Translate

5 de junio de 2014

El laberinto de los sentimientos (Doushitemo Furetakunai) de Kou Yoneda


¡Buenos días a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis?

Yo os traigo hoy la reseña de ese tercer yaoi del que nació el spin-off "El mundo en color".

EL LABERINTO DE LOS SENTIMIENTOS (Doushitemo Furetakunai) DE KOU YONEDA:



Hace unos días encontré un blog especializado en yaoi donde había diversas recomendaciones del género, y esta fue la obra que más me llamó la atención, por la reseña de la bloguera, y también, por supuesto, por su sinopsis y su portada. 

6/

Y hoy ya lo he leído y me ha gustado mucho. Menos de lo que esperaba por ese toque agridulce y porque me he quedado con ganas de ver más, más de los protagonistas, y sobre todo, más de como sigue la relación entre Togawa y Shima. Admito que en el momento que acabó este tomo yo no estaba preparada para perderles como protagonistas. Y sinceramente, habría preferido mas de esta increíble parejita que un spin-off sobre los secundarios. Quiero más de Togawa y Shima y quiero más romanticismo y un poquito más de azúcar.


Pero con todo, que sepáis que he disfrutado mucho leyendo esta obra, aunque no sé si seré yo porque no manejo demasiado el género y tampoco estoy acostumbrada en manga a ambientes de oficina y protagonistas entre la veintena y casi rozando la treintena, pero en algunas partes me hice un poco de lio a la hora de distinguir quien decía que.


Por lo demás, El laberinto de los sentimientos (Doushitemo Furetakunai) me ha gustado mucho, y esta historia de amor y estos protagonistas, y aunque ha sido una lectura agridulce por todos los prejuicios y todos los miedos y dudas de nuestro Shima, creo que merece la pena, porque como premio tenemos el regalo de conocer a Togawa. A mí me ha gustado mucho Togawa, Shima también, ambos son geniales, cada uno es adorable, por mucho que lo escondan, pero como Togawa no .

Togawa es la chispa, la alegría, la espontaneidad, la dulzura de esta obra, y ha sido maravilloso conocerle, y vamos, ¡si Shima no se enamoraba de él yo me ofrecería voluntaria! Pero como no, por mucho que lucha contra ello, Shima cae perdidamente enamorado de Togawa, aunque se hace el duro hasta el final. Y Togawa es encantador, y muy diferente de como lo pintaba la sinopsis, además, que hay una gran evolución en él durante el transcurso de su historia.

Los dos crecen mucho como personas, Togawa y Shima son de una forma determinada al conocerlos pero después, poco a poco, van creciendo, madurando, y no sé, da gusto ver una evolución tan grande en ellos y lo mismo pasa con su relación.

Empiezan con muchas miraditas, con una potente tensión entre los dos, con toques inocentes y casuales, y muchas palabras amables y bordes, pequeños instantes que significan más de lo que parecen. Y toda esa química explosiva que empieza a chisporrotear entre los dos, una química muy sexual pero también intensa, profunda, íntima.

Desde el primer beso lo que hay entre los dos es mucho más que sexo, pero esa atracción física obvia brevemente un poquito ese lado emocional. Sin darse cuenta, perdidos como están en el placer mutuo y en todas esas capas de deseo, empiezan a perder el corazón por el otro, y cuando quieren frenar y analizarlo todo ya es inevitable: el amor les ha hecho caer de rodillas.


En esta relación hay dificultades, por supuesto. Para empezar, los dos tienen un pasado bien triste y creen desear cosas para su vida que pensándolo bien quizás no son tan importantes. Pero sobre todo, llevar la relación en secreto tampoco les ayuda mucho, por un lado son libres de disfrutar el uno del otro sin pensar en nada, pero por otro, eso les lleva a ser una pareja un poquito atípica.

Shima debe batallar con su inexistente fe, y con sus prejuicios sobre los heterosexuales.

