Translate

21 de enero de 2012

UNA CHICA A LA MODA DE SUSAN ELIZABETH PHILLIPS









SUSAN ELIZABETH PHILLIPS.


UNA CHICA A LA MODA DE SUSAN ELIZABETH PHILLIPS.



TÍTULO: Una chica a la moda.
AUTORA: Susan Elizabeth Phillips [SEP]. (L).
TÍTULO ORIGINAL: Fancy pants.

SERIE: American’s lady.

© 1989, Susan Elizabeth Phillips.
 
 
PROTAGONISTA: Francesca Serritella Day.


CO-PROTAGONISTA: Dallie (Dallas) Beaudine.

SECUNDARIOS: Stefan Marko Brancuzi (príncipe, novio de Francesca en el futuro), Chloe y Jack [Jonathan Day, Jack el negro] (padres de Francesca, muertos ambos), Nita (madre de Chloe), Evan Varian ¬¬, Skeet (caddy de Dallie) ¬, Jaycee (padre de Dallie, muerto) ¬¬, Holly Grace (ex – mujer de Dallie) ¬, Miranda (antigua enemistad de Francesca) ¬¬, Nicholas (ex de una Francesca de veinte años), Sally (encargada de vestuario cinematográfico), Cleo y Bonni (prostitutas), Naomi Jaffe Tanaka (futura vicepresidenta de una agencia de publicidad), Sybil (amiga de Dallie, Skeet y Holly), Gerry Jaffe (hermano de Naomi, marido de Holly en el futuro), Katie (administradora de la emisora de radio), Clara Padgett (gerente de la emisora de radio) ¬, Señora García (trabajadora de la clínica), Theodore Day (hijo de Francesca), Benjamín R. Perlman (marido de Naomi), bebé de Naomi y Benjamín.

RESUMEN:
 
Ella era el más hermoso adorno británico de la jet-set europea. Ahora está acabada, furiosa y recorriendo a pie, cojeando, una carretera secundaria vestida con un horroroso vestido rosa de época…
 
Él era alto, delgado y el típico guaperas americano. Le gustaban las cervezas frías y las mujeres ardientes que le mantuvieran caliente. ¿Por qué demonios tuvo que parar el coche por esa lamentable y maleducada Escarlata?
 
Diez años después volvieron a reencontrarse…
 
 
Mi Opinión:
 
¡Hola a todos!


Hoy os traigo la crítica de otra novela de mi maravillosa SEP, SUSAN ELIZABETH PHILLIPS.


Como sabéis, SEP ES UNA DE MIS ESCRITORAS FAVORITAS en el mundo entero, y no puedo resistirme a leer y releer sus novelas. ;).

Hoy os traigo la crítica del primer libro que leí de ella.

Hacía muchísimo tiempo que quería volver a releerlo, y por fin he podido hacerlo, aunque se lectura me ha llevado varias semanas xD.

Este libro es el que menos me gusta de SEP, pero es porque es un libro muy marcadamente agridulce.


Ahora sí, mi crítica:

Esta novela comienza en el prólogo. En él nos encontramos con Francesca, una mujer famosa, con dinero, que sale con un príncipe, y que tiene un precioso hijo. Y a partir de ahí Francesca nos remonta a su pasado.

Primero viviremos la niñez de Chloe, la madre de Francesca, después el turbulento romance con el padre de Francesca; posteriormente veremos a una Francesca niña; a una Francesca adolescente; y a una Francesca de veintiún años que cambia de vida, rumbo a Hollywood. En ese camino, también viviremos el viaje por carretera de Dallie y su amigo, hasta que llegue un punto del camino donde se encontraran…

Y es allí donde se sucede la mayor parte de la novela.

Después, viviremos su incipiente separación, y viviremos con Francesca una serie de momentos imprescindibles, rompedores, profundos, conmovedores, además de que nos contaran en flashback la historia de amor adolescente entre Dallie y su primera mujer, y ya finalmente volveremos al presente, donde nos situaba el prólogo, y seguiremos allí la novela, diez años después de que Dallie y Francesca se conocieran, y donde ellos se reencuentran.



