Translate

19 de noviembre de 2017

Dance Academy the Movie: Bigger Dreams

¡Hola! Hoy me tenéis de nuevo por aquí porque he visto una de esas películas que se te meten dentro del corazón, y que lo significan todo para ti.


País: Australia.
Año: 2017.
Género: Baile, romance, la vida.



Cuando vi el final de Dance Academy The Tv (enlace) os hablé de ella, y hoy por fin pude ver la película de Dance Academy, la que continúa la historia de Tara, Christian, Ben, Kat, Abigail, Ollie. Esa historia que no podréis entender 100% si no habéis visto la serie, porque claramente ha nacido de esa historia. Bien, pues la acabo de terminar de ver y no he podido aguantarme las ganas de expresar lo que sentía, el enorme amor, la ilusión, todo lo que me ha hecho vivir.


10/10

Yo esperaba con toda mi alma esta película, desde que se anunció yo era la primera que quería verla, me habría encantado poder verla en su estreno en abril de este año en los cines de Nueva York, o mejor dicho, acompañada de los actores y bailarines, porque realmente ellos significan todo un mundo para mí. Desde que los conocí no he podido olvidar a esas personas. Creo que hay personajes ficticios e intérpretes-bailarines que se suman a tu vida, y ellos no lo saben, pero le dan forma a tus sueños, y te acompañan a lo largo de la vida. Ellos me han acompañado en la mía, y lo mismo podía correr hacia algún lugar que estar leyendo un libro, y ellos venían a mi mente, despertaban mil emociones y me transportaban a ese lugar único de adrenalina pura que era estar a su lado. Así que imaginad lo que significaba para mí este reencuentro, el reencuentro que llevaba años esperando.



Recuerdo mi adolescencia con esta serie, y también les recuerdo a ellos como parte de mi vida cuando mis sueños volvían a romperse. Y ahora que mi sueño vuela libre, ellos han vuelto a meterse en mi vida, y no podré olvidarlos, no después de todo lo que me habían entregado, y de lo que me han entregado ahora. Así que como veis, mis expectativas volaban por las nubes, alimentando a mi corazón de niña que necesita brillar. Y esta historia ha sido mucho más de lo que yo esperaba, tan realista, tan hermosa, tan agridulce, y tan viva. Es una de las mejores películas de mi vida, y por fin puedo decir que otra película australiana ha conquistado mi alma, ¿pero como no? Es que tenían que ser ellos: Xenia, Thomas, Jordan, Alicia. Solo podían ser ellos, al menos hasta hoy.

No hay palabras para expresar cuán maravillosa es esta película, cuanto la he amado, cuanto la he vivido. Hace unas horas que he terminado de verla y me siento dentro de ella, como parte de ese sueño eterno que solo cambió de forma. La película te lleva dentro desde el primer segundo, te atrapa y te hace bailar bajo la nieve, mientras llueve y mientras el sol se rompe contra los rascacielos.


 

La historia son solo 100 minutos de nuestras vidas pero seguro no la olvidaré porque se ha convertido en una de esas historias inmortales que siempre llenará mi corazón. Me pregunto cómo han logrado esa magia en solo 100 minutos, pero es que guionistas, actores / bailarines, escenarios, coreografías, todo brilla dentro de Dance Academy The movie. No es una película más, es una historia de vida de la que todos podemos aprender, la clase de película que yo querría que el mundo viera, porque te da esperanza. Es una película que habla de la vida, de aprender, de tomar caminos viejos y de descubrir puentes nuevos, de soñar más alto que nunca, de caerse y romperse, y de volver a empezar, de encontrar ese aliento que llenará tu alma.



Es la clase de película que te enseña que nada está perdido en el mundo, que todo empezará de nuevo, porque estamos vivos y debemos amar la vida. Debemos amarnos a nosotros mismos y no morir porque nuestros sueños han cambiado de forma, debemos reinventarnos, creer que existirá algún sueño que nos está llamando, que solo está esperando porque lo veamos. Esta película es luz y magia, y es realista de un modo especial. No es un cuento de hadas, no es la historia tonta de una niña que se rompió su espalda y a la primera de cambio le ofrecen retomar el sueño de su vida, no. Esta es la historia de real de esa niña que tomó todas sus heridas sin cicatrizar y las hizo libres, las convirtió en pájaros que volaran de por vida.

