Translate

1 de diciembre de 2017

Temporada de Cine #12 (Noviembre #2)

NOVIEMBRE #2
2017


10/10


The Amazing Spiderman 2
(Estados Unidos, 2014)


Yo no suelo ver películas de superhéroes pero Spiderman es mi debilidad. Todas las versiones me encantan (tengo pendiente la última), quizás porque mi infancia está llena de recuerdos de los dibujos animados de Spiderman. No recuerdo las tramas pero sí que yo era una niña pequeñita que adoraba ver esos dibujos porque su héroe y hermano mayor los adoraba.


La primera película de The Amazing Spiderman la vi hace unos meses por segunda vez (no os hablé de ella), y volví a enamorarme con todo mi corazón. Y la semana pasada aproveché que emitían la segunda en TVE para verla, aunque tenía miedo pues me daba miedo su final (y efectivamente lloré un litro de lágrimas con él).


Yo no puedo separar a mi amada pareja jamás de los jamases. Mi corazón no paraba de “sangrar” tras el cierre de la historia y lo único que me consuela es que ambos se quieren y se querrán hasta el último aliento.



La trama no es que fuera muy novedosa si te has empapado mucho (como yo) de Spiderman pero la historia es tan especial que no importa eso, yo solo la amé y realmente no quería que acabara. Es una de mis parejas favoritas. Una de mis películas también favoritas. Y Spiderman junto a Thor son mis héroes favoritos.


Spiderman siempre me ha parecido especial porque no es sólo una historia de un héroe que ayuda a las personas, es realmente un viaje dentro de la vida de Peter Parker, un crecimiento, es la vida. Y en esta película no se han olvidado de eso.



Adoro a este Peter también, me tiene totalmente enamorada. Es un chico tan dulce, leal, intenso. Adoro su modo de amar. Y es tan valiente y divertido, es un Peter que nunca conocí hasta que lo conocí a él. Yo creo que este actor guapísimo nació para encarnar a este personaje. Es la tercera vez que me encuentro con Andrew Garfield, y fue increíble volver a enamorarme de él (me hizo mucho daño su personaje en Nunca me abandones -reseña aquí- Temporada de Cine #5).


Emma Stone es maravillosa, hace poco os lo dije (reseñas: 1) La batalla de los sexos 2) La La Land), que yo la adoraba. Sin duda me encanta como dió vida a Gwen, porque no es la clase de chica miedosa que viva su vida bajo una red de seguridad. Admiro su integridad, su fuerza, esa inteligencia y esa valentía suya. Se me rompió el corazón con su última escena. Yo necesito que su personaje siga iluminando el corazón de Peter, un héroe necesita a su heroína.



La relación entre ambos tomó ese rumbo agridulce típico de las películas, pero debo decir que como ellos son una de mis parejas favoritas yo los disfruté por completo. Cuando dos personas se aman con toda su alma se nota y esta pareja tiene eso, cosa a la que también ayudaba que en la realidad ellos también se amaban.



Peter y Gwen son inseparables para mí porque se quieren con locura y porque se ayudan a ser mejores personas. Los dos son especiales y me despiertan millones de Mariposas con cada beso, mirada, conversación, escena. Es más, ellos protagonizan una de las escenas más hermosas que vi jamás, esa declaración de amor es épica.


Puede que un día haga un especial para este dúo de películas pero de momento os regalo estas palabras. Que sepáis que amo esta película y que mi corazón se rompió por decir adiós a Peter y Gwen. Les amo.



7/10


Make the yuletide gay
(Estados Unidos, 2009)




Género: Familiar, Comedia, Romance.


Nathan y Olaf Gunn viven juntos en la universidad como otra pareja cualquiera. Los dos se quieren muchísimo y están listos para dar más pasos en su relación. Llegan las vacaciones de navidad y ambos, a sus 22 años, toman rumbo a sus casas.


Olaf es recibido por sus padres, un matrimonio adorable que son unos fanáticos de la decoración navideña y también de su repostería. Olaf siente que debería contarles a sus padres que es gay y que tiene un novio al que quiere mucho pero teme que sus padres dejen de quererle igual que hicieron los padres de Nathan con su hijo.