LA VIDA DE CHLOE:


Chloe fue una niña gorda hasta los catorce años. Su madre era una modista de alta categoría. No tenía padre y creció bajo la mirada de una madre que siempre la despreció. Para Nita lo único valioso en esta vida, era la belleza. Y eso fue lo que le enseñó a Chloe. Nita no amó a Chloe porque era gorda y lo consideraba fea. Ante esto, Chloe se prometió que la belleza sería su objetivo. La obtención de la belleza, no suplió el amor que su madre jamás le había dado, y trató de buscar en el sexo ese amor que le faltaba. Chloe se volvió una chica guapa, delgada, pero jamás dejó de sentirse como la gorda infeliz que había sido. Que la despreciaran y la rechazaran por su físico, marcó su vida.

Su historia de amor con Jack resulta intensa, turbulenta, como un juego de ruleta, rojo y negro. Caiga donde caiga la bola. Así era su amor. Una aventura emocionante, al límite, un juego en el que los dos podían ganar… o perder.

Chloe, viuda, tuvo a su pequeña Francesca, y se juró que su niña lo tendría todo. Belleza, dinero, su exclusivo amor.

FRANCESCA NIÑA:


Eso hizo de Francesca una niña vanidosa, irreflexiva, egoísta, narcisista, mimada.

Chloe protegió excesivamente a Francesca, logrando que esta quisiera revelarse y ser temeraria aún más, también le dejó una lección: Todo está permitido, mientras permanezcas hermosa. Una horrible lección. Es más, exhibía a su niña como si fuera un espectáculo, le concedía todos los caprichos, se la llevaba consigo a un montón de viajes, donde la exponía a ver cosas no aptas para niños, mientras descuidaba su educación estudiantil.

Francesca se crió deseando con toda su alma tener un padre, y aunque su madre tuvo numerosos amantes, jamás ninguno que le hiciera a Francesca de padre.

FRANCESCA ADOLESCENTE:


De su madre aprendió como seducir a los hombres, teóricamente lo sabía todo, pero no estaba preparada para el sexo. En su círculo social ser virgen era un estigma, algo vergonzoso. Así que Francesca mentía y mentía y mentía. Se rodeaba de jóvenes de su edad, pero no confiaba en ellos. Necesitaba encontrar a alguien que le diera confianza para dejar en sus manos su iniciación sexual.

Maldito el día en que se reencontró con Evan Varian, un actor veinte años mayor que ella. Francesca no hizo caso a las objeciones de su madre, y se obligó a si misma a salir con él, a entregarle su virginidad. En el último momento no pudo, y Evan la violó, para después decirle que ella era una amante inepta. Francesca trató de superar aquella violación, obviándola como si jamás hubiera existido. Pero este hecho marcó muchísimo su vida.

PRIMER ENCUENTRO DEL LECTOR CON DALLIE:


Dallie Beaudine es ahora un joven de veinticinco años, que junto a su amigo, y caddy, Skeet, participa en torneos de golf. Dallie tiene demasiados demonios personales. [Más de los que en este primer encuentro nos dejan saber] Su padre le maltrataba, las mujeres no le duraban demasiado tiempo, y Dallie se refugió en el golf, abriéndose camino desde la pobreza y la miseria de su vida. Dallie gana pequeños torneos, pero tiene grandes problemas para ganar torneos importantes, es más, jamás ha ganado un torneo importante. ¿Y porqué? Pues porque jamás ha creído en si mismo, jamás ha creído que pudiera hacer algo grande.

Su único amigo, su leal Skeet, le acompaña a todas partes, y trata de ayudarle, y de luchar junto a él. Skeet será un personaje muy importante y querido de esta novela, alguien que en ciertas ocasiones le meterá cordura a Dallie, y le consolará en sus malos momentos.

Respecto, es un mujeriego de mucho cuidado. No quiere compromisos, solo polvos rápidos.

Hechiza a todo el mundo con su encanto, con su labia, con su bromista manera de ser. Cuando Dallie fracasa, Dallie bromea sobre ello, porque Dallie aprendió que nunca hay que dejar el dolor al descubierto.

Cuando Dallie conoce a Francesca él tiene ya 27 años. Y Francesca 21.

FRANCESCA CON VEINTE AÑOS:


Tres años después de la violación, Francesca no ha dejado de embrujar a los hombres. Sale con ellos hasta que se aburre, hasta que se da cuenta de que jamás se enamorará de ellos. No se acuesta con los hombres, tras una segunda “experiencia”, se dio cuenta de que el asunto no le merecía la pena. Francesca no soporta perder el control, no soporta exponerse al dolor, ser vulnerable, depender emocionalmente de los demás.

Con veinte años su madre muere en un accidente de tráfico.