Shima es el más joven de los dos pero también es el único que ya ha tenido varios novios, y experiencias con el sexo masculino, pero eso en vez de ayudarle le hace cerrarse más y dudar de si mismo. Jamás ha tenido un novio que le amara tal y como se merecía, y la llegada de alguien como Togawa a su vida es todo un contraste. Togawa rompe todos y cada uno de los prejuicios de Shima, y también manda al diablo sus miedos. A Shima le cuesta muchísimo, y aunque lento, acaba aprendiendo y abriéndose a los demás, sobre todo aprende a cerrar los ojos y a abrazar a Togawa.

Shima al principio es un solitario, un chico tímido, borde - muy borde -, cínico, pero todo eso son capas que esgrime para protegerse, ¿y quién lo iba a decir? Pero al final esconde a alguien frágil, vulnerable y achuchable. Y me ha encantado ver como se enamoraba locamente de Togawa, ha sido inevitable y maravilloso, electrizante y con un toque agridulce.


Togawa es el mayor de los dos por tres añitos, tiene 29 años, y es el nuevo jefe de sección de Shima, pero en el fondo, ambos son compañeros de trabajo y no hay una diferencia abismal entre ambos, no. Eso sin contar la fuerte atracción que corre entre los dos.

Togawa es un encanto, a pesar de esa primera impresión poco agraciada de él pero después, enseguida, Togawa me tuvo por completo derretida. No es que sea sexy pero lo es, tampoco es que sea endiabladamente encantador pero también lo es, Togawa es todo amabilidad, ternura, espontaneidad, luz, chispa, y todo ello envuelto en varonilidad. Es que no es como decirlo pero Togawa es todo un hombre, incluyendo madurez, y su espontaneidad y su dulzura y su firmeza y su coraje y su valentía me han derretido por completo. Era el personaje del que menos esperaba y ha sido el que más me ha gustado. Es mi favorito.

Togawa me ha gustado mucho, porque es persistente, y no tiene miedo. Es un hombre que ama locamente y que lucha por lo que quiere. Su vida ha sido muy dura, y no ha debido ser fácil sobrevivir a lo que él lo hizo pero ha superado esa cruel etapa de su vida casi con matricula, y ¿sabéis qué? Solo le faltaba Togawa para poder enfrentarse a su pasado y conocer por fin el verdadero amor.

Togawa se siente cautivado por Shima, pero es más, no es que Shima le robe el corazón, es que Togawa se lo regala. Se enamora perdidamente de Shima, y aunque como todos, tiene sus miedos, anhelos y dudas, no se pierde en la desesperanza y se lanza a por lo que quiere. Placer salvaje y un corazón rendido. Shima. El amor de su vida.


Admiro mucho a Togawa, y creo que se nota, pero es que su infancia es muy dura y por eso mismo, que sea tan dulce, tan generoso y amable, me derrite. Y encima, hasta que Toga conoció a Shima, creía que era hetero pero al sentirse atraído por Shima descubrió que era bisexual. Ante esto, otra persona habría retrocedido, pero Toga no, él vio la oportunidad de comerse a besos al chico que le ponía y lo hizo, él vio la posibilidad de entregar su corazón a este borde achuchable y lo hizo. Y al final Shima le respondió, pero más que con palabras, con cada entrega de su cuerpo, sus besos, sus caricias, sus miradas, el tacto caliente de su piel, porque a veces un corazón habla a través de sus actos y no de sus palabras.

Shima se enamoró muy locamente de este moreno, por más que se esforzó por no perder la cabeza por él, por no rendir su corazón, pero lo hizo, y eran esos pequeños detalles los que hablaban por él. Y para que engañarnos, me encantó meterme en su cabecita y sentir todas sus emociones, porque hay mucha fuerza en sus sentimientos por Toga. Y también está creciendo, dejando atrás al niño roto, y dando paso a un hombre valiente, que llora y lucha por amor, que abraza, besa, entrega placer, y derrite cada esquirla de su enamorado.

¿Veis? Son una pareja preciosa y me han conmovido mucho y ha sido agridulce-y-maravilloso vivir su historia de amor, sentir el dolor, el placer, el fuego, el deseo, la ternura, la profundidad, la intimidad, la soledad, y el consuelo, de la historia de Shima y Togawa.

