores que ni siquiera les gustan. 

La única actuación y/o personaje bonito es Pamela, que es la adorable mamá de Paul, quien tiene muchas ganas de amar, ser amada, y por supuesto de poder ser el gran apoyo de su ingrato hijo. A esta actriz también la vi en Departure, es excelente.




Mayu.

25 de mayo de 2019

Entrevista a Teresa Cameselle y sus crush


Mayu ¿Quién eres y qué historia se esconde detrás de ti?

Teresa Cameselle No hay mucho que contar sobre mí. Nací y crecí en un pueblo pequeño, Mugardos (Galicia), mi niñez fué la infancia tranquila de un pueblo, donde puedes jugar tranquilamente en la calle con los amigos hasta que se hace de noche y vas caminando al colegio.


La adolescencia me pilló en plena locura de los 80, una época muy divertida, buena música y buen cine, y el tiempo en el que descubrí algunos de mis libros favoritos.

Estudié administrativo grado superior, trabajo en una oficina y me casé con mi novio de toda la vida. Tengo dos hijos que ya empiezan a volar solos, así que mi marido y yo disfrutamos de una segunda luna de miel a solas.


Me defino como escritora profesional. Aunque sigo trabajando como administrativa, ese solo es el oficio que me sirve para pagar facturas. Y odio que me digan que la escritura es mi «hobby».

Mayu ¿Cómo descubriste que te gustaba escribir y a qué edad empezaste a hacerlo? ¿Cómo fue el proceso de convertir tu arte en lo que es hoy en día?

Teresa Empecé a escribir a los 14-15 años, historias muy cortas que escribía a mano y le pasaba a las amigas. Como era la única que lo hacía les parecían buenísimas y tenía mucho éxito. Mis primeras historias eran más ingenuas y sentimentales. Como lectora, siempre me ha encantado la novela romántica histórica de las grandes autoras americanas de los 80, así que comencé imitándolas.


Después, cuando me casé y nacieron mis hijos, tuve la escritura muy abandonada en la práctica, aunque siempre en mi cabeza.

A principios del 2000 descubrí un taller literario online y me apunté. Mi profesor, Ramón Alcaraz, me animó desde el principio a presentarme a certámenes con los relatos cortos que iba redactando para el taller, y así empecé a ganar algunos premios pequeños y publicar en antologías de relatos. Después me atreví con el premio de novela romántica Talismán, y ahí fue el salto definitivo a la narrativa. Y es así como, al ritmo de la vida, encontré mi propio estilo, creando tramas más complejas, pero también emotivas.

Mayu ¿Cuáles son tus temáticas, tus personajes ideales y tu tono narrativo?


Teresa De mis novelas publicadas, hasta esta última que es narrativa histórica, las anteriores son en su mayoría románticas históricas, y dos comedias romántica contemporáneas.

Le doy mucha importancia a que los protagonistas, tanto él como ella, enamoren a las lectoras, y por eso intento crearlos diferentes y originales, pero suelen tener mis características favoritas en común.


En cuanto a mi tono, lo voy aligerando con el tiempo. Actualmente se huye de las frases muy largas y elaboradas, lo que no significa una menor calidad, sino que debes esforzarte para expresar lo mismo con frases cortas, eligiendo muy bien las palabras precisas. Trabajo mucho la técnica, es algo que también me encanta del oficio de escribir.

Mayu ¿Qué es lo más difícil de escribir? ¿Y lo más fácil? ¿Y con qué disfrutas más?

Teresa Lo más difícil siempre es el final, tratar de acabar en alto y que no dé bajón al cerrar el libro. Lo más fácil es el comienzo, siempre lo hago llena de ideas y de energía. Disfruto muchísimo con la documentación, y escribiendo diálogos.

Mayu Cuéntanos un secreto que contaras en tus redes sociales hace poco...

Con mi primera novela aprendí que los títulos son muy importantes, que no se deben dejar para el final ni al azar, porque después tienes mucho tiempo para arrepentirte de un título que no te convence.


