Translate

30 de junio de 2015

Reseñando One well raised daughter (Eun Seong & Do Hyeon)


EL DORAMA QUE MÁS ME HA DOLIDO ABANDONAR SE MERECE UNA ENTRADA PARA ÉL SOLO.

(DORAMA COREANO, 2013-2014) (61 EPISODIOS)




Esta es mi mayor decepción de todas las series que he visto a paso rápido -aunque es la que más nota tiene xDDDDD-, porque a esta serie le entregué mi corazón, y lo que hizo fue romperlo lenta y cruelmente. Me alimentó de esperanzas, me mantuvo en un sin vivir, me dio bofetadas, y ratos de amor, me dio veneno y pasión, me dio algo único e irrepetible, pero luego, en la recta final, me hundió brutalmente y no pude seguir. Se me hizo pedazos el alma. Sueno exagerada pero así es como lo sentí y así es como lo viví. Me impliqué muchísimo con esta serie, le entregué mi confianza, mi fe, mi corazón romántico, mi lado soñador, mantuve mi esperanza viva todo el tiempo, nunca quise dejar de soñar con un hermoso futuro entre mis dos adorables protagonistas, Eun Seong y Seol Hyeon. Ellos fueron el centro de mi todo y se llevaron mis horas, mis latidos, mis suspiros, mi amor inquebrantable, mi fe, mi espíritu.

 

Esta serie me marcó, y estos dos personajes se hicieron con mi alma. Hubo tormentas, hubo decepciones, hubo heridas sangrantes, pero mientras la esperanza estuvo viva, mientras su amor seguía latiendo más allá del espacio y el tiempo, mi corazón les siguió. Incluso dormida soñaba con ellos. Me iba de paseo y en mi mente solo podía pensar en ellos. En serio, su historia de amor, estos dos maravillosos personajes me tenían completamente hipnotizada. Era impactante querer tanto, era hermoso, en fin. Era un sueño vivir una historia de amor épica como esta, que cuanto más tratan de hundirla más fuerte y grande se hace.

 

Hasta que los malditos guionistas lo jodieron todo y en la recta final desenamoraron a la protagonista, la hicieron un lavado de cerebro en cuanto a forma de ser, metas de vida, y predilección masculino. Bueno, ni borracha me creo ese final, final que no tiene sentido y que es insostenible.

En realidad, esta serie tiene 122 capítulos pero duran 30 minutos, razón por la que os he puesto que son 61 capítulos. Pues para que sepáis hasta donde llegué con esta serie, hasta el capítulo 95 de 122. Recorrí un montón de capítulos ¿veis? Y hubo escenas que me salté de estos 95 capítulos pero eran menos importantes, las de las plañideras, vamos, las de la familia de los villanos porque no aportaban nada y solo gritaban, maldecían, lloraban y me tenían hasta las narices, y también hubo algunas escenas de guerra financiera que me salté o de vamos-a-hacer-soja porque, en serio, eran repetitivos con estos temas, iban en bucle todo el tiempo con lo mismo. Vamos, que en realidad esta serie podría haber sido reducida a la mitad de su duración y habría sido una serie diez, quitando ese final infumable y que no me creo y que odio por los tiempos de los tiempos.

Vamos, después de invertir 48 horas de mi vida, 48 viendo una serie, renuncié, para mí era imposible desenamorarme de Hyeon, era imposible reconciliar a la Eun Seung que amé con la fría Barbie en la que se convirtió y cuando creí recuperarla y volví a sentirla como Eun Seong solo fue el espejismo del siglo porque, en un chasquido, sus dos años de amor por Hyeon desaparecieron, se borraron en el segundo en que un bastardo la lanzó una miradita y la dijo "mira, te he acosado desde hace dos años. Te he traicionado desde el primer instante que te vi. Pero eres mía". Flípate, ¿qué me estás contando? Si esta chica se pasa cuarenta y ocho horas de serie enamorada de Hyeon y en ese punto, en el momento en que pueden casarse, ser libres, ser felices, en el que el mundo empieza a estar bien, ella ya no le quiere y debe girar su mirada hacia el bastardo que la traicionó, hacia el secuaz sin alma, hacia el tío más feo de la temporada, hacia el que guarda un corazón lleno de maldad y de actos imperdonables, hacia un tío que podría ser su padre por edad. Yeah. A esto lo llamo yo hundir a una serie y hundir al espectador.


