Translate

20 de noviembre de 2014

ANTES DE QUE DECIDAS DEJARME (Antes de que, #2) DE VICTORIA VÍLCHEZ

¡¡Lectores míos!! ¿Cómo estáis? Yo malita, pero aun así, no quería dejar pasar el tiempo. Tengo que hablaros del último libro que he leído. ¿O debería decir... devorado? 

10/10

Me duró un suspiro el libro. Me gustó mucho. Me sorprendió. Lo empecé creyendo que no me iba a gustar. Y me gustó. Pero al principio no me parecía una maravilla. Y después, pasó de solo gustarme a secas a enamorarme. Me conquistó despacito, se me metió bajo la piel, me envolvió con su magia. Ha sido un libro entretenido, refrescante, y con dos protagonistas de los que divagaré y mucho, son geniales, y gracias a ellos esta historia me ha gustado infinitamente y para siempre♡.

¿Queréis saber de qué libro hablo? El libro en cuestión es la historia de amor de Becca y Jota, los dos achuchables protagonistas de Antes de que decidas dejarme.


Este es el segundo libro que he leído de Victoria Vílchez. El primero fue Antes de que digas adiós y no me gustó. Y por eso iba tan reticente con este. Como la historia de Ari y Lucas no me gustó, temía que la de Becca y Jota tampoco me dijera nada. Pero por suerte, no ha sido así. Mi primera intuición no se equivocaba. Jota y Becca iban a ser unos protagonistas a los que merecía la pena conocer. Me he enamorado de ellos y su historia me ha parecido muy bonita.


Tenía ganas de saber cómo era Victoria Vílchez como escritora. Y esta semana lo he descubierto. Pero sentirme tan decepcionada con Antes de que digas adiós, me hizo replantearme comprarme o no Antes de que decidas dejarme. Por suerte, tengo una amiga toledana, que es un amor, Inés, y me ha regalado en ebook el libro de Jota y el de Gabriel . Ya no tenía razones para quedarme con las dudas. ¿He dicho ya que adoro a mi amiga Inés, que es también muy achuchable? Así que, sin más demora, me olvidé de mi desconsuelo, de mi tristeza y amargura por culpa de la historia de Ari y Lucas, me alejé de Tenerife, y puse rumbo a Madrid, donde me esperaban Jota y Becca en Antes de que decidas dejarme.




Me ha gustado mucho la historia de Becca y Jota. Para mi es un imprescindible, y me ha gustado muchísimo, y ya se cuenta entre mis mejores lecturas del 2014. Me ha enamorado lentamente la historia de Becca y Jota, me ha llegado al corazón. He llorado leyendo este libro, ha sabido meterse bajo mi piel. Me ha parecido bonito. Es, como dice la portada, ligero, refrescante, conmovedor, romántico. Es una novela con mucha chispa, con una frescura que me ha sabido a gloria, con una ternura que me ha derretido por completo, me lo he pasado pipa leyendo la historia de Becca y Jota. No podía parar de leer el libro, me enganchó, me sorprendió, mucho. Y me encantó, esos protagonistas marcaron la diferencia. Becca y Jota son tan amorosos que no he podido evitar perder mi corazón por ellos. Me lo han robado y a traición. Yo no me esperaba querer así a Becca y Jota. No creía que su historia fuera a enamorarme. Y sin darme cuenta ambos se me fueron metiendo dentro y cuando quise darme cuenta, ya no tenía corazón, me lo habían robado estos dos adorables personajes.

Becca y Jota son dos protagonistas adorables, achuchables, maravillosos. La luz que ambos le aportan a esta novela es increíble. Sin ellos, el libro estaría vacío. Becca y Jota son imprescindibles y me han gustado mucho. Son dos protagonistas increíbles y yo me los comería a besos. Son muy, muy achuchables. Y hacen una pareja preciosa. Becca y Jota son perfectos el uno para el otro. Lo supe desde el primer momento.


La historia de amor de ambos es sencillita, muy fresca, natural, espontánea. Me he creído cada paso, me he bebido cada encuentro de ambos, cada escena que compartían era especial. Su historia de amor es muy bonita . He disfrutado mucho viendo cómo se enamoraban, se me ha escapado más de una lágrima con Jota y Becca, ha sido divertido verles enamorarse con tanto descaro, luchando contra la atracción para al final rendirse ante tanto amor. Lo mejor ha sido verles como novios, eran una pareja tan linda, tan llena de ternura. Algunas de las escenas que compartían me sorprendieron mucho, había algo tan bonito en ver a Becca y Jota enamorados . No podía parar de sonreír ante tanto amor. Me han dejado con una enorme sonrisa en la boca. Ha sido mágico perderme en Antes de que decidas dejarme, pero sobre todo en Becca y Jota.


Ya os he contado que me he enamorado de ambos. Son dos protagonistas maravillosos.