FRANCESCA CON VEINTIÚN AÑOS:


Le cuesta mucho superar la pérdida de su pérdida. Siente una pena horrible, que no puede dejar que los demás vean. Francesca enmascara sus emociones, se rie cuando quiere llorar y poco a poco comienza a curarse. Y ha de enfrentarse a algunas verdades. No tiene familia, no tiene amigos, no tiene dinero, solo se tiene a si misma, y a su amor propio.

Aún así, Francesca cree que ella se merece todo lo bueno que la vida pueda ofrecer. Y por eso, no duda en aceptar un papel como actriz en el otro lado del charco, rumbo a Hollywood, creyendo que va a ser una gran estrella. Para su enorme desilusión, se equivoca.

Sin hogar, sin familia, sin dinero, en medio de una carretera solitaria del caliente Texas, vestida de época, es así como se encuentra por primera vez con Dallie y Skeet.

En el capítulo once se nos presenta a Naomi, una mujer con grandes aspiraciones, ambiciosa, que busca el rostro perfecto para su campaña Chica Descarada. Su hermano se llama Ferry, y es un revolucionario, que siempre ha luchado contra el sistema. Naomi se avergüenza de su hermano, pero sus destinos se entrecruzaran, junto a su ardua búsqueda de la Chica Descarada, Holly Grace, la mujer de Dallie, y su mejor amiga. [En este punto es su mujer solo legalmente].

SYBIL:


Esta anciana fue la profesora que a grandes rasgos marcó una de las facetas de la vida de Dallie. Gracias a esta mujer, Dallie se licenció, aprendió algo más que enfrentarse al mundo con hosquedad y con su palo de golf. Es una mujer fuerte, testaruda, que vió en Dallie alguien a quien de verdad podría ayudar, y desde entonces, Dallie ha formado parte de su vida, aunque ahora ya de manera más esporádica. Sybil es la persona que cuida la casa de Holly y Dallie en Wynnete, lugar donde ellos se reúnen una vez al año, en Halloween.

LA HISTORIA DE AMOR ENTRE FRANCESCA Y DALLIE. PRIMERA OPORTUNIDAD.


Ahora sí, voy a reseñar hasta cierto punto de la novela, exactamente hasta el capítulo 15.

La relación entre Francesca y Dallie resulta de lo más combativa, contradictoria, y enganchadora.

Desde el primer momento, Dallie se hace cargo de la pobre Francesca, pero su manera de tratarla no es precisamente buena. Siempre se está metiendo con ella, burlándose de su persona.

Aunque la recoja, la mantenga, y se la lleve con él, hasta conseguir deshacerse de ella, Dallie no deja de comportarse con ella como un autentico gilipollas.

Y aún así, tiene sus momentos buenos con ella, hay momentos en los que la trata con tanta dulzura, picardía… en los que la conexión entre ellos, esa atracción es tan profunda… tan hechizante.

Pero no hay que olvidar que mientras Francesca se enamora perdidamente de él, y hace cualquier cosa para gustarle, Dallie lo único que desea es deshacerse de ella, y de los sentimientos que ella le provoca, que ella le despierta.

Es más, desde el primer momento se niega a escucharla, a saber algo de verdad sobre ella, se niega a conocerla, y se niega a que ella le conozca a él.

Y con todo, no dudará en acostarse con ella.

Pero nada de lo que ella pueda hacer hará que su frío y muerto corazón se abra a ella.

Francesca trata de enamorar a Dallie, de convertirse en la mujer perfecta para él.

Francesca jamás ha tenido nadie en su vida que la amara auténticamente, que la amara de verdad, de corazón, y perdida en un mundo que no conoce, en una vida que de repente la asusta terriblemente, solo busca que alguien la ame, y más si es Dallie, el chico del que ella se ha enamorado perdidamente. Porque si algo es cierto es que ella se ha enamorado hasta lo más hondo de Dallie.

Esta joyita que es ella, sabe ver dentro de Dallie, encuentra algo maravilloso dentro de él, algo que nadie había vuelto a ver, y no quiere perder a ese chico que de repente lo representa todo en su vida.

A Dallie no le gustan los problemas, los retos, y Francesca no es en realidad una mujer fácilmente manejable, aun cuando ella trate de adaptarse a los deseos de él.

Dallie sabe que en cuanto mande a Francesca devuelta a Inglaterra la echará de menos, pero realmente no le preocupa demasiado, porque aunque la fascina su cuerpo, no se ha permitido amarla, ha cerrado su corazón de tal manera que jamás nadie pudiera volver a vivir dentro de él, y mucho menos la increíble, tierna, y maravillosa Francesca Day.

