Translate

9 de marzo de 2020

(7-20) Moon that embraces the Sun: alcanzando un triste futuro

Llega el futuro de Moon that embraces the Sun. No esperaba sentir que con este futuro había perdido por completo a mi sol y a mi luna, a mis Lee Hwon de Yeo Jin Goo y Yeon Woo de Kim Yoo Jung del pasado, no esperaba necesitar que volvieran ellos, y no solo ellos, sino también absolutamente todos los actores jovenes, ojala ellos pudieran haber estado en la versión adulta, ojala que la trama nunca se hubiera desvirtuado tanto del planteamiento original. Para leer mi reseña de los capítulos 1 al 6.

 

País: Corea del Sur.
Año: 2012.
Capítulos del futuro: Del 7 al 20 de la serie.
Duración: 15 horas, 20 minutos.
Capítulos de la serie: 20 (22 horas).
Guionista: Jin Soo Wan
(Quiero ver Chicago Typewriter, Kill Me Heal Me).
Género: romance, drama, política.
Cadena: MBC
Etiquetas: rey virgen que no toca a su reina por amor a la chamán, pérdida de memoria usada para entorpecer eternamente, perdida de la personalidad feminista y emponderada de la protagonista por una sumisa y pusilánime, amores de infancia que se reencuentran de adultos y se vuelven a enamorar.


Dorama inventado y ambientado en la época Joseon sin especificar el año (1392-1910).

Futuro, capítulos 7 al 20.

8 años después...



Lee Hwon nunca ha podido amar a nadie que no sea Yeon Woo, nunca ha podido dejar que otra persona que no sea ella toque sus labios o su piel (menos aún Yoon Bo Kyung), nunca ha podido mirar la lluvia sin acariciarla, sin pensar que es su princesa llorando con él. Lee Hwon es el rey, al que obligaron a casarse con Yoon Bo Kyung ante amenazas, cuando su princesa murió, pero nunca pudieron ni podrán obligarle a olvidarla, a dejar de quererla, a dejar de esperarla, a dejar de buscarla en todas partes. Por mucho que se torture a si mismo y que sepa que que Yeon Woo está enterrada en una colina, él nunca podrá dejar de buscarla en cada uno de sus sueños, aunque estos se conviertan en una pesadilla al despertar al Yeon Woo no estar a su lado.



Sus recuerdos con ella le queman el corazón pero son lo que le mantienen vivo, saber que alguna vez amó tanto, y le amaron tanto, es lo que le hace permanecer en pie cada día, lo que le hace decir no cada vez que le ordenan que vaya a consumar su matrimonio con la reina, no puede ser infiel a su luna, aunque sea pedir un milagro o una locura no va a dejar de esperarla. Un día, parece que el milagro que siempre esperó se hace realidad cuando descubre a una chamán, en un pueblo empobrecido, que es la viva imagen adulta de ella. La muchacha no tiene nombre, así que él le da uno, Wol (Luna), dice no recordarle de otra vida, cosa que le rompe el corazón pero cuando descubre que ella ha entrado noche tras noche vestida de talisman en sus aposentos, ha tocado su piel sagrada y ha calmado sus sueños.



Después de castigarla un poco, no duda en volver a pensar que debe ser su princesa, y por mucho que una y otra vez se encuentre con los mismos muros, la perdida de la personalidad emponderada y la falta de memoria y del deseo de estar con él como su reina, él no se rendirá en la búsqueda de esos recuerdos compartidos, pero si no salen a la luz nunca podrá estar con una chamán, que es lo más bajo del estrato social, ni tampoco podrá tocar su piel o besar sus labios, porque por encima de todo, su alma entera es de su princesa Yeon Woo y no tiene el permiso para entregarla a ninguna otra mujer por muy confundido o cuantía ternura pueda sentir.




