Translate

24 de febrero de 2015

Reseñando A WEREWOLF BOY ♥ / Yes or no 1 ☆ y 2 / A little thing called love / Miracle of giving fool //


(PELICULA COREANA, 2012)


¡Estaba deseando ver esta película! En un blog muy especial (Cuéntame una historia) la ponían por las nubes así que yo estaba deseando darle una oportunidad a esta peculiar historia. Sabía que esta película me haría llorar, que no podría estar contenta con el cliffhanger entre los protagonistas, pero aún así... en ese blog la ponían tan por las nubes que tenía que hacer una excepción y verla.

8/10
Al principio se me hizo aburrida. No puedo decir que me gustara como empezó. Pero no quería dejar abandonada esta historia. Me dije 'al menos darle una oportunidad hasta que aparezca el chico lobo'. Y no me arrepiento de esa decisión. Porque en cuanto apareció MI chico lobo la historia cogió color, ¿cómo decirlo? Se volvió linda e indispensable. Con mi chico lobo ahí yo no podía ni quería abandonar esta historia. Me he enamorado perdidamente de Chul-Soo, ¡es el chico más adorable del mundo! En serio, si esta historia me ha gustado, conmovido, emocionado, ha sido por él, por ese personaje tan hermoso que resulta ser este chico lobo. La verdad es que yo he alucinado con él. No esperaba enamorarme, y resulta que este chico ha llegado, ¡y me ha robado el corazón! Luego volveré a hablar de él pero solo puedo decir que le amo y admiro muchísimo a Song Joong Ki, el actor que le interpreta. Lo mío con Song Joong Ki ha sido un auténtico flechazo y cuento los días esperando a que este guapísimo coreano termine en mayo el servicio militar. ¡Necesito volver a verle! Respecto a Park Bo Young, ¡es la misma chica que interpreta a Young - Sook en Hot young bloods, película que reseñé ayer!

Me ha gustado muchisimo esta película, me parece súper recomendable. Es muy linda. En serio, es de esas que te roban más de un suspiro, que te conmueven el corazón, porque es una película muy, muy tierna. Y tiene un toque emotivo increíble. La verdad es que a mí me ha llegado esta historia. Ha sabido emocionarme. 

A werewolf boy se encuentra entre mis películas favoritas, me ha gustado un montón, ¡siento un inmenso cariño por esta película! Es muy bonita♥.


¿De qué trata este cuento de hadas con final agridulce? ¡Os cuento! Es el año 1965. Suni es una joven que se ha trasladado al campo con su familia porque tiene una enfermedad en los pulmones que la impiden respirar bien. Su patrón es el hijo del socio de su difunto padre, un joven déspota, y malvado llamado Ji Tae (os adelanto que hará mucho daño a esta familia y al chico lobo).

La casa donde las Kim se quedan está aislada, sola en medio del campo, eso asusta a Suni, que está pasando por una profunda depresión, hasta que una noche encuentra a un joven de diecinueve años escondido, que no sabe hablar y que se comporta como un lobo, desde esa noche se acabó el miedo y la tristeza. Al principio, Suni no quiere ni acercarse a Chul-Soo, pero este joven lobo empieza a despertar su curiosidad. ¿Y lo más importante? Le devuelve las ganas de vivir.

Chul-Soo ha vivido encerrado toda su vida, criado como un lobo, sometido a los caprichos de un científico. Ahora su mundo ha cambiado por completo. Se acabó su existencia tal y como la conocía. Esas tres mujeres (la madre, la hermana y la propia Suni) se convierten en su familia. Se lo enseñan todo sobre el valor de la amistad, y él a cambio, les enseña a vivir. Sí, ¡a vivir! Fue increíblemente conmovedor verlos a todos interactuar, me gustó mucho lo lindos que eran todos juntos. Las risas, el amor, el auténtico significado de ser una familia... . Fue todo increíblemente conmovedor.


¡Y ese romance, Suni y Chul-Soo! Hacían una pareja preciosa, ¡muy, muy linda! Su amor es uno de esos romances dulces, llenos de ternura, puros, ¡inocentes! Me encantó verlos juntos, ¡eran tan lindos que me hacían llorar! Y todo entre ambos era muy, muy puro, ¡aquí encontramos uno de esos escasos romances donde la inocencia y la ternura son los únicos ingredientes! Una historia de amor tierna, ¡bonita! No es una historia romántica al uso, esta joven dama y su lobo nunca llegan a ser novios o a tener citas, pero todo entre ellos es muy dulce y los momentos que comparten son mágicos, espontáneos, cotidianos, accidentalmente románticos. En serio, ¡eran una parejita muy linda!


