Translate

26 de mayo de 2020

La felicidad nunca viene sola (Gad Elmaleh y Sophie Marceau)

🗨 7/10



Un Bonheur n'arrive jamais seul
País: Francia 
Año: 2012
PODÉIS VERLA EN Movistar.
Vista: Hace 3 semanas.

Sacha (Gad Elmaleh) y Charlotte (Sophie Marceau) tienen 30 y 35 años y una vida tan diferente que ambos creían imposible conocerse, pero cuando sucedió el mundo desapareció y todo cuanto conocían cambió, incluso ellos mismos, la felicidad tal y como la conocían se combinó con la del otro y se convirtió en magia. 

Sacha dejó de ser sólo el chico que toca el piano para engatusar chicas jóvenes y más que nunca se propuso alcanzar sus sueños pero también, estar con Charlotte se convirtió en el número uno de sus sueños. 

En el corazón de Charlotte, que ya había sufrido dos grandes decepciones con dos maridos, cuando Sacha llegó y a contracorriente la sacó de su burbuja a ella y a sus tres hijos la vida se convirtió no sólo en algo que se vive sin más, sino en una experiencia para repetir. 

La magia que ambos sienten cuando están juntos se multiplica cuando están con los niños, ahora son una familia, y ni los niños, ni Sacha ni Charlotte habían conocido una dicha igual a esa. 

Película escrita por el matrimonio Sonja Shillito y James Huth y dirigida por este último. 



Esta película me robó el alma y me partió el corazón hace 3 semanas, simplemente es una de esas historias que saben a felicidad pero también un poquito a dolor, y yo, que sobreempatizo, sentí que toda mi felicidad volaba por el cielo y se estrellaba con el viento pero que también volvía a mí. Yo sentía que Un Bonheur n'arrive jamais seul estaba destinada a ser una de mis películas favoritas pero al final no entró en la categoría por los cambios del guión pero no os puedo engañar, la amo y por eso me siento traicionada, la amo y por eso busco el perdón dentro de mí, la amo y por eso la he visto dos veces en una semana, la amo y por eso la he disfrutado aunque de modos diferentesNo puedo entender como Sonja Shillito y James Huth crearon una obra de arte y después decidieron romperme el corazón hasta convertirlo en pedacitos imposibles de reconstruir. Por más que yo quiera recuperar el enamoramiento que sentí con esta película los 90 primeros minutos la primera vez no puedo, lo intenté ayer viéndola por segunda vez en Movistar, y volví a encontrar amor y magia pero no encontré esa felicidad y esas mariposas que querían volar libres dentro de mi pecho. No puedo explicar el sentimiento de la primera vez, ese sentimiento que se esfumó con la escena de traición que en mi opinión era innecesaria. 



Los guionistas no necesitaban cumplir los clichés del cine, no necesitaban separar a esta pareja para que su amor fuera eterno y vital, ya lo era, aún así, ¿que puedo decir? La vi en v.o esta vez, sin doblajes, y creo que ambas opciones son una experiencia que te hace alcanzar la felicidad, porque La felicidad nunca viene sola te hace sentir eso, la dicha más pura, el amor más intenso, quiero llorar al sentir que perdí una película favorita pero me siento afortunada por haber conocido a Sacha, a Charlotte y a los tres niños, me siento afortunada por seguir amándoles, por seguir riendo a su lado, por seguir encontrando magia dos veces, miles de veces, es que sé que es una de esas películas que nunca van a envejecer, que siempre será preciosa, porque tiene magia, tiene arte, no es simplemente una película másPese a que me haya sentido traicionada o dolorida, yo sé que la chica enamorada de esta película sigue en alguna parte, y aunque ya no sea mi película favorita, que si sea una película especial es algo maravilloso porque al fin volví a conocer una historia que volvería a poner en mi vida simplemente por el gusto de dejar entrar a sus personajes en mi corazón, por el gusto de poder decir que me siento afortunada de haberlos vivido y de haberlos conocido, porque ser capaz de decir eso con personajes inventados es algo para dar gracias. 