Nathan planeaba visitar a sus padres pero cuando estos le dicen que no cuente con ellos para celebrar la navidad, decide conocer a los padres de su novio, sin saber que va a tener que fingir que es solo un simple amigo. Cuantos más días pasa allí, más ganas tiene de confesar, especialmente porque empieza a desear que esa fuera su familia de verdad.


Bienvenidos a una comedia navideña de lo más dulce y especial.



Esta película también la vi la semana pasada y fue justo lo que yo necesitaba. Recuerdo empezarla con cierto “miedo” porque el director/guionista me había defraudado con Role-Play pero aquí solo me hizo feliz. Es una historia maravillosa que me encantaría que todos vierais. Realmente merece muchísimo la pena.

Es la primera película navideña que veo de temática #lgbt, y también la primera comedia romántica, y ha sido algo maravilloso. Incluso me emocioné mucho cuando pensé que habían creado una segunda parte de esta película, luego me desilusioné porque no lograron tener presupuesto para ella, ¡habría sido tan divertido y maravilloso reencontrarme con Olaf y Nathan para su boda!


Como digo, esta es una película que todo el mundo debería ver, o al menos los que sepan disfrutar de una excelente comedia llena del calor de una familia y con sus toques de romance. Es una historia que me encantó y me hizo feliz. Me sorprendió tanto, para nada esperaba encontrarme con una historia con la que iba a conectar de ese modo o que me iban a hacer reír tanto. Necesito en mi vida más comedias como ésta. De verdad que no paré de reírme en toda la película.


También es una historia muy bonita y tierna, familiar y con unos valores especiales. Es una historia sobre la aceptación de uno mismo y sobre ser arropado por tu familia y amigos, pero sin olvidar que no para todos los chicos ese camino es así.  



Olaf y Nathan provienen de familias muy diferentes. Yo sin duda me quedo con la de Olaf porque son preciosos aunque sean unos loquillos. Son tan ingeniosos con esos comentarios con doble sentido, tan divertidos y optimistas, tan orgullosos y abrazables. Ellos son una familia hermosa y siento que así deberían ser las familias, donde querer a tus hijos y verlos felices está por encima de todo. Y ellos acogen a Nathan como si fuera de su propia familia, la mamá incluso dice que siente como si Nathan hubiera nacido de ella y yo lloré en ese momento.


Nathan no cuenta con unos padres que le quieran. Él ha perdido mucho por ser quien es, y aunque siempre duela porque añora ser querido por su madre, no se arrepiente de ser él mismo porque sabe que él no tiene nada vergonzoso que deba esconder. Adoro como Nathan se abraza a sí mismo. Por muchos años -poco a poco nos lo va contando- él solo se ha tenido a sí mismo y es hermoso ver como ahora esta familia le adora, por no hablar de la ex de Olaf (también quiere adoptarle), y de su novio Olaf quien le quiere con todo su corazón. Adoro a Nathan, es un chico tan dulce y honesto, vulnerable y con su propia fuerza. Y es paciente y valiente. Se merece todo el amor del mundo.


Olaf no se ha atrevido a decirle a nadie que le gustan los chicos o que está enamorado de Nathan, tiene mucho miedo y todavía está aprendiendo a aceptarse a sí mismo a sus 22 años. Olaf me sorprendió porque yo temía que se enfadara con Nathan por aparecer por sorpresa para pasar las navidades con ellos y no, Olaf más feliz no puede ser mientras su chico está allí con ellos. Olaf es demasiado vulnerable pero cuando se relaja es muy cariñoso y hermoso. También me gustó mucho Olaf (me derreti con lo que les dice a sus padres sobre Nathan♡).




Me gusta mucho la relación entre esta pareja que aunque no especifican cuanto tiempo llevan juntos presupongo que no sumarán más de un año pues había ciertos temas importantes del pasado que todavía no habían tocado y que en estas navidades conversan. Me gustaron mucho esas conversaciones porque te enseñan que siempre se puede descubrir algo nuevo sobre la persona que quieres. Me quedé con ganas de verlos dormir abrazaditos y no en literas, pero aún así adoré esas conversaciones de almohadas y todos sus coqueteos mutuos. Son una pareja bonita y muy sana. Me gustan mucho.  

Y ahora os admito que me quedé con ganas de que la película durara varias horas más porque yo necesitaba tener muchas escenas muy románticas entre Nathan y Olaf, y también muchos momentos de besitos y caricias y claro no hubo nada de esos últimos al ser una comedia familiar.