Lo que me molestó fue que les separaran, todo se complicó tanto que ambos tuvieron que separar sus vidas. Fue increíblemente doloroso ver como ellos debían decirse adiós. Se me murió el corazón en aquel momento. Y también me enfadé. Comprendo que en un principio, ella se fuera para protegerle, para que dejaran de perseguir injustamente a su chico lobo. ¡Pero ella tendría que haber vuelto a por él! En cambio, su historia fue corta, hermosa, llena de verdadero amor, pero corta. ¡Lo que lloré con este final! No podía parar mis lágrimas. Mi corazón se había roto. Después... volvemos al presente, 47 años después, y mi corazón supo lo que era el amor. ¡Suni vuelve a la casa donde se enamoró por primera vez, es ya una mujer de 65 años, y en la noche, el encuentro más inesperado de todos tiene lugar, ahí está, su chico lobo, tan joven y lindo como le recordaba! Él la ha esperado durante 47 años. Imaginaos mi carita cuando descubrí esto, ¡imaginaos lo que sentía mi corazón! Que re-encuentro más dulce y emotivo. Otra vez me volví a enamorar de Chul-Soo. ¿Cómo no me voy a enamorar de un joven que espera por siempre a su amada? ¿Cómo no voy a caer de rodillas ante él? Pero quien creó esta película fue cruel con Chul-Soo, ¿cómo pudo Suni irse y no volver en 47 años? No lo entiendo. ¡No puedo entenderlo! 

Suni me gustó, era una joven linda, graciosa, con un lado tierno que lleva muy, muy escondido. Era una buena chica, un poco dura a veces, irascible, no era de esas protagonistas que me resulten adorables, pero me gusto, sobre todo cuando abri los ojos y la vi con una luz distinta ♡. Y Park Bo Young me gustó mucho, ¡es una gran actriz! Y tiene una voz preciosa, ¡cuando canta es increíble!




¡Mi chico lobo! Chul-Soo, la auténtica razón por la que vi esta película. Me enamoré perdidamente de este joven lobo. ¿Repito mucho lo de 'lobo'? Es que él no es un chico más, no es corriente. Es una criatura especial por quién es pero también por como es. La inocencia, la ternura, de Chul-Soo, derritió por completo mi corazón. Este joven es ¡el mejor! Dulce, alegre, atento, valiente, y muy, muy inocente. Y no sabéis como se enamora de su dama, de Suni, para él no hay nada más importante en el mundo que ella, y haría cualquier cosa por protegerla, por hacerla feliz. Chul-Soo descubre junto a Suni lo que es el amor, ¡y qué amor! No sabéis cuanto amor hay entre ambos. Sobre todo por parte de Chul-Soo, ¡él ama inmensamente a su dama! Y si para hacerla feliz tiene que jugar, aprender a ser civilizado, él lo hará, no habría nada que él no hiciera por ella, incluso hablar. Y no diría cualquier cosa, sus primeras palabras serían importantes, de esas que al oírlas sientes que te cambian la vida. ¡Estoy enamorada! Mucho. Mi joven lobo es adorable. ¿Cómo no le voy a querer siempre? . Chul-Soo desborda ternura, y a pesar de su peculiar naturaleza, es todo inocencia. ¡Me emocioné mucho con él, con su amor por Suni! Le amo. Mucho. Mucho. Mucho. ¡Solo por él ya tenéis que iros a ver esta película!

El actor que interpreta a Chul-Soo, Song Joong Ki, me ha dejado absolutamente alucinada. Ahora es uno de mis chicos coreanos favoritos. Tiene un don enorme. Todavía me emociono cuando pienso en él, en cómo le dio vida a Chul-Soo. Su papel no era fácil, para nada, tiene que encarnar a una criatura de fantasía, y tiene que tener ese toque de peligro propio de su naturaleza, y a la vez, tiene que desbordar ternura e inocencia y todo sin pronunciar prácticamente palabra (en toda la película solo habla en dos ocasiones). Pues Song Joong Ki se las arregló para meterse en la piel de su personaje y darle vida, ¡creo que nadie podría haberlo hecho como él! Aunque me encanten otros actores, yo no puedo imaginarme a nadie que no sea él interpretando a Chul-Soo. Me he enamorado de Song Joong Ki, ¡quiero ver más de él, no quiero perderle la pista a tan hermoso e increíble actor! Song Joong Ki me ha robado el corazón, enterito, ¡todo para él!