Francesca se ha quedado embarazada, y no sabe cómo decírselo a Dallie, pero aún sueño con enamorarle, con formar una familia con él, con dejar su futuro en las manos de él… cuando llega el día de Halloween, y Francesca conoce a Holly Grace.

Francesca había creído durante todo el tiempo que Holly Grace era la hermana de Dallie, pero ésta la sacara de dudas un par de minutos después de conocerse.

Esta fría y ambiciosa mujer de pasado doloroso, miserable, es la mujer de Dallie.

Y así se lo hace saber.

En ese momento todo muere dentro de Francesca, todo su mundo, se rompe definitivamente, los hilos que la mantenían volando suavemente se cortan, y Francesca aterriza dolorosamente contra el suelo, aprendiendo de primera mano lo que es que te corten el corazón, que te lo rompan, en un solo instante, que te roben todos los sueños, todas las esperanzas, pero no todo el coraje.

Porque si algo tiene Francesca Day es muchísimo coraje.

Este último encuentro entre Francesca y Dallie es devastador. Ella le pega, él le devuelve algunos golpes, sujetándola a la fuerza, insultándola. Él no entiende porqué ella se pone así al saber que él está casado, y ella siente que él la está matando, que es un bastardo que la ha traicionado.

Francesca se da cuenta de lo poco que le importa a Dallie, lo mucho que se ha rebajado por él, por un chico que jamás la respetó. Porque si algo queda claro, es que piensa que Francesca Day es de todo menos un ser humano. Y eso me parece horrible. Me parece lo último, la gota que colma el vaso.

Me duele bestialmente ver cómo la trata él, incluso en el último segundo, cómo en ningún momento sale de su boca un “lo siento”, pero me alegro de que Francesca Day desaparezca de la vida de Dallas Beaudine, porque no se merece a una mujer como ella, Francesca es demasiado hermosa para él, es demasiado corazón, y él no se merece a alguien tan bueno.

Holly Grace se queda calmando a Dallie, mientras Skeet se lleva a Francesca. Y esta, en el momento en que la deja sola, se va corriendo, tratando de desaparecer, rota. Como ella misma dice:

Cuando pasaba por las tiendas cerradas y las silenciosas casas en la quietud de la noche, sintió como si una gran parte de si misma estuviera muriéndose... la mejor parte, la luz eterna de su propio optimismo.
 
Y tras otro duro golpe, Francesca aprendió que la belleza no lo consigue todo, porque siempre habrá alguien más bello que tú. Y así fue cómo las enseñanzas de Chloe Day, su madre, murieron para siempre.


Después, la señorita Sybil le da el dinero que Dallie le ha dado a Skeet para que ésta desaparezca de sus vidas, y Francesca lo coge:

“Francesca había apartado la vista del sobre, sabiendo que no podía cogerlo, no ahora que había comenzado a pensar en cosas como el orgullo y el amor propio. Si cogía el sobre no sería nada más que una puta siendo pagada por los servicios prestados. Si no lo cogía... Había cogido el sobre y había sentido como si algo brillante e inocente hubiera muerto para siempre dentro de ella.
 
Con su orgullo hecho jirones, Francesca rehúsa que Skeet la lleve al aeropuerto, y se marcha con Gerry, el hermano fugitivo de Naomi. Éste la roba dicho dinero cuando ella se niega a fugarse a México con él, y la deja tirada en medio de una carretera solitaria de Texas, con 25 centavos en el bolsillo trasero de sus vaqueros, y con su corazón hecho cenizas. Sola, sin futuro, sin familia, en el extranjero, y embarazada a los 21 años.


Francesca Day se prometió que renacería. Se lo juró.

Y yo amo con todo mi corazón a Francesca Day. Con toda mi alma. (LL). Para Siempre.

En este punto de la novela… no hace falta que os cuente cómo ven Holly Grace y Skeet a Francesca, ¿no? Piensan que es una cabeza hueca, alguien sin valor. Y eso que jamás se pararon a conocerla. Porque si la hubieran conocido… no podrían haber pensado lo mismo.

Por tanto, en este punto de la novela, Skeet y Holly Grace no son precisamente de mi agrado. Sobre todo Holly Grace, es más, no la soporto ¬¬.

