Translate

5 de noviembre de 2014

Calle Dublín (Calle Dublín, #1) de Samantha Young.

¡Buenas noches a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis? Esta vez os echaba de menos, así que aquí estoy.

Yo he releído Calle Dublín y no me ha gustado nada.




Durante todo el verano, me he acordado de Calle Dublín, de Joss y Braden, pero no con esa sensación burbujeante que sientes en el pecho cuando estas enamorada. La idea que daba vueltas a mi cabeza es que quizás esta historia no me gustaba tanto como creía, no me había marcado como afirmé en la reseña super entusiasta que escribí nada más terminar de leerle. Y no podía evitar entrar en goodreads y bajarle la nota. ¿Os ha ocurrido alguna vez esto? Así que, en vez de sentirme bien porque el libro y sus personajes y todo lo demás me hubiera gustado (bueno, todo no, que también le saqué pegas), me sentía inquieta.

Al final no he podido resistirme y he decidido someterle a la prueba de fuego. ¡Relectura!

Os juro que yo tenía cruzados mis dedos, que deseaba mucho que me gustara más que la primera vez que lo leí, necesitaba reafirmar que Calle Dublin me gustaba, que Joss y Braden y su historia significaban algo para mí. Y no ha sido así. No me ha gustado demasiado volver a perderme entre las páginas de Calle Dublin. Esta relectura ha sido triste, dolorosa - y no porque sintiera una enorme y emotiva pena por todo lo que leía, no - sino porque el libro no lograba llegarme. Donde la primera vez me enamoré, esta vez no sentía nada. Y eso pasaba incluso con aquellas escenas que antes eran mis favoritas.


Me siento triste, derrotada. Un libro que amé la primera vez que lo leí y ahora le releo y me sucede todo lo contrario. *Quiero llorar*.

Tampoco es que haya odiado el libro, pero me ha parecido una historia del montón, sin nada especial, que no ha sabido entretenerme. Me he aburrido releyéndolo, muchas veces me costaba seguir leyendo y no era porque ya me supiera la historia, era que no lograba conectar con nada de lo que se me contaba. ¿Joss llora? Pues yo no siento nada. ¿Ellie sufre por Adam? Tampoco. ¿Braden se folla a Joss en su escritorio? Nada. Yo no sentía absolutamente nada leyendo este libro ni redescubriendo a Joss y Braden. Era como si todo lo que me contaba Samantha Young estuviera a años luz de mí.




La primera vez que le leí sentí que el libro era lento y no me gustó que Braden tuviera novia al principio y luego se acostara con otras chicas hasta que se lanzó a por Joss, pero el principio me pareció dinamita y llegado cierto punto, no paraba de saltar de emoción, me conmovía que mis adorables protagonistas iniciaran una relación, incluso si marcaban unos límites tontos y todos sabíamos que ya se estaban enamorando aunque ellos lo negaran. Incluso cuando llegó el drama que los separó y donde lloré mucho, me gustó. Haciendo balance, me gustó el libro, adoré a algunos secundarios y más adoré a mis protagonistas. Pero esta vez todo se me ha derrumbado. No he disfrutado nada del libro. Y me siento mal por ello. Pero no puedo elegir como sentirme.

Con esta relectura Calle Dublín no me ha gustado nada, me ha parecido un libro aburrido, con el que no he logrado conectar por más que lo he intentado. Es lento, nada romántico, le falta dulzura, sus escenas de sexo no me ponen nada, el amor que supuestamente comparten Joss y Braden no me ha dicho nada, y estos protagonistas no me han enamorado.

Joss y Braden no me han gustado especialmente, no son absolutamente nada adorables, y su relación no me ha hecho sentir mariposas. Vale, ni mariposas ni nada. Todo el libro me ha dejado indiferente.

Y estos protagonistas, Joss y Braden, pues son idiotas si lo resumo en una palabra. No he sentido nada por la trama, por los protagonistas, por los secundarios, por las letras de Samantha Young. Esta relectura ha sido un fracaso absoluto.

Me aburre leer siempre los mismos diálogos, encontrar siempre la misma trama, tratos de sexo, traumas de infancia, sexo desbordante y en último lugar, un amor que consta de una sola escena romántica. Las conversaciones entre Joss y Braden no aportan nada nuevo, sobre todo porque al querer reducir su relación a algo sexual, solo dicen los típicos e insípidos comentarios de siempre. Admito que Joss y Braden hacen una bonita pareja pero no he sentido felicidad alguna al verlos juntos, y su relación está tan llena de encuentros y desencuentros que es un tanto frustrante y no demasiado emotiva. No he notado química entre ambos, no me he enamorado al verlos juntos, tampoco me he mordido las uñas deseando que se dejaran de tonterías y se dieran una oportunidad.