Acabo de ver el video de My prince (canción que le canta Suni a Chul-Soo), y ha sido tan bonito _. Aunque yo quiera resistirme, debo admitir que ADORO a esta parejita, y que verlos juntos me hacía sentir mariposas.


Son una pareja que desborda ternura. Tienen unas escenas entre ambos decididamente lindas, y todo envuelto en espontaneidad, porque son escenas cotidianas que ellos llenan de magia. La química entre estos dos actores siempre me sorprende cada vez que los veo, ¡tienen que volver a hacer otra película o dorama juntos! Fue preciosísimo verlos enamorarse en Un niño lobo . ¡Son una pareja MUY emotiva y sin pretenderlo! Y también tienen detalles muy dulces entre ellos, y a veces, de esa ternura... pasaban a la risa, ¡nunca olvidaré la escena en la que ambos se disfrazan o como la miraba él cuando ella le cantaba My prince, o como la tocó el pelo o la abrazó, ni como la esperó y cumplió todas y cada una de sus promesas. ESTOY ENAMORADA DE CHUL-SOO e inevitablemente de Song Joong Ki. ¿Cómo no enamorarme? Esta pareja tienen algo especial, la inocencia y ternura del primer amor.


¡Os cuento algo de lo que me he enterado hoy! ¡El final alternativo de A werewolf boy, que si bien no cambia realmente el final, es mucho más perfecto que el otro! ¡En este final, al tacto de Chul-Soo, Suni rejuvenece, con lo que Park Bo Young interpretó este final junto a Song Joong Ki, y no hay ni punto de comparación! ¡La intensidad emocional de ambos en esa escena es brutal, hasta he llorado! ¡Cuánto amor en una escena! Yo lo siento por la actriz que interpreta a Suni a sus 65 años pero es que no está a la altura de Park Bo Young ni de la química estremecedora que comparten estos dos jóvenes y talentosos actores! Park Bo Young y Song Joong Ki son puro amor cuando están juntos. Este final alternativo es mucho mejor que el final original, aunque sigue sin cambiar el último adiós *eso es lo que le hace perder puntos a la película, mirad reseñas, todo el mundo coincide*.

La película os la recomiendo muchisimo, ya veréis que dulce es este viaje, con toque agridulce incluido, pero siento que todo, incluso el dolor, mereció la pena por conocer a Chul-Soo. ¡No os perdáis este imperfecto pero lindo viaje!

YES OR NO 1 (PELICULA TAILANDESA, 2010)
YES OR NO 2 (PELICULA TAILANDESA, 2012):


Nota peli 1: 6/10.
Nota peli 2: 2'5/10. 

Estas películas tailandesas me han dejado 'huella'. No voy a decir que pueda contarlas entre mis favoritas, no, si afirmara tal cosa estaría mintiendo. Pero esta bilogía me ha suscitado un montón de sentimientos. Me he creído por completo esta historia. Todo se sintió real. El amor, las dudas, los miedos, la traición, el deseo de libertad, la necesidad de protegerse, las heridas, los abrazos, la música, todo. Creo que todo el mundo debería ver ambas películas de Yes or no. No son las mejores películas pero son buenas y tienen de verdad una historia que contar. La primera película me gustó, no me enamoró (no), pero fue linda y agridulce a la vez, fue emocionante, la segunda me creó un gran caos, porque no puedo decir que me gustara (¡me hizo sufrir demasiado!), pero es que tampoco puedo afirmar que la odiara, porque por nada del mundo podría haber dejado abandonada la historia de Pie y Kim.