¿El único consuelo que me queda? Que en la vida real, los actores principales se enamoraron y aún siguen juntos, esa es la única cosa bonita.

Bueno, no os digo que no veáis la serie, eso queda bajo vuestra decisión, porque como digo, las 48 primeras horas (de sesenta) merecen la pena ser vistas (saltándose las escenas de las plañideras y demás), porque la historia de amor entre Hyeon y Eun Seong es una preciosidad épica, y porque durante treinta horas la protagonista, Eun Seong (antes de volver a ser Hana) es la persona más bonita del mundo mundial, junto a Hyeon, que me robó el corazón, y porque en el gender bender, esta es una historia más adulta, más consecuente, más dura, más trabajada, mejor llevada, refrescante al fin y al cabo. Yo disfruté viendo a estos dos personajes, viéndoles enamorarse sin límites, sin condiciones, sin reglas, disfruté amando a Hyeon y a Eun Seong, les disfruté juntos y les disfruté por separado, porque ambos eran personajes diez y hacían una pareja hermosísima, de esas que te demuestran que el amor no entiende de sexo, poder, riqueza, el amor es lo más grande del mundo mundial y lo puede todo. Así fue durante muchas horas de vida de esta serie. Hasta que todo empezó a venirse abajo. Hasta que mataron esta historia. Hasta que mataron este amor.


No puedo seguir con ella, no puedo dar un paso más, no puedo invertir más horas de mi vida en One well raised daughter porque solo pensar en ver separados a Hyeon y a Eun Seong me rompe el corazón, me lo asfixia, y por más que me enfade y que odie al mundo yo no puedo hacer nada contra lo que hicieron los guionistas. Y no puedo ver como esos dos corazones que yo tanto amaba son separados y destrozados, no puedo soportar perder a quien lo significaron todo para mí. No puedo. Lo siento. No puedo. Me mató ese giro cruel. Y no me creo que pudiera pasar algo así, porque fue algo que no tuvo sentido ni credibilidad y que solo se hizo para dar gusto a las fans del sabueso bastardo, pero no tuvo lógica ni razón de ser, simplemente, los guionistas decidieron matar su propia historia o hacerla diferente dándole otro final. Habrá personas que amen al rufián y que amen a la Barbie vengativa en que convirtieron a Eun Seong ya como Hana, pero yo no puedo sumarme.
No, porque yo me enamoré de la inocencia y la ternura y el coraje de Eun Seong, me enamoré de su forma de ser, de su dulzura, de su fuerza, de su lucha por demostrarle a su abuela y al mundo entero que una mujer puede ser digna heredera de algo tan ancestral como la salsa de soja, me enamoré de esta joven que lo dio todo, hasta su propia identidad, por devolverle a su madre su lugar original, me enamoré de esta chica que amaba a su madre y a su hermana por encima de todo, me enamoré de su risa, de su dulzura, de su forma de defenderse, de sus grandes ideas, de sus valores, de su humildad, de su corazón que sabia a madre tierra, y me enamoré de su enamoramiento de Hyeon, me enamoré de ella y de él. Me enamoré del amor inquebrantable que ella sentía por él. Y ver que todo lo que había en ella había muerto, desaparecido, desterrado de la tierra, me hizo sentir en duelo, me hizo sentirme perdida, me hizo no reconocerla, de verdad la perdí pero creí que no sería así para siempre, que aunque en una etapa, solo pensara en ser una hermosa Barbie que se venga y se hace con todo el poder comercial del mundo, volvería a ser ella, se encontraría después de darse cuenta de cuanta maldad estaba invadiendo su vida, su corazón, sus manos. Y esa esperanza tuvo un sentido porque recuperar a Hyeon, descubrir todas las verdades, la hizo volver a ser ella, Eun Seong y no la cruel y de corazón muerto Hana, pero eso duró unos cuanto capítulos y después, volvió a ser peor incluso, ahí sí que murió Eun Seong. Eun Seong jamás habría sentido, pensado, como ella lo hacía, Eun Seong jamás habría dejado de amar a Hyeon y mucho menos por una razón como esta: Hyeon se arriesga a que le maten por salvarla a ella. Bien, ¿en qué mundo ESA es una razón para dejar de amar a una persona? Vete al infierno, Hana, devuélveme a la persona que perdí, a Eun Seong. Así que, después de sus más que crueles palabras hacia Hyeon y de sus malas intenciones con él, renuncié, no podía seguir matándome, torturándome a mi misma viendo esto.


