Translate

24 de agosto de 2015

Reseñando You're all surrounded


(DORAMA COREANO, 2014) (VEINTE CAPITULOS + ESPECIAL RESUMEN CAPITULO 1 AL 9)


Tenía muchas ganas de ver You're all surrounded. Sería casualidad, pero desde hacía meses venía encontrándome con esta serie. Y después de ver I remember you, pensé en animarme a ver esta otra historia policiaca -pero no estuvo ni al 20% a la altura de I remember you-. Además, decían que esta era una historia llena de comedia y que contenía un romance casto pero tierno. Y todos los actores de esta historia prometían. A Lee Seung Gi le adoro como cantante y es de los pocos a los que me he puesto a ver en un concierto, y el niño es tan hermoso y tan amoroso, y tan divertido y tan todo, que me tuvo loca, y logró que me comprara uno de sus álbumes, importado, claro. También, le había visto en algunos fanmade de doramas que había hecho pero no sabía por cual empezar. Y ahora que he visto Blood y que me he enamorado tan perdidamente de esa historia y de mi oppa Ahn Jae Hyun, tenía la excusa perfecta para animarme con You're all surrounded. Adoro a Ahn Jae Hyun y la verdad es que tras Blood no me resulta fácil despedirme de él, por eso me empeñé en ver la serie que había rodado en 2014, la serie que posiblemente le hizo ganar puntos para ser mi precioso vampiro. Así que, ahí iba yo, con toda mi ilusión, y necesitando de una serie que de verdad me hiciera reír. La tristeza me tenía desconsolada así que necesitaba algo que me enamorara y me robara el corazón a base de risas y me intrigara y me hiciera suspirar por su lindo romance, y eso es justamente lo que está haciendo Pinocchio, la serie que estoy viendo ahora mismo, recomendación de mi preciosa Verónica, y es lo que en ningún momento logró hacer You're all surrounded.

2/10



Sí, este dorama policial, el segundo que veo en mi vida, fue todo promesas incumplidas para mí. No supo llegar a mi corazón, no supo robarme mil risas, no supo hacerme suspirar, no supo conectar conmigo, o quizás fue cosa de ambos, la cuestión es que... me decepcionó enormemente You're all surrounded. Yo esperaba una gran serie y me encontré con una historia que tenía muchas posibilidades pero que no había ido por donde yo esperaba. No es una mala historia, eso quiero dejarlo claro, con otras series, de las que sí puedo afirmar haberlas abandonado, podría haber dicho que eran malas series o que no eran para mi, dependiendo de cual, pues esta serie no es mala y tampoco era para mí. Pero yo deseaba que me gustara.

El primer capítulo me conmovió mucho porque nos lleva al borde de la tragedia, pero después se tornó tremendamente aburrida, tan lenta y llena de relleno, tan antipática a veces, tan poco dulce, que simplemente no despertó ganas en mi de seguirla. Pero estaban Lee Seung Gi y Ahn Jae Hyun, y después estaban esos preciosos actores y actrices que en el camino de You're all surrounded iba descubriendo y me iba animando a seguirla por ellos y porque sus personajes me gustaban y querían saber sobre sus vidas personales y las tragedias de nuestros dos protagonistas estaban sin resolver y yo quería las respuestas. Pero en lo demás, esta serie solo me animaba a dejarla. Al principio pensé, con cinco capítulos pasará la prueba o renunciaré a ella, pero justo en el quinto capítulo logró comenzar a entretenerme, pero vamos, que eso solo duró hasta el capítulo nueve o mitad del diez, luego ya la historia volvió a hacérseme cuesta arriba y aguanté hasta el capítulo trece o catorce, y a partir de ese punto solo fui viendo las escenas que me gustaban o me interesaban, me salté todas en las que los malos derrochaban palabras y todas las de los casos a investigar y demás, y hasta el capítulo diecinueve o así pues no volví a ver los capítulos completos y hubo alguna escena que también me salté, y el dorama acababa en el capítulo veinte, así que imaginaos.


