Translate

28 de enero de 2015

Animes y OVA's vistos en enero 2015


LA CHICA LITERARIA:
 
 
Desde que era una niña no había vuelto a ver una película de este tipo. Tenía ganas de ver una historia japonesa, y que a la vez fuera una dulce historia de amor. Y justo con esas características, recomendaban esta. A buenas horas hice yo caso a dicha recomendación. No solo no me gustó la película sino que acabé aburrida y deprimida. Menuda historia la de La chica literaria. Un dramón incansable y desesperante, de los duros, de esos que te ponen los pelos de punta. Una de esas historias que te roban la energía. Podríamos decir que esta historia contiene alguna buena idea y tiene un toque conmovedor que te hace llorar, pero es todo tan insípido, doloroso y espeluznante que deja un muy mal sabor de boca. Tras ver esta película no me quedaban ganas de sonreír, lo que iba en contra de mi objetivo inicial. Si vais buscando una historia de amor alejaos de La chica literaria. Si queréis sonreír y sentiros felices, buscad otra peli. Si alguien me hubiera avisado, La chica literaria no habría ocupado mi tiempo. No es que sea la peor película que he visto, pero es absolutamente deprimente. Triste hasta decir basta. Desesperante.
 
 

La chica literaria cuenta la historia de Inoue, un joven adolescente que se ve obligado a unirse a un club de escritura y lectura. Dicho club solo está compuesto por él y por la chica literaria, Touko Amano. Hasta aquí todo bien. La película contiene pedacitos de libros, reflexiones sobre como los libros nos cambian y nos salvan la vida, y una filosofía que me encanta, al escribir podemos encontrar el secreto de la felicidad. Si sueñas con escribir, hazlo. No hay mejor cura para un corazón. En ese sentido, si me gustó la peli. Y la chica literaria era ternura pura. Siempre estaba ahí, acompañando a nuestro protagonista, dándole una razón para no perderse en un mundo de oscuridad, obligándole a perseguir sus sueños. La chica literaria devora libros, pero durante dos años solo ha leído los de su compañero, porque quiere sacarle de su depresión y porque le ama. Esa chica era una joyita.

Hasta aquí todo lo positivo. Lo demás fue aburrido o desgarrador. Había momentos en que la historia se estancaba, en que nada tenía sentido, en que todo era demasiado deprimente o demasiado repetitivo. Y lo peor, la historia que se llevaba todo el protagonismo en esta película, la historia de amor entre el protagonista, y su ex novia. Él creció junto a esa joven loca,  mentirosa, y manipuladora, eran inseparables, ella quería escribir y él quería apoyarla en sus sueños. Pero hubo algo que los separó. Un certamen literario. Él ganó dicho certamen y ella le odió por ello. Poneos en la piel de nuestro protagonista. Gana un certamen y su novia, Miu, se enfada, y en vez de felicitarle, se lo lleva a la azotea, y se lanza al vacío, para que él se torture por siempre. Tiempo después dicho chico se entera de que ella no murió y trata de comprender que pasó, llegando a extremos muy, muy malos, por apoyar y volver a ganarse el corazón de dicha loca. Es más, todo llegó a un punto horrible, en el que ambos tratan de suicidarse, y luego, frenados por la chica literaria, la ex novia finge estar paralítica para torturar a su joven enamorado y obligarle a llorar por cada vez que podía haber creído que se viene a la vida para ser feliz.
 

Esta película fue horrible y desesperante. Y no la recomiendo. La ex novia era absolutamente aborrecible y el prota era un tonto. Y ahí estaba la chica literaria, tratando de salvarlos a todos. En el fondo fue un alivio cuando la chica literaria los dejó a todos camino de la curación y tomó ese tren a una nueva vida. ¿Y a que vino que el chico le diera un beso? El muy estúpido le dice a su ex novia que la ama y diez minutos después llora porque la chica literaria se va a la universidad y no dejará que la visite hasta que él se haya dejado la piel escribiendo un libro. ¿Suena cruel la chica literaria? Pues no lo fue. Durante dos años luchó por darle fuerzas a un chico al que adoraba. Durante dos años él no la miró, obsesionado con su depresión y su ex novia. Durante dos años él escribió y ella devoró sus palabras, y él no comprendía por qué. No entendía que la chica literaria es un ángel que te impulsa a cumplir tus sueños y que se alimenta de palabras, de sueños vertidos en el papel. Este chico no era un mal chico, pero era un grandísimo idiota, además, después de todas las locuras que llevó a cabo con su ex novia, debo decir que a él también le faltaba un tornillo.

Nunca. Jamás. Esta historia podrá ser considerada bonita. Ni una historia de amor. Si queréis mucha desesperación, aquí hay muchas tazas de ello. Pero si queréis soñar... iros a por otra película. Definitivamente, maldito sea aquel que recomendó esta obra. La he odiado. Mucho. Hasta nunca Chica literaria.

BABY LOVE:
 
 
Me imagino que este OVA está basado en un manga. Pero mi experiencia con esta adaptación ha sido tan mala que de ninguna forma me apetece adentrarme más en el mundo de Baby love.