Con la primera película sentí algunas mariposas, con la segunda todas las mariposas se convirtieron en polvo. Me duele pensar en esa segunda parte. Seguro que aquellas chicas que se enamoraron de Yes or no en 2010, sintieron lo mismo que yo cuando vieron Yes or no 2 en 2012. En cierto modo, yo he tenido suerte de que ambas películas ya estuvieran estrenadas. Así la decepción con la segunda película no ha sido tan inmensa. En verdad me rompió mucho el corazón esa segunda parte. Incluso hubo momentos en que no pude evitar sentir que la segunda parte arruinaba la primera. Poneos en situación, en la primera película Kim y Pie se enamoraron locamente, en la segunda Kim ya no era la misma y dudaba entre su amor por Pie o su atracción por la venenosa (¡doble venenosa, la odié!) por Yam. Dura la situación ¿no? A mí se me rompió el corazón al encontrarme con esta segunda historia, no comprendí en verdad porqué la directora de esta película había decidido arruinar su primera historia. Yes or no 2 me dejó un sabor muy amargo, pero aún así, le tengo un cariño de lo más raro a esta historia. No podría haber dejado ni loca esta bilogía a medias. Es más, van a rodar Yes or no 2.5, donde Kim, interpretada por la varonil (¡y guapísima!) Tina Jittaleela, interpreta a otro personaje diferente, acompañando a dos chicas que se enamoran (no es una continuación de la historia de Kim y Pie, pero sí de su temática). Yo quiero ver Yes or no 2.5, ¡estoy deseando que se estrene, así que imaginaos! Y la verdad es que me encantaría que hubiera una tercera parte de Yes or no, ¡continuación de Kim y Pie! Yo la quiero. Necesito que me resarzan de este gran golpe al amor que es la segunda película. Ojala algún día la realicen. ¿Comprendéis mi confusión, mi sentimiento agridulce? ¿Mi cariño por esta bilogía imperfecta y estas protagonistas?


Os digo una cosa, las dos películas son muy diferentes. Donde la primera es luminosa y divertida, dulce y romántica, la segunda es dura, triste, oscura, y opuestamente romántica (¡vamos, que es lo opuesto a lo que se entiende por romántica!). En la primera película veíamos el principio de un viaje, el inicio de una dulce y difícil historia de amor, y en la segunda hubo momentos en que parecía el final de ese amor, en serio, no era inesperado que esa segunda película me tuviera el corazón en vilo, al borde del precipicio, rota de angustia, y con la primera no es que pegara saltos de alegría pero me llegó, se hizo un huequito pequeño en mi corazón, ¡me encantó encontrar una película que desafiaba los prejuicios y nos regalaba una historia de amor entre dos chicas! La primera película me dejó con una sonrisita en los labios, era bonita ¿eh?

Ambas películas me hicieron sentir una infinidad de emociones. No pude enamorarme de la bilogía pero se ganó mi cariño y luego se ganó mi dolor. Y ante todo, ¡acabé queriendo a Kim y Pie, y acabé con el corazón en vilo, desesperada porque acabaran juntas, porque su historia de amor no llegara a la trágica palabra fin! ¿Os cuento el final? Bueno, contar, lo que se dice contar no, que tenéis que 'vivirlo' vosotros, pero SI, Kim y Pie acaban juntas, ¡prometiéndose amor, pero de ese que es... para siempre! Lloré un montón con ese final. Pero fueron lágrimas afortunadas. Después de toda la ternura y la inocencia de la primera peli y de toda la oscuridad y el dolor de la segunda (¡el lio tan grande que se formó!), llegó ese final... que me hizo llorar (en realidad, lloré con ambas películas, por dolor y por emotividad, porque quería a Kim o quería a Pie, porque sufría por una o sufría por otra, porque una era adorable y la otra se volvía así también cuando no lo esperaba, porque una me defraudaba y acuchillaba, y la otra era una pequeña heroína - y me refiero a ambas, las dos pasaron por esa gama -), ¡de felicidad! No sabía si podía creer en un final de cuento de hadas, y al final lo tuvo. Kim y Pie. Juntas. Dispuestas a empezar de cero. A darse otra oportunidad. Por amor.


La verdad es que Yes or no esconde una historia mucho más compleja de lo que pueda parecer. Mucho, mucho más. Y por eso mismo la recomiendo. Además, ambas películas ofrecen cosas muy, muy diferentes. En la primera la dulzura del amor, el atreverse a luchar por una relación no convencional (me parece estupendo que la gente ame a quien quiera pero en ciertos países eso no está bien visto, injusto, si), pasar (en este caso) de niña a mujer, amar locamente si o si. Y en la segunda, el desgaste de un amor, el deseo de libertad por parte de una y el deseo de estar siempre juntas por parte de la otra, ¿seguir juntas? ¿o separarse?

