Translate

3 de mayo de 2020

Temporada de Cine #60


🗨 SIN NOTA



De toutes nos forces (L'épreuve d'une vie)
País: Francia (2013)
Año: (2015)
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.


Julien (Fabien Héraud) tiene 17 años, nació con una rara enfermedad que le deparó una enfermedad que le impidió poder caminar como los otros niños, en realidad su movilidad corporal es sumamente reducida pero su espíritu de lucha es incansable y gracias a las terapias que sus padres le pagan es un chaval que siempre está intentando superarse a si mismo. Su madre Claire (Alexandra Lamy) lo es todo en su vida, pero ambos siempre han echado de menos a Paul (Jacques Gamblin), que siempre usaba de excusa el trabajo para mantenerse lejos emocionalmente de su hijo. 

Cuando Paul se quede en el paro la situación será imposible entre los tres y Claire intentará por todos los medios que su marido se acerque a ella y al hijo de ambos, pero Julien tendrá su propia forma de lograr que su padre se acerque a él, desafiarle a participar con él de pasajero en la prueba de triatlón “Ironman” que se celebra todos los años en Niza, considerada una de las más duras del mundo (3'8 km a nado, 8 horas pedaleando en bici y 42 km corriendo). 

Película dirigida por Nils Tavernier.



Esta preciosa película procede también de Francia, ya os lo he contado otra vez, que Amazon está enamorado de este país, debéis buscar muchas de las bellas películas que tiene de este país (y están todas dobladas en español). Entre ellas yo os recomiendo la última que he visto porque es una gran lección de vida y sin ellos nunca la habría descubierto, simplemente me la habría perdido, poco me faltó para no llorar con su emocionante final. Vero me dijo la última vez que me encanta ver películas de drama, y mientras veía esta película recordé eso, no es porque me encante, es porque me motivan a seguir peleando dentro de mi propia vida. 




Esta es una película que te enseña a ser más fuerte y también más humilde, que te hace ver que has sido muy ciega porque por cada vez que has cerrado los ojos y has dicho no puedo has desperdiciado energía que valía por un nuevo intento. Precisamente por eso me gusta el arte, el cine, las las lecciones de vida, la superación, y Con todas nuestras fuerzas es un pulso de todo eso, va a sumar a vuestras fuerzas ese sentimiento de lucha y motivación, de valentía, de orgullo, por quiénes sois y por a quienes estáis viendo luchar en pantalla, siento que le da valor al espectador pero también con una humildad gigante a todos los millones de héroes que son como Julien y su actor Fabien Héraud (me enamoré de su interpretación igual que de la de su padre en la película, Jacques Gamblin y su madre en la película, Alexandra Lamy) y que antes sólo se habían visto representados también con todo el amor del mundo en Campeones, pero aquí además se representa a sus a sus padres, a esa unión y ese vínculo que les lleva a ser tan fuertes a esos hijos, y es ser fruto de esas raíces. 



Humildemente admito que me he sentido completamente conmovida por esta película, por sus personajes, por ese vínculo, por su lucha, por los pasos que daban para llegar a ese final, que no era el fin lo que importaba sino el camino. La carrera importa pero no se trata de eso, hablamos de su vida, de la historia de un chico y de una madre y de un padre y de una hermana y de un amigo y hablamos de personas que se levantan y se caen y se vuelven a levantar, o de espíritus que se levantan y se caen y se vuelven a levantar y sé que aunque mis lágrimas no hayan rodado por fuera, en mi corazón había lágrimas, de esas que sientes cuando estás emocionado, orgullosa, tocada, por la historia que te han contado, que has vivido con estos personajes, agradezco que me hayan permitido ir con ellos, desde la humildad, porque el desafío de acercarse emocionalmente unos a otros era el más difícil de todos pero también el más reconfortante porque porque al fin ellos habían encontrado el modo de comunicarse dentro de esa burbuja que es el amor.




Antes de llegar al amor, el sentimiento del desamor es completamente doloroso, porque sientes el vacío que sienten Julien y Claire por culpa de Paul, ese vacío y ese dolor donde está el corazón que les ha causado el rechazo de Paul por tantos años, porque como padre no ha sabido aceptar la enfermedad de su hijo, y Claire ha tenido que ser madre y padre a la vez, pero también autoestima del niño. Tiene que ser profundamente doloroso explicarle a un niño porqué papá no quiere a un niño que no es como los demás, pero cuando Julien encuentra un modo de cambiar eso, de encontrar el vínculo, no le importa que no haya un seguro, simplemente se lanza a ello, quiere demostrarle a su madre, a su padre, y a si mismo, que él es tan valiente como cualquier persona, o incluso más, pero que también su padre, sigue siendo la persona valiente que era 25 años atrás cuando ganaba campeonatos y va a recordarle que era un campeón y que es un padre. Claire tiene miedo porque ve que su niño ha crecido pero no puede hacer otra cosa que enfrentarse al miedo y acompañarle en la aventura porque se da cuenta de que el desafío les devuelve a su Paul, el que se emocionaba al ver a su pequeño bebé, el que la abrazaba, ese hombre empieza a sonreír, abraza a su hijo sin que nadie se lo pida, y nadie puede quitarle de la cabeza incumplir el sueño de su hijo. 




