Translate

21 de marzo de 2015

Reseñando Temptation of wolves ☆ / My mighty princess ☆ // Summer times / Mr. Idol / Love at 4 size / Kanojo to no tadashii asobikata/ Antique bakery //

Vamos a divagar otra vez sobre el mundo asiático . Hace un par de semanas que no he podido ver nada más que videos musicales, y tenía pendiente escribir algunas reseñas (de las películas abandonadas no, esas mejor olvidarlas cuanto antes, ¿verdad?), así que hoy voy a compartir mi opinión sobre dos películas que me gustaron pero que no me volvieron loca, alguna que no me gustó pero que recomiendo a los amantes del drama, y otras que no me gustaron y no se las recomiendo a nadie. ¡Comenzamos!


TEMPTATION OF WOLVES (PELÍCULA COREANA, 2004):

 

5/10

Esta película la vi por recomendación de una de mis amigas (oye, y que gusto da que a una le recomienden películas lindas) y efectivamente me gustó. Temía que no me hiciera gracia porque sabía que el final de uno de los dos lobos era trágico y porque soy anti-triángulos amorosos, pero la verdad es que la película me sorprendió y me gustó. No me pareció una gran maravilla pero si me pareció buena y la recomiendo. Es linda y emotiva. Y tiene a un actor maravilloso que interpreta a un persona aun mas, más maravillosa. Debo admitirlo, ¡a mi esta película me gustó por culpa de este chico!

Os cuento un poquito de que va esta película coreana...

Han Kyung acaba de perder a su padre. Por eso se traslada del pueblo a Seúl, donde se reencuentra con su madre y sus hermanastros. En la capital, coincide con Hae Won y Tae Sung. Ambos chicos pertenecen a dos bandas rivales. Hae Won es un niño rico, el típico mujeriego y mimado. Y Tae Sung es duro porque ha tenido una vida complicada pero tiene mucha ternura escondida, reservada para cierta persona a la que años después aún espera...

¿Queréis saber cuál de los dos chicos me robó el corazón? Tae Sung.

El chico que muere al final de la película. El chico del que Han Kyung no se enamora. El chico que resulta ser el hermanastro de Han Kyung. Y aún con lo que os he contado, que se veía venir desde el minuto uno de la película (salvo la enfermedad y muerte de Tae Sung, pero admitámoslo, giros como este en películas coreanas, son habituales), debéis verla. Por Tae Sung debéis verla. Creo que la película brilla por este personaje y por la relación que tiene con Han Kyung. Además, Tae Sung sufre bastante porque no puede evitar enamorarse de su hermana pero no, esta no es una historia de incesto. A ella le gusta el malote, Hae Won.


Particularmente, yo me habría quedado con Tae Sung. De cabeza. Es que sinceramente... ¡yo no entiendo cómo Han Kyung no se enamora de él! Si Tae Sung le da mil vueltas a Hae Won. Entre un chico y otro no hay color. No digo que Hae Won sea horrible porque no, acaba dejando de lado eso de ser un chico malo, pero, ¿quién prefiere a un chico que te da un beso para callar voces en vez de un chico que te sorprende bajo la lluvia con la mas picara de las sonrisas? Y eso es solo un apunte. Es que Han Kyung tiene unas escenas muy lindas con su hermanastro (hermano de sangre por parte de padre) Tae Sung, y era imposible para mí no querer verlos juntos.
Una de mis escenas favoritas es cuando están fregando y se ponen a jugar con la espuma, ese 'tonteo', esos juegos y esas risas. Yo veía a estos dos juntos y se me ponía una sonrisita tonta. Eran muy bonitos los dos juntos. ¡Una pena que le dieran ese giro final tan cruel a la película y que mandaran a Han Kyung con el malote! Bueno, siendo sincera, era yo la que quería a Tae Sung, Han Kyung... no está mal esa chica (es una muy buena persona) pero no está a la altura del grandísimo corazón de Tae Sung. Es que Tae Sung era un solazo, y todos los demás en esta película no son más que meras sombras.
Os recomiendo esta película, principalmente por Tae Sung, pero también porque es de esas que se hacen amenas y se pasan volando. Es entretenida y tiene un toque de ternura gracias a esa relación tan inocente entre Han Kyung y Tae Sung. Ellos nunca cruzan la frontera de hermanos ¿eh? Han Kyung porque está enamorada del malote de Hae Won y Tae Sung porque... bueno, pues eso, porque ella no le quiere. El malote supuestamente también se enamora de Han Kyung, la verdad es que ESTO me cuesta creerlo, porque es el típico mujeriego peleón que siempre está revoloteando con unas y otras y ¿que tiene esta chica para domesticarle? Sinceramente, no lo sé. No me calló mal Han Kyung pero no le encontré el punto a esta chica. Han Kyung y Hae Won no tienen escenas románticas ¿eh? Había muchas escenas increíblemente tiernas entre los 'hermanos', pero entre los novios no, ni ternura ni nada había entre esa pareja. Solo dos escenas de besos entre apasionados y forzados porque... no se veían muy ¿naturales?
Respecto a los actores, Jo Han Sun, que interpreta al chico malo, y Lee Chung Ah, que interpreta a la chica nueva, no tengo quejas de ninguno. 