Becca es una chica que me ha conquistado poco a poco. Es una joven muy realista, que ha escapado de su ciudad, de su vida entera, para dejar atrás una relación destructiva. Becca necesitaba encontrarse a sí misma y así es como llegó a Madrid. Lo cierto es que esta nueva vida la ayuda a convertirse en otra persona, a descubrir a la verdadera Becca. Me ha encantado verla crecer. Becca ha demostrado que es una chica dulce, soñadora, alegre, con mucho corazón. Y también valiente, y generosa. Adorable. Me ha dado toda una lección, sobre todo en la recta final del libro. Me ha encantado mi querida Becca.

Pero el dueño de mi corazón ha sido Jota. Desde el primer momento vi a través de él y supe que no era lo que parecía. Sabía que tras el chico solitario se escondía alguien increíble. Pero en el fondo no sabía que tanto. Victoria Vílchez me ha sorprendido al entregarme otra clase de protagonista y le doy las gracias por no haberme dado otro chico malo, otro capullo que colecciona chicas y va por ahí de chulo y arrogante. Jota no es así. Si se hace el duro, y si es muy sexy, pero su bordería es todo fachada, es una forma de protegerse, y es tan solitario que nunca deja que nadie entre en su vida. No tontea con chicas. Y cuando conoce a Becca, Jota quiere volver a vivir. Así, tal cual. Vivir. Becca le cambia la vida sin ella saberlo.

Ha sido tan hermoso descubrir al auténtico Jota, arrancarle cada capa y meterme bajo su piel. Jota es increíblemente tierno, detallista, cariñoso, vulnerable. Esa es la palabra que mejor le define: vulnerable. Pero ese es un secreto al que solo Becca tiene acceso. Yo me he enamorado de Jota . Ahora es mío. Os juro que mientras leía quería meterme dentro del libro y abrazarle muy, muy fuerte, quería coger su corazón y curarlo.

Jota me ha sorprendido mucho. A veces hacia unas cosas, tenía unos detalles con Becca... bueno, yo alucinaba con él. Joder, su corazón es muy, muy bonito. No solo está tremendamente bueno, es que tiene un corazón roto que me muero por recomponer. Le amo. Sí. Imposible no enamorarse de Jota. Y que no se ponga celosa Becca, que también es imposible no quererla.


Este libro es muy chulo, será un new adult pero no os preocupéis, no es un dramón andante, y no es una copia de otros cien mil. Los protagonistas lo han pasado mal, sí, pero no van por ahí como almas en pena. Ambos tratan de luchar por la vida y se aportan mucho el uno al otro. Su relación es encantadora, y no es ni posesiva ni celosa ni agobiante, es natural, perfecta en el fondo. Y tan tierna que yo no podía parar de sonreír. Y también descarada. Los dos tienen desparpajo y son refrescantes.

Estos son dos protagonistas que merece la pena conocer. Son lo mejor del libro. Y hacen un tándem perfecto. Y su historia de amor es muy bonita. Especial. Solo le pongo una pega, ¡quiero trescientas páginas más de ambos! En serio, no puedo decirles adiós, no quiero cerrar los ojos y pensar que ya no habrá más Jota y Becca, me parece injusto. Quiero más, mucho más de ambos. Ese final no puede ser una despedida. Los dos se merecen que yo contemple más de su emotiva historia.

El final me ha parecido increíble. Creo que Victoria le ha dado una auténtica vuelta a un cliché muy usado y lo ha manejado mágicamente. Esas cartas de amor por parte de Jota, la forma en que Becca se toma la distancia entre los dos... bueno, ha sido hermoso. Y por supuesto, el final feliz. Becca y Jota tienen su happy ending.


Esta historia de verdad me ha llegado al corazón. Es bonita y Jota y Becca se lo merecen todo en la vida, y son muy afortunados por tenerse mutuamente. Es una pareja increíblemente achuchable. Y se hacen muy felices, que es lo más importante. Y se aman, obvio. Nunca niegan, ni por un instante, que sienten algo muy fuerte por el otro, aunque a Jota le cuesta más tiempo encontrar el camino de vuelta, rendirse y sentirse en paz consigo mismo, entregarse para siempre a Becca. Son dos protagonistas muy jóvenes, que lo han pasado mal, que se han caído y han aprendido a levantarse, pero ambos están perdidos y encontrarse es una cosa maravillosa que les ofrece el destino. Si, ambos estaban destinados a estar juntos. Leedlo y ya veréis como sí. Cosa del destino. Los dos son un amor y me ha encantado verles desnudos, tan dulces, y sobre todo… tan vulnerables… Ha sido hermoso verlos encontrarse, amarse, y sentir en mi piel como dejaban caer sus defensas hasta desnudar sus almas. Se nota que me he enamorado de ambos y que su historia de amor me ha hecho suspirar mucho, ¿no?