Lo que ocurrió en realidad, es que Yeon Woo ingirió un veneno que simuló su muerte, pero esto únicamente lo conocían quién ideó el plan, la chamán Jang Nok Young, y la criada de la princesa, Jan Shil, que le juró a Heo Yeom protegerla para toda la vida, pero sin contarle que su hermana no iba a morir. Yeon Woo despertó dentro del ataúd, que tampoco sabía nada de este plan, ni de porqué había enfermado, y posteriormente olvidó cualquier recuerdo de su vida pasada ni de donde había despertado, simplemente se creyó las típicas mentiras de su criada y de la chamana, que se convirtió en una figura materna para ella. Yeon Woo se convirtió en chamana pero sabe que a diferencia de las demás es una completa estafa porque no tiene ningún poder psíquico, no tiene visiones del futuro, únicamente se inventa las cosas, tampoco tiene carácter, ni feminismo ni empoderamiento, es la sumisión en persona, crée que todo el mundo está por encima de ella, hombres incluidos y así debe ser [incluso cuando ya se convierta en reina en el desenlace pedirá permiso al rey Lee Hwon para hablarle]. Cuando conoce a Lee Hwon y visita ella sola los lugares por los que pasaron juntos llegaron millones de veces los recuerdos que vivieron juntos pero nunca pensará que son suyos, tampoco aceptará estar con el rey cuando él se lo suplique más de una vez...



Ante estos actos sospechosos del rey con la chamán, tanto la reina madre, como los ministros, que son mano derecha de la reina madre, como la reina Yoon Bo Kyung no pararán de exigir la consumación del matrimonio con la excusa del heredero para poder así asesinar rápido al rey Lee Hwon y enmascararlo todo como un accidente (el asesinato lo desconoce Yoon Bo Kyung). Lee Hwon se sentirá ahogado por estas exigencias, sin saber que nuevas excusas dar, después de 8 años de ingeniosas excusas. Yoon Bo Kyung y los ministros incluso intentarán denigrar, humillar y asesinar a la chamán cuando las cosas no salgan como ellos esperan, y también poner aún más en contra al príncipe Yang Myung de su hermano Lee Hwon, que no se hablan desde la muerte de Yeon Woo, más aún al conocer que Yang Myung peleará por enamorar a Wol, sin importarle que no sea y no recuerde o no quiera ser la luna Heo Yeon Woo...


Nota general: 4/10
Nota del futuro: 3/10



La razón por la que vi este dorama fue mi amor por el actor Kim Soo Hyun, quien me enamoró interpretando a un alien en My love from the star, también me enamoró interpretando a un niño que todavía estaba empezando en la vida en la malísima Producers, quién alguna vez contemplaré con mi madre en español latino en Dream high 1 (o será imposible que la vea tras abandonarla ya una vez, de todos modos él allí es un toallero, y no me gusta el feo actor principal). Mi madre está viendo este dorama en latino, yo no me quejo de que Kim Soo Hyun sea el protagonista de Lee Hwon adulto pero amé más la personalidad del Lee Hwon joven, lo admito con todo mi corazón, y sin ninguna duda, Kim Yoo Jung, se ganó todo mi corazón, en cambio, Han Ga In, se convirtió capítulo a capítulo en lo peor que he visto junto a actrices como Yoona y Park Shin Hye...


FUTURO

3/10


Antes de ver el dorama el futuro era lo que más me interesaba, por lo que más curiosidad sentía, obviamente si mi razón para ver La luna abraza el sol era Kim Soo Hyun, antes de comenzarlo quería comerme el pasado y ver a su Lee Hwon 💜. Pero el futuro me traicionó y me pegó una patada, a sus personajes también, seguro que si hubiera una hoja de reclamaciones, sus 25 personajes principales y yo se la pediríamos. Vero siempre dice que cuanto más esperes de alguien, más te decepcionará, pues con Moon embracing the sun es así, cuanto más quieres creer que te va a gustar, que te va a regalar un cuento de hadas, que te va a conmover, que te va entregar una historia sobre un rey que cambia el destino de un pueblo, sobre una chamán que volverá para ser la reina y dar una educación a las mujeres del reino, sean o no libres o esclavas, cuanto más deseas, más te engañas, todo es mentira. Claro que sería un cuento de hadas que algo como esto ocurriera en la edad media pero es un cuento de hadas y como cuento de hadas podía crear todo sueño.