Los cambios en Paul son graduales pero tan preciosos, que le vemos convertirse en una persona que deja de intentar salvar el mundo mientras se odia a si mismo, aprende a quererse a la vez que se da cuenta que su hijo le quiere muchísimo y que él también lo quiere muchísimo, ve las fortalezas de ese chico que reclama su mirada por derecho propio y se encuentra con que no puede apartar la mirada pero tampoco las manos o las piernas, no puede decepcionar a su hijo una vez más. Se están acercando de verdad y su corazón está temblando tanto que la felicidad puede sentirla en cada respiración fatigosa. Cada vez que coge la bici y su hijo va allí con él se siente el hombre más afortunado de la tierra y eso nos lo transmite. 




La carrera, con sus tres etapas es simplemente un auténtico canto de amor, un subidón de adrenalina, puedes sentir en cada gota de sudor, en cada gota de respiración, en cada aliento exhalado, en cada gota de agua derramada sobre sus cabezas, en cómo el padre nada en el lago mientras tira de la balsa de su hijo, en como pedalea mientras lleva delante a su hijo siempre pendiente de que esté bien, en como corre al borde del agotamiento empujando la silla de Julien pero sobre todo, ese momento final, cuando el padre se derrumba sobre el suelo, y es Julien quién le motiva a seguir porque su padre dijo que quería ganar porque esta carrera la hacía con él, y cómo al traspasar la meta (llegar antes de 16 horas) coge a su hijo en brazos y lo besa, acaricia su frente, sin importarle la medalla, simplemente el vínculo con su hijo, el triunfo de haber logrado lo que se propusieron hacer juntos, haber reconstruido su historia de amor padre-hijo. 




🗨 6/10

País: Estados Unidos, Reino Unido y Canadá
Año: 2016
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.



Sofía (Ruby Barnhill) es una niña tan valiente como soñadora, es huérfana y rebelde, mientras los demás niños duermen ella se dedica a ordenar el correo o leer en secreto. Está obsesionada con las brujas y con todo lo que tenga que ver con la fantasía, quizás por eso se repite a si misma que no se asome al balcón pero acaba haciéndolo, y no se sorprende cuando un gigante de 7 metros la coge a ella, a su mantita favorita, y a su último libro, la aleja de Londres y se la lleva al país de los gigantes. 

Al principio Sofía no está de acuerdo con la decisión del gigante pero pronto se da cuenta de que su amigo es un bonachón que nunca le haría daño y que sólo le asustó que Sofía pudiera dar la voz de alarma sobre él, y pensándolo mejor, ella no quiere volver a su mundo, es más feliz con el gigante, contemplando cada rincón de la casa del gigante, las peculiaridades que hacen especial a su gran amigo, y todos los sueños que se esconden en la casa, pero no pueden olvidar que los otros gigantes, mucho más gigantes, crueles, malvados, rompehuesos, querrán comerse a los niños de Londres si descubren a Sofía.



Se intentó adaptar en 1991, 1998, 2001 2011, pero hasta 2014, la novela de Roald Dahl (1982) no vió la luz. Dirige Steven Spielberg, escribe el guión Melissa Mathison y compone la música John Williams. Spielberg declaró: "The BFG" ha encantado a familias y sus hijos durante más de tres décadas. Nos sentimos honrados de que Roald Dahl nos haya confiado esta historia clásica" y sobre el maravilloso gigante interpretado por Mark Rylance, Spielberg dijo: "Mark Rylance es un actor de transformación. Estoy muy emocionado y encantado de que Mark haga este viaje con nosotros al país del gigante. Todo sobre su carrera hasta el momento se trata de hacer la elección valiente y estoy honrado que haya elegido esta película".  


Creíamos que Mi amigo el gigante se iba a convertir en una de nuestras películas favoritas, sobre todo mi madre y yo, teníamos ese instinto que te provocan las historias especiales y no se cumplió para nada. Nuestras expectativas se vinieron abajo después de esperar por ella desde 2016, especialmente porque es una historia que aunque los grandes disfrutamos por esos dos protagonistas tan maravillosos que tiene y por ese ambiente de magia, no se puede decir lo mismo de la trama que es de lo más simple que nos hemos encontrado, carece de grandes sorpresas. Y no puedo no nombrar algo que me provocó un gran dilema moral, pues la película denuncía el bullying pero comienza con el rapto de Sofía por parte del gigante... eso se sale de todo lo moral, no me gustó nada como empezó, creo que deberían haber edulcorado el comienzo aunque quisieran ser fieles a Roald Dahl. Confesaré que no recordaba bien mis emociones con esta película, tenía una maraña de sentimientos, intenté verla por segunda vez y fracasé. Pero no me quiero seguir centrando en cosas malas porque también tiene cosas muy bonitas... 



Mi amigo el gigante es como haber retrocedido en el tiempo, probablemente antes de los tiempos de Narnia -segunda guerra mundial-, cuando más allá de Londres todo eran montañas, rocas, mares, y territorios desconocidos que no se conocían, cómo el país de los gigantes, que se sale de todos los mapas que puedan existir en Gran Bretaña. Y a la vez, me acordé de ese revoloteo de magia de Harry Potter, y los niños del pasado que todavía se permitían soñar, alejados de las pantallas de tecnología, acompañados únicamente por las páginas de los libros. Sentí que Roald Dahl estaba presente en su propia película y que de él J.K.Rowling había encontrado su inspiración. Y Spielberg supo recordarme todo eso en minutos, me hizo saborearlo, sentirlo en la piel, retroceder en la piel y recordar cuando era una niña que se metía en su cama para leer libros que la hacían soñar cosas imposibles que sin embargo parecían posibles, esa es la gran magia de Mi amigo el gigante, que tiene el poder de llevarnos al pasado, y a esa ternura, nostalgia y magia donde soñar no solo es posible, sino que es inevitable. 