Os recomiendo mucho, pero cien mil veces más la primera a la segunda parte, pero si empezáis con Yes or no, no podéis dejar la historia inacabada.

Ni la primera peli ni la segunda me robaron el corazón (¡la segunda imposible!), pero me entretuvieron, me engancharon, me hicieron vivir apasionadamente, no habría querido perderme esta historia.


Os cuento un poco más. Esta es la primera bilogía tailandesa que he visto (¡con esta serie me demostraron que hilan buenas pelis y que tienen actrices espectaculares!), y es, la primera historia de amor entre dos mujeres que he visto. (Ahora quiero encontrar más con esta temática pero parece una búsqueda muy, muy difícil) Vale, ¿y quiénes son estas dos mujeres? Kim y Pie. En la primera peli, ambas se conocen porque acaban de iniciar su primer año universitario y les ha tocado compartir habitación, y en la segunda, las chicas llevan tres años de noviazgo y van a pasar dos meses separadas para llevar a cabo la primera tanda de prácticas universitarias.

Con Kim y Pie me pasó algo muy, muy peculiar. En la primera película, me enamoré perdidamente de Kim (interpretada por Tina Jittaleela), incluso pensé 'si me cruzara con Kim en la vida real, ¿cambiaria mi sexualidad por ella?', ¿me atraía Kim como personaje o Tina por ser tan masculina y guapísima y seductora? Me atraía Kim, lo descubrí en la segunda película, me enamoré del personaje. Aunque no niego que Tina Jittaleela me parece muy sexy (de forma varonil XD).

Como decía, en la primera película es que era imposible no caer rendida ante Kim. Era seductora de una forma completamente espontanea, innata, y lo era porque era dulce, tierna, amable, leal, valiente, me hacia suspirar en verdad. Kim era achuchable, ¡total! Una preciosidad muy varonil con una personalidad encantadora, y por tanto, ¡quería abrazarla y llenarla de besos! Era mi favorita y veía la película por ella. Pie, bueno, no me caía bien Pie, esa era la verdad, era egoísta, egocéntrica, niñata, cruel, y muy, muy injusta. Al principio, Pie era lo peor, y solo hería a Kim (en parte por el veneno con el que su madre la había educado). Luego, ya avanzada la mitad de la película, Pie se suavizó, y no estaba mal. No me parecía la chica ideal para mi Kim, pero no estaba mal. Sobre todo porque Kim estaba perdidamente enamorada de Pie. Y Pie se estaba enamorando de Kim, con mariposas incluidas. Lo de las mariposas, que tanta importancia tiene en la primera película, fue una ñoñería pero me encantó.


Y vamos con Pie y Kim en la segunda peli. Se intercambiaron los papeles y el lugar en mi corazoncito. En esta segunda peli fue Pie por quien seguí esta historia. Seguía siendo caprichosa y cabezota pero había suavizado su carácter y la entendí, empecé a comprenderla bien y así, sin darme cuenta, llegó un momento en que le tomé cariño, en que su dolor por Kim me hacía daño, al final me puse por completo en su piel. Sufrí con ella y la encontré adorable. Pie sufre mucho en esta segunda peli, es la que está perdidamente enamorada, la que no puede concebir la vida sin su novia, es la que da el 200% en su relación. Kim me rompió el corazón, me hizo mil agujeros en el pecho, me dio una buena ostia, no me esperaba para nada que su personaje se echara a perder tanto. Es que la mayor parte del tiempo ¡no podía reconocer a Kim, ella no era la antigua Kim, la que amaba a Pie y la que me enamoró perdidamente! ¿DONDE ESTABA KIM? Me dolió muchísimo no poder reconocer a Kim en Kim, y no encontrar ya razones para amarla. Fue como perder a alguien muy, muy importante. Y me enfadé con Kim, la odié, no podía (y a la vez, en otras cosas - no en sus sentimientos sobre Kim - si) soportarla, solo me provocaba ganas de llorar. ¿Cómo pudo Kim volverse tan gilipollas? ¡Kim echó a perder lo más importante de su vida! Para mi Kim pasó de ser mi adorable protagonista a la insufrible niñata a la que ¿en serio tenía que aguantar? Era insoportable.

Hacia el final, a partir de que se rompe la mariposa, y comienza la lucha de Kim por recuperar a Pie, Kim se suavizó para mi (¡alivio!), pero sin enamorarme ¿eh? Y Pie me dio coraje, era fuerte aunque ella se creyera débil y resultó ser emotiva. (2º peli, si).

