Translate

20 de abril de 2015

ENTREVISTA A HOLLIE A. DESCHANEL


ENTREVISTA A HOLLIE A. DESCHANEL

 
 

- ¿Puedes contarnos quien es Hollie A. Deschanel y el por que de usar un pseudónimo?

Hollie A. Deschanel es escritora, tejedora de historias, una soñadora que a su vez sabe bien lo que hay que hacer para que se cumplan algunos sueños, y para eso, hay que tener los pies en la Tierra. Es una chica luchadora, que pese a las caídas y los golpes, siempre se levanta. Que lleva muchos años escribiendo y lo hará siempre. Y, por supuesto, es la próxima líder (gatuna) mundial.

Elegí ese pseudónimo por varios factores. Me gusta cómo suena “Holly”, pero escrito no, así que lo modifiqué y lo puse como “Hollie”. La “A” es de Alice, por Alice in Wonderland, que es mi libro favorito desde niña. Y Deschanel viene por Zooey Deschanel, que es mi actriz favorita. Los uní y salió mi pseudónimo.

 
Echemos un gran vistazo a su lado personal...



- ¿Has estudiado ilustración?

No, no he estudiado ilustración, pero algo parecido sí. La verdad es que fue una experiencia enriquecedora y bonita. Aprendí mucho y me permitió mejorar con mis diseños, lo cual agradezco.

- ¿Que es lo que más recuerdas de tu infancia, de tu adolescencia, y que es lo que mas destacarías de este momento de tu vida?

De mi infancia lo que más recuerdo son los libros. Todas las navidades, mis padres me regalaban una colección nueva. Ya fuera de 5 libros llenos de cuentos fantásticos con ilustraciones, o una vez que me regalaron la colección de Disney entera, libros gordísimos, pero era como 47 libros. Fue una pasada. Siempre estaba rodeada de cuentos y es que me encantaban, me hacían la más feliz y me condujeron por el camino de la literatura. También solía escribir cuentos a los que luego les dibujaba una portada y los grapaba, para regalarlos entre mis amigas. Me pasaba las tardes coloreando o escribiendo para tener esos cuentos que tanto me fascinaban crear.

De mi adolescencia destaco mi inicio como escritora. Aunque empecé a los 8, no escribí mi primera novela hasta los 13. Me pasaba las horas escribiendo en libretas, tanto relatos propios como fanfics, o novelas, etc. También era una lectora voraz. A los 15 gané un premio en mi ciudad por ser la persona que más leyó en ese año libros de la biblioteca. Cada semana sacaba 7 u 8, llegó un momento en que tuve que pasar de la biblioteca de mi barrio a la biblioteca municipal porque me quedé sin nada que leer. Cada vez que llegaba algo nuevo, la bibliotecaria me lo guardaba para que yo lo leyese. Todos me conocían y mi madre todavía guarda ese recorte del periódico en el que salí -risas-.

De ahora mismo, creo que destaco mi experiencia. Aún me falta mucho, pero todo lo que antes me sobraba, ahora me hacen ser mejor en todo. Como persona, como amiga, como hija, como compañera, como escritora y como lectora.

- ¿Eres una persona tímida o extrovertida?

Ni una ni otra. Soy una persona que sabe y prefiere escuchar, pero no por timidez, es que si inicio yo la conversación nadie sabe de qué hablo o no saben seguirme, y todo se torna incómodo. Por lo normal, me gusta hablar de música, de cine, de libros, de directores, de ovnis, de medicina. Vete a saber, cualquier cosa que en esos momentos me llame la atención. Pero la gente hoy día sólo quiere hablar de cosas superficiales que a mí no me importan, o cotilleos que no quiero saber.

- ¿Tienes hermanos? ¿Qué es lo que más destaca de tu familia?

Tengo cuatro hermanos, yo soy la más pequeña. Lo que más destaco de mi familia es que aunque sean una familia de locos, es la mía y siempre estamos para todos. A veces es más fácil y otras más difícil, pero creo que en todas las familias ocurre lo mismo. Es inevitable tener confrontaciones, reconciliaciones, etc.

- ¿Qué opinas del amor?
 

Difícil. Opino que cuanto más lejos, mejor. Excepto en los libros y en las películas, ¡ahí me gusta!

- ¿Qué crees que es el amor?

Creo que el amor se va forjando, con lo bueno y lo malo. Que es amor de verdad cuando ves a esa persona recién levantada, despeinada, con la marca de la almohada en la mejilla y aún sigues notando que tu corazón se acelera. O cuando ves a esa persona enferma, o vomitando, o yo qué sé, cosas así, y en lugar de huir te quedas a sostener su mano. Eso sí es amor de verdad.

- ¿Qué opinas de la maternidad?

Cada mujer elige ser madre o no. No todas tenemos el instinto maternal y no todas queremos tener hijos. Hay que respetarnos, porque ya bastantes derechos nos roban ya como para encima sabotear a quien tenemos al lado porque elija ser madre, porque aborte o porque no quiera formar una familia.

Personalmente no quiero tener hijos. No tengo nada que aportar a un niño.

- ¿El sexo te parece primordial en una relación de pareja?
 
 
 
Sí, creo que es la mayor muestra de amor y pasión entre dos personas, por tanto, a menos que la otra persona haya sufrido un inmenso trauma al respecto, creo que es importante. Mucho. Obviamente, no vas a insistirle a una persona si no quiere por eso, por tener un trauma (víctimas de violación, de pedofilia, o cosas así); pero creo que sí es necesario.

- ¿Eres una persona soñadora, positiva y alegre? ¿Una persona que cree en si misma por encima de todo?

A medias. Soy soñadora, pero no positiva ni alegre. Trato de pensar lo mejor de los demás, a veces demasiado y me hace llevarme muchos disgustos, pero en fin, es lo que hay. ¿Creer en mí misma? Claro, porque para que otros crean en mí y en lo que hago, debo dar ejemplo; debo empezar yo.

- ¿Alguna vez te has sentido perdida?

Siempre me siento perdida, a veces es un asco y otras, en cambio, me permite encontrar cosas que no descubriría de otras formas. Me hace ver una parte del mundo que ignoraba que existía, me hace más perceptiva, más propensa a absorber, como una esponja, lo que hay a mi alrededor.

- Vives en Cádiz, ¿Que es lo que mas destacarías de tu preciosa ciudad?

Todo. El ambiente que tiene, su gente, sus calles, sus playas, sus fiestas…

- ¿Cuál es tu viaje soñado?
 
 
¡Tokio y Nueva York! NECESITO ir a esos dos lugares algún día.

- Cuando eras una niña, ¿con que soñabas? Y ahora, ¿con que sueñas?

Soñaba con escribir, y escribí. Sueño con escribir, y escribo. Sueño y soñaba con ser feliz, y aún estoy en ello.

- ¿Cómo te definirías a ti misma?

Caótica, hermética, dispersa, despistada, impulsiva, sincera, volátil, intensa, irónica, imaginativa, escritora, superviviente.

- ¿Cuales son los pilares de tu vida?

Mi familia, mis amigos, escribir, leer, yo misma.

- ¿Que te emociona, y conmueve? ¿Qué te hace reír y entristecerte? ¿Qué te hace soñar y enamorarte y creer?

Me emocionan las ideas, la gente que sale adelante, que vive pese a todo, una canción, una palabra, una película, un libro, un amanecer de invierno… Tantas cosas.

Me conmueven los animales, son mucho mejores que nosotros.

¿Reír? Depende. Me río tanto de un chiste malo como cuando algo me sale muy mal, después de haber trabajado tanto, y no sirve. Entonces río, porque es mejor que deprimirse.

Me entristecen tantas, tantas cosas… Actualmente, el mundo en el que vivimos.

