Translate

14 de abril de 2015

Reseñando Hana Kimi 2007 / Hana Kimi 2011


Pues ya me tenéis otra vez aquí. Como ya os conté, tenía unas cuantas reseñas del mundo asiático por publicar.

Voy a empezar por Hana Kimi, sé que podría aunar todas las reseñas suspensas en una misma entrada pero es que, reseñando la misma obra pero en versiones diferentes siento que sería mejor unirlo en la misma entrada.

Ayer os dejé una divagación de lo más curiosa hablándoos de Hana Kimi y todo lo que rodea el mundo de esta pequeña obra que se convirtió en un gran éxito. Así que, si queréis informaros sobre el manga, sobre las otras adaptaciones, o ese comparando entre Hana Kimi 2007 VS 2011 os invito a leerlo.

Hoy voy a hablaros única y exclusivamente de las dos adaptaciones que yo he visto.

(Dorama japonés, 2007):



Tenía muchísimas ganas de ver este dorama. En serio, muchísimas. Estaba en mi lista de prioritarios. Y no podía quitarme de la cabeza esta historia. Necesitaba conocer Hana Kimi, necesitaba descubrir si podía enamorarme otra vez de un dorama, necesitaba saber cómo era Oguri Shun en una historia en la que tuviera más presencia. Necesitaba descubrir esta historia. Y todo porque una de mis grandes debilidades u obsesiones, como queráis llamarlo, es el gender bender. Es un género que me encanta y siempre está haciéndome guiños. Así que la tentación de ver esta historia era grande. Quería dejarme llevar por Hana Kimi y descubrir que sentía mi corazón viendo este dorama japonés.

4/10

Hubo algo en él que me hizo aprobarlo, disfrutar de las aventuras de este dorama. No puedo decir que me haya enamorado perdidamente de esta historia. No fue tan maravillosa como yo la esperaba. Pero es que no fue una historia de amor con demasiado protagonismo. Yo esperaba encontrarme con una historia de amor de esas que hicieran temblar a mi corazón y tuve que esperar hasta el capítulo seis para que empezara a surgir ese toque romántico, y luego todo siguió siendo demasiado light.

Hana Kimi 2007 no es el mejor dorama del mundo. Yo habría quitado unas cuantas cosas de esta serie y habría puesto otras pero quizás, por querer ser una adaptación fiel metieron tantos elementos que yo sentí de relleno. En cada capítulo hay cosas muy frikis, aventuras con las que mantener entretenidos a estos estudiantes, momentos de la serie que a veces no podían haberme importado menos, yo quería saber más de Sano y Mizuki, y no que habían robado ropa interior y había que descubrir al ladrón o que había que buscar un tesoro y el dormitorio que ganara se llevaría unos lingotes de oro. Vale, no estaban mal estas aventuras, pero a veces me cansaba tanta aventura y yo estaba que me mordía las uñas, impaciente porque el amor fuera más importante que todas esas aventuras. A la larga, comprendo que esas aventuras tenían una importancia más que el mero hecho de entretener o desviar la atención del espectador, querían mostrar como esas aventuras tan frikis y que parecen no tener relevancia alguna, unen a estos chavales y les hacen luchar por algo, tener un objetivo y unirse en equipo para lograrlo. El objetivo de las aventuras no era otro que eliminar todas las barreras entre estos estudiantes, todas las tontas rivalidades, todos los prejuicios y unirlos por una causa, incluso llegando al punto de preferir un premio más económico en vez de uno más grandioso para poder disfrutar todos de sentirse ganadores. El mensaje tras todas esas aventuras era especial y la verdad es que según avanzaba la historia emocionaba ver como todos se unían, pero yo habría eliminado unas cuantas aventuras, porque me entorpecían. Pero eso, quizás fue que me acostumbré o que le cogí el gusto a tanta locura y según avanzaba la historia ya no era tan pesado de ver. Pero este es uno de esos puntos negativos que para mi le bajan la nota a esta historia.