Este Lee Hwon también me gustó, también tocó un trocito de mi corazón, pero no me enamoró, cosa que no me esperaba de Kim Soo Hyun, pero admito que ningún actor principal le ayudaba, sólo él sostenía la serie sobre sus hombros y eso es una completa derrota. Su Lee Hwon no está acostumbrado a sonreír nunca, a diferencia a su yo joven, su vida es completamente infeliz así que no tiene razones para hacerlo, para reír tampoco (quizás con su eunuco -o cuando le gusta que la gente confunda su relación con su guardaespaldas Kim Jae Woon con una relación homosexual-). Se ha convertido en alguien serio, pero también en alguien que si se descuida los ministros (quienes le consideran un tonto y un debilucho, pero también un peligro cada vez que se pone el contra de ellos) manejararan todos los asuntos y empeoraran aún más las vidas del pueblo más pobre.



Echaba de menos la dulzura y ternura de su juventud, por eso cuando en los últimos capítulos le abre el corazón a Wol empecé a conectar más con su personaje, también antes, cuando ante su eunuco se muestra frágil, vulnerable, dolido, enamorado, y lloroso. Esos aspectos de su personalidad si que me gustaron mucho y me hicieron simpatizar con él. Sobre todo cuando llora, este chico es excelente cuando llora.



Wol (Yeon Won) si antes era feminista y emponderada, ahora está en contra. Poco le falta para estar a favor de pedir permiso para hablar y respirar, su nombre es sinónimo de tonta y sumisión. Me da pena que alguien tan especial como era Yeon Won, al transformarse en Wol, haya perdido toda su personalidad. Como una chamán esperaba que la rodeara un aire místico y sagrado, aunque no tuviera poderes psíquicos. Cuando tiene recuerdos de su pasado millones de veces y piensa que ahora es una chamán de verdad, pensé que se había vuelto más estúpida que nunca, todas las pistas apuntaban a que ella era Yeon Won pero ella no lo pillaba nunca. WOL TIENE UNA ABSOLUTA FALTA DE PERSONALIDAD. No se ríe, no llora, no ama, no siente, ¿acaso vive? ¿Como se puede empatizar con alguien así por mucho que te digan que ella es Yeon Won? Ella no puede ser nuestra luna. Lo raro es que el rey Lee Hwon reconozca en ella a su luna favorita Yeon Won.




Si en el pasado habían complots, en este futuro todo son complots, que sí la reina viuda quiere que el rey consume el matrimonio con la reina Yoon Bo Kyung, que si la reina viuda hace tratos con los ministros para asesinar al rey en el futuro, que si la reina viuda chantajea a la chamán Jang Nok Young para que convierta a su ahijada Wol (Yeon Woo) en el talismán de salud del rey Lee Hwon (y no, a ella no le da un vuelco el corazón al estar ante él, aunque no le recuerde no quiere decir que su corazón no debería reaccionar ante él), que si la reina viuda tortura y casi asesina a Wol, que si la reina viuda exilia a Wol...




... que si Lee Hwon tuvo que salvar de morir a Wol renunciando a ella, que si Lee Hwon pone mil excusas para no consumar el matrimonio ante las mil fechas que le ponen para que tenga sexo con la reina -es el único rey que permanece virgen porque sólo quiere acostarse con la mujer que ama aún si la cree muerta-, que si Lee Hwon tiene que aguantar los millones de acosos de la reina Yoon Bo Kyung y millones de veces tiene que mandarla a su puto palacio, que si tiene millones de pesadillas porque sueña con su princesa y no la encuentra, que si Wol le rompe el corazón dos billones de veces no queriendo saber nada de él, que si el pueblo jamás le permitiría ser feliz con una chamán si no es su resucitada Yeon Won y tampoco su propio corazón leal...



De todos modos Wol no quiere ni tontear ni mirarle ni besarle ni pasear con él y con la persecución enfermiza de la reina madre no tienen tiempo para vivir y respirar, sólo para ahogarse de dolor, vamos que la serie trata de como la reina viuda putea la vida de Wol (Yeon Woo) y Lee Hwon 😡😡. Por supuesto que sus vidas han cambiado muchísimo, no espero que mantengan sus personalidades pero si su esencia y la dinámica de su relación, cambiar tanto fue algo que jugó en su contra, es que eran demasiado sufridos, ellos mismos se ponen todas las trabas del mundo sin necesidad de que nadie se meta con ellos, cuando se ven sólo saben enumerar todas las razones por las que no deberían estar juntos, sólo saben pelearse, para nada se parecen a los niños que eran. No tienen escenas románticas, no hay tensión sexual, miradas con las que se derritan, momentos en los que sean vulnerables, siempre tienen demasiado claro quienes son: su etiqueta, siempre se cuestionan por sus identidades y se reprochan por no ser el sol y la luna, repiten tantas veces que no pueden abrir sus corazones y amarse...