Me hace soñar, sobre todo, el escribir. Me enamoro de un libro pero también de mis personajes, de mi familia, mis amigos, de las cosas que logro hacer y de lo que mis seres queridos hacen. Una buena canción. Todo.

- ¿Cuales son los principales valores de tu vida?

Hay que ser honesto, siempre, y no esconder nada. Luchar, ser auténtico, y ser fiel a uno mismo. Pero también a quienes queremos.

- ¿Donde reside tu fuerza?

Vida sólo hay una, y no quiero quedarme siempre en el mismo sitio, quiero crecer, madurar, seguir viendo lo que hay a mi alrededor aunque no me guste.

- ¿Siempre quisiste ser escritora?

Sí, siempre. Desde pequeña.

- ¿Cuánto hay en las obras que has escrito de ti misma?

En cada obra hay un poco de mí, tal vez una anécdota, un diálogo, o un simple pensamiento. Sólo Morphine es la que tiene más de mí, y como personaje, sus protagonistas. Todos. Pero no es autobiográfica.

- ¿Que ha de tener una novela para enamorarte?

Que sepa contar una historia que me llegue al corazón.

- ¿Cuales son los ingredientes que no han de faltarle a una buena novela?

Amor, diversión, agilidad, erotismo, buenos diálogos…

- ¿Cuál ha sido la obra con la que te has identificado?

Fue un manga, Nana. Y la protagonista (la cantante de punk) es tan parecida a mí… Fue con la historia que más me he identificado.

- ¿Que es lo mas fácil de escribir? ¿Y lo mas difícil?
 
 
Lo más fácil de escribir es eso, escribir. Simplemente te sientas y escribes.

Lo más difícil es tener continuidad, fuerza de voluntad. Creo que todos los escritores somos unos vagos en ocasiones, que no nos apetece sentarnos frente al escritorio a escribir porque nos apetece más tirarnos en la cama a leer un libro, cubrirnos con la mantita y olvidarnos del mundo. Pero se nos pasa rápido, en cuanto arrancamos, ya no podemos parar, necesitamos estar ahí. También es difícil acallar las críticas en tu cabeza, porque no hay mayor enemigo para el escritor que uno mismo. Eso es lo peor, que si no callas esa voz interior a tiempo, te destruye.

¿Qué tipo de escenas te cuestan más escribir y cuales menos?

Escribo de todo, pero me cuestan menos las escenas de acción, asesinatos, peleas, persecuciones… Y las escenas eróticas. Lo que más me cuesta es describir las emociones de un personaje y no sea algo realmente pesado de leer. ¡Y los inicios! Juro que hasta que no llevo 2-3 capítulos escritos, no empiezo a ir rápido con la historia, me cuesta mucho empezar.

- Puntos de vista ¿cual prefieres, el masculino o el femenino?

Prefiero los masculinos, pero porque hay pocos bien hechos. Y casi siempre escribo en tercera persona…

- ¿Que sueños deseas cumplir?

Me encantaría poder trabajar como diseñadora de portadas de libros, ¡me encanta! El diseño gráfico es mi pasión.

- ¿Eres una persona creativa?

Demasiado, a veces es bueno y otras no tanto.

- ¿Te gusta releer?

Si, ¡me encanta releer! Pero obviamente, cada cierta cantidad de años. Son pocas las obras que releo una y otra vez sin importar si lo leí hace pocos meses.

- ¿Qué opinas de la homoerotica?

He leído pocos libros, algunos buenos y otros malos. Pero creo que deberían existir más libros que tengan protagonistas homosexuales y no sea homoerótica.

- ¿Cuál es tu clásico favorito?
 
 
Alicia en el país de las maravillas. Fue el primer libro que leí, me hizo querer ser escritora algún día, lo es todo para mí ese libro.

- ¿Cual es esa obra de tu infancia que recuerdas con más cariño?

Alicia en el país de las maravillas, Eugenio, un genio con mal genio, Las zapatillas del abuelo, La máquina oculta de hacer osos zombies, El pequeño vampiro.

- ¿Cuál es tu novela favorita? ¿Y tu escritora favorito? ¿Y tu saga favorita?
 
Alicia en el país de las maravillas.

Mi escritor favorito es Lewis Carroll por ser quien me convirtió en lo que soy.

Mi saga favorita… Difícil, pocas me logran enganchar por mucho tiempo, pero diré que El pequeño vampiro. Porque ¡son geniales!

- ¿Cuales son tus diez novelas favoritas y tus diez escritoras favoritos?

Alicia en el país de las maravillas,  Harry Potter (los 7, aunque más el tercero), Memorias de una Geisha, todos los libros de Charles Bukowski, le guardo especial cariño al primer arco de Los Cazadores Oscuros de Sherrily Kenyon (hasta el libro de Ash), Las cenizas de Ángela, la serie Cuatro Bodas de Nora Roberts, El pequeño vampiro, y uf, no sé… ¡Tengo tantos!

- ¿Cuales son las novelas que más te han marcado?

Pues… Alicia en el país de las maravillas, fue la primera que leí. El pequeño vampiro me hizo enamorarme de esos seres con colmillos cuando pequeña. La sombra del viento, de Zafón, me abrió un campo nuevo literario a los 14 años que no conocía. La saga de los dark hunters de Kenyon me hizo enamorarme de lo paranormal y le tengo mucho cariño. Drácula y Frankenstein, me gustaron mucho, y son mis clásicos favoritos. Edgar Allan Poe es otro de mis referentes.

- ¿Que personaje es tu favorito de todas las novelas que has leído?

Hay muchos personajes que me han gustado, pero para que eso pase tiene que ser un personaje bien hecho y que me haga reír, llorar… Por ejemplo, Sirius, de Harry Potter.

- Para escribir, ¿necesitas absoluto silencio o prefieres tener música de fondo?

Ambas cosas, depende, pero casi siempre uso música. Me inspira más.

- ¿Donde encuentras la inspiración?

No la encuentro, ella me encuentra a mí. Por ejemplo, una frase, una imagen, una canción… Todo puede activar la musa y de pronto ésta inunda mi mente de cosas que he de escribir.

- ¿Quién es la persona a la que más admiras en este mundo?

Mi madre. Sé que suena típico, pero a ella la admiro más que a nadie.

- Destaca una obra por su...

* Ternura: Nadie como tú.

* Sentido del humor: Melocotón rojo.

* Sensualidad: Los señores del inframundo.

* Romanticismo: Kiss an angel.

* Cercania:  Kitchen.

* Extravagancia:  After dark.

* Melancolia:  Memorias de una geisha

* Fuerza de superioridad: Battle Royale

* Coraje: Amante despierto.

* Felicidad: Álbum de boda.

* Vida:  Tenías que ser tú.

* Positivismo: Saltar al vacío.

* Drama: Tokio blues.

* Originalidad: Harry Potter, los siete.

* Fantasía: El señor de los anillos.

* Misterio:  Sopa de miso.

- ¿Cual es la mejor historia de amor que has leído nunca?

He leído muchas historias de amor buenas, pero ahora que me digas, así de pronto, no sé resaltar una. Pero venga, voy a decir me encantó la historia de Astrid y Zarek y la de Bella y Zsadist. Y me encantó la historia de Gatsby, que no era un amor mutuo, pero él fue tan lindo con ella que me encantó esa novela. Luego ya, si nos metemos en los clásicos… Pues hay muchos, sobre todo por parte de Jane Austen, Anna Casanovas, Suzanne Elizabeth Philips…

- ¿Cual es la novela que más te ha emocionado de las que has leído?

Harry Potter y la orden del fénix. Jamás perdonaré a Rowling que matara a Sirius, yo amaba a ese hombre.