Roald Dahl, creador de Matilda (no me gusta, demasiado cruel, una huérfana triste), de Charlie y la fábrica de chocolate (una de mis películas favoritas, preciosa, con una familia hermosa y una gran fantasía), nos devuelve en Mi amigo el gigante la fantasía que nos prometió en Charlie y la fábrica de chocolate pero también la orfandad de Matilda, por suerte Sofía es más afortunada al encontrar en todo su viaje a su amigo gigante, mientras Matilda tiene un cariz imposible de recomendar a niños, Mi amigo el gigante hará las delicias de grandes y pequeños, igual que Charlie y la fábrica de chocolate. Sofía no añora la familia tan preciosa que tiene Charlie porque nunca ha tenido ese calor, ese hogar, o mejor dicho, lo ha conocido a través de los libros, de las palabras, de las aventuras vividas entre las páginas de papel y de su mente, porque no hay nada más poderoso que la propia mente y como la construyamos, como la alimentemos y Sofía la alimenta de fantasía llena de brujas, gigantes, y criaturas que la hacen a ella más valiente, pero es que Sofía tiene la bravura de todos los gigantes juntos, lo que quiero decir es que Mi amigo el gigante tiene a una de las pequeñas heroínas más fuertes y feministas de la historia del cine. Las aventuras de Sofía y su amigo tienen los tintes del cine infantil pero nos enseñan lo que está bien y lo que no, por lo que incluso puede servir de guía para niños y niñas, lo que es bueno es hacer feliz a quienes quieres y ser bueno de corazón, defenderte de las injusticias y delatar a quien te hace daño,nunca luchar solos, porque la fuerza de dos personas siempre sumará más, en fin, que en realidad, el daño que los otros gigantes hacen a nuestro bonachón representa el bullying y Sofía le enseña a decir basta ya y a pedir ayuda. 


Entre Sofía y el gigante, mi favorito es el gigante bonachón, o amigo gigante, como queráis llamarlo (no tiene nombre). Al inicio juegan con la duda de si será malo cuando en el fondo por las preciosas portadas en las que le ofrece sus manos y sus pies a Sofía ya sabemos que es imposible que lo sea, será su cálido hogar, este hombretón de 7 metros ama aprender palabras nuevas que con toda la pena de su corazón aprendió de su único amigo en el mundo: el niño para el que construyó el árbol de los tarros de sueños, su dialéctica es asombrosa, provoca risas y admiración, pero es además un sabio sensible que ama la naturaleza, que la respeta y que llora los secretos que le murmuran. El amigo gigante es leal y blandito en su corazón, y su soledad es tan grande como el universo porque a pesar de que él lo escucha todo, nadie le escucha a él hasta que llega a su vida la maravillosa Sofía y le desafía a poner su vida patas arriba. 



De verdad que amo al amigo gigante, ojalá ese dulce gigante pudiera ser mi amigo con la condición de no perder a mi familia, pero es que amigo gigante es como si fuera mi familia porque para nuestro asombro tanto mi madre y yo nos miramos con el corazón sobrecogido porque el rostro de Mark Rylance (ahora amo a este actor) caracterizado era el rostro de mi bisabuelo Miguel, del abuelo materno de mi madre, ¿cómo alguien en el universo digitalmente sin conocerlo pudo haber creado su rostro a la perfección? El rostro de una de las personas más bonachonas, leales y de corazón puro, exactamente como el gigante amigo, era como verle a élno se puede explicar lo que es ver el rostro de alguien a quien amas (imaginad, murió hace más de 25 años) y encontrarlo en una película, dos ángeles ❤❤.



El gigante amigo ha sido condenado a la soledad y al dolor por ser diferente, hasta que llega la pequeña pero audaz Sofía, lista y rebelde, que tiene el espíritu del primer amigo del gigante, pero también una personalidad arrolladora que pronto conquista todas las defensas del gigante. Ambos carecen de amor, de un mundo seguro salvo el que han creado con sus manos o sus mentes, pero están dispuestos a luchar a muerte por el otro, a ser vulnerables ante el otro para compartir una verdadera amistad, cuando gigante solo quiere esconderse Sofía le enseña a ser valiente y cuando Sofía cree que nunca podrá soñar, gigante le enseña que ella siempre ha tenido un preciado sueño que él va a guardar y realizar por ella. Ambos demuestran que niña y gigante pueden ser familia, sentirse seguros, y queridos.


Sofía no es solo el nombre de la protagonista, también era el nombre de la madre de Roald Dahl, cuando leí su biografía y descubrí aquel detalle, tan grande gesto de amor quería llorar, había llamado Sofía a su heroína más valiente de todas, era el mayor regalo que como escritor podía hacerle a su propia madre. Lo repito, Sofía es la niña más valiente de todo Londres, probablemente de toda Inglaterra, es la más valiente de los dos, mientras amigo siempre tiene miedo e intenta que Sofía se esconda con él, Sofía le enseña que el miedo no puede paralizarte, que la vida debe ser encarada con fuerza, es una niña destinada a ser más que sólo la huérfana de un lugar perdido en Londres, probablemente en esta fábula reinará Inglaterra. Sofía es la mejor amiga que puede tener el gigante porque nunca le abandona, por muy difícil que sean las cosas, porque le da una oportunidad por raro que sea el principio entre los dos, Sofía comprende como si se tratara de su propio corazón todo lo que el gigante ha sufrido y quiere ponerle fin, no sólo quiere que el sueño de Sofía tome vida, también quiere que el gigante aprenda a soñar. 