¿Sabéis lo que significa Tara para mí, la gran importancia que tiene en mi vida, cuanto la amo? Quizás es una locura pero yo la quiero con todo mi corazón. En el fondo siento que ella me representa, y también que es mi amiga, que es opuesta a mí pero que se parece en las cosas más importantes.



Tara es la niña que creció, el ángel que siempre despierta amor en mí. Yo no sabía con qué Tara me iba a encontrar, si podía quererla tanto como la quise en todas las temporadas de la serie, pero por supuesto que esta Tara también me ha enamorado. Por favor, ha sido reencontrarme con ella y sentir que esa era mi Tara. La conexión estaba ahí, la magia, el sueño de bailar, el deseo de volar libre, repito: la magia.



Nada podrá alejarla de mi corazón, menos ahora que ha crecido. Sigue siendo mi niña especial, pero ya es una mujer, como yo. Ambas hemos crecido y nos hemos convertido en personas que no esperábamos, hemos salido de la ruta que habíamos planeado para nuestras vidas porque la vida a veces es más oscura de lo que podemos controlar, pero ambas hemos encontrado algo, o mejor dicho, tras perdernos nos hemos encontrado. Tara se ha encontrado dentro de sí misma.



Toda la película era un viaje que ella necesitaba hacer, un camino que necesitaba tomar para descubrir quién era ella, que quería, con que soñaba antes y con qué soñaba ahora. Este era su viaje para aprender sobre la vida, para romper las ataduras que la ataban a la pérdida, al dolor, a los momentos que acariciaba en sus sueños pero que la llenaban de pesadillas. Este ha sido un viaje catártico, y yo la he acompañado en el camino y ha sido tan perfecto que me he quedado sin palabras pero invadida de emociones, de sentimientos, de una creación que me da luz. Tara me ha dado luz, así de claro.




Nada está perdido en el mundo mientras nos arropemos con nuestro amor propio y con aquellos que amamos. ¿Por qué nos herimos tanto, porque renunciamos a soñar, porque nos cuesta tanto perder un sueño y encontrar uno nuevo, por qué la esperanza no es fácil de encontrar? Eso es exactamente este aprendizaje, sobre la vida y para la vida. De seguro habréis encontrado algo especial tras ver como Tara se enfrenta al pasado, a si misma, pero también sobre como ella aprende a amarse a sí misma, a no culparse por el ayer, a luchar de otro modo. Tara encuentra sus prioridades, se encuentra a sí misma volando entre Sidney, Nueva York, Austin, entre sueños, caídas, y amigos, incluso descubre el significado de la vida.


Este reencuentro maravilloso y emotivo no solo me ha llevado a reencontrarme con mi maravillosa Tara, también me ha dejado redescubrir a mis amigos queridos, y a esos dos amores que traían de cabeza mi corazón.




Ben y Christian, Abigail y Kat. Ollie. Mi profesora favorita. El recuerdo de mi niño del cielo. Me encanta haber descubierto cómo les iba a todos la vida, y como esta les cambiaba por completo a la vez que transcurría la película y ellos invadían la vida de Tara. Con ellos también vivimos sus vidas, e incluso vamos aprendiendo al ritmo que ellos aprenden. Es imposible no quedar amándolos a todos, no soñar con seguir al lado de todos ellos. Yo disfruto siempre como una niña pequeña de ver a Tara con sus amigas, porque son un contraste maravilloso y se complementan a la perfección.




¿Y de Ben y Christian? Yo amo a esos niños aunque mi corazón tira más por Ben, lo tengo que decir, pero siempre hemos sabido que Christian y Tara eran un destino inevitable, como ese hilo rojo del destino que por más vueltas que de siempre les atará.




Yo he amado las escenas con Ben, todo lo que Tara ha construido con él en esta película, porque es magia y amistad incondicional, ambos se salvan mutuamente justo donde importa, y yo he disfrutado como una niña enamorada de todas sus preciosas escenas llenas de química. En mi fantasía ellos son un para siempre. Aún así tampoco creáis, en la película no hay ningún triángulo, es solo que Ben y Tara son especiales.


