Translate

21 de julio de 2015

Reseñando THE SNOW QUEEN ♥ (Bora y Deuk Gu ♥)


(DORAMA COREANO, 2006-2007) (16 CAPITULOS)



No es fácil para mí hablar de este k-drama. Porque me hizo amarlo. Pero también me hizo romperme de puro dolor. Sentí tanto con esta historia, quise tanto, y lloré tanto. Pocas veces he llorado tanto con una historia. Es más, creo que The snow queen, ha sido la historia más sufrida que he visto.

4'5/10
Nota revisada: 8/10


The snow queen es un gran melodrama. Estaba extenuada de tanto amar un amor que siempre era imposible. Estaba extenuada de verlos amarse y no poder tenerse, ya fuera porque otros lo impidieran o porque ellos mintieran por orgullo o porque se impidieran estar con el otro por traumas o miedos.

Sinceramente, me gustó mucho esta historia porque amé a mis protagonistas, sobre todo a mi precioso oppa (le amo con reverencia y absoluta ternura) Tae Woong or Deuk Gu (es el mismo pero Tae corresponde a su identidad escondida y Deuk Gu es la persona que él ha sido durante ocho años), y amé cuanto se amaban ambos . Y adoré las alusiones a La reina de las nieves. Y hubo personajes encantadores como la hija de la sirvienta o los amigos del gimnasio de Deuk Gu que fueron un soplo de simpatía, o la protagonista en sí, Bora, que me hizo quererla con todos sus defectos.

Pero también tuvo muchas cosas que yo habría dejado fuera, como todos los estúpidos impedimentos que se pusieron para no estar juntos, o ese noviazgo tremendamente falso que Bora (mi Bora) tuvo con el pícaro y manipulador médico Woo durante cuatro capítulos muy largos y tediosos, o los padres venenosos de ambos que les decían cuanto iban a sufrir si estaban juntos y que no se lo iban a permitir, o el trauma de Deuk Gu, su creencia injustificada de que él había matado al hermano de su amor y por eso no podía estar con ella, muchos dramas para una historia que ya tenía drama de por sí.




Del capítulo 2 al 5 y del capítulo 14 al 16 son los mejores capítulos, los primeros porque son divertidos, chispeantes, refrescantes, y los últimos porque son reverentes, amorosos, preciosos y saben a amor eterno. Amo esta historia de amor con cada fibra de mi ser, así que... me resulta imposible no adorarla a mi manera. Si que tiene cosas épicas y maravillosas, pero no todo el conjunto, como he dicho, le sobra mucho drama y muchas cosas externas a los personajes. Pero este amor siempre será... eternamente mágico. Su intensidad emocional es inolvidable. Sus protagonistas lo son. MI BORA Y MI DEUK GU .




Yo no os puedo decir que no veáis la serie porque... pues porque no puedo, porque me ha gustado a pesar de toda la angustia, y lo recomiendo. A pesar de todas las pegas que racionalmente yo pueda ponerle, mi corazón quiere a estos protagonistas y se ha implicado con ellos y con su historia. Sé que nunca olvidaré Snow queen ni a una pareja tan preciosa y hermosa e increíble como Bora y Deuk Gu. Y tampoco los olvidaré a ellos. Los quiero mucho y he amado su historia aunque también la haya odiado durante algunos capítulos. Odio que les impidieran y se impidieran estar juntos hasta casi el final, odio el dolor y la angustia que sintieron mientras trataban de vivir sin el otro y odio que les hicieran tanto daño y estuvieran tan heridos y odio que el guionista les diera ese final, que les arrancara sin piedad y con absoluta crueldad la felicidad que se habían ganado con garras y dientes. Mis dos preciosos bebés no se merecían tanto sufrimiento, tanta tragedia y tanto dolor. Es que rememoro cuan felices eran cuando al fin se hicieron novios y se me pone la piel de gallina, se me desboca el corazón, me estremezco entera, no hay nada tan hermoso y perfecto como Bora y Deuk Gu amándose con absoluta reverencia . No puedo evitar llorar por ese cruel e innecesario final. ¿Es que ellos solo han venido a esta tierra para experimentar tragedias? Se me rompe el corazón por los dos y no sé como socorrerlos o como dejar de sentir tanto. En el fondo es porque ambos me robaron el corazón, lo conquistaron de forma incondicional y eso me hace perdonarles por cuando se negaban lo que mas querían (al otro), porque Bora y Deuk Gu son imperfectos pero son míos y los amo.



