Translate

30 de junio de 2015

Reseñando To the beautiful you/ 100 scene no koi/ Rebound/ Yamada-kun a 7 nin no majo/ Mendol/ Nail shop Paris/ Hana Kimi taiwán/ Atashinchi no danshi/ Dream Knight Got7/ Line romance//



ABANDONOS TV ASIA (JUNIO):


(DORAMA COREANO, 2012) (16 CAPITULOS):


¿Habéis visto que portada tan bonita?


Con esta, ya he visto todas las versiones de Hana Kimi, y después de esto, tengo claro que nunca volveré a repetir con esta serie, y quiero decir, con ninguna de sus adaptaciones. En su momento, el Hana Kimi japonés de 2007 me gustó mucho pero con el tiempo su recuerdo se ha atemperado muchísimo. No me arrepiento de haber visto esa adaptación, pero no fue lo mejor del mundo, y después, al ir viendo el resto de adaptaciones, solo empeoró porque siento que ya he visto demasiadas veces la misma historia.

Incluso la versión coreana que es de la que me toca hablaros ahora, no aporta nada. Yo pensaba que los coreanos adaptarían esta serie de esta forma, que sabrían darle un toque increíblemente especialmente. Os juro que yo pensaba que esta serie mi adaptación favorita de Hana Kimi y en cambio, ni siquiera he podido ver la serie completa porque llegó un punto en que me estaba castigando a mi misma persiguiendo To the beautiful you. Entiendo que en líneas generales no podían cambiar esta serie pero podían haber hecho una versión más innovadora, más refrescante, más mágica, más espléndida. En serio, es que hay algunas escenas que son dignas de enmarcar, que saben a magia, que tienen un encanto tan especial que se salen de la pantalla. Pero ese encanto se quedó ahí, en unas escenas contadas.

 

El resto de la serie es más de lo mismo, más de lo que ya hemos visto. Y para ver la misma historia sin gracia una y otra vez me dedico a escribir, pintar, o soñar arcoíris, cualquier cosa salvo seguir hiriéndome. Sí, me dolió no enamorarme de To the beautiful you, me dolió dejar de creer que esta serie podía tener magia y que podía ser algo especial. Los cinco primeros capítulos me gustaron, pero después todo se derrumbó y siguió derrumbándose, y yo aguanté dos capítulos más, y luego pasé del capítulo siete al nueve en modo rápido. A todo esto hay que sumar que también vi parte del manga original y la historia ya me parecía la cosa más sosa y repetitiva del mundo. Y los coreanos no hicieron una serie digna de verse. Al menos no por mí. Vale, he visto series peor que esta, pero es que, esto es un timo, porque los japoneses hicieron esto mismo pero en menos capítulos, vamos, eso de alargar una serie así porque si me pareció un robo. Y otra serie que se estrenó a la vez que esta tuvo mucho menos audiencia, era una serie de menos presupuesto pero estaba mejor llevada y era más innovadora (hablo de The k-pop the ultimate audition) y le daba mil vueltas, pero la fama es la fama, y a veces no vende lo mejor si no lo más comercial.


Pues como he dicho, To the beautiful you no es nada del otro mundo, es la historia de Hana Kimi pero en versión coreana, y vista la versión japonesa original, vistas todas. Eso es lo que pienso de todas las Hana Kimi's y de esta también. Es más, como ya he dicho, abandoné la serie a mitad de camino. Me da rabia que To the beautiful you me decepcionara tanto y me aburriera tanto y llegara a enfadarme tanto, pero así son las cosas. Acabé por perder el interés en esta historia, dejé de ver algo especial en ella, y preferí quedarme con un pequeño mal sabor a odiar toda la adaptación. Para empezar, solo en los primeros cinco capítulos la historia sabe diferente a la original, parecida pero diferente, luego ya es más de lo mismo, las mismas escenas, los mismos diálogos, las mismas resoluciones, todo igual, solo que con el añadido de que hay terceras personas a las que nunca se desanima.


Quiero decir que.... ¿cómo podía Tae Joon  ver a alguien que le quiere y seguir alimentándole esperanzas? Vale, era una villana ese personaje, pero en la mano de Tae Joon estaba rebajar un poquito el grado de enamoramiento y de pesadez de dicho personaje acosador. ¿Qué, habría sido difícil decir "no me voy a casar contigo, yo no te quiero, abre los ojos, hay tíos que te querrán a pesar de tu modo de ser"?