Así que, recopilando, me aburría esta historia, no lograba entretenerme o captar enteramente mi atención, me parecía lenta y que le costaba mucho ir siempre a lo importante porque se entretenía por el camino con casos que no aportaban nada y que solo ralentizaban la historia personal. No considero cosa mala que muestren como es ser un policía novato pero se pasan un montón con todas las trabas que les ponen para ser aceptados y reconocidos como policías -cuando ya les habían admitido, de locos-, y luego se enredan muchísimo con todas las tramas, los casos, nuevos personajes que eran desechados un capítulo después, vamos, cosas que no aportaban nada, y eran solo puro relleno, y también había muchas escenas de los malos que eran como bla-bla-bla, y al saltárselas y seguir cogiéndole el hilo a la historia probaban cuan de relleno eran. También la trama principal que muestran como secundaria, no se resuelve cuando debe y todo por llenar veinte horas innecesarias de serie, y cuando empieza a resolverse la historia se va por sitios inesperados pero no mejores, francamente, no me gustó la trama ni como se resolvió ni como se dio el perdón a muchos personajes que habían hecho mucho daño, como si hubiera algo que pudiera redimirlos.  El ritmo de la historia era inconstante, constaba de buenos personajes pero sus historias personajes a veces dejaban muchas pistas y luego no se les daba todo el tiempo que necesitaban, y al no haber una evolución emocional en el personaje del niño que perdió a su familia y que por venganza se hizo policía, Daegu, pues la historia también se echó bastante a perder por ahí. Y el amor, de risa si queremos ser optimistas, porque no hubo realmente amor, tres besos, y dos forzados, y prácticamente ninguna escena romántica y ninguna conexión entre dos personajes que no se veían ni sentían atracción por el otro, no es amor. Ni siquiera como compañeros eran excelentes porque Daegu era egoísta y nunca daba nada de sí mismo, y no era justo que Soo Sun agachara siempre la cabeza, aceptando ese trato de menosprecio de parte de su supuesto amor, amigo y compañero. Si queréis un noviazgo, pues no surgió tampoco, bueno, no antes del capítulo diecinueve y ni siquiera entonces quedó del todo claro, y faltó lo más importante, el amor, joder, ese sentimiento y ese feeling entre ambos, como mucho amigos, y exagero.


 

Así que, me pasé casi las veinte horas de dorama esperando a que empezaran, demasiadas, en fin. Según las críticas, en You're all surrounded había dos historias de amor, porque teníamos dos protagonistas, pero una se deja inconclusa y la otra nunca llega a tomar forma. En la primera mitad del dorama, a la pareja secundaria digamos que se les dedicaba algunos minutos para resolver sus diferencias y encontrar el camino de vuelta al amor pero es que después su historia queda en pausa, y la otra historia, como ya he dicho, la de Daegu y Soo Sun, nunca llega a pasar a un nivel de profunda intimidad emocional, siempre quedan restringidos en el plano de compañeros de trabajo y casi amigos, en la recta final pues a lo mejor se les concede algún que otro minuto, en escenas de luces y sombras o en momentos en los que hablan pero, esos momentos son realmente escasos y la magia nunca es lo bastante poderosa. No sentí que Daegu y Soo Sun se enamoraran, Daegu tenía blindada las puertas de su corazón prácticamente para siempre y Soo Sun era adorable pero pensar en Daegu sería como cruzar la línea para ella, y su supuesto romance tampoco se puede apoyar en un sentimiento del pasado porque ambos fueron más rivales que cualquier otra cosa en la adolescencia y no compartieron de amistad y rivalidad una efímera cantidad de tiempo debido a la tragedia que rompió la vida de Daegu. En ese sentido me sentí estafada, porque yo esperaba tener dos historias de amor que me hicieran suspirar, y la más romántica y dolorosa, la del líder del equipo 3 - de nuestros novatos protagonistas - Seo Pan - nuestro otro protagonista - y la jefa del equipo de personas desaparecidas, Sa Kyung, se quedó con mil preguntas en el aire y sin cerrar bien.