No sé cuantos litros he llorado con The snow queen pero un montón. Horas y horas y más horas llorando. Horas lloradas viendo la serie. Horas lloradas mientras dormía y soñaba con ellos. Horas lloradas cuando no pude aguantar más dolor y fui pasando escenas y solo quedándome con las más importantes y con todas las de Bora-Deuk Gu y horas lloradas por la pura felicidad al verles amándose por fin y horas lloradas al ver como se acababa la esperanza para ambos, como se rompían todos sus sueños bonitos, y horas llorando en su trágico final, y horas lloradas después. Nunca pensé que podría llorar tanto. Y no con tanta angustia y tanto amor. Porque esta historia, The snow queen, es mi pesar y mi alegría, odio algunas cosas de ella y la amo en general.



¿Comprendéis por qué es para mí tan complicado hablar de esta serie?

Amor. Odio. Sufrimiento. Pesar. Tristeza.
Y algo tan hermoso e innegable que nos lleva de vuelta al amor.


Así que dejad que os diga a quienes lo recomiendo:

1) Fans de Hyun Bin .
2) Fans de melodramas y melodramas con trágico final.
3) Fans del clásico de La reina de las nieves o del manga que hizo Wann en honor al clásico (este dorama se inspiró en ambos).
4) Fans de Sung Yu Ri.
5) Fans de toalleros como el doctor, que consiguen un noviazgo más falso que las pesetas durante cuatro capítulos.
6) Fans que aman las historias de amor verdadero que te marcan la piel 
7) Fans que aman las tragedias.

¿Cuántos puntos cumplo yo? El 1) y el 4) y el 6) y el 3) no porque no me he leído el clásico -pero quiero leerlo-. ¿Volvería a verla? A veces me repito que no, pero en realidad si, porque amo a los protagonistas y no imagino la tierra sin ellos.




Personajes, tengo que hablar de Bora y Deuk Gu.


Bora es... Bora es MUY complicada. A veces dulce y vulnerable. A veces cruel y dañina. A veces una serpiente venenosa. A veces un ángel cándido. Traviesa, caprichosa, consentida. Dulce, adorable, enternecedora. Maravillosa y única. A veces parece la mala del cuento y otras... otras es la chica herida que trata de sobrevivir y es más hermosa y encantadora que ninguna. ¿Y por qué es Bora cómo es? Allá voy, su madre la abandonó, su padre jamás la hizo sentirse querida o estuvo a su lado, su hermano se suicidó, no tiene amigas (salvo la sirvienta) y en el fondo nadie la quiere, y lleva quince años luchando con una enfermedad (miastenia grave), sometiéndose a operaciones, tratamientos, y pasando más de media vida en el hospital. ¿Entendéis por qué es cómo es? Y es una niña rica. En el exterior y en su fachada, ella es veneno, se supone que su estatus social ha de hacerla verse así, y por dentro, es solo una chica herida que no entiende por qué sigue viviendo. Bora me despierta mucho cariño, afecto, ternura. Y no la veo con ojos idealizados, a veces es muy maliciosa y lo reprocho pero otras veces, la persona real que ella es, es buena y solo está escondida en su interior, deseando salir el día en que nadie pueda herirla. Porque Bora está rota. Y aunque Deuk Gu parece que va a salvarla, en realidad le da la bravura para revelarse contra todo y reconstruirse ella misma. Para ser la chica adorable y valiente que llevaba escondida dentro. Mi Bora resurge de sus propias cenizas a base de tropezarse y levantarse aún más fuerte y tenaz que antes. Al final demuestra una generosidad enorme, y un corazón hermoso y algo tan tierno y esa forma de amar y proteger a Deuk Gu, de renunciar a todo lo que conoce por este amor... Bora al final os gustará, antes o después. A mi me gustó desde siempre, igual que le pasó a Deuk Gu/Tae Woong, no la idealizábamos pero la queríamos.