Me sorprendió y me emocionó que Christian y Tara hubieran estado juntos desde que la serie acabó, o antes incluso realmente, me emocionó que Christian haya acompañado a Tara en todas sus caídas y en sus luchas por volver a levantarse, pues os recuerdo que Tara tuvo que volver a aprender a caminar. Y ellos dos prácticamente viven juntos, se aman mucho, pero el baile siempre parece ser aquello que les aleja, a pesar de que cuando bailan juntos son hermosos hasta decir basta.


A mi me gustaría que Christian fuera un poco más como Ben, pero es que siempre se me olvida que Christian es super patoso de la vida para exteriorizar sus sentimientos. Él no quiere atar a la bailarina que lleva dentro Tara pero ¿quiere estar a su lado? Me gusta que al final encuentren ese lugar entre los dos. Hermoso final feliz 💕




Los bailes, tenemos una amplia gama de estilos diferentes, desde una danza más libre, hasta el ballet clásico, pero todo invadido de sentimientos. Me impresiona la magia que son capaces de crear, y era maravilloso.


 

Ya sabéis que no tengo ni idea de hablar de esta clase de cosas pero he amado todas y cada una de las escenas de baile o ensayos de esta película. Es que incluso llamarlo “baile” me parece pobre porque lo que ellos crean es hermoso y perfecto y está invadido de magia. Es especial. Todos bailan de un modo maravilloso, pero realmente no hay comparación para mí, Tara es quien brilla de un modo que calienta mi corazón, y si baila con Ben, el mundo se para para mí.




Realmente no quiero hablaros de las tramas argumentales, y hay tanto que no he dicho y sobre lo que no he escrito, pero es que no quiero revelar de más, y lo único que quiero pediros es que viváis, seáis felices incluso cuando duele, y pongáis a estos personajes en vuestras vidas y corazones, lo que incluye la serie, y como no, la película (creo que podréis entenderla incluso sin haber visto la serie, pero todo cobrará un significado más profundo si la serie está en vuestros recuerdos).


Esta película realmente significa mucho en mi vida, en mi corazón más que nada, y hoy por fin me regalé verla. Ahora solo necesito que todos mis personajes maravillosos me abracen hasta que me quedé sin aliento. Porque he llorado mucho con la película y con ellos, me he sentido orgullosa de verlos caminar y sonreír y respirar y amar la vida, me he sentido feliz de poder volver a ellos, de dejar que todos y cada uno de ellos me llenaran de magia. Dance Academy The Movie es la vida en movimiento, es un regalo, es un canto de renacimiento. Esta luz que tiene la película espero que también la atrapéis y la llevéis como un aliento en vuestras vidas, nuevos sueños siempre nos esperarán y los auténticos amigos y amores jamás se irán.


💘💘

El elenco, madre mía, ese elenco. ¿Qué palabras uso yo para describiros a este elenco que me ha dejado emocionada hasta las lágrimas y necesitando de mil películas más? Porque el sueño no ha hecho más que comenzar, reinventarse, tomar vuelo como algo nuevo pero igual de especial. Necesito más de Tara, de lo que todos ellos han creado juntos. Necesito que en mi futuro haya esa continuidad con ellos. Amo a todos y cada uno de los intérpretes, bailarines y personajes de esta película.

 


Dena, Xenia, Thomas, Jordan, Alicia, y ese largo etc. ¿Qué puedo decir? Si es que los quiero a todos muchísimo. Son la sal de la vida, tan diferentes interpretativamente, tan contrastados en sus personajes, y todos tienen ese algo que te atrapa. O más que eso, no es solo que ellos sumen ese don propio que tienen, es que son una familia y se quieren de verdad y eso se nota muchísimo dentro de la pantalla. Se adoran y eso se palpa dentro de la historia. Y yo los adoro a ellos.



El centro de mi adoración sean Thomas (Ben) y Xenia (Tara), no sé qué tienen ellos dos, pero yo es verles y amarles para siempre, son lo más especial del mundo y me hizo tanta gracia ese benstara dentro de su inolvidable Perséfone y Hades.

Estoy obsesionada con Thomas, os lo tengo que admitir. Llevo años soñando con él, con su personaje y con el actor. Con su modo de bailar y con su dulce interpretación. Con él siempre hay felicidad. Es como el chico que me hace sentir afortunada.