El otro punto negativo es que yo esperaba más de esta historia de amor. Y me refiero a que tuviera más presencia, no a que me decepcionara lo que compartieron Sano y Mizuki. Les adoré como amigos-que-van-a-ser-algo-más, solo que sentí que lo suyo al principio no avanzaba, no quería ir más allá de una amistad, eso o no me dejaban ver las pequeñas señales. ¿A Mizuki le gustaba Sano? Esa era la gran incógnita, porque tratando de hacerle sonreír incluso le buscó una novia. Y claro, yo me quedé con cara de póker. Pero Sano si era más transparente. No es que Mizuki le volviera loco o le hiciera perder la cabeza pero se notaba que esta chica le gustaba y que no quería tonterías como una novia estando depresivo o teniéndola a ella. ¿Para que necesitaba distraerse con otras o buscar sonrisas fuera cuando Mizuki le hacía sentir feliz e ilusionado, le hacía creer otra vez en sí mismo? Sano es esa clase de chico, no es un estúpido, es un amor, yo le adoré. Me tenía un poquito confusa esta historia de amor, en parte porque era como 'eh, Sano, tienes a una chica en tu habitación, a la chica que TE gusta, ¿eso no te hace perder el control? Está desnuda a dos pasos de ti, solo os separan una puerta sin cerrojo.' Pero todo elemento sexual no tenia hueco en esta historia y eso le restaba puntos. Me parece bonito ese amor lindo y puro que muestran en Hana Kimi pero, ¡en serio! Cuando alguien te gusta y está tan cerca de ti, compartiendo habitación, a un solo paso de ti, durmiendo a tu lado, respirando el mismo aire que tú, ¿eres capaz de permanecer tan calmado, tan imperturbable? Pues esto era lo que me chocaba de Sano y Mizuki. La atracción sexual estaba fuera de su relación. Y esos pequeños gestos de 'me estoy enamorando' llegaron en la mitad del dorama. Se gustaban desde el principio, clarísimamente, pero les llevó tiempo enamorarse o saber que no eran solo amigos y que sentían algo mas fuerte por el otro, algo incomparable, algo que ningún otro les hacía sentir.

Esos son los puntos flojos o así más negativos de la serie. Los que hicieron que no me enamorara de Hana Kimi 2007.




Y ahora, me toca hablar de todas las cosas buenas que tiene este dorama japonés y por lo que yo la recomiendo. Las razones por las que me gustó Hana Kimi, por las que se ganó mi cariño, por las que me desveló y enganchó. Las razones por las que se llevó una parte pequeñita de mi corazón con ella. Las razones por las que este dorama tiene algo especial. Me ha gustado Hana Kimi, me ha gustado de verdad. Sin volverme loca. Pero me ha gustado y quiero compartirla con vosotros. Quiero que veáis Hana Kimi y os involucréis con lo que esta historia os cuenta. Porque está bien hilada, porque la trama atrae a diversos públicos (no es una historia solo para chicas o solo para chicos, tiene elementos que los atraerán a ellos y otros a ellas), porque esta serie derrocha imaginación. Porque vais a enamoraros de esos personajes. Porque os hará reír muchísimo. Porque os consolara en los días tristes y os dará fuerza. Porque os emocionara con esta pequeña y grandiosa historia de vida. Porque aquí no solo cuenta Mizuki o Sano, porque aquí es un colegio entero el que sostiene el peso de esta historia, porque todos tienen mucho que aportar, porque más de uno os llegará al corazón. Yo creo que Hana Kimi destaca por sus personajes, es lo que la hace grandiosa y especial. Es lo que llevó a mi corazón a no querer perderse esta historia. ¿Cómo despedirme de estos chicos, como perderlos? Si cuando terminé la serie y vi la película, solo quería aferrarme a Hana Kimi y a mis queridos personajes. Quería meterme en esta historia. Quería que ESE fuera mi instituto y ellos mis amigos. Los quería a ellos, en mi vida. A todos ellos. Y sentir que ya no habría mas de ellos, en verdad me hizo llorar. Aún me hace llorar, mientras escribo estas palabras. Debéis ver Hana Kimi 2007 porque sus personajes os llegarán al corazón.

Así que, pasad de largo mis razones por las que esta historia no me embrujó. Y quedaos con esas otras, porque esta historia tiene mucho corazón, algo importante que decir, y se ha ganado mi cariño. Y es casi un clásico, imposible perdérsela. Además, ese elenco de actores es brutal y es toda una fortuna verlos reunidos aquí. Una de las cosas que dan un toque grandioso a esta historia son esos actores, que son maravillosos por separado y que unidos crean algo mágico. Para mí la actuación de todos fue de diez. Me encantaron. Me volvieron loca. ¿Cómo se puede tener tanto talento? Y aquí los tenéis reunidos. Madre mía, me enamoré de ellos. Y solo por ellos y por sus personajes sería maravilloso perderme para encontrarme al volver a ver Hana Kimi 2007.