Os recomiendo este yaoi, y mucho. No es perfecto, no me ha enamorado locamente, pero ha sabido hacerme llegar sus emociones y sentir a sus protagonistas, y aunque no amo perdidamente a Shima y Togawa si que les tengo mucho cariño y me sabe mal no ver más de ellos como pareja.


Además, joder, justo cuando se establecen oficialmente, cuando se aman de verdad, la obra se acaba y yo me quedo privada de todo ese crecimiento y todo ese romanticismo y de todos esos pasos que están por llegar.


Además, tengo muchísima curiosidad por estos dos:

¿Adoptarán niños? ¿Shima se trasladara a Kioto con Toga? ¿Se casarán? ¿Seguirán besándose tan espontáneamente? ¿Seguirán haciendo el amor mirándose a los ojos? ¿Se deleitaran en cada abrazo y valoraran cada instante justos? ¿Cómo reaccionaran los abuelos de Toga ante el novio y la bisexualidad de su nieto? ¿Se descubrirá si Shima tiene padres, hermanos...? ¿Seguirán robándose el aliento cada vez que se toquen? ¿Ardiendo sus pieles ante el más mínimo roce? ¿Acelerándose sus corazones ante cada "te amo" susurrado con autentico fervor? ¿VEIS? Todas muchas jugosas preguntas y quiero todas las respuestas :). Pero me temo que nadie las responderá :/.



¿Y que mas puedo deciros de El laberinto de los sentimientos? Que me ha gustado esta historia agridulce de amor aunque habría agradecido mas ternura; que he llorado y se me ha roto un poquito el corazón con ella; que me he encariñado con los protagonistas; que ha sido pura electricidad cada toque y cada mirada y cada encuentro de esta pareja; que he sido golosa con las escenas de sexo y aunque hubiera querido que fueran más detalladas y explicitas me han gustado igualmente; que me ha robado el corazón esos besos, esos abrazos espontáneos, que en esos momentos he adorado las ilustraciones de Kou Yoneda .




Y como ya os he contado, el spin-off, El mundo en color no me ha gustado, creo que esa obra está desaprovechada, pues la autora tira de drama por rellenar y crear sufrimiento, y eso hace que los extras de este tomo sean más agridulces de lo esperado, y a mí me dejaran triste. Pero como ya se sabe - aunque poco, porque salen un 2%, y Toga solo un 0,1% - Toga y Shima siguen adelante. ¿Habría sido mejor que Kou se hubiera dejado de spin-off Onoda y Deguchi y nos hubiera regalado una cursi y muy azucarada continuación de Togawa y Shima? Pues sí.



Esta obra no es perfecta, ni mucho menos, es demasiado agridulce y me he quedado con muchas ganas de más escenas entre la pareja, más conversaciones, más dulzura, más risas, menos miedos y prejuicios, más felicidad sobrevolando cada página, pero aún así lo que hay entre Togawa y Shima es amor y eso es suficiente, así que, ¡recomendado!


Cotilleando por la red, me he enterado de que hay una película basada en este manga, en la historia de amor de Togawa y Shima, y ya he visto el tráiler y también fotos de la película y me he quedado encandilada al ver a estos dos guapísimos actores juntos.


¡Son perfectos para Toga y Shima, y estoy que desespero por ver la película! Ojala sea tan bonita e intensa como el manga *____________*.




Cotilleando en youtube me he encontrado con este precioso video en honor a El laberinto de los sentimientos (Doushitemo Furetakunai), y allí podréis contemplar un poquito de ese romance increíble entre Shima y Togawa, pero os aviso, se siente mucho más después de haber leído el manga. Yo acabo de ver este video en honor a esta agridulce historia de amor y he llorado y todo. ¡Me ha encantado! Es perfecto y precioso y la música le va genial *____________*.




¡Un beso lectores míos!

Mire - Mayu.

1 comentario:

  1. Ya ví la película. Transmite las emociones de forma intensa, muy buena película y los actores muy guapos.

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D