Deuk Gu. Deuk Gu. Tae Woong. Tae Woong. Yo amo a este hombre; le amo cuando en su juventud, inocente, cándido, desconocedor del dolor y la pena, se hacía llamar Tae Woong y dedicaba sus sueños a las matemáticas; y le amo en su presente, como Deuk Gu, a sus 25 años, cargando con una culpa que no le corresponde, con una pena que le hace alejarse de todo lo que en realidad se merece, los sueños, el amor, la felicidad. AMO A MI OPPA. Jamás llamé tantas veces Oppa a un chico y jamás empleé esa palabra con tanta reverencia como lo hacía con él. Amo a mi oppa. Le amo por todo lo bueno y todo lo malo. Cierto es que no me gustó nada cuando lanzó a la chica a los brazos del médico porque pensó que él era un don nadie que nunca podría gustarle a Bora, y que tampoco me gustó cuando es cruel con Bora durante dos capítulos y miente sobre que no la ama porque se siente jodidamente culpable de haberse enamorado perdidamente de la hermana de Kyu, su difunto mejor amigo. Pero por lo demás, mi oppa fue perfecto e increíble. Y me robó el corazón desde el primer hasta el último capítulo. Saranghe, oppa. Te amo mucho, mucho, mucho, oppa.


¿Que como es mi oppa para que yo le quiera tanto? Sensible, dulce, honesto, incondicional, leal, sensible, valeroso, amoroso, inteligente (es un genio), adorable, increíblemente honesto, y sin veta de maldad. Pero también hay veces que es un tonto, y muchas veces se odia y no se quiere a sí mismo, otras es un orgulloso que piensa que él es el toallero de esta historia. Ay mi oppa, tan bonito y tan tonto a veces, tan en contra de su propio corazón a veces. Me duele cuando él se hace daño pensando que no se merece a la chica o que la chica quiere a otro -el doctor- y debe juntarla con él, oppa, se un poco egoísta, joder. Pero por lo general mi oppa me vuelve loca y me tiene perdidamente enamorada, por ser él, corazón y defectos incluidos. Por amar tanto a Bora. Por quererla hasta el último de sus días. Por seguir amándola cuando ella ya no está viva. Por verla en cada esquina después de su muerte. Por amarla cuando no era suya, por quererla libre. Por cuidarla tanto cuando estaba enferma. Por ser el mejor esposo del mundo mundial. Por adorarla desde el primer hasta el último día. Por no olvidar nunca los días que pasó con ella siendo una niña. Y por enamorarse de ella cuando era una adulta. Por salvarle la vida en muchas ocasiones, por ser su refugio, su amor, y su todo. Por ser el hombre más maravilloso y amoroso y honesto y reverente de la tierra. Por ser mi oppa. Y por amar tanto a su caprichosa Bora, por ver quién era ella cuando el mundo solo la criticaba. Por ser tan gran amigo de sus amigos. Por luchar por recuperar a su propia madre. Por querer que Bora no perdiera su padre. Por querer una vida mejor para todos sus seres queridos.



Ay mi Hyun Bin, es tan guapo, tan hermoso, tiene un rostro esculpido por ángeles, una boca hecha para besarla a todas horas, una voz y unos ojos sensuales, y ese cuerpo que me hace tener pensamientos sucios. Ay oppa, te quiero mío y te quiero por ser siempre de Bora y de nadie más. Te quiero por siempre oppa . ¿Veis? No puedo parar de decir 'oppa, oppa, oppa, oppa' y cada vez que lo pronuncio en mi mente o lo escribo, hay amor en cada letra, en cada vocal y en cada consonante. Y también quiero mucho a Bora .



¿Y Deuk Gu y Bora juntos? Cada vez que ambos estaban en la misma habitación, hablando, peleando, callando, riendo, odiándose, angustiándose, queriéndose, el mundo se paraba. Ambos forman una pareja preciosa y emotiva, reverente incluso en esos últimos capítulos. Todo lo que vivieron juntos, tanto lo bueno como lo malo, tuvo su propia magia.

Ay, me rompe el corazón todo lo que les hicieron sufrir a ambos y cuan tontos y lastimosos o hirientes les hicieron actuar o cuan crueles fueron con ambos. Odio la mitad de esta serie. Y a la otra mitad la quiero mucho. Pero... la amo al completo a la hora de la verdad y más con el paso del tiempo ♥ (lo puedo jurar el 30 de mayo de 2016, la he visto 2 veces xD)





¿Habéis visto que os he dejado mi puntuación? Pues para que me entendáis. Cuan agridulce es para mí esta reseña y esta serie. Cuanto sufrí y odié y me enfadé con esta serie. Pero también como, inevitablemente, me enamoré de mis dos protagonistas.