Luego, Tae Joon y Jae en sus interacciones. En nueve capítulos no han pasado de ser compañeros de cuarto, roommate, yes, only roommate, nada más. Ninguno de los dos sabe que quiere al otro. ¿Un año viviendo juntos y todavía no sabéis que sentís amor? Bueno, si en realidad será cierto, no es solo que no lo supieran, es que era tan pequeño lo que sentían que ni lo registraban. La química entre estos dos personajes, o lo que es lo mismo, entre Sulli y Minho era de cero, así que no os dejéis engañar por un par de escenas bien coreografiadas y por los fanmade (los fanmade siempre enamoran y a veces engañan un montón, montón, ¡montón!), estos dos tienen la misma pasión y la misma atracción que dos besugitos pegándose un beso. No, no, y no.


Es más, fijaos bien, Sulli tiene más química con el secundario, Eun Gyeol, que nunca se la lleva y que la trata mil veces mejor que el moreno, interpretado por Lee Hyun Woo. La química entre los dos personajes y los dos actores era mejor, no romántica pero si cómoda y divertida.


Como actores, no voy a decir que sean malos actores, pero es que no han sabido sacarle partido a sus personajes. Ninguno. Ninguno. Ninguno de ellos. La mejor para mi gusto ha sido Sulli, que logró hacer el mejor personaje de todas las Hana Kimi, sinceramente, ella ha sido la que más me ha gustado de todas las adaptaciones, y me resultaba bastante adorable, así que, a Sulli la felicito. A Minho solo puedo felicitarle porque está bueno y porque lo intenta, pero si quería ser algo más que ser serio e inexpresivo, no lo logró. Eun Gyeol fue una ricura pero esos pelos solo le hacían parecer friki y que no fuera consecuente con sus sentimientos le restaba puntos, aunque esto es ya cosa del personaje, el chico lo hizo mejor que Minho y eso ya es algo, pero vamos, tampoco le añadiría a mi lista de actores que me gustan.



El ost de esta serie (AQUI) es maravilloso, sobre todo la canción de la mariposa, que me trajo imágenes preciosas a mi cabeza, sobre cierta mariposa que querría que me cambiara la vida, inspiración vuelve a mí. Pues eso, el OST es lo mejor de esta serie, las canciones, las letras de las canciones, vamos, ya os digo, iros a escuchar el ost y pasad de la serie.


HERMOSA MARIPOSA

En la serie en si no os perdéis nada, es solo más de lo mismo. Si nunca habéis visto Hana Kimi y lo japonés no os va, iros a por esta versión, que además, es la más reciente y la más bonita estéticamente, pero si queréis sentir que el atleta del salto es un amor iros a por la Hana Kimi japonesa y conoced a Oguri Shun, nadie le puede hacer sombra interprendo a este personaje, los matices que él supo darle a su personaje nadie más lo ha hecho.


(MICRO DORAMA JAPONES, 2008):

Encontré por casualidad este mini dorama protagonizado por Hiro Mizushima. Os cuento, son tres capítulos de quince minutos cada uno, y en cada capítulo se nos cuenta una historia completamente diferente. Vi los dos primeros capítulos/historias, y la tercera me pareció tan infumable que ahí lo dejé, sin terminar.


De las tres historias solo me pareció mona la segunda, porque era la única que tenía un poquito de trama, dos personajes definidos, y una love-story un pelín emocionante. Pero tampoco era gran cosa, la verdad. Esta segunda historia trata sobre un estilista que está enamorado de su amiga y compañera de trabajo. Ha estado toda su vida al lado de esta chica patosa y sin gracia y ahora que se muda a Nueva York quiere confesarse. Es una historia muy cliché, con todos los tópicos posibles, se deja ver como he dicho, y Hiro es una cucada, pero es borrable. Y las otras dos historias no merece la pena ni verlas un segundito.
(DORAMA JAPONES, 2011) (11 CAPÍTULOS):


De este dorama vi dos capítulos y lo dejé porque logró enfadarme muchísimo. El argumento es este: Nobuko es una niña que cada vez que se siente triste recurre a los dulces. Los años han pasado y su peso ha ido en aumento, hasta el punto de ser gorda. Salvo su familia, el resto del mundo solo la ha hecho daño a causa de este hecho, pero la protagonista es positiva, tonta y centelleante, porque parece ser que así es como se ve a las chicas con kilos de más, vamos, un tópico irreal como una catedral de grande. Pero un día su novio se quejó por su gordura y Nobuko le dió un giro a su vida y a su cuerpo. Pero.... y aquí vuelve al drama, un día le hunde el negocio a un pastelero y en compensación se convierte en su esclava.