Jordan (Christian) fue mi primer amor de rasgos asiáticos, ¿lo sabíais? Pues es genial también, y la parte tonta de mi corazón disfrutó de su personaje amando siempre al personaje de Tara.



Xenia es una de mis actrices favoritas, y quiero que el mundo la vea brillar. Yo quiero verla actuar en un escenario y poder abrazarla después y decirle cuan orgullosa estoy de ella. Te quiero mucho, Xenia.

Este elenco es especial porque todos e incluso los que no nombro son como mi familia. Decir que me he quedado con ganas de ver al personaje de Ethan, SPOILER ¿quién lo iba a decir? Tara siguiendo sus pasos, aunque yo necesito seguir viéndola bailar también. FIN SPOILER Esto me recuerda que igual que tengo ganas de escribir también a veces pienso ¿y si creara guiones para mis películas? Locura, lo sé. Me siento tan yo cuando viajo con Tara = Xenia.


Paro ya porque sé que no es la reseña de una película, es solo un fangirleo emocionado y lleno de amor. Abrazos gigantes a todos.


Mayu.

18 de noviembre de 2017

Temporada de Cine (Noviembre #1)

NOVIEMBRE #1
2017


Os chivo que este mes vi 3 películas que se llevaron un 10/10 (una la tenéis reseñada: 5 Dances), y otra un 6/10. Proximamente veréis sus reseñas individuales.

En este Temporada de Cine parece que tengo mucho que necesito decir. ¿Preparados? 


5/10

Jitters / Oroi
(Islandia, 2010)
Age Of Coming



Gabriel es un adolescente que se va a Manchaster 3 semanas, donde conoce a otro islandés llamado Markus. Ambos se hacen muy amigos e incluso empiezan a enamorarse, descubriendo su orientación sexual. A su vuelta, Markus le da numerosas señales contradictorias a Gabriel, lo que mantiene lejos a Gabriel pues Markus le está hiriendo.


Gabriel al volver se reencuentra con sus mejores amigos, a los que quiere con locura, y quienes en esta etapa de su vida, le importan más que sus divorciados padres. Su mejor amiga es Stella, con quién él no puede ser nada más que un amigo, pero ella puede contar con él aunque Stella esté depresiva y con tendencias suicidas. Sus otros amigos son Greta, quién se va de casa porque no soporta a su madre, Judit la inquilina de Greta y quien ayuda a buscar al padre de Greta, y otra pareja que rompen y vuelven juntos una y otra vez.


Esta es la segunda película que he visto islandesa pero esta se ambienta en la ciudad por lo que el ambiente se podría considerar más occidental, donde abundan las fiestas, el alcohol, las sustancias ilegales, los problemas con los padres, el refugio con los amigos.


Es la edad de rebelarse y de vivirlo todo intensamente según refleja la película, es un Age Of Coming, donde todo se está descubriendo, e incluso algunos hacen estupideces y toman decisiones irreversibles. Es la adolescencia en su ambiente más frenético, y también oscuro, porque aquí no hay nada amable, es como si estos chicos sintieran que están peleando con el mundo, con sus primeros: amigos, decepciones, amores, trabajos, altibajos, etc.

 


Es una buena película, realmente entretenida, y con muchas relaciones y personajes. Es una obra coral, cosa que me sorprendió porque en sinopsis que yo había leído pretendían que la historia se enfocaba en Markus y en Gabriel y no es verdad. Es cierto que la historia tiene un pequeño romance entre estos dos chicos, pero eso no es el centro, lo es la amistad de Gabriel con sus amigas y amigos, y las vidas que esos otros adolescentes heridos tienen.



Esta es una película sobre la amistad, pero la verdad. A pesar de que ellos sean muy jóvenes y sean esos primeros amigos que todos hemos tenido alguna vez, estos si son de verdad. Greta, Gabriel, Stella, Judit, Hulda, Teddi. Todos ellos forman un grupo inseparable, esa clase de amigos que están equivocándose muchísimo, pero también aprendiendo de todo, y lo único que les mantiene un poco feliz, es su amistad, la conexión que nunca podrá romperse, sin importar cualquier cosa. Me gustó esta amistad, aunque sentí que toda la película era demasiado dramática, y que todos llevaban al extremo las relaciones con los padres-madres, y las decisiones de sus vidas, que quizás nada era tan malo como ellos lo vivían.