Si buscáis amor, esta no es vuestra serie. Si buscáis una serie que sea enteramente policial y con un caso subterráneo que corresponde a la tragedia de nuestros protagonistas, entonces esta es vuestra serie. Si queréis reír, esta no es una comedia por mucho que quieran venderla como una comedia policial. Si queréis buenos personajes y buenos actores entonces aquí estáis de fortuna, pero no hubo personaje o actor que me volviera loca, pero todo lo achaco a esa trama que tardó demasiado en resolverse y que no dejó que los personajes respiraran en libertad. Como digo, seguir esta historia como pude solo me mereció la pena por sus actores, que volvieron a encantarme en el caso de Ahn Jae Hyun, o que me simpatizaron un montón en el caso de los nuevos, y como eso pasó, pues con los personajes tuve un sentimiento parecido, algunos me gustaron y realmente aprecié sus historias personales.

Tengo personajes favoritos, lo curioso es que Daegu, el personaje de Lee Seung Gi, no está entre ellos, pero es que Daegu era demasiado desagradecido, antipático, arisco, y en guerra contra el mundo, para mí. No sentí nunca que Daegu tratara bien a las personas de su alrededor. Una empatiza en cierto modo con él y siente pena cuando le ve llorar de rodillas por haber perdido a su madre pero... en serio, no justifica que once años después, aunque su corazón clame por encontrar a los culpables y que sea expuesta la verdad, trate mal a personas que solo le dan afecto, apoyo, ternura, y lealtad, y entre esos se incluyen dos de sus tres compañeros novatos, mi precioso Tae Ik y mi adorable Soo Sun, y el líder del equipo, Seo Pan, el legendario Seo Pan que vive con el corazón herido por la pena, la culpa y la pérdida, y que aún espera el regreso de ese chaval - Ji Yong, ahora Daegu - al que le perdió la pista y a cuya madre no pudo proteger, mientras lidia con los recuerdos de su hijo fallecido y de su gran amor, la mujer que vuelve a su vida a la vez que el arisco Daegu se entromete en sus asuntos.

Daegu y Seo Pan son los dos protagonistas de esta historia, al principio yo simpatizaba con Daegu y no podía ni ver a Seo Pan, pero fue porque Daegu me daba mucha pena y porque se me había mentido sobre Seo Pan y su moral y sus actos. Cuando vi más allá de todas las calumnias, descubrí que tras los ladridos de Seo Pan se escondía un hombre amoroso, leal, luchador, y siempre dispuesto a capturar a los malos, y que tras resistirse, acogió a sus niños novatos para siempre, me provocaba una enorme ternura cada vez que los llamaba "mis niños", y también me provocaba ternura cuando me mostraba cuanto quería a su niño fallecido y cuan desolado se sentía sin él y sin poder volver a encontrar el camino de vuelta al corazón de su ex esposa, la líder Sa Kyong. La líder del equipo de personas desaparecidas también me gustó, porque era una mujer valiente, con carácter y con un lado emotivo y dulce y compartía con Seo Pan una historia que merecíamos saber.


En cambio con Daegu lo máximo que conseguía a veces era caerme bien, pero ya, claro que me dolía verle llorar e invadido por la pena, pero generalmente era impasible, frío, y se creía con el derecho a no apoyar a sus compañeros y a no implicarse en las vidas de quienes se jugarían la suya propia por sostenerle a él, lo que más rabia de él me dio fue como nunca le ofreció a la chica - mi adorable Soo Sun, que tan dulce y atenta y amorosa era con él - refugiarse en su casa cuando ella no podía pagarse una vivienda y vivía en una tienda de campaña sobre la el tejado de la policía, o como nunca, cuando la veía llorar se atrevía a secar sus lagrimas, a abrazarla o darle aliento, y nunca me gustó como la apodaba o como la hacía sentir tonta y poco lista y poca apta para su trabajo soñado. Y nunca hubo un gran cambio en Daegu, en la recta final, cuando se relajó un poco, sonreía un poco y no era tan gruñón pero no me gustó que no aprendiera como dar ternura o que los demás siempre dejaran pasar sus malos modos como algo aceptable. Alguien debería haberle hecho ver que cerrar su corazón y mantener lejos a todos con malos modos solo lastimaba su corazón y el de los otros que le querían y le velaban. También pienso esto porque Soo Sun es un amor de chica, una protagonista adorable que me encantó y me chifló y me despertó un montón de ternura, alegría, y orgullo.