En las presentaciones de "Como el viento de otoño" explico que el título de la novela tiene varios significados. Es un recuerdo de niña, el viento formando un remolino de hojas y papeles frente a mi ventana, y mi madre avisando de que anunciaba un cambio de tiempo, siempre para peor. El otro es la imagen, el viento de otoño que arranca las hojas y cambia el paisaje, exactamente las palabras que le dedica Elías Doval a Enma cuando llega para ocupar su plaza de maestra. El título completo es "Como el viento de otoño", ese viento que remueve las hojas y cambia el paisaje 🍂

Enma de Castro es el viento de otoño que llega a una pequeña aldea con la intención de cambiarla, en la medida de sus posibilidades. Y el viento también es ese cambio, para peor, que iba alterar la historia de nuestro país a muy largo plazo.

Mayu ¿De dónde nace tu inspiración y como haces para no dudar de tu don?

Teresa La inspiración siempre está ahí, apenas tengo que esforzarme para idear una nueva historia. Es como si tuviera un sombrero de mago y pudiera sacar de él cualquier cosa que se me ocurra.

Siempre que haces algo que puede crear cierta repercusión, como es escribir y publicar novelas, tienes la duda de cómo serán recibidas, de si estás entregando lo mejor que puedes hacer. Mi método es trabajar muy duro y con mucho amor por lo que hago, para asegurarme de que realmente ofrezco algo bueno a mis futuros lectores.

Mayu Entre todos los personajes que has creado, ¿cuáles son tus favoritos?


Teresa Los adoro a todos y cada uno. A bote pronto te dirían que especialmente a los de mi primera novela, La hija del cónsul, porque los creé con todo el amor del mundo y me han dado muchas alegrías todos estos años. Y también adoro a los protagonistas de Quimera, porque me dieron el Premio Vergara, y es una novela que considero mi graduación como escritora. Pero si sigo hablando, diré que también quiero a Mercedes, y a Sergio, y a Adnan, y a Enma…

Mayu Cuéntanos cuáles son tus amores...

Teresa Son tantos que podría estar días o semanas haciendo listas.


Amores literarios, muchos protagonistas de novela romántica, por supuesto.  Personajes de Jane Austen como Elizabeth Bennet, Darcy, Anne Elliot, el capitán Wentworth… La protagonista de la saga Nacidos de la Bruma de Brandon Sanderson, Vin. Del cine/cómic he sido fan de siempre de Spiderman y Wonder Woman.



Estoy enamorada de los actores ingleses de moda los últimos años, Tom Hiddleston, Benedict Cumberbatch… También de actrices como Anne Hathaway, Alicia Vikander, Brie Larson…

 



De los clásicos del cine, adoro a Viven Leigh, especialmente en su papel de Scarlett, a Katharine Hepburn, Gregory Peck, Ava Gardner, Audrey Hepburn…





En música clásica tengo debilidad por Mozart, sus obras me transportan literalmente a otro plano existencial.


Como adolescente de los 80, me encanta la música pop de la época, y también las BSO, especialmente de los musicales, de las últimas escucho mucho la de La La Land y la de Ha nacido una estrella, que me parecen maravillosas.


Guionistas de cine me iría a los de la época dorada de Hollywood, ya no se hacen películas así, especialmente las grandes comedias románticas.
De los actuales, admiro el trabajo que ha hecho Melissa Rossenberg con la adaptación de Jessica Jones para Netflix. Y me gusta como escribe y dirige Isabel Coixet.




Ya te digo, podría estar así días y días.

Mayu Recomienda LGBTI+

Teresa


El último libro LGBTI+ que he leído es “Con amor, Simon” de Becky Albertalli, mucho mejor que la adaptación al cine, que tiene algunos fallos que casi dan al traste con los buenos mensajes de la novela.