Después de dos capítulos no quise seguir con esta serie. Miento, tras el primer capítulo ya no tenía ganas de continuarla pero quise darle una horita mas. Y lo único que hizo la serie fue derrumbarse un poquito más.


A pesar de que podría haberme sentido identificada con esta serie japonesa no fue así. Para empezar, no me gusta el tópico de que las gorditas son felices y revoloteadoras, como si fueran Campanilla (la de Peter Pan), porque es irreal. Tampoco me gusta ver como a una persona la tratan como basura por esos kilos. Además, Nobuko no se enfada por como la tratan, no comprende que es injustificable que el mundo la hiera por sus kilos. Luego, para alguien que quiere que la amen por sí misma, es incapaz de amar a nadie por su corazón. Para Nobuko las personas solo se miden por su peso. Es más, esto queda demostrado cuando el pastelero se vuelve gordo y ella no soporta ni la idea de besarle. Pero con el pastelero pasa también lo mismo, si eres gorda lo máximo que podrás hacer con él será trabajar en su pastelería, él solo quiere a la japonesa idónea, una barbie.


No soporté a los protagonistas, él era del estilo asquerosillo (el pastelero), ni con los ojos cerrados sabría tratar bien a una chica, y es incapaz de no llamar fea a la chica que le gusta -fea cuando era delgada, pero luego la ve gorda y ni siquiera comprende que es la misma chica. Les faltaban neuronas a los protagonistas. Luego, como tratan el tema de la alimentación, las dietas, es horrible y me parece hasta peligroso como venden el tema. ¿Qué más? Es una serie que según pasan los minutos más insufrible se vuelve.


Los actores principales, trabajaron juntos en Zettai kareshi (versión original de Absolute boyfriend), así que, si os gustan, en ese dorama podéis encontrarlos. A Aibu Saki la conocí en Buzzer beat como la villana.


(DORAMA JAPONES, 2013) (8 CAPÍTULOS):


Otra serie que me provocó enfado. Tenia muchísimas ganas de verla porque el protagonista es Yamamoto Yusuke y él es de mis actores japoneses favoritos. Además, ¿no me digáis que no es bonita esa portada?


A primera vista esta serie parece muy romántica. Pero luego, cuando te adentras en ella, ves que no. No. Y no. Solo vi un capítulo de esta serie porque quedé muy, muy decepcionada con el desarrollo de la trama, con la actuación de los personajes, y con todo en general. Que no os engañen, esta serie no es romántica, a no ser que se considere romántico besarse con mil personas por todo el temita irreal de despertar a las brujas. Ni que esto fuera la bella durmiente.


No me creo nada de la trama, ni como se inicia todo ni cómo debe seguir. Además, me da mucha mala leche ver a Yamamoto besarse con tantas chicas. Será porque Yamamoto me gusta mucho y me sale el lado posesivo pero ¡serán brujas todas las que se llevan un beso suyo! Y a todo esto, no me creía la historia, ni lo del intercambio de cuerpos ni lo de encontrar a los brujas mediante besos robados. No. No. Y no. ¿De dónde ha podido salir una trama tan tonta? Que no me es creíble. Punto.
Las actuaciones, sobreactuadas total. Pero total, ¿eh? Casi todo el peso del primer capítulo cae en Mariya y por hacerte creer que ahora ella es el chico se pasa un montón exagerando, miradla y veréis. No me gustó como actuaba. Luego, Yamamoto, entre que sale poco y lo poco que sale no luce nada... como dije una vez, Yamamoto Yusuke es un gran actor y lo suyo es bordar papeles de personajes entrañables y peculiares, cuanto más excéntrico su personaje mejor lo hace él, pero su personaje en esta serie es un típico adolescente, vamos, que no se luce.