¿Más, más? Actrices. Tina Jittaleela y Aom Sucharat Manaying. Me gustaron mucho en su papel. Quiero ver más de ellas, ¡quiero que hagan otra peli juntas! Me en-can-ta-ron . Yo no paro de ver las OST (canciones de esta película con video incluido de la peli) de Yes or no. Me emociono mucho al verlas. Las dos juntas son muy lindas. Hay que ver como se miran, ¡y el beso que se dan en la primera película es uno de los MAS sensuales que he visto en mi vida! Hay mucha, mucha química entre Tina Jittaleela y Aom Sucharat Manaying (así dicen los rumores que la química traspasó la cámara y tuvieron un romance).


Uno de los OST, justo con el que promocionaban la película, me dejó alucinada. ¡Había escenas que no existían en la peli! La escena de la cereza me dejó enamorada. Y de ambas películas hay escenas eliminadas/reducidas. De la primera película no os perdáis la escena de la piscina (era más larga en realidad), y la del primer beso (¡que fue también la de su primera vez, cosa de la que solo te percatas al ver esta escena completa!) .

Y no os cuento más, que sino no os lleváis sorpresas. ¡Disfrutad la bilogía tailandesa! Kim y Pie y todo su amor y desamor y vuelta al ¿amor? Os esperan.


Tina cantando tras perder y volver a amar a Pie.

(PELICULA TAILANDESA, 2010):


Tenía muchas ganas de ver esta película. No paraba de salirme recomendada en Wiki Drama (que es como Wikipedia pero para pelis y doramas y actores/actrices del mundo asiático). Además, por lo que parece, en Tailandia, Mario Maurer es uno de sus actores más famosos.

4/10

Esta ha sido la última película tailandesa que he visto. Y me gustó, aunque tampoco me enamorara (¿quién dijo que enamorarse fuera fácil?). Fue una linda y MUY agridulce peli. Yo no me arrepiento de haberla visto porque en verdad me gustó. Sentí que esta historia si tenía importancia. En Una pequeña cosa llamada amor realmente tenían algo que contarme. La verdad es que fue un viaje a la inocencia, de vuelta a la adolescencia. Fue como volver a tener dieciséis años y caer rendida ante el chico de tus sueños. En uno de esos amores que parecen nunca ser correspondidos. Pero que aun así, ¡nos llevan a ser felices! Qué bonito. En serio, ¡que nostalgia! Cuando una quiere al ser tan joven, solo con ver a esa persona ya eres feliz. Pues todo eso forma parte de esta película. En cierto modo, fue como volver al pasado, pero en este caso, ¡acompañando a Nam y Shone! La verdad es que me entretuvo por completo esta película. Se me pasó volando el tiempo al verla. Me gustó. Como historia, me gustó.

Como historia de amor, la sentí insuficiente. En ese sentido, ¡esperaba muchísimo mas! ¡Mucho más! Pero claro, eso me pasó por olvidar que esta era la historia de Nam y Shone, dos lindos y encantadores tontos que se pasan tres años enamorados, ¡y sin confesárselo al otro! Y que, llegado el día de la graduación, Nam se declara pero Shone la rechaza. Nam se marcha a EE.UU y no vuelve en 9 años y Shone se hace jugador de futbol en Bangkok, y tras nueve años, se presenta por sorpresa en un programa de TV en el que están entrevistando a Nam (que ha triunfado como diseñadora) con un diario y una confesión de amor. Ese es el final. 


No os preocupéis por lo que os he contado del final, es solo para que no tengáis miedo, la peli tiene final feliz, llega un día en que Shone y Nam pueden o quieren darse una oportunidad. Pero mientras tanto, yo no me perdería esos tres años que los dos pasaron queriéndose en secreto. La película está contada desde el punto de vista de Nam y deberéis fijaros en detalles de Shone para entender que él solo tenía ojos para ella (en el diario luego queda todo más claro XD). La verdad es que esos tres años, contados en dos horas, fueron apasionantes. Hay un crecimiento en ambos personajes, porque en tres años todo el mundo cambia. Es imposible seguir siempre siendo el mismo. Ese crecimiento en Shone se siente pequeño (porque no hay muchos vistazos de él), pero en Nam es gigantesco, en serio, en esta película, ¡la vemos pasar de niña a mujer, inmersa en todas las dudas, dilemas, errores de la juventud, pero también la vemos levantarse, aprender a trabajar duro, conquistar su pequeño mundo!

