Translate

2 de octubre de 2012

ENCRUCIJADA DE HOLLIE DESCHANEL.

HOLLIE DESCHANEL


ENCRUCIJADA DE HOLLIE DESCHANEL.


© 2011, A. G. M.


Encrucijada, nº 2 de la saga Mascarada de Hollie Deschanel. Primera versión.


Podéis poneros en contacto con la autora en este email: dannagatica@gmail.com

PROTAGONISTA: Davinia [Vinne].

SECUNDARIOS: Christian. Marina. Marcos. Ruth. Fran. Adrian. Nico. Kyle. Blai. Stefano. Padres de Davinia. Ana. Victor. Alejandro. Noelia. Helena. Ángel. Serena. Guillem.


Mi Opinión:

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?

Yo hoy os traigo la crítica de Encrucijada, la segunda parte de la serie Mascarada, de Hollie Deschanel.
 

 

Pues bien, como me sucedió con Mascarada, no he tardado más de ocho horas en leerme esta novela, ocho horas ansiosas, adictivas, intrigantes, con el corazón en un puño, con la sonrisa a flor de piel, y con las lágrimas en los ojos.

Ocho horas en las que he pasado de sonreír enormemente, de sentirme muy amada, a sentirme tremendamente desolada. Ocho horas en las que he pasado de sentirme aturdida a sentirme rendida, rendida a los pies de la magia de Hollie Deschanel, de su pureza, de su intensidad, de la profundidad de sus emociones, de sus letras, que están más que vivas, de su dolor, que se me ha metido bajo la piel, de su amor por la música, que me ha derretido los huesos.

En esta novela, Hollie Deschanel ha conseguido lo que no consiguió en Mascarada, que me enamorara de Christian, y que deseara que finalmente, él fuera el elegido. Y ahora que he terminado la novela, lo deseo con muchísimas más ganas que antes. Porque ahora si creo que Christian se ha convertido en alguien digno de Davinia - Vinne.

Esta segunda parte es muchísimo mejor que la primera, y por supuesto, a mí me ha gustado más. En esta novela ha habido una evolución enorme, en los personajes, en el desarrollo de la historia, en la tormenta emocional.


Encrucijada es una novela que está más teñida de dulzura, aunque no esté exenta de su merecida pizca de dolor, pero está también construida con fuertes capas de deseo, amor imposible, y sueños que se escapan de las manos.


Encrucijada es una novela increíble, que a mí ha vuelto a robarme el aliento, el corazón. Encrucijada es una novela que me ha dejado sin palabras, que se ha hecho por completo con mi atención. Su lectura me ha resultado adictiva, dolorosa, esperanzadora, y emocionante. Ha sido una tormenta cálida que me ha hecho bailar, llorar, y amar locamente.


Encrucijada es una segunda parte increíble, que no me ha decepcionado en casi nada, y que me ha hecho vivir ciertas cosas que me han afectado bastante. Cosas muy importantes.


Esta novela está escrita con dolor, con tristeza, con rabia, con melancolía, pero también está escrita con pasión, con alegría, con amor, con dulzura, con ternura, con fe. Es una novela redentora.

Es una novela muy humana, donde todos y cada uno de los personajes crecen con el paso de las páginas, donde la escritura de Hollie Deschanel brilla cada vez con más fuerza.


Encrucijada es una novela con un algo audaz, rompedor, pues se atreve a desnudar cada emoción, cada acto, cada sentimiento, cada integrante de esta apasionada y desgarradora, pura y bella novela.


Encrucijada nos habla de ser valientes, de enfrentarnos a nuestros miedos, a nuestras pesadillas, a nuestros demonios y hacerlos pedazos.

Encrucijada nos habla de ser sinceros, de abrirse a otra persona, de entregar una parte de nosotros mismos que no sabíamos que existía.

Encrucijada nos habla de lo difícil que es a veces hacer lo que nos pide nuestro corazón, y no lo que nos pide el corazón de otros. Encrucijada nos habla de esa feroz lucha que es elegir entre cumplir los sueños de otra persona y los tuyos propios.

Encrucijada nos habla de ser humanos, de vivir, de experimentar, de cometer errores, de lastimar a los demás, de hacernos daño a nosotros mismos, de buscar las respuestas a todas nuestras respuestas.

Encrucijada nos habla de aprender a hacer felices a los demás, de entregarnos al otro con dulzura, de llevar una relación con cordura, sencillez y ternura, de descubrir la diferencia entre un pequeño, y un gran amor.

Encrucijada nos habla de encontrarnos a nosotros mismos, de descubrir nuestro rostro bajo el filo de tantas mascaras.

Encrucijada nos habla de tomar decisiones importantes, de afrontar la vida, de ser adultos, de ganarnos el respeto, el amor, y la devoción de los demás.

Encrucijada nos habla de la infancia, de las emociones más humanas, de los recuerdos más dulces y de los más amargos.