- ¿Que pareja literaria es tu favorita?

La mía con los libros.

- ¿Lees manga? ¿Manwha? ¿Comics?

¡Claro que sí! Sobre todo manga, me encantan.

- ¿Cuales son los ingredientes que no han de faltarle a un buen manga?

Una buena historia, un buen dibujo, unos personajes que evolucionen con el paso del tiempo y no te dejen siempre con la sensación de que no avanzan. Que tenga acción, romance, de todo un poco.

- ¿Cual fue el primer manga que leíste y que te enamoró?

¡Dragon Ball! Grande, muy grande ese manga. Le tengo mucho cariño. Por mí, lo vería miles de veces. También Sailor Moon, Marmalade boy, Sakura, Digimon…

- ¿Cuál es tu manga favorito? ¿Y tu mangaka favorita?

Mi manga favorito es Naruto, Death note, D. Gray man, Paradise Kiss y Nana. Y como mangaka, me quedo con Ai Yazawa, esa mujer tiene el talento de meterse en tu corazón y estrujártelo.

- ¿Que géneros te gusta más leer?

Me gustan leer los de fantasía, sobre todo, pero también shojos. Sobre todo si son de Ai Yazawa, aunque ella hace Josei.

- ¿Cuales son tus diez mangas favoritos favoritos?

Naruto, Bleach, Full metal alchemist, Nana, Paradise Kiss, Karekano, Bokura ga ita, Toradora! y Death note. También añado D. Gray Man.

Porque son los que más he disfrutado y que aún perduran en mi mente, los que aún sigo y me emocionan.

- ¿El manga que más te ha marcado?
 
 
Nana. Porque Nana, la cantante de punk, es igual que yo en tantos sentidos que asusta. No físicamente, sino ella como persona, su pensamiento, su forma de ser, de reaccionar, sus miedos, sus heridas… Ella y yo compartimos tantísimo que simplemente se convirtió en mi manga favorito.

- ¿Y de personaje?

Nana, exactamente por lo mismo que he contado arriba. Y personaje masculino, me quedo con Naruto, porque igual te hace reír que llorar.

- Destaca un manga por su...

* Ternura: Lovely Complex, Bokura ga ita, Toradora!

* Sentido del humor: Toradora! Naruto.

* Sensualidad: Nana y Paradise Kiss de Ai Yazawa.

* Romanticismo: Nana, Itazura na Kiss, Lovely Complex, Bokura ga ita, Toradora!

* Cercanía: Nana, Toradora! Paradise Kiss.

* Extravagancia: Paradise Kiss, Full metal alchemist, Naruto.

* Melancolía: D. Gray man, Nana.

* Fuerza de superioridad: Full metal alchemist, Death Note, Naruto, Bleach.

* Coraje: Nana, Full metal alchemist, Bokura ga ita, Naruto, Bleach.

* Felicidad: Lovely Complex, Toradora! Itazura na Kiss.

* Vida: Nana

* Positivismo: Toradora!

* Drama: Nana, Bokura ga ita, Paradise Kiss.

* Originalidad: Full metal alchemist, Naruto, Bleach y Death note.

* Fantasía: Full metal alchemist, Death note, Naruto, Bleach.

* Misterio: Death note.

- ¿Cual es la mejor historia de amor que has leído nunca?

¿En manga? Nana.

- ¿Cual es el manga que más te ha emocionado?

Varios, por ejemplo Full metal alchemist, Death note, Paradise Kiss, Nana, Naruto, Bleach, D. Gray Man… (Te hablo de estos en la encuesta porque han sido los que más han calado en mí).

- ¿Que pareja literaria es tu favorita?

Diré de manga, porque sí :3 Pero Reira y Shin.

- ¿Qué tipo de música, cine y series te gusta?

Música: Lady Gaga, Avril Lavigne, The Script, Muse, Sum 41, Pink, Katy Perry… Puf, tantísimos.

Películas: Todo de Tim Burton, Tarantino, Rodríguez… Y muchas más.

Series: TBBT, HIMYM, Skins, etc.

- ¿Qué opinas de los book trailers?

Si se hacen bien, logran captar mucho tu interés sobre el producto que promocionan.

- ¿Alguna vez has pensado en escribir algun guion de cine?

Sí, pero creo que no sabría cómo hacerlo.

- ¿Qué opinas de la fama y el éxito?

Que corrompe hasta el alma más pura.

- ¿Te gusta la fantasía?

¡La fantasía me encanta! Me quedo, sobre todo, con la mitología griega y egipcia, aunque no sé si cuente como personaje de leyenda.

- Para ti, ¿cuál es el secreto de la felicidad?

No buscar la felicidad, que ella te encuentre a ti.

 

Conociendo su lado profesional...



- En el 2011 autopublicaste tu primera novela, Ceniza. ¿Cómo fue la acogida de esta obra? ¿Volverá a estar disponible?
 
 
No fue mala la acogida, pero tampoco buena. Me refiero a que la obra gustó, pero se nota que necesitaba ser mejorada y en eso estoy. Por ahora está en valoración editorial, pero si dicen que no, seguramente la publique yo misma de nuevo.

¿Te arrepientes de haber autopublicado tu primera novela?

No, creo que uno tiene que tomar decisiones y quedarse con las experiencias, aunque no suceda como nosotros queremos. Aprendí mucho y me quedo con eso, ahora sé más, y sé lo que no debo volver a hacer. Para tener experiencia, uno tiene que equivocarse, de siempre.

¿Ceniza es una novela autoconclusiva?

No, es una trilogía, y su título es “Las cenizas de Lilith”.

He leído que es una novela de fantasía juvenil, ¿tú que puedes contarnos de esta obra, y de sus personajes? ¿Qué es lo que recuerdas con más cariño del proceso de escritura de Ceniza?

Sí, en fantasía juvenil, en la actualidad. Es una obra que trata sobre una revolución en el mundo de los demonios, que está a punto de explotar por los aires por culpa de un demonio que, durante siglos, muere y revive cada cierta cantidad de años. Su intención es hacer que los demonios vuelvan a ser una raza superior a la humana, y que estos últimos, se sometan a ellos. También busca algo, algo que nunca ha podido conseguir. Exactamente, a una persona. Pero para saber cuáles son sus motivos para querer hacer todo eso, tendrán que leer la novela.

Los personajes me gustan mucho, sobre todo Levyatán. Es un demonio que no quiere tener lazos sentimentales con nadie porque le gusta ir a su bola. Lilith, la protagonista, es la persona más especial de todas y tiene un don: sabe ver todo lo malo que han hecho las personas, sabe ver la fecha en la que morirán y es capaz de percibir, unos segundos antes, cuando algo malo va a pasarles. Los demás tienen sus cosas buenas y malas, sus propias historias, y caminos que deben dejar o empezar a seguir aunque no quieran.

Sobre el proceso de escritura… Fue complicado, Lilith y yo no conectábamos, y no hay nada peor para un escritor que no conectar con un personaje. Pero luego empecé a conocerla mejor, y todo fue más fácil. Mucho mejor. Así que tardé unos 5 meses en escribir la novela.

- En 2013, publicaste con la editorial JavIsa23, tu novela Frozen, primero en papel, y ahora disponible en ebook. ¿Cómo ha sido la experiencia de publicar en una editorial? ¿Qué nos puedes contar de Frozen? ¿Algun personaje secundario de Frozen tendrá su propia historia?
 
 
 
Publicar en una editorial fue bonito pero también tiene sus cosas malas, como todo en esta vida. Hay cosas que no quisiera repetir de nuevo, pero bueno, los errores nos hacen madurar, así que está bien. El proceso en general fue bueno, hay algunas cosas y personas que ya no están que en esos momentos sí, y la verdad es que no parecían nada agradables con la idea. Por suerte, ya no hago caso de las personas así. Prefiero rodearme de positivismo o mal vamos.

