Translate

15 de junio de 2015

Reseñando Sunny - Sseoni, Finding Mr. Destiny, Petty romance, Wonderful radio /



Os voy a hablar de cuatro películas, todas ellas coreanas, y no muy viajas, todas son 2010 hacia adelante. Dos cumplen el mínimo, tienen algo, y os las recomiendo. No repetiría dos veces con ellas pero son bonitas, emotivas y entretenidas, Sunny y Finding Mr. Destiny, son esas. Las otras dos ni siquiera sé como fui capaz de terminarlas, no valían un duro, y fue un suplicio terminarlas, esas son Petty romance y Wonderful radio.


(PELICULA COREANA, 2011):


5/10

Sunny es una de esas películas que son de oro para los coreanos. Supongo que porque a cierta generación, esta película podrá traerles recuerdos, les hará remontarse con melancolía y coraje a esa adolescencia lejos de ser idílica pero suya. La verdad es que me pareció una película peculiar, cuyo mensaje me emocionó mucho. Os lo digo: cuando terminéis de verla, saldréis corriendo a abrazar a vuestras madres. Esta es una película de mujeres, y con eso no digo que los hombres no puedan disfrutarla ¿eh? Pero ellos son un puntito negro en estas dos horas de película. Las mujeres al poder. Mujeres valientes, sabias, poderosas, que con los años, han perdido miedos pero se han cortado las alas. Y ya es hora de que todas miren al pasado y aplaudan a las niñas que fueron. Y también es hora de que vuelvan a soñar, de que abran los ojos y vean que ellas no solo son: madres, esposas, abuelas, trabajadoras, son personas, son las protagonistas de sus vidas y como tal, merecen amarse más de lo que en todos estos años lo han hecho.


¿No habéis pensado nunca que vuestras madres se olvidan de sí mismas en pos de estar siempre ahí para los demás, de ser el pilar que os mantenga vivos? Yo no tengo palabras para expresar lo que significa mi madre en mi vida, pero ella lo es todo y lo hace y lo da todo por mí. Y mientras mas veía esta película, mas quería aplaudirla. Porque en cierto modo, la vi reflejada en ella. Y habría querido sentarla a mi lado, para que, con Sunny, comprendiera que no está mal sentir melancolía por la niña que fue pero sobre todo, que ser la protagonista de su vida no es incorrecto. ¿Cuántas madres se han olvidado de soñar por ofrecerles una vida de ensueño a otras personas? Pues estas mujeres se merecen el mayor aplauso de todos, se merecen la vida y se merecen vivirla con ilusión y esperanza, con sueños.


Vivid madres nuestras, no os vamos a querer menos por ello. Con veros felices, sabremos que estáis en el camino correcto. En serio, terminé de ver la película con todas estas idean revoloteándome en la cabeza y con las ganas locas de bajar corriendo las escaleras para abrazarla muy fuerte.
Ya solo por eso tan imprescindible e inolvidable (así lo sentiréis cuando os hagáis participes de este mensaje al ver Sunny) merece la pena ver la película. Por esa esencia.


La trama en si es de lo mas normalita, en mi caso, me pareció muy peculiar porque muestra una adolescencia muy cañera, será que en Seúl las cosas antes eran así. Pero la película está bien llevada y es entretenida. En su mayoría, el pasado le gana en escenas al presente. Son dos horas de película y la verdad es que me gustó más las escenas del pasado, no en si por la trama sino por las interpretaciones de las jóvenes actrices. El elenco juvenil es muy bueno, formaron un gran equipo, mucho mejor congeniado que con las mujeres del futuro.

 


De esta película, un poquito triste, un poquito amarga, llena de vida y de esperanza, me hizo gracia la historia de amor no correspondida de la pequeña Nami. Bueno, no me gustó que no la correspondiera (Kim Si Hoo le interpretaba), pero la escena de la pecera fue preciosa, y fue tan real que me hizo suspirar. En sí, la historia de Nami, en general, es digna de ver. Nami y todas sus chicas. Nami y sus ganas de volar. Nami y su adaptación del pueblo a Seúl. Nami y la adrenalina de ser joven. Nami y mil sueños. Y en el presente, tenemos a una Nami irreconocible pero que en su búsqueda de sus antiguas amigas, se reencuentra consigo misma y con todas las niñas que fueron. Es preciosa la escena en la que la Nami adulta abraza a la Nami niña. Entre las amigas, entre las Sunny niñas, destaca nuestra Nami interpretada por Shim Eun Kyung, y la líder del grupo, la valiente y protectora e incondicional líder, interpretada por Kang So Ra.


