Translate

29 de junio de 2020

Radio romance 13-16

Capítulo 13


Lee Gang en este capítulo nos deja conocer lo más grande de su corazón, lo mucho que significa para él haber atravesado tantas etapas de su vida al lado de Geu Rim, vemos que lo que les une es un vínculo que trasciende todos los años de carrera de Geu Rim, que cada paso que ha dado Lee Gang ha estado condicionado y movido por su amor hacia ella: sus bromas y su motivación hacia ella, como ha sido el primero en llamarla guionista cuando sólo era una novata, irse a la India por defender a Geu Rim, y lo más importante, la promesa de concederle un show a Geu Rim donde ella sea la guionista. Lee Gang siempre pensó que algún día Geu Rim se enamoraría de él, y cuando Geu Rim le contó que estaba saliendo con Soo Ho fue como si los sueños que había creado para ella se convirtieran en lo más doloroso del mundo, lo podemos ver en como ahora cada guión que lee de ella le apuñala el corazón, pero lo bonito es que como ellos tienen ese vínculo Geu Rim acepta ese amor desde el agradecimiento y valora tener en su vida a Lee Gang como su amigo al punto de sentir que él se merecería ser amado por ella del mismo modo aunque no pueda ser. 



Por fin comprendí lo que Vero nunca me quiso contar. En realidad yo ya había entendido que Woo Jin estaba enamorado de Geu Rim también pero desconocía que las cartas que Soo Ho guardaba eran de Woo Jin y no de él y con este capítulo comprendí que él traicionó a su amigo, a la única persona que fue fiel con él. Yo sé que Woo Jin no le culpa pero Soo Ho si se culpa porque sabe que no hizo las cosas correctamente pero su error no fué enamorarse.



En el presente, Geu Rim y Soo Ho disfrutan en casa del actor tonteando, ensayando guiones y besándose y lo que no comprendo... ¡provocando celos en el otro con preguntas tontas! Los celos no son amor y en una pareja que todavía está construyendo la confianza tontear con los celos me parece tonto, pero esta cita se repetirá en el siguiente capítulo. 


Lo que ya sabíamos que iba a pasar y que será el tema del dorama en este y el siguiente capítulo serán las sasaeng porque la madre de Soo Ho expondrá la foto de su hijastro con Geu Rim para hacerle daño por haberse ido de la compañía. Personas como esas que solo quieren la infelicidad de Soo Ho no se merecen ser llamadas sus fans y deberían ser denunciadas. 



Una escena bonita es la que casi cierra el capítulo, en la que ellos prometen vivir sin que nadie les ponga precio a su libertad, esa escena nos habla de los muchos lugares a los que quieren caminar juntos pues realmente se gustan mucho, creo que es una de las escenas donde más conexión emocional tienen, y nace de esa desesperación de que nunca eligen salir del trabajo y tener una puta cita.


Me resulta horroroso que Geu Rim y Lee Gang le pidan a Soo Ho que no aparezca por la compañia, pero Soo Ho defenderá a Geu Rim con todas sus fuerzas de esas fanáticas que no deberían nunca tener el derecho a meterse en su vida privada, me sentí muy orgullosa cuando apareció para tomarla de la mano y dijo por las ondas que renunciaría a las fans por Geu Rim.

Capítulo 14



Toda la fuerza con la que prometieron defenderse en el capítulo anterior de las sasaeng se apagó ante el miedo de que un puñado de fanáticas pudieran apagar años de esfuerzo y trabajo duro de la carrera de Soo Ho, pero lo peor es ver como acosan a Geu Rim y nadie hace nada para que esto pare, y no es solo que se manifiesten en contra de su relación en frente del trabajo sino que también lo hacen en la casa de Geu Rim, invaden la casa de Geu Rim con ella dentro y atacan a su madre, creo que cuando rebasan esos límites no pueden permitirlo y dejar sin denunciar. Una sociedad se puede basar en la armonía pero esa armonía se sostiene no haciendo daño a los demás y para casos como estos callarse no es la solución. Curiosamente lo que ellos no solucionan, lo soluciona Lee Gang con una comida, ¿veis el problema? En la vida real un problema de acoso como este no se soluciona así.



Ya era hora de que nos contaran porqué Soo Ho sentía culpa, depresión, tristeza, apatía, porqué Soo Ho se decía a sí mismo injustamente asesino, porqué Jason usaba métodos inmorales y oscuros para llevar a Soo Ho a rincones donde su mente y sus sentimientos no querían viajar, donde sus palabras no querían hablar. 