Debemos admitir que uno de los dilemas más interesantes para ver este dorama es ¿Wol se enamorará del rey Lee Hwon y se atreverá a convertirse en su concubina, descubrirá que es la prometida sin que otra persona se lo tenga que decir? No, nunca se enamora del rey. Las veces en que él insinúa que siente afecto por ella a pesar de estar su corazón bajo tierra con la princesa Yeon Won, ella siempre le rechaza de palabra y de corazón. En su vida no hay espacio para sentir, sólo en los últimos capítulos, lo que es bastante patético, pues el recuerdo de ella tortura al rey por muchos capítulos. No, cada vez que los recuerdos de su vida vuelven a ella nunca los asocia con su vida, nunca siente una conexión emocional con ellos, cosa que es rara, porque a niveles fisiológicos el cuerpo sí debería reaccionar, aunque se lo deletrearan no se enteraria.



¿El rey Lee Hwon reconocerá en Wol a Yeon Won? ¿Se enamorará de ella aún si niega serlo? Sí, el rey la primera vez que la ve la reconoce, es ella, se emociona tanto que no duda en preguntarle y se siente traicionado cuando ella lo niega pero cuando descubre que es su talismán y que no estaba ahí para hacerle daño sino para consolarle entonces se descubre encontrando en ella el consuelo que encontraba en su princesa. Ella siempre dice que no es Yeon Won, eso siempre le rompe el corazón porque significa que nunca podrá estar con ella, yo lo entendí como lealtad a su primer amor, especialmente porque él todo el tiempo dice que está enamorado de Yeon Won, no de Wol (completamente entendible pues la personalidad de Wol asquea), pero imagino yo que la perdona pues es muy feliz de que esté viva y no tenga que seguir llorando su pérdida. En realidad él llora muchísimas veces por ella, todas las que ella no llora por él, pues cada vez que él la abraza y que quiere salvarla y darle un beso y repetirla que quiere mucho a su Yeon Won y ella le repite que Yeon Won está muerta y ella no es le rompe el puto corazón y ella si es ¡Yeon Won! pero.... el significado detrás sería que Lee Hwon le está diciendo que en realidad ama a Yeon Won y no a Wol.



La burla viene cuando Wol descubre todo y al fin pueden estar juntos pero deben actuar en secreto y esconde a Yeon Won en sus aposentos y ella confiesa estar celosa de que a él le hubiera gustado su yo chamana.... ahora que es Yeon Won está perdidamente enamorada del rey Lee Hwon y haría lo que sea por él, osea todo lo que no habría hecho por él siendo Wol. Poco creíble ¿no? Si le amara de verdad lo habría hecho se llamara x o y.


A destacar como romántico el capítulo 17: es él único capítulo dulce y romántico, es cuando se dan mimitos, se ponen cariños, se dan sus primeros besos (¡¡¡los primeros de su vida!!!), tontean, se ríen, es la primera vez que vemos reírse a Lee Hwon, que lo vemos relajarse, es incluso la primera vez en la que vemos que Yeon Won adulta no está tan tiesa.



Ambos están dentro de una burbuja tierna y cálida y me habría encantado que hubieran sido así la mayor parte de los capítulos de la etapa adulta. El 18, 19 y 20, no son románticos pero los protagonistas si viven su amor con dulzura y felicidad, con el único paño de lágrimas de perder al príncipe Yang Myung en la batalla, pero en el precioso epílogo te muestran que tienen un niño hermoso y otro en camino.



Entre los otros 25 personajes principales (hablaré más brevemente), vuelven a destacar:



Yang Myung en su versión adulta me dejó completa indiferente. No encajaba absolutamente nada con su versión joven, no supo encarar con la esencia del Yang Myung niño. Simplemente su errante y rencoroso Yang Myung no me gustó. Era un noble ocioso que dedicaba su vida a nada, cuando decide morir por nada en el desenlace el mismo lo dice, creo que fue una decisión bien tonto cuando había comenzado a colaborar como médico en el hospicio, allí hacía más falta, demostró que era un egoísta. También fue cruel y mal hermano, no puedo creer que en 8 nunca perdonara a su hermano por algo que no fue culpa suya.