#Esta noche he tenido un sueño. He soñado que me despertaba un hermoso zumbido que flotaba sobre mi cama, luego iba a la ventana y ante el horizonte veía sus largas piernas saltando con la maleta y la trompeta en la mano (SUEÑO DE SOFÍA: UN DESEO DE SU CORAZÓN). Podía llegar a ver el país de los gigantes, veía el huerto que cuidaba mi amigo el gigante, tenía frutas, bayas, coliflores, y tomates, aunque se negaba a plantar coles de brusela, pero todavia cultivaba pepinascos junto a la casita, ¿cómo podía hacer gasipum si no? Veía la puerta de madera y las ventanas torcidas. Su capa estaba colgada tras la puerta. Veía la cofa y su cama en forma de barca. Veía la mecedora y la lumbre de la chimenea con un estofado mucho más delicioso cociéndose. Veía las páginas esparcidas del libro que estaba escribiendo. "Muy bien gritó Sofia, muy bien tú, respondió grandullón". Él era feliz y yo era feliz. "Nos salvarás la vida a todos nosotros". Cuando me siento sola, que no es ni mucho menos tan a menudo como antes, hablo con él, y de hecho, me oye. Porque... mi amigo el gigante oye todos los secretos que se murmuran en el mundo. BUENOS DÍAS, AMIGO GIGANTE# 



Necesito destacar los efectos especiales y los escenarios de la película que responden completamente al nombre de DreamWorks, realmente parece que estás soñando y que has entrado al mundo de los sueños, las estrellas, los árboles, el agua, las montañas, los remolinos de colores de los sueños, la casita y el estudio con las cascadas del gigante, todo es tan precioso y maravilloso que simplemente con decir sus nombres no basta, no hay palabras para representar la belleza de esos escenarios, de lo que lograron las personas que crearon esta magia, simplemente debéis ver esos paisajes y desear moveros por ello, contemplar esas estrellas, saltar el agua, contemplar esos sueños, ser bienvenidos en la casa de amigo gigante y poder ver el tesoro que durante toda su vida ha construido. No hay palabras pero desde aquí mi ovación por tanto arte, magia, belleza, por esas creaciones del universo de las que me enamoré y que contemplé por segunda vez con la misma reverencia. 



País: Estados Unidos 
Año: 2017
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.



Pittsburg, años cincuenta. Troy Maxon (Denzel Washington) tiene 53 años y toda su vida la ha pasado luchando contra la sombra de su propio padre, intentando no ser como él, temiendo tener un poco de su sangre. 11 hermanos, un padre diablo, una madre que les abandonó, de aquel pasado, Troy solo tiene cicatrices que prefiere ahogar, un hermano, Gabe (Mykel T. Williamson), que carga con una enfermedad mental desde la segunda guerra mundial, y un amigo leal, Bono (Stephen Henderson). 

Su segunda esposa, Rose (Viola Davis) es lo mejor que le ha pasado en la vida, pero saberlo no le impide cometer grandes errores, igual que querer lo mejor para sus hijos, Cory (Jovan Adepo) y Lyons (Russell Hornsby), no le convierte en el mejor padre del mundo. Con Lyons las oportunidades las perdió pero con Cory podría estar a tiempo si sus miedos no le hicieran perder lo mejor de si mismo y alejar a su hijo de su corazón. Esta familia está apunto de atravesar todo un huracán, golpeada en siglos de racismo, prejuicios, y machismo. 

El actor Denzel Washington dirige y protagoniza esta adaptación de la obra de teatro homónima (1983) de August Wilson ganadora del premio Pulitzer. «Fences» fue un bombazo teatral. Estuvo en 2010 durante 525 representaciones en Broadway, también protagonizada por Denzel Washington y Viola Davis. Además, obtuvo la triple corona a la que puede aspirar cualquier obra teatral: un premio Pulitzer, un Tony y un premio del Círculo de Críticos de Teatro de Nueva York. 

Lo que más me gusta de Amazon es cuando te sorprende con películas que no conocías y que te enamoran pero también con películas con las que te quedaste con ganas de ver en el cine y efectivamente te gustan. Recuerdo la violencia del trailer de esta película porque para tonterías si tengo memoría, por eso me sorprendió la primera mitad tan dulce. 

Lo primero que quiero destacar es que necesitamos que nos cuenten más películas protagonizadas por personas de raza negra, creo que las denominan BlackMatter, que vendría a decir que la raza negra también importa. Lo que yo creo es que las personas, sin importar cultura, raza, orientación sexual, género o nacionalidad, importan, y por eso merecen visibilidad. Con Fences vemos representada la clase pobre trabajadora, personas humildes que durante toda su vida no se han permitido soñar, pero que han peleado por despertarse cada día y traer el pan a su casa o cuidar de los suyos con auténtica desesperación. También visibilizan la enfermedad mental en el único hermano con el que Troy tiene relación, y aunque no hay una etiqueta para ello, estos también se merecen visibilizad y creo que ese personaje es uno de los grandes aciertos de la historia. 