Algo que me encantó de este dorama y que me sorprendió un montón es lo mucho que rei con él. Junto a Playful Kiss es el dorama con el que más he reído. Pero Playful kiss era romántico y este es puramente cómico. Hana Kimi tiene mucha locura, muchas aventuras, es una serie muy friki y con mucho desparpajo, es genial que los actores se involucraran tanto con este proyecto y no le pusieran pegas a... ¿un ejemplo? Vestirse de mujer. Un montón de chicos vestidos de chicas. O haciendo de animadoras, bailando de una forma que me hizo emocionarme y llorar y querer saltar al campo para abrazarlos muy fuerte a todos. Además, todos los personajes son muy peculiares, es uno de los detalles más geniales de Hana Kimi, que no son personajes que ya hemos visto un millón de veces, algunos serían inadaptados si estuvieran en otro ambiente, en otro instituto, con otras personas, pero ¿aquí? Aquí lo que importan son las personas y no los prejuicios. Me encantó que esta fuera una serie tan abierta, tan tolerante, tan pura. Y tan linda. Me conmovió enormemente conocer a estos chicos (y a esta chica camuflada entre ellos), todos eran muy distintos, todos tenían sueños y todos se aceptaban, se apoyaban. También peleaban o rivalizaban pero a la hora de la verdad todos se unían creando un canto a la amistad y a la tolerancia. Así es como todos deberíamos vivir. Así es como todos deberíamos pensar. Ya está bien de juzgar tanto a los otros, de rechazarlos, de aislar a las personas que son diferentes. Fue hermoso descubrir un mundo como este. Este instituto y sus directores me hacen querer aplaudir. Porque es importante educar, pero más importante es fomentar la autoestima de las personas, hacerles sentir que están en el lugar correcto. En este caso, imaginaos, son chicos que viven en un internado, en Tokio. Están lejos de sus familias y este instituto representa el hogar para ellos, es su casa, y sus compañeros son algo más que amigos con los que compartirán un curso escolar y adiós, son su familia. Forman una gran familia a la que merece la pena conocer, es más, vosotros querréis formar parte de ella. Si, si, si. No os podréis resistir a sentiros así, igual que no podréis evitar quererles. Han sido unos personajes, unos chicos increíbles. Me encantaría tenerlos a mi lado. Que fortuna seria esa.

No hay personajes de relleno en esta serie. Ya veréis que no. Y lo sorprendente es que personajes hay muchísimos. Pero muchísimos. Algunos no dicen nada, son extras que acompañan a los líderes de los dormitorios, pero luego están aquellos que tienen más presencia y todos tienen su importancia en esta historia, ya veréis como si.

Mis personajes favoritos han sido Sano, Mizuki, Nakatsu, Sekime, Nanba, Kayashima, Nakao, el profesor, la periodista, el subdirector, y otros cuantos más. Pero los que dejaron su huella en mi fueron esos. Los que más quise. Tenéis que conocerlos.


Sano es el mejor. No sabéis como me volvió loca este chico. Me enamoré de él. Me enamoré porque no era lo que esperaba. No era lo que prometía la etiqueta de chico popular y gran atleta. Sano no es un capullo, como suele ser ese perfil de chico. Sano es un chico normal. Y eso justamente fue lo mejor. No destaca por nada y a la vez, destacó para mí. Por todo. Porque es un amor. Porque, tras su bordería inicial, hay un chico roto y perdido, deprimido, que necesita que alguien le recuerde lo especial que es la vida cuando no renuncias a los sueños. Con Sano hubo un antes y un después, una evolución importante y necesaria. Cuando le conocimos estaba sumido en una fuerte depresión, todo en su vida parecía no funcionar. Había roto lazos con su familia, añoraba a la madre que había perdido, su sueño se había convertido en una pesadilla, y las razones para sonreír ya no estaban ahí. A Sano aún le quedaban grandes cosas, pero no podía verlas porque nadie se atrevía a acercarse a él. Nadie. Ni siquiera sus compañeros. Aquellos que un día fueron sus amigos. Hasta que llegó Mizuki e invadió su mundo. Mizuki puso su vida patas arriba. Le recordó las cosas que él solía decir. Los buenos momentos que había vivido. Lo que significaba aquel sueño perdido para él. Le reto a volver a vivir. Vivir. Punto. Vivir. ¿Hay algo más importante que eso? 

