Translate

27 de abril de 2015

Meroama lecture / Naughty boyfriend / 16 life / 24 colors / Air koi / Butterfly neighbor / Suki doki / 1-3 romantica //


 
 
0/10

Después de leer este tomo se me han quitado todas las ganas de leer nada más de Meroama lecture.

Primero os cuento de que trata este tomo: Kokone es una chica virgen, y eso le ha provocado un gran trauma. Es incapaz de acostarse con sus novios así que se enfrenta al gran problema de su vida. Y en eso conoce a un chico menor que está dispuesto a meterle mano. Dicho chico tiene quince años y ya cuenta con varias compañeras sexuales habituales.

Problemas que tuve con este estúpido y malísimo manga:
1) El chico, el kouhai de Kokone. No le creo ni una palabra. No me lo creo ni al verlo dibujado. Que un niño de 15 años se crea ya un hastiado treintañeras me resulta incomprensible y no me lo creo. Este niño no es real. Y si como mangaka no sabes crear a un chiquillo de 15 años, no lo hagas. En cualquier caso, la trama habría seguido siendo igual de estúpida.
2) ¿Qué es eso de que la virginidad es un estigma horrible que hay que quitarse cuanto antes? ¿A donde hemos llegado que ya no se respeta la infancia ni el cuerpo de una niña? No se reduce todo al himen. El sexo no es para niños, trae consecuencias y conlleva responsabilidades y tiene sus riesgos y no es para niños. ¿Qué mensaje se les da a las niñas y a las adolescentes con obras como estas? Primero hay que cultivar la mente, estar preparada emocionalmente, luego ya vendrá el resto. El sexo no lo es todo. Y es horrible que niñas como Kokone, por presión de una sociedad asquerosa se fuerce a perder su virginidad a cambio de que nadie pueda burlarse de ella o de que un novio no la deje. ¿A ese punto hemos llegado, al de utilizar a niñas y sus cuerpos como monedas de cambio? El chico que abandona a una chica porque no está preparada para acostarse con él, es un cerdo. Y el tiempo, aquí te dicen que si has salido 15 días con un chico y no le has dejado hacer con tu cuerpo lo que le dé la gana, dicho chico se cansará de tratar forzarte y buscará a otra chica.

Odio todo lo referente a este manga, sus ideas retrógradas y que van contra la libertad de una (¿acaso una chica no tiene derecho a establecer su propio ritmo y a meter en la ecuación de su vida, el sexo, solo y cuando esté preparada para él?) y a sus personajes.
Y esos personajes, entre él, que es un niñato rico y mimado que solo valora a una chica cuando hay sexo, y ella, que solo se valora a si misma si se fuerza a incluir sexo en su vida... HORRIBLE.
La trama, es un bucle repetitivo y denigrante. Con escenas gratuitas e ideas machistas. Además, es una historia simplona y que la autora resuelve con un 'amor' que no hay quien se lo crea.

 
 
0/10

Posiblemente esta sea la última vez que lea a Yuki. Antes de leer este tomo había leído la precuela de la historia del club estudiantil que se transforman en gatos. Esa pequeña historia no me gustó, lo que no auguraba nada bueno. Pero no quise perder la esperanza y le di la oportunidad a esta historia de amo y honey. Y la experiencia fue mala. Mucho.

Quedé muy, muy espantada y muy, muy cabreada cuando terminé de leer este tomo. ¿Cómo se podía esconder una historia tan denigrante entre sus páginas? Que esta historia se venda como una historia de amor me resulta horrible. El amor no se encontró en ningún momento en esta historia. Amar no es humillar, denigrar, y esclavizar a otra persona. Como yo digo, el protagonista de esta historia era un sádico (quitando el tema físico, que no uso esa palabra en ese sentido), y la chica no era tonta (como se la define en la sinopsis) era masoquista.

Me cabrea muchísimo encontrarme con esta clase de historias. En muchos mangas se juega con eso de 'un chico malo y una chica buena se enamoran' pero siempre queda en una frase cita hecha para atraer al lector. En este caso no. En este caso el chico es un verdadero demonio y la chica es muy, muy tonta y con una vena demasiado masoquista para su bien. Ambos protagonistas llevan toda su vida juntos y su relación me parece absolutamente tóxica.