Frozen es una novela especial para mí porque quería escribir ciencia ficción de otra forma, no con naves, el espacio exterior… Que me encanta, pero quería nuevos retos. Así que ahí está, una novela de ciencia ficción y romántica. Ravn y Allie no eran los que en principio pensé. La verdad es que no tenía nada claro al principio,m escribía por escribir, a ver qué salía. Y ese fue el mundo que salió. Me gusta, así que estoy esperando para ponerme con Burned en el futuro, su segunda y última parte. Aunque Frozen se puede leer como autoconclusiva.

Sí que tengo pensado escribir algunos relatos sobre este mundo, sobre algunos personajes en concretos. Espero poder hacerlo pronto. ¡Hay muchas cosas de este mundo que me encantan! Explorarlo será entretenido.

- Actualmente estas terminando de escribir La chica de Nueva York. He leído que empezaste a escribir esta novela en 2009, ¿por qué ha pasado tanto tiempo hasta que has decidido retomarla?
 
 
Porque hubo un tiempo en que la dejé, estuve con otros proyectos y el resultado es que han pasado todos estos años. Pero no me arrepiento, porque necesitaba todo el conocimiento que he adquirido después para darle un buen final a la novela.

¿Es ahora el momento perfecto para que Cassandra y Daniel nos cuenten su historia?

Sí, es justo ahora cuando debía continuar con la novela y darle su final. ¡Lo estoy disfrutando mucho! Puedo escribir muchas páginas en una sola tarde, porque la historia y sus personajes me absorben muchísimo.

¿La chica de Nueva York es la novela que actualmente ocupa todos tus pensamientos o estas escribiendo mas novelas a la vez?

Actualmente estoy centrada en ella y lo prefiero así, pues me ayuda a sólo estar con una novela que quiero terminar. Por lo normal, escribo varias a la vez pero, cuando alguna llega a su final, dejo las demás aparcadas y me centro en ésa hasta que tiene su fin.

¿La chica de Nueva York te está enseñando algo?

Sobre todo a que sí puedo escribir romántica contemporánea, algo que antes no sabía que podía.

¿Cassandra es ahora tal y como tú la viste por primera vez o ha cambiado mucho ante tus ojos? ¿Daniel te esta enamorando más o menos de lo que esperabas?

No, Cassandra, al igual que yo, ha evolucionado. De todas formas, todos los personajes deben evolucionar. Si sólo están en el mismo sitio de principio a fin, resultan aburridos y sosos. Es mejor que cambien, que maduren y se transformen a sí mismos con el paso de las decisiones y de sus vivencias.

Daniel me encanta, siempre me ha gustado él, su forma de ver la vida, de ser sencillo pero apasionado.

¿Qué te hace sonreír al pensar en esta novela?

Cuando mejor me lo paso es cuando salen Christian y Amanda, ellos dos son los protagonistas de la segunda parte, ¡y siempre devoro sus escenas! Me encantan, me da mucha risa las cosas que hace Christian, sus comentarios.

¿Cuál es el peor defecto de Cassandra y la mejor virtud de Daniel? ¿La voz de ambos se escucha muy fuerte en esta novela?

El peor defecto de Cassandra es que es demasiado cobarde, empujada por su nobleza. A veces no sabe cómo ser egoísta y eso la hace huir de todo.

La mejor virtud de Daniel es la de ser capaz de ver a una estrella brillar aunque esté oculta. Y para entender esto, habrá que leer la novela.

La voz de ambos sonaran mucho, ellos tienen mucho que contar y mucho que transmitir.

¿Por qué ambientar esta novela en Nueva York?

Porque Nueva York es una de mis ciudades favoritas y no podía ubicar mi primera novela romántica contemporánea en otra ciudad que no fuese ésa.

¿Habrá una segunda parte?

Habrá dos partes más, pero cada una es autoconclusiva. La segunda parte van a mano de Amanda y Christian, y la tercera y última parte… no lo puedo contar todavía.

- He leído que has escrito una distopía. ¿Qué nos puedes contar de ello?

Aún no he escrito nada distópico excepto dos relatos. “Violeta” y “No viviremos otro día”. El segundo está retirado de internet porque quiero corregirlo, extenderlo y mejorarlo. Sinceramente, no debí publicarlo tal y como estaba. Pero espero que mejore cuando meta mano al documento. Es un relato largo que da paso previo a la novela corta “Soldado 911”. Estas dos van aparte de la otra trilogía, son como precuelas. Y como veis, es complicado. Es una distopía que nada tiene que ver con lo que se ha publicado actualmente, aunque parezca que sí. No es que vivan dentro de un muro, sin conocimiento de lo que hay fuera. Eso sólo sucede en tres puntos distintos del planeta, pero era necesario que fuese así. A veces, el desconocimiento es poder para los que están arriba, y se aprovechan de eso.

No puedo contar nada más, sólo que es muy, muy complejo y por eso tardaré en escribirla.

En "No viviremos otro día", conoceremos a Lida. ¿Quién es ella, será siempre la voz protagonista? ¿Cuál es tu novela favorita de las tres?

Lida es un alma fuerte, como un volcán, y muchas veces será la clave de todo. Es una de las protagonistas y será así hasta la última parte. Pero no, en Soldado 911 tenemos otras dos voces, que a su vez serán secundarios, como Lida, en la trilogía. Pero serán secundarios decisivos.

Me gustan todas y estoy deseando poder escribirlas, pero dado su complejidad, me veo limitada ahora mismo.

- También estas escribiendo la saga Siete pecados. ¿Por qué ese título?

Porque son siete y pensé que cada una podía representar uno de los pecados capitales.

¿Hay alguna que te parezca la mas especial?

Todas me gustan, a su manera.

¿Cuál es tu personaje y pareja favorita?

Me encanta Tánatos, es tan idiota que hasta me hace gracia. Me encantan Hye y Lathe, son mis favoritos, por su fuerza y pasión.

La primera novela de la saga es "Delirio", obra protagonizada por Alamia y Tamorian. ¿Qué nos puedes contar de ella y de sus personajes?
 

Delirio la escribí en 2009, estaba emocionada porque nunca había tenido una idea así y me gustaba, la escribí en tres semanas y fue muy especial para mí. Disfruté mucho del proceso. Quizás ahora lo hubiese escrito de otra manera, pero en su momento nació así, y así se queda. No quise reescribirla ni nada por el estilo. Mi escena favorita es cuando están en el templo de Zeus, fue mi favorita de todas.

Alamia es una titánida, representa la Victoria y tiene muy mal carácter. Siempre ha estado metida en problemas, con Tamorian mucho más. Pelearon y ella venció, así que como semidiós, no puede ser la vergüenza de su panteón y secuestra a Alamia para vengarse de ella. Pero realmente no puede, porque le gusta, le llama la atención y ella representa un delirio oculto que no puede eludir. Así que ambos, aunque tengan mucho carácter, aunque quieran vencer, en realidad caen presos de sus propios deseos.

La segunda novela es Sombras, y está protagonizada por Hye y Lathe. ¿Cuál de los dos es el personaje más oscuro? ¿Hay alguna escena de Sombras que siempre te haga llorar?
 

Ambos lo son, porque inevitablemente todos tienen luz y oscuridad. Los dos esconden mucha oscuridad en sí mismos, y ninguno lo eligió, realmente. No, creo que Hye y Lathe son como un huracán, arrasan con todo y eso es lo que más me gusta de la novela. Pero llorar… no, no lloro con ellos.

¿Ya has escrito las siguientes novelas de esta saga? ¿Ya tienen titulo y portada?