(MINI-DORAMA JAPONES, 2008)







Otra serie sobre ídolos del pop. Y sobre gender bender. Pero en este caso son tres las chicas que han de transformarse en chicos. ¿La razón?


1) Quieren ser ídolos a toda costa. Y cuando digo a toda es a toda. Son capaces hasta de callar sobre un asesinato que semi presenciaron con tal de hacerse famosas a base de cancioncillas tontas.


2) Pillaron a la productora de una discografía metiéndose mano con su secretaria aspirante a modelo.


No sé a quién se le pudo ocurrir un argumento como este pero ni se me ocurriría seguir esta serie. Adiós tras el primer capítulo desastroso.


(DORAMA COREANO, 2013)


En cuanto vi que Song Jae Rim, mi príncipe dorado, salía en esta serie, me fui a verla. Y tras un capitulo y leer después muchas reseñas y ver directamente el final, dije NO. No me apunto a ver esta serie insufrible. Solo aguanté con ella el primer capítulo pero es que me pareció mala con ganas. Era como si los guionistas hubieran visto muchas series que tuvieron éxito y hubieran sumado todas esas ideas para formar su propia historia.


¿Que tenemos aquí?


1) Gender bender. La protagonista decide fingir ser un chico para entrar a trabajar en una manicurista masculina. ¿Por qué? Pues por la razón más acosadora del mundo mundial. Necesita escribir un libro que no sea una copia de Crepúsculo. Y se fija en un chico del que se enamora a primera vista y con el fin de convertirle en su protagonista le sigue en su trabajo, se las arregla para visitar su casa, etc. Esta chica tiene un problema enorme y no lo ve.


2) Gumihos. La protagonista está obsesionada con escribir sobre gumihos porque ella proviene de una familia sobrenatural (aunque no lo sabe). Es una gumiho y su compañero de vida anda por ahí. Y también el cazador.


3) Triangulo amoroso. Como no podía ser de otra forma, dos guapos coreanos se enamoran de ella. Y uno de ellos es el actor interpretado por Song Jae Rim (yes, my beautiful prince of The mermaid). Ella también se enamora de ambos. Y se los queda. Porque ella es así de chula. Una súper gumiho (ironía pura ¿eh?).
Vamos, esta serie es de lo peor con lo que me he cruzado. Serie infumable desde el primer minuto. Si ya desde que empieza se ve venir que es una serie mala con ganas pero esos tres niños bonitos del elenco hacen que una le dé una oportunidad. En menuda hora, ya.


El argumento, la trama, es solo un mix de muchas cosas que han tenido éxito en los últimos años. Horrible, de verdad.


Luego, la historia recae en Yeo Joo, como personaje es idiota perdida, intragable, vamos, la daba de bofetones como poco y como actriz me pareció malísima, me recordó a Keiko Kitagawa, actriz que me echa para atrás. Pues Park Gyu Ri es como su gemela pero en coreana. Es que me recordó en todo a Keiko. En la arrogancia, la soberbia, la bordería, en la cero empatía, en la incapacidad para transmitir nada, nada y nada. Y cuando la actriz principal es tan mala, seguir la serie es solo un desastre con creces. Me sabe mal por Song Jae Rim pero como ya me he enterado de que la protagonista se lo hace pasar muy, muy mal, al jugar con su personaje y con el personaje de Jun Ji Hoo, pues paso aún más.
[Cambio de look ¿eh? Pero el príncipe es siempre un príncipe]

SONG JAE RIM, I LOVE YOU.



(DORAMA TAIWANES, 2005) (15 CAPITULOS)


Esta serie tenía sus cosas buenas y sus cosas malas.


¿Las malas?


1) Que habiendo visto ya varias versiones de esta historia, Debe estar reinterpretada y reinventada muy bien. A no ser que te quiera dejar con la sensación de estar viendo otra vez lo mismo.


2) Ella Cheng es una de las peores actrices con las que me he cruzado y lo seguiré diciendo hasta que no me demuestre lo contrario. Es muy, muy, muy mala actriz.


3) El peso de la historia reside en Ella Cheng. Y con su talento nulo para actuar la historia es un desastre nulo.