Durante todo el tomo se dan muchas, muchas vueltas una y otra vez a lo mismo. Según avanzaba con el tomo menos sentido le encontraba a sus escenas y a su involución. Esta es una de esas historias que solo van a peor. Ni él ni ella aprenden nada. Su relación no cambia. Sólo pasan por un montón de momentos de angustia, y dudas. Y la conclusión a la que llegan es: 'Nos amamos, y nuestra relación de amo y esclava es perfecta'. Fueron protagonistas odiosos. Bueno, ¿cómo no? A la par que su relación.

Lo dicho, me parece horrible que se defiendan esta clase de relaciones. Donde ellas callan, obedecen, son estúpidas y sin personalidad y no tienen ni voz ni voto sobre su vida, sus cuerpos, nada. Y odio a las personas como él, niñatos crueles y ruines que no aportan nada bueno y que se creen el centro del mundo y que encima se salen siempre con la suya. Cantones maliciosos y sin corazón. Manipuladores dañinos que solo disfrutan regodeándose en su poder. ¿Querer? Chicos como él no quieren. Fue un asco conocerle y leer una historia tan denigrante como ésta.

RESPECTO A LAS HISTORIAS SECUNDARIAS, tenemos al chico borde obsesionado con los conejitos y la bruja de mal carácter. No fueron relatos tan horribles como el que monopolizaba el tomo pero tampoco tuvieron mucho sentido. Hay algunas mentiras en estos relatos que me parecen auténticas estupideces, y si no me gustan las mentiras, menos las mentiras que no tienen ningún sentido. Y luego, eso del amor, pues creo que queda bastante diluido entre el mal carácter de sus protagonistas.

 
 

0/10

Una vez leí a Saki Aikawa y me gustó mucho. Pero eso esperaba que 16 life me pasara lo mismo. Pero no, ha sido lo contrario. Este tomo me ha parecido tan insoportable que he decidido no leer el desenlace, el segundo tomo.

La historia me ha parecido mala. Incluye todos los clichés que podáis imaginaros: Chico que utiliza a chica, Chico que soborna a chica para que trabaje para él, Chico adulto que deslumbra a niña bonita, Chico que se convierte en novio de la chica por razones ocultas y con malas intenciones (a algunas de estas cuestiones no se los porqués, lo resolvían en el desenlace pero es lo que tiene que te den igual las tontas respuestas). Y también cuenta con un segundo chico que lleva años enamorado de la protagonista, ex novias celosas, músicos rivales que roban besos, y más tonterías.

 Saki Aikawa podría haber creado una historia sencilla pero hermosa. Yo he leído más de ella y sé que puede dar más, se que puede hacer algo más que recopilar un montón de clichés y hacer una tortilla con ellos. De verdad que he salido tremendamente decepcionada con esta obra. Es más, me puso de muy mal humor. Me enfadó que una autora con tanto potencial cayera tan estrepitosamente. A veces, la trama no lo es todo si cuentas con buenos personajes, pero es importante no dejar que tu historia caiga en un nivel de irrealidad total. Este tomo está tan alejado del mundo real que me resulta imposible creer que alguien pueda creerse lo que ocurre en sus páginas. Con todo el dolor, tengo que decir que esta historia no vale la pena.
 
 
En serio, en todas las historias se debería exigir un mínimo de credibilidad. ¿Puedo llegar a creerme que un productor fiche a una niña sin formación como su gran estrella del momento? En ese nivel NO. ¿Y qué la niña se enamore del productor que la está sobornando para que se convierta en una cantante? No.

Otra cosa. Esa horrible manía de hacer quedar a las adolescentes como niñatas estúpidas. ¿Por qué alguien elegiría salir con un chico que no conoce y que LE DA MIEDO? Y luego está el otro chico, al que no se le dará ni una mirada porque Sana está demasiado ocupada siempre mirándose su ombligo.