Pero solo Kang Dong Won me gustó ♡. Quedé fascinada por la interpretación de este actor. Por su pícara sonrisa. Por su voz cantando. Por las lágrimas en sus ojos. Por su corazón roto al amar a alguien a quien no puede tener. Por esa canción tan hermosa que canta. Se mimetizó con el papel. Tengo que buscar más de este actor coreano. Además, dicen que esta película fue tal éxito en Corea que Kang Dong Won alcanzó la fama de golpe. En esta película, este actor nos regaló una canción, y a mi me enamoró aún más con ella.

Cotilleando por internet he encontrado que además de esta película grabada en 2004 (que está basada en un libro), en 2011 se hizo un musical (en el papel de Tae Sung estaba Ryeowook del grupo Superjunior), y en un blog leí que pretendían hacer un dorama pero sobre eso no sé nada, ¿se llegó a hacer o no?

MY MIGHTY PRINCESS (PELÍCULA COREANA, 2008):



5/10

Esta película me gustó y me sorprendió un montón. Cierto es que la sinopsis ya nos cuenta parte de lo que va esta película pero obvia lo mejor, ese tercer chico que a la mayor parte de las espectadoras les robó el corazón. 

Otro triangulo diréis ¿no? Pues va a ser que no. ¿Y por qué? Pues porque aquí la cosa no va a ser. Nadie es correspondido. La princesa poderosa, So Hwi, está coladita por un chico popular de su universidad pero Jun Mo está enamorado de una mujer veinte años menor que él (que no le corresponde tampoco). Y el tercer chico, Il Yeong era el niño con el que la princesa poderosa se había criado, ese con el que había corrido aventuras y vivido grandes cosas, ese chico que hasta hacía poco había sido su todo, compañero de luchas y de juegos. Il Yeong está enamorado de la princesa poderosa. ¿Veis? Aquí no hay triángulos, aquí nadie es correspondido. Bueno, os aclaro que el final es MUY abierto y no deja claro si Il Yeong y la princesa acaban juntos como novios o solo como amigos. Quisiera creer que como novios pero ella no daba ni una sola vibración de estar enamorada de él, ¡lo que me hace querer llorar y gruñir y es una de mis razones para que esta película me gustara pero no me chiflara!


Os recomiendo Mi princesa poderosa porque es una película juvenil donde se combinan las artes marciales dentro de un mundo de fantasía. Es además, una película muy amena, con detalles cómicos, y con dos personajes geniales, la princesa poderosa y el que era su mejor amigo. 

So Hwi fue adorable, ¡totalmente! Es de esas protagonistas que te hacen reír a carcajadas. Y Il Yeong es el mejor de toda la película, ¡me encantó! Admito que al principio no me fiaba de él y que hubo un momento en que me abofeteó pero al final todo acabó bien y pude volver a creer en este personaje, que resulta ser un amor, dulce, atento, y siempre compañero. Fue un chico muy lindo, la verdad. Y con So Hwi hacia una pareja adorable, ¡madre mía, yo quería ver juntos a estos dos! Y más cuando poco a poco se nos fue contando su historia y fuimos descubriendo lo unidos que habían estado siempre hasta cierto momento que luego resulta ser crucial y no digo más, ¡descubridlo vosotros! Pero seguro que Il Yeong os enamora y os hace querer gritarle a la protagonista 'déjate de perseguir al tonto de Jun Mo, ¿no ves que tu alma gemela la tienes a tu lado?' So Hwi molaba salvo por eso, por su loca obsesión con Jun Mo. Y telita con la obsesión de Jun Mo por la señora mayor.