4) Los secundarios no lo arreglan, aunque ellos sean el único punto bueno de la serie.


Cosas buenas:


1) Solo una: Wu Chun y Jiro Wang. Son los dos únicos que aportan algo a la historia. Son los únicos que interpretan bien. Y visualmente, los dos son interesantes, aunque aquí solo Wu Chun deja ver que él está muy bueno. No me gustan taiwaneses por lo general pero Wu Chun si me gusta. Jiro es mono pero aquí no está favorecido. Al menos sus interpretaciones son correctas.
En esta adaptación desaparecen todas las tramas secundarias. Pero eso no aligera la trama. Es más, no hay mas romance en esta adaptación que en las otras. Incluso podría decirse que es peor. ¿Por qué? Pues porque el personaje de Wu Chun convive durante muchos meses con el personaje de Ella Cheng y nunca la ve como mujer (y él sabe de la identidad de ella desde el primer capítulo). No hay ni amor, ni atracción, ni nada. Esta serie es una estafa. Ya está.

QUEDAOS CON ESTE VIDEO QUE ENAMORA.


Fue un autentico coñazo ver el primer capítulo y los siguientes cinco en modo rápido, así que imaginaos cuan mala es esta historia. La peor adaptación de Hana Kimi.



(DORAMA JAPONES, 2009) (11 CAPITULOS)


Esta serie la tenía apuntada por tres actores: mi amado Seto Koji, mi divertido Yamamoto Yusuke y el sensual Mukai Osamu (a este chico todo le sienta bien). Y también por Maki Horikita.


Esta serie va también a la lista de abandonadas porque vi los 8 primeros capítulos y pasé los siguientes episodios en modo rápido, o lo que es lo mismo, yéndome solo a las escenas que me interesaban.


Me quedé a cuadros tras ver esta serie. O es que no entiendo el humor de los japoneses y sus tramas más propias de anime o es que, ¡esto no tiene ni pies ni cabeza! Voto por todo ello, en realidad.


Serie mala, mala, mala, malísima. Al menos tiene momentos en que intenta mejorar y ser conmovedora con personajes como Sho, Masaru, Satoru, pero esos tres grandes actores no pueden salvar una serie donde hay más malas que buenas interpretaciones y donde el argumento y desarrollo no está puesto con racionalidad, lógica, etc. ¿A quién se le ocurrió esta historia, cual fue el guionista que se inventó una trama tan idiota como esta?


Os cuento, para pagar sus deudas, Chisato se casa con el presidente Ookura, un señor muy, muy rico, que quiere dejarle a esta señorita a sus hijos como herencia. Dicho señor ha sido un padre horrible para todos sus hijos. Es más, él es el padre biológico de Chisato, pero ella, claro, no lo sabe. Rebobinemos, Chisato se casa con el presidente Ookura. SI, EFECTIVAMENTE, Chisato SE CASA CON SU PROPIO PADRE. ¿Os parece pequeña la pesadilla? A mí me parece repugnante.


Ni siquiera debería haber terminado esta serie. Pero no quise hacerle un feo a Mukai Osamu, Yamamoto Yusuke, y Seto Koji, cuyos personajes e interpretaciones eran las únicas buenas de 11 horas y de toda la serie.
Me obligué a ver esta serie porque Seto Koji es mi actor favorito y yo le quiero un montón, y solo por eso, me dije "paciencia, tú puedes". Y al final, a duras penas, la vi. Pero al final tuve que recurrir al truquito del paso rápido en los episodios finales.


Y no solo fue porque la trama cojeara brutalmente, es que la actriz que debe sostener esta serie, la actriz principal, tiene la misma gracia que un besugo, sí, hablo de la famosa Maki Horikita, que podrá tener mucha fama pero siempre pone las mismas caras y la misma falta de emoción. O si no, mirad Hanazakari no kimitachi e y ya veréis a que me refiero. En Hana Kimi dije "vale, no está mal", pero al ver que aquí trataba de repetir lo mismo como si estuviera representando la misma historia, esta actriz se me vino definitivamente abajo. Nunca más me apuntaré a otro proyecto suyo (excepcionando el caso de Nobuta wo produce, que no me pierdo yo a Kame y a Yamapi por esta señorita).