Esto no es una reseña, lo sé, si lo fuera habría hablado de muchos otros aspectos, pero es cuanto puedo y quiero decir.



Actores, todos muy buenos y lo que ellos quieran, pero como Hyun Bin nadie y francamente, Sung Yu Ri también lo hizo muy bien, en otra actriz su personaje habría sido odioso, con eso lo digo todo. 

Esta serie me ha descubierto a Sung Yu Ri, y ya me considero fan suya, tiene algo maravillosamente fiel y le he tomado mucho cariño, como a su personaje. Me ha encantado. Es una actriz impresionante. Una niña hermosa con muchísimos matices, con un don para hacerte vivir su personaje. No pienso perderla de vista. Es increíble y con esa palabra me quedo corta. Ya veremos si no se convierte en una de mis favoritas.


Y mi Hyun Bin, y resalto el posesivo, mi Hyun Bin, MI OPPA HYUN BIN ~, si ya le quería cuando le descubrí en El primer amor de un millonario ahora le amo con absoluta reverencia y total incondicionalidad. Hyun Bin ha sido extraordinario, tan emocional que no podía creérmelo. Le he visto llorar tantas veces que no puedo contarlo pero menos aun puedo contar la de veces que sus lagrimase hicieron llorar a mí, o cuantas veces suspiré o me derretí por él, cuantas veces quise jurar que le amaba. Ay, le quiero, le quiero, le quiero. Me ha embrujado, ha robado mi corazón, ¿para qué negarlo? ¿Orgullo? Yo no quiero orgullo, prefiero quererle y seguirle siempre. Ay oppa, cuanto amor y cuan triste me hiciste sentir por ti. Y aún cuando sabia que todo era una serie y un papel, me creí por completo la historia y me creí por completo a Deuk Gu/Tae Woong, tan bien lo hizo Hyun Bin que es difícil no pensar que este personaje exista.



Hyun Bin y Sung Yu Ri ganaron el premio a la mejor pareja y no me extraña nada. Porque ambos conectaron completamente . Ambos tuvieron una magia y una química juntos que enamora y hace pensar 'oh, cuanto se aman ellos, es innegable, Bora y Deuk Gu existen sobre esta tierra y se aman'. Me fascinaron juntos ♥.


Y por eso es aún MAS cruel como les mantienen separados TODA la serie y como -cap 16- la matan a ella y le dejan a él llorándola desconsolado. Odio a quien pensó que tanto dolor, tanta tragedia, tanto doctorcito, tantas excusas tontas, tanto negar su amor, tanto 'impidamos que nuestros hijos sean libres y felices y hagan con su vida lo que quieran y amen a quien quieran' (¿padres de mierda? Los de esta serie. Con padres como ellos ningún hijo sería feliz o creería merecer amor o felicidad), haría de este melodrama algo... memorable. Que le jodan al puto guionista que tuvo estas ideas y las llevó a cabo. Que le jodan. A pesar de eso no pudo destruir lo que era una preciosa historia. Si yo amo como una loca esta historia es por Bora y Deuk Gu.


Por últimos, ¿queréis saber una curiosidad? Son dos proyectos en los que ya he visto a Hyun Bin, ambos los hizo en 2006 y en ambos perdía al amor de su vida. Ahí acaban las semejanzas entre un proyecto y otro eh, y entre sus personajes -bueno, hay algo que si tuvieron en común, cuando ambos personajes aman a una mujer la cuidan hasta el último suspiro y con la más grande de las reverencias- pero quería resaltar eso. Espero que el próximo proyecto de mi oppa Hyun Bin tenga más felicidad, diversión, y su merecido 'felices para siempre jamás'. Pero no lo puedo evitar, quiero otro dorama de Hyun Bin con Sung Yu Ri. Los amo juntos, para toda la vida



 Saranghe, Bora y Deuk Gu, siempre.
Os llevo en mi corazón .
Onjena nomanûl saranghe.


Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D