Poco a poco, ella le fue devolviendo la sonrisa, porque le apoyaba, le hacía creer en sí mismo. Porque ella no buscaba ser la novia de un atleta. ¿Cómo decepcionar a alguien que ha cruzado el mundo para ti? Porque eso hizo Mizuki. Renunció a su vida tal y como la conocía por estar al lado de su ídolo. Me gustó mucho esta chica. Y a Sano también. Pero como digo, más me gustó él. Fue maravilloso volver a ver sonreír a Sano, es que tiene una sonrisa inocente que me vuelve loca. Y es tan dulce y tímido y reservado y hermoso que me entran ganas de entregarle mi corazón. Quiero abrazar a Sano. Lo mío con él es ternura pura. Despierta mi lado más dulce. Me encanta este chico. Es un amor, amor, amor. Le amo. ¿Cómo no hacerlo? Es tan tierno y protector. Tan amable y tan leal. En sus brazos hay calma y consuelo. Es un chico noble, en el que se puede confiar, que te hará sonreír, que te abrazará cuando te sientas triste, que te protegerá incluso cuando tú no te des cuenta, que te respetará y amará, que lo hará todo por hacerte sonreír. Mientras Sano se enamoraba de Mizuki, yo me enamoraba de él.

 


Me encantó la relación entre Sano y Mizuki. Obvio que me habría gustado que su historia hubiera sido más romántica o pasional. Pero me gustó su historia de amor. Me conmovió. Los dos son muy lindos juntos. Cada escena que comparten es especial. Porque ellos hablan, ríen, saltan, se cuentan confidencias. Están muy unidos. Se hacen mejores amigos. Se hacen muy íntimos. Confían mutuamente en el otro. Y me encantó. Son más que amigos, se aman de una forma que va mas allá de la amistad, pero son amigos ante todo, ocurra lo que ocurra siempre se protegerán, se cuidaran, se acompañaran. Es hermoso. Y también es hermoso porque Sano sabe el secreto de Mizuki pero Mizuki no sabe que Sano sabe que ella es una chica. Y os preguntaréis porqué Sano no le confiesa que lo sabe. Por amor. Porque confesarlo significaría que ella se iría de vuelta a California. Y Sano no quiere perderla. Quiere vivir al lado de Mizuki, y está dispuesto a esperarla. ¿Podéis sentir cuanto he querido yo a este chico tan normalito? Ahora sabéis porque amo también a Oguri Shun. Porque se ha metido en mi corazón con su personaje. Y no le voy a olvidar, ni a su personaje ni a él como actor.


Y ahora os hablo del resto de personajes. Mizuki.


La chica estrella de esta serie. Qué bonito fue ver a Mizuki interactuar con los chicos del internado. Me encantó ver como ese secreto la lleva a ser una igual para todos, eso permite que ellos no pongan limitaciones con ella. Pueden ser honestos. Pueden ser ellos mismos. Y al final nos demuestra que chicos y chicas no somos tan distintos. Eso sí, los chicos son más ruidosos, mas impulsivos y en este dorama, están mas llenos de vida que las chicas y los mayores. Me gustó formar parte de un ambiente tan masculino y conocer a estos chicos y conocer a Mizuki. Mizuki me gustó, es una buena protagonista, no es la clásica chica dulce y debilucha, lo que mola porque ya era hora de que alguien dejara claro que ser chica no es sinónimo de debilidad. Mizuki es tan fuerte como cualquiera de los chicos, es optimista, trabajadora, valiente y audaz. Es de esas chicas fuertes, que no le temen a nada. La vida es un reto para Mizuki y ella siempre apostará por los suyos y creerá en sí misma.


Mizuki está loquita por Sano, pero es algo que no se ve bien hasta que no se llega a la mitad de la serie, a partir de ese punto fue muy lindo ver a esta chiquilla con Sano porque los dos eran muy, muy achuchables juntos y tenían momentos de ternura, de tonteo, un poquito de todo. Una de mis escenas favoritas fue cuando duermen juntos por 'accidente', también cuando se ponen a tontear delante de todo el mundo y cuando Sano y Mizuki tienen su primera conversación tras que Mizuki quede expuesta, y teníais que verme cuando quedaban dos minutos de dorama, yo ya estaba pensando que iba a quedarme sin beso y al final, ¡hubo beso! Y precioso ese beso . Me puse a llorar de la emoción y alegría que me entró.