No me gusta nada como actúa Maki Horikita. La chica es inexpresiva hasta decir basta, no pone emoción ni siquiera en su voz, nunca se llega a hacer con el papel, y nunca se para a pensar en la propia trama que está haciendo. Es mala actriz. Punto. Y odio como siempre va por ahí con la misma cara de besugo. Y como siempre se queda perpleja cuando un bombón la besa. Y odio su incapacidad para amar a cualquier con quién actúe, por dios, si la serie tiene romance, al menos finge que te enamoras un poquito, no. Pero no, Maki Horikita no sabe ni hacer eso así que, mientras varios chicos se enamoran de ella, ella se queda con cara de piedra y todavía dándole vueltas a los trastos mágicos que creó con el señor mayor con el que se casó.


Y esa es otra, su personaje es de lo peor, se casa con un anciano y nunca se para a preguntarle nada, ni sobre los hijos ni sobre porqué la ayuda, y... hay que admitirlo, es retorcido todo el tema. De solo pensar que su personaje se casaba con su propio padre, que se convertía en la esposa de quién había dado su semilla para traerla al mundo, me da asco. Básicamente, sí. Me entran ganas de salir corriendo. Y luego, este señor tenía muchos otros hijos, y el personaje de Maki no quería saber realmente nada de ellos. Se supone que Chisato debe unir a estos chicos perdidos, debe hacerles encontrar su propia luz, debe arreglar lo que el padre no supo armar, debe ganar el perdón del padre a través de su propio trabajo, debe hacerles sentir lo que es una auténtica familia, pero todo eso queda en una mera idea, porque Chisato solo está ahí bajo coacción.

¿SOLO ACTÚA CON MALAS ACTRICES? POBRE MUKAI OSAMU.
Los otros personajes, pues en general, no lo hacen tampoco bien - excepcionando a los tres personajes de mis tres lindos actores - y no llegan a transmitir gran cosa. Es más, sus interacciones no aportan nada y solo engrandecen el profundo aburrimiento de esta serie. Y todo el humor, todas esas escenas frikis, todo es excesivamente raro, como dice una amiga, es muy de anime, pero al verlo todo en carne y hueso no pega y es un ruina.


Solo Mukai Osamu, Yamamoto Yusuke, y Seto Koji hacen bien sus papeles y consiguen, que por unos minutos, la serie no sea digna de abandonar. ¿Qué quiero decir? Que merece la pena ver las escenas de estos tres, conocer a sus personajes, empaparse de la belleza de estos lindos chicos, encariñarse con ellos, como personajes y actores. Los tres hicieron un buen trabajo dando vida a sus personajes, sosteniéndoles y llevándoles por su vida ficticia. En serio, adoré a sus personajes, y los adoré aún más a ellos. PERO SOLO MERECE LA PENA VER SUS ESCENAS. Las otras es mejor saltárselas. Si estos tres actores os encantan, os animo a darle una oportunidad a esta serie, pero estáis bajo aviso, es mejor si Maki no os parece tan besugo como a mí.


El personaje de Mukai Osamu, Sho me pareció el más maduro de todos, el más sensual, el más, en cierto modo, atrayente, era el más hombre de todos, porque su personaje había vivido algo que pasa mucho pero que en pocas series se recoge, es un padre adolescente, y es un padre que tropieza y que no sabe bien cómo dar lo mejor de sí, pero se esfuerza por hacerlo, por entregarle a su hijo un futuro y cuando ve la oportunidad de volver a tener hermanos no lo duda y con la excusa de la herencia vuelve a involucrarse en esa familia que le dio la espalda, porque en el fondo, sabe que esos niños están tan perdidos como él, y son su esperanza. Y no hay más que mirarle para querer besarle, es sensual hasta decir basta.


Luego, Yamamoto Yusuke, Masaru, interpreta a un chico con gran fama debido a que es un top model pero no es el corriente top model, es uno que tiene mucha pluma y que no soporta ser tocado por una chica, las tiene pánico debido a cierto rechazo que sufrió en su pasado. El personaje de Yamamoto está herido en su orgullo y autoestima, y no sabe cómo encontrar la cura a sus pánicos. No ha sido el mejor personaje de Yamamoto peor lo hizo bien el encanto.


