Translate

28 de noviembre de 2013

Bye bye, little de Io Sakisaka.



¡Buenas noches a todos, queridos lectores!

Yo os traigo ahora la reseña de mi última lectura:

BYE BYE, LITTLE de IO SAKISAKA:




 
Desde que me leí Blue he estado expectante por leer esta obra. Me apetecía adentrarme más en las obras de Io Sakisaka, y después de leer la tierna y agridulce Mascara blues (de la que luego os subiré reseña), quería sí o sí leer Bye bye little.

Bye bye little me ha dejado con el corazón encogido, con una tristeza enorme revoloteando sobre mí. Entre sus páginas encontramos una obra con un cariz demasiado triste, demasiado melancólico, demasiado desesperanzador a pesar de sus finales felices. Según pasaba las páginas de este tomo me han entrado muchas ganas de llorar. Cada vez más y más. Al final no sé ni cómo he hecho para no derramar ni una sola lagrima.

Bye bye little, me ha decepcionado un montón, lo admito. Pensaba que después de leerlo me quedaría con una tierna sonrisa, pero no. Solo me he quedado con una sonrisa apagada. Con un corazón que se sentía triste.

Las tramas que componen los cuatro relatos de Bye bye little son en verdad muy tristes. Con ese punto de melancolía, de tragedia, de dolor, que Io Sakisaka siempre imprime en sus páginas. Pero esta vez, las tramas se me han hecho demasiado tristes, algunas incluso me han parecido incoherentes, en el final al menos. No me han sabido tan románticas, ni tan esperanzadoras como esperaba. Los personajes son muy monos, como siempre, pero no me han dejado un sentimiento inmenso de ternura. Ha habido incluso algunos momentos en que las obras se me hacían densas. Y el dibujo, las ilustraciones, no son gran cosa. No como en los otros tomos que he degustado de Io Sakisaka. Se nota que Bye bye little debió de ser una de sus primeras obras, porque sus ilustraciones son torpes, nada bonitas, vamos, absolutamente nada que ver con las otras tan especiales que yo he contemplado en Blue y en Mascara blues. Y eso, por supuesto, también le resta puntos.

 

Ahora sí, os hablaré un poquito de cada relato:

1. Bye bye little:

Es el primer relato de este tomo, y como ya veis es el que se lleva todo el protagonismo en cuanto a sinopsis de contraportada, ilustración de portada, y título.

Bye bye little está protagonizado por Ai y Tahakasi.  

 
Ai es una joven rota. Perdió a su padre hace unos años, y desde entonces no se ha recuperado. Aún se aferra a una promesa imposible de cumplir. Aún no puede dejar ir a su padre, pero ella es muy consciente de que su padre jamás volverá, pues como le contó una vez su madre, su amado papá se fue al cielo. Ai trata de ser la mejor. Saca muy buenas notas, siempre cuida de su hermano (casi podríamos decir que le hace de madre), y es ante todo, una niña buena. Sus amigas en la escuela son conflictivas pues esperan de Ai una cercanía que ésta no está preparada para darle a nadie. Y su reencuentro con Tahakasi, el niño llorón que iba a su escuela no puede ser más dulce, y amistoso.

 
Tahakasi es serio, responsable, y muy amistoso. Pero la verdad es que no llegamos a conocerle a mucho. Apenas si se nos cuenta nada de él. A parte de que juega al béisbol, y se siente atraído por Ai.

Bye bye little es un relato muy, muy doloroso. Después de todo, perder a un ser querido debe ser devastador. E Io Sakisaka se encarga muy bien de transmitir ese sentimiento.

Respecto a la relación de amistad entre Ai y sus amigas, pues creo que se arregla el conflicto de forma demasiado fácil.

Respecto a la relación de amor, pues no creo que se le pueda llamar así. Sí, Tahakasi y Ai se gustan, pero a su relación le falta profundidad y madurez. Aún son unos niños. Y bueno, esta obra apenas si les da tiempo a dejar ver lo que podrían ser juntos.

2. Love, stupid me.

El segundo relato de este tomo está protagonizado por Chie y Sugiyama.

Sin duda, este ha sido el relato que más he disfrutado de todo el tomo. ¡Me ha gustado mucho! Me ha tenido con una sonrisa hasta cerca del desenlace, y solo en las últimas páginas me ha hecho sentir con el corazón un poquito encogido. Pero me ha gustado. Es tierno, agridulce (como no, ¿si a esta autora le encanta lo agridulce?), esperanzador, bonito. Es un relato lleno de chispa, cercano, cálido, ligeramente conmovedor. Es un dulce suspiro.