Nam como protagonista me gustó mucho. Me resultó imposible no tomarle cariño. Es una joven normal y corriente. Empieza siendo el patito feo y con el paso de los años se vuelve un lindo cisne pero su corazón no cambia nunca, siempre es lindo. Por supuesto que Nam comete errores, a veces se equivocaba y mucho, pero también hacia mucho bien porque era una gran chica y yo me sentí orgullosa de ella al verla crecer, y al verla rectificar sus errores. ¡Cuando se le declaró a Shone lloré! Porque mi Nam es muy valiente. Porque su amor por Shone de verdad me llegó, alimentado durante tres años. Porque desde el primer minuto hasta el último, sentí que ella quería de verdad de la buena a Shone, y eso mismo hizo que fuera duro acompañarla en su viaje, porque este era un largo y agridulce amor no correspondido (aunque al final se descubra que si lo era, ¡pero eso Nam no lo sabía!

Shone me cayó bien. No me enamoró ni nada, pero la verdad es que el chico me sorprendió. No el típico chico popular. Es popular, las chicas siempre le están persiguiendo, pero él solo tiene ojos para Nam. ¿Pero qué pasa? Que Shone es MUY cobarde y nunca jamás se atreve a destacar, ni en el futbol ni con la chica que quiere. Es más, aunque siempre es amable con Nam, y en secreto siempre la mira (es la protagonista indiscutible de su cámara XD), nunca la dice que la quiere (¡ni siquiera cuando ella se le declara! ¡Lo que lloré cuando este idiota la rechazó!). El amor que él sentía por ella no es ni la decima parte de lo que ella sentía por él, ¡por mucho que al final de la peli él 'confiese' que lleva nueve años esperando a que regrese para casarse con ella!

¿Mas secundarios a parte de Shone? Pues está Pin (¡lo de Pin no lo vi venir, bofetón!), están las tres amigas de Nam (¡inseparables todas, siempre unidas!), la hermana y la madre de Nam (¡y el padre de Nam, que espera a su hija mayor en EEUU!), los padres de Shone, el amigo de Shone (al que Nam hace daño), y los profesores de Shone y Nam. Son muchos los personajes que llenan esta película. Porque esta no es una película de amor. Es una película sobre un momento determinado que todos hemos vivido. Shone tiene el mismo papel que estos otros personajes, es secundario en la historia, pero parece que es también protagonista porque gran parte de la vida de Nam gira en torno suyo pero si contamos las veces que sale en la película veremos que no son tantas, las amigas de Nam seguro que salen más o igual.

Los actores, no puedo decir que Mario Maurer me fascinara, pero le seguiré la pista. La actriz que interpreta a Nam, Pimchanok Leuwisedpaiboon, sí que me gustó mucho. ¡Increíblemente emotiva en su interpretación!


Esta es una peli peculiar y si sentís nostalgia y queréis volver a la edad de la inocencia, del primer amor, de las alegrías y los sin sabores de comprender que ya la niñez se va y solo nos queda crecer, ¡Una pequeña cosa llamada amor es vuestra película!

(PELICULA COREANA, 2008):


4/10

¡Mi vuelta a las películas coreanas! Y con una tan especial como Miracle of giving fool. Me gustó esta película, ¡fue verdaderamente emotiva! No puedo ni contar la de lágrimas que derramé con Miracle of giving fool (o con su otro nombre, Ba:Bo). Fue una película que no esperaba, tierna, agridulce, muy emotiva, con un mensaje especial. No me robó el corazón pero me conmovió, me entretuvo, esta historia y los personajes que la llenaban de luz y color lograron... enternecerme. La ternura y emotividad que sentí con esta película no la puedo poner en palabras. No será la mejor película (no), pero vale la pena verla, ¡os prometo que pasaréis dos horas emotivas, con sus momentos alegres y sus momentos de tristeza (¡ese final fue devastador y aun estoy enfadada por él!), acompañados de personajes muy entrañables!


La verdad es que esta es una película a pesar de sus imperfecciones, especial, MUY, muy peculiar. ¿Os cuento de que va? Pues adelante, ¡conozcamos a nuestros cinco protagonistas! En un pueblo muy, muy rural, alejado por completo de Seúl, viven cuatro de nuestros cinco protagonistas.