Estoy harta de protagonistas como Sana. Que solo piensan en sí mismas. Que pasan del dolor ajeno. Y que se encaprichan de chicos mayores. Además, es de esas chicas inseguras que SIEMPRE están llorando porque no son talentosas y blablabla. Además, Sana no es inocente, es tonta y frustrante. Y el productor, otro idiota. Uno de esos tíos que van por la vida con la imagen de niño bueno pero que a la hora de jugar con niñas no dudan en hacerlo. Ya sabes todas que al final todo su plan malicioso (o lo que sea) se arreglará con un 'lo siento' y un 'te amo'. Pero qué triste que todo se reduzca a dos palabras vacías que parecen poder justificarlo todo.

Nunca vi con buenos ojos ni a esta relación ni a estos protagonistas.

No he encontrado nada salvable en 16 life salvo las preciosas ilustraciones de Saki Aikawa.

No sé qué habrá en el desenlace de esta historia pero tampoco quiero saberlo.

 
 

0/10

Esta es otra de esas autoras a las que no descarto leer en el futuro. Pero con este primer manga que he leído suyo no ha logrado gustarme.

Y la razón principal ha sido ese protagonista masculino que tan mala sensaciones me transmitía y que tan poco me ha gustado. En serio, decir que me provocaba repelús es quedarme corta. Y todo eso a partir del segundo encuentro. En la primera impresión no me dio miedo pero después. .. Sentí que quizás a este chico podría faltarle un tornillo. No le soporto y odié que estuviera cerca de la adorable protagonista. Porque no hay otra forma de definir a esa niña, adorable. Pero no deja de ser una niña que tiene muy mal gusto. ¿Por qué obsesionarse con el chico raro e inepto emocionalmente? Y más cuando al lado había otro chico transparente y sencillo. ¿Por qué siempre el chico complicado tiene que hipnotizar a la niña inocente?
 
 
Básicamente, 24 colors no me gustó por eso. Porque sentí completamente incorrecta esta historia de amor (¿pero de verdad fue amor?), porque sus protagonistas fueron un grandísimo cliché sin atractivo o novedad alguna y porqué todo el tomo me provocó una sensación de disgusto.

Las ilustraciones. Son muy lindas, hay algunas que son preciosas y merece la pena contemplarlas. Tiene un toque muy especial en su técnica de dibujo.

 
 
2/10

¿Habéis visto que portada más hermosa? Me enamoró con su frescura. La pareja de la portada es absolutamente adorable. ¿Habéis visto ese título? Cielo de amor. Pero no até cabos hasta haber terminado el manga. Ese título le va perfectamente a este pequeño manga.
A lo que voy, a mi no me ha gustado Air Koi, porque lo he pasado mal leyendo este manga, he sufrido con esta historia. Hay historias tristes que gustan pero ésta a mi no porque me pareció muy precipitada, deprimente, confusa, y tenía un triángulo amoroso. La esencia de este tomo me recordó un montón a la película coreana The heartbreak library, que tampoco me gustó.
 
 
No es una mala historia, y daba gusto contemplar esas ilustraciones pero me pareció todo demasiado triste y demasiado ¿loco? Nuestra protagonista está pasando por una etapa de duelo, pero lo esconde tras la búsqueda del tesoro y en ésta búsqueda se implica un chico muy gentil que se enamora de ella. Esta clase de historias necesitan de más de tres capítulos, porque el misterio si queda completamente resuelto pero es imposible cubrir en tan poco la intensidad emocional que requería Air Koi. No se puede resumir un duelo en tan pocas páginas, tan poco se puede obligar a un corazón a amar a otra persona. El tiempo es clave para todo. Lo mismo para sanar un corazón como para construir algo emotivo y hermoso. Y esto pasa en la vida real y sobre todo, debería haber pasado en Air Koi.
No me cayeron mal los protagonistas (a uno de ellos no pude comprenderle), pero tampoco me chiflaron. Y la resolución precipitada de la trama no les ayudó.
Ilustraciones. Son preciosas, ya lo he dicho. Esta mangaka tiene una técnica preciosa.

