Translate

20 de marzo de 2017

Tarta de almendras con amor de Ángela Vallvey

Procedencia: España.
Género: Juvenil, cocina, narrativa.


Editorial: Random house mondadori.
Sello: Suma de letras.
Publicado en Febrero 2017.


En colaboración con:


Un montón de gracias a la editorial por el envío de este ejemplar. ¡Adoro su portada, sus letras en relieve, y la textura de ese bombón! 🍨☕

Fiona es una joven de diecisiete años con una mentalidad de 12, pero a pesar de su loca e infantil imaginación, debe cuidarse sola pues desde la muerte de su madre hace cinco años ella es la única que puede cuidar de su padre que padece una rarísima enfermedad sin tratamiento.


Fiona se esfuerza por esconder este secreto suyo, y también carga con un desorden alimenticio derivado del miedo y de la ansiedad que la hacen devorar todo. Pero un día la tía de su profesora Aurora la enseña a hacer una tarta y la regala un viejo libro de cocina. Con todo su empeño, Fiona se convertirá en una gran cocinera que participe en un concurso muy popular de cocina con la plataforma de Youtube de trasfondo.


0/10


No voy a fingir que este libro me ha gustado. No puedo hacerlo. Yo esperaba grandes maravillas de él y me he encontrado con una historia contada a saltos, y con la mente infantil de una niñita que da penita pero que desvaría como loca.

Antes de empezar el libro me imaginaba que sería una historia dulce y conmovedora, con un toque de nostalgia y mucho amor por la vida. Y me he encontrado con un libro que no es para adultos. Puede que el lenguaje si sea para niños si sea porque es imposible no sentir que los delirios de Fiona son absurdos y ridículos. Pero lo que Fiona siente, ese odio tan visceral consigo misma, no es para niños.


El libro me exasperaba tanto que al final me he saltado párrafos que no me aportaban nada, como todas las canciones de la cantante favorita de Fiona, y los estúpidos Tweets de esta chiquilla. He leído lo imprescindible. De otro modo no habría logrado terminar el libro. 


He encontrado un montón de cosas que no tenían sentido para mí. Lo primero, esa falta de capítulos señalados (problema del corrector  o editor del libro) y esos saltos de Ángela Vallvey a la hora de narrar. Lo mismo te está hablando de su padre, como de sus amigos, como se pone a hablarte de verduras o de lo mucho que se odia a sí misma. Es como si hubiera unido un montón de pequeñas piezas desunidas con buena intención.


La novela tiene bullying, toques de casi bulimia por parte de Fiona, abuso de poder, SPOILER intentos de violaciones que quedan sin denunciar del director a la profesora Aurora FIN SPOILER, un síndrome raro para alzar la voz por los menos afortunados, pero todo está llevado de un modo caótico y superficial. Quiere abarcar tanto y dar tanta crítica social y se queda en nada cuando Fiona empieza a divagar sobre que un beso curaría todos sus males.

Me he quedado a cuadros con ese batiburrillo de cosas mal llevado que desean hacer critica social, y sobre todo con Fiona, que está claro que no es una persona normal pero no por su peso -como ella cree-, sino por como piensa y vive y como se odia a si misma. No es normal esos delirios suyos cual princesita Disney de niña de 12 años en la piel de una de 17.


Fiona es una bonita chica gorda con un montón de complejos que debería amarse a si misma, a su cerebro y buen corazón. Se siente huérfana porque a sus 17 lleva cargas que no la corresponden, como cuidar de su papá, y sobrellevar la pérdida de su mamá, que aún con los años es una herida que no cicatriza. Pero en su nube de amor, todo en este mundo se puede curar con besos y cocina casera.

No se tiene que preocupar por facturas porque tienen una buena pensión e incluso un bar que era de su mamá y que está deseando abrir sus puertas una vez que Fiona se decida a aprender a cocinar. Casualidades o no, su vida no es tan horrible, pero Fiona la vive como la peor vida del mundo.


