Translate

27 de diciembre de 2013

October Breezes de Maria Rachel Hooley.


¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis, queridos lectores?

Yo os traigo hoy la reseña de mi última lectura, o debería decir, ¿relectura? Porque primero medio leí esta obra y después la leí por completo, pagina a pagina, instante a instante, emoción a emoción. Y os puedo asegurar que en ambas lecturas consiguió conmoverme e impresionarme. En ambas lecturas fue arrancar la segunda mitad y casi no poder parar de llorar. ¡Qué novela más emotiva y cercana! ¡Más dura y conmovedora!

OCTOBER BREEZES (OCTOBER BREEZES #1) DE MARIA RACHEL HOOLEY:
 



La primera mitad digamos que es la típica de una juvenil romántica con pequeños tintes de drama, pero la segunda parte es quizás típica del young adult, pero está enfocada de tal forma que se sale de lo típico.
¿Qué parte me ha gustado más? La segunda, sin ninguna duda, es más dura, pero es la que me ha rozado el corazón con la dureza de sus páginas y con la enorme valentía de su protagonista.


October breezes de la escritora alemana Maria Rachel Hooley es una novela que se me antojó leer hace unos días y no sé porqué, pero no me pude resistir. Y efectivamente, la novela me ha gustado. No es que sea una joyita para mí, pero es una lectura conmovedora, de esas que te arrancan muchas lagrimas, que te cortan con la dureza de sus acontecimientos, que te envuelven con sus emociones, que te ponen el corazón en un puño, que en los momentos más inesperados te hacen sonreír entre lagrimas, y cuyas letras son impactantes, bonitas, realistas, duras, melancólicas, impactantes. ¡Qué letras las de Maria Rachel Hooley! Reales.

October breezes me ha arrancado muchas lagrimas, no con la primera mitad de la novela, pero si con la segunda. Y aunque yo soy muy sensible, los libros que me hacen llorar no son muchos. Y este ha sido uno de ellos. Sera que la historia de Skye Williams me ha tocado el corazón.

La protagonista me ha gustado mucho, y es solo pensar en ella y que se me desborden los ojos de lagrimas. No sé que tiene Skye, pero ella de verdad me ha llegado al corazón, y ojala hubiera podido abrazarla en todos esos momentos en que su corazón iba rompiéndose poco a poco.

Skye es una niña de dieciséis años que siempre ha tenido problemas de confianza desde que su padre la abandono. Hecho del que se culpa. Skye vive con su madre, y siempre ha creído que el matrimonio de sus padres se rompió por su culpa. Porque su padre no podía amarla. Es tan triste sentir como se siente Skye. Skye vive pensando que no merece ser amada. Y por eso está en guerra con el mundo. Solo su mejor amigo la hace sentir segura en un mundo en el que no puede aferrarse a nada, pero Skye le pierde al empezar a salir con otro chico, al darle la oportunidad a otro de ser importante para ella. Devin, su mejor amigo, su roca, el chico que siempre la ha protegido, que siempre la ha salvado, que se ha interpuesto durante toda su vida entre la soledad y Skye, el chico que con su constancia y lealtad vencía siempre cada miedo de Skye, rompe con ella al saber que Skye de repente tiene novio, un chico popular llamado Kellin.

La primera mitad de la novela también es dura, porque Devin y Skye no pueden vivir el uno sin el otro. Son amigos desde que eran niños y siempre se han querido. Skye siempre se ha sentido a atraída por su mejor amigo, y Devin siempre ha estado enamorado de su mejor amiga. Pero el tiempo, los años, los miedos y la desconfianza de Skye, han conseguido alejarlos. Skye consideraba que su unión con Devin era irrompible y no podía prever que este alguna vez la echara de su vida. Y menos por echarse un novio. Skye no sabe hasta qué punto la ama su mejor amigo, y no puede comprender porque la ha abandonado, y después, no sabe qué hacer para arreglar lo que se ha roto.

Devin no puede soportar que Skye este con otro que no sea él, y por eso decide romper con su mejor amiga, aunque en la sombra, siempre trata de protegerla, vive preocupado, consumido por el dolor de no ser él el elegido para recomponer el corazón de Skye.

Y lo más curioso es que Skye no llega nunca a enamorarse de ese chico popular, Kellin. Kellin es un chico encantador, que rompe con el prejuicio de los chicos populares. Es un joven dulce, amable, honesto, y lo único que quiere es conocer a Skye, la chica misteriosa que le roba el sueño y le deja sin aliento.

Por si os lo preguntáis, no, en esta novela no se podría decir que hay un triangulo amoroso, porque Skye no está enamorada de ninguno de los dos chicos y con Devin jamás da un paso mas allá de la amistad (aunque hay un instante en que casi, casi se besan *o*) y con Kellin solo llega a compartir un par de citas bonitas y unos besos dulces.

Y para agravar más las cosas, la madre de Skye se esta enamorando de un tal Warren, un hombre que parece amar de verdad a su mama, y desear ser un padre para Skye, pero Skye no está preparada para creer en él, no después de sentir tan profundamente que nadie puede amarla.

En esta primera parte Skye se mueve por un mundo que le queda grande, pero es en la segunda parte cuando se rompe de verdad su corazón. Y cuando aprende a levantarse. Después de haberse roto en mil pedazos, después de haberlo perdido todo.

La segunda parte de la novela es mi favorita, es del todo atípica, aunque cuente un elemento muy típico del genero young adult.