Yoon Bo Kyung sigue manteniendo la esencia de la niña que fue, sólo que si antes sólo era una aprendiz de lo que la habían inculcado, ahora es una maestra a la que nadie manipula. Únicamente piensa en sus propios deseos, al final estos le rompieron y le seguirán rompiendo el corazón. Es verdad que está enamorada del rey y que ha esperado a que él vaya a ella pero entró al Palacio mediante un asesinato, es cómplice del silencio, y también es cómplice de intentar asesinar de nuevo a Wol.



Heo Yeon de adulto me sorprendió mucho y para bien. Claro que me caía bien su yo joven pero crecer y madurar le sienta realmente bien, o mejor dicho, convertirse en un hombre. Sigue siendo en un despistado erudito, que se pierde bastante en sus libros y estudios, le encanta estudiar aunque no pueda ser político tal y como le habría gustado, pero no se arrepiente porque es feliz de estar casado con Min Hwa y de que su madre la tenga como hija. En palabras suyas: "estar casado con Min Hwa es lo mejor que me ha pasado". Cuando se entera de que van a tener un bebé se convierte en el hombre más feliz del mundo, se nota que la quiere con todo su corazón, y es un hombre tan fuerte, leal, inteligente, paciente, me encanta.



Min Hwa conserva muchísimo la esencia de su yo niña, me parece increíble que no sea la misma actriz, pero obviamente no lo es porque esta es una actriz adulta. Esta Min Hwa sigue siendo llorona, revoltosa, adorable, inteligente, pero también ha desarrollado devoción y paciencia. Le encanta cuidar de las personas que ama y esas son su amadísimo esposo Heo Yeon y su suegra, que gracias a ella todavía se mantiene en pie. Ella ha sido la luz que los ha mantenido vivos a ambos. La mayor ilusión de su vida es tener un hijo de su esposo, con quien tiene una preciosa relación, que con cada día que pasa se vuelve más dulce, tierna, y llena de abrazos, cuanto más vulnerable y abierta se vuelve ella más la mima y abraza y jura querer para siempre él.




ELENCO:


Kim Soo Hyun -Lee Hwon / Rey Hwon- (The Producers, My Love From the Star, Dream High 2)



Ya lo he dicho, él ha sido mi razón real para ver La luna abraza el sol, y como no, su interpretación y su perspectiva del personaje no me ha decepcionado aunque me haya gustado más Yeo Jin Goo básicamente porque Yeo es más dulce, más ferviente, se entrega más, cuando se enamora se lanza al vacío, ese es el sol de Yeo Jin Goo, pero no el sol de Kim Soo Hyun.


Aún así me gustó la interpretación de Kim Soo Hyun, aunque obviamente no es la interpretación de su vida, creo que todavía estaba aprendiendo a querer y a mostrar sus emociones, a transformarlas y compartirlas, es impresionante el diamante en bruto que es en My love from the Star 😍. Obviamente este personaje fue todo un aprendizaje para él y todo lo que sufrió, sintió y vivió me tocó el corazón, me derrotó, me dejó algunas leves cicatrices, cuando llora quiero llorar con él, cuando ríe se me deshace el corazoncito. Cuando por fin puede mostrarse enamorado entonces me derrite hasta las rodillas, sigo enamorada de Kim Soo Hyun 😍. Estoy deseando ver más y más y más de él, me molesta tantísimo que no haya hecho dramas todos estos años 😭😭.