No, yo sé quiénes serán los protagonistas, pero el título de la novela es normalmente lo último que se me ocurre -risas-.

¿Las siguientes entregas con que nos sorprenderán? ¿Puedes hablarnos de alguna de esas historias de amor y deseo que nos esperan?

Creo que os sorprenderán mucho, lo que pasa es que las siguientes van intercaladas con las novelas más largas de la saga. Así que espero que os gusten mucho. La verdad es que yo no pienso en cosas que pueden gustarle al lector, siempre escribo lo que yo quiero leer, lo que a mí se me ocurre. Nunca he creído en eso de crear una historia para gustar a alguien, así que no practico eso.

Lo único que puedo contar por ahora es que mi novela favorita es la que representa la lujuria. No puedo dar nombres, sería muy obvio, pero ¡amo esos protagonistas!

¿Cuánto de paranormal tiene esta saga? ¿Y cuanto de romance?

Creo que tiene mitad de romance y mitad de paranormal, sobre todo porque no se trata de que haya semidioses, dioses, titanes, vampiros, demonios, hombres lobos o cualquier ser mitológico que se te ocurra. Sino porque hay un mundo detrás, que existe y hace que un hilo se conecte con el siguiente. Me encanta.

¿Qué te inspiro a la hora de crear esta saga?

Pues me encantan los dioses de casi todas las mitologías, pero más la griega y la egipcia, así que decidí que tenía que escribir de ellos. Y de ahí nació esta saga, aunque Delirio fue la segunda que escribí de este mundo. La primera se llama Discordia y está en proceso.

- Hace unos años escribiste en cuestión de semanas la trilogía Mascarada, compuesta por Mascarada, Encrucijada, y Deslumbrada. ¿Que nos puedes contar de todo ello?
 
 
No tenía idea de que sería una trilogía, ni siquiera sabía qué sucedería en la historia. Yo vi el primer capítulo, Davinia y Christian jugando a uno de sus tantos juegos perversos de chantaje, de “yo estoy por encima y siempre tengo la sartén por el mango, ¿qué vas a hacer para quitármelo?”. Así que lo escribí, pero en realidad esa fue la tercera vez que lo reescribí, porque el primero se centraba en el grupo de tres amigas ayudando a otra que estaba borracha. Pero una amiga me dijo “no me gusta, es como muy juvenil y no es mi estilo”. Recuerdo que fruncí el ceño y pensé “¿en serio?”. Así que abrí un nuevo documento y pensé nada más que en Davinia, en esa pelirroja que levantaba suspiros entre los presentes, pero sobre todo en uno de ellos, que llevaba toda la noche mirándola. Así que desarrollé el capítulo y me encantó, ¡pero yo no sabía nada de lo que pasaba entre ellos! Eran los personajes los que me guiaban todo el rato. Así que, en realidad, fue gracias a que me enfadé (pero de buen rollo, eh. Lo que pasa es que a veces a los escritores nos da el berrinche pero se nos pasa a la hora, cuando tenemos algo mejor entre manos) con el comentario de mi amiga que descubrí rápidamente lo que ellos dos, Davinia y Christian, querían contar.

Y nada, escribí los cuatro o cinco primeros capítulos en la semana posterior, hasta que llegó una noche en que había una gran tormenta. Creo que era un tifón que había en la ciudad, y justo cayó en el día que cambiaban la hora (una menos), en octubre. Desperté a la una menos algo de la madrugada por el golpe de los árboles y la lluvia contra la ventana. Así que abrí el documento y empecé a escribir. Recuerdo que esa noche escribí 30 páginas (más de 13,000 palabras) y todo porque no podía parar. Llegué a un punto de la novela que yo misma estaba enganchada con lo que pasaría después. Simplemente ignoré todo y escribí, escribí, escribí hasta que me dieron las 7 de la mañana y se me caían los ojos del sueño. Dos semanas después la terminé y me enamoré de los personajes, sobre todo de Davinia. Creo que es una de mis mejores protagonistas.

¿Desde el principio ya supiste todo lo que iba a suceder en la trilogía?

Como ya he dicho, lo fui descubriendo y eso fue lo que más me gustó del proceso de escribirla, que no sabía cómo terminaría realmente.

Esta es una obra coral, aunque la protagonista indiscutible es Davinia. ¿Qué puedes contarnos sobre ella? Cuando empezó la trilogía, Davinia era solo una niña, y con cada giro del destino, con cada taconazo suyo, o con cada bofetada que ella daba, Davinia fue creciendo. ¿Para ti escribir esta novela también fue un proceso de aprendizaje y crecimiento personal?
 
 
Mi problema es que no me gustan los personajes secundarios que aparecen en determinados momentos, normalmente para ayudar a los protagonistas, y luego quedan olvidados. Más o menos, me gusta que estén presentes y se sepa qué ha sido de ellos. Lamentablemente, con Mascarada tengo que desarrollar mejor los secundarios, porque en esa época estaba mejorando como escritora y me olvidé mucho de ellos.
 

Davinia era una niña perdida, una adolescente con problemas. Quizás no eran tan graves como otras cosas que sí puedan pasarle a una persona, pero creo que sufrió mucho maltrato psicológico. Mucho abandono emocional por parte de las personas que la rodeaban, y sobre todo de su madre. Tienen una relación de amor-odio que se nota cada vez que se enfrentaban, hasta que ya Davinia no puede más y decide poner tierra por medio. Era lógico que, como persona que se va haciendo adulta, decida lo que es mejor y peor para ella. Muchas lectoras me han dicho “es una adolescente de 17 años, ¿por qué se esconde tanto? ¿Por qué se independiza a esa edad como si nada? No es muy creíble”, y no, en absoluto, ¡claro que lo es! Mira, no me gusta admitir en público cosas de mi vida privada, y menos cuando tomo cosas que son de mi vida para reflejarlas en algunas de mis novelas, pero como te tengo mucho cariño y tampoco es algo muy grave, por esta vez me saltaré esa norma. Pero eso que hizo Davinia con su madre, lo hice yo con la mía a la misma edad, y estuve casi dos años fuera. Lo que pasa es que muchas novelas caen en los clichés, y si sales de eso, es como “no me creo que esto pueda pasar”. Y para empezar, estamos hablando de ficción, así que mientras la protagonista no empiece a mutar a vampiro en una novela que es actual y sin fantasía, todo es posible en esta vida. Lo que no debería ser posible es que existieran asesinatos, violencia gratuita, represión, violaciones, lapidaciones, etc. ¿Pero alguien que está cansado de vivir en un hogar donde no se le respeta y donde lo pasa mal, y decide irse para ser feliz? Pienso que es lo más lógico, aunque sea difícil. Hay personas que son muy fuertes y se lanzan al ruedo sin pensar, impulsivamente; a veces es bueno, y otras no. Pero la vida está para que uno aprenda de sí mismo, sobre todo.

Personalmente, esta novela fue mi antes y mi después. Mi problema antes es que yo escribía sin importarme nada. Ni el ritmo, ni los personajes, ni la psicología de estos. Podía tener ideas muy buenas, pero no terminaban de dar todos sus frutos porque me faltaba experiencia. Entonces, a finales de 2010 escribí Las cenizas de Lilith y Mascarada, y fue mi comienzo como escritora más experimentada, sobre todo en el sentido de personajes. Antes se me daba muy bien las escenas de acción, pero las románticas o de mucha carga sentimental, no. Así que Mascarada me ayudó a perfilar mejor a los personajes, a hacerlos evolucionar y que no siempre estuvieran en el mismo punto.

Esta trilogía es una autentica montaña rusa de emociones, pero en el fondo, es una gran lección de vida. Al escribir esta novela, ¿era eso lo que querías transmitir?