Nos cuentan que le llevó a ese hospital, a esa depresión, a intentar suicidarse, esa presión de ser un adolescente odiado por esos padres y usado para ganar dinero y como tras la oscuridad llegó efímeramente la luz con Woo Jin. Él se convirtió en su único amigo y le dio fe y sonrisas, le enseñó que ante las circunstancias más difíciles se puede sonreír y vivir el presente con devoción, Woo Jin fué el futuro de Soo Ho y él nunca querría haberle traicionado ni abandonado, no querría haber mirado con los mismos ojos a la misma persona, querría haber sido el mejor amigo y el más fiel de las personas a su Woo Jin porque el precisamente sabía lo que era no ser el primero y el traicionado en una amistad. Woo Jin y Soo Ho compartieron momentos que sin importar Geu Rim se llenaron de una amistad conmovedora y tierna pero Soo Ho no puede sentirse orgulloso de lo que hizo.



Cuando a Geu Rim le cuentan lo que dicen los rumores piensa en preguntar pero después decide que prefiere escuchar de sus labios la verdad y eso me gustó, Soo Ho necesitaba de un largo abrazo y me habría gustado que ella hubiera dado prioridad a ese minuto pero no puedo recriminarle nada. 

Capítulo 15



Por primera vez Soo Ho, en brazos de Geu Rim, quien le escucha con amor incondicional, admite que tiene un trastorno depresivo, que intentó suicidarse, después de doce años él verbaliza con sus propios labios esa herida y esa culpa que arrastra desde entonces,  Soo Ho se había rendido, creía que nunca podría curarse del trastorno depresivo, y como sus padres no le permitían pedir ayuda simplemente gritaba en silencio hasta que ni siquiera él escuchó su voz, pero gracias a Geu Rim la voz de Soo Ho se empezó a escuchar por encima del ruido de los pensamientos de aislamiento y negatividad. Ya lo dije, raramente el amor cura esto y es verdad que Soo Ho todavía arrastra parte de su pena pero ha dado pasos de gigante al cambiar de vida, al conocer a personas sanas que no quieren más que hacerle feliz, al enamorarse y al construir otros pensamientos sobre si mismo. Ahora es capaz de sonreír y brillar.



Sus noches de insomnio, sus lamentos hacia Woo Jin vienen de esa pasión de juventud que ambos chicos sintieron por Geu Rim, nos cuentan lo mucho que se divertían mirándola por el hospital, iluminados por su sonrisa, jugando a escondidas, pero también como Soo Ho comenzó a acercarse a Geu Rim necesitando entregar esas cartas de amor pero guardándolas por egoísta (en cierto modo lo era, sabe que no actuó bien). Soo Ho se sentía consolado por el amor de ambos y no podía confesar y esa traición de su corazón le perseguirá siempre cuando Woo Jin muera en el accidente, Woo Jin le había perdonado pero él no se perdona a si mismo, será la mayor causa de su depresión. Él siente que le robó el destino de enamorar a esa chica y que con eso le trajo la muerte. 



Woo Jin se dió cuenta antes de ver el beso y escribió una carta de amor para Soo Ho que leyó ahora con Geu Rim, ojalá la hubiera leído en el pasado, o Woo Jin hubiera hablado con él en vez de esperar a que Soo Ho confesara, es muy triste que no pudieran charlar en vida. La verdad es que me sorprendió mucho que Soo Ho encontrara la carta al entregárselas a Geu Rim adulta, en su cumpleaños, pero era la última liberación que necesitaba el personaje aunque si soy sincera me pareció un recurso pillado por los dedos.


Geu Rim como regalo de cumpleaños acompañó a Soo Ho en su sueño y cocinó para él, me gustó verlos ligeros y tan felices, libres en su relación, pero Geu Rim me decepcionó de nuevo cuando ni por el cumpleaños de Soo Ho puede concederle una cita (no, directamente le envió a grabar un programa de radio cuando su deseo fué hacer el vago y viajar). 


Por fin Soo Ho contó públicamente que su familia no es la familia feliz que todos los medios creían pero para contarlo así mejor no hacerlo, típico final moralista, no me gustó que dijo que dijo cosas horribles como que él por ser un hijo ilégitimo, su existencia era un error y les había traído grandes problemas a sus padres para esconderle, exculpando completamente sus malos tratos con él, e incluso cuando habló de su madrastra cayó en el error de pintarla como la madre que todo niño adoptado querría cuando es la persona que se ha pasado la vida haciéndole heridas cada vez más grandes, saboteando su felicidad, negándole su derecho a la salud mental (con ello no exculpo al padre, sino que Soo Ho exculpo a la madrastra y por eso hablo de ella). Y por supuesto después de que él haga este sacrificio por ella, su madrastra no es capaz de abrazarle y a él todos los medios le quieren quitar de todos los shows porque los escándalos son pólvora, ¿veis la hipocresía y la doble moral de los coreanos? 