Lo segundo que quiero destacar es que se nota el gran trabajo que se ha hecho para realizar esta película en todos los sentidos, dirección, fotografía, interpretación, guión, no hay nada dejado al azar, y aún así el traspaso del teatro al cine no se nota y no ralentiza la historia -me gusta el teatro pero el tempo es diferente-, Denzel Washington ha hecho un gran trabajo combinando su perspectiva como director y como actor principal -y manejando las dos vertientes de su propio personaje-. Cuando leí que Viola Davis y él habían interpretado a Rose y Troy por 525 funciones todo tuvo sentido, comprendí porqué todo sobre sus personajes se sentía real, pero también sobre ellos como un matrimonio, es mi interpretación favorita de ambos, aún cuando en Fences te cuenten primero el cielo para encontrar después el tormento. Y que decir del resto del elenco, son maravillosos, se merecen todos ovaciones. 



Lo tercero que quiero destacar es que hacía tiempo que no disfrutaba de unos diálogos que tuvieran un sabor tan especial, que se pudieran padalear en la lengua, que contaran una historia detrás de otra y crearan o rompieran un vínculo, que nos permitieran conocer lo mejor y lo peor de cada uno de los personajes. Adoro las películas de diálogos, donde las personas son reales y tienen conversaciones de verdad, donde nunca dejan de conocer al otro, como espectadora es gratificante poder acercarme más adentro al corazón de esos personajes, y sentir que a través de las vibraciones de esos diálogos se remueven aún más sus emociones. Esos diálogos se apoyan en el poder de sus emociones, que son tan reales como las vidas que representan, esas emociones giran raúdas en sus pechos, en la vibración de sus ojos, en el temblor de sus manos, en sus ojos, incluso en su respiración. 

- Me daba otra visión de mi mismo. Puedo salir de esta casa y huir de las presiones y los problemas, ser un hombre distinto, sin preocuparme de cómo voy a arreglar el tejado o pagar los recibos. Puedo... ser una parte de mi mismo que nunca he sido. (...) Puedo sentarme en su casa y reírme, ¿entiendes lo que digo? Puedo reírme en alto y eso sienta bien, me sale la alegría por las orejas. (...) No se trata de quién es mejor mujer. Un hombre no puede pedir mejor mujer que tú. Yo soy el responsable. Me encerré en un papel por cuidar de ti, pero me he olvidado de mi mismo.
- ¿Y para qué diablos estaba yo? Ese era mi trabajo, no de nadie más. 
- Escúchame, siempre he intentado llevar una vida decente, una vida limpia, dura, útil. He intentado ser un buen marido de todas las maneras que sé. (...)
- Tenías que haberte quedado en mi cama. 
- Vi a esa chica y me hizo venirme arriba. Pensé que podía robar la segunda base.
- Tenías que haberme abrazado. Tenías que haberte aferrado a mí. 
- Llevaba en primera base 18 años y pensé "maldita sea, intentalo". (...) No es fácil para mi admitir que llevo parado en el mismo sitio 18 años. 


- Pues yo he estado ahí parada contigo. He estado aquí contigo, Troy. Yo también tengo mi vida. He dado 18 años de mi vida para estar parada en el mismo sitio que tú. ¿Crees que yo no quería otras cosas? ¿Que yo no tenía sueños y esperanzas? ¿Que pasa con mi vida? ¿Que pasa conmigo? ¿Crees que nunca se me ha pasado por la mente conocer a otros hombres? ¿Que no quería irme por ahí a olvidarme de mis responsabilidades? ¿Que no quería alguien que me hiciera reír para poder sentirme bien? No sólo tú tienes deseos y necesidades. Pero yo me abracé a ti. Cogí todos mis sentimientos, mis deseos, mis necesidades y sueños, y los enterré en ti. Planté una semilla y recé por ella. ¡Me planté a mi misma en tu interior y esperé a que floreciera! ¡Y no tardé 18 años en ver que el suelo era duro y rocoso, y que jamás florecería! Pero me abracé a ti, Troy. Te abracé aún más fuerte. Eras mi marido. Te debía todo lo que tenía, cada parte de mí que pudiera darte. Y arriba, en ese dormitorio, con la oscuridad que se me venía encima, te di todo lo que tenía para borrar la duda de que no eras el mejor hombre del mundo y que fueras donde fueras yo iría contigo porque eras mi marido. Porque era la única forma de sobrevivir como tu mujer. Siempre hablas de lo que das y de lo que dejas de dar. Pero tú también coges, Troy. Coges... y ni ves que los demas te dan, Troy.



Pensé mucho como reseñar esta película porque nos quedamos conmocionados con ella, es durísima, como bien avisa el trailer, no es tan amable y encantadora como promete su primera hora. Pero es, como ya he dicho, una historia muy importante que todos debéis escuchar, responde a las raíces de las que tanto Troy y Rose quieren escapar. No pueden obviar de donde vienen, de quienes son hijos, lo que corre por sus venas, por mucho que corran hacia delante, quizás si ellos  no hubieran querido tan desesperadamente enterrar de lo que huían, de lo que se avergonzaban, a lo que no querían pertenecer, no se habrían estrellado tanto. 



Solemos decir que el error de las familias no marca los errores propios pero es mentira, era imposible que a Troy no le dejara seculas que su padre se comportara como el propio demonio, que su madre los abandonara, que a los 14 años tuviera que huir de casa por proteger de su padre a una chica con la que estaba ligando de ser violada, caminando a pie cientos de kilómetros para forjarse una vida de delincuencia en la que sólo conoció la serenidad y el hogar, el amor, con Rose, que no la falta de pobreza, reprimiendo y avergonzándose de un pasado violento, de unas raíces terribles. Para paliar sus cicatrices Troy tiene como mejor amiga su botella de alcohol pero sabe que lo mejor que le ha pasado en la vida es conocer y casarse con Rose, construir una vida con ella. Troy reconoce que ella significa mucho para él en sentidos muy racionales, aunque por supuesto también emocionales debido a los 18 años de amor, de subidas y bajadas en ese carrusel de vida que llevan juntos. 




Rose quería construir con Troy una vida idílica (imposible de conseguir), en la que cuidar de él y de su hijo Cory, aceptando que antes de ella Troy tuvo a Lyons, pero prometiéndose que nunca aceptaría que después de ella viniera otro de otra porque si algo le enseñó su familia es que ella necesita huir de familias donde no se sabe quien pertenece a quien, e incluso si a veces Rose tuvo dudas y no se sintió amada se aferró a Troy, depositó todas sus esperanzas en él y esperó a que una flor floreciera sobre rocas -palabras de Rose-. Rose es una mujer a la que se le ha enseñado que por nada del mundo abandonas a quien amas, es fuerte y luchadora, es el gran pilar de la historia y mi personaje favorito, es leal hasta la muerte pero admito que disfruté de su rabia y de sus desplantes, de cómo alimentaba su amor propio aunque al final retrocediera... 



Los secretos que poco a poco llueven sobre nosotros y la descarnada violencia que se va adentrando en la historia y que va separando a Troy de todos los que son su núcleo familiar es doloroso y complicado, no lo esperas porque a pesar de que Troy tiene muchas diferencias con sus dos hijos, al principio esos secretos y diferencias sirven para unirlos y que se abran los corazones, Lyons se siente conmovido por primera vez en su vida por su padre porque por fin comprende porqué no estuvo en su vida, no lo eligió, y Cory comprende que le aleja de su mundo porque el racismo arrancó de él sus sueños. Pero eso que les une les separa de nuevo cuando la locura se apodera de Troy y la violencia que nunca se separó de su piel. 

A pesar de que sabíamos que Troy tonteaba con Alberta sólo veíamos su amor por Rose y ese amor parecía tan grande que era impensable que nada lo rompiera. Veíamos como Troy hacía reír a Rose, como Rose se deslizaba en sus brazos, como un matrimonio de 18 años que parece que a se aman(ahí la clave), sus sonrisas todavía parecían hablarnos de amor, incluso en el modo en que se cuidaban se podía sentir ese cariño, la valoración de lo que habían construido juntos, porque ante la misería ambos se abrazaban para superar el dolor. Pero es como si nos hubieran tapado los ojos con las manos y sólo nos hubieran dejado ver las partes más hermosas de su historia de amor, de la felicidad que encontraron en el otro y lo afortunados que supieron que eran el día que se eligieron por ser la persona correcta. 




SPOILER Cuando Troy empieza a desenterrar la violencia contra la que siempre había luchado, las raíces de un padre que de algún modo habían corrido por sus venas, la violencia de la calle y la ley del más fuerte y toda la locura que quedó en él, descubrimos que es una persona egoísta, enclaustrada en la rabia, el odio, y el racismo. Todos los que le aman o le amaron algún día se convierten en sus enemigos. 



Traiciona a su hermano con discapacidad mental, gracias al que tiene una casa, y lo encierra en un manicomio, sabiendo que careciendo de libertad no será feliz pero así recibirá la mitad del dinero de su pensión. 



Traiciona a su hijo pequeño bloqueando toda posibilidad de que pueda cumplir sus sueños porque si los suyos no se cumplieron, Cory no tiene derecho a los suyos, pocas veces vi a un padre tan rúin, es tan inmoral que odiara tan visceralmente a su hijo así, lo echó y lo dejó huérfano.

Rose nunca habría esperado que Troy 18 años después le contara que iba a ser padre. No esperaba su traición. Pero la mayor de las traiciones para ella fueron las razones para traicionarla porque ella nunca había vivido un cuento de hadas con él pero había depositado su fe en él, se había aferrado a él, aún sabiendo que ella merecía más. 

Troy se nos revela como un monstruo, que no se siente culpable por traicionar a todos los que le aman, con una violencia y una locura que nos asustaba, que amenabaza con pegar a Rose pero también a sus hijos. No tenía límites. De verdad y yo lo único que quería era que Rose escapara de él, me rompió el corazón cuando echó a Cory de él obligándole a renunciar a su propia madre, cuando Alberta murió recibió a la niña, Troy levantó vallas para que la muerte no entrara y Rose no se marchara.



Años después en el funeral, Cory pudo volver a ver a su madre y entonces Rose defendió a Troy como padre y esposo. Representa como al final los hombres dominan las mentes de las mujeres por siglos y como ellas creen que eligieron ser tratadas mal, merecedoras de un trato de desamor, y deslealtad por quedarse con esos hombres en tiempos donde la mujer dependía de ellos y no tenía donde huir ni eran dueñas de sus propias vidas. FIN SPOILER

🗨 5/10


País: Estados Unidos 
Año: 2014
PODÉIS VERLA EN AMAZON PRIME.