La burbuja de felicidad en la que me hicieron vivir es un sentimiento también que quiero reencontrar, querría no haberlo perdido y al menos os quiero contar que yo sí lo sentí, si lo viví, que yo también me enamoré tan de rodillas como ellos se enamoran, que con cada paso que ellos daban para convertirse en una familia de cinco yo estaba que volaba de felicidad, simplemente que me hubieran colocado mi corona de reina porque no podía parar de sonreír y de sentir que el mundo se había convertido en un cuento de hadas sobre el amor eterno. Es una historia de amor que me ha llegado al corazón, que ha alcanzado ese lugar oscuro que necesitaba de sus risas y de su calor y sé que es la película que necesitaré cuando me sienta triste. Es la historia de vida que pondré en mi vida cuando añore a estos cinco personajes porque sé que los voy a añorar, porque sé que aunque os digo que no es una de mis películas favoritas si es una historia especial, se ha quedado grabada en mi corazón porque sus personajes cambian sus vidas enteras al conocerse, porque nunca habían conocido tanto amor como cuando se miran y ríen, tocan el piano, bailan y juegan uno al lado del otro, simplemente esta es la felicidad y no hay precio en el mundo que pueda regalárnosla y de eso se encargan Sonja Shillito y James Huth de recordarnos. 




De verdad que podía sentir el amor de Charlotte hacia Sacha pero también el de Sacha hacia Charlotte, podía sentir como la unión de ellos dos nos hacía ver lo mejor de los dos, lo que ellos no sabían que tenían dentro como seres humanos, como si conocerse les hubiera llevado a descubrir sus propias almas, así de intenso y emocionante era enamorarse y conocerles a través de esta experiencia que les estaba cambiando la vida 360 grados. Mirar la vida a través de sus ojos, mirarles a través de esos nuevos ojos, era mágico. No hay mejores palabras para esta película que magia, felicidad y amor, y es así, y no solo incluye a Charlotte y Sacha, incluye a Leonard, a Lucas y Suzy, y para haber escrito un guión así Sonja Shillito y James Huth y haber amado con esa intensidad Gad Elmaleh y Sophie Marceau creo que estas cuatro personas saben lo que es querer con el alma. Es el segundo matrimonio de guionistas  💔 que me enamoran con un guión que es arte y amor eterno, y como ellos dicen, quizás Gad Elmaleh y Sophie Marceau son la ecuación equivocada pero cuando están juntos sabes que han nacido para estar juntos 💔. NECESITO QUE ESTOS DOS ACTORES VUELVAN A INTERPRETAR JUNTOS, ME HAN ENAMORADO.



Todo lo que yo creía conocer sobre Sacha se hizo pedazos cuando conoció a Charlotte. Con eso me di cuenta de lo rápido que podemos llegar a juzgar a las personas, que prácticamente sin conocerlas nos lanzamos a hacer juicios sobre ellas, en mi defensa decir que Sacha no sabía todo lo que podía llegar a ser hasta que se enamoró por primera vez en su vida, todo lo que creía que odiaba era la vida que le hacía feliz. No puedo expresar con palabras lo mucho que Sacha me enamoró, lo que él hizo con mi corazón, como lo tomó en sus manos, lo robó como un ladrón, y demostró a pulso que se lo merecía. Sacha es un soñador, siempre encuentra el modo de que la vida sea risas e ilusión, pero precisamente eso es algo que perfecciona cuando Charlotte y los niños se meten en su vida, o mejor dicho, cuando él se mete en la vida de ellos pisando fuerte, porque es él quien no puede dejar de querer estar en todos los rincones de sus vidas, quiere serlo todo para los niños y para Charlotte y el sentimiento es mutuo, donde antes había desidia, desconsuelo, soledad, ahora todo se ha llenado de felicidad, alegría, risas, juego, calor. Creo que lo que realmente alimenta el lado soñador, apasionado, encantador, maravilloso y enamoradizo de Sacha es enamorarse de Charlotte y sentir que los niños se funden en ella y él con ellos. 




Lo que yo no entendía es porqué Sacha necesitaba mantener ante su amigo esa fachada de chico duro que quiere salir de la relación con Charlotte pero que no puede porque está locamente enamorado, él siempre iba a ella (y ella a él, era increíble y maravillosamente mutuo) y a los niños, se descubría a si mismo haciendo cosas que jamás antes se había planteado, estar enamorado le había abierto ventanas en su alma que no conocía, su espíritu se había hecho tan grande que me tenía (y a los 4) locamente enamorada y creía que jamás haría nada para romper el hechizo porque de todos él era quien más peleaba por ese amor, quién se puso de rodillas por amor en el sentido sano y bonito de la palabra. Cuando tiene lugar la escena de traición tienen culpa los guionistas porque es algo que no le pega nada a Sacha haber hecho porque no hay nada en el mundo que él quiera más que estar con Charlotte y los 3 niños, sus amados Aristogatos, es que incluso tocar el piano y Broadway le parece un sueño infantil en comparación con la felicidad que siente simplemente cuando está al lado de sus personas favoritas en el mundo, por eso sé que esa escena del demonio sería algo que Sacha jamás habría hecho pero los guionistas vinieron a destrozar mi corazón y los de todos sus integrantes. 



