Translate

27 de enero de 2017

Nekoka Kareshi no Ayashikata - Aya Sakyo

Queridas personitas mias, ¿como estáis? Yo de exámenes. Por eso no me estoy pasando por vuestros blogs, pero a partir del 9 de febrero me veréis por ahí. Enviadme suerte, animos, y que sepáis que os extraño. 

Os cuento que en febrero A Shine like a Star cumple un año y habrá sorpresas, y en marzo, este blog cumple seis añitos, ¡más sorpresas! 

Os dejo con mi amada reseñita de un manga que amé de Aya Sakyo al leerlo en diciembre.

Título original: ネコ科彼氏のあやし方


Publicado: January 30th 2012

Bookshelves:    manga-animaleshumanos, manga-beautiful-cover, manga-beautiful-drawings, manga-drama, manga-fantasía, manga-gatos, manga-viviendo-juntos,

Status: Read on December 11, 2016

Esta obra fue la primera que Aya Sakyo creó dentro del mundo de los chicos-animales, y solo por ello creo que se merece un aplauso (aunque no sea una obra tan buena como Kuroneko, por supuesto)


Kokonoe es un adolescente que se ha criado con unos padres que poco le han enseñado sobre su naturaleza y como controlarla. Él es un chico gato y al estar en plena adolescencia se le hace imposible controlar sus transformaciones, o el tiempo que pasa como humano o como gato. Este niñito achuchable está perdidísimo.

Una mañana más, en la que llega tarde a la escuela porque todos los perros le persiguen, se encuentra transformándose sin querer delante del enfermero de la escuela, Natsume. 

Natsume queda encandilado por este mimoso gato-chico, y no le sorprende lo que ve porque él conoce bastante ese mundillo (aunque no pertenece literalmente a ese mundo). Desde ese momento todos los días va a recoger a Kokonoe y le acaricia en modo gato hasta que Natsume es capaz de volver a ser chico.

Los dos se enamoran de una manera muy dulce, solo que Natsume no lo deja ver. ¿Preparados?

8/10

Aya Sakyo. Con eso me gustaría cerrar esta reseña porque para mí, esas dos palabras contienen todo un mundo lleno de amor y devoción. Yo adoro con locura a esta mangaka, y esta obra no podría ser menos. 


No es perfecta, como otras obras que he leído de esta mangaka, y yo debo admitir que esperaba encontrarme con un manga 10, porque me vuelve loca este mundo que ha creado Aya, pero la perdono porque aquí todavía no había creado Kuroneko y no había asentado las bases de este increíble mundo de fantasía.


Nekoka es una obra muy bonita, divertida, mimosa, encantadora, y yo la recomiendo mucho. No es la mejor de la mangaka pero si es una obra que merece la pena. Poquito a poco logró derretir mi corazón. Me dejó contenta descubrir este manga, a Kokonoe y a Natsume, empaparme de su historia de amor y saborear como iba lentamente creciendo esa relación tan achuchable.

Me encanta esta obra y creo que la voy a adorar más en mis relecturas, y cuando la tenga en papel seré la niña más feliz del mundo. Nekoka es una obra refrescante, y con un lado muy mimoso.

Le faltan respuestas a ciertas preguntas, no todo se resuelve, cosa que me parece muy injusta. Habría deseado que Natsume hubiera compartido más a menudo sus sentimientos y pensamientos porque yo nunca sabía qué pensaba este chico o si escondía algo. 


Kokonoe es el niñito más precioso del mundo. Me provoca muchísima ternura. Es un gatito tan mimoso y adorable. Me como a mi niño precioso. Él es mi favorito de principio a fin, le quiero mucho, mucho, y no es para menos, porque es un caramelito maravilloso. Yo quiero verle sonreír todos los días y abrazarle muy, muy fuerte, decirle que no tenga miedo de no controlar su lado gatuno porque con la ayuda de su amado y su propia fortaleza se va a comer el mundo. Quiero mucho a mi gatito mimadisimo.

Natsume también me encanta pero me habría gustado saber todo lo que esconde este chico, detalles como de donde viene, quien es su familia, cómo es eso de compaginar un doble trabajo y si no se sorprendió al ver ese mundo de fantasía (y si no desearía formar parte activamente de él ahora que vive para amar a su amado Kokonoe). Con todo lo que no sé de él, debo decir que adoro lo que sí conozco de él. Es muy orgulloso pero quiere con todo su corazón a Kokonoe y es un chico muy fiel y atento, ¡y descarado! Pero yo quería que se sonrojara y fuera vulnerable ante mi gatito *w*

 

Los dos son preciosos y lo son aún más cada vez que están juntos, ya sea abrazándose, dándose amor, mimándose a base de besos y caricias, resistiéndose a su atracción, o desafiándose a aprender a caminar solitos. Los dos se redescubren con mucho amor y se lo dan todito, aunque Kokonoe sea el más honesto de los dos (Natsume no es chico de palabras, es más de acción). Me encantaría que Aya Sakyo volviera a esta pareja y así yo pudiera sentir que lo suyo es perfecto.

También debo hablar de ese gato macho alfa que quería comerse a mi niñito, ¡sobras gato malvado! 


Y los padres de Kokonoe son unos i-nú-ti-les.

El sexo, es explícito y goloso, y me encanta. Aya Sakyo siempre sabe como dejarme relamiéndome. Si, como una gatita consentida XD


Las ilustraciones de Aya Sakyo son preciosas, preciosas, ¡obras de arte! Babeo viéndolas. Es que siento que con acariciar las páginas, ambos protagonistas van a entrar en mi realidad.

Mayu.

1 comentario:

  1. ¡Buenas!
    Oish, parecen tan monos este par de chicos *w* Dan ganas de comérselos a besitos. Me apunto este manga *w*
    ¡Un beso, preciosa!

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D