Jim Friedman (Adam Sandler) perdió a su mujer debido al cáncer, todavía está perdidamente enamorado de ella, y no cree que pueda amar a otra persona, quizás por eso ante su única y primera cita a ciegas con Lauren Reynolds (Drew Barrymore) la caga monumentalmente llevándola al restaurante donde trabajaba su mujer, comportándose groseramente, y abandonándola a la primera de cambio. Tiene tres maravillosas hijas, Hilary (Bella Thorne), Espn (Emma Fuhrmann), y NBA (Alyvia Alyn Lind) que siempre le recuerdan a ella aunque a las tres las confunden con chicos por sus cortes de pelo y ropa masculinaLauren está divorciada y tiene dos hijos, el adolescente Brendan (Braxton Beckham), y el pequeño Tyler (Kyle Red Silverstein). Jim trabaja como gerente en una tienda de deportes, de ahí el vestuario de sus hijas y Lauren trabaja con su amiga Jen (Wendi McLendon-Covey) organizando el armario de mujeres ricas. Por pura casualidad, el jefe de Jim y Jen están saliendo felizmente y han organizado un fabuloso viaje safari a Sudáfrica, pero Jen desconoce que Jim tiene cinco hijos por lo que cuando se entere todo el viaje estará disponible para estas dos familias y aunque al principio no querrán entenderse, al final se convertirán en una sola familia. 




Es una comedia increíblemente sana, salvo la jodida recta final, me hicieron reír por la personalidad maravillosa de los personajes, todo en conjunto era ideal para la historia que estaban contando. Esta película es un canto al amor por la familia, lo demuestra en cada escena y estoy completamente orgullosa de ello, me encantó que nos mostraran algo que en otras películas no podemos ver, y eso está en los personajes, en todos, en cómo ellos sienten el amor, lo demuestran, lo aceptan, lo reciben. 

La película destaca que del nacimiento de familias desestructuradas también nacen familias hermosas si las personas son positivas y se esfuerzan por aprender. Pero sobre todo lo hermoso fue ver cómo estas dos familias desestructuradas, infelices, que estaban peleando profundamente por salir adelante contra sus vidas, al encontrarse en un lugar tan idílico, en plena naturaleza, habían logrado unir sus diferencias y convertirse en una sola familia, una feliz que ahora ya no luchaban contra sus vidas sino a favor de ellas, porque juntos eran mejores, más fuertes, y se habían incluso descubiertos a si mismos. En la unión, en las diferencias, habían encontrado un amor familiar que siempre les ayudará, porque ahora ya no son dos familias perdidas en la vida son una sola y se sostendrán ante cualquier tormenta. 



Me sorprendió encontrar que Lauren y Jim, por mucho que yo lo deseara, no estaban listos para enamorarse, o que entendían el amor de un modo muy diferente a como lo entendemos a los 20 y los 30. 




Ella le quiere en el momento en que deposita su confianza en las manos de él, cuando se sube a un globo aerostático y vuela por los aires mientras abajo puede ver elefantes y jirafas. Creo que le quiere en sentidos que no se tendrían en cuenta en otras películas, por como es como padre, absolutamente maravilloso, por como la anima a afrontar locuras y salir de su zona de confort, por como ayuda a sus propios hijos a reconstruir las piezas rotas del corazón, sobre todo la de su hijo pequeño, le quiere porque cuando está a su lado se siente mujer y con ganas de sentir que esas manos la toquen y la quemen, pero no es amor o romance o enamoramiento, porque si buscáis eso no lo encontraréis como no lo encontré yo.




Jim es de los dos la persona menos lista del mundo para enamorarse y él todavía está profunda y eternamente enamorado de su mujer, o quizás es que para querer no hace falta que dejes de amar al gran amor de tu vida si ha muerto. Jim nos demuestra que aprende a querer a Lauren con libertad y honestidad por todo lo que significa en su vida, estoy absolutamente segura de que el corazón de este hombre va a pertenecer por la eternidad a su mujer, lo que no quiere decir que de un modo diferente quiera a Lauren porque como digo, adora como es como madre de esos niños alocados que solo tienen esa constante vital en ella, porque se derrite cuando ella les canta el mago de oz a sus niñas, pinta a NBA de gata, considera los sentimientos de Espn al creer que el espíritu de la madre la acompaña, o ayuda a Hilary a mostrarse como es, simplemente a él le encanta la persona que es ella y eso le hace no querer perderla. 



La pequeña de las hijas de Jim, NBA, recuerda que mamá siempre les cantaba las canciones del mago de Oz y en cuanto conoce a Lauren Reynolds siente que su madre la ha enviado a este pequeño ángel para que cuide de ella y sea la segunda madre de su vida. Es mi favorita sin lugar a dudas, su carita de pirata mi tiene loquita, es una niñita preciosísima por fuera y preciosísima por dentro, por cómo acepta en su vida todo lo bueno, por cómo adora a su padre sin condiciones, es la única que nunca ve los defectos de papá y no es tanto por ser pequeña sino porque tiene un corazón gigante y ese corazón se enamora gigantemente de Lauren, la siente como una segunda mamá con la que puede reír, cantar y ser feliz, simplemente es amor y tiene las mejores escenas con Drew Barrymore. 