La relación entre Markus y Gabriel no me gustó, y no porque tuviera poco peso en la historia, sino porque Markus no me gusta, odio como se comporta con Gabriel, y siento que no se merece que éste le de su final y principio feliz (si, acaban juntos).



Lloré con el final de la película SPOILER porque Stella se suicidó y eso rompió el corazón de todos estos amigos, sobre todo de mi Gabriel, que es un dulce de niño y con Stella tenía una amistad que era la relación más hermosa de la película FIN SPOILER, ojala los adolescentes de hoy en día encuentren esperanza y comprendan que los principios llenan la vida.

En el elenco, los que más destacan para mí son Hreindís Ylva Garöarsdóttir Hólm interpretando a Stella, Atli Oskar Fjalarsson interpretando a Gabriel (quiero seguir viendo como crece este chico porque es adorable) y Birna Rún Eiríksdóttir interpretando a Greta.


3'5/10


House Of Boys
(Luxemburgo, 2009)
Age Of Coming



Estamos en 1984. Frank tiene 18 años y está deseando escapar de ese ambiente de instituto opresor. Una noche se fuga con su amiga Rita a Amsterdam, el lugar que promete la libertad en el colectivo LGBT. Al principio todas las noches son iguales para Frank: baile, sexo, drogas. Pero una noche Rita se va y Frank se queda sin un lugar donde dormir. Es así como da con “House Of Boys”, un local que todas las noches se llena de clientes que desean ver cómo otros hombres bailan hasta quedarse desnudos. Madame le contrata al instante.


Frank tiene que compartir habitación con el borde de Jake, quien desde el primer día tiene una actitud pésima con Frank. Jake es la estrella del local, y a pesar de jurar que es heterosexual y que solo ama a su novia, cosa que hace creer a Frank que su amor es imposible, un día se entera de que Jake se prostituye dentro de House Of Boys.  



Esta es la primera película que he visto del pequeño país de Luxemburgo, aunque es una co-producción con otros países a la hora de proyección internacional. No sabía que podía esperar de ellos, y más en esa etapa tan revolucionaria para el colectivo en una ciudad como Amsterdam que aquí la proclaman como la ciudad de la libertad. Y en parte tienen razón porque el ambiente es completamente diferente al de otros países que eran bastante opresores. Pero con esa libertad acelerada también llega lo más propio del ambiente en aquel momento, el desenfreno con: el sexo, las drogas (el popper, el éxtasis, la cocaína), el alcohol, los locales de bailes sexys / calientes / hedónicos, y parece ser el no-uso de los condones y los tardíos rumores del SIDA (AIDS), un retrovirus que en 1984 se llevó 5 millones de víctimas y que en 2017 ha alcanzado la terrible cifra de 30 millones.




Esta película no os diré que no la veáis, dadle una oportunidad y juzgad por vosotros mismos. Quizás os enamoreis, quizás esta historia signifique algo para vosotros que para mí no significó. Yo claramente quedé decepcionada por ella porque en principio sentía que toda la historia prometía muchísimo. 




Creí que encontraría un ambiente más parecido a la película Bizarre en este Cabaret, y realmente era un lugar donde parece que los jóvenes van a encontrar su libertad pero realmente solo están pagando un precio alto para poder ser ellos mismos y vivir refugiándose del mundo. Jake se prostituía porque no le quedaba otra, a Frank pretendían hacerle eso mismo, así que ¿quien dice que el resto del Cabaret no viviera esa realidad escondida? Los numeros del cabaret me gustaban, debo decirlo, porque están buenos y se movían muy sensualmente. 




Frank, interpretado agradablemente por Layke Anderson, es un alma libre y realmente me gustaba este chico, porque siempre es él mismo. Leal, constante, sexy, caliente, vivo. Es natural y nadie puede cambiarle. Está lleno de sueños y pasiones, lleno de la juventud de sus 18 años. Su belleza externa se refleja en su interior. Él es realmente una buena persona y me gustaba mucho aunque al final no se quedara dentro de mi corazón. Debo aclarar que nunca hizo nada para que no me gustara, en realidad es de una generosidad tan absoluta con sus amigos y sobre todo con Jake, que me sorprende. Su entrega a sus 18 años no es lo más habitual, admitamoslo.


