Translate

26 de mayo de 2015

Reseñando Witch amusement / Love so divine / Love 50% / A moment to remember / Room alone 401-410 //



Abandonos televisivos asiáticos del mes de mayo...
No suelo hablar de las series (he abandonado pocas) o películas que he dejado abandonadas, pero hoy me apetece. ¿Por cuál comienzo?


(Dorama coreano, 2007):


Con esta serie coreana he batido un record, ¡nunca había abandonado un dorama tan rápido! La verdad es que tenía mis reticencias sobre esta serie pero esperaba que la serie en si pudiera convencerme para verla. Tan solo un capitulo. Y tuve más que suficiente. Salí de mal humor, sin ganas de conocer nada de lo que pudiera esconder esta serie.


¿Por qué? He aquí mi listado de razones:


1- Me aburría muchísimo. No lograba sentirme realmente interesada por lo que estaba viendo. No había forma, solo quería pasar a otras historias en vez de quedarme en esta. Además, todo tenía una lentitud que solo agravaba el problema.


2- No empaticé ni con personajes ni con el tono de la serie. No. No. Y no. No sentía nada viendo esto. Viendo en pantalla a la bruja Yoo Hee y al mentiroso Moo Ryong. Obviamente, no podía haber química entre ellos. ¿De verdad? ¿No es ese un ingrediente indiscutible? ¿Dos personas que tienen química aun sin pretenderlo? Pues he aquí a una pareja que no tienen de eso. En otras series puedes esperar a que surja pero... en esta hay demasiadas complicaciones...


3- Sumémosle que Él está comprometido y perdidamente enamorado de su pareja.
Por tanto, ¿para qué queremos que Moo Ryong se enamore de Yoo Hee? ¿No sería mejor buscarle un chico soltero? Ya sé yo porqué tiene este chico novia. Para crear conflicto. Pero yo odio esta clase de conflictos.
Nunca me han gustado esas chicas que le 'roban' el novio a otra, y aunque Yoo Hee no tiene la intención de robar nada a nadie, no puedo con este tema. Y Moo Ryong, mentiroso consumado, y yo no puedo ver a los mentirosos.


4- Dicen que esto es una comedia. Yo no le encontré ningún punto gracioso ni simpático. Nada.
5- Ya, ¿mucho he juzgado para haber visto solo el primer capítulo y haber leído un montón de reseñas? Quizás. Pero esa impresión y ese conflicto sigue sobre la mesa y no desaparece en breve. Así que, abandonado queda este dorama de 2007 del que dicen que cuenta con un guión horroroso.


(Película coreana, 2004):


Película que solo apunté porque salía Ha Ji Won en ella. Vale, y porque parecía divertida. Pero no la apunté por Kwon, porque él como actor no me gusta. La cosa es que no debería haberla apuntado. Solo aguanté veinte minutos viendo esta película. Aburrida, sin gracia. Con actores que no sabían moverse. Ni siquiera Ha Ji Won brillaba, hacer de niñata no la favorecía nada. Y Kwon estaba horrible, no hay quien se crea que es un jovencito. Y más que un inocente estudiante a cura parecía un pueblerino. No me gustó lo visto y lo dejé.


(Película taiwanesa, 2010):
La casualidad me trajo esta película. Me gustó esa portada. Y me gustó esa bolsa llena de manzanas rojas que paseaba la protagonista. Y hasta ahí. Todo lo demás fue malo. Solo vi media hora y el final. Y tanto uno como otro se me hizo insoportablemente largo y sin sentimiento alguno. La trama era muy, muy rara, cogida con pinzas, forzadísima. La química era nula. Y encima he aquí a dos protagonistas en una situación de esas que odio: ella era la amante de un hombre casado y con niños, y él se iba a casar con una heredera por llegar a un pacto laboral. La personalidad de ella no era mala a pesar de que su moralidad sea cuestionable, pero él era un capullo arrogante y cabrón, el tío que mira a la gente normal por encima del hombro y que se cree el amo del mundo, vamos, un cerdo de hombre. Con esos ingredientes, no pude ni quise seguir viendo mas.