Es perfecta en su sencillez, ternura, descaro y frescura. Y es encantadoramente emotiva. ¿Queréis pasar unas horas maravillosas y divertidas? Pues adentraros entre las páginas de esta historia, Becca y Jota os esperan


Respecto a los personajes secundarios... pues ellos también tienen un papel importante. Son sobre todo un apoyo para los protagonistas. Pero me han gustado. He echado en falta que salieran más personas del antiguo entorno de Becca, porque es como si se olvidaran de ella en cuanto traspasa las fronteras de otra ciudad, pero bueno. De Jota, pues no tenemos a sus padres por ejemplo, pero eso se entiende al final del libro, hay un porqué. Y el resto de secundarios tienen mucho que ver con Jota. Para empezar, la otra compañera de piso de Jota y Becca es la prima de Jota, Lucía, y como amigos tenemos a Ari y Lucas. Cosas curiosas... Ari y Lucas no me gustaron nada pero nada en su propio libro y en este si me han caído bien y me ha gustado su presencia y lo que le aportan a Becca. Lucía ha sido el mejor personaje secundario, yo quiero la historia de amor de la prima con Daniel, alias culo perfecto. Lucía es un amor de chica, dicharachera, vivaz, encantadora, y está muy unida a Jota y enseguida se hace amiga de verdad de la buena de Becca.


El sexo... Tiene su toque justo de sensualidad y no es demasiado explícita. Me gustaría que se recreara un poco más, lo admito, que le diera un toque más... caliente, que cada roce y mirada fuera más sensual, vamos, que me hiciera gemir -pues nada, ya lo he dicho- pero está bien, me gusta que solo lo use lo justo y necesario. Al menos no llena páginas y páginas de sexo como recurso fácil y todo suena... muy natural. 

La ambientación… ha sido buena, aunque me habría gustado que se hubiera recreado un poco más en los exteriores, que nos hubiera paseado más por Madrid. Quiero más citas entre Jota y Becca. Debo decir que yo soy una de esas madrileñas que no conocen el cerro del tío Pio, espero visitarlo algún día.

Como detalle, añadir que me alegro mucho de que Victoria narrara las cartas de amor de Jota, porque otra escritora habría ido a lo fácil y no nos habría dejado leerlas. También me ha gustado el recurso de la música y de cómo cada canción dejaba entrever mucho sobre Jota. Al final las he escuchado todas. Las letras eran importantes. Un par de ellas han logrado emocionarme. Tenían unas letras muy bonitas y le iban perfectas a Jota. El baile... ay, me ha encantado que Jota y Becca bailaran. Que divertido. Y que loco. Y que maravilloso.

¿Qué más? Me ha gustado mucho como escribe Victoria Vílchez. Esta novela ha sido más seria, más madura, emotiva, y eso se ha notado en sus letras. Me ha encantado la pluma de Victoria. Sí, sí, sí. Ha sido increíble. Punto. Muy bonito. Me ha hecho llorar y todo, por lo que contaba y por como lo contaba. Pluma con magia. Con frescura y descaro. Pluma a la que quiero seguir leyendo. Sí. 


Quiero mas por.... 

1. Lo que he dicho, siento que todavía me queda mucho más por disfrutar de esta pareja, y me parece injusto que se acabe ahí. Es un final muy bonito y la historia igual, pero tengo ganas de más. Más... y más. Es cruel que llegáramos tan rápido a la palabra FIN. De verdad, es que hay tanto por ver de ambos . Exijo YA una segunda parte de Becca y Jota (y no, no estoy pidiendo drama como excusa para una segunda novela), quiero más de mis dos caramelitos.

2. NECESITO tener el punto de vista de Jota. Si Victoria quiere escribir otro libro narrado bajo su punto de vista, yo me lo llevo. Me voy a enamorar más de él, así que firmo ya mi petición. Jota es un amor (bueno, a veces se comportaba como un idiota por miedo y por pura autodefensa - tendría que haber conocido a mi Owen de Just listen, Owen le habría enseñado mucho sobre cómo dejar de huir de la vida y saborearla -   y una vez le faltó pedir perdón) pero a veces era doloroso no poder vivir todo bajo su piel. No he podido parar de anhelar meterme dentro de él. Sentir lo que pensaba en todo momento. Saber cómo es enamorarse de Becca bajo su perspectiva. Joder, es que tiene que ser tan bonito refugiarse en el corazón de Jota...




¡Un abrazo corazones!
Mire - Mayu.


1 comentario:

  1. Dime, please, que se puede leer independiente. Que después de tus comentarios en el goodreads y para probar a la autora lo quiero leer, pero si me tengo que leer el primero después de lo que dices,. ejem, ejem
    Por cierto, que sepas que me encanta la palabra "achuchable" y te pido mil perdones, porque se me quedó grabada y me he dado cuenta de que la he empleado en una de mis reseñas,.,,,
    Un besote

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D