Antes de que mataran espiritualmente a Eun Seung y la convirtieran en la muñequita retorcida y sin corazón, marioneta de un bastardo traidor que se había pasado la vida torturando y matando, debo hablaros de quién era Eun Seong. Debo dejar que la conozcáis antes de que muriera, antes de que Hana, la Barbie fuera todo lo que quedara de ella. Eun Seong era lo más hermoso del mundo. Lo más hermoso de Corea y lo más hermoso de todas las historias de chicas disfrazadas de chico. Lo más hermoso que podía haber... Uno de mis personajes favoritos de mi top 10. Mi hermosa Eun Seong, que hacía bailar mi corazón, que era la niña más dulce del mundo, el coraje en persona, la inocencia, y la ternura. En serio, en cada escena esta chica me robaba un poco más el corazón, sentirme en su piel, ha sido ficticiamente, de lo mejorcito. La habría abrazado largamente, durante horas enteras, porque era un amor, la niña más dulce, la jovencita más luchadora, inteligente, protectora y derretidora de corazones de este mundo.


Me robaba el corazón sin pretenderlo. Era tan natural, tan honesta en su hipocresía (me refiero que aun fingiendo durante veinte años ser lo que no era, era honesta y pura de corazón), tan adorable, había tal pureza en su alma. Tenía un corazón que no parecía ser capaz de corromperse. Ella vivía para salvar a los suyos y su amor era genuino, sanador, ella no era vengativa ni podría comprender el mundo de esa forma, podría decirse que era ambiciosa pero no de una forma mala, jamás usaría métodos sucios de verdad para triunfar, ella era una heroína y una superviviente en sí misma y la serie era innovadora por dejar a todos los hombres como unos ciegos de alma e inteligencia, porque esta chica, fingiendo ser un chico, le daba a todos mil vueltas. Porque ella era bondad, luz, y esperanza. Y amor. Amor enorme.


Era adorable y achuchable, y verla enamorarse de Hyeon fue de lo más hermoso, ver como su corazón suspiraba, lloraba, y amaba a este príncipe era hermoso no, lo siguiente. Y con todo lo que pasó después, todo lo que hizo el paso de las crueldades de los villanos, entre ellos, el del bastardo traidor, fue devastador, fue como asistir poco a poco a la renuncia del alma de esta chica. Eun Seong era realmente grande pero cuando pasó a ser Hana y digamos que recuperó su identidad sexual, de hombre a mujer, su espíritu no hizo el traspaso. Había visto morir ante mis ojos el espíritu, el alma de la preciosa Eun Seong, y no podía ni quería ver morir a Hyeon, y menos a manos de la mujer que amaba, así que, ¿darme doce horas más con esta serie, torturándome, enfadándome hasta quedarme sin voz, llorando hasta dejarme sin fuerzas? Lo hice por horas y no pude más. No. No puedo perdonar lo que les hicieron a Eun Seong y tampoco a Hyeon.