Han Ga In -Heo Yeon Woo, Wol- (Witch Amusement)



Ay, esta actriz fue la primera unnie de Vero en el mundo de los doramas, me acabo de dar cuenta (yo abandoné ese primer dorama que a Vero le enganchó a los kdramas), no me gustó esa actriz entonces, y aunque ahora no la asocié con esa serie tampoco me gustó con este personaje. Intenté creer en ella, pensar que poco a poco mejoraría y se abriría como una flor pero eso nunca pasó, los rasgos que exhibe su personaje me resultaron completamente odiosos y sé que en ellos muchísimo tuvo que ver su propia interpretación, ella misma destrozó la luna, destrozó a su personaje. Por más que intentara buscar química, no existía ninguna entre ella y Kim Soo Hyun, se los notaba completamente incómodos.
Jung Il Woo -Yang Myung, hermanastro de Lee Hwon- (Flower Boy Ramyun Shop, My Fair lady, The Rise of a Tomboy)



Siempre que intento ver algo de este actor lo abandono rapídisimo, esta es la única serie que he visto completa de él, la única que tengo en duda es la de la Cenicienta, todo lo demás está descartado, simplemente es un actor que no me conmueve, no me toca el corazón, me parece un mal actor, básicamente, sobre todo haciéndole sombra mi amado Lee Tae Ri. Eso sí, debo decir que Han Ga In tenía un millón de química más con este actor que con Kim Soo Hyun, esta versión adulta debería haber terminado con él, pensaban y sentían igualito....
Kim Min Seo -Yoon Bo Kyung, Reina Kyung- (7th Grade Civil Servant, Sungkyunkwan Scandal)



Amo a esta actriz, en cada papel que hace es impresionante, nunca decepciona, incluso como "la otra" su química brilla con impresionante química. Se atreve con cualquier papel, sus interpretaciones son siempre de mujeres increíblemente fuertes aunque obviamente no estoy acostumbrada a verla en personajes locos, obsesivos y perturbados como este. Cuando su personaje comenzó a trastornarse por el "fantasma" no podía más que aplaudir su actuación, y repito, tenía la química que a Han Ga In le faltaba con Kim Soo Hyun.

Song Jae Hee -Heo Yeon- (Rooftop Prince) y Nam Bo Ra -Princesa Min Hwa- (Spark, Sunny)



Esta pareja me gustó mucho a pesar de que me realmente me sorprendió que fueran un matrimonio pues no creía verdaderamente que los deseos de Min Hwa pudieran cumplirse (debido al desinterés del joven Heo Yeon). La versión adulta de esta pareja me pareció dulce, madura, y bonita, sentí que volví a descubrir a sus actores a través de sus personajes, que tenían muy buena química.

Song Jae Rim -Kim Jae Woon- (The Mermaid, Nail Shop Paris, Flower Boy Ramyun Shop)


Adoro a este actor, pero su personaje me parece que está desaprovechado, es "amigo" del rey Lee Hwon y en sus recuerdos también del hermano del rey y de sus antiguos amigos. Es un personaje que no habla porque no quiere, cosa que no entendí, ¿a qué viene que no tenga diálogos? No lo entiendo. Entre Lee Hwon y él hay una extraña amistad pues Jae Woon consiente que su amigo creé montones de situaciones ambiguas sobre su relación que dan a entender que son homosexuales, y que son amantes (tampoco sé porqué el rey estaba obsesionado con crear estos malentendidos). Además, sólo con su guardaespaldas, Lee Hwon era atento. Pero lo dicho, como personaje no aporta.

Jung Eun Pyo -Hyung Sun, Sirviente eunuco del Príncipe Lee Hwon- (Fated To Love You, Let's Eat, My Love From the Star)



Tanto en el pasado como en este futuro este es un personaje muy importante, es el mejor amigo de Lee Hwon, es la persona que le acompaña siempre, que le consuela, que le aconseja, que le hace ver la realidad o lo que él cree que es la realidad 😂. A veces Lee Hwon se burla de él tonteando con él, al igual que también juega con la relación que tiene con su guardaespaldas. Lo más bonito es que pasan toda sus vidas juntos, este eunuco es el amigo más fiel que se puede tener y Lee Hwon realmente le quiere mucho, no le considera sólo un sirviente. Es una de las relaciones más bonitas de la serie. Me encanta este actor, se nota por como he hablado de su personaje.


Mayu.

1 comentario:

  1. Hola Mayu!

    Oh que lástima que no te llegase a gustar la serie, para mí, como ya comenté hace años cuando vi el dorama, se convirtió en uno de mis dramas preferidos, ya sabes que me gusta a mi un buen drama y un amor reñido pero con final feliz jajaja

    A ver si el próximo logra enamorarte más, un abrazo! :)

    ResponderEliminar