Encrucijada nos habla de las relaciones entre padres e hijos, de las relaciones entre hermanos, de las relaciones entre amigos, de las relaciones de pareja.

En definitiva, Encrucijada nos habla del amor y del desamor, del aliento, y el desaliento, de la fe, y la tristeza, de perder y volver a encontrar nuestros sueños.


Encrucijada es una novela escrita con maestría, que posee numerosos matices que la hacen única, que está hilada majestuosamente bien, que está narrada con sencillez y belleza, con una tierna profundidad que toca el corazón.

Encrucijada es una novela que esconde numerosos secretos, tal y como prometía, pero que desvela muchos de ellos. Eso sin contar con los nuevos giros argumentales, con las sorpresas que llenan todas y cada una de sus páginas.


Encrucijada es una novela profunda, sincera, apasionada, sensual, audaz, rompedora, soñadora, magnética, peligrosa, misteriosa, intensa, luminosa.

Encrucijada es una tormenta de fuego y miel, es una novela que echa chispas, que nos quema el corazón. Es una novela que nos lleva a sentirlo todo, a vivirlo todo.

Encrucijada es una novela que resulta imposible que no se cuele un poquito bajo la piel, que no deje su huella, feroz, intensa, dramática, melancólica, demoledora, amorosa, en nosotros mismos.


Respecto al desarrollo de esta segunda parte…


* Por un lado, tenemos a Davinia – Vinne con Nicolás, con su guitarrista, con su chico de Masquerade. Llevan un mes saliendo juntos y su relación es preciosa, intensa, prometedora. Verles juntos me ha suspirar encantada, porque si, porque esta vez si era lo correcto. En esta etapa ha sido delicioso verles como pareja. Ambos han luchado muchísimo por sus sueños, y por estar con el otro. Él la ama con locura y ella trata de quererle con la misma intensidad.

Ahí está la clave, trata. No puede. Pues su corazón le pertenece a Christian. Sí, a Christian, ese chico difícil, complejo, celoso, posesivo, y hasta ahora infiel, que ha hecho poco por merecerla (hasta donde sabemos), pero que se ha colado bajo su piel como el dulce veneno de una cobra. Davinia - Vinne no puede olvidarle, ni por toda la dulzura, la sensualidad y la química que pueda compartir con Nico. Pero lo intenta. Lo intenta ferozmente. Lucha cada día por sacarse el recuerdo, el amor, y el deseo de Christian. Lo intenta cada día, y eso es lo que importa, no si al final del día ha ganado o ha perdido esa batalla.


* Por otro lado, tenemos a Christian, que ha vuelto a Londres, la ciudad donde nació, la ciudad donde se le rompió el corazón, la ciudad donde se forjó el fuego que esconde en su alma.

Lo mejor de viajar a Londres con Christian ha sido descubrir a su dulce, encantadora y maravillosa hermana Helena, una auténtica joya.

Christian se ha alejado de Davinia - Vinne, tratando de extirparla de su pecho, tratando de dejarla libre. Sí, esta vez no quiere atarla a él con cadenas tortuosas. Quiere que ella sea feliz. Y es ahí donde más fuerte comienza a brillar su amor por ella.

Bueno, tampoco os equivoquéis, Christian quiere a Davinia – Vinne, sí, pero su costumbre por las putas de lujo… pues eso, sigue siendo una costumbre. Esto es lo único que me ha dado asco de él en esta novela, y lo digo en serio.


** Después la novela toma otro giro argumental, y es cuando comienza la encrucijada, cuando la tormenta se alza ante nuestros ojos.

Christian vuelve a casa, a Madrid, y aunque trata de tratarla de forma profesional, no puede evitar permanecer impasible ante Davinia – Vinne

Davinia – Vinne se encuentra con el agudo filo de la mirada de Christian y todo se desborda dentro de ella, su amor, sus deseos, sus sueños…


Esta segunda parte de la novela es mi favorita, pues es… más que increíble.

En ella vemos a una Davinia - Vinne más vulnerable, más fuerte, más enfrentada a si misma, más enamorada de Christian que nunca.

En ella vemos a un Christian que no conocíamos. Al fin se nos desvela quien es este hombre, su pasado, sus secretos, sus sueños, sus miedos, y sobre todo, su loco amor por Davinia, pues no hay nada que él más ansié en el mundo que estar con ella. Christian desea con todo su corazón ser la persona que pueda hacerla feliz, desea estar con ella para siempre, desea enterrarse ardientemente en su cuerpo, desea abrazarla con dulzura, desea tener hijos con ella, desea contarle quien es y cuanto la ama, y cuanto muere cada minuto que no está con ella.

Y… debo admitir que me he quedado conmocionada, emocionada, con su pasado. ¿Quién se podía haber imaginado que Christian hubiera sufrido tanto? Me ha hecho sentir unas ganas locas de abrazarle para siempre.

En esta segunda parte viven momentos tiernos, cautelosos, ardientes, descontrolados, vulnerables, dulces, secretos, maravillosos.

