Translate

31 de julio de 2016

Lola y el chico de al lado de Elizabeth Perkins

Autora: Elizabeth Perkins.
Titulo: Lola y el chico de al lado.
Serie: Anna and the French Kiss 2#.


Año: 2013.
Temática: Juvenil, drama, romance.
Páginas: 403.
Editorial Neo.


Este libro también lo lei en mi crucero en Noruega, es más, lo terminé mientras esperaba el avión para volver a casa.


2/10


Lola es una chica que se cree muy mayor por el solo hecho de que tiene un novio veinteañero que se pasa el día o de fiesta o cantando rock salvaje. Su novio, Matt, es el tipico chulo que se liga a las chicas en un parpadeo. Esta vez él se ha dejado atrapar por la magia y el descaro de una chica como Lola, que promete ser una Lola diferente cada dia. Lola está cegada por sus tonterías de niñata, quiere ser rebelde y más cuando los problemas de la vida real se atreven a llamar a su puerta en vez de dejarla dormir tranquilita en la cama de su gran amor Matt, o dandole la lata a su primer amor, Cricket. Cricket es un chico adorable y precioso que siempre ha vivido a la sombra de su super famosa hermana patinadora Cassiopea, también lleva desde niño persiguiendo estrellas en sus sueños para ver si asi el destino le permite que Lola le ame. Cricket siempre ha querido a su imperfecta vecina Lola, siempre la ha echado de menos y ahora que tiene la oportunidad de volver a ser su amigo no la va a desaprovechar, aunque eso signifique sentir como Lola le rompe el corazón dia tras dia.





Al final le he subido un poco la nota a este libro y todo es por el precioso Cricket y por esas páginas donde yo me bebia esta historia. Mi adicción a Lola y el chico de al lado no me duró todo el libro porque la señorita Lola me demostró que NO quería a Cricket. Elizabeth Perkins realmente me ha decepcionado. Incluso si el primer libro se llevó un 0, era de éste del que yo esperaba grandes cosas, porque tengo debilidad por los romances entre amigos de infancia y más si me prometen a un niño dulce con una chica camaleónica. Pero Lola y el chico de al lado tiene mucho humo y poco fuego. Al principio me gustó el libro (era adorable ver, sentir, degustar como Cricket y Lola se habían enamorado a sus catorce añitos) pero luego me fueron perdiendo cada vez más y más (mi pobre Cricket lo pasa fatal por una asquerosa que no se lo merece).


Este libro fue una gran desilusión para mi. Esperaba una amistad y un romance lindo, fresco, juvenil, con un toque de inocencia y con mucho descaro. Pero nada de eso se cumplió. Tuvimos un tesoro en un personaje como Cricket (al que amo♡) y una prosa mucho más destacable que en el malisimo debut de Perkins. Pero se nota que este es un libro sucesor de Anna y Etienne porque tiene los mismos patrones, y muchas similitudes.

No se si soy la única pero me molestan las moralejas de Perkins. No necesito que me enseñe respeto o educación así que todas esas reflexiones sobre las parejas homosexuales y sobre el rol que cumplen o no me sobraban. De verdad que me llegaron a molestar porque Lola quiere dárselas de chula y al final es ella la primera que con sus estupendos padres se porta como una niñata desagradecida. Creo que Perkins tiene buenas intenciones al darle a Lola unos padres homosexuales, pero muchos de sus comentarios sobran.


Quitando esa pega mía, debo decir que mi problema con este libro ha sido Lola. Al principio me caía muy bien (pero sin adorarla), y poco a poco fue metiendo la pata más y más y más, hasta que su egoísmo, egocentrismo, crueldad, y manipulación colmaron mi paciencia. Lola me parece una protagonista tan insoportable como Anna y Etienne, pero las cosas como son, los tres, y los libros de Perkins en general no me gustan nada y me importan muy poco.

Me gustaría que Lola estuviera sola, o con Matt (que es un cerdo igual que ella) pero no con mi genio detallista y adorable, mi dulcísimo Cricket, mi pequeño que es usado por Lola como si fuera un pañuelo. De verdad que la puñetera niñata de Lola me ha amargado la lectura. Lola se porta mal con todo el mundo, no solo con Cricket, aunque a él sea a quien destroza durante todo el libro, y no me vale que me digan "solo tiene 16 años".

       

Cricket también es joven pero tiene las ideas claras y un corazón puro y super tierno que no le permitirían hacer daño a quien ama, por eso le permite a Lola pasarse tanto con él y es incapaz de darle la espalda incluso cuando le da esperanzas para volver a aplastarlas una y otra vez. Adoro a Cricket. Es un un chico lindo, detallista, con un corazón de oro, atento y muy leal. La clase de chico que siempre será tu amigo antes que tu novio, la clase de persona que siempre sumará y jamás restará en tu vida. Es un amor enorme mi querido Cricket, y mi corazón sangraba por él, porque veía cuánto amaba a Lola y cuanto lloraba quedándose como el toallero.


Odio a las chicas como Lola, que necesitan un novio guay para sentirse realizadas, que permiten que su novio le hable mal a su amiga o que se burla de sus padres y sus reglas a la espalda de éstos, tampoco me gusta que Lola se lo pase de maravilla poniendo ojitos a Cricket para salir corriendo por una rabieta a tirarse a su novio el incapaz de darle un orgasmo (esa es otra, ¿Perkins está diciendo que las niñas deben acostarse con los chicos incluso si duele y es desagradable para no perder un novio?). Lola me da asco.


La prosa de Perkins me ha parecido linda en algunos momentos. Se le da genial retratar la inocencia del primer amor y me sorprendió creando a un personaje tan hermoso y especial como MI Cricket♡.


Mayu.

1 comentario:

  1. Hola guapa!
    Veo que eres un hueso duro de roer y la Perkins no te ha terminado de convencer xD
    Yo tengo la trilogía en pendientes... no sé cuando me animaré con ella o si lo haré al final, porque viendo tu reseña...

    Un saludo desde http://serendipia-aazul.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D