Cuando Francesca se marcha sin dejar huella, Dallie se siente preocupado, y lo único que oye de Holly Grace es “Deja de preocuparte, después de todo, ella no es nada más que un rostro bonito.” ¡¡Aborrezco a Holly Grace. No se da cuenta de que la chica superficial, egocéntrica, y ambiciosa no es Francesca, es ella misma!!

Para resumir y que lo descubráis cuando lo leáis solo os diré que Dallas y Holly Grace se enamoraron en el instituto. Los dos tenían vidas muy difíciles, con sus progenitores maltratándoles y abusando de ellos. Y vieron en el otro un igual, un alma igual de rota, un alma con quien poder comenzar a recomponer la vida. Los dos se casaron, tuvieron un precioso hijo llamado Danny… Y este bebe murió seis años atrás. Dallie siempre se ha culpado de ello, jamás ha podido superar su pérdida, igual que tampoco ha podido superar la clase de padres que fueron.

Y el amor que se tenían Holly y Dallie fue muriendo, desapareciendo con el tiempo.

Ahora ya no se aman, no como amas a tu pareja, pero si como amas a tu mejor amigo. Y eso es ya lo único que les une, una gran amistad, un pasado en común, y el recuerdo doloroso de un hijo que perdieron.

Pero esta no es la razón por la que aún están casados. Aún están casados porque no quieren abrir sus corazones a nadie, porque les sirve de barrera, de escudo, de excusa para no dejar que nadie se les acerque, porque nadie, por mucho que te ame, se quedará si estás casado con otra persona.

Pues bien, toda la historia de amor adolescente entre Dallie y Holly está rememorada en el capítulo 17 y 18, durante una barbaridad de páginas.

SACUDIDA POR LA TEMPESTAD, FRANCESCA:


Esta es una de mis partes favoritas de la novela. En ella vemos como Francesca se esfuerza al máximo para encontrar un trabajo, un techo, comida, decidida a no depender de nadie, a convertirse en alguien grande, en alguien de quien poder estar orgullosa. Pero lo más importante es que vivimos con ella todo el proceso de su embarazo. Primero sus miedos, sus dudas, su decisión de abortarlo, y después su maravillosa decisión de mandar al infierno el sentido común, y tener a aquel bebé, su bebé. =D. La escena en la que toma esa decisión es tan emotiva, tanto que ya no pude contener las lágrimas. ;). Me sentí muy orgullosa de mi Francesca. Mi chica valiente. (L).

Sin ninguna duda, amo a Francesca. Si no fuera por ella, jamás habría vuelto a releer esta novela, pero Francesca lo compensa todo.

Con Francesca vivimos la etapa del embarazo, e incluso el día del parto. Esta es una de mis partes favoritas de la novela. Y además, nos encontramos con Holly Grace en el octavo mes de embarazo de Francesca… y surge entre ellas una amistad increíble, inesperada, que las cambia a las dos, y que después de nueve años es realmente profunda…

ILUMINACIÓN DE LA LAMPARA:


Para ser sincera, por muchas razones, esta es mi parte favorita de la novela, aún cuando me habría encantado que esta última y maravillosa parte contuviera más páginas. El libro es inmenso… y aún así se me ha hecho corto. Sin duda, esta última parte, tan fascinante, necesitaría más páginas. Palabra de fan adicta xD.

¿Y porqué es mi favorita esta última parte de Una chica a la moda? Pues por muchas razones maravillosas, pero sobre todo porque es aquí donde nos reencontramos con Dallie y Francesca.


Los dos han crecido, madurado, han perseguido sus sueños… y siguen haciéndolo. En este sentido, Francesca ha conseguido más porque ella es una luchadora, una batalladora, y no deja que sus temores la venzan, jamás. Dallie en cambio, todavía ha de luchar por convertirse en un campeón, y justamente por ello, reencontrarse con Francesca será lo que le haga el ser humano más fuerte y feliz del mundo. Francesca le enseña a dejar atrás sus miedos, y le apoya en todo momento, haciendo que Dallie crea que de verdad… puede ser un campeón.

Esta segunda oportunidad no resulta fácil para ninguno de los dos, sus vidas parecen demasiado diferentes, pero descubrirán en el otro, el hogar más perfecto del mundo, se conocerán mutuamente, y comprenderán que se parecen mucho más de lo que creían, que aunque superficialmente parezcan tener tantas diferencias, por dentro son iguales, autenticas almas gemelas.

