Translate

13 de febrero de 2016

Reseñando Goong ☆

(DRAMA COREANO, 2006) (24 CAPITULOS)



Antes de que se acabara el 2015 pensé muy seriamente con que drama quería despedirlo, o mejor dicho, con que actor. No es un secreto que Coffee prince es una de mis series favoritas. La descubrí gracias a mi amiga Natalia, a la que estaré toda mi vida agradecida porque es la serie de mi vida, y sus actores se volvieron tesoros a los que debe volver siempre. Así que la elegida para decir adiós conmigo a este 2015 lleno de tantas cosas fue Yoon Eun Hye. Yoon es una de mis favoritas insuperables, yo la quiero un montón y ella forma parte de mi top 5. Así que, esta serie que había tenido pendiente desde que la descubrí, se iba a llevar su oportunidad. 

Aclaro que yo siempre había oído hablar de Goong, es una famosa saga manwha y si nunca le di una oportunidad fue porque decían que la historia se le había ido de las manos a la autora y porque sabía que el chico estaba enamorado de otra y normalmente huyo de esa clase de historias. 



5/10


No puedo juzgar si es buena o mala adaptación pero yo creo que a quien le gustó el manhwa le gustará mucho el drama. Como digo, no es mi género y aún así me gustó la serie. Os preguntaréis que porqué sólo le doy una nota tan justa, y eso tiene fácil respuesta, la mitad de la serie (y no niego su importancia) me aburría, y me pasó una cosa con la historia. Estaba yo tan tranquilita viéndola cuando el marido de nuestra protagonista hizo algo que me hizo un montón de daño, le cogí manía por eso y desde ese punto, capítulo once o así hice lo que yo llamo un "A paso rápido". Cuando se me pasó el cabreo monumental y pude perdonar (después de haber visionado unas cuentas veces mis escenas favoritas del drama de la mitad hacia delante) decidí que como me gustaba la historia tenía que verla entera. Eso me llevó a traspasar enero y a compaginar el verla entera con otras series, luego hice un parón y en febrero terminé los últimos capítulos. Y la culpa de esta lentitud es absolutamente de los adultos, sus rencillas me aburrían hasta casi dejarme dormida. 


Me gustó la serie pero tampoco me dejó suspirando. Es complicado explicar lo que siento por esta serie. Recuerdo que al principio me la tomé con calma, luego empecé a enamorarme del toallero pero también veía cosas lindas cuando estaban juntos los protagonistas y pensaba que podrían llegar a ser realmente bonitos juntos pero luego el chico no paró de marear a la protagonista con su ex durante toda la serie y la cita con su ex en la mitad del drama me rompió el corazón y supe (y no me equivoqué) que le iba a romper el corazón a la protagonista. Y mi protagonista era sagrada para mi y el toallero también se volvió sagrado para mi así que aunque luego pude tomarle cariño al esposo mi corazón era de un toallero, un toallero que yo sabía que haría feliz a la protagonista simplemente con parpadear. Que si, que Chae Kyung y Shin me gustaban pero lo suyo no tenía futuro (aunque se daban unos besos deliciosos). 



De verdad que siento que el toallero debería haberse llevado a la chica. Se la merecía totalmente. Mi pobre Yul, entregándole siempre su corazon y al final se queda con un corazon roto en un millon de pedazos. ¿Puedo quedarme con Yul? Le habría elegido sin dudarlo ni un segundo. Porque ama como un hombre debería amar a una mujer y no como el bonito y luego lindo niño que es nuestro Shin. Mi querida Chae Kyung, te equivocaste al enamorarte. Y lo sabes, a pesar de los bonitos momentos vividos con Shin en contados instantes. 