No conocía a ningún actor de esta película pero quedé contenta con todos porque son la sal de la vida y te roban risas con su ingenio y sus pequeñas locuras pues son todos unos loquillos. Keith Jordan interpretaba a Olaf y Adamo Ruggiero a Nathan, ojalá volviera a verlos actuar juntos. Kelly Keaton interpretaba a la mamá.




Añadir que me encantó todo el tema de decoración navideña dentro del marco de la película.


4´5/10


El tercero
(Argentina, 2014)

 

Fede es un un chico en sus 20 que chatea por Internet con una pareja: Hernán y Franco. Esta pareja de verdad se quiere pero su vida sexual necesita chispa y han decidido invitar a Fede a unirse a su cena y cama. Al principio los 3 están incómodos pero a lo largo de la noche ¿surge una comunicación especial?






La verdad es que yo no suelo ver películas donde son 3 los protagonistas pues en realidad para mí 3 son multitud pero con esta película esa pareja de 3 creo que realmente funcionó, superando toda barrera: diferentes vidas, edad, generación. No me arrepiento de haber visto El tercero porque ha logrado emocionarme en un par de momentos especiales aunque la película no sea nada del otro mundo y menos un imprescindible.


Si no le doy el 5 es porque considero que a esta película de una hora le sobra el principio. La pareja y Fede se conocen en un chat con web-cam, pues toda la escena me pareció fea por todo el lenguaje vulgar y más que eso, porque era una escena de unos 15 minutos aburrida y que para mi gusto no aporta nada.

Yo os recomiendo pasar de los primeros minutos e iros al momento en que el nerviosísimo Fede llama a la puerta de la pareja enamorada. Los tres comparten una larga cena casera donde se viven momentos de incomodidad y timidez que van rompiéndose para dar paso a la honestidad, espontaneidad, y empatía. Lo típico hubiera sido que al llegar Fede se hubieran ido a la cama, pero no, Franco y Hernán son una amorosa pareja que prefieren hacer sentir cómodo a Fede y eso les lleva a necesitar conocer al chico y que el chico realmente los conozca a ellos.




Me gustó la relación entre Franco y Hernán porque dialogan de un modo muy natural sobre sus vidas cotidianas, sus familias, sus bromas particulares, el modo en que se conocieron, y lo mejor es que entre ellos hay una conexión sin palabras que habla de esos 8 años de amor.


Fede se abre a ellos al mismo tiempo que lo hace al espectador. Al principio no lo parece pero cuanto más se abre más se nota que Fede está lidiando con su propio duelo y sus propios miedos. Durante la cena él cuenta algo tan triste que me robó una lágrima. De verdad quise en ese instante que esta pareja le abrazara pues ellos están completos pero Fede es un chico necesitado de cariño.



La historia por supuesto contiene sexo y es una secuencia larga, entre 10 y 15 minutos. Yo prefiero planos en los que podamos ver el cuerpo entero pero la película sólo muestra del pecho hacia arriba, cosa que les permitía mostrar mucho de lo que estaban sintiendo: deseo, calor, intimidad. Se sentía el calor subiendo por la piel de los 3, y en esa fusión de 3 cuerpos en 1 había espacio para la risa y el afecto. Es una escena bonita, sexual, donde se nota un vínculo, especialmente por parte de Hernán hacia su chico y también mucho hacia su chico nuevo. Los 3 hicieron un pack divertido de ver, siempre compartiendo besos, mirándose mucho.


Mi parte favorita de la película es cuando Hernán abraza a ambos hombres, el modo en que los besa a los 2, los acaricia, y sobre todo como los rodea con sus brazos como si realmente formaran un solo ser. Me impresionó eso. La complicidad emocional. Y me gustó realmente Hernán, con su modo de ser, sin pantallas de ordenador, un hombre seductor de un modo que no esperaba pues no es ninguna belleza. Puede ser mi imaginación pero siento que para Hernán… ahora Fede es uno más en su vida, uno importante.



El final es abierto pero esa bajada en ascensor con ellos venga dar besitos a Fede era genial. Y realmente me hace pensar que Franco se ha despedido de Fede pero Hernán no por lo que volverán a repetir los 3 😉.