Me gustaban aquellos que se convierten en sus amigos, la preciosa chica transexual, la “mami” de todos, el punky verde sexy, y me gustaba lo que le aportaban a Frank. 



Odié que en la película hubiera un personaje como Jake, porque en realidad se escuda en sus SPOILER abusos de infancia FIN SPOILER para negar su bisexualidad y siempre aprovechaba para herir a Frank, y mínimo ser amable no le costaba nada. Pero Jake como es la estrella (y la más rota del Cabaret) nunca es amable con nadie, nunca es amable con nadie, y por eso me cabreaba muchísimo y no me parecía lógico que Frank se atara a él, y le siguiera acompañando SPOILER incluso en lo más terrible del SIDA, cuidándole hasta su muerte FIN SPOILER





Como digo, la “relación” entre Frank y Jake no me gustaba, no le veo ningún sentido y no siento que haya nada que sostenga la supuesta premisa de que en esta película se esconde una historia de amor. La mayor parte de la película Jake se la pasa con una actitud terrible con Frank, y Frank le quiere por una razón desconocida o ese cuento del amor a primera vista. Tampoco me creo que Jake en algún momento se enamorara de Frank, simplemente quería consuelo porque su novia había abortado el bebé y se había largado, y Frank era un dulce que siempre le iba a dar amor, y ninguna traición.




La última parte de la película nos lleva de lleno al SIDA, y aquí no tengo nada que decir, solo que reflejan esa realidad compartiendo las noticias, mostrando doctores, visibilizando a esos políticos que se rien de una enfermedad terrible. Esa última parte es dura de ver, pero a mi Jake no me transmitía nada, es un actor (Benn Northover) y un personaje pésimo, y esta última parte nace con razón de forzar al espectador a llorar (o a intentarlo) aunque la visibilidad me parece importante. Pero no aprovecharon para enviar mensajes importantes sobre como prevenir la enfermedad, o sobre tantas otras cosas...


2'5/10

Sebastian
(Noruega, 1995)



(Basada en la novela de Per Knutsen)
Age Of Coming


Sebastian es un chico de 16 años que está viviendo el verano más complicado de su vida. Hasta hace poco él salía con Lisbeth, pero ella ya no le gusta, así que solo son ya amigos (por suerte puede contar siempre con ella). Sebastian ha empezado a darse cuenta de que se siente diferente a los demás porque le gusta su mejor amigo Ulf, y hay algo en los ojos de Ulf que le da esperanza. Sebastian está peleando consigo mismo, intentando encontrarse y aceptarse, intentando no sentir que debe pelear con el mundo. 


Esta es la primera película que veo de Noruega, y realmente sí me llamó la atención fue porque estoy enamorada de Isak y Even y ellos nacieron en Noruega. Pero en esta película de hace 22 años no podremos encontrar obviamente nada que se le parezca, solo la temática de intentar aceptarse a uno mismo y lo guapos que son los noruegos, aunque estos en concreto me sorprendieron por las melenas a lo chico Pantene que tenían, bueno todo el look de 1995 parece risible ahora.




La historia tiene buenos mensajes, pues los padres tienen muchísima importancia y amé los mensajes que le enviaban de amor y aceptación a su hijo. Lo malo para mí es que incluso esos 80 minutos se me hicieron terriblemente largos, y parecía que la historia no iba a acabar, aún cuando tampoco se hubieran contado muchísimas cosas.



Es Sebastian quien sufre y lleva todo el peso de la película, pues esta historia es como su diario personal, y es él quien duda, sufre, tiene miedo, se hiere a sí mismo, y no aceptar sentir como siente. Es Sebastian quien se pone en contra de sí mismo, lo que le lleva a hacer estupideces que me dejaban totalmente perpleja, ¿un ejemplo? Tirarse con su bici dentro del agua del puerto. Realmente no siento que Sebastian me gustara (o que no).


Sebastian está arropado por muchas personas que le quieren y que comprenden que él sigue siendo el mismo aunque le gusten los chicos. 



Lo más raro fue la amistad que tiene con Ulf, porque realmente cuando ambos se juntan son unos salvajes y me parecían bien raros, pero había algo entre ambos, como cuando se bañan desnudos en la bañera, y luego todo acaba con que ¿a Ulf no le gustan los tíos y a Sebastian si? Pues no me lo creo para nada.


