Translate

11 de marzo de 2014

Shattered Soul de Jennifer Snyder.

¡Buenas noches a todos queridos lectores! ¿Cómo estáis?
 
Yo tengo muchas ganas de embarcarme en nuevas lecturas pero primero quiero traeros todas esas reseñas que tengo pendientes.


Empiezo ya con la de hoy :).


SHATTERED SOUL DE JENNIFER SNYDER:



 
Desde que vi esta novela quise conocer la historia de Seth, un joven drogadicto cuya vida es un infierno. Empecé a leer su historia con la esperanza de que su vida pudiera tomar otro rumbo, de que pudiera encontrar una vida donde no fuera esclavo de las drogas, y en donde no estuviera nunca más rodeado de tanta oscuridad y miseria e infelicidad. Pero no fue así, Seth no encontró esa otra vida que tanto se merecía. Solo conoció tristeza, oscuridad y desolación.
Las drogas han gobernado la vida de Seth y de todas las personas que conoce. En el caso de Seth, es completamente comprensible. El padre de Seth era traficante de drogas, además de drogadicto, hasta que les abandonó. Su madre desde entonces es alcohólica y cada dólar que gana, lo destina a comprar alcohol. Su hermano mayor vende drogas, y obliga a Seth a ir con él, a hacer pequeñas ventas, y a drogarse, y si se niega, si a Seth se le ocurre rebelarse o defenderse, su hermano le destroza a patadas. Así que, ¿cómo no iba a buscar Seth algo que le aislara de su vida?

Así que, es cierto lo que nos plantea la sinopsis de esta novela. La vida de Seth es un infierno, y la tristeza ahoga su buen corazón, pero el día que conoce a Ali, Seth descubre una razón para dejar las drogas, para querer huir de esa vida: el amor.
Seth jamás ha conocido lo que es el amor y ese ha sido siempre su anhelo más profundo y cuando conoce a Ali, descubre que el amor puede ser suficiente para ser feliz, que no necesita una droga para aislarse del mundo y encontrar un falso consuelo. Ese amor es una luz, una chispa que enciende la esperanza en el corazón de Seth.
Pero Ali no es la persona que Seth creía, es más, desde la primera cita, Ali da muestras de querer algo más de Seth, drogas que endurezcan su corazón y la hagan olvidar el mundo. Ali no fue la cura de Seth, fue la persona que terminó de destruir su corazón.

Seth me gustó mucho, me despertó una gran ternura, y su final, me parece tremendamente injusto. Seth se merecía muchas cosas que no tuvo. Un hogar, unos padres que le quisieran, un hermano que le protegiera. Una vida diferente. Y muchos abrazos. Y grandes dosis de cariño. Y alguien que le enseñara que las drogas eran completamente innecesarias en su vida.

Seth tiene un buen corazón. Y no se merece esa vida, ni sufrir una enfermedad tan cruel y destructiva como es la de la drogadicción. Pero no solo él está inmerso en esta enfermedad. Ali, la chica de la que Seth está enamorado, es una joven que puede permitirse muchos lujos y caprichos, que cuenta con dos padres con trabajos estables y bien pagados pero que jamás le dedican un minuto de su tiempo. Ali jamás ha pasado hambre, a diferencia de Seth, pero es vida de lujos y de cero afectos, también la hacen infeliz, y la llevan a buscar un falso olvido, y de ahí su búsqueda de drogas.

Shattered soul es una novela dolorosa, de esas que según vas pasando las páginas, más te van encogiendo el corazón. No hay esperanza entre sus páginas, solo una oscuridad que tiñe todas las vidas de los personajes. Esta novela es un fiel reflejo del mundo de las drogas, y de esta enfermedad, la drogadicción.
 
No esperéis encontrar entre sus páginas una edulcorada historia. Eso fue lo primero que me sorprendió. Shattered soul es una novela muy realista, narrada con crudeza y mucha naturalidad, y envuelta en grandes sombras. Pero no solo en lo que concierne a la vida de Seth. Si, Seth es el protagonista, es la voz que nos envuelve y nos va contando esta trágica historia, pero también hay muchas otras vidas, las de aquellas personas que van condicionando la vida de Seth, y que van destruyendo el alma de este joven, a la vez que van esclavizando sus propias almas a una enfermedad dolorosa, que jamás trae consuelo, y que solo es un mal mayor. Esta enfermedad, la drogadicción, destruye quién eres y ahoga todas tus razones para luchar, te hace esclavo de una obsesión, te va destruyendo, ahogando en oscuridad, y provoca que dejes de vivir. Porque quien es esclavo de las drogas no disfruta de la vida. Y eso Seth lo refleja muy bien, y él también se da cuenta, el primer día que puede respirar y sonreír, y sentirse bien, y ser feliz, sin haber edulcorado sus emociones con una droga, ese día, Seth sabe lo que es de verdad vivir. Seth se da cuenta de lo que la droga está haciendo con él, pero sobre todo, se da cuenta de cómo está destruyendo a Ali, esa joven a la que empezó a amar, y a la que, por más que después trató de salvar, no pudo. Pero es demasiado tarde para que Seth pueda salvarse a si mismo.

Como ya he dicho, esta novela de Jennifer Snyder es un fiel reflejo de como las drogas destruyen la vida de las personas, y a veces incluso su corazones, llevándoles a hacer cosas impensables, a pagar precios demasiado altos, y por supuesto, es un fiel reflejo de como las drogas, gobiernan y esclavizan a aquel que las prueba. Y lo más triste de ello es que muchas veces, personas como Seth, que de verdad se merecen ayuda, nunca la reciben. Seth se merecía que alguien le hubiera mirado y le hubiera aportado luz y le hubiera apoyado en su camino a la desintoxicación.

Shattered soul es una novela trágica, que trata de romper prejuicios, y buscar auxilio para todas aquellas personas que están perdidas en esta enfermedad pero que desean salir de ella.

Si buscáis leer una historia de amor, esta no lo es. No es de eso de lo que trata esta novela. Es verdad que Seth se enamora de Ali, al menos hasta que Ali deja de ser ella misma por culpa de su caída en las drogas, e incluso después la sigue queriendo, debido a su gran anhelo por salvar a esa joven que una vez significó la luz para él. Pero Ali.... ella jamás quiso a Seth, solo le vio como un medio para conseguir un fin. Seth era el medio para conseguir drogas. Y en cuanto Ali pudo conseguir esas drogas, se olvidó de Seth, eso sí, sin dejar de romper el corazón del chico. No soporté a Ali, lo admito. Jamás me creí que fuera ese ángel que Seth veía en ella, y jamás me pareció que se sintiera atraída de verdad por Seth, o que buscara el amor entre sus brazos.

Jennifer Snyder ha escrito una buena novela, con grandes verdades entre sus páginas, y con un protagonista al que hubiera querido proteger y darle otra vida. Y sus letras... Jennifer Snyder no destaca por su delicadeza, pero si por su realismo, por su genuino talento para reflejar una realidad triste y oscura y seguramente, real para muchos.

*Si queréis saber un poquito más de Jennifer Snyder y de donde surgió SS, os invitó a leer esta entrevista que le ha hecho la famosa escritora alemana Maria Rachel Hooley, autora de la saga October breezes, y creadora de uno de mis protagonistas masculinos favoritos, Devlin*.  

¡Nos leemos!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D