Translate

18 de agosto de 2015

Reseñando I order you


(MINI DORAMA COREANO, 2015) (16 CAPITULOS)




Tenia muchísimas ganas de ver I order you. Había muchas cosas que me atraían de este k-drama: la portada, la sinopsis, el hecho de que prometía ser una historia muy cómica y divertida, que nuestro "oppa" fuera un chef y la comida tuviera mucha visualización, y cuando vi el primer capítulo a estas razones se unieron otras: la fuerte atracción sexual entre los protagonistas, el descarado y alocado comportamiento de nuestra "unnie", etc. Esta historia prometía muchísimo. Era de esas historias que ya sin verlas me gustaban. Tenía algo que me dibujaba una sonrisita tonta al ver el cartel.

4/10

Pues bien, hace unos días me decidí y le di al play. Todo comenzó increíblemente bien. Durante los cuatro primeros capítulos la serie se habría llevado por mi parte un siete alto porque era sensual (mucho), divertida (a montones), y encantadora. Atrapaba, era amena, sencillita, siempre con giros inesperados y era frescura y sensualidad total. Solo había que coger el abanico y disfrutar de la serie. E incluso de unos besos que eran puro pecado .

Pero en el capítulo 5, tras esos besos, toda la historia comenzó a enredarse un montón, a liarse simplemente por el gusto de dar malentendidos. Y yo odio el recurso tonto de los malentendidos.

Me enfada que mis protagonistas conviertan su prometedora relación en algo caótico, doloroso y prácticamente arruinado, y todo por no saber explicarse (sobre las relaciones pasadas) o por tener traumas infantiles (la muerte de una "madre" y su incorrecto sentimiento de culpabilidad) o por los secundarios (el toallero -amigo de infancia de ella y la zorrita, la ex mujer de él) o por decisiones pasadas que no deberían ser un impedimento para que dos personas estén juntas (¿qué importa si el chico estuvo casado durante cinco segundos? Hace 3 años que NO lo está. ¿No debería ser eso más importante que el hecho de que su novia se dio a la fuga el día de la boda? Oppa tiene 32 años, es casi imposible que nunca antes haya amado a otra mujer. Es sumamente inmaduro que la protagonista se aparte de él por esto en primer lugar). No me importa que surjan conflictos entre los protagonistas mientras superen esos conflictos juntos. Pero los odio cuando siempre mantienen lejos a los protagonistas. O cuando les lleva a tener una relación que solo aporta dolor.

Yo me sentí totalmente engañada por esta historia. Porque empieza con un tono maravilloso y encantador que debería haber mantenido a lo largo del dorama y no lo hace. Nos regala momentos de risa, frescura, sensualidad y giros inesperados para al final caer en lo mismo de siempre y dejar algunas ideas frescas sin resolver ni desarrollar. Quizás si hubieran cambiado el tono de como contar esta historia, manteniéndolo divertido y fresco pero sin cambiar los hechos en sí, la serie habría sido un poquito mejor. A veces siento que como se cuenta una historia es importantísimo. No hay más que fijarse en Un litro de lagrimas o Secret love, son tragedias pero llevadas de una forma tan positiva y tan estimulante que solo te hacen querer vivir con aun más ganas. Pues ese enfoque me habría encantado que le hubieran dado a esta historia. Además, si se racionaliza, ¿cuál es el gran problema entre los protagonistas? El más grave sería el trauma infantil. El resto de problemas no son tan raros pero ellos se aferran a estos malentendidos y desconfianzas para evitarse confiar en el otro, es la única explicación que puedo encontrar.

Me decepcionó esta historia y en cierto modo me hirió, pero también es una de esas historias a las que inevitablemente, le coges cariño. La verdad es que me dolió mucho algunas de las cosas que se dijeron durante el dorama, algunas escenas y ese tono melodramático que siempre enredaba a los protagonistas y les hacía no estar juntos o no ser plenamente felices juntos, pero me hacía fangirlear cuando tonteaban, eran novios, se abrazaban, se besaban calurosamente, o compartían algo memorable.



Puntos positivos y negativos:

1 - Es una historia la mar de entretenida. Es un minidorama y en seis horas habremos terminado de verla. Esa brevedad ayuda un montón. Además, es una historia muy, muy amena aunque sea agridulce, PERO TAMBIÉN TIENE UN TOQUE MUY BONITO. No me salté ni un solo minuto de esta historia y me alegro. Vamos, que no me arrepiento de haber visto I order you.

2 - Me encanta como a través de la comida se recrea un mundo de sensualidad. Y también es encantador cuantos mensajes se pueden transmitir con la comida y su cocinado, cuanto amor puede colmar cada plato. Era precioso y sensual ver cocinar al chef -y esforzarse por cumplir los desafíos y satisfacer a la unnie- y como la unnie disfrutaba de la comida -orgasmos culinarios-, la saboreaba y alcanzaba el paraíso. Me encantó como se reflexionó sobre las comidas, y como esto dio pie a hablar de las madres, esas madres que tanto y tanto amor nos han dado.

3- La historia es bonita, sensual, descarada. De verdad que sí. Tiene un toque dulce y un toque picante. La atracción entre los protagonistas también es así. Tiene su lado dulce y luego una química sexual traviesa y tremendamente descarada. Los protagonistas parece que siempre están a un paso de olvidarse de todo y dejarse llevar por la locura, la pasión y el placer. También tienen sentimientos románticos sobre el otro, se gustan mucho pero si se gustaron el primer día fue cuestión de química.