Charlotte es una mujer maravillosa, simplemente cuando la conoces lo sabes, que es la mujer perfecta para Sacha, incluso él pronuncia las palabras "Dios existe" en una de las escenas dando gracias por tenerla, así de afortunado se siente él por tenerla, pero es que ella también se muere de amor con él. Ella ha sufrido muchísimo, se ha dejado la piel amando a los dos padres de sus hijos, lo ha dado todo por ellos, y esta vez se deja querer, no es ella quién da los pasos pero nunca es egoísta o mantiene su corazón cerrado porque Charlotte no es así, Charlotte siempre tiene su hermoso y precioso corazón abierto, rezando porque él sea la persona destinada para ella, porque él sepa que ella es un regalo, y es que Charlotte es un regalo del universo, una mujer empoderada que sólo necesita tomar impulso para vencer los miedos que se han arraigado en su corazón. Vivir al lado de Sacha es como volver a renacer, ver a sus hijos sentir de nuevo la felicidad es otra razón de ese renacimiento, simplemente Charlotte es amor y le daba cordura, estabilidad y emoción a Sacha, creo que era la roca de él, pero también su inspiración, ella es completamente independiente pero también le abre su vida, su familia, su intimidad, abraza su alma a la suya y yo creo que eso hace a Charlotte la mujer más valiente de toda Francia. 



Esta mujer me hacía sentir una ternura infinita, y lo que me reía con ella no tiene precio, siempre le pasaban numerosas anécdotas que deberían apodarla la mujer de goma. Cuando ves a Charlotte como se derrite por sus hijos, creo que el corazón vuela y se derrite por ella, es elegante, apasionada, culta, vive la vida con intensidad, y creo que sabe mirar y tocar estrellas, sabe derretirlas y fundirlas en su corazón para que sean solo suyas, pero que también sabe sacar lo mejor de las personas, creo que es la dueña de su propia felicidad, pero es la felicidad de Sacha y ser capaz de enamorar así a este hombre y dejarnos ver quién era y como él no lo sabía es como si el universo se hubiera convertido en otro universo paralelo, una pena que el universo original volviera para romperle el corazón a Charlotte. Juro que no puedo perdonar que Sacha la hiciera llorar, que simplemente pensara en renunciar a ella y a toda la felicidad que tenía con los niños, a esa vida de amor eterno, es algo que no me cabe en la cabeza y es algo con lo que me peleo en el corazón, lo que si comprendo es que ella le dejara volar libre para cumplir el sueño pero sin ella ningún sueño tenía sentido y por eso me sentí feliz cuando Sacha volvió a ella otra, y otra y otra vez, y a ellos, sus queridos niños, a quienes adora con locura.  




Lucas, Leonard y Suzy son también preciosos personajes, son tres niños que siempre merecieron un padre que los amara y les dedicara su tiempo y su amor, tanto como su mamá lo hace, y ellos encontraron eso en Sacha, en una persona que nunca esperó ser padre, pero que cuando conoció a los niños y recordó a los Aristogatos supo que iba a quererlos porque estos niños le regalaron sus corazones envueltos en un lazo enorme. Son tres niños con corazones tan enormes como el de su madre, y los tres me encantaron y me hicieron sentir una enorme ternura, simplemente son maravillosos y sientes que sus padres son unos desgraciados por no valorar a estos angeles pero ahora que son 5 ya son felices.  



Con Sacha y Charlotte he aprendido que cuando conoces a tu alma gemela el mundo tiembla bajo tus pies, pero que no se siente como si hubieras perdido el rumbo sino como si hubieras encontrado el camino hacia todos los sueños del universo, se convierten en la fuerza para encarar todo desafío pero no sólo eso, sus sueños ya no son una presión o un miedo creciente en el pecho son lo que un sueño tiene que ser, un vértigo que te hace sentir mariposas en el estómago. Pero no os voy a engañar, enamorarse les tiene distraídos de cualquier sueño aunque les inspire y les haga más fuertes, Sacha está tan emocionado que no es que se desvíe, es que quizás está descubriendo incluso para su creatividad y sueños de pianista un nuevo Sacha y eso no conviene a su amigo el parásito, pero en su burbuja con Charlotte y los niños algo grande tendrá que venir a romperlo porque de otro modo nada podrá parar ese amor que los cinco están construyendo. 