Los actores, ¡quiero ver más de Ohn Joo Wan y Shin Min Ah! Él me chifló, era divertido y dulce, un pícaro al que resulta imposible no querer achuchar. Y ella era genialosa, de esas chicas a las que no puedes evitar tomarles cariño porque es buena y tan divertida que solo puede darte buenas vibraciones. Estuvieron los dos muy bien interpretados por el actor Ohn Joo Wan y por la actriz Shin Min Ah. Muy creíbles en sus papeles.

Los otros personajes y actores no resaltaron para mí. Es más, los ancianos me daban la sensación de ser un relleno innecesario en esta película. El chico popular y su amor imposible resultaban muy chocantes, incluso me cabrearon, se podrían haber perdido ya desde el principio. Sobre todo porque hay cierta parte de la película en la que parece que juega con la princesa.


SUMMER TIMES / XIA TIAN XIE ZOU QU (PELICULA TAIWANESA, 2009):




0/10

Se me antojó ver esta película porque quería probar el cine taiwanés. No fue una película horrible pero a la larga creo que solo me dejó una cosa buena, lo bien que canta Shara, la actriz protagonista (para la OST de la película cantó varias canciones). Os aviso que esta película tiene un final muy, muy trágico. Yo según avanzaba la película lo intuí totalmente, pero debo admitir que de cara al final no quería creérmelo. ¿Hablamos de crueldad? En ese final hay mucha. Es un mazazo, sobre todo para aquellos espectadores que estuvieran disfrutando de esta 'juvenil' película. No está mal la película eh, pero con ese final se ganó definitivamente mi suspenso. Mientras la veía no podía evitar mirar continuamente el reloj, se me hacía muy lenta y muy larga. Y esa chica, esa protagonista, ¡no me decía nada! No es que me callera mal (no), pero cero emoción en ella. Él me parecía tierno, salvo cuando le da por hacer lo típico de las novelas americanas, huir de su amor y comportarse como un imbécil, abrumado por sus miedos, pero luego supera esa etapa y volvió a ser el de antes.

Os dejo la sinopsis. Yo misma la escribí para hacerle la ficha en Wiki Drama...

Ah Kwan (Bryant Chang) es un joven nacido y criado en la isla de Kinmen. A pesar de que es un chico amable, desconfía de los turistas. Su pasado le ha enseñado que nadie llegará a su vida para quedarse. Un día, gracias a su mejor amigo, se entera por internet de que una chica bonita llamada Chen Wen Qing (Shara Lin) ganó el Concurso Nacional de Piano. ¿Su sorpresa? Días después, la ganadora de piano, llega a la isla para pasar allí todo el verano.
Chen Wen Qing va a pasar un verano inolvidable en casa de su tía, ha llegado la hora de que esta joven disfrute por primera vez de su vida, sin presiones ni mandatos. Llega la libertad para ella. Y al conocer a Ah Kwan, también llega el amor.
Antes de que termine el verano, ambos se prometen volver a verse.
¿Volverán estos dulces amantes a disfrutar de otro mágico e inolvidable verano?

Me quedó chula la sinopsis ¿eh?

Como digo, durante la película hay pequeñas pistas de que se avecina la desgracia, estaba cantado que ella estaba enferma. Punto. Es que se le nota mucho. Solo el protagonista no lo ve. Y cuando llega el nuevo verano y ella 'vuelve'... por la reacción de ella y por la reacción de él, supe que ya nada era lo que parecía. Y no digo más por si la queréis ver. Pero vamos, yo no puedo afirmar que Summer times me gustara. No la considero una mala película pero no me conmovió, ni siquiera al final (vale, se me soltó una lagrimita cuando llega la hora de las confesiones), y la relación entre los protagonistas ni los protagonistas me dijeron nunca nada.