Realmente la película no fue lo que yo esperaba y claramente me decepcionó porque parece que no se atrevieron a ser tan valientes como ellos proclamaban. Muchas cosas se quedaron a medias dentro de la historia.


1/10


Keep the Lights On
(Estados Unidos, 2012)




Esta película recorre siete u ocho años de las vidas de Paul y Erik y se ambienta en la década de los 80-90.


Todo comienza cuando Erik a través de líneas eróticas busca un ligue con rol pasivo (alguien que se deje penetrar, por resumirlo en términos sexuales) y tras varios intentos fallidos encuentra a Paul, un guapísimo chico más joven que en realidad tiene novia. Al poco de ese primer encuentro, Paul ya no tiene ataduras y está listo para ser el novio de Erik, y Erik es feliz por haber encontrado a Paul, quien es hermoso y trabaja como abogado mientras él busca suerte como productor/director/guionista de documentales LGBT.


Al poco, Paul le muestra que es drogadicto y Erik consiente que eso entre dentro de su relación, pero con los años, Paul va perdiéndose más en ese mundo oscuro y Erik sigue a su lado pero buscando consuelo en otros brazos esporádicos. Seguimos a través de los años esta complicada relación llena de luces y sombras.


TRAILER PRECIOSO


Esta es una de las películas que más me han decepcionado. Yo esperaba tantísimo de ella, y me ha dejado con una sensación de vacío y de herida, como de haber podido ver algo hermoso y haberme encontrado con una realidad tóxica que no ofrece nada bueno para ninguno de sus personajes pero tampoco para mí como espectadora. Realmente yo no sé cómo alguien puede concluir que esta es una de las películas más hermosas de amor de los últimos años, porque es solo una relación terriblemente tóxica que se extiende demasiados años. Yo odié absolutamente esta película, y no la recomiendo, aunque haya sido muy galardonada.




La historia a pesar de lo que pueda parecer no se centra en Paul, sino en Erik, o sino habríamos podido conocer a Paul cuando Erik no compartía escena con él. Paul es solo el personaje secundario, y es aquel al que se nos trata de vender como el villano de la relación, como aquel que lo estropea todo. Paul es drogadicto, pero es una jodida realidad que no le esconde a Erik tras el tercer encuentro. Erik no puede decir que Paul le engañara para enamorarse de él al punto de no poder vivir sin él y decidir compartirle con las drogas. Paul era como era, un exterior hermoso, un corazón cálido, pero una enfermedad que día tras día devora su mente. Sería durísimo estar en la piel de Paul, y me encantó la interpretación de Zachary Booth, guapísimo, emocional, y oscuro. Él nos presenta una realidad difícil, donde este chico conoce el infierno y nadie que esté a su lado puede rescatarle de él. Al final de la película SPOILER Paul ha logrado salir de ese infierno personal porque solo al final lo hace para sí mismo y no para hacer feliz a otros FIN SPOILER



Erik es quién se lleva todo el protagonismo y está interpretado por Thure Lindhardt quien no me ha gustado nada. La cámara le sigue a todas partes, y durante esos 8 años, incluso en los años entremedias en los que Paul y él no estaban juntos. Erik es un egocéntrico y egoísta y aquí podría incluir unos cuantos insultos para él porque realmente me pareció un capullo pretencioso, una mala persona. Erik no me gustaba absolutamente nada, siempre culpando a Paul de todo, y a la vez siguiendo a su lado, alimentando algo tóxico que solo podía herir a ambos, y él se ponía en la posición superior como la persona que todo lo hacía bien cuando solo era un perdedor al que le gustaba tomar las huidas de su novio para ligar con otros tíos.  

Sé que ese trailer pinta una hermosa relación, donde Erik regala su corazón entero a Paul, pero la realidad no es tan bonita. 



Su relación, siempre teñida por las drogas de Paul y por los líos de cama de Erik, no es lo que se diría sana. Es una relación tóxica que va degenerando más y más con los años. Ellos saben que el otro puede ser hermoso y de verdad se preocupan mutuamente, incluso se quieren, pero tienen perspectivas diferentes de la vida, y no se aportan nada bueno, incluso cuando sí se hacían felices. Lo más terrible de todo es que Erik es quién persigue a Paul, como si necesitara ser su héroe, pero cuando Paul, tras ocho años en el infierno, ya no se droga, Erik descubre que ya no le ama y que ha perdido ocho años de su vida a su lado (¿Y Paul no los perdió a tu lado?), lo que me hace preguntarme cruelmente, ¿Erik amaba a ese Paul que nacía de la droga?