4 - La historia de amor estuvo empañada por algunas cosas y por tanto se volvió realmente agridulce. Pero no me quedé fuera de esas emociones. Se me puso un nudo en el corazón con su historia de amor. Y casi lloré a montones. Me dolió verlos mal sobre todo cuando ambos podían ser preciosos juntos -y lo eran-.
5 - Mientras la zorrita de turno no aportó nada a la historia -solo dolor de cabeza a la protagonista y una herida aun sin cerrar para el protagonista- el toallero fue realmente especial porque de verdad compartía una historia -infantil- con la protagonista. Me encantó la relación que se desarrolló con Kevin. Esa amistad tan especial. Y sus recuerdos de infancia. Y me rompía el corazón pensar que un chico tan dulce y especial solo sería el chico rechazado y herido de esta historia. Pero a favor de la protagonista debo decir que resolvió las cosas con él y que nunca le utilizó. Nuestra unnie no concibe la vida portándose mal con alguien. La personalidad del toallero me gustó más que la del protagonista, lo admito.

¿Y mi visión sobre los protagonistas? Pues esto no puedo sumarlo ni en puntos positivos ni en negativos.

Porque a ambos les tomé mucho cariño pero les habría abofeteado en alguna ocasión. A ella y a él. En serio, es que hubo veces que cometieron errores imperdonables - por sus comportamientos o por cosas que se dijeron -. De los dos, ella me gusta más porque es adorable, divertida, descarada, buena, leal, y sobre todo, emotiva y emocional. Él tiene un corazón bueno y cálido y es sumamente varonil y sensual y apasionado pero también es muy frio y brusco y cortante y rígido, e incluso cuando se declara al principio no le acompaña su tono de voz. En la recta final se intercambian los roles porque ella se vuelve loca y oppa la perdona y la espera con toda la paciencia del mundo -fue muy generoso y adorable y emotivo-.


 



Actores, la química entre U-know Yunho y Kim Ga Eun era abrumadora. Mas que romántica era tremendamente sensual y sexual. Solo mirarse o tocarse casualmente y todo ya estaba al rojo vivo. Era impresionante como transmitían eso. Y de forma maravillosamente espontanea y natural. Me encantó como ambos conectaban a ese nivel. Y luego también supieron dejar ver que se gustaban mucho y podría ser amor.

¿Interpretaciones?



Como ya he dicho los que más me gustaron fueron Yunho y Kim Ga Eun y a estos debo sumar a Jang Seung Jo, que interpretaba a Kevin y me chifló. Su personaje fue sensual, romántico, atento, alegre, vamos, era MI sol . Me encantaba. Y por tanto, me gustó mucho el actor -lo que me dio pena es que se deshicieran de su personaje cuando ya no le necesitaban-.
  
Volviendo a los principales, Yunho es muy sensual, no es que me parezca guapo o algo de eso pero tiene una atracción muy hedonista, es increíble la verdad. Al principio es bastante rígido y cortante, bueno, lo es durante toda la serie, porque esa es su personalidad, pero este es un chico de detalles, y esos detalles cuentan otra historia, un corazón dulce escondido tras esas murallas. Pero Yunho o en su papel como el oppa chef no se soltaba... salvo en la recta final, donde empezó a tener un lado impresionantemente emocional y te rompe de dolor verle roto, es como ver una presa romperse. Me encantó sus toques apasionados, como solo su amada lograba sacar al chico pícaro y hedonista de dentro de él.


Y Kim Ga Eun ha sido lo mejor porque ha explorado varios registros durante todo el minidorama y de forma maravillosa. Me encantó esta actriz, me chifló. Fue mi favorita y espero verla en mas papeles protagonistas. Aquí lo hizo genial, era muy divertida cuando era descarada, sensual, traviesa, era emotiva cuando era romántica, cuando se mostraba herida por el pasado, era mala cuando se comportaba de forma cruel e injusta -pocas veces-, era adorable cuando peleaba por lo que mas quería y cuando disfrutaba de los pequeños placeres de la vida y cuando le ofrecía consuelo al protagonista o cuando, de un momento sencillo, hacia magia y lo volvía precioso. Y eso también se debía a Yunho, que le daba la réplica maravillosamente bien.
Así que por todo esto, bueno y malo, la serie me gustó a medias.

Un abrazo,

Mire - Mayu.

3 comentarios:

  1. La verdad es que nunca he visto una serie de este tipo, porque normalmente suelo ser muy "especialita" para lo que suelo ver.
    Pero me ha llamado la atención, ¿dónde puedo verla? :D

    ResponderEliminar
  2. Hola Mire! Veo tu blog hace poco y me divierte mucho!
    Con respecto a "I order you", estoy totalmente de acuerdo con tu crítica, yo empecé a verlo de casualidad y me fue llevando esta historia divertida y fresca (y con una sensualidad poco vista en un drama coreano) y cuando ya estábamos super divertidos, entretenidos y encantados con los protas y su historia, ya tuvieron que venir a pincharnos el globo y arruinarlo. No entiendo esa necesidad de los guionistas de estropear una buena historia plantando una tragedia insalvable, es como si después de del disfrute tuviera que venir necesariamente el castigo, será una cuestión de culpa? Encima, al ser un minidrama con episodios cotos tenían todas las de ganar en cuanto a agilidad en el relato.
    De todas formas, como decís vos, en el balance final le doy un voto positivo, no se concretó hacia el final, pero fue una buena muestra de que se puede hacer algo distinto y con aires renovados. ¡¡ Sólo tienen que dejar de lado un poco esa manía melodramática !!

    ResponderEliminar
  3. Ellos tienen una química que quema! Este drama hubiera sido perfecto sin todo ese melodrama exagerado, pero aún así yo creo que está entre los mejores minidramas que han hecho.

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D