Luego está Nakatsu, que es todo locura, risas, desparpajo.


Con Nakatsu es imposible no reír, es un personaje encantador, en el sentido de que siempre está ahí para sus amigos, es el incansable optimista, y siempre está riéndose o trayendo risa a la vida de los demás. Con Mizuki forma un buen dúo, crearon una relación muy bonita, a pesar de que él se enamora de ella (sin saber que es una chica, lo que hace que Nakatsu pase por momentos llenos de conflicto y angustia porque duda de su sexualidad y se ve inmerso en el dilema de '¿Debo estar con una chica o debo estar con la persona que amo?'). 

De Nakatsu me frustró mucho que dudara entre Mizuki y Komari (esta chica era un amor, que conste), que saliera con Komari queriendo a Mizuki. Sentí que me defraudaba y que él no era lo bastante valiente. Pero es joven. Y le comprendo. Aunque eso hizo que no le adorara. Me cayó muy bien pero no se podía comparar con Sano. Además, ¿qué queréis que os diga? Siempre sentí que Mizuki y Sano estaban hechos el uno para el otro porque eran tan adorables, lindos y tiernos juntos. Y eso no pasaba entre Nakatsu y Mizuki, ellos dos solo amigos y yo contenta. Los monólogos de Nakatsu me encantaron, me hizo llorar de risa, sobre todo cuando fantaseó con casarse con Mizuki y tener hijos y luego se ralló pensando que cual de ellos dos haría el papel de padre, y el otro punto para llorar de risa fue cuando estaba Mizuki en la ducha y Nakatsu, con la excusa de ahorrar agua, por poco invadió la ducha de Mizuki.


Mas personajes. Nanba, Kayashima, Nakao, y Sekime, estos fueron mis favoritos después de Sano y Mizuki. Y Nanba me gustó más que Mizuki, así que imaginaos. Estos cuatro chicos son de lo mejorcito, unos personajes secundarios a la altura de los protagonistas. Bueno, no solo ellos ¿eh? Que sin el resto me habría faltado algo, es que hay tantos personajes valiosos e importantes en esta serie que me da pena nombrar a solo cuatro. Pero si no, la reseña no se acabaría.


Estos cuatro chicos se llevaron mi cariño, total. Sobre todo Nanba y Kayashima ¿eh? Es que madre mía, tenemos aquí a cuatro chicos increíblemente diferentes y todos son increíbles, maravillosos. Mi amado Nanba fue exquisito. Al principio creía que solo sería el típico mujeriego sin fondo, pero no, es un chico maravilloso y me sentiría afortunada por tenerle como amiga. Lo mismo con Kayashima, que es más que el chico peculiar que ve fantasmas, es dulce y encantador. Estos dos son amor también. Me hicieron reír, me emocionaron, mi cariño todo para ellos.


Y Sekime, ese chico me deslumbró desde el momento que lo vi, que personaje más gracioso, el típico torpe achuchable, y luego Nakao, el chico gay enamorado de Nanba, este chico tiene una veta malvada pero es un gran amigo y lo que Rei yo con él, ¡ole! Y la relación de estos cuatro entre sí y con los tres principales es muy, muy buena. Nakao y Nanba eran genialosos juntos, mejores amigos a pesar de que uno de ellos quiere comerse a besos al otro. Nanba es adorable y saca lo mejor de todos, gracias a él todos se unen y luchan y no se ven como rivales y desde el primer momento fue un amigo para Mizuki, lo mismo que estos otros chicos que os nombro.

La serie consta de doce capítulos (de cuarenta y dos minutos cada uno) pero el capítulo doce dura por dos (fue un capi especial), y luego, al ver que el dorama había tenido éxito, seis meses después rodaron un especial (o película, pero no sería una película al uso) de dos horas. ¿Y qué nos cuentan en el especial? Pues principalmente, lo que sucedió entre el capi 6 y el capi 7, el capi 6.5, el momento crucial en el que Sano se dio cuenta de que no solo quería a Mizuki sino que la amaba (fue muy gracioso cuando empezó a fantasear con besarla XD). También nos regala unos minutos del presente, del día de la graduación, y como Sano le dice 'te amo' a Mizuki pero ahí nos dejaron sin beso y con ganas de muchas, muchas más escenas de presente. Al menos quedó claro que a estos chicos Mizuki los tendrá para toda su vida.