Mentiría si te dijera que sí, porque nunca busco algo con mis novelas, sólo que el lector disfrute con ella. Evidentemente, no se puede gustar a todo el mundo y no es esa mi finalidad. Pero el lector que esté hecho para mis novelas, debe quedar con un buen regusto. Mascarada es una montaña rusa porque el viaje entre la adolescencia y la adultez lo es, porque en esta vida evolucionar es cometer errores, pasar miedo, tener aciertos, amar y odiar, tener muchas gamas de gris y no sólo ir al blanco o negro. Quería transmitir lo que es vivir encerrada tras una máscara y que al final esta se rompa, pero no por la decisión de uno mismo, sino porque llega un momento en que nos vemos a nosotros mismos, y pensamos “¿por qué me sigo haciendo esto?”, y que eso nos lleve a seguir avanzando hasta que esa máscara de hace pedazos y al fin podemos respirar libres.

Davinia tiene una voz muy potente. A veces es buena, a veces es egoísta. A veces es valiente. Otras es cobarde. Pero siempre es guerrera. Y aunque lucha por alejarse de la niña herida que fue y convertirse en una mujer indestructible, ¿qué es lo que realmente le da el coraje y la insensatez de luchar por sus sueños? En una gran parte de la trilogía, Davinia usa el alias de Vinne, ¿te costó mucho unificar a Davinia y Vinne en una sola?

Davinia, al principio, es una niña frágil llena de errores y miedos que se esconde en una máscara. Y esa máscara, en gran medida, es Vinne. ¿O es al revés? A veces, parece que Vinne es la mujer que realmente esconde en su interior y no es Davinia la real. Yo misma me sorprendía de las cosas que ella pasaba, que hacía y vivía. En la primera novela vemos cómo es ella realmente, cómo lleva tiempo viviendo en un rincón, sin ser capaz de decir realmente “¡basta!”. Hasta que llega el final y rompe con aquello que más daño le hace, y la euforia de conseguir un gran paso con su sueño de ser cantante, hace que empiece a brillar por sí misma. Antes captaba el brillo de las luces artificiales, pero termina su historia brillando más que nadie.

De ella destaco, sobre todo, que pese a lo rota y hundida que está, pese al daño que se hace a sí misma, sabe cómo salir adelante. Yo siempre la imagino como el agua, abriéndose paso a la fuerza a través de la tierra, las montañas o por donde sea. No se deja moldear por nadie, no cede tan fácilmente y saca las uñas y los dientes para despedazar a quien se le ponga por delante, amenazando lo que es suyo.

Mascarada no existiría sin Vinne. Ella es el contrapunto de la historia, es lo que da la forma a ésta. Yo no sabía que ella existiría hasta que visualicé a Davinia colocándose una máscara y una peluca, cantando frente a un micrófono. Entonces fue cuando todas las piezas encajaron y cuando todos los personajes estuvieron completos. Realmente fue fácil para mí, son tan distintas y al mismo tiempo iguales que no me costaba en absoluto darle voz a ambas.

¿Y Christian? ¿Qué papel juega en esta saga? ¿Es Christian para ti un héroe?

Christian es un héroe imperfecto. Él encontró a una Davinia llena de heridas y muy frágil, y su voz, su sinceridad dolorosa, captaron su interés para siempre. Sacó a la pequeña princesa de su jaula y la hizo libre, pero al menos tiempo cortó sus alas para que no volase lejos de él; siempre he creído que el papel de héroe le venía grande. Davinia creció demasiado rápido y él, que nunca se había enamorado así, que había vivido un engaño enorme con su otra pareja, no sabía cómo evitar perderla. Porque su mayor miedo era ese, el de perderla. En esta vida hay un amor intenso y real para cada persona, y sólo lo encuentras una vez; si lo pierdes, la jodiste. Eso mismo pensaba Christian.

Actuaba de forma irracional con ella, en lugar de entenderla y amarla bien, eligió el mal camino. Claro, ella también le amaba de la misma forma destructiva. Tuvieron que pasar por muchas cosas para que se entendieran, para que confiasen el uno en el otro y para tener un final…

Ambos se encontraron cuando más se necesitaban, eso marca a todas las personas. Cuando encuentras a tu otra mitad, es inevitable querer tenerla siempre, olvidándote de lo demás.

Mascarada no nos cuenta el principio de la historia de amor de Davinia y Christian, cosa que si hace la tercera novela. ¿Siempre supiste que su historia había comenzado de aquella forma?

No lo supe hasta que terminé la segunda parte. Lo vi, soñé con ello, y lo escribí. La historia de ellos dos no pudo empezar en otro sitio ni de otra manera, sólo de esa.

La trilogía Mascarada es una obra dramática, una trilogía que esconde un grito de libertad, muchos corazones rotos, y una promesa de felicidad, ¿siempre supiste como seria el camino de esta trilogía?

No, jamás lo supe. Dejé que mis entrañas y los personajes me guiasen, y ese fue el resultado. Creo que fue mucho mejor de ese modo.

Los personajes secundarios tienen un papel muy importante en las dos primeras novelas de esta saga, ¿por qué en la tercera, casi todos los que conocíamos desaparecieron?

Porque como ya he contado, al principio no sabía cómo terminaría todo. Así que los secundarios terminaron siendo un prototipo por aquel entonces, tienen importancia pero no sabía cómo seguirían su camino. Ahora sí lo sé, y por eso quiero reeditar la trilogía desde el principio.

Uno de mis personajes favoritos fue Nicolás, ese músico de sonrisa tímida, capaz de consolar el corazón de Davinia, y hacerla sentir una princesa. ¿Siempre supiste que Nicolás se llevaría una parte tan grande del corazón de Davinia? ¿Te dio pena su desenlace?

Nicolás fue el otro contrapunto de Davinia. Al principio pensé que serían amigos y compañeros, nada más. Pero cuando terminé de escribir la primera parte, los personajes me gritaron que eso debía estar así. Justo como sucedió, y yo les hice caso. ¡No pude negarme! Como escritora me dio pena muchas cosas que pasaron entre ellos, sí, sin embargo no modifiqué nada. La vida no es fácil, y Mascarada lo refleja bien de principio a fin. No creo en los finales felices entre dos personas que aunque se quieran, no se aman. Todos sabíamos quién era el dueño del corazón de Davinia, la única que debía darse cuenta era ella, y tardó demasiado.

¿Alguna vez dudaste entre Nicolás y Christian?

No, jamás dudé entre Nicolás y Christian. Porque en el corazón no se manda, y Davinia estaba muy segura de quién seguía los pasos, aunque durante un tiempo se desviara. El héroe siempre fue su amor, pero a veces una princesa necesita ayuda extra para seguir adelante. Una parte de ese amor se lo llevó el músico, pero su corazón al completo se lo llevó el verdadero héroe de la historia.

La música tiene un papel importantísimo en esta trilogía, ¿por qué? ¿Siempre supiste que los tres, Davinia, Nicolás y Chris, llevarían tan profundamente su amor por la música?

No. ¡No sabía que ella cantaría hasta que apareció Vinne frente a mis narices! En ese preciso momento fue cuando las piezas encajaron y supe que la historia giraría en torno a la música. Básicamente porque Davinia la necesita para vivir, y más aún Vinne. Era su lugar seguro, donde nadie la alcanzaba realmente. Excepto Christian.

¿Tuviste que documentarte mucho para escribir sobre el peliagudo mundo de las discográficas?

No, fluyó todo y lo plasmé tal cual lo veía en mi cabeza. Sólo tuve que imaginar cómo se sentirían las personas que viven en ese mundo, y ese fue el resultado.

En la trilogía encontramos canciones compuestas por ti absolutamente preciosas. ¿Qué te inspiro a la hora de crear esas letras?
 