Esta historia tiene una trama sencilla pero muy aburrida, sin chispa. Más de media hora de lentitud y trama simplona. La protagonista es una niña que fue rechazada por un joven mayor que ella. Ahora la niña ha crecido y pretende conquistarle imponiéndose a vivir con él. Esta historia era tonta y sin sentido. Le faltaba credibilidad, personajes bien hechos y algo que contar.

 
 


Comencé a ver este anime con la sensación de que vería algo dulce, infantil. Y no me equivoqué con lo de infantil pero si con lo de dulce. Es más, tanta tontería junta me hizo abandonar a la mitad este anime. La protagonista era una gilipollas de cuidado y todas las tareas del huevo eran increíblemente infantiles, y la forma en que la prota conseguía cumplir dichos objetivos, utilizando a un adorable inocente, no me gustó. Era una tontería de historia, de esas que no solo no aportan nada sino que ni siquiera logran entretenerte. Me aburrí demasiado contemplando este anime, y tras cinco capítulos no pude seguir.



(Basado en el manga de Ayuko Hatta)
 
 
El primer capítulo de este anime me encantó, me hizo pensar que había encontrado por fin el anime romántico que andaba buscando. Había risas, había desparpajo, y posiblemente, habría toque de dulzura. Vamos, así parecía el primer capí de la versión anime de esta historia. Pero todo comenzó a derrumbarse en el segundo capítulo. Se descubrió quien era Erika y quien era el príncipeencantador, Kyouya.
 
Ha sido el peor anime, con diferencia, que he visto. Iba con muchas expectativas tras ese primer capi, y fue horrible continuar con esta historia. ¿Se atreven a llamar a esto 'historia de amor'? Me parece denigrante que alguien pueda denominar este anime como una divertida comedia romántica. ¿Que tenía de divertida? ¿Y de romántica? ¿En serio es bonito ver cómo un chico, en nombre del amor, humilla, insulta, desprecia, y trata obviamente, mal, a una chica? Kyouya es un desgraciado, un cabronazo, y no se merece ser ningún adorado protagonista. De verdad que he visto como muchas fans fangirleaban con él y me resulta muy, muy difícil comprender por qué. Kyouya tiene mal carácter, es un mal chico, no tiene ni puñetera idea de cómo tratar bien a una chica y tampoco quiere saberlo, las tías se desmayan a su paso, y con la llegada de Erika y su trato de noviazgo, decide dar un giro a su vida. Trata a Erika como si fuera un perro, es más, su primera orden hacia ella es: 'da tres vueltas y ladra', y luego la trata como si fuera su criada, su niñera, ¿y qué más? Como un objeto. No duda en soltar frasecitas del tipo 'ella me pertenece' y luego cuando ella le dice que le quiere él le sigue la corriente unos minutos y después le clava un puñal riéndose de lo crédula y tonta que es como para creerse tremenda mentira. Es un gilipollas, y lo peor es que Erika es masoquista. Erika en vez de aborrecerle, se enamora de él. Se ve que su máxima aspiración es tener un novio que no la respete ni la aprecie y cuanto peor la trate mejor. Bueno, como ya he dicho, esta niñata es masoquista.

La verdad es que este anime logró cabrearme muchísimo. Me pareció una historia dañina. ESTO NO ES AMOR.
 
 
¿Cómo esta clase de series pueden tener tanto éxito? Menuda historia, y menudos protagonistas, telita con ellos. Y luego los secundarios... madre mía. Cada personaje es peor que el anterior. La única que se salvaba era la madre de Kyouya, pero salió poco y Kyouya la odiaba así que...

Esta historia es muy simplona, y muy dañina. Muy triste. Y muy agresiva. Me sacó de mis casillas en muchísimos momentos. La verdad es que no sé como tuve la paciencia para lograr verla entera. Pero lo que tengo claro es que no me acercaré al manga en el que se basa. Definitivamente, se acabaron las falsas historias de amor donde ellos son unos cerdos que tratan mal a sus amadas porque... oh, ¿el niño tiene un trauma? Anda y que te den. Sí, eso va por ti, Kyouya, y por todos los que son como tú. A las mujeres se las quiere y se las respeta. Y no se las denigra. Y con protagonistas como Erika tampoco quiero volver a cruzarme. Cuanto peor las tratan, más les gusta el chico en cuestión.


 
 
Este ova es mono pero muy infantil. Pensadlo, los protagonistas tienen doce años y ya se mueren por dar su primer beso. ¿En qué sociedad vivimos que unos niños ya quieren hacer cosas de adultos? Esta clase de historias no respetan la infancia. Es una obra corta y tierna, pero me resultó muy tonta y muy poco creíble. No me gustó realmente.

 

Este ova ya ni siquiera lo recordaba, y eso que lo vi hace dos semanas como mucho. Para que veáis la poca, poquísima huella que me dejó. He tenido que ver el principio del OVA para saber de qué iba esto. Y enseguida he recordaba que era una serie mona pero infantil y poco entretenida. Además, ¿verla dos veces? Ni de coña. Me duerme. Era una historia tierna, con unos angelicales protagonistas, pero es más de lo mismo y se pierde entre un montón de historias iguales y sumamente infantiles.

 
Mire - Mayu.

1 comentario:

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D