(Película coreana, 2004):




De esta película había oído hablar un montón, decían que se parecía a El diario de Noah (os lo desconfirmo, solo tienen en común un tema: el Alzheimer), que A moment to remember era una película preciosa y que te hacia llorar un montón. También decían cosas muy bonitas sobre el protagonista masculino y sobre el final. Le pintaban de dramón. Y yo por lo general me alejo de los dramas. Pero después de ver a Son Ye Jin en Chilling romance y enamorarme de su actuación, ¡tenía que ver A moment to remember!
Dicho esto, debo decir que esta película es demasiado, ¡demasiado larga! Y cuando una película es muy larga, el truco está en que... ¡no se note! Con El primer amor de un millonario el tiempo voló solo y salí emocionada. Y era una película de dos horas y media. Y con esta, que casi dura eso, solo podía sentir que no terminaba de creerme ese romance, que todo era muy precipitado, pero de fondo, el ritmo era muy lento, mucho. Lo que solo jugaba en contra de esta película. Al final, tras setenta minutos me rendí y lo dejé, en el punto en que ella ya está preocupada por sus pérdidas de memorias.


A moment to remember es una película muy liosa. Está contada de una forma enrevesada y hay veces en que cuesta situarse, o entender lo que ha pasado, o saber de qué están hablando los personajes. Es un guión lioso y eso hace que cueste mucho seguirle el hilo a la historia. Luego, la historia de amor, le falta intensidad emocional, ¡romance propiamente dicho! Le falta hacerte creer que la pareja se ha enamorado. Son muy monos juntos, pero ser lindos no es amor. Todo pasa demasiado rápido y sin emociones entre ellos. Es plano todo. Incluidos los personajes. No creo que sea cosa de los actores, de que no hayan sabido amoldarse o dar vida a sus personajes, o quizás sí, quizás todo el conjunto.
Me dio pena abandonarla pero no estaba nada emocionada. Nada conmovida. Nada entretenida. Nada.

- ROOM ALONE 401- 410
(Dorama tailandés, 2014):



Sinopsis: 
Room Alone 401-410 de GMM TV cuenta las historias de personas solitarias en la era de los medios de comunicación social, concretamente de las que viven en las habitaciones de la 401 a la 410 en el bloque de apartamentos “Happy”. La mayoría de los inquilinos son estudiantes universitarios. Cada episodio se centra en la persona que vive en una habitación y sus interacciones con los demás. Una chica terca que se enamora de su atractivo amigo animador, un chico de fuera de la capital obligado por su novia celosa a declararse gay para evitar la atención de las chicas, un joven fotógrafo que afirma tener una “novia” por internet a la que nunca ha conocido… Estas son algunas de las historias que conocerás en Room Alone 401-410.
 

Tenía muchísimas ganas de ver este dorama tailandés. Ha sido el primer dorama de este país que veía. Me interesé por él porque en esta historia había una tomboy y yo tengo debilidad por las historias de tomboy. Miré por encima los diez capítulos que forman esta serie pero lo hice así porque después de ver algunos capítulos salteados enteros quedé totalmente desilusionada y lo único que me interesaba era ver a Min y View.


Os explico, cada capítulo cuenta la historia de desamor (y algun afortunado, de amor) de un personaje, por lo que se puede ver independiente. Pero los chicos de la residencia están relacionados mínimamente y a veces hay posibilidad de ver alguna escena de regalo de los personajes que ya han contado su historia en la de los otros (la historia de un personaje suele concluir en la del siguiente).


La serie era deprimente. Así de simple. Todo eran desamores. Y ningún personaje me gustaba y tampoco me entretenía ninguna de sus historias. Salvo la Room 407, capitulo 6, protagonizada por Min, la tomboy, y donde View, el chico de la Room 403, capitulo tres, era recompensado. En la historia de View todo fue triste porque nos habla de una novieta que se echa por internet y que solo se burlaba de él. Solo disfruté del capi de Min, y que conste que View es una dulzura.
 
El capítulo de Min lo disfruté como una niña, fue increíble y es de esos que volvería a ver. Pero me cabrea que solo le dedicaran un capítulo a la historia de Min (bueno, salía de secundaria en el primer capítulo -fue la razón por la que le di al play a esta serie-), y a su romance con View. Esta pareja es veinte mil veces mejor que cualquier otro personaje de la serie y lo mismo su historia. Yo adoré a Min (me enamoró totalmente su personaje y la actriz, Nanan Phakjira) y con View fue todo natural, adorable y mágico.


Da rabia encontrar historias tan especiales para que las dejen incompletas. Los diez capítulos deberían haber girado en torno a esta pareja. Además, me encantó todo el conflicto tomboy, ese es un tema sobre el que siempre pasan de puntillas y fue toda una novedad. Además, Min y View eran adorables, con carisma y su historia juntos atrapaba.


El resto de la serie, que versa en torno a los desamores de otros personajes, es una ruina, y no se merece un vistazo. Al menos para mí. Con gran desilusión, mi primera serie tailandesa se unió a mi lista de abandonos.


Y aquí se acaba, por suerte, mi lista de abandonados, al menos, de abandonados que quiera hablaros.


Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D