Y luego está Seto Koji, Satoru, a quien habría abrazado mil veces, por su personaje en sí y por ser Seto Koji. Porque yo adoro a Seto Koji, porque este chico me tiene enamorada. Y su personaje se ganó mi corazón desde el primer instante, podrán decir que era un borde pero yo no le vi así, era solo un niño al que habían roto su inocencia. Los padres de - le habían traicionado y le habían dejado sin futuro, habían cogido su don para la magia y lo habían robado, y nunca mejor dicho. El personaje de Seto Koji era uno de los más heridos, tanto que llevaba un año recluido en su propia habitación. Y sinceramente, él se deja encandilar por el personaje de Maki, y resulta creíble, pero es que Seto es capaz de hacerte creer cualquier cosa. Este chico tiene un don enorme en la palma de sus manos y con este personaje suyo me provocó una enorme ternura.


Depende de lo que estéis buscando os gustará o no la serie, pero yo creo que, todas las ideas que quería lanzar, las deja colgadas del aire, sin llegar a crear nada a derechas. Llevada por mi adoración a mis tres lindos y grandes actores, no quise abandonarla. Pero si los personajes principales no os flipan o las tramas random y más propias de anime no os gustan, pasad de este dorama.


(MINI-DORAMA COREA-CHINA, 2014)







Pensaba que este mini-dorama sería al estilo de Exo next door. Pero nada que ver. Para la desgracia de Got7 y de aquellos que se crucen con Dream knight con las mismas ideas u expectativas que yo.


De doce capítulos cortos vi los 5 primeros y después renuncié a seguir esta serie pero mentiría si dejara que alguna vez Dream knight me atrapó. En ningún capitulo sentí nada, nunca tuve sensación de enganche. Solo era otra serie malosa. Pero tenía la esperanza de que al avanzar mejorara, y la verdad es que no.

Esta historia mezcla temas crueles (acoso escolar, enfermedades degenerativas, muertes de familiares) con un tema de fantasía, peluches que por una lágrima son convertidos en chicos de carne y hueso, y es así como los cuatro peluches se convierten en algunos integrantes de Got7, y es así como se convierten en sus caballeros. Y menudos caballeros, no tienen ni idea de cómo no meter la pata una y otra vez, pero la protagonista también se las trae, es una imbécil y una niñata. Tras cinco capítulos adiós a la serie, mejor se la dejo a las fans de Got7.






(MINI-DORAMA COREA-CHINA, 2015)
Quería conocer a Lee Minho. En la actualidad es el rey del cine y la televisión en Corea. O así lo parece. Su última interpretación fue para la red social Line (Line en Corea hace bastante mini-doramas), y fue una co-producción con china. De ahí que el titulo de este mini dorama de tres capítulos sea Line romance.


Todo el mundo pone por las nubes a este actor, así que, ¿por qué no probarle con su último estreno romántico? Pues bien, fue tal el desastre que solo vi un capitulo y medio. No quise castigarme y lo dejé ahí.


Lo primero que me desagradó fue él, o su personaje, no sé cómo decirlo. Digamos que Lee Minho se interpreta a sí mismo (o finge que lo hace, las fans sabrán), pero no es su lado bueno. Es la visión de una súper estrella que va con arrogancia y bordería por el mundo. Punto. Su personaje no me gustó nada. Y eso mismo hizo que no pudiera creerme lo que ocurrió a continuación, como conoció a la chica y como inició algo con ella.
Loa guionistas no pensaron mucho la serie. Se ve que dijeron: 'es corta, nadie se dará cuenta de que esto no se puede sostener'. ¿Como una súper estrella que reniega del amor y que está hasta las narices de las fans -hablo del personaje, eh- se va a enamorar de la primera mujer china que no puede ni hablar su idioma ni reconocerle? La idea de un amor a primera vista es difícil de creer y en este caso súper imposible. Luego, ciertas imprudencias que Minho comete, como enviar a una desconocida su última composición. Podría plagiarle, robarle su canción, vender exclusivas sobre ella, en serio, nadie en su sano juicio, siendo una súper estrella, enviaría una canción a una desconocida, y menos sin haberla registrado.


Me pareció una historia boba y por muy corta que fuera no quería seguir con ella.


¡Hasta pronto!


Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D