Translate

13 de junio de 2014

Perfect lie de Teresa Mummert

NO-RESEÑA DE PERFECT LIE DE TERESA MUMMERT:
 
 
Muy bien, todavía no lo entiendo, aun sigo en shock. No sé qué pensar o que sentir. Tengo ganas de llorar. Muchas.
 
 
Perfect lie es... una buena novela, pero ese final rompe mucho a esta novela. Es un final que por más que lo pienso no lo entiendo.
Es más, al darle sentido a ese final, porque se supone que has de creer lo que dice la escritora, comprendo aun menos ciertas decisiones de ciertos personajes, e incluso como pudieron suceder/darse ciertos hechos. Pero empecemos por el principio.
 
 
 
 
La novela comienza muy bien, con una conversación entre Marie, y su clienta, Lie. Marie es una terapeuta, y Lie ha tenido una vida muy difícil y ese último golpe la ha destrozado, la ha hundido.
 
La protagonista, Lie me ha caído muy bien, es una chica dulce, sencilla, normal. Una joven que sabe entregar infinitamente su corazón. He sentido mucha pena por Lie, me ha dolido inmensamente lo mucho que estaba sufriendo. Sufría por su pasado, por lo mal que la había tratado su madre, que siempre la decía que jamás debería haber nacido. Sufría por todos esos acosadores que la habían roto y la habían insultado, humillado y pateado a la mínima ocasión. Y sufría por un amor, Brock, un suspiro en el viento, un fuerte anhelo, un joven que había dado alas a su corazón y con el que había encontrado su propio refugio, y sufría por su pérdida, por el dolor que había llevado a hacer algo horrible a Brock, y por ese final para ambos, a lo Romeo y Julieta, separados para siempre, y sufría porque no sabía que Brock y ella estaban muertos. Fantasmas.
 
O algo por el estilo, Teresa no termina de explicarnos esto, de darle sentido a todo, la verdad se descubre en el último giro, y es una verdad cogidísima con pinzas. Aun dudo si creerla o no. Porque eso me lleva al presente fantasmal de Lie y a Abel.
 
Abel, el protagonista masculino, aquel que iba a enseñarle a Lie lo que es enamorarse por segunda vez, me gustaba por muchas razones, por sus bromas, por el apodo que le había dado a Lie (Tetera), por sus largos abrazos durante toda la noche, por sus toques/caricias fugaces, por su caballerosidad, por su coqueteo con Lie, por su triste pasado, por su enorme preocupación por Lie, por su fascinación hacia ella. Todo ello eran razones para amar a Abel, y para desear que Lie dejara libre a su corazón y consintiera que Abel entrara en él.
 
Pero también he odiado a Abel, y más tras la revelación final, donde se descubre que Abel es una especie de ángel fantasmal enviado encadenado a la tierra para salvar a las personas. Bueno, no le he odiado por esa razón exactamente, sino por sus silencios, sus mentiras, sus jueguecitos, y su traición.
 

Abel acompaña a Lie en su encrucijada y hay momentos en que en verdad parece amarla. Y Lie aunque no quiere, no puede evitar sentir vivo a su corazón cuando está con él, cuando pelean, cuando se abrazan, cuando comparten una mirada, o divagan juntos. Hay momentos muy especiales entre ambos. Y formaban una pareja realmente bonita.  
 
También hay bonitos flash-backs sobre Lie y Brock, largas escenas donde descubrir cómo se amaron, cada palabra que se dijeron, cada vuelco que les dio el corazón, cada secreto a contraluz, cada lagrima, y cada beso, y ese amargo suspense, hasta el trágico final, y estos flash-back van apareciendo durante toda la novela. Teresa consigue que ames un poquito lo que Lie vivió con Brock, pero te pone en la tesitura de que también desees un para-siempre entre Abel y Lie. 
 
Pero después, según vas avanzando en esta novela, odias a Abel. Yo le he odiado y aún no comprendo como al final Lie puede acabar con él.
 
Si, la atracción entre Abel y ella, la conexión emocional entre los dos era muy fuerte, pero Abel demuestra que no se merece a Lie. No entiendo sus mentiras tampoco. Y no entiendo porque a veces buscaba hacer daño a Lie, porque necesitaba sentir que era capaz de romper su corazón. No comprendo porque salía con la zorra de Trish y porque le venía con cuentos a Lie, porque la enamoraba un minuto y después salía con la "amiga", porque se excusaba en que Lie tenia novio y de ahí que él se conformara en chicas vacías, sobre todo porque él sabía que Lie estaba muerta, al igual que él, y al igual que Brock, y él sabía que en la vida de Lie, ya no estaba Brock, salvo en sus recuerdos.
 