La verdad es que lloré mucho con Goong, pero mucho ¿eh? Me emocioné mucho con Chae Kyung y con todo el camino de espinas por el que tuvo que pasar. Es una historia dura, en la que pasan muchísimas cosas tristes, casi no hay respiro. La recomiendo pero está muy encasillada en su propio género, no es para todos los públicos. Y debo decir que cuando vi los capítulos que me faltaban completos sólo lloré cuando Yul lloraba. Si alguna vez me planteara volver a Goong sólo vería mis escenas favoritas del triángulo, se que nunca vería ninguna otra clase de escenas. La serie no está mal pero es para un público muy específico, a mi una mitad me gustaba y entretenía (y lo hacía visionándola más de una misma vez) pero la otra me hacía querer renunciar a verla entera porque era un rollo y para como acaba pues... tanto guerra para que el trono se lo lleve quien se lo lleva, pues no lo entiendo. Aunque si que entiendo que mi Chae Kyung no podía ser reina porque ella era un pájaro que necesitaba poder volar libre y en el Palacio estaba encerrada en una jaula de oro. Y como he dicho, por muy bonitas que sean algunas escenas de Shin y Chae Kyung, Shin es incapaz de hacerla reír, es incapaz de comprender el corazón de esta niña, es incapaz de ser el viento que ella necesita para volar con sus alas lastimadas, sólo Yul podía hacer eso. Pequeño Yul, cuando pasen los años, seguro que lo de Shin y la princesa heredera se acaba, no hay pareja que esté más abocada al fracaso que esta, quizás entonces, Chae Kyung por fin pueda verte, quizás entonces tu larga espera sea recompensada. Bueno, todos sabemos como acabó todo pero es que, Shin y Chae Kyung sólo se entienden dos días de siete e incluso al acabar la serie la relación estaba apagada y Shin no confiaba en que le siguiera amando. En su mente, Shin siempre pensó que Chae estaba enamorada de Yul, así que... ¿no será que la autora los mantuvo juntos por pura cabezonería? 




Hasta el último momento tuve la esperanza de que Yul conquistara a la princesa. Pero no pudo ser, parece ser que los flechazos sin consistencia podrían ser más peligrosos de lo que creemos. Pero chicas, ¡por favor! no soñéis con un Shin, un niñato al que querréis dar ternura pero que no podrá más que daros disgustos y desconfianza. Shin es todo lo contrario al novio ideal: sus celos y su desconfianza le hacen ser arrogante, posesivo, malhablado, desconsiderado. Uno de los momentos que no puedo perdonarle y que reflejan lo que digo es cuando está celoso en la fiesta de cumpleaños de Yul: Chae Kyung se cae con tan mala pata que rompe unas cerámicas que podrían haberle hecho mucho daño y Shin se limita a quedarse mirando como Yul la protege y la levanta después. Ni siquiera pone cara de preocupación. Está tan celoso de que Yul siempre la esté cuidando que verla posiblemente herida no le genera nada. ¿De verdad este es el Príncipe azul? Lo peor es que esto lo ves cuando eres una niña y no te parece tan grave, pero lo es. Doy gracias por haber visto Goong a mis 25. Admitiré que hay tipos peores que Shin, que sólo es un niño que sigue un patrón cultural machista pero, tampoco es para aplaudirle. Y esto también lo digo porque Shin considera que tontear con su ex novia no tiene nada de malo pero que Yul abrace a Chae es símbolo de clara infidelidad. Y como esa muchas otras pequeñas cosas. Al final no odié a Shin, lo aclaro también, adiestrándole un poco el chico no está mal pero con un Yul, que se quiten cien Shin. Y admito que llegué a querer a Shin y que tuvo algunos momentos con Chae que me hicieron conmoverme y fangirlear.


Lloré mucho por Chae y por Yul, porque se querían de una forma super bonita pero para ella no era amor. Fue precioso conocerles y verles ser los mejores amigos pero también fue duro comprender que nunca habría un "nosotros" entre ellos. También lloré mucho por Chae, mi preciosa Chae, porque sufre un montón, convertirse en princesa heredera sólo la trae infelicidad. Me habría encantado poder proteger a Chae, poder haberla prevenido de todo y haberla dicho que no fuera una hija tan devota, que el precio a pagar sería demasiado sacrificado para ella y su propio corazón. Los errores de unos padres no deberían hacer que una hija se "vendiera" para salvarlos, aunque sea venderse en matrimonio y se pueda obtener un trono, eso es lo que enfrenta Chae. En los dramas ponen como esto es algo bonito pero en Goong dejan ver que sólo genera más tristeza que felicidad, nunca llegan a decir nada sobre el tema, sobre si consideran que moralmente está bien que un hijo se venda para pagar las deudas de unos padres irresponsables. Y todo ello lo digo aun cuando la familia de Chae me gusta. 

Adoré a Yul, adoré a Chae, los amé juntos, y los amé por separado. Fueron mis dos preciosos tesoros, los tesoros que me llevo de Princess hours (Goong). Me siento feliz de haberlos conocido y haber compartido con ellos tanto tiempo y haberles regalado una parte de mi corazón. Con Yul yo me quedaba sin aliento cada vez que hablaba y mis manos querían atravesar la pantalla y poder abrazarle, y con Chae sentía un montón de ternura y ganas de que fuera libre. Diré a estos dos, los quiero un montón. 