Fiona es el gran problema de este libro. No es una protagonista a la que yo odiara, a mi me daba pena. Pero Fiona si se odia a si misma. Ella se ve como un monstruo, como una chica que no vale nada, ¿y por qué? Por su peso. Ella dice que para ser una persona normal hay que estar delgada y que para ser amada y querida también, porque sino solo darás pena y los chicos no querrán saber nada de ti. Es horrible que desde este libro estén dando ese mensaje. Claro que es estupendo que hablen de tener una buena alimentación, sin comida precocinada o congelada, pero de ahí a decir que no eres normal si eres gorda

Estar en la cabeza de Fiona me hacía querer tirarme de los pelos o tirar su historia al fuego. Fiona expresaba cada tontería, cada gi-li-po-llez *perdón por la palabrota, no quiero ser irrespetuosa pero todo tiene un pase*... que yo me quedaba aún más blanca. Era como si una cría de 12 años habitara dentro de esta chiquilla inmadura de 17. Me frustraba muchísimo estar en la piel de Fiona, y tener que leer todos esos delirios suyos con los que su creadora intentaba que su niñita Fiona, se viera graciosa y adolescente. 

👨💓 La obsesión de Fiona con Alberto también me parece peculiar. 


Fiona ve en la sección de congelados a Alberto sin saber que era su vecino de infancia, el que la protegía de su acosadora Lylla -que era es la novia del chico- y queda enamorada para toda la vida, porque está muy bueno, no es perfecto pues tiene espinillas, y es el mejor hombre que existe en la tierra. ¿Que Alberto sale con Lylla? Normal, porque esa es una bella mientras ella es una bestia. Textual, dicho por FIONA.



El libro está lleno de pensamientos delirantes de esta adolescente, que no necesita volver a conocer a ese chico para quererle o necesitar ser su novia. Fiona fantasea cual princesita Disney con el chaval. Está obsesionada de un modo enfermizo. Por ejemplo, SPOILER uno de los días, Lylla y ella se pegan, Lylla le suelta una amenaza con la que Fiona se queda en shock y se desmaya (Lylla se va) y Alberto encuentra a Fiona y ella está aterrada pero siente que ya está ahí su héroe y que la solución a todos sus problemas, incluso a las enfermedades y las guerras, sería besarse con Alberto FIN SPOILER. Que conste que no tengo opinión sobre Alberto, ni buena ni mala.

La autora:


La narrativa no es mala pero es todo tan infantil y caótico que tampoco me ha parecido un acierto. 

Ojala tuviera más momentos preciosos como 

este ↔
                                               y menos como⤴

palabras de su autora para la Cadena Ser🎧

Siento mucho tener que traeros una reseña como esta pero no podía mentiros y quedarme tan agusto diciendo que me había encantado.


Mayu.

4 comentarios:

  1. He visto ya varias reseñas y me pica bastante la curiosidad.
    Un besazo ::)

    ResponderEliminar
  2. Uy! Suena muy muy mal y no me interesa para nada.
    De todas formas, gracias por la reseña, Mayu!

    ResponderEliminar
  3. Holiiii
    Jojo yo este libro lo he vivido contigo y aun que sea mala, pues por lo menos lo hemos comentado ^^
    Yo tras ver la reseña sabía que este libro no iba a ser para mí y te lo dije xD Pero tu le tenias fe, por esos pastelitos (que lo sé) y querías enamorarte con la protagonista, pero te encuentra con una tía asquerosa y que se odia a si misma, yo no la leí y la odié con toda mi alma, es insoportable -.-
    Espero que tu siguiente lectura llegue a robarte el corazoncito ^^
    Te quierooo <3

    ResponderEliminar
  4. Hola
    He leído este libro y a mi me ha fascinado este libro. Para mí Fiona, es un personaje muy fuerte, tiene una vida muy desastrosa y la intenta solucionar mediante la cocina. Me gusta que haya opiniones tan diferentes de este libro. Yo le he puesto un 5/5, es la mejor novela que he leído por ahora este año jaja. Me quedo por aquí

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D