 
 
 
No puedo comprender a Abel y le odio por dejar ver que Lie y él podrían ser algo muy especial, por estar siempre pendiente de Lie, por mirarla con ojos de enamorado, pero sobre todo le odio por querer hacer daño a Lie, por follarse a Trish para romper el corazón de Lie. ¿Abel necesita que le amen? Y para ello, ¿necesita sentir como hace pedazos el corazón de la mujer que ama? Al final Abel demuestra que es un cerdo. Podría haberse merecido a Lie, al principio lo hizo. Pero después ya no. Y estoy tan apenada de que las cosas resultaran así. Y cabreada.
 
Lie no merecía tanto dolor, y no merecía enamorarse de Abel para que él se lo pagara haciéndola daño, menospreciando el inmenso regalo que era esta chica. En verdad me gustaba Lie, aunque a veces hiciera estupideces, o no fuera siempre fuerte, o llorara hasta dejarse la piel, pero era humana, y sufría, y amaba, y su corazón era bonito. Mejor que el de cualquier otro de esta novela.
 
 
 
Joder, esperaba una historia diferente, esperaba mucho mas de Abel, porque obviamente ya intuía que lo de Brock con Lie era un imposible, y Abel en verdad despertaba algo bonito en Lie. Y me duele que la autora jodiera esta historia de amor y a esta pareja. Porque durante unos minutos, Lie y Abel eran música y suavidad y ternura, y después, todo se fue a la mierda.
 
 
 
 
Teresa se empeñó en que Abel rondara a Trish, y con el descubrimiento final podría haber sido entendible, se supone que le han mandado para salvar a las personas que están a punto de morir. Pero... de ahí a tener que follarse a Trish "para salvarla" hay un jodido y gigantesco paso. Todavía no entiendo como Abel pudo ser tan cerdo, y tan mentiroso, y romper esa relación tan especial que tenía con Lie, por un polvo con una tía que como él mismo dice, no le gustaba. Es que, él mismo le dice a Lie que jamás tendrá NADA con Trish, y entonces, ¿de dónde cojones se saca la decisión de apuñalar a Lie y follarse a Trish?
 
JA. Y después una se tiene que creer que el Abel del principio, el de las bromas, la caballerosidad, los abrazos, y la conexión irrompible, existía.
¡JA! Lie debería haberle dado un buen tortazo por traicionarla así, por perjurar que se estaba enamorando de ella, y por acostarse con Trish unos días antes.
 
Y lo mas jodido de todo es que solo Abel sabia la verdad que se cuenta al final, esa gran y poco creíble revelación. Abel sabía que Trish mentía sobre seguir siendo la novia de Brock porque aun estaba herida y era una forma de protegerse contra los chicos, y Abel sabia que Lie estaba enamorándose de él, perdidamente. Y aun así, AÚN ASI, fue y se folló a Trish, para que Lie los oyera y se le rompiera el corazón. Y todo ello, sin dejar de alegar que ama a Lie.
 
Así que.... si, odio a Abel, es un cerdo y no se merece a Lie, es un cerdo por enamorarme, y por romperme el corazón como lectora, por venderme un Abel que no existía, porque ese ABEL jamás habría hecho daño a Lie, y es un cerdo por traicionar así a su gran amor. JA. Suerte para él que Lie sea tan buena y le quiera tanto y le perdone por todo.


 
 
Teresa Mummert escribe jodidamente bien, te atrapa con sus letras, sabe llegarte al corazón, y ya de paso, procura acercarse lo suficiente como para romperlo. No seré yo quien se acerque a otro libro suyo por muy maravillosamente bien escriba, y por todo ese aire embrujador que sabe darle a sus historias, y por lo mucho que me tiente con promesas de amor eterno.
 
 
Mire - Mayu.
 

1 comentario:

  1. Juro que tus palabras me llegaron al corazón! También estoy completamente confundida, ¿o sea muertos? ¿fantasmas? ¿vida después de la muerte? ¿¡Qué demonios!? Me enteré que eran fantasmas al final del libro, y dios, que ganas de llorar por que Lie muriera, por Brok enserado eternamente (aunque se lo merecía) y por la historia de Abel y Lie. Estoy en estado de ¿Qué demonios?

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D