Translate

15 de junio de 2015

Reseñando Attention please, Last friends, 14 sai no haha, y Absolute boyfriend



ABANDONOS TV ASIA:


Entre las series que he dejado sin terminar recientemente se encuentran Attention please, Last friends, 14 sai no haha, y Absolute boyfriend. No son grandes abandonos puesto que solo vi el primer capítulo de cada una de estas series. Salvo con Absolute boyfriend, que vi cuatro capítulos (contaba con trece).






Absolute boyfriend es la versión taiwanesa del manga Zettai Kareshi de Yuu Watase. De todas las obras de Yuu, fue la única que me gustó, pero ese final fue tan odioso y cruel que aunque sabía que tenía adaptaciones no quería acercarme a ellas. El dorama japonés y el live action que le dio continuación los descarté (encima, en el dorama, Hiro Mizushima hace del vecino y él se merecía ser protagonista), y con el dorama taiwanés decidí probar porque los actores protagonistas eran Goo Hye Sun (la chica de Boys over flowers y Blood) y el tío bueno de Jiro Wang (no es que esa sea la única cualidad de Jiro, pero está rico un rato).


Pero fue una ruina. Ay, lo que me duele decir eso, porque el primer capítulo estaba chulo, y sobre todo, porque a Jiro Wang se le nota mucho que se esfuerza por ser algo más que un bombón. Y Goo Hye Sun no es que lo haga mal, pero su personaje es imbécil. La trama me pareció muy mal enfocada, había triangulo a rebosar (y no tenía mucho sentido teniendo en casita un adorable robot capaz de ser el novio soñado), y Naite (el personaje de Jiro Wang) era 'el saco de boxeo' de Xiao (el personaje de Goo Hye Sun).

En el manga, Yuu Watase tenía una idea muy clara, la cercanía con un ser humano provocaba que el robot empezara a sentir de verdad, hasta convertirse él solo en un ser humano. Pero en la serie dicho enfoque brilló por su ausencia. Naite no tenia evolución alguna y ¿cómo iba a enamorarse? Xiao le trataba como a un pañuelo desechable. Xiao es de las peores protagonistas con las que me he cruzado, se vende como buena y adorable y en realidad es infantil, patética, egoísta, y tiene un lado cruel que saca a relucir con Naite.

Tras cuatro capítulos, no pude mas. Me daba excesiva rabia ver como habían adaptado tan, tan, tan penosamente esta historia. Y teniendo en cuenta CUAL es el final de Naite, no merece la pena ver el dorama.
Parece que no congenio por lo general con los taiwaneses, es el tercer dorama taiwanés que pruebo (del segundo ya os hablaré, es el genial Skip beat) y el segundo que abandono.

Pues con Absolute boyfriend he conocido a Jiro Wang y a Goo Hye Sun pero no puedo decir que me haya llevado una buena impresión de ellos. Algún día probaré con otra cosa de ellos. Pero qué pena que este dorama protagonizado por ellos esté tan desperdiciado (juntos lucían bonitos, y en el primer capi eran adorables). Por tanta estupidez, por tanto drama, por tanto bulling, por tanta protagonista gilipollas, por ese triangulo que no viene a cuento, por esos enredos y malentendidos de serie de bajo presupuesto, por cosas ridículas y por muchas más que no nombro, pero sobre todo, porque esta serie es burda y sin chispa, incapaz de expresar lo que Watase quería expresar con su chico robot y su Zettai kareshi.



Attention please es un dorama japonés de 2006. En él podéis encontrar una trama diferente, chica tomboy rockera se mete a la academia de azafatas para conseguir gustar a un chico que desapareció de su vida. A la actriz principal no la conozco pero entre los personajes secundarios reconocí a dos, a Aibu Saki, la que hacía de mala en Buzzer beat, y Ryo Nishikido, el amigo de Aya-chan en Un litro de lágrimas.


La historia en si no me ha llamado la atención y por eso no la pienso seguir. Si os gusta el tema de las azafatas, os animo a verla. Pero si buscáis otra cosa... pues no. A mí la verdad es que no ha logrado llamarme la atención. Me aburría. Y de verla seria porque algun actor en ella me gustara pero no es el caso.



Last friends es otro dorama japonés, pero este es coral. Y la temática es MUY dura.
Del primer capítulo no pude pasar. Una de las tramas es de una relación tóxica, de malos tratos. El novio maltratador es el actor del otro dorama, Ryu, y tras verle en la serie pegar a su novia, no pude seguir. Fue horrible. Lo pasé muy mal con ese primer capítulo. Y más sumando las otras trágicas historias que conforman este dorama, como son, por ejemplo, antiguas relaciones incestuosas, amores no correspondidos, dudas sobre la identidad sexual, etc.
Lo que me llamó la atención de este dorama fue la chica tomboy (la actriz Ueno Juri, protagonista del Nodame cantabile japonés), su interpretación era la mejor pero su personaje no tenía mucho protagonismo.





Con 14 sai no haha, dorama japonés que retrata el embarazo de una niña de 14 años, me pasó algo parecido. Solo fui capaz de ver el primer capítulo. Trata el embarazo adolescente pero desde un punto de vista muy crudo y muy trágico. Pero no pude soportar verla.
 
Entre que no captaba mi atención y que me provocaba mal rollo... vamos, no tenía ninguna papeleta para que la siguiera. Y que había cosas que no me creía, como por ejemplo, el cómo se dio pie a la escena de sexo insinuada. Otra escena, la del rescate del perro en la que peligra la vida de los dos niños. La actitud de ambos niños tampoco ayudaba, ella se portaba siempre muy mal con sus padres, y él era depresivo. Vamos, que no era para mí esta serie.

 


El padre del bebé está interpretado por Miura Haruma, actor que me encanta pero... no le vi acertado en esta serie. Solo hay que fijarse en la diferencia entre ella, Shida Mirai, y él. Es como ver a una niña con un mini-adulto, en serio, no. Además, ni con su mejor intento Miura podía hacerse pasar por un niño de 14 años cuando tenía 16.


Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D