Tenemos a Hee Yeong y Sang Soo. Hee Yeong es una prostituta de un local que finge ser un bar y Sang Soo es el 'gerente' de ese bar (no terminé de entender cuál era su trabajo en el bar). Estas dos personas parece que 'se quieren', al menos se palpa una fuerte atracción entre ambos, y esa misma atracción les lleva a complicadas dificultades. Esta parte de la película era MUY triste. Sang Soo es, además, mas protagonista (es el tercero en importancia) porque es el mejor amigo de Sung Ryong. Son amigos desde niños. También está la hermana de Sung Ryong, Jee In, que no se da cuenta del gran hermano que tiene y cuanto le quiere hasta su desenlace.

Y vamos con mis dos favoritos. Ji Ho y Sung Ryong.


A él lo llaman el tonto del pueblo (pero no a malas, todo el mundo le quiere) porque es minusválido a causa de un accidente que tuvo de niño. A pesar de sus limitaciones y carencias, este chico es increíble, y muy adorable. Demuestra que estar limitado no impide ser todo un luchador. Es el personaje que mas lecciones de vida da en toda la película. Consiguió llegarme al corazón. Su alegría y ternura era mágica. Si me descuidaba me hacia llorar, y me hizo llorar mucho porque era todo ternura. Me encantaba ver cómo iba con su corazón en la palma de su mano, como luchaba con tanta valentía todas sus batallas, como nunca se ponía triste, ante la vida siempre una sonrisa, y adore como cuidaba siempre de aquellos que amaba, lo especial y lo bien que este chico te hacía sentir, como ser humano digo. ¡Si pudiera regañaría al guionista! ¿A quién se le ocurre darle un final así a tan bonito ser humano? Mas personas como Sung Ryong son lo que hace falta en el mundo.


Y por último, tenemos a Ji Ho. La compañera de clase en la infancia de Sung Ryong y ~. Ji Ho se ha pasado diez años en Europa, como una exitosa y muy reputada pianista. Pero ahora vuelve al pueblo donde nació porque su mayor pasión se ha convertido en su gran miedo. ¿Habrá algo que la lleve a volver a tocar? Si. Una melodía de nombre Sung Ryong. Mi lindo ser humano, le cambia la vida a Ji Ho. Con su compañía, con su cariño por ella, con su enorme felicidad por la vuelta de ella, hace que Ji Ho vuelva a creer en sí misma, vuelva a respirar, a ser feliz. No sabéis que tiernos eran ambos. Ji Ho es una chica MUY especial. Me gustó mucho. Adoré la ternura con la que trataba a Sung Ryong. Me chifló la escena en la que le lavó el pelo y como siempre le trataba con mucha ternura, ¡le comprendía muy bien! Es más, ella comprendía que solo con estar con él, con su reencontrado amigo, cada momento de la vida era especial.

Aclaro: ESTA NO ES UNA PELÍCULA DE AMOR. Yo la vi esperando encontrar una historia de amor (¡decían que era una comedia romántica!) y no os lo creáis. No es una historia de amor. ¿Hay amor? Amor por los amigos, amor de hermanos, amor por la vida, esa es la clase de amor que encontraréis.

Los actores, Cha Tae Hyun que interpretaba a Sung Ryong y Ha Ji won que interpretaba a Ji Ho (¡la misma actriz que la de Cien días con el señor arrogante!), geniales. Me emocionaron mucho con su actuación.


Miracle of giving fool es una película que os recomiendo, es emotiva. ¿Podría ser mucho más? No lo sé. Solo sé que no me cautivó. Pero si me emocionó. Y por esta vez, con eso tuve suficiente. No me llegó hondo esta historia, no se me metió en el corazón pero la encontré emotiva y recomendable, ¡horas bien invertidas, y punto!

Mire - Mayu.

1 comentario:

  1. Buena entrada. Tiene un montón de recomendaciones interesantes. Me falta por ver Yes or no 2, pero el argumento no me llama tanto como el de la primera, así que no sé cuando me pondré con ella. Y Miracle of giving fool no la conocía.

    No sabía nada sobre el final alternativo o, mejor dicho, otra versión del final de A werewolf boy, gracias por la información. Ha sido interesante verlo de esa manera, aunque al verse la protagonista joven de nuevo haya podido dar más la impresión de que fue un sueño que un encuentro real.

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D