Translate

15 de mayo de 2015

Motto itte de Nobu Wata


Me encantan las historias de Wata Nobu, la descubrí con una antología, y debo decir que durante años he releído un montón de veces esas preciosas historias de amor. Es más, he vuelto a releerlas. No puedo evitarlo, ese tomo tiene algo que subyuga por completo a mi corazón. Y por eso tenía tantas ganas de leer esta historia de Wata Nobu.

Motto Itte de Nobu Wata

 



6'5/10

Lo primero, tengo que decir que pensaba que este era otro tomo de antologías, por lo que me sentí desconcertada al pasar los capítulos y ver que la historia narrada era la de los personajes principales. Y como no había leído a esta autora en una historia más larga, me sucedió algo raro, me pasé toda la lectura con un nudo en el pecho, nudo innecesario en realidad, pero ay, temía que hubiera dolor. Y no, luego no lo hubo. Así que, desde ya tengo que decir que pienso releer esta historia y fijo que entonces lo leo todo con una gran sonrisa. De seguro en la relectura caiga un poquito más enamorada. Hasta entonces, no diré mucho más. Pero que quede claro que esta historia me gustó mucho.


Es atípica en algunos aspectos (aunque no en tantos como podría), como por ejemplo, esos protagonistas. A él me lo llevaba conmigo a casa y no por guapo, que también (era muy, muy sensual pero nadie más que la protagonista lo veía), sino por ser un amor, y a ella, bueno, en algún momento me pareció que tomó alguna decisión tonta, pero era diferente a lo habitual, y me encantó como puso a prueba a este chico. La historia en si es sencilla pero hermosa y no hay que preocuparse por ese tercer chico de la portada, es el hermano del protagonista, pero ni una oportunidad tiene con la chica y solo sale en el ultimo capitulo, cosa guay.

 


Salté de emoción con esta historia, se me puso un nudo, temblé, me chifló esta pareja y me chifló su historia y su evolución, su intensidad emocional, todo lo que compartían y todo lo que hacía importante que estuvieran juntos. Como el mundo parecía más hermoso y especial al verlos juntos.

Debo admitir que he tenido una gran debilidad por él, me ha robado el corazón este chico, por ser atípico y a la vez, por ser un auténtico amor, por sorprenderme y endulzarme, por devolverle la sonrisa y la confianza y la autoestima a la chica que ama, por todo lo que lo hace ser él, porque no era un chico popular ni vanidoso, porque era bellísimo y no necesitaba que nadie lo supiera salvo su amor, porque me derritió desde el primer momento pero más cuando empezó a demostrar cuanto amaba a la pequeña que le robó el corazón en esta historia. Y su amada, era dulzura y dureza a partes iguales, dureza porque a veces llegaba a conclusiones bobas y le costaba expresar sus sentimientos, pero luego era tan mona.


Luego están las historias secundarias, de lo más monas ellas, la segunda no era nada del otro mundo pero tenía su toque mono y cómico e incluía a una chica tomboy como protagonista, y la segunda historia era un romance de lo más dulce y peculiar entre dos primos recién reencontrados, me decanto más por esta otra historia que por la de la chica tomboy, porque es más romántica, pero ambas eran bien monas. La chica cereza, la historia de los primos, me pareció achuchable, aunque yo habría prescindido de los malentendidos y de las inseguridades de la protagonista. Aún así, era tan dulzona la historia de amor. Y me encantó que el chico hubiera vuelto para estar con su prima, la niña a la que siempre había querido como algo más, su princesita. Y la historia de la chica tomboy, ay, lo que me habría gustado que esa historia fuera más larga, porque se me quedaron algunas cosas en el camino.
  (...)


Queda recomendadísimo este tomo, me ha gustado un montón, y más teniendo en cuenta que existen un montón de tomos ruinosos y nada especiales, así que cuando una se encuentra con un tomo como este, quiere batir palmas y ser feliz. Porque sí. Porque este tomo contiene bonitas historias de amor llenas de sensualidad y con una intensidad emocional importante. Porque sus protagonistas son adorables, achuchables, más ellos que ellas en este tomo, y porque hay algo en Wata Nobu que siempre consigue enamorarme, en mayor o menor medida. Y con Motto Itte no he podido evitar sentirlo, otra vez, amor.

¿Y qué decir de esas ilustraciones? Son una preciosidad, y me roban el aliento. El dibujo de esta mujer me deja temblando. Igual que sus historias, con su toque agridulce, con su toque de amor rebosante, con su sensualidad bien llevada, con todo lo que sí, hace especial a Wata Nobu, porque ella regala historias, crea cuentos de hadas que merece la pena leer y que te hacen amarla sin pretenderlo. Y todo, de forma natural. ¿Y cómo no voy yo a adorarla? ¿Cómo no voy a querer releerla y perseguir más historias nuevas suyas? Quiero, y seguro que voy a querer siempre, porque cuando lees una historia un millón de veces sin que pierda la magia, ¿se puede negar que esto es amor?
 
 

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D