 
 
2/10

¿Habéis visto que portada más hermosa? Caí enamorada en cuanto la vi. Por ello la decepción fue más grande cuando leí este pequeño relato. No digo que sea un relato horrible (he leído algunos mangas muy malos y este no está incluido entre ellos) pero no es un relato que me haya gustado.
La trama y los personajes fueron muy simples. La trama fue previsible y decepcionante, sin nada que le pusiera emoción. Como historia de amor no le vi nada, más bien, creo que todo entre los protagonistas se podría reducir a una palabra: "sexo". ¿Y en que me baso? Pues en que es imposible amar a una persona al segundo día de conocerla y más si el primer día sólo rompisteis el hielo y el segundo hubo sexo con uno de los dos ebrio.
 
 
No me pareció correcto que pasara algo cuando el chico estaba borracho. Encima, es ella quien al día siguiente se queja de que él se ha aprovechado (¿Cómo es eso? La ebria no era ella). El enamoramiento, hay dos problemas entre ambos, el primero: trece años de diferencia, el segundo: ella nunca se toma en serio a los chicos, solo son un juguete. ¿Y yo debo creer que dos conversaciones y un rato de sexo son amor?
No descarto leer en el futuro algo de esta autora porque sus ilustraciones son bonitas.
 
 
 
3/10

En el fondo es una auténtica sorpresa que un manga como este, con esa sinopsis, me haya hecho gracia. Y la verdad es que me he reído mucho leyendo este libro. Lo pienso y la verdad es que me sorprendo. ¿Será porque Ayu ha pasado del drama? ¿O más bien porque ha escrito un drama envuelto en muchísimo humor? Es que es imposible no reír leyendo esta historia. Y eso que el trasfondo es duro, pero creo que esta historia es real. ¿Cuántas mujeres se han enamorado de auténticos mujeriegos? ¿Cuántas han dicho que SI a una noche o dos de sexo sabiendo que un minuto después el chico ya estaría en una cita con otra mujer? Muchas. Seguro que hay un montón que por vergüenza o por una sociedad hipócrita no lo contarían o dirían "yo no haría eso", pero luego, en secreto lo harían.
Pues bien, al menos Emi, la protagonista de esta historia tiene las narices para hacerlo. Y no es como si el playboy la estuviera engañando. ¿Se le puede llamar cabrón? Ha habido momentos de esta historia en los que entraban ganas de etiquetarle así o darle un bofetón, pero es que Emi nunca llora por nada de esto o se enfada y el chico NUNCA miente, nunca oculta que no piensa cambiar y menos por una manzana verde. Chicos como este también existen un montón, pero ¿cuántos serían tan sinceros con una mujer? Al menos este no finge ser un ángel ni juega con el corazón de nadie. No hay más que ver las cosas que dice o su agenda de citas. Es obvio que se acuesta con muchas chicas y a Emi le deja claro mil veces que eso no va a cambiar y que a él eso de la monogamia no le va. Y este no es el típico shojo azucarado donde el chico cambia y descubre que el sexo solo merece la pena con una chica, no.

 

Bueno, como digo, ha sido un shojo atípico, y creo que esconde verdades sobre hombres y mujeres. También, añadir una cosa. En esta historia se habla de cómo las mujeres se avergüenzan de sus cuerpos cuando no tienen la talla ideal, cuando no son increíblemente delgadas, y de ahí que se esfuercen por ocultar con fajas sus cuerpos y se empeñen en meterse en vestidos con tallas mucho menores a la suya. ¿Acaso eso no es más triste?
 
Respecto a la historia secundaria, pues sigue un poco el hilo de la historia principal, la protagonista usa el sexo para tratar de olvidar a un ex novio. Este relato no me hizo gracia, le faltaba la locura y el toque de humor de la historia principal. No le vi el no sé qué, sobraba en este tomo. Lo único que encontré de cierto en él fue ese "no hay que forzarse a olvidar, no hay que manipular nuestros sentimientos".
 