Además, la pareja que protagoniza esta pequeña y tierna historia de amor cargada de un poquito de conflicto es un amor. Son tal para cual, y resultan tan monos :).

Me ha gustado su historia de amor, como va creciendo, como va madurando, convirtiéndose en algo especial. Es una historia cotidiana, tierna, realista. Y tan tierna. Y los protagonistas, Chie y Sugiyama, son unos personajes que rápidamente te hacen sentir afecto.



Chie es una dulce joven que está impaciente por saber que es el amor. Y por eso, a sus quince años, no duda en pedirle salir a Satoshi. Los meses pasan y su relación sigue siendo tan fría como al principio. Está claro que ambos se equivocaron al elegirse.



Sugiyama es el mejor amigo de Satoshi, y lleva mucho tiempo callándose sus propios sentimientos hacia la inocente novia de su mejor amigo. Sugiyama es un joven muy, pero que muy tierno, con un gran corazón.

Me ha encantado como Chie pasa de temer a Sugiyama a verle como algo más. Esa evolución en ella es completamente creíble. Y me encanta lo que Sugiyama siente por Chie, esa timidez suya, esa enorme calidez que muestra siempre hacia la única chica que le gusta.

3. Doki doki.

Este tercer relato está protagonizado por Shuntaro y Kudou.

Este es el relato que menos me ha gustado. Es demasiado doloroso, demasiado angustioso, decididamente triste. No ha habido forma de sonreír en ningún momento de este relato.

 
Shuntaro es un joven que tiene muy claro quién es su chica ideal: Dulce, inocente, cercana, más joven que él. Y sin duda, ya ha encontrado a esa joven que cumple todos sus requisitos, la amorosa Rie.


Kudou está enamorada desde hace mucho de Shuntaro, pero no se atreve a confesarse. Estar enamorada de él es algo que le duele mucho, pero aún más le duele la sola idea de perderle. Ella siempre está temiendo el día que Rie mire a Shuntaro y ambos se hagan novios.

Shuntaro y Kudou tienen una relación tierna, son mejores amigos, y les encanta la compañía del otro, y por supuesto, entre sus temas de conversación siempre sale la perfecta Rie.

Una de las razones por las que no me ha gustado este relato, además del sofocante dolor que se respira en todas y cada una de sus páginas, ha sido por su feliz y a la vez incoherente final. Shuntaro, después de estar muy enamorado, cuando al fin tiene la posibilidad de salir con Rie, decide rechazarla, y ¡bum! de repente dice que está enamorado de Kudou y que quiere estar con ella. Sí, muy bonito - salvo para Rie, que la pobre se lleva toda una desilusión - pero no encaja con toda la trama. Además, que no es creíble que Shuntaro esté enamorado de Kudou.

4. Too young:

Too young es un relato protagonizado por Mika y Yoshiyuki.
 
 

 
Mika ha querido siempre ser pianista, y todo el mundo piensa que ella al ser rica y tener una madre profesora de piano es muy afortunada, pero en realidad no lo es. Sus padres la ignoran, salvo para regañarla y exigirle siempre la perfección. Y el piano no la dejan ni tocarlo, no vaya a ser que no evolucione lo suficientemente rápido y los avergüence.


Yoshiyuki siempre ha soñado con tocar en una banda, y por eso se esfuerza tanto. Su sueño es la música, en contra de los designios de su padre rico, que siempre está tratando de hundir las aspiraciones de su hijo.

Mika y Yoshiyuki son novios y forman una bonita pareja. Ambos se apoyan en lo bueno y en lo malo, se alientan a soñar, a luchar por sus objetivos, y además, se ofrecen el afecto y la ternura que el mundo parece no tener reservado para ellos.

Los dos son una parejita muy joven, pero aunque en edad puedan ser unos niños, en espíritu no lo son. Ambos son maduros y muy valientes. Y la relación que comparten es de lo más tierna.

Este cuarto relato me ha gustado, pero ese final... no sé, no lo he visto muy allá. Me ha parecido demasiado dramático, y a la vez, demasiado abierto. Y la historia de amor, pues apenas si tiene algún desarrollo. Y el aire que envuelve todo el relato es triste, muy triste.

Bye bye, little de Io Sakisaka es un tomo que está bien, pero no te pierdes nada si no lo lees. :(.


¡Un beso enorme a todos!

Mire - Mayu.

 

 


1 comentario:

  1. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    De todas formas lo leeré! joajojaojaoaj
    sumergida en tus palabras déjame decirte que mi mente solo pensaba en leerlo osea se ve buenísimo y quiero ver si logra transmitirme esa tristeza y si quedo con esa sensación con la que quedaste tú, como siempre amo tus reseñas!

    espero puedas pasar a visitarme un abrazo!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D