Translate

20 de julio de 2015

Reseñando NOBUTA WO PRODUCE ☆


(DORAMA JAPONES, 2005) (10 CAPITULOS)


Casi todas las aficionadas al J-Drama conocen Nobuta Wo Produce, entre otras cosas porque su elenco principal es famoso y reconocido: Kamenashi Kazuya, Yamashita Tomohisa (mas conocido como Yamapi), y Maki Horikita, y de secundarios, Erika Toda y Daito Shunsuke.

En mi caso, había oído hablar de NWP por algunas compañeras de dramas y como no, porque soy fan incondicional de Kame y Yamapi ~. Adoro a estos dos actores, estoy enamorada de mis dos ikemen y no me gustaría perderme la mayoría de sus proyectos. A Yamapi ya le había visto en Buzzer beat y Stand up y en ambos proyectos me enamoré de su personaje y de él, y a Kame solo le he visto en Tatta hitotsu no koi, y esa es mi serie japonesa favorita (en segundo lugar Seto Koji con Koizora, pero nadie le roba el puesto a Setomaru como mi bias e ikemen nº1). Así que en ellos tenía dos buenas razones para ver NWP. Luego estaba Daito Shunsuke, que hace solo un papel chiquitito, y al que guardo cariño por dos proyectos, el de la chica amante del yaoi y por el Ouran school host club. Erika Toda, que se le quedó fama de mala desde Hana yori dango (en mi opinión ese papel le encaja porque es guapa y siempre es tan perfectísima que parece la típica víbora), aunque yo la conocí como la mejor amiga de Nao en Tatta hitotsu no koi (ahora entiendo porqué se notaba familiaridad entre Kame y Erika, trabajaron juntos en este dorama y luego en Tatta), donde era simpática y buena. Y Maki Horikita, actriz que me confunde porque en Hana Kimi lo hizo regular si la comparo con Sulli y Maeda Atsuko y en Atashinchi no danshi hasta un besugo lo habría hecho mejor, para mi gusto, ahí fue una mala actriz. Pero tranquilos, con NWP hizo un buen papel, tenía el sello Maki pero acertó a la hora de interpretar a Nobuta. Y Kame y Yamapi estuvieron insuperables y lo hicieron de diez, fueron el gran tesoro de esta serie. Dos tesoros de hombres que no se llevaban bien antes de realizar este dorama pero que en pantalla conectaron muy bien.

 

Justo antes de empezar este dorama había visto la película Very ordinary couple (reseñada aquí) y me había quedado muy deprimida. Pues esta serie me ayudó a sentirme mejor y a olvidarme del dolor de Very ordinary couple (aunque a mi maravilloso oppa Lee Min Ki no le olvido), me hizo sonreír y sentirme relajada. Y ansiosa, ansiosa por descubrir como continuaría la serie o que sorpresas me depararía.


6'5/10

La verdad es que hice bien en apostar por esta serie y os la recomiendo. Creo que es un proyecto emotivo, divertido, sensible, sentido, con mensajes que dejan huella, y con una historia sencilla pero bonita. Y sobre todo, es un proyecto refrescante, diferente, veraniego, y que esconde grandes reflexiones. Hay doramas que te enseñan además de entretenerte y este es uno de ellos. Y no todos los días se ven historias como esta, donde podrían haberlo entorpecido todo con el clásico triangulo amoroso y no lo hicieron. Es más, solo uno de los personajes se enamoró, uno. Porque NWP no es una historia de amor, es un fiel reflejo de la vida, y nos hace ser parte de una historia donde hay crueldad mediante el acoso escolar y donde hay una preciosa amistad que les enseña a luchar, conocerse a sí mismos, encontrar su camino y permanecer unidos.

NWP logró emocionarme. Y mis lágrimas estuvieron presentes. A veces lloré porque pasaban cosas tristes, otras porque me daba miedo que el personaje de Yamapi acabara con el corazón roto, o porque pasaba algo realmente bonito y emotivo. O simplemente porque la amistad de Nobuta, Akira y Shuji es un tesoro sin igual.