A Shin nunca llegué a comprenderle -aunque si a quererle-, y a su ex la tuve mucho asco (y eso que la interpretaba una actriz que me encanta), a los amigos de él... Pues no eran amigos, las amigas de ella eran geniales, de los adultos amé a la reina madre (la abuela), me gustó la institutriz de Chae y a veces la reina, y me hizo reír la familia de Chae (más bien el padre).


Goong mezcla el género escolar juvenil con la guerra por el trono en un ambiente que parece traer el pasado al presente. También el melodrama romántico, eso lo evidencia el círculo vicioso que nunca aclara nada y que solo da más cuerda a la historia. Si os gustan sus actores, si os gusta el manhwa, si os gustan estas tramas enredadas, y si los chicos como Shin son nuestro ideal, recomendada queda. No es una de esas series que me haya arrepentido de ver, tuvo escenas que me gustaron mucho y tomé cariño a Shin (a la larga) y a Chae (aunque no tomara las mejores decisiones) y amé a Yul. 



El elenco fue impresionante, Yoon Eun Hye como Chae Kyung, Joo Ji Hoon como Shin, Kim Jeong Hoon como Yul, Song Ji Hyo como Hyerin, Yoon Yoo Sun como reina, Kim Hye Ja como reina madre, y Kang Nam Gil como padre de Chae, entre otros. Estos fueron mis favoritos en cuanto a su interpretación, y algunos también mis favoritos en cuanto a personajes.

A las únicas que no conocía era a las reinas y a Kim Jeong Hoon (después vi su Inmutable law of first love).

Kim me dejó enamorada, suspirando por lo inolvidable que es su personaje, que se suma a mi lista de toalleros favoritos que deberían haberse llevado a la chica, no se como lo hizo Kim pero me dio un personaje extraordinario. 

A Kang Nam Gil le conocía de Playful kiss y Secret love (Secrets), me encanta este hombre siempre interpretando a papás amorosos.

A mi Yoon ya he dicho que la conocía de Coffee prince y viendo Goong entendí porque lloró tanto cuando se acabó el rodaje de Coffee prince, en Goong la he visto llorar un montón y aunque su personaje a veces de buena era tonta nunca la cogí manía, supo hacer que la quisiera por encima de todo y es una de las mejores actrices de esta tierra.

A Song la amé en Emergency couple y también la había visto en Ex-girlfriend club y con Jaejoong en Jackal is coming, aquí la tomé muchísima manía y la odié en general, sólo al final vi a la Song que me gustaba.

En cuanto a la química, Yoon la tenía con los dos chicos y a montones, así que en realidad me gustaría volver a verla reunida con ellos, pero si tiene que tener algún reencuentro de drama... ¡que sea con Gong Yoo! Los dos hace mucho que no graban un drama, así que podrían volver juntos. 

El OST, destaco la canción más bonita de la serie, que la canta Kim Jeong Hoon de una forma súper emotiva, tanto como lo fue la historia de su personaje con Chae. También hay un especial donde se puede ver una entrevista a todos los actores.


Mire - Mayu.

1 comentario:

  1. Jolín, yo amaba a Yul, siempre pensé que habría por lo menos 2 finales alternativos... Me he spoileado tanto que ya me quité las ganas de seguir viendo la serie, no me gustaba Shin desde un principio. Además, cuando en uno de los cap vi la habitación roja donde tenía montón de fotos de Hyo Rin *creo que se llamaba su ex* desde ahí supe que el era un obsesivo y eso me hizo darme asco. Lo que me da rabia es que la mayoría de las personas sean del TeamShin a pesar de ver como es. He de admitir que he visto algo de machismo también, en el cap 15 por el final, Shin le dijo a Chae Kyung que las mujeres casadas se iban de casa y se iban a vivir con su marido y su familia, por otra parte Shin cuando se queda una noche en la casa de los padres de Chae, este le dice a ella que duerma en el suelo (cosa que al final consigue) y también esta la parte en la que Chae se pone con sus sirvientas a jugar con el hula hop, según ella Shin le dijo que no le gustaban las chicas ( ) pero luego volvió y le dijo que tampoco le gustaban demasiado ( ) ... No se lo que piensen las demás personas pero, si yo fuera la protagonista haria lo mismo que la escritora de este articulo. Me iría con Yul sin dudarlo un instante, el desde un comienzo era amable con la Chae Kyung pero por los intereses de la madre... siguió así hasta que dado un punto se enamoro de la protagonista. Me gustó mucho este personaje, creo que habría habido mas química entre ellos si el hubiera sido el personaje principal (Príncipe heredero) Hombres así quedan pocos, me siento decepcionada por el dorama... creo que habría tenido mas éxito si hubiera sido como lo mencionado anteriormente :'<

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D