Francesca y Dallie, ya maduros, preparados para el amor, son perfectos el uno para el otro, pero sobre todo adoro lo que volver a verse, lo que estar juntos, les hace sentir. Porque cuando están juntos… la vida es una promesa deliciosa, una aventura sin igual. Cuando están juntos todo es pasión, amor, deseo, ternura, emociones que van directamente al corazón.

No he podido evitar volver a llorar con esta última parte. Es preciosa, conmovedora, explosiva, la prueba de que el verdadero amor si existe, y de que cuando dos personas están hechas la una para el otro, y han de acabar juntas, acaban juntas. . Esta parte sustenta la creencia en el amor, en la esperanza.

Dallie y Francesca superarán sus rencillas, se autodescubrirán, e iniciaron un batallador camino juntos, donde el amor, saldrá vencedor =).

Otra de esas razones maravillosas de que esta parte sea mi favorita es que en ella conocemos a Teddy, el hijo de Francesca y Dallie. Veremos cómo Dallie reacciona al conocer la existencia de su hijo de nueve años, y cómo entre los dos se va creando una autentica aunque difícil relación padre-e-hijo.

Adoro a Teddy. Es el niño más dulce, listo y valiente del mundo. A Teddy le describen como un niño poco agraciado, al que han enseñado que la belleza no importa, y que lo único que importa es el interior. Es un niño de nueve años muy sabio, dulce, valiente, y en algunos momentos, sumamente audaz, capaz de jugárselo todo por aquello en lo que cree.

Este niño me tiene el corazón cautivado. No puedo resistirme a él. ¡Incluso me ha hecho llorar, completamente emocionada!

Y más secundariamente, tenemos a Holly Grace y su conflictivo amor con Gerry Jaffe, que al final nos brindara una preciosa escena de película. Holly Grace y Gerry Jaffe son en cierto sentido, personas opuestas, pero su atracción y su amor es más fuerte que nada, porque en cierto sentido, son la cara opuesta que les falta al otro. Dos personas que se complementan.

Y también nos reencontramos con Skeet, un hombre que al final se ha ganado a su extraña manera, mi corazoncito. Skeet conecta extraordinariamente bien con Teddy, y creo que juntos, les darán más de una grata sorpresa a sus padres. .

La novela en general es tremendamente fuerte, agridulce, toda una vida dispuesta ante nuestros ojos, donde seremos participes de una vida desgarradora pero renovadora.

Es una novela que te incita a luchar, a perseguir tus sueños, a no dejar escapar aquello que nos hace ser quienes somos.

Es una lección, una batalla de vida. Una chica a la moda es certera, y va directa al corazón.

Con ella es prácticamente imposible no llorar, pero también es imposible no sentirse enganchada a cada una de sus páginas, no sentirse enamorada de Francesca y de Dallie.

Son una pareja rompedora, dos personas que lo han perdido todo, y que se han reconstruido a si misma, desde cero, y ese es el mayor mensaje de esta novela, que todos somos creadores, y batalladores de nuestra propia vida.

También SEP reivindica ciertas causas, como son el no a las bombas nucleares, la protección del planeta, la paz, la no-violencia para resolver los problemas, la emigración, la pobre situación de vida de algunas personas que no tienen como defenderse, y también la mala fortuna de esas chicas que no tienen como sobrevivir, y que venden sus cuerpos para salir adelante, manifestando que deberíamos ofrecerles un mundo más justo, honrado, y seguro.


UNA CHICA A LA MODA es una novela maravillosa, que os hará crecer. Sufrir. Llorar. Amar. Y Saltar de Emoción.

 

Eso sin contar que es una serie que cuenta con varias partes más. [SEP las saca cada muchísimo tiempo] La segunda se llama AMOR O CHANTAJE [UNA DAMA PARA MÍ], y esa es mi novela favorita de SEP. Allí, además nos reencontramos con Francesca, Dallie y Teddy muchísimos años después. Y en la tercera, LLAMAME IRRESISTIBLE, Teddy es el protagonista, junto a Meg Koranda, la hija de los protagonistas de la novela Niña de purpurina.

Yo por mi parte, estoy deseando volver a releer AMOR O CHANTAJE [UNA DAMA PARA MÍ], (LLLLLL), y seguramente me emocionaré el día en que pueda leer por primera vez Llámame Irresistible. Siempre quise que SEP escribiera una novela de amor sobre Teddy. ^^.

¡Ahora sí, un beso enorme para todos y gracias por leerme!

Mire – Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D