ELENCO

Los actores, impresionantes, me dejaron deslumbrada. 

Sabía que aquí trabajaba a Oguri Shun (del que hace años oí hablar porque tengo una amiga que sueña con tener un romance con él XD), al que ya había visto en Stand up. Su papel aquí me dejó temblando. Oguri se ha metido de cabeza a mi lista de actores favoritos (carpeta en pinterest), me ha enamorado totalmente. Es un gran actor y ha sabido tocarme. Decir que me ha dejado impresionada es decir poco. Me ha encantado, ha sido bonito verle interpretar a Sano, derrocha talento y además, me ha endulzado la vista. No le considero un actor guapo pero aquí está muy atractivo y me encantaría besarle . Y ha sido un placer verle tanto sin camiseta (a pesar de que está muy delgado, pero era joven y era lo que se llevaba entonces), recién salido de la ducha (Sano se paseaba mucho semi-desnudo ante Mizuki, señales directas XD). Sexy. Y con ese papel tan dulce, y esos ojos tan tímidos, y esa sonrisa tan inocente, y esos abrazos tan cálidos, y ese corazón tan adorable, me ha dejado con ganas de más Sano (y mas Oguri).

El resto de actores. ¿Que ya conociera? Pues tenemos a Hiro Mizushima, a Daito Shunsuke, y a Yamamoto Yusuke. A Daito le conocí en la serie y la película de Ouran high school host club y Yamamoto le conocí en Paradise kiss pero me enamoré de él en Ouran high school host club. Me gustan mucho estos dos actores. Pero sobre todo, amo mucho a Yamamoto Yusuke. Le adoro, adoro, adoro. Es un actor increíble y volví a amarle en esta serie, hizo una interpretación insuperable de Kayashima, el chico que ve fantasmas. Me dejó atontada. Este actor se mimetiza por completo con sus personajes. Tiene un talento desbordante. No sé como lo hace pero me tiene el corazón robado. Me puse muy feliz cuando empecé a ver esta serie y le vi a él en ella. A Daito le tengo cariño, es también un buen actor, aquí tuvo un papel pequeño, como el hermano pequeño de Oguri pero le reconocí en cuanto le vi. Se le da de fabulo interpretar a chicos a los que les sobra bordería. Y Hiro, le conocí con la película esa rarísima del criado y su ama y no le vi el no sé qué. Pero con este dorama he comprendido por qué le adoran tanto. Yo ahora también le adoro, se ha colado entre mis actores favoritos. Ha hecho una interpretación de Nanba brutal (en el buen sentido), Sano y Nanba eran los mejores, así que, imaginad lo que me pareció Hiro como actor. Que gusto me dio poder conocerle con un papel a su medida y que le hiciera justicia. Hiro es un grandísimo actor y me chifló.

Mas actores, me encantó conocer a Okada Masaki, el chico guapísimo que interpretaba a Sekime. Lo mío con este chico fue un flechazo. Es más, me sentí decepcionada al ver que no tenía tanto papel en este dorama, pero bueno, cuando salía yo me alegraba.


¿Quién más? Ikuta Toma y Maki Horikita, los dos me gustaron, y me gustaría ver algo más de ellos. En lo emocional no me marcó mucho Ikuta pero en lo cómico lo bordó, y Maki pues me gustó bastante, aunque no me chifló locamente. El profesor, interpretado por Kamikawa Takaya, le dio un matiz a su papel muy especial, entre ese aire malote y ese punto de ternura que le aportaba la convivencia con estos chicos. Y muchos otros actores con grandes personajes, en serio. Y el perro, que tan importante fue en la vida de Sano y en la de los otros personajes, adorable.

Esta serie es buena por esos personajes y por esos actores y si la veis comprenderéis porque me he encariñado con ella, porque he reído tanto y porqué me ha gustado, y porqué la volvería a ver y porque me he enamorado de Sano y me iría a vivir con todos esos chicos maravillosos.