3/10

Amor a segunda vista (Two Night Stand)
(Estados Unidos, 2014)




Género: Comedia, Romance.


Alec es un chico aburrido y normalito que trabaja en un banco, vive en un piso de Brooklyn que realmente no es suyo, y su razón para tener un rollito de una noche con Megan no es sólo el sexo.


Megan es una veinteañera que se mudó a Nueva York soñando con ser esposa y madre de un chico que después la abandonó por no tener ambición y ahora vive gratis en casa de su amiga y del novio de ésta. Presionada por su amiga y como no la dejan entrar en un bar por haber perdido su DNI decide darle una oportunidad a las páginas de ligues/sexo por Internet.






Es así como Megan conoce a Alec y decide echar un polvo con él. La noche de sexo es decepcionante para Megan porque el chico no tiene ni idea de lo que es dar placer a una chica (y no es como si no tuviera el recuerdo de alguna novia). Por eso al día siguiente ella quiere irse corriendo pero toda la ciudad queda en pausa por una gran nevada y ambos se ven obligados a permanecer juntos por dos días, entre hierba, cereales, conversaciones, sexo, y ¿un incipiente amor?


Esta película la vi doblada y debo decir que sin ello la habría dejado abandonada. En realidad, igualmente me planteé abandonarla pero creí que la historia se volvería más emocional, y no, solo tomó la ruta fácil: conflicto y desenlace.




Esta es una estúpida película americana que tanto vende en los cines españoles. No se porqué es tan fácil vender una historia tan facilona como ésta pero yo soy exigente y realmente Amor a segunda vista no me convenció. Me pareció tonta e insustancial, sobre dos chicos desencantados con el mundo. La trama es absolutamente previsible y sencilla de seguir, pero no por ello creo que tiene calidad. Vale que a veces te hace reír y que es pura desconexión pero también es una historia tonta y sin ninguna intensidad.


Es probable que más de una quede contenta con esta película pero no ha sido mi caso. Me habría encantado encontrar una trama menos convencional, con unos diálogos menos típicos. Incluso quieren ser muy modernos contando lo que cada uno hace mal en la cama pero es lo típico de siempre, lo que también lo hace impersonal.




Alec es el típico perdedor que no se entiende como tiene éxito con las chicas pues su idea de un gran desayuno son los cereales con mermelada y su método para relajar a una chica es darle hierba. No me gustó el capullo perdedor.


Megan y sus viejos ideales me sorprendieron porque no es lo típico de una chica del siglo XXI. Ella quiere un hogar, hijos, y cuidar de un chico. Me caía bien esta chica.




Los dos tienen una relación muy corta y desastrosa que solo empieza a mejorar cuando se relajan con hierba. En dos días ya se comunican, se enamoran, y deciden permanecer juntos al tras el caótico y estúpido desenlace de la película. Realmente no me ha convencido para nada la relación entre ambos, que no deja de ser superficial y previsible aunque ambos hablen de lo típico y lo “considerado” fundamental.


No me he creído para nada que tras dos días con los típicos líos o momentos simplones hayan podido encontrar el amor. A ello no ayudó que yo no sintiera química alguna entre ambos actores.

Erodditys 1
(Estados Unidos, 2014)


Género: Paranormal, Sexo, Comedia.


Esta película se compone de 4 relatos -mediametrajes- que buscan hacer reír al espectador de un modo irónico. En todas se explora el deseo con numerosas escenas de porno simulado.


La verdad es que es una película muy rara, pero la vi porque me quedé enamorada de Brandon Rife nada más verlo, tiene algo especial interpretativamente hablando además de ser guapísimo y estar muy bueno. Sin él la película compuesta de diferentes historias independientes no se sostendria.

Brandon Rife es un tesoro.

El último mediametraje me pareció asqueroso pero los otros aún con lado ácido estaban enfocados desde la risa y la verdad es que lograron sacarme más de una carcajada, especialmente porque no me tomaba nada en serio y los chicos eran todo hormonas con patas. Este mediametraje no dura más que una hora y su tono es muy juvenil, especialmente cuando los chicos exploraban su sexualidad con unos chicos y otros -pasando de monogamia-. El más cómico es la tercera historia pues es muy navideña pero la 2 cuenta con Brandon.