No entra dentro de mis doramas favoritos, pero sí que me ha gustado mucho, y lo volvería a ver. Porque esconde una historia que deja huella, porque es divertido, triste, bonito, y emotivo. Porque los diez capítulos de esta historia son muy entretenidos y casi parece que se ven solos. Con series como esta da gusto irse de visita televisiva a Japón. Me ha gustado mucho, de verdad . Es una historia a la que no puedes evitar tomarle cariño, igual que a sus personajes, que son achuchables total.

¿Qué me ha enseñado Nobuta wo produce? Para empezar, que no es necesario que se dé una historia de amor para que una historia resulte increíble. Que en el país nipón no solo se hacen buenas obras de drama romántico, también se hacen historias cómicas y agridulces con armonía y perfección.

No tengo pegas para esta historia ni ha habido nada en ella que no me haya gustado. Quizás mi opinión no es tan apasionada que cuando he reseñado otras cosas pero es que me ha faltado un poquito más para que pudiera enamorarme. Pero es una buena apuesta para descubrir una historia emotiva y con mucha madurez.



¿Quién no se ha sentido identificado con Nobuta wo produce? Porque yo creo que es inevitable verte reflejada por aquí en algun momento, en los personajes, o en sus vivencias, en su forma de pensar o vivir, en su forma de enfrentar sus problemas, en sus miedos y sus ilusiones. Creo que en Nobuta wo produce estamos todos. Las reflexiones de esta serie me han gustado mucho y la diferencian de otras que solo pueden aportar mero entretenimiento. NWP habla de cosas que todos hemos vivido y las reflexiones que hacen sus personajes son una respuesta a nosotros mismos.

Por supuesto, terminé la serie llorando porque no quería despedirme de mis tres protagonistas. Porque me había implicado mucho con esta historia y me parece realmente emotiva y armoniosa. La amistad que esconde es un gran tesoro, ese ambiente de instituto es complejo por las luchas internas, el tema de las burlas y los menosprecios a Nobuta, pero se compensa con unos profesores que se implican de corazón en la vida de sus estudiantes y con unos amigos como Akira y Shuji, que mientras se encuentran a sí mismos y buscas las respuestas correctas para sus vidas y su futuro ayudan a Nobuta a salir de ese tormento y del caparazón herido que tenia la niña.


Entonces, ¿de qué trata NWP? Nobuko, a la que apodarán como Nobuta, ha pasado toda su vida siendo maltratada y acosada por sus compañeros de clase. Ahora su madre y su padrastro la han hecho mudarse otra vez y allí conoce a Shuji y Akira. Shuji el líder del instituto, el chico que finge salir con la princesa del instituto (Mariko, personaje de Erika Toda), y que en casa cuida de su padre y su hermano pequeño (y pierde todo el look de príncipe) y Akira, el divertido antisocial de la clase, heredero de una empresa millonaria y que busca su independencia viviendo en una pequeña tienda de tofu, divertido y encantador rebelde. Akira, el niño bonito que se enamora de Nobuta sin esperar tener nunca su corazón.


Nobuta Wo Produce esconde mucha ternura, imagino que para compensar sus partes más duras. Y la verdad es que aunque a veces duele esta historia lo suaviza todo con tres protagonistas encantadores y con momentos para reír y luchar unidos.

La hermandad que crean nuestros tres protagonistas es realmente bonita. Y lo mejor es que cuanto más tratan de separarlos más se unen y se aprecian ellos, mas desean salvarse mutuamente y crecer y ser mejores personas. Esa amistad les salva a los tres. Los tres maduran, se hacen preguntas, encuentran respuestas, se arriesgan, confían los unos en los otros, se hacen amigos de verdad y cambian. Los tres evolucionan, ninguno acaba tal y como empezó, lo que es increíblemente bueno. Esa amistad les ayudó a ver quiénes eran en realidad y como querían que el mundo los viera.