Soo Sun es una policía idealista, cree que existe un mundo justo y cree en luchar por ello, y luego es una amiga, compañera y mujer valiente, leal, compasiva, atenta, incondicional, es adorable y punto. Adoré a su personaje, Tae Ik, Seo Pan y ella fueron mis favoritos con diferencia. Soo Sun era la mejor sin duda, tan soñadora, dulce, tierna, protectora, con un alto registro de emociones, siempre positiva ante la vida, siempre luchadora, siempre cuidando de los suyos y repartiendo alegría, siempre mirando con buenos ojos a sus compañeros, su líder -su referente-, y su amigo Daegu, siempre entregando lo mejor de sí misma en todo y con todos.


Tae Ik también me gustó mucho, este personaje fue interpretado por mi oppa Ahn Jae Hyun, y si bien no estuvo a la altura de su personaje Ji Sang en Blood, también me gustó mucho y me hizo verle en un registro diferente. Su personaje aquí era muy diferente pero a la vez igual en donde más importa: el corazón, hermoso en ambas historias. Y mi oppa estaba guapísimo, también. Cada vez que aparecía en pantalla actor y personaje yo no podía apartar los ojos de él, capturaba mi atención como ningún otro en esta historia, me tenía loquita de alguna forma. Pues Tae Ik era apuesto, conquistador, simpático, leal, pícaro, incondicional, siempre estaba cuidando de sus amigos y compañeros, y trataba de cumplir el sueño de alguien a quien había querido mucho, me encantó la misteriosa historia que escondía mi joven policía, y me hizo mucha gracia que Tae Ik hubiera sido un doctor reconvertido en policía. Su personaje en cierto aspecto era bastante ambiguo, la verdad es que sobre la sexualidad de Tae Ik yo habría dicho que no había nada escrito, y su amistad con su compañero me parecía de los más graciosa, a veces hasta parecían novios de primaria.



Actores, pues me gustó conocer a Lee Seung Ki (Lee Seung Gi) en esta faceta pero creo que para enamorarme de él como actor tendré que buscar en otras series suyas. 

Mi precioso oppa Ahn Jae Hyun del que nunca me canso, preciosísimo, me derritió mi oppa, y no tengo pegas para él, solo que sentí injusto que no se le diera más papel, su momento de brillar lo tuvo en Blood pero en You're all surrounded hizo un buen papel, y hubo cierta escena donde se me rompió el corazón y lloré mucho y fue por él, que ganas con las que me quedé de abrazarle y consolarle y curarle, cuidarle y recibir sus mimos. 

Go Ah Ra, no la conocía pero dicen que es una de las nuevas estrellas juveniles y tiene bien merecido ese reconocimiento, me encantó esta niña bonita que es mucho más que eso. 

Cha Seung Won me sorprendió porque dio un giro a su personaje y me provocó mucha, mucha ternura, y me pareció que era el mejor personaje de toda la historia, como actor quiero verle más y en las contadas escenas románticas que tuvo con la también estupenda y genialosa Oh Yoon Ah, me hizo suspirar. 

La versión joven del personaje de Go Ah Ra, la actriz Ji Woo también me gustó. Me reencontré con Choi Woo Shik, que hizo de secundario especial en El príncipe de la azotea, pero aquí solo hizo un cameo poco grato.

El ost de la serie y las escenas de luces y sombras me gustaron mucho, le daban un toque romántico a una serie que no tenía romance. Y un pequeño y dulce descubrimiento, mi oppa Ahn Jae Hyun CANTA una canción en You're all surrounded.

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D