Desde que tengo 13 años, compongo canciones. Aparte de escritora, siempre he estado ligada a la música. Además, que he tenido parejas que tocaban como músicos o cantaban en grupos. Así que sé mucho de eso, de los conciertos en salas, de cómo se maneja el mundo de los grupos que están empezando. Era inevitable que tarde o temprano escribiera sobre ello. Componer canciones entraba dentro de ello, claro, no quería que nadie más lo hiciera. ¿Quién, mejor que yo, conoce lo que siente Davinia? No fue difícil escribir sobre eso, de hecho, muchas canciones llegaban a mi cabeza antes que la escena donde la cantan. Todo el proceso fue muy mágico, fluyó, ¡y me encantó! No podía quitar algo de vital importancia en la trilogía.

Esta novela también se hace eco de muchos problemas, de dramas personales, que suceden más a menudo de lo que nos gustaría pensar. ¿Es importante para ti hacerte eco de este tipo de cuestiones?

Me gusta tocar temas peliagudos en mis novelas o relatos, me pasa de siempre, y en Mascarada toco temas como el alcoholismo, los problemas alimenticios y demás. Lamentablemente, he vivido muchos casos cercanos de eso y para mí es como un reflejo, no sé explicarlo.  Quizás lo hago en honor de todos aquellos que conocí y con esfuerzo salieron adelante.

La trilogía también recoge el tema del embarazado y la maternidad y la paternidad. ¿Te habría gustado haberle dedicado más paginas?

¡Sí! De hecho, en la corrección habrán muchos nuevos capítulos que ahondan en ese tema.

- ¿Por qué estas reescribiendo esta trilogía?

Porque considero que ahora mismo sólo está el esqueleto, y hay que mejorar muchísimas cosas, y también añadirlas. Por ahora sólo tengo una parte reescrita de la primera parte.

- ¿Que nos puedes contar de estas obras: Amantes de Japon, Invocado, Siete inviernos, Lullaby, Las siete vidas de un gato, Stainless (serie Morphine), y Ego?

Amantes en Japón fue un relato largo que escribí en 2010, si no me equivoco, y que subí en su momento en mi blog. Pero no tuvo pretensiones de más. Años después, se me ocurrieron nuevos personajes e ideas que podrían encajar en la trama, y quise darle forma en una novela. El proyecto está ahí, pero creo que tardaré en darle forma.

Invocado es una novela juvenil que escribí, pero está tan mal que jamás verá la luz. Al menos, no tal como está. Mi intención es rescatar los personajes y algunas cosas de la trama, y llevarlo a otro proyecto que tengo por una libreta, y que se me ocurrió hace poco. Llevará el mismo título, además.

Siete inviernos forma parte de una tetralogía, que en principio quise escribir, pero por más inicios que le di, no hubo forma. Luego entendí que debía empezar por Veinte Veranos, y partir de ahí. Pero con los proyectos que tengo abiertos ahora mismo, no puedo ponerme con esta saga por el momento.

Lullaby es un proyecto que le tengo muchísimo cariño. Es muy especial para mí porque trata temas que me encantan, y tienen personajes muy fuertes, distintos entre sí, con muchos matices y muy carismáticos. Pero también es un proyecto difícil y creo que todavía no puedo hacerle frente.

Las siete vidas de un gato es una novela directa, cruda, intensa, habla de los sentimientos, del sexo y del amor de la peor forma y con el peor lenguaje. ¡Me encanta! Se me ocurrió en un día, pero nunca encuentro el momento de ponerme con ella.
 
 
 
Stainless forma parte de la tetralogía de Morphine. Son cuatro partes: Morphine, Daine, Sora y Stainless. Es mi gran y más ambicioso proyecto, y con el que más aprendo. Porque antes de escribir Morphine, se me daba muy mal profundizar en los personajes y las emociones, y en esta historia lo hago todo el tiempo. Me encanta. Si bien me agota como escritora, porque es muy intensa, no podría ni querría dejar de escribirla. Es una historia a la que le tengo infinito cariño.

Ego es un proyecto ambicioso, pero trata temas como el sado, el bondage y la otra cara del sexo, y de eso hay mucho ahora. La empecé en enero de 2011 pero poco después salió Cincuenta sombras, y con tanto boom, creo que pasará tiempo hasta que le dé salida. No tiene NADA que ver con ninguna novela erótica/romántica actual, pero sí tiene tintes de sado, y con lo manido que está prefiero dejar que respire.

Espero que poco a poco, con el paso de los años, vayan encontrando su lugar.

- Tu y yo y las catastróficas cosas que nunca hicimos, ¿qué puedes contarnos de esta novela y de Blue y Carter? ¿Habrá un futuro entre ellos?
 
Es una novela muy especial para mí. Blue Berry se llama así, ese es su nombre, y siempre supe que se llamaría así. Y que sería una guerrera y una chica capaz de revolucionar el mundo de tres personas que aparecen en la historia. Empecé a escribirla y escribí muchos capítulos y muchas páginas, pero me di cuenta que era como una introducción, como una precuela corta. Así que realmente la novela aún no la empecé. Pero la tengo muy clara en mi cabeza, y me gustaría continuarla.

Carter es una parte importante, puede ser como protagonista masculino o no. La vida da demasiadas vueltas, ¿no crees? Pero Blue lo descubrirá todo pronto, y entonces entenderá que aunque la vida no sea fácil, siempre hay momentos y personas por las que vale seguir adelante.

- Cinderella prefiere las converse.
 
 
¿Has pensado en autopublicar esta novela? ¿Qué significado tiene esta novela para ti?

Pues no sé si dejarla gratis en internet, subirla a Amazon o enviarla a editoriales cuando la termine. Depende de cómo quede, jajaja.

La idea para escribirla apareció en 2009, porque me encantan los cuentos de princesas pero yo quería escribir algo distinto. El problema es que tardé muchos años en encontrar la voz de Cindy, y cuando lo hice, supe que era el momento. Lamentablemente, he tenido que dejar de escribirla durante algún tiempo porque tuve muchos problemas personales, por eso la retiré de su blog.

Para mí, la novela, aparte de entretener, tiene un significado para mí. La cosa es que si lo digo, hago spoilers, así que es mejor guardar silencio. Si alguien la lee en el futuro y siente curiosidad, que me pregunte. Puede que al principio parezca una novela juvenil normal, corriente, y simple; pero no. Cualquiera que me conozca sabe que siempre, siempre le doy un giro a todo y siempre profundizo en los personajes, les doy toda la vida que puedo y trato de ir más allá. Con Cinderella pasa igual, pero con 4 capítulos que publiqué no se pudo ver del todo.

Tal como está en mi cabeza, Cinderella tiene una bonita historia detrás, llenas de ratos divertidos, otros sorpresa, otros malos, etc. Me encanta. Es un proyecto al que le tengo muchísimo cariño y no lo cambiaría, no ahora que encontré todas las piezas y al fin encajan.

Albert, Cindy y los demás tendrán su propio camino, uno que ya está muy claro. Espero poder mostrároslo algún día.

- ¿Qué nos puedes contar de la novela corta protagonizada por Ende y Raden, una valkyria y un einherjar?

Estaba en una época, en 2010, donde quería escribir relatos eróticos y eso hice. Los personajes vinieron a mí y yo transmití su historia en ese relato. Ende me encanta, creo que es tan “chispeante”. Me encantó escribir ese relato.

- También has escrito Con furia. ¿Que la hace diferente a otros relatos románticos? ¿Cómo te gustan más Leila y Josh, como personajes individuales, o como pareja?
 