Akira, Shuji, y Nobuta se ganaron mi cariño. Nobuta porque era una niña herida, retraída y desconfiada y floreció ante nuestros ojos, se volvió fuerte y recuperó esa inocencia perdida. Shuji porque era el típico niñato de fondo bueno que es muy falso y mentiroso y todo porque siente que no hay un lugar en el mundo donde pueda ser él mismo sin perder su trono como el príncipe, y al final acaba pagando por sus mentiras, se implica con Nobuta y Akira y comprende lo que es tener amigos por primera vez en la vida, y además, demuestra que en realidad puede y es un amor, un chico guapísimo y principesco capaz de entregar mucha ternura y crear un mundo justo y bonito para sus amigos. Y Akira, mi personaje favorito, mi lindísimo Akira, que empieza siendo infantil y excéntrico y que poco a poco nos deja ver que es adorable, encantador, valiente y ternura pura. Mi Akira, que me tiene maravillosamente enamorada ~. A Shuji le quiero mucho pero a Akira lo quiero aún más. Akira es el gran y precioso tesoro escondido de esta serie. El personaje que mas evoluciona es Shuji, adorado Shuji, luego Nobuta y luego Akira, pero es que Akira no tenia defectos que corregir, quizás ese sentimiento de soledad que tenía. Me dolía que Akira pensara que nadie le necesitaba, que estaba solo y que Nobuta y Shuji serian muy felices sin él. Se demostró que no era cierto, que los tres se querían y se necesitaban. Y en cierto modo, se demuestra que Akira es el pilar de Shuji. Shuji evolucionó un montón, fue el que más luchó por cambiar y encontrar su propio camino, quién más preguntas se hizo sobre como quería que fuera su vida y que quería que los demás vieran de él. Acabé orgullosísima de mi Shuji bonito. De ese mentiroso que en realidad tiene un corazoncito de oso.


Y los actores, de los que he hablado justo al principio, Erika Toda me tuvo todo el tiempo confundida (¿era mala o existe una niña tan perfectita?), Daito Shunsuke apenas salió, Maki Horikita lo hizo mucho mejor de lo que yo esperaba, por supuesto, el personaje de chica herida, inexpresiva, cabizbaja y triste le iba a la perfección.

Yamapi me sorprendió con un personaje divertido y alocado, siempre le había visto en papeles más serios y mas príncipe bueno y adorable, pero me encantó, bordó el papel con mucho encanto y Kamenashi fue también sorprendente porque el personaje que le conocía yo es sincero y todo amoroso y aquí era un mentiroso compulsivo que sabia llevar a todo el mundo a su terreno para su disfrute (pero sin caer en la maldad).


Y como digo, Maki, y Kame tuvieron personajes que evolucionaron, pero entre los dos fue Kame el personaje más complicado y el mas evolucionado, y no mintamos, Kame era el narrador y el pilar principal de esta historia. Akira era adorable y lo mejor de la historia y también tuvo su cuota de evolución, pero más por sus maduras decisiones y su fortaleza que por su personalidad.

Ay, Kame y Yamapi ~. ¡Como me gustó verlos juntos! ¡Incluso hubo momentos de risa/fanservice cuando les tocó enseñarle a Nobuta como rechazar a un pretendiente pulpo o como coquetear con él! Para llevarse mal fuera de la pantalla supieron crear un buen ambiente entre los dos. Dos amigos reales. Acertaron combinándolos a ambos.

Oh, y Yamapi sigue haciendo ese gesto tan adorable con los labios, pidiendo un beso.


Ver a Yamapi y Kamenashi ha sido como derretirse una y otra vez sin parar, una y otra vez . La única palabra que puedo usar para describir lo que yo sentía al verlos en pantalla es... amor .

 
Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D