Esa relación tormentosa ya no existe entre ellos, y lo que queda es un abanico lleno de dulces posibilidades.


Adoro cada dulce minuto que pasan juntos, cada instante en que se miran a los ojos y ven lo que el otro esconde ante el mundo, adoro como dejan caer las máscaras, y se hablan desde la sinceridad, desde la humildad, desde la madurez. Adoro esos momentos desnudos, puros, mágicos, intensos, que me han hecho amarlos a ambos con infinita intensidad, que me han hecho desear que acaben juntos, que si, que esta vez puedan encontrar su oportunidad.


En esta segunda novela no podrá ser… ¿pero volverá a juntarlos en la tercera parte? Estoy segura de que sí, yo por mi parte lo deseo con desesperación.


Respecto al resto de personajes, todos tienen su propio crecimiento personal en esta novela, todos maduran, aprenden o retroceden, todos reciben lecciones que les hacen ser más felices, o más tristes, pero que en cierto sentido, les hace integrarse más con la feroz dinámica de la vida.

La relación de Christian con Helena y con Alejandro evoluciona enormemente, y lo mismo se puede decir de la relación de Davinia – Vinne con todos sus amigos. Esa ternura, esa unión más fuerte, más hermosa, más leal, más intensa, me ha hecho sentir feliz, me ha hecho sentir recompensada. Me ha alegrado ver como ambos se acercaban a esas personas que tanto les importaban y arreglando sus diferencias, juntaban de una vez por todas sus corazones, aunque eso sí… Davinia – Vinne no se haya atrevido aún a dejar caer todas sus máscaras.

En cambio, la relación de Davinia – Vinne con su familia… con su padre es inexistente, con su hermana es tormentosa y termina por romperse en esta novela, y con su madre… Al principio se vuelven a sentir más unidas, después todo se rompe y Davinia – Vinne se emancipa de casa al cumplir los dieciocho, pero… al final su relación con su madre, con un poquito de distancia, a la vez que de tiempo y dedicación se vuelve a recomponer.


Respecto al resto de personajes, todos maduran muchísimo como ya he dicho. Y me he enamorado más si cabe de Marcos, Adrian, Alejandro, Nico, Blai, y Kyle. También he llegado a adorar enormemente a Helena. Eso sin contar, que Marina me ha provocado una gran ternura, que Ruth al principio me ha encantado, aunque me ha decepcionado con sus últimas decisiones, que Stefan me ha sorprendido mucho, y que la pena y el dolor de Fran me han hecho sentir realmente triste. Igual que el de Nico. Odio que a mi Nico haya tenido que rompérsele el corazón en tantos, tantos pedazos, no se lo merecía, y deseo con locura que su corazón encuentre a esa mujer capaz de volverle loco, y de enseñarle que todavía no sabe lo que es el verdadero amor ;).


Como no quiero desvelaros nada más de esta novela, no puedo decir más, pero que sepáis, que Encrucijada me ha encantado.


Respecto a Hollie Deschanel… Con esta novela ha atrapado aún más mi corazón, me ha hecho una adicta a sus letras, a su manera de contar las cosas.

Hollie Deschanel me parece una diosa, sensual, romántica, magnética, soñadora, intensa, pacífica, arrolladora, profunda, maravillosa. Tiene muchísimo potencial para la novela romántica, mi género favorito en el mundo entero, y me encantaría descubrirla también en ese género, porque con esta trilogía me está demostrando que potencial tiene, y mucho.

Hollie Deschanel tiene magia, una magia tan fuerte que me ha resultado imposible no enamorarse de sus letras, no enamorarse de sus personajes, no enamorarme de la manera que tiene de expresarse y de la intensa forma que tiene de hacerme sentir, aunque eso sí, espero reencontrarla en historias más soñadoras, románticas y felices.

Además, debo añadir, que las canciones que compone Hollie Deschanel son rompedoras, maravillosas, letras que desde ya deberían ser canciones, letras que no he podido evitar oír resonando en mi pecho con la tierna y estremecedora voz de Davinia – Vinne, acompañada de… Sí, lo voy a decir, acompañada de Christian, mi Christian.


Para finalizar, debo animaros a perderos entre las letras de Hollie Deschanel, una mujer interesante, sorprendente, maravillosa, que conseguirá dejaros el corazón marcado, arañado por su dulzura, su emotividad, su fiera pasión.

¿Os atrevéis a sumergiros en esta dulce tormenta, en Encrucijada? Yo espero que sí.


Por mi parte, estoy tremendamente impaciente por devorar Deslumbrada, novela que espero que calme todo el dolor de mi corazón, y que sí, que me deslumbre con su dulzura, con su sensualidad, y con su alegría. Estoy deseando probar a Christian y Davinia – Vinne, esta vez, juntos para siempre. ¿Se cumplirá este deseo? Rezo porque si. ;P.


PD. Como curiosidad, añadir que la novela incluye una cita de One Tree Hill, y que está ambientada en Madrid :).


¡Un beso enorme a todos!


Mire – Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D