Eun Seong le robó luz al principio, brillaba por encima de él, pero Hyeon fue el personaje más hermoso de todos, el que alcanzó tal evolución que se ganó mi alma por años completos. Entendedme, Eun Seung murió el día que perdió por primera vez a Hyeon - que creyó perderlo- y Hana fue su involución, su paso a la decadencia.


Estoy segura de que Hyeon será un personaje al que nunca olvidaré, siempre le llevaré, de alguna forma, en mi piel. Nunca jamás podré olvidar lo mucho que he llegado a amar a este hombre, lo mucho que me hizo suspirar, gritar, soñar, amar. Le entregué mi corazón tan lentamente que cuando quise darme cuenta las raíces eran profundas. Pero, de todas formas, yo no querría desenamorarme de él. Lo más grande y épico de esta serie ha sido conocerla a él, amarle, quererle, saborearle, meterme en su piel, ser esclava de sus pensamientos, oír los latidos de su corazón. Hyeon se enamora tan profundamente de Eun Seong que nada sobre esta tierra podrá borrarlo. El tiempo, la distancia, solo hacen que él la ame más. Y él la ama incluso en una sociedad que ve muy mal su amor, y él está dispuesto a todo por defenderlo.


Explico, Hyeon se enamora de Eun Seong creyéndola un hombre y en una sociedad como es la coreana, que no es muy favorable con la homosexualidad, él está dispuesto a mandarlo todo al diablo y a estar con ella siendo él. Porque lo más grande de su mundo es Eun Seong. No hay más que ver todas las escenas en las que le demuestra cuán grande y cuan épico es su amor por ella, esas cosas que le dice, como la busca siempre con la mirada, como nunca deja de quererla, como ella le persigue hasta en sus sueños, como llora cuando está sin ella, y como Rie cuando la tiene al lado, y esas cosas que le dice y que demuestra, como ella gobierna su corazón.


Dios mío, cuanto amor sentí por él y cuanto amor sigo sintiendo por él. Me siento feliz de que alguien como él haya nacido en esta tierra aunque sea pura ficción y prometo esperar a que alguien así llegue a mi vida, no me rendiré. Porque sé que para crearle alguien tuvo que ser como él, seguro que existe sobre esta tierra. Eso es lo que me hizo sentir Hyeon, lo que me hizo sentir el hermoso príncipe que le interpreta. Mi amor infinito e inmortal se lo lleva él, Hyeon, siempre te amaré, pequeño roommate, creyente del amor, luchador hasta el final, luz en tiempos de oscuridad, amor en cualquier escena del mundo mundial. No importa que el mundo se derrumbe, que la tierra tiemble, Hyeon ama tanto a Eun Seong que sé que ese sentimiento suyo se ha metido bajo mi piel por todos los tiempos. Qué grande es su amor por ella. Qué grande es un personaje como él. En serio, cuando le conoces no te das cuenta de lo importante que va a ser, pero te roba el corazón con cada secuencia, con cada palabra, con cada acto, te roba el corazón con esas miradas enamoradas, te roba el corazón por todo lo que él es y por todo lo que hace. Hyeon es lo más bonito del mundo mundial. ¿Qué no sabéis cómo es? Romántico, luchador, leal, interesante, sexy, sensual, profundo, sensible, romántico, un luchador nata, un hombre capaz de cruzar los amares con tal de amarte. Le amo.



Y por eso no puedo seguir con la serie, por eso no puedo. Acepto su final de porquería pero no puedo dejar de salir con el corazón profundamente herido por lo que perdimos, él y yo como espectadora, y ella misma - Eun Seong-.


Personajes. Hubo muchísimos que eran odiosos, pero era parte de una trama tan dura y cruel como esta. ¿Los que me gustaron? A parte de todo lo que ya he comentado, adoré a la hermana de Hyeon y adoré a la hermana y a la madre de Eun Seong, fueron los personajes más hermosos después de ellos dos como principales. La hermana de Hyeon me conquistó por su frescura, por su inocencia, por su profundo amor por la vida y por las personas que amaba, por tomarse la vida de una forma tan de color rosa y tan optimista, fue un personaje adorable. La hermana de Eun Seong y la madre eran increíbles, eran la lealtad, en persona, representaban a una familia con unos lazos inquebrantables. Estos personajes y lo que representaban en la vida de estos dos chicos fue algo hermoso. Si.