No es un gran tomo, no os voy a engañar, pero si queréis leer manga, si queréis encontrar una historia diferente y echaros unas carcajadas con un mujeriego indomable y una loca a la que le falta un tornillo, y además, queréis conocer a Ayu (que por lo general suele escribir historias más duras y donde llorar es lo mínimo que se puede hacer), esta puede ser vuestra historia.

Sobre las ilustraciones, esta mangaka dibuja realmente bien a los chicos. Le quedan muy lindos esos hombres. Pero todo lo demás lo dibuja al descuido, o así ha sido con este tomo, una pena.

 

3/10

Esta historia realmente me dolió. Y es por eso por lo que no puedo mentir y decir que este tomo me gustó. Sufrí leyéndolo. Y en el momento en que lo leí, lo que yo necesitaba era una historia opuesta a ésta.

La historia no está mal y os invito a leerlo si os llama la atención la sinopsis. Bueno,  el tomo es básicamente eso, es algo sencillo, y la sinopsis nos cuenta a grandes rasgos todo lo que va a suceder. Eso sí, la sinopsis se adelanta a los acontecimientos.

No estuvo mal leer este tomo, es una de esas historias que no me arrepiento de haberlas leído. Pero tampoco me aportó felicidad. Yo tenía muchas ganas de leer este tomo y de encontrar algo más que lo que decía la sinopsis y no fue así. Me sentí decepcionada y triste. Es que, según vas leyendo se nota que la autora podría haber creado algo romántico/bonito. Pero pasó. Prefirió construir un drama. De verdad que esta historia, me tuvo todo, todo el tiempo con un nudo de angustia.
 
 
Nuestros personajes solo sufrían o sufrían. Al principio, puedes querer odiar al chico porque él sabe que si sale con Hana es porque su profe y ex novia le ha dejado con el corazón hecho polvo y busca a alguien que le consuele. Pero es que después que eso queda claro, una se queda sin nada que poder reprocharle. No hace daño a propósito a Hana, y en Hana está la decisión de estar o no con alguien que hoy no la quiere. De Tokumoto no puedo decir cosas malas porque no juega con la protagonista, nunca la trata mal, en definitiva, es un buen chico. Y si de algo se le puede culpar es de crear esas ilusiones a Hana en el inicio de la relación.

Me pareció injusta la situación de estos dos chicos (la profesora en cambio no me gustó y no la compadezco, no está bien jugar con un niño estando prometido a otro), ambos trataron de llevar una relación que era insostenible.  Y lo peor quizás, es que si todo el drama de la ex novia se hubiera eliminado, Hana y este chico, Toku, habrían hecho una pareja linda.

Odio estas tramas angustiantes que solo saben a desamor. No puedo con esta clase de historias y de ahí que se lleve el suspenso y que ni me haya gustado ni la haya disfrutado.

Las ilustraciones, son bonitas. Si esas ilustraciones tan hermosas y dulces hubieran tenido una trama semejante, mi opinión seria otra.

No descarto volver a leer a esta mangaka en el futuro, eso sí, con una trama que ningún parecido tenga con ésta.

0/10

RESPECTO A LAS HISTORIAS SECUNDARIAS, tenemos una sobre dos mejores amigos muy tontos e incapaces de hacer nada a derechas *vamos, han de incluir malentendidos, peleas y otros chicos para que todo se resuelva entre ellos*. Una de esas historias que me frustran y me cansan porque no aportan nada nuevo y se basan en enredos. Y luego tenemos la historia de dos cantantes adolescentes, cantantes callejeros quiero decir. Estos dos chicos suelen encontrarse en una plaza y a partir de esa unión que les da la música empiezan a hablar de sus problemas. El problema viene porque no hubo ni una chispa entre ambos y porqué el gran drama se resolvió con un chasquido de dedos, vamos, cojeó completamente el relato. No me gustaron tampoco ninguna de estas historias secundarias.

La mejor fue la principal, pero como digo, sabía todo el tiempo a desamor.

Esta es otra de esas autoras a las que no descarto leer en el futuro. Pero con este primer manga que he leído suyo no ha logrado gustarme.
 
Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D