No sentí nada viendo esta película. Había momentos en que podía pensar 'oh que tierno el chico' 'tienen alguna escena linda' pero es que no era un pensamiento que tuviera profundidad. Fijaos, hace tres semanas que vi esta película y ya no recuerdo prácticamente ninguna escena romántica de esta 'historia' de amor. Entre los protagonistas, los actores, me faltó mucha química. Shara Lin... me encantó como cantante pero no como actriz y Bryant Chang es un actor estupendo al que no le han dado un papel a su altura. 

Si os gustan las historias que se alimentan de drama quizás os guste pero yo ni la recomiendo ni dejo de recomendarla. Eso sí, esperaba otra historia de amor y no ésta con la que me encontré.

  

Como extra, por si os interesa, y os enamoráis de la película, también hay un dorama taiwanés, de treinta capítulos, que narra esta historia. El dorama, Summer fever, lo crearon inspirados en la película.


Las canciones de esta película, son una maravilla, y logran que me emocione con solo escucharlas, que sienta todo eso que no sentí viendo la película. Incluso veo en esos videos las escenas de la película y siento cariño, pero con la película en sí no me pasó así. Shara Lin no ha destacado para mí como actriz pero como cantante es increíble, tiene algo que se te mete en el corazón, que te lo roba. Podría pasarme horas escuchándola. Así que no, no me arrepiento de haber visto esta película, porque amar jamás tiene precio, y porque voces como estas, que saben a amor y a libertad, a magia nacida de tierras taiwanesas, no se encuentra todos los días.

MR. IDOL (PELICULA COREANA, 2011):


 


0/10

A esta película le tenia muchísimas, muchísimas ganas. Pero muchísimas ¿eh? Me encantan las películas en las que los protagonistas son músicos y no hay realmente ninguna (que yo haya visto), en la que el idol se enamore de su manager. Pero esta película no es como la vendían. No digo que no la veáis, porque yo pasé un rato entretenido viéndola pero fue un chasco total. De película romántica nada y de película musical tampoco mucho (admito que me gusta como cantan juntos estos interpretes y que su Summer dream es pegadizo pero es que ¡solo cantan esa canción en toda la película!), tenemos unos cuantos chicos que deben empezar a conocerse (o volver a conocerse como es el caso de tres de ellos) para crear una unión que no les haga quebrarse ante las tretas sucias de la competencia pero eso nunca se da. Si lo de las tretas sucias, no lo de la unión. Los cuatro chicos se llevan bien pero la experiencia no les convierte en una familia. Supongo que en algunos casos sucede y en otros no. Pero en esta película yo esperaba algo muy diferente a lo que ofrecieron. Algo mucho menos superficial. Es que nunca se llevó a profundizar en esta historia, empieza de una forma muy cruel y eso hace que los miembros del grupo de dispersen y lo mismo la manager. Pero cuando ella decide unirles de nuevo y darle una oportunidad como cantante a este idol yo creía que veríamos algo más que a unos chavales haciendo pequeños conciertos (donde siempre se cantaba la misma canción) y a una manager tratando de no dejarse comer por el tiburón que es la competencia. Pero ya está, en eso se puede y se debe resumir toda la película, ¡porque no hay más!

Me sentí tan decepcionada y tan frustrada con esta película. Además, ¿por qué esa portada tan sensual? Este grupo no luce nunca esa estética y esta no es una gran historia. Y el romance me parece un chiste, hay un beso pero no es mutuo, y no hay ni enamoramiento ni nada, es más, que yo sepa el idol y la manager NO acaban juntos. Así que adiós historia de amor soñada. Adiós historia musical.

Los actores, no voy a negar que el bailarín de estrellas en el cuello, Jay Park, y que Ji Hyun Woo me parecen guapos o sexys según la escena, pero tampoco me dijeron nada.


LOVE AT 4 SIZE (PELICULA CORAL TAILANDESA, 2011):




0/10

Esta es una de las peores películas que he visto, en general. No me gustó en ningún momento pero la vi completa porque en ella se contaban cuatro supuestas historias de amor. ¿Qué sabéis qué? De amor nada. Todas eran de desamor. Menudos pequeños culebrones andantes. Después de esta película ya he aprendido que a veces es mejor desistir a tiempo. Con esta película coral tailandesa yo debería haber desistido desde el primer minuto. Era una porquería de película. Pero de las grandes ¿eh? Mala con ganas. Encima, ¡es un timo! Porque te dicen que vas a ver cuatro historias de amor sin relación alguna y luego resulta que el amor no aparece por ningún lado. Todo eran peleas, traiciones, escenitas celos y desamor para llenar más de una jarra de limonada. Esta película me pareció insoportable, por la trama que era una basura. Punto.