Kang So Ra es la actriz protagonista del actual drama de las hermanas Hong -guionistas muy populares en Corea del Sur-, Warm and cozy, dorama que apunto en mi lista. Eso sí, de esta película a ese dorama la actriz ni siquiera se ve como ella misma. A Shim Eun Kyung, me la apunto si o si, esta actriz me ha fascinado un montón. Ha sido impresionante. En serio. Un diez por su interpretación. Ahora tengo dos razones para ver el Nodame cantabile - Tomorrow cantabile- coreano, Joo Won y ella. En Sunny, Shim Eun Kyung hace una interpretación soberbia, y ha sido una niña tan adorable que también habría querido abrazarla un montón.


(PELICULA COREANA, 2010):



A esta película le tenía MUCHISIMAS ganas. Pero muchísimas ¿eh? Esa sinopsis, esa portada, todo me atraía en ella. Esos coreanos en la India. También. Y encima, ¡poder conocer al afamado actor de Coffee prince! Todo pintaba realmente bien.


4/10

Por eso quizás me dio un bajón después de verla. Porque me gustó y entretuvo pero no fue para tirar fuegos artificiales. No es una gran imprescindible. Tiene su lado bonito y merece un montón ver esta película por conocer a sus dos carismáticos actores. Pero no es una maravilla. Quizás es porque yo iba con un millón de expectativas y porque tenía unas ideas preconcebidas sobre ella, por ejemplo, ese road trip por la India que apenas tuvo lugar y ese romanticismo al que apenas se le sacó punta. Vamos, la vi flojita la película. Con eso no quiero desanimaros y que os neguéis a verla, para nada, yo la recomiendo, pero os gustará mas si vais sin grandes ideas.


Es entretenida, no me costó verla o seguirla. Nunca tuve el impulso de dejarla ¿eh? Y me alegro de haberla visto. Tiene su lado bonito. Su toque soñador y optimista. Pero no es la clásica película romántica al uso.


La trama es peculiar ¿eh? La protagonista es Seo Ji Woo. Ella es directora de teatro. Su novio quiere casarse con ella pero Ji Woo le da la patada con la excusa de un antiguo amor al que no puede olvidar. Esto es una interpretación mía ¿eh? Pero yo creo que Ji Woo no echaba de menos a su primer amor (a pesar de los sensuales flash back al lado de él caminando por la India -el beso, dios mío, yo quiero uno igual-), lo que echaba era la libertad y el mundo encantado que le ofrecía la India. ¿Y cómo damos con nuestro protagonista masculino, el rígido, miedoso y muy mono Han Gi Joon? Pues gracias al padre militar de Ji Woo, que tratando de encontrar al primer amor de su hija (quiere casarla YA) contrata a este chico para que persigan al destino.



La trama estuvo chula. El desarrollo de la película también. La escena de la cabaña fue increíble, lo mismo que el beso de película del final, o el momento idol de la protagonista y todos los exóticos flash backs de la India

Y me gustó reencontrarme con Lee Chung Ah (la conocí en My tutor friend 2, no me gustó) y Jang Young Nam (La conocí como la madre increible en A werewolf boy, me gustó mucho), a las que ya conocía. Pero lo mejor fue esos dos actores, ella, Im Soo Jung, interpretando a una protagonista menos atípica pero hermosa y Gong Yoo, sexy a rabiar, interpretando el doble papel (y digo doble porque interpreta dos personajes, el primer amor y el chico de la agencia Mr. Destiny), el muy varonil primer amor y el prudente Gi Joon. Noté mas química entre Gong Yoo y Im Soo Jung en las escenas de los flash backs de la India, porque su nueva historia juntos no tiene toque romántico.