En mi segunda comedia romántica contemporánea los personajes secundarios son una pareja gay que casi eclipsan a los protagonistas, están inspirados en una pareja gay de una serie noruega: Isak y Even de Skam S3. Aunque todavía no vi la serie, investigué sobre ellos y me enamoraron tanto que necesité darles un poco de mí.


Me encanta que tantos actores y actrices por fin hayan salido del armario, y que sus carreras no se vean tan afectadas como ocurría hasta ahora. Ahí está el éxito de Jim Parsons, Matt Boomer, o Ellen Page. Y espero que en el futuro les ofrezcan papeles más acordes con ellos mismos.


Mayu Recomienda algo que te inspire a ser feliz.



Una buena lectura, un paisaje natural, la compañía de personas queridas… Los placeres sencillos son siempre los mejores.

Mayu Recomienda Oriente...

Adoro todo lo que sale de los maravillosos Estudios Ghibli, especialmente El viaje de Chihiro y El castillo ambulante…



Soy fan absoluta de Sailor Moon, en manga y anime, y también he visto animes más recientes que me han encantado como SAO o Yuri on Ice. También me han gustado algunas novelas gráficas como Coraline (me gusta más el diseño en la novela que en la película), y películas animadas como Your name.



Gracias a mi entrevistadora descubrí el cine de Corea del Sur (con Always) y eso me llevó a enamorarme y cuando llegó Netflix me sumé a ver dramas (series). Por nombraros algunos doramas…


Enamoradísima de esta serie de Corea del Sur emitida por Netflix. Consegui enganchar  a mi hija, y hasta mi marido a ratos. Los protagonistas son todos fantásticos, sobre todo Park Bo-young, la chica poseída por una fantasma que le cambia por completo la forma de ser, tanto, que parecen de verdad dos personas distintas en el mismo cuerpo. El romance es muy tierno, y además existe mucho suspense con algo que ocurrió en el pasado y afecta a la vida de todos los personajes. Os la recomiendo.


Serie japonesa producida por Netflix. Todo el reparto es fantástico, especialmente los dos protagonistas, pero el grupo de amigos también son muy buenos, y los pocos adultos que aparecen, para variar, no hacen papeles ridículos ni exagerados. La historia funciona muy bien, con constantes altibajos que mantienen el interés, y con muchos momentos de emociones intensas. Los protagonistas evolucionan un poco, lógico teniendo en cuenta que están en una edad de aprendizaje y maduración, a lo que contribuye la situación que están viviendo. Es muy bonita en cuanto a fotografía y escenarios, y que hay risas, aunque no carcajadas, y también más de una lágrima.


Enamorada de esta serie surcoreana: Something in the rain. La protagonista es una mujer de 35 años con un novio desastroso, a la que su familia apura para casarse, y entonces vuelve a la ciudad el amigo de su hermano, varios años más joven, al que ella ve como otro hermano. Pero él no la mira como una hermana mayor... ¿No os encantan estas tramas? A mí, sí. Estoy enamorada de los dos. De ella porque es trabajadora, amable, buena amiga, seria pero con un puntito travieso a veces. Y de él, porque es imposible no enamorarse. Cuando sonríe parece un niño adorable, y cuando se pone serio, de repente se hace mayor y está para comérselo. Vamos, que me encanta y la recomiendo mucho.

Mayu ¿Cuáles crees que son los derechos que todo el mundo merece?

Lo más importante es la igualdad sin ningún tipo de discriminación. El día en que todos entendamos que la raza humana es solo una, que los colores de la piel, o las ideas, o las opciones sexuales, no pueden dividirnos entre ciudadanos de primera, segunda o tercera, el mundo mejorará para todos.
Y, por supuesto, todos los derechos básicos que suelen estar recogidos en leyes, muy bonitas sobre el papel pero que a veces se olvidan de poner en práctica.

Vivo intentando ser cada día un poco mejor persona, ponerme en los zapatos de otra persona antes de juzgar o criticar sus ideas o comportamientos. Intento aprender cada día algo nuevo, y crecer un poco con cada experiencia.