Reseña positiva y hermosa de la web Cine Maldito 


Monster pies
(Australia, 2013)
Age Of Coming



Mike es un chico homosexual que sufre bullying en la escuela, pero nunca hace nada por defenderse. Sus padres están separados y tiene una buena relación con ambos. Trabaja en un videoclub de películas de VIDEO, pues estamos en la década de los 90. Mike se enamora del chico nuevo, Will, quien vive con un padre maltratador y visita a su madre enferma cada tarde. Ambos se unen para crear una pequeña reinterpretación de la obra de Romeo y Julieta, lo que les llevará a enamorarse pero también a un triste lugar.



Esta es la segunda película que he visto de temática LGBT proveniente de Australia, y a diferencia de Holding the Man, esta no os la recomiendo. En vuestras manos está darle una oportunidad a Monster Pies pues ha ganado muchos premios y ha sido una película muy reconocida, pero en mi opinión (que es solo mía, subjetiva) es una película que no merece la pena tanto por la pésima trama como por las terribles interpretaciones.


La película no especifica en qué año nos situamos pero es la década de los 90, en donde no existía internet, ni móviles, y si querías ver una película debías alquilar un video de ella. Eso entre otras cosas de los 90, también la visión de las personas con alguna enfermedad mental, porque la madre de Will no sabemos bien que tiene, solo que nadie hace nada por ella y se pasa la vida sentada en una silla mirando al vacío, y en ese mismo centro vive una chica con Síndrome de Down, lo que a día de hoy choca muchísimo porque las personas con este Síndrome pueden lograr muchísimas cosas, pero claro, la película refleja cómo se veía a las personas que no encajaban en el rol de “normal” en la década de los 90, al menos en ese pueblo de mala muerte.




Dicho esto, lo demás en la historia es lo típico que podemos encontrar, adolescentes con pasados o presentes traumáticos, bullying en las escuelas por no encajar en el estúpido rol de “ser igual que los demás”, y una relación entre dos chicos que en este caso es super forzada y sin ninguna chispa o naturalidad. Como no, no puede faltar ese final con el que pretenden que nos deprimamos un año entero SPOILER en el que Will se suicida mientras su novio duerme para que así le encuentre al abrir los ojos FIN SPOILER, porque es verdad que hay SPOILER muchos suicidios FIN SPOILER de personas que no se aceptan a si mismos o que no son capaces de sobrellevar la vida, pero me parece terrible que en 2013 sigamos alimentando a las personas con esa clase de finales -aunque la película se ambiente en otra década- que muestran que no hay esperanza. Necesitamos finales e historias que marquen pero que animen a luchar porque todo puede mejorar, porque nada es tan terrible como parece a los 16 años, necesitamos finales donde las personas se abracen y se den la fuerza para seguir en pie.




Cabe decir que la película no solo no me gustó por ese terrible final, no me gustó por todo lo que contiene: la trama y su pobre desarrollo, los personajes clichés y sin profundidad, las pésimas interpretaciones, y los mensajes de fondo. Debo añadir que Mike y Will son un estereotipo y no me gustan, no despertaban nada en mí, cosa a la que obviamente contribuyó que sus actores me parecieran malísimos.



La relación entre ambos es super forzada, con muchos silencios incómodos, comentarios tontos, momentos sin naturalidad donde solo hacen el idiota porque pueden y parecen tener 12 años. No me gustaron nada ni como personajes ni como relación en sí. Sus escenas no tenían peso o algo maravilloso, no había nada especial en Mike y Will. 



La decisión de Will al final de la película solo lo empeora todo, porque el modo en que trataba a Mike en sus últimos días era terrible -sintiendo vergüenza de que le vieran junto a Mike y le pudieran asociar a la palabra HOMOSEXUAL- sin contar que le "regala" una pesadilla que Mike llevará como un peso.

Os leo en comentarios. ¡Contadme cuales veréis y que opináis de lo que os cuento!


Mayu.