Me encanta como ha llevado la autora la segunda mitad de October breezes. Ha conseguido atraparme entre sus páginas, sorprenderme, robarme la respiración, dejarme sin lagrimas, he llorado lo que no está escrito con la segunda mitad de October breezes. Me ha conmovido mucho con esta segunda mitad, me ha llegado adentro.

El mejor amigo de Kellin, viola a Skye y la deja embarazada, y Skye no se lo cuenta a nadie, lo soporta todo ella sola, sin gritar, sin patalear, salvo cuando siente que debe hacerlo. Skye se considera culpable de lo que le ha sucedido, considera que le ha pasado algo tan horrible y cruel porque ella no merece ser amada. Y no puede estar más equivocada. Skye se merece tanto ser amada, se lo merece tantísimo. Y encima, en el peor momento de su vida, cuando todos los que la aman deberían luchar y pelear por ella, se ve sola, castigada por todos a los que ha querido. El silencio de Skye les impide saber lo que le ha pasado, la tragedia que está rompiendo su alma hasta dejarla en nada. Pero también, ellos que la conocen, ¿no deberían haber creído en ella? ¿no deberían haber visto la oscuridad que estaba devorando la luz de sus ojos? ¿no deberían haber mirado mas allá de los silencios de Sky y de los rumores que circulaban sobre ella? ¿no deberían haberle tendido la mano en vez de hundirla aun mas en su pesadilla?

El dolor de Skye se escapa de las páginas de esta novela. Y yo no puedo evitar llorar por ella. Ojala hubiera podido sacarla de entre las páginas de October breezes y haberle dado un fuerte abrazo. Y haberle hecho ver lo valiente que estaba siendo, lo fuerte que estaba demostrando ser. Skye no es más que una niña y ella solita aprende a levantarse, a sostenerse en pie.

¿Sabéis quien le tiende su mano en esos momentos tan duros? Un compañero llamado Jimmy y su futuro padrastro, Warren. Warren no sabe que le ha sucedido a Skye pero si es capaz de leer en sus ojos que algo muy malo le ha pasado y aunque entiende que todavía ella no confía en él, no deja de tenderle su mano y de demostrarle que el de verdad la quiere como si fuera su hija. Solo el amor de este padre es lo que consigue darle un poquito de aliento a Skye. Y lo mismo pasa con su compañero Jimmy. Skye le conoce después del peor momento de su vida y Jimmy le ofrece toda su ayuda.

Sky se ve obligada a tomar decisiones que después la atormentan, pero también a luchar por sí misma, y por aquellos que ama. Skye sabe lo que es romperse y no encontrar los pedazos para recomponerse, y por eso mismo no quiere romper el corazón de aquellos que ama. Por nada del mundo haría daño a su madre, a Warren, a Devin. Por nada del mundo.

Me ha gustado Skye, ¿cómo no me iba a gustar? Si es un amor.

Y Devin también me ha gustado, no solo porque sea una buena persona sino también, porque aunque rompe con su mejor amiga y a veces cree los rumores que circulan sobre ella o la juzga muy duramente, siempre trata de protegerla, y no hay un solo momento en que deje de amarla. Y todo aquello que oye sobre ella le rompe el corazón.

Devin falla a su mejor amiga pero su mejor amiga también le falla a él.

Y al final, es Devin quien la salva, es Devin quien la rescata de la oscuridad. Y después será Skye quien deba acunar a su mejor amigo, acoger las lagrimas de este. Al final ambos deberán salvarse mutuamente.

Warren también me ha gustado, sin duda, ha sido uno de los mejores personajes de October breezes. He adorado cada escena en la que aparece Warren. Warren, el maravilloso novio de la mama de Skye. Warren, el hombre que ve en Skye la hija que nunca tuvo pero que siempre quiso. Warren, con su forma de ser, y su fuerte corazón. Warren, que es capaz de ver cada emoción que se esconde en los ojos de Skye. Warren, que es capaz de iluminar el mundo de Skye y su mama con su paciencia y devoción.

La mama de Skye también me ha gustado, a pesar de sus errores y aciertos, de romper el corazón de Skye, y de curarlo después.

Y Jimmy y Kellin también me han gustado. Jimmy porque demuestra tener un gran corazón al apoyar a Skye en todas sus decisiones, al ayudarla cuando ellos realmente no son conocían, y por alzar la voz por Skye. Kellin demostró que Skye le gustaba de verdad, y después cuando la pesadilla se desata, no tiene la oportunidad de estar ahí por ella, pero después le pide perdón.

Las letras de Maria Rachel Hooley me han conmovido mucho.

Respecto a "Summer sunsets"... Estoy impaciente por leer la 2° novela de October Breezes. Summer sunsets nos sitúa 5 años después de lo ocurrido en October breezes y nos narra la historia de amor entre Devin y Skye. Yo estoy impaciente por saber COMO Skye se enamora de su mejor amigo y por sentir como Devin ha amado en todos y cada uno de los momentos de su vida a Skye. Y un aliciente de esta segunda novela es que está narrada bajo el punto de vista de Devin *0*.
 
¿Será tan bonita y especial como yo espero?


(Estoy enamoradísima de su portada)
 
¡Un beso a todos!

Mire - Mayu.

1 comentario:

  1. ¡Jolines que libro tan triste! Pero me has despertado el gusanillo... :D

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D