(Dorama japonés, 2011):


1/10

Y voy con esta segunda adaptación japonesa. La empecé a ver por pura curiosidad. La historia ya me la sabía, claro, pero quería descubrir porqué decidieron reinventar esta historia. Y la verdad es que tras haberla visto no le encuentro sentido. Empezó de forma diferente, la misma base pero con elementos nuevos y no puedo negar que tenía su gracia. La fui viendo y al principio pensaba que no estaba mal, aunque ni de lejos estaba a la altura de la versión anterior. Y lo mismo sus actores, no se podían comparar a sus compañeros de Hana Kimi 2007. Esta nueva versión tiene 11 capítulos (de una hora cada uno) y los tres últimos los vi saltándome un montón de escenas. Llegué a odiar por completo esta nueva versión. Y no fue porque a veces me aburriera (que también) sino porque el lado cómico de la serie se lo cargaron. Convirtieron esta comedia en un drama cruel e ingrato. No me gustó el lugar donde dejaron a los personajes. Fue una pena que le quitaran tantas cosas para hacer que esta versión no recordara a la antigua. Pero una cosa es hacer una nueva versión y otra cargarse una historia.

Os juro que Mizuki se pasa prácticamente toda la serie llorando. Llorando. Llorando. Entre que Sano era un gilipollas con ella, que con Nakatsu no había empatía ninguna, que otro tío trata de violarla, y que todo son penas en su vida... Aquí resulta muy triste ver a Mizuki fingiendo ser lo que no es, es que ella es tan damisela que es imposible camuflarla, es una niña a la que duele ver como la tratan y como permite que la traten. En serio, sentí una pena infinita por ella. Mizuki me conmovió mas aquí, su personaje se había vuelto adorable y era imposible no querer protegerla. Pero también, se volvió débil. Muy débil y con muy poca autoestima. También me provocó rabia por eso mismo, porque esta chica permitía que Sano la tratara horriblemente y encima le parecía bien. Y no me gusta que se de esa imagen. Porque en el fondo, el mensaje que se da con eso, ¿cuál es? 'Chicas, no os queráis, no os respetéis, si un chico os quiero da igual como os trate, y si se porta de forma egoísta y es un cabrón, perdonadle, después de todo le queréis y debéis tragar con ello'. Ese fue el mensaje y yo me quedé con un cabreo monumental. Nadie se merece que le traten mal y si un chico no te trata bien, adiós. Quereos. En serio, chicos y chicas, quereos. El amor no es sinónimo de un trato humillante.

Me parece muy triste que a esto que hubo entre Sano y Mizuki (en esta versión) se le llame amor. ESTO NUNCA FUE NI SERÁ AMOR. Y no solo porque no compartan ni un solo momento de dulzura (las dos únicas escenas bonitas entre ellos, fueron cuando bailaron y cuando Sano va a California a buscar a Mizuki y le jura su amor) ni se hagan confidencias. No solo porque ni siquiera llegaran a hacerse amigos. Sano nunca llegó a querer a Mizuki y si la quería pues qué asco, así no se trata a quien se ama. Y lo de Mizuki, solo puedo decir que fue una cuestión de idealización absoluta (le tenía en un pedestal, eso o que le gustaba ser tratada mal), era doloroso verla desvivirse por Sano.

Sano me pareció asqueroso, egoísta, superficial, ingrato, y un autentico gilipollas. Lo peor de esta serie y con diferencia. Fue un horror tener que aguantar a este chico insufrible y al que le habría mandado bien lejos de una merecida patada. No hubo profundidad en este Sano. Era un gilipollas y lo seguía siendo porque a todo el mundo le parecía bien. No comprendo como nadie nunca le reprochó esa odiosa forma que tenia de tratar a los demás y no entiendo como nadie le dijo nunca 'así no trates a la gente, gilipollas'. Sin duda, aquí si se hizo honor a lo de 'chico popular y lindo, que fue un gran atleta tiene permiso para ser un imbécil y encima ser aplaudido por ello'. No entiendo como los guionistas pudieron cambiar tanto a Sano. Para ponerle así, ¿por qué no le eliminaron de la serie?


 


Era doloroso que Mizuki no tuviera consideración alguna con Nakatsu. Nakatsu le jura amor en el capítulo 5, delante de los compañeros del internado, y esta chica se queda paralizada y decide hacer como si no hubiera oído nada. Me dio rabia que esta chica tan adorable (porque en esta versión era adorable, innegable) tuviera cero empatía y nunca se diera cuenta de cuánto daño hacia a Nakatsu. Pero si nunca lloró al pensar que no podía corresponderle. Si yo hubiera estado en su lugar me habría dolido no poder amar a un amigo que en verdad se lo merecía más que nadie.