Interpretaciones. Los dos principales, Park Han Byul y Jung Eun Woo me alucinaron. Ahora ya están entre mis actores favoritos. Nunca podré olvidar sus interpretaciones ni todo lo que me hicieron sentir, lo mucho que llegué a amarles. Ambos son unos actores estupendos y me encantaría que hicieran otro dorama juntos, uno más ligero y donde hubiera un happy end para ambos.


Lo único que me hace soñar es que interpretando a sus personajes ambos se enamoraron. ESO ME DA UN AMOR ENORME. SOLO PENSAR QUE TODAS ESAS MIRADAS DE AMOR FUERON REALES, TODAS ESAS CARICIAS, ME VUELVE LOCA. SOLO PENSAR QUE CADA PALABRA TENÍA UN MATIZ REAL, QUE ESA INTERPRETACIÓN DEL AMOR ERA REAL, ME HACE SENTIR EN PAZ, ME DEVUELVE LA FE EN EL AMOR. Y quitando ese aspecto real, los dos son grandes actores y no podría darles menos de un diez por sus interpretaciones, me robaron el corazón. Ahora ya son parte de mi elenco favorito, y tendré en cuenta sus otros trabajos. Los dos fueron hermosos, y la química entre ambos fue de lo mejor que he visto nunca, pero claro, era real, eso le gana a cualquier amor ficticio. Jung Eun Woo me impresionó, me marcó con su interpretación de Hyeon, no creía que pudiera existir sobre la tierra un hombre que me llegara hasta este punto, gracias por entregar a mi corazón tanto amor, ahora yo también te amo a ti. Park Han Byul, que gran actriz es, la llenaba de cariño interpretando a Eun Seong, es una actriz magistral que ha conquistado mi corazón también.


Las actrices que interpretaban a mis personajes secundarios favoritos, también lo hicieron realmente bien, fueron hermosas y refrescantes, y ya las cuento entre las actrices que me gustan. La madre me encantó y me recordó a la actriz que interpretaba el papel de madre en A werewolf boy. Yoon Yoo Sun es una actriz fenomenal, tiene algo que emociona y es tan maternal, sí, perfecta para el papel. Luego, la hermana gordita, Ha Jae Sook, ella se merece un dramita romántico, que la belleza reside en el corazón y ella es genial. La actriz que la interpretaba era muy graciosa y protectora, me gustó mucho, y tenía una gran química con su hermana y su madre de ficción. Las tres formaron una familia encantadora y maravillosa, de esas que abrazarías de lo bonitas que son. Y la que interpreta a la hermanita de Hyeon, Han Yoo Yi, me encantaría que tuviera un drama romántico siendo ella la protagonista, tiene mucha madera para ello, su personaje fue como una mariposa, y era todo felicidad y amor. Nunca olvidaré como su personaje siempre apostaba por el verdadero amor, cuando ella estuvo enamorada de Eun Seong y cuando le daba esperanzas a su hermano de que su amor verdadero por esa joven de mentiras que perdonó triunfara. Flechazo ante esta jovencita bonita y brillante. Ella y su hermano en pantalla eran algo precioso de ver. Y mención especial a la niña que interpretaba a Eun Seong en la infancia, Jang Da Na, esa niña me encantó, tan pequeñita y tan grande actriz, quiero seguir a esta pequeña estrellas, estoy segura de que podrá hacer muchas cosas más hermosas, porque aquí hizo un papel precioso, y se ganó mi cariño en todas sus apariciones. Es más, hay una escena que no olvidaré, cuando la niña, abraza a la Eun Seong adulta, en aquella playa del exilio.

¡Un abrazo!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D