El hijo pequeño de Lauren, Tyler, ese chiquillo, al igual que NBA también es entre los hijos e hijas mi favorito. Es un niño con problemas de autoestima y con problemas de conducta, yo pensaba que era por algo genético o algo mental, pero creo que en realidad es la respuesta a su frustración, tristeza, y baja autoestima por el divorcio de sus padres y por la absoluta falta de amor que su padre le demuestra. Es precioso como gracias a la llegada de Jim a su vida este niño comienza a cambiar (no ocurre de la noche a la mañana, sino que le conlleva a Jim un esfuerzo titánico, y al propio niño), Jim se convierte en el padre que no esperaba y que ama, él también tiene las mejores escenas con Adam y es amor este niño.



🗨 4/10

País: Estados Unidos
Año: 2011
La podéis ver en Movistar.


David Norris (Matt Damon) era un niño travieso y rebelde hasta que su hermano mayor murió de sobredosis y su madre también murió, eso cambió su vida y le hizo querer cambiar el mundo con él, por eso se ha dedicado en cuerpo y alma a la política. Muchos años después, cuando está a punto de conseguir un escaño en el Senado de los Estados Unidos, conoce a una preciosa chica que se ha colado en una boda, es una joven muy diferente que se atreve a coquetear, bromear y decirle las verdades a la cara. Esa noche David deja de inventarse las cosas para ganarse a los ciudadanos y renuncia temporalmente a la política, cuando vuelve a ver a la chica en el autobús y descubre que se llama Elise (Emily Blunt) siente que se ha enamorado aún más perdidamente, pero justo después unos personajes misteriosos destruirán toda posibilidad de que David vea a Elise entre los 9 millones de personas que hay en Nueva York. 

David descubre entonces que se enfrenta a los agentes del Destino, unos hombres completamente dispuestos a usar los poderes de que disponen para impedir que la pareja se una. Una vez comprendido esto, el joven deberá tomar una difícil decisión: o aceptar la decisión del destino y alejarse de Elise para siempre cuando vuelve a verla por azar tres años después, o arriesgarse y enfrentarse a lo establecido anteponiendo a todo el amor que siente hacia la chica.




Hace poco os recordé que adoro a Emily Blunt y Movistar me recordó que tenía esta película de ella, así que con mis padres la vi con la mayor de las expectativas e ilusiones pero toda película que trate de alguien luchando contra los planes de dios simplemente no va a hacer buenas migas conmigo. Destino oculto reflexiona sobre si existe el libre albedrío o sobre si todas nuestras acciones están dirigidas por otros, en psicología yo di eso en el conductismo, aquí la película lo relaciona con el cristianismo. 

Me gustó la película, sólo que me habría gustado encontrar algo más significativo dentro de ello además de la trama romántica, que entiendo todo el tema reflexivo del libre albedrío o no, pero analizado desde otra perspectiva creo que se le podría haber sacado muchísimo más jugo a la historia. Simplemente es una historia para pasar el rato y que tiene estas cosas rarísimas que te hacen querer reírte de estos señores ridículos que aseguran ser ángeles con un plan diseñado por Dios y ese es separarlos pero básicamente son unos demonios que no comprenden que el corazón de los seres humanos no tiene precio y que existe el pensamiento libre y la voluntad de luchar. 




Desde luego David no va a dejar que piensen por él pero le van a putear a lo largo del camino. Por tanto, es uno de las películas más raras que he visto, lo que no quiere decir que sea mala, nos tuvo entretenidos hasta su final feliz, que parecía un imposible. ¿Es el amor una casualidad, es el destino quién nos gobierna o somos nosotros mismos quiénes debemos decidir nuestros pasos? Precisamente David vivía sin hacerse esas preguntas hasta que Elise apareció en su vida para desaparecer rápidamente, pero ella dejó una marca tan permanente que nunca se borró de su corazón. 



Encontré verdaderamente romántico que este chico creyera en su corazón tanto como para no rendirse nunca hacia su amor por Elise porque nunca dejó de buscarla y cuando la encontró nunca dejó de pelear por ella, simplemente estuvo ahí, intentando encontrar los modos de demostrarle porqué, a pesar de fallarla continuamente, siempre quería estar a su lado, porque cada vez que él caía de rodillas, no era su culpa. Pobre David, siempre torturado, se merece realmente el amor de Elise y por eso me alegra que cada vez que él aparece ella pierda todo de vista. 




Para Elise, también el mundo tiembla cuando ve a David, es así simplemente, como si su alma pudiera sentirse conectada a niveles que no comprende con él. Días a su lado significan años con otras personas, por eso si él dice ven ella lo deja todo y atraviesa puertas, por eso le besa sin condiciones y acaricia su piel, por eso supo cuál fue el último beso pero también cual fue el primero de muchos, cuál fue la despedida y cual fue el para siempre entre ambos. 



Me gustó la comodidad y dulzura de Matt Damon y Emily Blunt, los sentí bonitos el uno al lado del otro, sentí que encajaban de un modo familiar y sencillo. Obviamente no tenían la química esplendida y maravillosa, deliciosa y que me enamoró de Emily Blunt con Rupert Friend, les faltaba esa pasión. 


Mayu.

1 comentario:

  1. ¡Hola! Varias de estas películas no las conocía, pero me las llevo apuntadas todas a ver que tal, pero en especial "con todas nuestras fuerzas" tiene pinta de peliculón y de tocar muy hondo.
    Besos :)

    ResponderEliminar