 
No sé qué la hace diferente, porque yo lo escribí por distraerme y por escribir algo erótico. De todas formas, es mi relato erótico que más gustó, no sé por qué. Pero creo que valió la pena, porque quedó una historia corta y directa, con buenos personajes detrás. Creo que me gusta Leila individualmente. Quizás alguna vez la “robe” para alguna novela.

- Because of you es una novela corta pero muy intensa y conmovedora. En ella cuentas la historia de amor de Emily y Bianca, o más bien, es el punto de inflexión donde ambas deben decidir si su amor merece o no saltar al vacío y abofetear prejuicios. ¿Siempre supiste que ibas a escribir este grito de libertad?
 
 
Es un relato, pero me encanta. La escribí en 2010, a principios de año. Y ahora, años después, quiero reescribirla. Se llamará “Tú eres mi inspiración” y tendrá más escenas, profundizaré más en los personajes y en la relación de ambos. Creo que Emily y Bianca se lo merecen.

No, la verdad es que sucedió. Una noche estaba de fiesta y de pronto, ¡plaf! Ahí estaban las dos, en mi cabeza. Supe que debía escribir de ellas.

¿Quién te gusta más, Emily o Bianca?

Ambas por igual. Creo que son lo contrario a la otra y por eso se complementan.

¿Tu catalogarías a Because of you como homoerotica?

No, porque la erótica no es el centro de todo. Sólo es un relato de algo que puede pasar, en cualquier momento, en cualquier ciudad, entre cualquier pareja de dos chicas.

- De entre todas las obras con las que participaste en estas antologías, ¿cuál es tu favorita?

El borde de la gloria, pienso que fue una historia “redonda”. Pero a lo mejor sólo es percepción mía.

Tu y yo y Perfectamente imperfecta, ¿con que soñabas a la hora de crearlas?

Quería historias cortitas, directas, que dejaran un sabor dulce cuando lo leyeran. Si lo conseguí o no, no lo sé, pero me divertí mucho escribiéndolas.

¿Habrá mas de Yo tengo un corazón de verdad o de Lúceme un poco?

Los protagonistas de “Yo tengo un corazón de verdad” salen en la saga de Frozen, exactamente en la segunda parte, como secundarios. Y “Lúceme un poco” son los protagonistas de Tormenta, una de mis novelas que aún no concluí.

¿Has pensado, a raíz de tu relato, Princesas y dragones, crear una novela de  dragones?

Uf, no, los dragones no son lo mío.

- Hablando de tu increíble don para la música, ¿cuándo compones la letra de una canción para una de tus novelas, también compones la melodía que le acompañe?
 
 
Antes sí, pero ya no, aunque siempre suena en mi cabeza. Al igual que la voz del cantante. Creo que es algo normal, nosotros, los escritores, debemos imaginar el timbre de voz de nuestros protagonistas. O eso creo. Lo mismo pasa cuando deben cantar. En mi cabeza suena genial y es una lástima que no exista el método para que otros lo escuchen también.

¿Alguna vez has pensado en dedicarte al mundo de la música, ya sea como compositora o como cantante?

De joven sí que quería, pero creo que lo mío es escribir. Y componer canciones para mis pequeños.

¿Pintas cuadros, o lo tuyo es el arte pero digital?

Lo mío es el arte digital, pintar cuadros se me da muy mal.

¿Cómo surgen esas portadas tan bonitas y a la vez tan idóneas que siempre acompañan a tus novelas? Eres tú misma quien las crea, ¿no?

Sí, yo misma las diseño. Creo que cada escritor debería poder tener voz y voto sobre la imagen que representa su novela. Yo tengo suerte de que nadie me dice cómo debo hacerla -risas-. Así que siempre trato de hacerlo lo mejor que sé en esos momentos.

- ¿Te gusta más la escritura o la ilustración?

Me gustan ambas, pero no lo puedo evitar; mientras que la ilustración es algo que me apasiona, escribir es mi oxígeno. Son cosas distintas. Podría vivir sin diseñar pero jamás sin escribir. Mi esencia se romper y se extingue cuando paso una etapa larga sin escribir.

- Te mueves en numerosos géneros literarios, pero ¿nunca has pensado en crear algo mas dirigido a un público infantil?

No sé escribir obra infantil, y coincido totalmente con los escritores que dicen que es más difícil dedicarse a la literatura juvenil que a la adulta. A ésta último sabes más o menos qué les puede gustar, pero… ¿cómo sorprendes a un niño?

- Además de las obras ya nombradas, seguro que aun tienes muchas más obras guardadas en un cajón. ¿Tus proyectos futuros?

Me gustaría escribir Burned, la segunda parte de Frozen, pronto. También tengo pendiente la segunda parte de La chica de Nueva York, y algunas cosas que irán saliendo en mi blog o en Amazon, según se tercie.

- Entre todas las obras que has escrito ¿cuál es la que más te ha marcado?
 
 
Eso es como preguntarle a una madre, ¿qué nacimiento te gustó más? Todos son dolorosos, y especiales, y no hay ninguno por encima de otro. Si escribo algo, es porque en esos momentos lo necesito, es importante para mí, y sólo por eso se convierte en algo valioso. Algo que no olvidaré jamás.

- ¿Has pensado en crear una novela ilustrada y publicarla?

No, se me da muy mal la ilustración. Pero si algún ilustrador quisiera trabajar conmigo, no me negaría. ¡Sería un gran proyecto!

- Hay clichés en novela romántica que nos gustan, ¿cuáles son los tuyos?

¡Me encantan los chicos “malotes”! Con chupa de cuero, piercings, tatuajes… Las historias de chica buena y chico malo me encantan, por muy trillada que esté. ¡Qué le voy a hacer! Todos tenemos debilidades, ¿verdad?

¿Podrías explicarnos que nos encontraremos si nos aventuramos en tu blog?
 

Pues mi blog es personal, hablo de aquello que me inquieta como escritora. Pero es algo personal, mío, donde además doy publicidad a mis trabajos y no hablo de nadie más. Sobre el otro blog, es para escritores. Donde entrevisto a lectores, a escritores… Donde además hablo sobre cómo manejarse en el mundo editorial, o a la hora de enfrentarse a escribir una novela, relato, etc.

- ¿Alguna vez has pensado en escribir reseñas?

No se me dan bien las reseñas. Creo que sería demasiado dura y directa, demasiado sincera, y ya he visto lo que le pasa a los reseñadores que son así. Por eso prefiero guardarme mi opinión para mí.

 
- Hablando de La coincidencia de Callie y Kayden de Jessica Sorensen, ¿qué opinas de ella?

¡Me sorprendió mucho! Además fue una historia dura, difícil, sufría bastante con Callie. Tuvo que pasarlo muy mal, y leer desde el punto de vista de ella me ponía un nudo en el estómago. Pese a todo, y pese al final, me encantó y necesito leer ya la segunda parte.

- Entre tus ultimas lecturas de novela romántica, ¿qué novelas recomendarías?

Melocotón loco de Megan Maxwell, ¡me reí muchísimo!

- ¿Cómo te sientes con el apoyo y el afecto de tus lectoras y lectores? ¿Son importantes para ti?

Son increíbles y me encanta la pasión que derrochan, lo buenas que son, amables, atentas y siempre al pie del cañón. Simplemente no las cambiaría por nadie. Porque sí, mis lectores son importantes para mí. Sin ellos no sería una escritora completa.

 

Gracias por la entrevista Hollie.
Me sorprendí mucho descubriendo a tu auténtica 'yo'.
Tus respuestas fueron un autentico viaje en el que me hiciste llorar y reír.
Te aprecio mucho y lo sabes,
y espero que todo el mundo aprecie tu corazón desnudo al descubrirte aquí.
Todo mi cariño es para ti,

Mireia López Hernández (vamos, Mire Mayu, yo misma)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D