En esta versión Nakatsu se merecía a Mizuki y a mí me habrían dado una alegría si le hubieran cambiado el final y Nakatsu se hubiera quedado con esta chica. En serio, es que Nakatsu me resultó tan, tan adorable y sentí que amaba tanto a Mizuki. A Nakatsu no le importaba que ella fuera un chico. No le importaba que ella no tuviera detalles con él. No le importaba mirarla mientras ella miraba a Sano (y Sano miraba su propio culo), se conformaba con tenerla en su vida, con velar con ella. Quería mucho a Mizuki, y lo sentí en mi piel. En esta versión, Nakatsu me llegó más, me conmovió, me pareció un amor, adorable y yo si hubiera sido Mizuki (y con ese Sano horrible jodiendo por ahí y soltando frasecitas asquerosas y tratando mal a todo el mundo) me habría enamorado de él.



Los personajes secundarios, los mejores, Nanba (el líder), y Kayashima (el de los fantasmas). Los dos seguían teniendo su encanto en esta nueva versión pero no me resultaron especiales. Al menos fue grato conocerles. Y ya de paso pues descubrí a Kiriyama Renn (interpretando a Nanba), me gustó bastante, me hizo creer de nuevo en su personaje (y resulta que tenía una serie apuntada para ver suya, ahora le tengo más ganas), y luego, Yanagishita Tomo, al que conocía como cantante (es un componente del grupo j-pop, D-Date, y canta con mi amado Seto Koji), y ahora he descubierto como actor, y no lo hizo mal, era tierno y femenino, pero prefiero verle cantando.

Los tres actores principales, Aoi, Maeda y Shohei. Aoi Nakamura no me dijo nada pero es que teniendo en cuenta que su personaje era un cerdo... Luego, Maeda y Shohei. Maeda me gustó mucho una vez que se sintió a gusto con su personaje, me pareció adorable y quiero ver más de ella. Y Shohei, me ha encantado reencontrarme con él aquí, le conocí en el dorama de Koizora (hacia de mejor amigo de Hiro, que estaba interpretado por mi amado Seto Koji), y después de ver este dorama me di cuenta de que yo ya conocía a este actor (que despistada, soy). Me gustó muchísimo, fue genial verle en este papel. Vale, en lo cómico le ganó Ikuta Toma interpretando a Nakatsu pero en lo emocional, Shohei Miura le ganó. Como digo, este actor se merecía tener un personaje tan adorable y noble y divertido como Nakatsu, fue lo único bueno (y conocer a Maeda Atsuko) y reseñable de haber visto esta versión. Me llevo a Shohei Miura conmigo y al bonito giro que dio a su personaje.




Esta segunda versión me pareció a veces una parodia de la 'original'. No comprendo el porqué de tanto cambio. Entiendo que querían dar otro punto de vista y no hacer una copia de la anterior, pero, creo que mejor que esto, podrían haber hecho otras cosas. Además, tirar por la borda a los personajes, a sus relaciones entre sí (lo que expliqué con detalle en el punto 6 en Comparando), y al tono cómico fue un error catastrófico. ¿Y el amor? Eso es una burla. Y el instituto, donde en la otra versión, el internado era un hogar para estos chavales, aquí era un lugar insostenible que solo les traía problemas y angustias. Y el grupo en general, nunca hicieron unión, lo demostraron con creces cuando por pura rabia hacia Mizuki y su secreto recién descubierto, decidieron darle la espalda al grupo y no bailar. Y todos giraban alrededor de Sano, 'apoyemos a Sano, Sano nos salvará al saltar'. ¿Y todos los demás, en serio, los sueños de los demás no tienen valor alguno? ¿Es que si no es por Sano no merece la pena luchar? Están todos flipados con el personaje más odioso y antisocial de la serie.

En serio, que mala fue esta versión, Hana Kimi 2011. Me resulta imposible poder recomendarla (a no ser que queráis ver brillar a Shohei Miura y a Maeda Atsuko y no os importe quedaron con todas las ganas de verlos juntos).

¡Qué mal sabor me ha dejado esta nueva versión! ¡Qué triste todo!

¿QUE OPINÁIS VOSOTROS?


Nos leemos,

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D