La verdad es que entre las escenas me quedo con la de Brandon en el hotel con un chico de su edad y la del fotógrafo que se acuesta con el modelo (tercera historia, ambos chicos de la misma edad) por sensuales y mostrar química -al menos sexual-.


La película en sí no es ninguna maravilla, no son historias de amor, solo historias peculiares y con un poco de sangre y mucha sexualidad -fingida- y cuerpos desnudos.

2/10


If the world were mine
(Estados Unidos, 2008)




Género: Musical, Lgbt (chicas y chicos), Fantasía, Shakespeare.


Timothy es un adolescente que va a un colegio exclusivamente masculino, y en dicho lugar, todos los compañeros salvo el popular Jonathon le hacen bullying (lo que incluye al profesor de gimnasia). Él está enamorado de Jonathon aunque solo han hablado dos veces, y en ambos casos fue pregunta/respuesta y adiós. Lo malo es que Jonathon tiene novia.


La madre de Timothy ha sido abandonada por su marido por apoyar a su hijo, lo que la hace estar resentida con el chico pero aún así intenta comprenderle e incluso le cose unas alas de hada para el musical de El sueño de una noche de verano donde su hijo interpretará a la hada más importante.


Como veis, no os he contado mucho pues me he limitado a ser fiel al principio de la película pero si leéis sinopsis en páginas oficiales encontraréis ese detalle por el que esta película es supuestamente especial SPOILER Timothy en su libro de Shakespeare descubre una poción con la que irá rociando a todo el pueblo, y el primero Jonathon, pues es el único modo a sus ojos de que el otro chico le quiera y de que el homófobo pueblo camine en sus zapatos FIN SPOILER y claro, yo me pasé la película esperando a que llegara ese momento crucial. La película dura una hora y treinta minutos. Ese momento crucial del que habla la sinopsis, donde la magia se hace real es entre el minuto 40 - 45. ¿¡La mitad de la película para que llegara ese momento?! Y cuando toda la magia se desata, muchas cosas disparadas suceden pero a los 30 minutos ya se ha acabado el hechizo y se ha desaprovechado por completo. Tanto bombo para tan poca cosa.




Yo quería ver esta película de 2008 desde hacía unos meses. Me encantaba la portada de la versión DVD alemana y por supuesto me gustaba la sinopsis oficial, por lo que mis expectativas con If the world were mine estaban por las nubes, y ¿como he quedado? Completamente decepcionada. Y cabreada porque la idea es buena pero el desarrollo es terrible.


No os voy a engañar, me ha parecido una película muy aburrida. Nunca pasaba nada, y lo poco que pasaba era también tedioso. No os digo que no la veáis porque le han llovido críticas buenísimas pero realmente yo no he sentido magia viendo esta película. La gente comenta que la historia logró atraparles dentro aunque no fuera creíble y supongo que eso marca la diferencia. En mi caso, las cosas creíbles de la historia eran aburridas y el resto era puro cuento.


La película mezcla el texto de la obra de Shakespeare (si, esta vez cambiaron de obra), por un lado es recitado penosamente por los actores (creo que interpretar teatro clásico no es para cualquiera) y por otro a veces es cantado (al menos si sabían cantar agradablemente). La historia bebía todo el tiempo de la obra original y en muchas ocasiones Timothy se quedaba como en shock porque en su cabeza vivía fantasías en las que los chicos de rugby le cantaban canciones, Jonathon le cantaba “Oh, Timothy”, etc. Digamos que mezcla fantasía y realidad sin explicación alguna, lo que me desconcertaba con los momentos en que ensayaban de verdad la obra.




Timothy no me ha causado ninguna impresión o sentimiento, pero tampoco es como si hubiéramos profundizado en él. Lo único que sé es que canta bien y que le gusta Jon porque si. Si Timothy es un desconocido, Jon parecía más un extra de lo poco que sale, conocerle misión imposible. Lo único que sabemos de él es que en principio es un heterosexual con novia, amable y jugador de rugby. Y realmente no aprendemos nada más. SPOILER Al recibir el hechizo FIN SPOILER tiene una conversación de 3 minutos con Timothy y 1 escena de beso y otra de abrazo ¡ese es todo el proceso de enamoramiento! ¿No se podía ser un poco más simple? No, ellos ganan el premio. El hechizo dura dos días y ellos no viven nada trascendental juntos, menos hablar. Y la película se cierra como un cuento de hadas: se acabó el hechizo pero su magia convirtió al heterosexual en homosexual. ¿Creíble?