Las escenas comienzan entre esta maravillosa pareja, como dos amantes en un piso ambientado con musicales que te hacen soñar, como dos enamorados que se están descubriendo mutuamente, dos personas que sueñan, hacen el amor, hacen locuras, que se miran a los ojos y sienten que el mundo ha desaparecido, pero cuando la realidad del mundo entra en su realidad esta se vuelve más fuerte, con esa cotidianidad y esos 3 niños, entonces nace entre todos la verdadera magia, la felicidad. Charlotte y Sacha bailando apasionadamente para después perderse en sus besos y pasión, los cinco tocando el piano, Sacha haciendo trucos de magia para los niños, Sacha escondiéndose en la librería redonda, Sacha destruyendo algo nuevo en el baño para arreglar otra cosa y los niños burlándose de él por eso, Charlotte y Sacha besándose por segunda vez como si sus bocas fueran el paraíso, Sacha besando las piernas de Charlotte mientras el piano sostiene su cuerpo, Charlotte y los niños aprendiendo a cantar y comer en un mexicano bajo las enseñanzas de Sacha y el mundo derritiéndose por ellos.


Cualquier momento vivido entre ellos cinco o entre ellos se llena de magia simplemente porque son ellos quiénes lo viven, no son escenas que se puedan describir con palabras y llenarlas de magia porque la felicidad se siente y encuentra al verlas, porque ahí reside el amor, en como se hablan, tocan, acarician, juegan, en como no pueden dividirse y romperse los unos sin los otros, en como no sabes donde empiezan unos y terminan los otros porque donde antes estaban unos niños y una madre ahora son Sacha, Charlotte, Suzy, Lucas, Leonard y el infinito amor lleno de risas, cotidianidad, piano, que viven cada día juntos y donde siempre se sienten afortunados y piden otro día más.




E incluso cuando todo se rompe por las presiones externas y por la traición de Sacha al corazón de los que le aman y a su propio corazón, sabes que tanto él como ellos no pueden vivir separados, lo sientes en cada escena que viene después, lo vives al ver que lentamente Sacha se va desvaneciendo como si la vida ya no fuera vida sin ellos y a Charlotte, Leonard, Lucas y Suzy, la añoranza y el amor hacia Sacha les tiene solo pidiendo un único deseo: que vuelva a ellos, porque el único aprendizaje de la vida es que la felicidad hay que atraparla y el amor también y no hay precio en el mundo que merezca la pena para renunciar a ello, por eso creo que lloré y sonreí, tanto como ellos cuando los vi abrazarse de nuevo, cuando vi que nunca iban a separarse de nuevo, porque sé que van a ser siempre esa familia de amor eterno. 




Mayu.

4 comentarios:

  1. Holaaa^^
    Estoy contenta pero a la vez me da rabia esta película por lo que hablas de ella. Siento que es una película que amas y por tus palabras me preguntaba porque no le habias dado un 10 y más cuando sabes que es una película a la que recurriras continuamente, ya que te hace volar y ser feliz a su lado, así que te pido que aunqe sea le subas 0.5/1 punto porque a pesar de todo esta película te proporcionó más felicidad que tristeza.
    A mi me entraron muchas ganas de verla pero LA TRAICIÓN (y lo pongo en mayusculas porque siento que es importante en la trama) me da mucho pavor, tengo miedo a ilusionarme con esta película y que después te haga añicos. Aunque bueno creo que todas las películas romanticas siguen ese cliché de traición y yo no comprendo porque :( No pueden ser felices y ya, tienen que liarla siempre con algo :( Pero en fin... Me la llevo apuntada, porque espero que la felicidad de esta película este por encima de la tristeza.
    Te quieroooo <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Tal y como hablas de esta película tiene que ser muy buena. Aunque no la conocía me la apunto, además me apetece una película que de este estilo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante Mayu, no conocía la peli pero me la apunto para alguna vez que me anime ^^

    me alegra que te haya enamorado tanto :)

    ResponderEliminar
  4. No la había escuchado de nada (bueno, como muchas de las películas que compartes, siempre me estás sorprendiendo) y me interesó mucho. La dejo anotada. Muchas gracias por tu reseña tan llena de emociones.
    Saluditos, Mayu!

    ResponderEliminar