 

Joss es una protagonista atípica y la aprecio, pero no me ha enamorado, no he pensado en ningún momento "joder, que adorable es, ¡cuánto la quiero!". No. Simplemente ha sido Joss, una chica compleja, con un fondo bueno, perfectamente perfilada, con una evolución durante el libro que al final se va al traste, con mucho carácter, descaro, muy guerrera cuando le da la gana. Pero Joss no me ha enamorado. No me ha hecho sentir. Lo mismo me ha pasado con Braden, tampoco he sentido nada por él. He descubierto que nunca le entregaría mi corazón. Braden no deja de ser el típico macho alfa, celoso, posesivo, distante, uno de esos hombres que jamás muestran sus sentimientos y que coleccionan chicas como quien colecciona muñequitas de porcelana. Braden me parecía sexy y me volvía loca pero con esta relectura no me ha despertado nada, solo me ha parecido otro típico protagonista más con mucho ego y un capullo.

Yo creía que este libro me había marcado, que se había metido bajo mi piel, y ha sido todo un descubrimiento, un hachazo, descubrir que no, sentir que todo lo que antes me había enamorado ya no me suscitaba emoción alguna. Cuanto duele desenamorarse. A veces un corazón también puede romperse por otras cosas, como por ejemplo, dejar de ver especial algo que antes parecía imprescindible. Yo creía firmemente que Calle Dublín me había encantado, que se había ganado un pedacito de mi corazón, y con esta relectura, este libro y Joss y Braden han perdido su trono.



No tengo mucho más que contar. Calle Dublín me ha dejado indiferente, congelada. La trama creo que varía un poco a lo habitual pero a la hora de la verdad es más de lo mismo. No es una historia que innove mucho, que cuente cosas diferentes. Estoy ya cansada de traumas, miedos, y de que los protagonistas se compliquen la vida y se la compliquen a los demás.

Me siento triste, sí. Mucho. Esta autora revelación no ha sido lo que yo esperaba. No.

Un abrazo
Mire - Mayu.

3 comentarios:

  1. Pues vaya!!!. Creo que lo que engancha realmente es la incertidumbre del "cuando" y con la relectura eso se pierde totalmente.
    Creo que a mí me pareció entretenido, pero más por el toque "hot" de la historia. Al fin y al cabo lo leí por eso jajajaja
    Por si acaso, no lo reeleré, que al menos me quede un buen sabor de boca.

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. hola Mire!!!!

    Pues aunque te conteste por el blog,te lo digo por aqui...claro q llegas a tiempo!!!! jejejejeje....Es una plataforma en la q estoy(el goodreads) pero q no actualizo a menudo.......Ya veo q conoces a Pepa, no la tengo por goodreads(y a lo mejor si jejejejej) pero es tb administradora/colaboradora del blog XD

    Bueno q me alargo mas de la cuenta,q gracias por seguirme(seguirnos)y q tengas mucha suerte en el sorteo....

    Del libro q dio a conocer a esta escritora....No es un libro mas erotico/festivo de hoy en dia,despues del boom del sr.Grey......hay sentimientos,risas,lagrimas...me hizo sentir....pena la traduccion...:(

    Besitosss

    pd: disculpame por el extenso msj XD

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué pena!
    No sé, a mí en su momento me gustó, tampoco me mató, pero me gustó. De hecho, me encandiló más pasado un tiempo, el recuerdo de los protas, que en el momento de leer el libro en sí.
    Pero bueno, la vida es eso, momentos, a veces un libro nos hace sentir un montón de cosas y luego en otra época no refleja lo mismo. A mí me ha ocurrido con bastantes. Como con la saga Obsidian, por ejemplo, era muy fan, en cambio con los últimos incluso tardé más de lo esperado en leerlos y ya no me emocionaba demasiado la verdad.
    A mí el último, Calle Jamaica, me ha gustado mucho mucho. Creo que a veces esperamos demasiado de los libros, a mí me sobra con que me haga sentir, que me mantenga pegada a sus páginas y con una sonrisa boba, ya sabes... incluso aunque tenga sus fallos, que casi todos tienen algo, suelo pasarlo por alto si me hacen disfrutar.

    Yo no soy muy de relecturas, así que... no quiero ni volver a tocarlo, jaja, por si acaso.
    Me ha pasado algo similar también con el ultimo de Bridget Jones, sabes que me costó terminarlo bastante... y fue como estropearme un poco la imagen que yo tenía del primer y segundo libro, ¿sabes?

    Ah, por cierto, de la saga de La decisión de Olivia ODIO A LOS PERSONAJES. En serio... son la cosa más superficial y vacía del mundo... ahg, no me gustan nada de nada :(

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D