Como puntos a favor de If the world were mine:

1) El protagonista, Tanner Cohen, canta realmente bien.
2) El final es un gran final feliz en el que al menos el mensaje es increíblemente positivo.


3) Esta es la clase de película que te puede enamorar si te gusta la mezcla de Shakespeare + musical + alucinaciones oníricas. En mi caso, toda esa combinación, no funcionó para mí. Pero, ¿y si es tu caso?

0/10


Lichtes Meer (Radiant Sea)
(Alemania, 2015)
Age Of Coming




Género: Marineros, Documental, Romance.


Marek y Jean se conocen en un barco y comienzan una relación de lo más íntima. Marek es alemán y está acostumbrado al frío de su alemania Pomerania Occidental, y Jean es un marinero francés que tiene muy claro que ese es su modo de vida, entre barcos, sal y brisa del mar, en una Francia llena de rayos de sol. Marek, a la vez que explora el mundo marítimo, se explora a sí mismo en la relación romántica que establece con su Jean.


Esta película no me ha gustado absolutamente nada, y me ha recordado muchísimo a la lgbt Young Silent, pues está construida a base de silencios, y la única voz de la película es la de Maren en Off, de un modo tan absolutamente inexpresivo que me aburría terriblemente. Entre los actores no hay prácticamente diálogos, y me da verguenza llamarlos actores pues no tienen expresividad emocional alguna.


La película de una hora y dieciocho minutos me obligó a saltarme secuencias a partir de cierto punto en que no pude seguir con Lichtes Meer. Realmente, no es una película que merezca la pena, a no ser que seáis unos enamorados del mundo marítimo, pues la película a veces parece un reportaje sobre barcos, mares, latitudes, ese tipo de cosas, y yo casi que me quedaba dormida con todo el tema.


La película en realidad empieza con el final, con lo que comprendemos que el romance entre ambos chicos ha triunfado pero cada uno en un país, y para descubrir qué pasó entre ellos y porqué aún siguen juntos, en su particular final feliz, es necesario ver la historia, pero yo quedé totalmente decepcionada con la relación de ambos, pues es lo más soso que vi jamás.

Foto de Queer Cinema
Tampoco ayuda que la voz en off de Marek nos diga cosas como “Le pregunté si me quería, le dije que quería que estuviéramos siempre juntos. Jean se limitó a reírse y besarme”. ¿Realmente no podían interpretar una secuencia como esta, solo podía ser leída en voz monótona? Pues vemos a ambos recorrer puertos juntos, o compartir la cama con la cámara grabando pedazos de piel de ambos pero casi nunca en un plano completo, lo que me resultaba completamente extraño. Realmente, no siento que nada de lo que mostraron me gustara.


Quizás otros puedan comprenderla, y piensen que esta es una joya o blablabla, pero a mi me parece una pérdida de tiempo sin alma. Como me gusta ser justa os comparto Reseña de la web Cine Europa donde incluso parece que no vimos la misma película.


Mayu.

3 comentarios:

  1. ¡Hola, Mayu!
    Solo he visto The amazing Spiderman 2 y guau, me encantó. Viví la película de principio a fin, a mí la pareja también me encanta y el final me dejó ko, no lo esperaba para nada, sentí un dolor horrible :P
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por las recomendaciones. Me llevo la primera. La Argentina paso. De escenas sexuales ya estoy un poco cansada y suelen ser muy cliché. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Mayu!!! Por fin estoy aquí!

    Que tierno que veías Spiderman por tu hermano. Yo no he visto ninguna de sus películas, pero mi hermano se compró unos dvd y quizás los vea con él, aunque no sé qué películas son jaja :D

    La historia de Amor a segunda vista me suena de una película que no terminé de ver porque no me gustó, pero no me acuerdo si era esta misma u otra, me suena mucho eso de que se juntaban y después quedan atrapados por la nevada, pero al ver a los actores no los reconozco, así que no sé... ni siquiera me acordaba que había intentado ver tal película hasta que te leí a ti, quizás era otra nada que ver. Como sea, no me llama la atención.

    Feliz año nuevo!!

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D