KANOJO TO NO TADASHII ASOBIKATA 

(PELICULA JAPONESA, 2007):



0/10

Esta película fue muy, muy mala. Pero solo la vi entera por dos razones: 1) era una película muy corta. Si no estoy segura de que mucho antes la habría dejado. 2) el actor protagonista, el sirviente en esta historia, era Mizushima Hiro, famoso actor y galardonado escritor japonés, y quería ver como era interpretando.

La historia nos habla de un juego secreto entre dos niños. Jugarán a ser ama y sirviente, al menos hasta que sus compañeros los pillen juntos. Me llamó la atención la sinopsis de esta peli, muy parecida al manga Honey and honey drops de Kanan Minami, pero su desarrollo no tiene absolutamente nada que ver.

Esta película no merece la pena que nadie la vea. La historia de amor no merece ser llamada así, es malísima, no está nada currada ni desarrollada ni bien planteada, los personajes están vacíos, son marionetas sin vida y los actores principales obviamente no me gustaron. Esta es una de esas películas que te hacen arrepentirte totalmente de haberla visto porque es una estupidez tras otra.

ANTIQUE BAKERY 

(PELICULA COREANA, 2008):


 
Esta película está basada en un manga japonés. Es más, hay un dorama japonés que cuenta lo mismo que esta película pero tomándose muchas, muchas horas. Y como esta película no me ha gustado, obviamente no perderé el tiempo viendo el dorama japonés. Ya sé lo que me encontraría y paso.

0/10

La película no me ha gustado nada. Lo único que rescato de ella es a Sun Woo, interpretado por Kim Jae Wook. Él es la única razón por la que no me arrepiento 100% de haber visto esta película.

Os cuento de que va y porqué quería yo verla, creyendo ingenuamente que me encontraría ante una clásica historia de amor pero entre su jefe y el pastelero. Y va a ser que no. El jefe, Jin Hyuk es un heterosexual que siempre está perdiendo el tiempo con mujeres que a la mínima se deshacen de él. Además, tiene un trauma porque en su infancia alguien le secuestró, y durante toda la película se hace alusión a esas pesadillas. 
 

Luego está el pastelero, que cuando era adolescente estaba enamorado del que ahora es su jefe. Sun Woo era un chico tímido hasta que Jin Hyuk le rechazó lanzándole una tarta a la cara. Ahora Sun Woo trabaja para ese hombre pero como sabe que no tiene oportunidades con él, ¿para qué reformarse? Mejor seguir devorando y encandilando chicos. Y que conste que este pastelero es el único que vale algo en esta película, a mí me encandilaba en todas y cada una de sus escenas, incluso cuando besaba al francés o salían desnudos juntos, cuando estaba enseñando a su aprendiz a ser un gran pastelero, cuando se declaraba a su jefe y le daban calabazas, cuando realizaba esas obras de arte culinario, cuando lloraba y cuando reía con todo el desparpajo del mundo, no hubo un solo momento en que él me decepcionara. El actor, Kim Jae Wook y Sun Woo, su personaje. Luego tenemos al guardaespaldas del jefe, al amante francés del pastelero y al aprendiz de repostería pero igual que el jefe, ninguno aportan nada especial.

No le vi sentido a esta película, en ningún momento. Fue un suplicio de película. Solo la vi entera por Kim Jae Wook, que tenía un personaje genialoso (el único), y el mismo es un genio de la actuación, al menos así era en Antique bakery. Me gustaría ver algo más de este actor, ¡esos brazos suyos me encantan, y ese carisma y ese personaje, gay hasta la médula, al que interpretaba Kim Jae Wook, obvio que también. ¡Y qué hacia unos pasteles que... joder, que aspecto más rico! Así que si quisiera salvar algo de la peli (que no) sería eso.

¡Nos leemos!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D