Queda claro que no fue la película romántica que prometían, que de road trip poco, que me quedé con las ganas de que el prudente Gi Joon y la adicta al trabajo Ji Woo se lanzaran al vacio en busca del destino por la India. Esperaba que en ese viaje exótico ambos se descubrieran, se enamoraran, y con el contacto de los hindús, se llevaran una lección de vida. Pero como no hubo un viaje por la India entre ambos todo eso quedó en un sueño, en la expectativa de lo que yo creía que sería esta película y que no fue.
LOS BESOS DE GONG YOO, BESOS QUE YO QUIERO PARA MÍ.


(PELICULA COREANA, 2010):

  
A Petty romance le tenía muchas ganas. En reseñas yo había leído que era una peli divertida, romántica y audaz. Pero nada que ver. Fue un rollo total. Dos horas de película sin sustancia alguna.


0/10


Los protagonistas son Bae y Ram, Bae es un ilustrador-dibujante de comics que está a punto de renunciar a su sueño cuando llega ante él un suculento concurso. Pero necesita a una guionista, y esa es Ram. Ram hace de todo un poco, no es escritora al uso pero lo mismo te escribe un thriller que hace divertidos e irónicos artículos femeninos (por dichos artículos la echaron de su último trabajo).


La trama, tenia buena pinta. Comic erótico y dos personas muy opuestas, que al convivir, explorarían la sensualidad y caerían en las redes del amor. ¿Jugoso, no? Pues la película no es nada de todo eso. Lo único sexual y atrevido que tiene son escenas del hermano de la protagonista, pero eso, ¿que nos importa? (Además de enseñarnos lo bien que hace el chico ciertas acrobacias en la ducha). Tiene momentos muy bastos, y lo mismo pasa con el comic. No la vi como una película que puedan disfrutar las chicas romanticonas. Porque esta película es bruta, aburrida, y cero romántica. Además, no fue nada de lo que habían vendido y volvemos a tener a dos protagonistas que no se soportan (ojo con la escena del café), ella es una lunática y él un chico traumado. Y entre los dos, no hay ni un dos % de química.


Lo único que me pareció resaltable de la película fue como entrelazan el mundo ilustrativo con la ficción real. Y los actores, Lee Sun Gyun, y Choi Kang Hee, a los que espero poder ver un papel que sea bueno, porque con este me dejaron una mala impresión.


(PELICULA COREANA, 2012):




0/10

¿Habéis visto esa portada tan mona? ¿La locutora con sus cascos de música? ¿Habéis leído la premisa de esta historia?


Trata de una locutora de radio, la DJ Jin Ah. En el pasado fue una idol, pero por proteger a una amiga dejó ese aspecto de su vida atrás. Todavía añora sus años dorados y trata de ser una buena locutora, que en la actualidad se ve desafiada por el PD Jae Ik.


La primera mitad de la película es entretenida y emotiva, pero según avanza la película, la historia descarrila. La idea principal se pierde y se vuelve una película aburrida, dramática, absurda y sin mensaje. Fue una gran decepción como involucionó todo.


En la primera mitad, las historias de los oyentes enriquecían esta película, el ver como una determinada canción puede aliviar un corazón roto o llevarte a un momento del pasado irrepetible. Pero después, plagio, malentendidos, luchas por la fama y el poder, etc, etc, todo eso derrumbó una película que podría haber sido al menos un poquito decente.
Y decir que esto tiene amor... por dios, ¿qué es eso? La DJ y el PD (su nuevo jefe) tontean un poco, estaban entre el desafío y la coquetería pero a la mitad de la película él duda de ella (todo el mundo lo hace, vaya pena me dio la DJ) y a la DJ le toca arrastrar la película solita. Todo se cayó en picado.



Lo único bueno que saqué de esta película fue su actriz protagonista, Lee Min Jung, y por eso me fui a ver Cyrano agency movie, otro error aun peor que este (de esa no os he hablado porque la abandoné, era asquerosa -y pensar que en esa burda historia sin alma he conocido a Park Shin Hye-). Si veis anunciada Cyrano agency alejaos, otras películas os esperan. ¿Debo perder la esperanza de encontrar algo que esté a la altura de Lee Min Jung?


Si os cruzáis con Wonderful radio, alejaos.


Mejor volved a las dos primeras películas de las que os he hablado en esta entrada, porque ya sabéis, los minutos nunca vuelven.


Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D