Soo Ho siente que si sigue con Geu Rim este escándalo va a perjudicarla pero ella va a su encuentro y no le deja escapar. Me produce tristeza como él pretende volver a sumergirse en su cueva oscura y renunciar a quien le aporta felicidad. Sabía que se iba a quedar en ese lugar tan bonito contemplando las luces encendidas mientras le rodeaba la noche, y cuando Geu Rim le abrazó y le dijo que ella ahora siempre le encontraría creo que su corazón se sintió aliviado porque era lo bastante importante para ella como para ser buscado. La declaración de Geu Rim a Soo Ho creo que son las palabras más bonitas que ella le ha dicho: "Incluso mientras sentías tu corazón dolorido por Woo Jin, me abrazaste fuerte, sacrificaste muchas cosas por mí y permaneciste a mi lado. Voy a hacer lo mismo. No soy alguien que te abrace solo cuando todo va bien. Quien quiera que seas me quedaré a tu lado." Y le entrega el segundo beso que ella da voluntariamente, al que él no se resiste y se lo devuelve con pasión. 

Capítulo 16 

A este capítulo yo lo llamo el capítulo de las injusticias porque mucho de lo que ocurre es injusto y me pareció que era el final que no se merecía la serie, no estoy nada contenta con este último capítulo, creía que iban a hacer muchas cosas bonitas con este final pero no fué así, con los buenos fueron crueles y con los malos fueron moralistas, no me gustó que le hicieran cosas malas a personajes buenos y que en cambio intentaran lavar la imagen de personajes malos.



Intentan que creamos que la terapia de Jason fué por el bien de Soo Ho, porque él de verdad quería curarle y sólo veía esos dos recursos, el del amor y el de ponerle al límite con Woo Jin, no puedo comprender como intentan que me crea el lavado de imagen de un personaje que ha hecho tanto daño a Soo Ho y que ante el espectador no ha dudado en mostrarse cruel.



Otro lavado de imagen es la relación de Soo Ho con su madrastra que esperan que nos creamos que a partir de ahora, tras más de 20 años de retorcida relación van a tener una bonita relación de madre e hijo, intentan mostrar que en realidad Soo Ho debería estarle agradecido por no haber sido echado a la calle y haber sido tratado como un producto, esa señora no tiene bondad en su corazón para él y no me creo que la vaya a tener ahora.




Y la injusticia con el personaje bueno, el escándalo de la familia de Soo Ho consigue el despido del productor Lee Gang por defender el derecho de su DJ a expresar cómo su vida ha cambiado desde que se ha enamorado, ¿se puede ser más injusto? ¿Tenía que ser mi querido Lee Gang, quien siempre luchaba por todos, y ponía alegría a la serie quien pagara los platos rotos? No hay derecho a que él pierda su trabajo. Creo que no luchó por quedarse con ellos porque sentía que ya podía soltar de la mano a Geu Rim pues ella había crecido hasta convertirse plenamente en una guionista/escritora, también porque quedarse solo le serviría para no poder superar un amor imposible. Me gustó lo mucho que Geu Rim lloró con su marcha porque evidencia lo importante que es él en su vida. ¿Pero irse al Tibet? ¿Y Soo Ho corriendo desesperado al aeropuerto para despedirse de él? Es un tierno, quien le ha visto y quien le ve. 



Con Woo Jin yo creí que tendríamos un Radio romance de Ji Soo Ho como tributo en el que se emitiría su canción, se hablaría de la importancia de este chico en su vida y se leería alguna de sus cartas. Creí que Woo Jin se merecía resonar en las ondas de la radio pero no concedieron el tributo. Al menos Soo Ho ahora sueña con él y sonríe feliz, escucha su canción y siente su corazón lleno de calor. Pasea con Geu Rim y se siente unido a la tierra por un vínculo de felicidad. 



¿Por qué ese retroceso en su relación en las últimas escenas? Nos muestran que si Soo Ho quiere verla tiene que quedarse calladito en silencio para no molestar, y cuando Soo Ho ya no forma parte del mundo de la radio y ella se dedica a ir detrás de sus DJ que desaparecen, Soo Ho siempre es él que está más pendiente de la relación y quiere dar un paso más: casarse. Le pide matrimonio tres veces y ella se excusa y le pide a cambio que sea su invitado en la radio para pensarlo porque es problemático, y sólo tras él ceder ella acepta.



Puedo comprender si no quieres casarte con él pero dale una razón, no le hagas suplicar, en cambio cuando se vincula a la radio acepta la boda. ¿Cuando él le pida un hijo sólo aceptará si Soo Ho se convierte de nuevo en su DJ? Ella le quiere pero siempre condicionado a la radio, él la quiere incondicionalmente, caminando a lo largo de la vida y besándola en todas partes para la vergüenza de ella. 


Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario